Nuestros demonios

Dentro de tantas otras cosas que venimos descubriendo durante la pandemia, están esas sombras interiores que difícilmente veríamos en  “modo no COVID”. Ahora, que  la pausa obligada facilita hacerlo, comenzamos a levantar un inventario personal, incluyendo lo...

22 de septiembre, 2020

Dentro de tantas otras cosas que venimos descubriendo durante la pandemia, están esas sombras interiores que difícilmente veríamos en  “modo no COVID”. Ahora, que  la pausa obligada facilita hacerlo, comenzamos a levantar un inventario personal, incluyendo lo que yo llamaría “nuestros propios demonios”: pensamientos, actitudes, gestos, modos de reaccionar que, en el barullo habitual de las emociones, no tenemos ocasión de apreciar. Ahora, desde el ambiente pandémico que nos inclina a la reflexión personal, estos demonios se nos presentan de manera clara, lo que nos da oportunidad de revisarlos, entenderlos y aprender a sacar  provecho de su energía.

Factores como la presión económica; la zozobra con relación a la salud propia o de los nuestros; la tristeza por personas cercanas que han enfermado o muerto; o la incertidumbre por saber cuándo vamos a poder regresar a la normalidad,  dan pie a emociones que  hemos vivido en estos seis meses, algo así como una sombra de fondo que se niega a dejarnos en paz. Si a ello  agregamos la intensificación de la convivencia familiar en un mismo espacio, las cosas se complican. En caso de que hubiera rispideces antes de la contingencia, con mucha probabilidad se habrán acentuado por razón del encierro. A estas alturas de la contingencia, todavía no se recomienda esa “escapadita” que hasta hace poco  nos permitía cambiar de aires, realizar actividades divertidas y estimulantes fuera de casa o encontrarnos con amigos cara a cara y tomarnos un café. A partir del arranque del ciclo escolar, para muchos padres hay cargas adicionales como, por ejemplo: vigilar a los hijos durante  las horas de clase frente a pantalla,  cerciorarse de que no se distraigan y que realicen las actividades a lo largo del horario de transmisión, además de vigilar el cumplimiento de sus tareas.

Todo lo anterior desata los demonios  que cada uno alberga, mismos que llegan a tomar posesión de nuestro claustro interior, si no los controlamos. Habrá que conocerlos, negociar con ellos y canalizar su energía, hasta lograr una armónica convivencia. Para nuestra fortuna, el espacio virtual se presenta como una ventana de comunicación con el mundo exterior. Ofrece muchas opciones –incluso diría yo que a ratos son demasiadas– para conocer algo nuevo, disfrutar de eventos de nuestra preferencia, o conocer personas que dejarán huella en nuestra vida  que, de no haber sido por el encierro, jamás habríamos conocido. 

En este proceso de asomar la cabeza a través de la ventana digital, he aprendido  cosas muy interesantes, desde hacer un pedido en línea sin que se me borre toda la página después de una hora de seleccionar la mercancía artículo por artículo –algo que me sucedía en un principio–, hasta  utilizar  nuevas herramientas para mejorar el estilo literario. He podido escuchar música de todo el mundo, leer libros que tenía pendientes de tiempo atrás, conocer autores nuevos en los diversos géneros (he traído a muchos de ellos hasta  la sala de mi casa, gracias a la magia digital). Siguiendo las recomendaciones que algún maestro virtual compartió en una charla sobre elaboración de autobiografía, acabo de ver una película que me ayudó a redondear la idea de los demonios interiores que ya venía procesando en mi mente.  La película se basa en la novela autobiográfica del mismo nombre: “El Castillo de cristal” de la periodista norteamericana Jeannette Walls.  La cinta narra las dificultades que enfrentan cuatro niños, dentro de una familia muy disfuncional, para salir adelante.  Ambos padres sufren episodios de desconexión de la realidad: él es alcohólico, ella se fuga a través de las artes plásticas, al verse confrontada con un escenario en el que no sabe cómo lidiar. Los niños deberán, entonces,  inventar por cuenta propia un modo de salir adelante hasta convertirse en adultos. Aun así, los cuatro hermanos habrán de conservar para toda la vida, el recuerdo de momentos mágicos vividos al lado de sus padres. Tan grande la disfuncionalidad familiar como la codependencia, pese a ello pareciera que sus respectivos  demonios interiores aprenden cómo danzar abrazados a lo largo de toda la historia.

Retomando el asunto de nuestras condiciones de prevención sanitaria, hay un elemento adicional en la ecuación del encierro. Para salir adelante estamos obligados a aprender a controlar nuestras emociones y, puesto que habremos de vivir confinados por un tiempo más, hagámoslo de la mejor manera. Siendo honestos, nos necesitamos unos a otros para sobrevivir, de modo que habrá que seguir juntos, cuidando de no caer en la codependencia.  Estamos dentro de un mismo espacio, lo que vuelve indispensable que cada quién mesure sus reacciones y respete la privacidad de los demás. De no hacerlo, nos asfixiaremos. Para esta siguiente etapa del encierro, una herramienta muy útil es la de practicar  la regla de oro: tratar a los demás como queremos ser tratados.  Tal y como hicieron los personajes de la historia, hasta lograr que nuestros respectivos  demonios internos aprendan a danzar juntos en el encierro.

 

Comentarios
object(WP_Query)#18052 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29447) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-04-2021" ["before"]=> string(10) "07-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29447) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "09-04-2021" ["before"]=> string(10) "07-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18085 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18062 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18086 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "09-04-2021" ["before"]=> string(10) "07-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-09 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-07 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (29447) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18104 (24) { ["ID"]=> int(63637) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-12 12:32:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-12 17:32:21" ["post_content"]=> string(4629) "“Hay que aceptarlo. Tenemos el mundo aquí y es lo que nos tocó. Tenemos que hacer algo bueno con él. De otro modo mejor nos hubieran matado a todos”.  – Capitán América en Infinity War “Debiste apuntar a la cabeza” son las últimas palabras del personaje Thanos en el filme Avengers, Infinity War y un instante después, tras el chasquido de su guantelete del infinito, desaparecen civilizaciones y especies del universo, lo cual es solo entendible para los fans de la saga de Los Vengadores, lo cual se ha vuelto un gesto memorable del cine.  Ya que estamos hablando de dedos y chasquidos, en 1964 la televisión estrenó la serie Los Locos Addams cuyo tema de introducción incluía chasquidos. También existía el personaje de una mano llamada “Thing” (“Dedos” en Hispanoamérica), que se comunicaba mediante lenguaje de señas y código morse. Así que a través de personajes y en mundos alternos al nuestro, una señal lo puede cambiar todo. El término “chasquido” se refiere al ruido seco y repentino que se produce cuando se rompe o resquebraja algún objeto como la madera o al mover un látigo en el aire, se compone del verbo activo transitivo “chascar” y el sufijo “ido” (cualidad perceptible por los sentidos) que comparte con las palabras: silbido, latido y sonido. En lenguaje no verbal, un chasquido es señal de realizar con velocidad alguna acción, la forma en que imitamos el ritmo de una melodía, es un momento de “eureka” o como dicen por ahí cuando “se nos prende el foco”. También es una forma de pedirle a alguien que se vaya inmediatamente, de llamar su atención o despertarlo de un sueño profundo. En este espacio aprendemos sobre las palabras, su aplicación, significado y etimología, entre otras cosas, porque a través de ellas nos comunicamos con los demás y con el mundo, pero existen otras formas de comunicación como las señas y gestos que realizamos casi sin darnos cuenta y que en cada uno el código es diferente, pues el lenguaje verbal es como una huella digital que nos distingue a unos de otros.  Cabe señalar que existen ciertas pautas que pertenecen más al protocolo, por ejemplo, en un restaurante no es correcto chasquear los dedos en señal de que tenemos prisa y queremos ser atendidos con velocidad; en cambio, nos queda claro que algo es urgente si tal seña viene de nuestro jefe inmediato. Volviendo al mundo de superhéroes, y aunque no soy fan de sus historias, reconozco que los creadores de cada entrega se las ingenian para entrelazar las historias y adentrarnos en universos paralelos entre múltiples escenas de acción que nos distraen de los detalles, pero un simple gesto fue suficiente para enfocar nuestra atención y presenciar una devastación provocada por un simple chasquido de dedos y de eso se trata este espacio: de hacer un alto, un close-up (primer plano en el cine) para descubrir lo que pasa gracias a #laspequeñascosas, esas que son inesperadas, que lo cambian todo en un tris (porción casi imperceptible de tiempo) para bien o para mal.  En la ficción, el guantelete es creado por Eitri (rey de los Enanos) para ser utilizado en la mano izquierda de Thanos y convertirlo en el ser más poderoso del universo al reunir las seis gemas del infinito que corresponden a cada uno de los aspectos fundamentales del multiverso (muchos universos existentes): tiempo, mente, espacio, alma, realidad y poder. La historia completa la pueden encontrar en el ciberespacio, pero en nuestra realidad, no existen gemas ni guanteletes y mucho menos superhéroes, así que nos toca hacer lo que nos corresponde un día a la vez y encontrar el equilibrio en medio de la tempestad, hacer algo bueno con el mundo; total, ya estamos aquí." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: chasquido" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-chasquido" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-12 12:32:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-12 17:32:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63637" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18045 (24) { ["ID"]=> int(64650) ["post_author"]=> string(3) "114" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-28 12:33:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:33:23" ["post_content"]=> string(6173) "La influencia es la cualidad que otorga capacidad para ejercer un determinado control sobre el poder por alguien o algo. La referida a las personas, es el poder o la autoridad de alguien sobre otro sujeto. Ese poder puede utilizarse para intervenir en un negocio, para obtener una ventaja o para ordenar algo. En otras palabras, la influencia es la capacidad de controlar y modificar las percepciones de los demás. Este concepto es subjetivo y como tal, la percepción de la influencia de una persona sobre otra varía según el observador. Existe una serie de situaciones que son mal vistas por la mayoría de los individuos de una misma cultura, como sucede con el consumo de estupefacientes, los asaltos a mano armada, los abusos sexuales y los asesinatos; cada una posee un nivel de gravedad diferente, pero todas estas acciones son consideradas delitos para la mayoría de las sociedades. Por lo tanto, si un padre sabe que su hijo ha entablado amistad con una persona adicta a alguna droga, seguramente se opondrá a la relación alegando que se trata de una mala influencia. Del mismo modo, frente a una persona estudiosa y trabajadora, dentro de los parámetros normales, su cercanía con otro individuo será vista como una potencial buena influencia; sin embargo, si dejamos a un costado los crímenes, dado que atentan contra la libertad de los demás y de ninguna manera pueden ser vistos como un acto positivo, la mayoría de las costumbres y de los gustos pueden ser vistos desde dos posturas opuestas. Por ejemplo, un apasionado del cine que desea estudiar una carrera universitaria para convertirse en editor profesional puede encontrarse con la oposición de sus padres y con la sugerencia de escoger un camino tradicional considerado más redituable. Otras personas con la misma visión de la vida pueden considerar que este joven representa una mala influencia para sus amigos. Este caso, que parece extremista, es muy común en muchas familias y resulta absurdo que todas ellas consuman arte en varias de sus formas: leen novelas y poesía pero aborrecen la idea de que sus hijos se conviertan en escritores; adoran el cine, pero temen estar criando a futuros actores. En la eterna lucha por la razón, alguien que en un entorno determinado tiene el poder para decidir qué está bien y qué está mal, puede ser considerado como una mala influencia por otra persona, y la complejidad de esta red de diferencias conceptuales es potencialmente infinita. La noción de esfera de influencia se refiere a una región donde un Estado o una organización ejercen una dominación política, cultural, económica o militar indirecta. La influencia de la sociedad puede contribuir al desarrollo de la inteligencia, la afectividad, la asertividad, el comportamiento y personalidad. Cuando una persona ha vivido en sociedad y por razones extremas se encuentra privada de las relaciones con los demás, teniendo que vivir totalmente aislado, de inmediato comienza a organizar su vida siguiendo los patrones que la sociedad en la que vivía le enseñó. La sociedad requiere de la colaboración de todos sus miembros mediante una variedad de trabajos que hacen posible el desarrollo social. La teoría de la influencia social se basa en los cambios de conducta o pensamiento que se producen en un sujeto debido a una serie de procesos mentales derivados de la comunicación con otros seres o medios. Esta influencia puede ser dirigida a un fin o simplemente debida a la presión de grupo, derivándose de lo que el propio sujeto considere que se le pide o de lo que directamente le sea comunicado. Además, hay que tener en cuenta que, independientemente del resultado, todo proceso de influencia es bidireccional. Es decir, una persona puede cambiar la forma de actuar de otra, pero que la segunda cambie o no, provocará asimismo una influencia en la primera. Lo mismo se aplica a nivel de grupo e incluso a nivel de sociedad. Algunos factores que afectan al nivel de influencia son la cohesión grupal, que puede generar presión a la conformidad, el tipo de normas sociales, el tamaño de los grupos o las posiciones y roles de los diversos elementos que se van a influir entre sí, las expectativas sobre la conducta propia y ajena o el valor otorgado a la propia opinión y a la de los demás. Al observar el comportamiento de las personas no solo somos persuadidos por sus palabras, sino atraídos por sus acciones, lo cual debemos considerar al darles la atención, ya que somos receptores de nuestro entorno y sin darnos cuenta podemos ser influenciados o influir en el comportamiento y desarrollo de nuestros semejantes.   Referencias https://definicion.de/influencia/ https://psicologiaymente.com/psicologia/teoria-influencia-social   Contacto [email protected] https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9     https://www.facebook.com/RIEHMTY/  www.ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(19) "La buena influencia" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "la-buena-influencia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-28 12:33:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-28 17:33:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64650" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18104 (24) { ["ID"]=> int(63637) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-12 12:32:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-12 17:32:21" ["post_content"]=> string(4629) "“Hay que aceptarlo. Tenemos el mundo aquí y es lo que nos tocó. Tenemos que hacer algo bueno con él. De otro modo mejor nos hubieran matado a todos”.  – Capitán América en Infinity War “Debiste apuntar a la cabeza” son las últimas palabras del personaje Thanos en el filme Avengers, Infinity War y un instante después, tras el chasquido de su guantelete del infinito, desaparecen civilizaciones y especies del universo, lo cual es solo entendible para los fans de la saga de Los Vengadores, lo cual se ha vuelto un gesto memorable del cine.  Ya que estamos hablando de dedos y chasquidos, en 1964 la televisión estrenó la serie Los Locos Addams cuyo tema de introducción incluía chasquidos. También existía el personaje de una mano llamada “Thing” (“Dedos” en Hispanoamérica), que se comunicaba mediante lenguaje de señas y código morse. Así que a través de personajes y en mundos alternos al nuestro, una señal lo puede cambiar todo. El término “chasquido” se refiere al ruido seco y repentino que se produce cuando se rompe o resquebraja algún objeto como la madera o al mover un látigo en el aire, se compone del verbo activo transitivo “chascar” y el sufijo “ido” (cualidad perceptible por los sentidos) que comparte con las palabras: silbido, latido y sonido. En lenguaje no verbal, un chasquido es señal de realizar con velocidad alguna acción, la forma en que imitamos el ritmo de una melodía, es un momento de “eureka” o como dicen por ahí cuando “se nos prende el foco”. También es una forma de pedirle a alguien que se vaya inmediatamente, de llamar su atención o despertarlo de un sueño profundo. En este espacio aprendemos sobre las palabras, su aplicación, significado y etimología, entre otras cosas, porque a través de ellas nos comunicamos con los demás y con el mundo, pero existen otras formas de comunicación como las señas y gestos que realizamos casi sin darnos cuenta y que en cada uno el código es diferente, pues el lenguaje verbal es como una huella digital que nos distingue a unos de otros.  Cabe señalar que existen ciertas pautas que pertenecen más al protocolo, por ejemplo, en un restaurante no es correcto chasquear los dedos en señal de que tenemos prisa y queremos ser atendidos con velocidad; en cambio, nos queda claro que algo es urgente si tal seña viene de nuestro jefe inmediato. Volviendo al mundo de superhéroes, y aunque no soy fan de sus historias, reconozco que los creadores de cada entrega se las ingenian para entrelazar las historias y adentrarnos en universos paralelos entre múltiples escenas de acción que nos distraen de los detalles, pero un simple gesto fue suficiente para enfocar nuestra atención y presenciar una devastación provocada por un simple chasquido de dedos y de eso se trata este espacio: de hacer un alto, un close-up (primer plano en el cine) para descubrir lo que pasa gracias a #laspequeñascosas, esas que son inesperadas, que lo cambian todo en un tris (porción casi imperceptible de tiempo) para bien o para mal.  En la ficción, el guantelete es creado por Eitri (rey de los Enanos) para ser utilizado en la mano izquierda de Thanos y convertirlo en el ser más poderoso del universo al reunir las seis gemas del infinito que corresponden a cada uno de los aspectos fundamentales del multiverso (muchos universos existentes): tiempo, mente, espacio, alma, realidad y poder. La historia completa la pueden encontrar en el ciberespacio, pero en nuestra realidad, no existen gemas ni guanteletes y mucho menos superhéroes, así que nos toca hacer lo que nos corresponde un día a la vez y encontrar el equilibrio en medio de la tempestad, hacer algo bueno con el mundo; total, ya estamos aquí." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: chasquido" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-chasquido" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-12 12:32:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-12 17:32:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63637" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(11) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "37e8f0f7312d4befa98e4af20441140d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las pequeñas cosas: chasquido

“Hay que aceptarlo. Tenemos el mundo aquí y es lo que nos tocó. Tenemos que hacer algo bueno con él. De otro...

abril 12, 2021
buena influencia

La buena influencia

La influencia es la cualidad que otorga capacidad para ejercer un determinado control sobre el poder por alguien o algo. La referida a las...

abril 28, 2021




Más de categoría

Otra crisis de la pandemia

En el año y medio de incertidumbre mundial que llevamos a cuestas, se han digitalizado los pensamientos, los acuerdos...

abril 29, 2021
buena influencia

La buena influencia

La influencia es la cualidad que otorga capacidad para ejercer un determinado control sobre el poder por alguien o algo. La...

abril 28, 2021

Las pequeñas cosas: infancia

“La única patria que tiene el hombre es su infancia.”  – Rainer María Rilke (1875 – 1926), poeta y...

abril 26, 2021

PEDAGOGÍA DE LA MUERTE, NECESARIA Y RADICAL

La pedagogía de la muerte es una disciplina científica cuyo objetivo es el estudio de la educación que incluye...

abril 26, 2021