NO POR SER VIEJO HAY QUE ABANDONARLO. ¿O SÍ?

Los saludo con mucho gusto, en esta y las próximas tres entregas de mi colaboración en esta página, les escribiré de la poca conocida Ley De Los Derechos De Las Personas Adultas Mayores.  Tanto los familiares como...

3 de septiembre, 2021

Los saludo con mucho gusto, en esta y las próximas tres entregas de mi colaboración en esta página, les escribiré de la poca conocida Ley De Los Derechos De Las Personas Adultas Mayores. 

Tanto los familiares como los mismos adultos mayores desconocen cuáles son sus derechos humanos, sociales y morales. Por lo cual conozcamos estos datos tan importantes:

LEY DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES

TÍTULO PRIMERO

CAPÍTULO ÚNICO

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1o. La presente Ley es de orden público, de interés social y de observancia general en los Estados Unidos Mexicanos. Tiene por objeto garantizar el ejercicio de los derechos de las personas adultas mayores, así como establecer las bases y disposiciones para su cumplimiento, mediante la regulación de:

I La política pública nacional para la observancia de los derechos de las personas adultas mayores;

II Los principios, objetivos, programas, responsabilidades e instrumentos que la administración pública federal, las entidades federativas y los municipios deberán observar en la planeación y aplicación de la política pública nacional, y

III. El Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores.

Artículo 3o. Bis. Los tipos de violencia contra las Personas Adultas Mayores, son:

I La violencia psicológica. Es cualquier acto u omisión que dañe la estabilidad psicológica, que puede consistir en: negligencia, abandono, descuido reiterado, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, comparaciones destructivas, rechazo, restricción a la autodeterminación y amenazas, las cuales conllevan a la víctima a la depresión, al aislamiento, a la devaluación de su autoestima e incluso al suicidio;

II.La violencia física. Es cualquier acto que inflige daño no accidental, usando la fuerza física o algún tipo de arma u objeto que pueda provocar o no lesiones ya sean internas, externas o ambas;

III. La violencia patrimonial. Es cualquier acto u omisión que afecta la supervivencia de la víctima. Se manifiesta en: la transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades y puede abarcar los daños a los bienes comunes o propios de la víctima; hecha excepción de que medie acto de autoridad fundado o motivado;

IV La violencia económica. Es toda acción u omisión del agresor que afecta la supervivencia económica de la víctima. Se manifiesta a través de limitaciones encaminadas a controlar el ingreso de sus percepciones económicas, así como la percepción de un salario menor por igual trabajo, dentro de un mismo centro laboral;

V La violencia sexual. Es cualquier acto que degrada o daña el cuerpo y/o sexualidad de la víctima y que por tanto atenta contra su libertad, dignidad e integridad física. Es una expresión de abuso de poder, y

VI Cualesquiera otras formas análogas que lesionen o sean susceptibles de dañar la dignidad, integridad o libertad de las Personas Adultas Mayores.

TÍTULO SEGUNDO

DE LOS PRINCIPIOS Y LOS DERECHOS

CAPÍTULO I

DE LOS PRINCIPIOS

Artículo 4o. Son principios rectores en la observación y aplicación de esta Ley:

IAutonomía y autorrealización. Todas las acciones que se realicen en beneficio de las personas adultas mayores orientadas a fortalecer su independencia, su capacidad de decisión y su desarrollo personal y comunitario;

II Participación. La inserción de las personas adultas mayores en todos los órdenes de la vida pública. En los ámbitos de su interés serán consultados y tomados en cuenta; asimismo se promoverá su presencia e intervención;

III. Equidad. Es el trato justo y proporcional en las condiciones de acceso y disfrute de los satisfactores necesarios para el bienestar de las personas adultas mayores, sin distinción por sexo, situación económica, identidad étnica, fenotipo, credo, religión o cualquier otra circunstancia;

IV Corresponsabilidad. La concurrencia y responsabilidad compartida de los sectores público y social, en especial de las comunidades y familias, para la consecución del objeto de esta Ley, y

V Atención preferente. Es aquella que obliga a las instituciones federales, estatales y municipales de gobierno, así como a los sectores social y privado a Entre los primeros puntos que son esenciales están implementar programas acordes a las diferentes etapas, características y circunstancias de las personas adultas mayores. Creo que es fundamental y primordial el conocer los derechos que tienen las personas adultas mayores para que así desde este momento sepan que tienen que hacer tanto ellos como sus familiares o personas que tienen la tutela de los mismos.

Sé que a lo mejor es tedioso y a lo mejor aburrido el leer las diferentes leyes que tenemos; pero denos nuestro tiempo para saber tanto de nuestros derechos como de nuestras obligaciones para que así podamos defendernos cuando estemos en cualquier situación.

Agradezco mucho que se tomen su tiempo para leer mi colaboración y mi única intención con todo esto es que sepamos y estemos enterados un poco más de nuestras leyes.

Les mando un afectuoso saludo, esperando que todos se encuentren bien. Nos encontraremos en mi próxima colaboración. Gracias.

Comentarios
object(WP_Query)#18575 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70062) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70062) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18574 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18581 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18586 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-08-2021" ["before"]=> string(10) "27-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70062) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18571 (24) { ["ID"]=> int(70690) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-22 09:10:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 14:10:45" ["post_content"]=> string(5961) "El objetivo de este texto es compartir algunas ideas de expertos en el tema y brindar información que contribuya a entender lo que a veces sentimos y no logramos explicar. Wikipedia dice que la ansiedad es una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos externos o internos, como pensamientos, ideas, imágenes, etc., que son percibidos como amenazantes o peligrosos. Provoca sentimientos desagradables o síntomas de tensión. Se trata de una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite adoptar las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza. Reneau Z. Peurifoy es psicólogo, terapeuta y docente que se caracteriza por sus explicaciones sencillas. Para él la ansiedad es un mensajero que nos advierte sobre uno o más aspectos que hay que resolver al mismo tiempo, pueden ser problemas de relacionamiento o existenciales. El también escritor dice que la mayoría de las veces nos centramos en el mensajero, es decir, en los síntomas, perdiendo de vista el mensaje: ¿qué trata de avisarnos la ansiedad? Su propuesta se basa, más que en desaparecer los síntomas, en aprender a manejarlos.  Propone abocarnos a descubrir por qué sentimos ansiedad.  Para darnos esa explicación breve de por qué nos sentimos de esta forma podemos considerar tres cosas:
  1. factores de la infancia
  2. factores que ocasionaron los síntomas iniciales
  3. factores actuales que contribuyen a mantener los síntomas
Cuando consideremos los factores de la infancia también consideremos las personas que tuvieron mayor peso en nuestro desarrollo, nuestra interacción con ellos y las huellas que creemos que dejaron en nosotros. ¿Y las emociones? Otro aspecto sumamente importante es saber qué son las emociones. Peurifoy dice que son mentales, pues son provocadas por la interpretación de un suceso, lo que produce una serie compleja de reacciones bioquímicas que describimos como un sentimiento. Las emociones provocan conductas, actividad mental y comunicación no verbal (expresión facial, postura corporal, tono de voz, etc.). Las emociones son en realidad una respuesta a una necesidad. El experto dice que si un hecho satisface una necesidad entonces la emoción será positiva, pero si frustra una necesidad la emoción será negativa. Así, depende de cómo estemos interpretando lo que nos sucede tendremos emociones agradables o desagradables. Una emoción desagradable (o una serie de emociones) puede desencadenar ansiedad. Partiendo de esta idea, es posible controlar nuestras emociones cambiando nuestra interpretación de los sucesos, lo que muy probablemente también reduzca esa sensación de ansiedad. Y es que la felicidad, más que asociarse a la realidad, tiene que ver con la interpretación que hacemos de la misma (vaso medio lleno o medio vacío), afirma la psicóloga española Marián Rojas Estapé. Si somos conscientes de esto, es posible que podamos evitar los síntomas de la ansiedad, o por lo menos sea más sencillo manejarlos. Minimizar / Maximizar Peurifoy, autor del libro “Cómo vencer la ansiedad” asegura que las personas tendemos a magnificar los sucesos para convertirlos en algo peor de lo que realmente son; por el contrario, minimizamos el valor de nuestros aspectos positivos o de las cosas vinculadas a nosotros mismos. ¿Qué pasaría si lo hacemos al revés, cómo nos sentiríamos? Tips que contribuyen a que nos sintamos mejor:
  1. a) Considerar que en la vida todo es elección, o casi todo
  2. b) Pensar que la gente es como es y no cambiará
  3. c) No depender de que los demás respondan como queremos
  4. d) No depender de la motivación externa
El asunto es complejo y no pretendo minimizar este padecimiento que sin duda es muy serio y que envuelve a muchos seres humanos, sobre todo en la actualidad debido al ritmo de vida frenético que experimentamos y a la pandemia, pero atender y entender los puntos anteriores puede darnos la pauta para comenzar a desenmarañar el nudo de esa madeja que nos ata con fuerza.  El proceso puede ser largo pero existe solución. La próxima vez que detectes síntomas de ansiedad revisa qué cosas tienes pendientes y trata de ir al fondo de lo que estás experimentando. Aceptar y ser más conscientes de lo que sentimos para comprenderlo contribuye a que demos pasos firmes hacia una vida más saludable y feliz.   ¿Cómo te sientes hoy, quieres contarme?    Twitter: @nanfuentes2021 LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez *Diplomado en Tanatología por el Instituto Mexicano de Tanatología *Curso online de Primeros Auxilios Psicológicos (versión especial COVID-19) por la Universidad Autónoma de Barcelona. Estudiante autónoma y en aprendizaje permanente.   " ["post_title"]=> string(54) "Que no te controle la ansiedad. ¡Aprende a dominarla!" ["post_excerpt"]=> string(156) "Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado ansiedad en algún grado y por distintas situaciones. ¿Qué es realmente y por qué aparece? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "que-no-te-controle-la-ansiedad-aprende-a-dominarla" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 10:01:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 15:01:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70690" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18526 (24) { ["ID"]=> int(70119) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-06 10:41:59" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:41:59" ["post_content"]=> string(5083) "“En un casino, la regla máxima es mantener a la gente jugando y que regrese. Mientras más juegan, más pierden y, al final, nosotros nos quedamos con todo”.  Casino, filme dirigido por Martin Scorsese, 1995. Se cumple una semana del tan esperado y polémico “regreso” a clases presenciales, pero posturas y decisiones aparte, la cuestión es que no podemos hablar de un regreso cuando no estamos en igualdad de circunstancias, tan simple como que (parafraseando a Pablo Neruda) “Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos”. Y nada lo es si tan solo nos detenemos a pensar en las millones de personas fallecidas alrededor del mundo a causa del COVID-19 (ya no digamos en México), porque la muerte es un suceso que marca definitivamente y ante una pandemia no solo tenemos una cicatriz como humanidad, sino que estamos viviendo un momento de transición en el que nada es igual a como lo conocimos antes. Tan solo pensemos en el crecimiento exponencial de la tecnología y las redes de comunicación a raíz del confinamiento, algunos previamente ya realizaban ciertas actividades a distancia gracias a las videoconferencias, pero eran excepciones; hoy podemos ver edificios convertidos en pueblos fantasma ante la práctica del home office que, si bien ahora funciona en una modalidad híbrida (mitad en casa y mitad en oficina) redujo las oleadas de oficinistas por las calles. Se nos habló durante meses (o se nos habla) del anhelado “regreso” como una bocanada de aire puro, como una señal de esperanza, como un paliativo ante el dolor del confinamiento y de la lejanía con nuestras actividades cotidianas, nuestros lugares favoritos y lo más importante: las personas que amamos y que no pudimos visitar durante meses enteros por miedo al contagio; pero no se nos dijo que tal regreso (del latín regressus acción de volver hacia atrás) no existe o al menos, no de la forma en que imaginamos porque no hay vuelta atrás. Regresamos por las llaves olvidadas en la cómoda de la casa, por un delicioso café en la cafetería del barrio, el producto caducado; regresamos a la casa de nuestros padres o a la universidad a estudiar el posgrado, pero no regresamos a la etapa infantil (sería un retroceso) ni a la época medieval (mucho menos a la época prehispánica aunque hoy tengamos una avenida recién nombrada México-Tenochtitlan), simplemente porque –parafraseando a Ágatha Cristie–   “La esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida en realidad es una calle de sentido único”. Para muestra de ello, basta ver las escuelas en condiciones de abandono, los docentes que murieron a causa del COVID-19, las escuelas particulares que cerraron sus puertas: el mundo cambió. Entonces ¿cómo regresar a un momento en el tiempo que no existe más? No se trata de un “regreso a la normalidad” puesto que tampoco tenemos certeza de que tal normalidad existiera antes de la pandemia. Regresar me suena más a la acción de revisar cuadro por cuadro la escena o escenas de una película (al mero estilo de formato VHS) y entonces sería un recurso de nuestra memoria para recordar, pero no existe tal regreso en la vida cotidiana; en todo caso, estamos aprendiendo un método diferente susceptible de mejora continua por novedoso e inusual para ciertos sectores como lo es la modalidad híbrida para clases mitad virtuales y mitad presenciales para las materias prácticas.  El presente es hoy. No hay un regreso ni hay situación igual previa a la pandemia y por creerlo así es que muchos asumen que el riesgo se terminó y han relajado las medidas de bioseguridad (uso de cubrebocas, distancia mínima, toma de temperatura, quedarse en casa, vacunarse, acudir al médico ante el primer síntoma, etc.). El mensaje ha sido ambiguo y el riesgo es que cada quién lo asuma como mejor le parezca (o le convenga), porque si “regresamos” a las actividades presenciales, es posible retomar nuestra “vida de antes”. Mucho ha ocurrido desde aquél 16 de marzo en que fuimos confinados en nuestros hogares. Hoy estamos frente a un nuevo escenario que requiere de nuevas habilidades, hábitos y costumbres, porque #laspequeñascosas que solían darle sentido a nuestra vida, hoy tienen y deben ser renovadas también para seguir adelante, siempre adelante.  " ["post_title"]=> string(28) "Las pequeñas cosas: regreso" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "las-pequenas-cosas-regreso" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-06 10:41:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-06 15:41:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70119" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18571 (24) { ["ID"]=> int(70690) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-22 09:10:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 14:10:45" ["post_content"]=> string(5961) "El objetivo de este texto es compartir algunas ideas de expertos en el tema y brindar información que contribuya a entender lo que a veces sentimos y no logramos explicar. Wikipedia dice que la ansiedad es una respuesta de anticipación involuntaria del organismo frente a estímulos externos o internos, como pensamientos, ideas, imágenes, etc., que son percibidos como amenazantes o peligrosos. Provoca sentimientos desagradables o síntomas de tensión. Se trata de una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite adoptar las medidas necesarias para enfrentarse a una amenaza. Reneau Z. Peurifoy es psicólogo, terapeuta y docente que se caracteriza por sus explicaciones sencillas. Para él la ansiedad es un mensajero que nos advierte sobre uno o más aspectos que hay que resolver al mismo tiempo, pueden ser problemas de relacionamiento o existenciales. El también escritor dice que la mayoría de las veces nos centramos en el mensajero, es decir, en los síntomas, perdiendo de vista el mensaje: ¿qué trata de avisarnos la ansiedad? Su propuesta se basa, más que en desaparecer los síntomas, en aprender a manejarlos.  Propone abocarnos a descubrir por qué sentimos ansiedad.  Para darnos esa explicación breve de por qué nos sentimos de esta forma podemos considerar tres cosas:
  1. factores de la infancia
  2. factores que ocasionaron los síntomas iniciales
  3. factores actuales que contribuyen a mantener los síntomas
Cuando consideremos los factores de la infancia también consideremos las personas que tuvieron mayor peso en nuestro desarrollo, nuestra interacción con ellos y las huellas que creemos que dejaron en nosotros. ¿Y las emociones? Otro aspecto sumamente importante es saber qué son las emociones. Peurifoy dice que son mentales, pues son provocadas por la interpretación de un suceso, lo que produce una serie compleja de reacciones bioquímicas que describimos como un sentimiento. Las emociones provocan conductas, actividad mental y comunicación no verbal (expresión facial, postura corporal, tono de voz, etc.). Las emociones son en realidad una respuesta a una necesidad. El experto dice que si un hecho satisface una necesidad entonces la emoción será positiva, pero si frustra una necesidad la emoción será negativa. Así, depende de cómo estemos interpretando lo que nos sucede tendremos emociones agradables o desagradables. Una emoción desagradable (o una serie de emociones) puede desencadenar ansiedad. Partiendo de esta idea, es posible controlar nuestras emociones cambiando nuestra interpretación de los sucesos, lo que muy probablemente también reduzca esa sensación de ansiedad. Y es que la felicidad, más que asociarse a la realidad, tiene que ver con la interpretación que hacemos de la misma (vaso medio lleno o medio vacío), afirma la psicóloga española Marián Rojas Estapé. Si somos conscientes de esto, es posible que podamos evitar los síntomas de la ansiedad, o por lo menos sea más sencillo manejarlos. Minimizar / Maximizar Peurifoy, autor del libro “Cómo vencer la ansiedad” asegura que las personas tendemos a magnificar los sucesos para convertirlos en algo peor de lo que realmente son; por el contrario, minimizamos el valor de nuestros aspectos positivos o de las cosas vinculadas a nosotros mismos. ¿Qué pasaría si lo hacemos al revés, cómo nos sentiríamos? Tips que contribuyen a que nos sintamos mejor:
  1. a) Considerar que en la vida todo es elección, o casi todo
  2. b) Pensar que la gente es como es y no cambiará
  3. c) No depender de que los demás respondan como queremos
  4. d) No depender de la motivación externa
El asunto es complejo y no pretendo minimizar este padecimiento que sin duda es muy serio y que envuelve a muchos seres humanos, sobre todo en la actualidad debido al ritmo de vida frenético que experimentamos y a la pandemia, pero atender y entender los puntos anteriores puede darnos la pauta para comenzar a desenmarañar el nudo de esa madeja que nos ata con fuerza.  El proceso puede ser largo pero existe solución. La próxima vez que detectes síntomas de ansiedad revisa qué cosas tienes pendientes y trata de ir al fondo de lo que estás experimentando. Aceptar y ser más conscientes de lo que sentimos para comprenderlo contribuye a que demos pasos firmes hacia una vida más saludable y feliz.   ¿Cómo te sientes hoy, quieres contarme?    Twitter: @nanfuentes2021 LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez *Diplomado en Tanatología por el Instituto Mexicano de Tanatología *Curso online de Primeros Auxilios Psicológicos (versión especial COVID-19) por la Universidad Autónoma de Barcelona. Estudiante autónoma y en aprendizaje permanente.   " ["post_title"]=> string(54) "Que no te controle la ansiedad. ¡Aprende a dominarla!" ["post_excerpt"]=> string(156) "Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado ansiedad en algún grado y por distintas situaciones. ¿Qué es realmente y por qué aparece? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "que-no-te-controle-la-ansiedad-aprende-a-dominarla" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-22 10:01:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-22 15:01:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70690" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(7) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4a6eba2b71f4ae420dae5ec8848332ae" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Que no te controle la ansiedad. ¡Aprende a dominarla!

Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado ansiedad en algún grado y por distintas situaciones. ¿Qué es realmente y por...

septiembre 22, 2021

Las pequeñas cosas: regreso

“En un casino, la regla máxima es mantener a la gente jugando y que regrese. Mientras más juegan, más pierden y, al...

septiembre 6, 2021




Más de categoría

Que no te controle la ansiedad. ¡Aprende a dominarla!

Todos en algún momento de nuestra vida hemos experimentado ansiedad en algún grado y por distintas situaciones. ¿Qué es...

septiembre 22, 2021

Las pequeñas cosas: responsabilidad

“Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos. Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no...

septiembre 20, 2021

Cómo otorgarle sentido a la enfermedad

Hoy todos estamos centrados en la COVID-19. Olvidamos que existen otras enfermedades y que hay seres humanos que experimentan...

septiembre 15, 2021

Las pequeñas cosas: regreso

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre...

septiembre 13, 2021