Las pequeñas cosas: percepción

“Volverá a mí la maldita primavera” – Yuri.

25 de marzo, 2024

Contaminación, crisis hídrica, adicciones, violencia, influenza, covid, cáncer en la realeza, guerra, migración, vacaciones, semana santa y año electoral son tan sólo algunas de las palabras que acompañan el inicio de la primavera este año. Primavera, equinoccio (del latín aequinoctium y este de aequus = igual y nox, noctis = noche, igual duración del día y de la noche).

La primavera de Antonio Machado: “La primavera ha venido, nadie sabe cómo ha sido.” Y en verdad nadie sabe cómo es que nos encontramos en la antesala del fin del primer trimestre del año y en el inicio de la época más florida porque el ritmo es cada vez más acelerado en el vaivén citadino o quizá es igual en todo el mundo aunque hay países en los que no distinguen el día de la noche, el invierno de la primavera, un día del otro porque simplemente sus vidas se encuentran suspendidas en una guerra que parece interminable o porque se han visto obligados a dejar sus países de origen. Que la primavera haya llegado no significa que el invierno fue superado, no cuando parece que vivimos tiempos apocalípticos o que hemos regresado al tiempo del oscurantismo. Quizá es que sí, que se trata de una maldita primavera.

Y cierto es que mucho depende de la percepción (sensación interior que resulta de una impresión material producida en los sentidos corporales) aunque, si bien la percepción no se alimenta de datos estadísticos ni aporta luz sobre temas de interés nacional, lo cierto es que gran parte del comportamiento humano tiene que ver con la percepción al carecer de un sentido crítico que permita distinguir entre información veraz y oportuna o simple vicio por opinar (como ocurrió con la reportera que fue cesada de su cargo por jugarle a ser líder de opinión) porque tener al alcance de un click la posibilidad de opinar sobre cualquier tema a través de las redes sociales ha provocado la pérdida de criterio para evaluar si se tiene la formación necesaria para opinar respecto a un tema específico; sin embargo, la percepción es una variable que puede jugar a favor de quienes la utilizan como bandera para intereses particulares y entonces un día se puede leer en la red que México ocupa el lugar 36 de 137 en el índice de felicidad mundial.

Y en realidad ¿se percibe, se siente, se conoce o se sabe? Porque todos son términos diferentes aunque se utilicen de forma indiscriminada en tiempos de acceso ilimitado a la información. Los estudiosos, con sus datos y conceptos y definiciones aportan resultados y conclusiones pero ¿En realidad lo viven o lo sienten o simplemente lo saben a partir de los datos estadísticos? Y quizá a nadie le interese reflexionar sobre la percepción pero nos encontramos en un año electoral para México, tiempo de campañas, tiempos de discursos, tiempo de debates, tiempo de promesas, tiempo de percepción en exceso. 

Entonces ¿Resulta que la percepción nos juega en contra o nos sirve de algo? En tanto sensación resulta subjetiva y en cambio, los datos y números son objetivos, nunca mienten y los datos ¿De dónde surgen? Ante la pregunta concreta ¿se responde de forma objetiva o subjetiva? ¿El país está mejor o está peor? ¿Quién lo dice, por qué lo dice, a quién se lo dice? Y entonces (volviendo a la labor de reportera) se tendría que partir de las preguntas esenciales del periodismo: ¿Quién, qué, por qué, dónde, cuándo?

La percepción no puede ser utilizada como referente para concluir respecto a un tema, se requieren datos concretos e información veraz, es necesario ir más allá para tomar decisiones acertadas basadas en hechos concretos y no en espejismos. 

Las pequeñas cosas

Se percibe inseguridad en temas de salud, educación, economía, política, social; inseguridad alimentada por la incertidumbre de un contexto electoral en el país y porque muchas cosas están (o siguen) de cabeza sin determinación o sin solución; sin embargo, tampoco es nada nuevo bajo el sol pues dice mi madre que en tiempos de sus abuelos (allá por los años cincuenta) también se hablaba de violencia, de inseguridad y de que el país estaba mal. Se dice que tiempos pasados fueron mejores pero habría que profundizar y decidir primero si se trata de una mera percepción sustentada con datos reales o simple nostalgia por el pasado. Lo cierto es que estamos en un tiempo que quizá no elegimos pero en el que por alguna razón nos tocó vivir y lo que queda es seguir adelante, no es tiempo de rendirse, no es tiempo de dar pasos hacia atrás sino de tomar las riendas de nuestra y vida y tomar mejores decisiones con lo que sea que tengamos o sepamos.

Lo principal es contar con vida y salud, el resto es mera percepción.

Comentarios


El día más feliz de tu vida

Experimenta lo que siempre has deseado con sencillos pasos. 

abril 11, 2024
Nunca te dejaré solo

Nunca te dejaré solo

Esta afirmación puede convertirse en una certeza cuando quien nos la dice nos da prueba perenne del amor más fiel hacia nuestra...

abril 2, 2024




Más de categoría
SIEMPRE HA SIDO A MI MANERA

El caminante de la vida

Caminante, son tus huellas/ el camino y nada más;/ Caminante, no hay camino,/ se hace camino al andar. -Antonio...

abril 17, 2024

El día más feliz de tu vida

Experimenta lo que siempre has deseado con sencillos pasos. 

abril 11, 2024
Alta mortalidad, contaminación y derrame de agua: el oscuro balance de las bebidas azucaradas en México

Alta mortalidad, contaminación y derrame de agua: el oscuro balance de las bebidas azucaradas en México

¿Sabías que el consumo de bebidas azucaradas ocasiona más de 40 mil muertes al año en México? Esto significa...

abril 2, 2024
Nunca te dejaré solo

Nunca te dejaré solo

Esta afirmación puede convertirse en una certeza cuando quien nos la dice nos da prueba perenne del amor más...

abril 2, 2024