Las pequeñas cosas: minutos

“Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”.  – Mario Benedetti (1920-2009),  poeta y escritor uruguayo.  Un minuto (unidad de tiempo) es apenas una sexagésima parte de una hora y a...

5 de julio, 2021 minutos

“Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo”. 

– Mario Benedetti (1920-2009),  poeta y escritor uruguayo. 

Un minuto (unidad de tiempo) es apenas una sexagésima parte de una hora y a su vez, transcurre cada 60 segundos. ¿Qué cosas ocurren en ese breve instante de tiempo? Quizá el cambio de luces de un semáforo, una nota musical, un accidente o una laguna mental y cuando éstas se vuelven recurrentes pueden ser síntoma inequívoco de deterioro cognitivo y/o demencia, que suele confundirse con vejez o se atribuye totalmente al Alzheimer, aunque realmente es todavía campo yermo.

De acuerdo al Plan de Acción Alzheimer y otras demencias 2014: “Se ha estimado que, a nivel global en 2010 vivían 35.6 millones de personas con demencia y se prevé que esta cifra se duplicará cada 20 años, alcanzando 65.7 millones en 2030 y 115.4 millones en 2050. Anualmente, el número total de nuevos casos de demencia en el mundo es de casi 7.7 millones, lo que significa un nuevo caso cada cuatro segundos”. Para las personas con alguna demencia, los minutos se convierten en días y los días en segundos cuando la memoria empieza a generar historias fuera de la realidad o cuando los recuerdos se empalman unos con otros sin sentido y para quienes acompañan o cuidan de pacientes dementes el tiempo les juega en contra, pues resulta agotador mantener el equilibrio entre el cuidado al otro y el personal, además de que se requiere de un apoyo adecuado por parte de las instituciones de salud, financieros, legales y sociales. El enfermo de demencia pierde voluntad y juicio, por lo que se hace necesario hablar de otro tema espinoso: voluntades anticipadas y que se refieren a permitir llegar a término los ataques cerebrales sin ningún tipo de intervención.

Regresando a los minutos, a esa brevedad del tiempo y su relatividad me remito a algunos detalles que encontré recientemente en el filme “The Father” (2020, Reino Unido / Francia) y que si bien es un retrato muy cercano a lo que padecen quienes sufren de demencia, es apenas un esbozo.

  1. El reloj y el tiempo: en el filme, el personaje principal (Anthony) reclama constantemente la pérdida de su reloj, el cual resguarda en un lugar secreto como un intento de permanecer en el presente y de impedir que el tiempo se le escape.
  2. Las ventanas: los espectadores vemos las ventanas como un escape porque realmente sentimos el encierro de que es presa Anthony, quien mira la vida pasar a través de ellas.
  3. La música: según los especialistas en la materia, la capacidad auditiva es lo último que se pierde en estado vegetativo y durante las escenas que aluden a los recuerdos del personaje central se pueden escuchar fragmentos de música clásica y ópera muy ad hoc a la circunstancia que nos revela el filme.
  4. Las emociones: el personaje ríe de forma casi delirante, llora desconsoladamente como un niño perdido, enfurece, teme quedarse solo, odia el café. 

Ninguno está de más y todos están presentes en las diferentes etapas de un paciente demente entre la confusión de ideas y recuerdos que padecen porque los minutos para ellos dejan de ser esa medida del tiempo que marca las horas para convertirse en semanas, mesas o quizá años de sufrimiento interno y que los va separando de la realidad, de sus seres queridos y de su hogar como el caso de Anthony.




En México, aún hace falta mucha divulgación en torno al tema, especialistas con conocimiento e investigación en demencias, tratamientos y acompañamiento tanto para pacientes como cuidadores y familiares. Las voluntades anticipadas por crueles que parezcan son en realidad un regalo, la última oportunidad de tener un gesto de amor para ellos y permitirles morir con dignidad, son tan solo una de #laspequeñascosas que podemos hacer para sacarlos del terrible sentimiento de ansiedad que experimentan constantemente, como Anthony cuando pregunta en un momento de confusión: “¿Quién soy yo exactamente?”.  

LEE:

Las pequeñas cosas: brillo | Ruiz-Healy Times (ruizhealytimes.com)

Comentarios
object(WP_Query)#17840 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67637) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-07-2021" ["before"]=> string(10) "04-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67637) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-07-2021" ["before"]=> string(10) "04-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17839 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17858 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17820 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-07-2021" ["before"]=> string(10) "04-08-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-07-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-08-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67637) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17848 (24) { ["ID"]=> int(68605) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-26 10:22:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-26 15:22:49" ["post_content"]=> string(4838) "“A Alonso por elegirme como mamá y por ser el motivo que me impulsa a ser mejor cada día, por traer a mi vida el equilibrio, la paz y el amor”.  – Yo, Mamá (Ed. Acribus).   El origen de mi cacería por las pequeñas cosas de la vida se remonta a mi infancia cuando aprendí a través de la mirada de un artista plástico, que fue mi tío, a apreciar las puestas de sol, los caminos empedrados de los pueblos, la brisa del amanecer en la playa o el calor de un fuego de chimenea, el cual resurgió con más fuerza a partir del proceso de maternidad y que justo me llevó de regreso a plasmar con palabras el efecto de cada momento que habitualmente pasa desapercibido entre la prisa diaria, pero que determina nuestra vida en muchos sentidos. En un día como hoy (bueno, en realidad fue un sábado a las 20.11hrs) del año 2014 le di la bienvenida a Alonso, mi único y maravilloso hijo que como buena mamá gallina lo puedo llenar de virtudes, pero reconozco su temperamento que choca con el mío, así como su genialidad que me enseña cada día a recordar lo importante y distinguirlo de lo urgente (parafraseando a Mafalda), llegó a tiempo, sano, enorme y tranquilo; me permitió dormir de corrido todas mis noches, no padeció cólicos ni lloraba enérgicamente reclamando comida o brazos y le dio sentido a mi vida de una forma que aún sigo explicándome porque todo lo transformó y porque no soy ni la sombra de la mujer que fui antes de su nacimiento, pero me siento mejor, más feliz, más cansada y menos glamourosa, pero con muchosidad (como Alicia en el país de las maravillas versión Tim Burton). Y cómo no escribir de él si seis de sus siete años los he pasado colaborando para este espacio que me abrió las puertas a ese mundo antes explorado que me permitió publicar en gacetas escolares y suplementos culturales en mi época de estudiante y que se consolida semana a semana a través de las pequeñas cosas que encuentro camino al trabajo o al abrir la ventana de mi recámara o en la sonrisa de Alonso y que se convierten en colaboraciones autobiográficas sin sentido para muchos, pero que serán referencia para todos aquéllos que se permitan hacer una pausa y descubrir que en medio del caos existen pequeños diamantes que puliéndolos nos regalan un hermoso brillo y nos llenan de sentido. Siete años como mamá se dicen fácil, pero requieren de desvelos, de mucho aprendizaje y de abandonarse a sí misma en el mejor sentido de la expresión para dar vida a otro ser, para dejarse habitar, para permitirse ser invadida y conquistada por un amor que es inigualable e inagotable y que sabe transmitir con una mirada la emoción más profunda y genuina que se haya conocido jamás. Alonso es mi familia y también es brújula, radar, termómetro, cómplice, reloj, mosquetero, juez, espejo y fiel compañero, porque a donde quiera que yo vaya él acompaña mis pasos y yo los de él. Juntos hemos aprendido de arte, de duelos por la pérdida de su abuelo, de letras, de juegos, de colores, de risas y llantos, de abrazos y miradas tiernas, de alegatos por la comida y de deleite por los postres que compartimos. Hace unos días lo observaba dormir y me preguntaba cómo es exactamente que funciona eso de crear una vida, de albergar una célula que tras 294 días (aproximadamente) se convierte en una versión pequeñita de humano con todas sus funciones y órganos como si de magia se tratara y que la ciencia más avanzada no podría explicar dado que cantidad de embarazos no llegan a término por diversas causas que tampoco tienen explicación científica en la mayoría de los casos. Los hijos transforman cuando se tiene la sensibilidad para permitirlo porque es entonces que todas las respuestas que se tenían hasta ese momento empiezan a formular nuevas preguntas y se pone a prueba lo aprendido porque es a través de la maternidad o la paternidad que los egos se derrumban y lo único importante es ser guía y ejemplo, el mejor y lo mejor que se pueda con lo que se tiene y con lo que se consigue porque entonces se es capaz de todo por una sonrisa o una mirada llenas de alegría que nada piden, que nada esperan y que en cambio, brindan el más profundo amor y la más grande de las satisfacciones. Es que así son #laspequeñascosas de la vida: diminutas, indecibles, inesperadas, absolutas y hermosas si se les aprende a ver bien con el corazón.  ¡Feliz cumpleaños, Alonso!  " ["post_title"]=> string(32) "Las pequeñas cosas: aniversario" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "las-pequenas-cosas-aniversario" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-26 10:22:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-26 15:22:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68605" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17768 (24) { ["ID"]=> int(67910) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-09 12:53:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-09 17:53:32" ["post_content"]=> string(5835) "Aunque las clases presenciales se perfilan ya prácticamente como una realidad (esperada por muchos), lo cierto es que la pandemia de ninguna manera ha terminado y eso plantea diversos panoramas a los cuales debemos prestar atención. Las preocupaciones de los padres Entre las principales inquietudes de los padres de familia, ante la incertidumbre, la potencial virulencia de las nuevas cepas y la incapacidad de los colegios para ofrecer respuestas claras y contundentes, encontramos:
  • Temor a que los hijos se contagien o sean transmisores.
  • Miedo a un mayor rezago educativo.
  • Preocupación ante un mayor daño emocional/social en sus niños/adolescentes.
  • Preferencia de clases presenciales/online de acuerdo con la conveniencia familiar.
  • Incapacidad de controlar a los hijos para que se conecten.
  • Problemas de movilidad o tiempo por el propio trabajo (presencial/home office).
  • Desconfianza en la capacidad de la escuela actual para enfrentar los retos.
  • Miedo a que los colegios vuelvan a cerrar por largas temporadas de manera repentina.
Los desafíos de los colegios Para los colegios, la situación se presenta quizá aún más complicada que antes, si tomamos en cuenta que deben atenerse, en primera instancia, a las decisiones oficiales y en segundo lugar, a las exigencias de una comunidad de padres dividida en la que mientras una parte reclama clases inmediatas presenciales, la otra no está dispuesta a enviar a sus hijos al colegio y prefiere seguir online. ¿Cuál es la solución?  Ante esa disyuntiva, la única opción que tendrán las escuelas que pretendan ofrecer la mejor oferta educativa, será brindar a las familias la posibilidad de elegir clases presenciales o a distancia en cualquier momento. ¿Y cómo lograrlo? ¿Qué debemos buscar? Para poder integrar un sistema que ofrezca ambas alternativas, de manera simultánea (a diferencia de los sistemas híbridos que alternan días entre una modalidad y otra), las instituciones educativas tendrán que pensar en:
  • Contar con instalaciones seguras, suficientes y adecuadas para albergar a su población estudiantil.
  • Establecer y aplicar los protocolos de salud necesarios para garantizar, en la medida de lo posible, la seguridad de todos.
  • Invertir en herramientas tecnológicas que permitan la conectividad de todos los alumnos, tanto en las aulas como a distancia.
  • Apostar por plataformas educativas completas, integrales y eficientes.
  • Tener personal docente altamente capacitado en todas las áreas y, de manera específica, en el manejo de tecnología de punta y TIC´s.
  • Contar con un programa de desarrollo socioemocional y con el personal adecuado para impartirlo, para poder garantizar la estabilidad e integración de todos los alumnos al regreso, en la modalidad elegida.
¡La educación no puede detenerse! Sin importar las circunstancias, la educación de los niños y jóvenes de México y del mundo debe continuar. Por ello, hoy como nunca, las familias deben estar atentas y prestar atención a que la escuela actual o la que deban elegir (en caso de no haberlo hecho todavía), les ofrezca la libertad de elegir el sistema que mejor funcione para ellas, garantizando el aprendizaje y la calidad académica y brindando un acompañamiento personalizado en todo momento. En el colegio Mazenod hemos demostrado que esto no solo es posible, ¡sino que funciona!; por ello y como sabemos que no podemos llegar a todas las familias que lo necesitan, las invitamos a que busquen la mejor opción, considerando que lo más importante hoy, es garantizar que la educación de sus hijos, más allá de las circunstancias que se vayan presentando, no se detenga ni por un solo día." ["post_title"]=> string(68) "¿Qué debemos buscar en un colegio para el ciclo escolar 2021-2022?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "que-debemos-buscar-en-un-colegio-para-el-ciclo-escolar-2021-2022" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-09 12:53:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-09 17:53:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67910" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17848 (24) { ["ID"]=> int(68605) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-26 10:22:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-26 15:22:49" ["post_content"]=> string(4838) "“A Alonso por elegirme como mamá y por ser el motivo que me impulsa a ser mejor cada día, por traer a mi vida el equilibrio, la paz y el amor”.  – Yo, Mamá (Ed. Acribus).   El origen de mi cacería por las pequeñas cosas de la vida se remonta a mi infancia cuando aprendí a través de la mirada de un artista plástico, que fue mi tío, a apreciar las puestas de sol, los caminos empedrados de los pueblos, la brisa del amanecer en la playa o el calor de un fuego de chimenea, el cual resurgió con más fuerza a partir del proceso de maternidad y que justo me llevó de regreso a plasmar con palabras el efecto de cada momento que habitualmente pasa desapercibido entre la prisa diaria, pero que determina nuestra vida en muchos sentidos. En un día como hoy (bueno, en realidad fue un sábado a las 20.11hrs) del año 2014 le di la bienvenida a Alonso, mi único y maravilloso hijo que como buena mamá gallina lo puedo llenar de virtudes, pero reconozco su temperamento que choca con el mío, así como su genialidad que me enseña cada día a recordar lo importante y distinguirlo de lo urgente (parafraseando a Mafalda), llegó a tiempo, sano, enorme y tranquilo; me permitió dormir de corrido todas mis noches, no padeció cólicos ni lloraba enérgicamente reclamando comida o brazos y le dio sentido a mi vida de una forma que aún sigo explicándome porque todo lo transformó y porque no soy ni la sombra de la mujer que fui antes de su nacimiento, pero me siento mejor, más feliz, más cansada y menos glamourosa, pero con muchosidad (como Alicia en el país de las maravillas versión Tim Burton). Y cómo no escribir de él si seis de sus siete años los he pasado colaborando para este espacio que me abrió las puertas a ese mundo antes explorado que me permitió publicar en gacetas escolares y suplementos culturales en mi época de estudiante y que se consolida semana a semana a través de las pequeñas cosas que encuentro camino al trabajo o al abrir la ventana de mi recámara o en la sonrisa de Alonso y que se convierten en colaboraciones autobiográficas sin sentido para muchos, pero que serán referencia para todos aquéllos que se permitan hacer una pausa y descubrir que en medio del caos existen pequeños diamantes que puliéndolos nos regalan un hermoso brillo y nos llenan de sentido. Siete años como mamá se dicen fácil, pero requieren de desvelos, de mucho aprendizaje y de abandonarse a sí misma en el mejor sentido de la expresión para dar vida a otro ser, para dejarse habitar, para permitirse ser invadida y conquistada por un amor que es inigualable e inagotable y que sabe transmitir con una mirada la emoción más profunda y genuina que se haya conocido jamás. Alonso es mi familia y también es brújula, radar, termómetro, cómplice, reloj, mosquetero, juez, espejo y fiel compañero, porque a donde quiera que yo vaya él acompaña mis pasos y yo los de él. Juntos hemos aprendido de arte, de duelos por la pérdida de su abuelo, de letras, de juegos, de colores, de risas y llantos, de abrazos y miradas tiernas, de alegatos por la comida y de deleite por los postres que compartimos. Hace unos días lo observaba dormir y me preguntaba cómo es exactamente que funciona eso de crear una vida, de albergar una célula que tras 294 días (aproximadamente) se convierte en una versión pequeñita de humano con todas sus funciones y órganos como si de magia se tratara y que la ciencia más avanzada no podría explicar dado que cantidad de embarazos no llegan a término por diversas causas que tampoco tienen explicación científica en la mayoría de los casos. Los hijos transforman cuando se tiene la sensibilidad para permitirlo porque es entonces que todas las respuestas que se tenían hasta ese momento empiezan a formular nuevas preguntas y se pone a prueba lo aprendido porque es a través de la maternidad o la paternidad que los egos se derrumban y lo único importante es ser guía y ejemplo, el mejor y lo mejor que se pueda con lo que se tiene y con lo que se consigue porque entonces se es capaz de todo por una sonrisa o una mirada llenas de alegría que nada piden, que nada esperan y que en cambio, brindan el más profundo amor y la más grande de las satisfacciones. Es que así son #laspequeñascosas de la vida: diminutas, indecibles, inesperadas, absolutas y hermosas si se les aprende a ver bien con el corazón.  ¡Feliz cumpleaños, Alonso!  " ["post_title"]=> string(32) "Las pequeñas cosas: aniversario" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "las-pequenas-cosas-aniversario" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-26 10:22:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-26 15:22:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=68605" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(9) ["max_num_pages"]=> float(5) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4136b4aa287b7e54aeef7d26c59b9e7b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Las pequeñas cosas: aniversario

Las pequeñas cosas: aniversario

“A Alonso por elegirme como mamá y por ser el motivo que me impulsa a ser mejor cada día, por traer a...

julio 26, 2021

¿Qué debemos buscar en un colegio para el ciclo escolar 2021-2022?

Aunque las clases presenciales se perfilan ya prácticamente como una realidad (esperada por muchos), lo cierto es que la pandemia de ninguna...

julio 9, 2021




Más de categoría

La gratitud

La gratitud es el sentimiento que experimenta una persona al estimar un favor o beneficio que alguien le ha concedido. Al sentir gratitud,...

agosto 4, 2021

Semana Mundial de la Lactancia Materna: más allá de la lactancia 

“¿Qué pensamos cuando pensamos en la lactancia? En un pecho femenino. He aquí uno de los problemas. Los senos...

agosto 2, 2021

La pandemia y la felicidad. Los verdaderos números de la pandemia y un estudio sobre la felicidad y la salud mental

El lunes pasado comenté en este espacio sobre un estudio realizado por la prestigiada revista The Lancet en el...

julio 30, 2021

La importancia del valor de la verdad

Decir la verdad es una manera de empatizar y construir relaciones fuertes y duraderas. Nos hace más humanos, más cercanos y...

julio 28, 2021