Las pequeñas cosas: kairós

Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a la vez me llena de alegría reconocer que esta mujer que hoy cumple años no es la misma...

16 de mayo, 2022

“El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.” – Aristóteles / Filósofo griego / 388 – 322 a.C.

El tiempo de confinamiento obligado para evitar el contagio por COVID-19 y que ha marcado en nuestra vida un antes y después anhelaba en su inicio ser el momento preciso para un cambio de mentalidad y de filosofía de vida. Dos años después nada ha cambiado en lo general porque los males que aquejan a la humanidad (desde siempre presentes) no han desaparecido sino que han empeorado con gobiernos de show y entretenimiento, medios de comunicación vendidos y una notable ausencia de líderes en todos los ámbitos que realmente ofrezcan un cambio de raíz que nos otorgue la esperanza de un mundo mejor; sin embargo, a nivel personal la historia es diferente.

Hace 3 años escribí en esta misma fecha un texto que hoy me resulta en exceso optimista quizá porque fue escrito desde el dolor pues me encontraba en la antesala del deceso de mi padre y por tanto, en la negación absoluta de lo que la intuición sabía desde tiempo atrás. Elegí celebrar mi cuarenta aniversario en aquél momento porque estaba cierta de que a partir de ahí todo cambiaría en mi vida y mi pretensión era dejar memoria de lo que ocurría razón por la cual también le dediqué la colaboración semanal en este espacio.

Lo que siguió a aquella celebración con mariachi incluido fue el funeral de papá al que le siguieron tiempos funestos en los que me sentí realmente perdida y rota aunque me levantaba cada día para ir a trabajar, dejar a mi hijo en la escuela y seguir adelante, siempre adelante aunque en lo profundo de mi ser parecía que todos y cada uno de mis días libraba una batalla campal contra un alien. Nueve meses después de llegar al cuarto escalón (como le llaman ahora al acto de llegar a la cuarta década de vida) llegó también la pandemia y con ella, el aislamiento. Me recluí en mi casa y como si hubiera sido arrastrada por una enorme ola después de perder todo lo que tenía a mi alcance, primero recuperé la respiración, toqué tierra y poco a poco fui encontrando lo perdido con la marea. Siguieron meses de buscar por todos los medios acercarme a la paz y tranquilidad, sanar la profunda herida, vivir y procesar el duelo, perdonar. 

Este año la vida me regala el don divino de volver a publicar (y de seguir con vida) justo el día de mi cumpleaños y la coincidencia con un suceso universal: el eclipse total con luna de sangre, llamada luna llena de flores porque en la mayor parte del hemisferio norte las flores con sus colores brillantes abundan en praderas y árboles nada más y nada menos como si los astros se alinearan a mi favor y entonces no puedo evitar recordar los versos del poema de Benedetti: “…por cábala lo digo y por las dudas lo canto… porque el cielo de tenerte me parece fantasía…”

Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a la vez me llena de alegría reconocer que esta mujer que hoy cumple años no es la misma que escribía en 2019 porque me siento más segura, acompañada de amigos y familiares, serena, alegre, libre y entonces recuerdo eso que escribió Haruki Murakami: “Y una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo lograste, cómo sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa sí es segura. Cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta.” 

Papá tenía la costumbre de acompañar los obsequios que religiosamente elegía para mí en cada celebración con un mensaje que salía de lo más profundo de su corazón. En mayo de 2009 escribió una nota para mí: “El camino hacia el amor te llevará hacia la felicidad sin omitir las lágrimas, pero, encontrarás la verdad, que es: la iluminación. T. Q. M. Tu papá”. Él tenía la sensibilidad para resaltar la importancia de #laspequeñascosas de la vida y escribirlas o fotografiarlas. Sin saberlo, me dejó recordatorios o quizá su energía sigue conmigo en forma de notas para recordarme ¡Ser feliz! Y soñar que lo mejor siempre está por llegar a pesar de los retos y obstáculos pues de eso se trata la vida: de sacar nuestra mejor versión, de crecer, de reinventarse, levantarse y seguir principalmente cuanto el motor de cada día tiene siete años (casi ocho) y te contagia un entusiasmo a prueba de todo.

A manera de colofón: el momento adecuado u oportuno, eso que los cristianos llaman “el tiempo de Dios” se conoce como kairós, concepto filosófico de origen griego que representa el instante preciso en que algo importante sucede y que a diferencia de cronos es de naturaleza cualitativa, fue considerado el hijo menor de Zeus y representaba la oportunidad al traer las cosas en el momento preciso por lo que en el cristianismo se considera como el tiempo necesario para que se cumpla la voluntad de Dios. Segura estoy de que es el momento preciso para retomar el rumbo y ser cada vez más yo, más auténtica, más esencia y menos apariencia. ¡Gracias vida!

 

Comentarios


object(WP_Query)#17932 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78945) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78945) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18055 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17919 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17917 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-05-2022" ["before"]=> string(10) "27-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (78945) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17958 (24) { ["ID"]=> int(79606) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content"]=> string(4309) "Muchos de nosotros alguna vez nos hemos preguntado qué hay después de la muerte, y pocas veces paramos para preguntarnos… ¿Vivimos antes de morir? La verdad es que nos da miedo pensar en la muerte o pensamos que eso no va a pasar con nosotros o con nuestros seres queridos o por lo menos ¡No ahora! Hablar sobre nuestra muerte es un tabú, es algo que preferimos evitar alejando ese pensamiento “tocando madera” o no pensando en eso para no atraer “mala suerte” pues todavía tenemos tantos planes en nuestra vida. Lo más irónico de todo esto es que es la única certeza que tenemos y que tarde o temprano todos vamos a morir. “Todos sabemos intelectualmente que vamos a morir un día, pero, en general, somos tan renuentes a pensar sobre nuestra muerte, que tal conocimiento no toca nuestro corazón, y vivimos la vida como si fuéramos a quedarnos para siempre en este mundo. Consecuentemente, las cosas de este mundo - como poses materiales, reputación, popularidad y placeres- asumen extrema importancia, de modo que dedicamos casi todo nuestro tiempo y energía para obtenerlas. Cuando la muerte llega, descubrimos que, por haberla ignorado durante toda la vida, no estamos en absoluto preparados para afrontarla” (Gyatso, 2016) (Gyatso, Novo Manual de Meditação, 2016). Recuerdo perfectamente un día en una ponencia de una monja budista al iniciar su discurso, la primera pregunta que nos hizo fue: ¿Sabían que van a morir? Fue unánime la cara de espanto de nuestros invitados que no estaban acostumbrados a hablar de la muerte tan abierta y naturalmente como se hace dentro de la filosofía budista. No quiero decir que los budistas seamos mejores para encarar la muerte, simplemente nos preparamos pensando que “Puede ser que muera hoy”.  “Prepararse para la muerte es una de las cosas más sabias y mejores que podemos hacer, tanto por nosotros como por los otros. Este mundo no es nuestra casa, somos viajantes, estamos de paso. Entramos en este mundo solos y de manos vacías y vamos a salir de la misma forma” (Gyatso, Viver significativamente, morrer com alegria, 2007). Y es aquí justamente donde cabe esta pregunta: ¿Vivimos antes de morir? Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo planes, trabajando árduamente para conseguir miles de cosas materiales, queriendo tener éxito, una posición social, etc. Dedicamos nuestra vida a lo que queremos para nuestro futuro, que nos olvidamos de vivir en el aquí y ahora. Muchas veces hasta la salud perdemos por esa lucha incansable. Cuando lo conseguimos, queremos más dinero, un mejor carro, una casa mayor, el viaje de mis sueños. Nunca estamos satisfechos. No que esto esté mal, pues es importante tener objetivos, sueños, esperanza; el problema es cuando vivimos para trabajar y no trabajar para vivir.  El problema es cuando la vida pasa por nosotros sin darnos cuenta y no pasamos nosotros por la vida. Cuando menos nos damos cuenta se pasaron los años, se pasó la vida y todavía estamos esperando el momento ideal para ser felices y hacer aquello que soñábamos cuando tuviéramos tiempo. Tal vez todo aquello que planeamos para mañana, para un corto o largo plazo nunca llegue, pues no sabemos cuánto tiempo tenemos por aquí.  Por eso lo más adecuado y sabio sería decirnos cada día: “Puede ser que muera hoy” Te invito a vivir cada día como si fuera el único y el mejor día de tu vida.  Solo por hoy. Referencias: “Novo Manual de Meditação”, Geshe Kelsang Gyatso, 2016, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil. “Viver significativamente, morrer com alegria”, Geshe Kelsang Gyatso, 2007, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil." ["post_title"]=> string(70) "¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?" ["post_excerpt"]=> string(108) "“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "que-hay-despues-de-la-muerte-o-mejor-vivimos-antes-de-morir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79606" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17854 (24) { ["ID"]=> int(79920) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-15 09:07:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-15 14:07:35" ["post_content"]=> string(2895) "¡Hola, deseo que tu día vaya excelente! Sin más rodeos vamos al tema de hoy:
  1. Aceptas. Sabes que la vida es maravillosa y trae cosas igual, pero que también eres conciente de que existe la adversidad y todos la experimentamos en mayor o menor medida. Dejas de cuestionarte, ¿por qué a mí? Tu enfoque está en el ¿para qué?
  2. Te alejas del drama. Si consigues el punto uno automáticamente estás en el punto dos. Ya no gastas energía queriendo que las cosas sean tal y como las deseas; ya no buscas que los demás volteen a verte y el traje de víctima ya no te queda. Simplemente miras hacia adelante y te enfocas en lo positivo. 
  3. Estás al tanto de que la renuncia te fortalece. Cuando soltamos lo que ya no está aportando a nuestra felicidad y avance nos hacemos más fuertes. Retener a costa de tu bienestar ya no es una opción. Sabes que la libertad es sinónimo de amor. 
  4. Te respetas, por eso renuncias al sufrimiento innecesario e inútil, ese que muchas veces elegimos (de manera consciente o inconsciente) por tomar malas decisiones o por adoptar el rol de víctima. 
  5. Comprendes que, más allá de los acontecimientos, lo que determina tu estado de ánimo es la interpretación que estás haciendo de eso, y que tienes el poder para contarte la historia que desees. 
  6. Sabes que lo externo es incontrolable, por eso te centras únicamente en tu interior, pues ahí se concentra tu poder. 
  7. Vigilas constantemente tus pensamientos. Estás conciente de que sacarlos no funciona, por eso mejor le das paso a los que te ayudan a sentirte bien al instante; conservas la calma sabiendo que con este ejercicio los pensamientos negativos saldrán poco a poco. 
  8. Eres tu prioridad. Sólo si estás bien física y mentalmente puedes ayudar a otros. 
Si estas ideas te aportan algo positivo compártelas. Si quieres mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana contáctame: [email protected] / WhatsApp: 55 20 82 88 71 " ["post_title"]=> string(45) "Ocho indicativos de que alcanzaste la madurez" ["post_excerpt"]=> string(84) "Si aún no aparecen en tu vida, toma nota para experimentar la plenitud verdadera. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(45) "ocho-indicativos-de-que-alcanzaste-la-madurez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-15 09:08:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-15 14:08:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79920" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17958 (24) { ["ID"]=> int(79606) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content"]=> string(4309) "Muchos de nosotros alguna vez nos hemos preguntado qué hay después de la muerte, y pocas veces paramos para preguntarnos… ¿Vivimos antes de morir? La verdad es que nos da miedo pensar en la muerte o pensamos que eso no va a pasar con nosotros o con nuestros seres queridos o por lo menos ¡No ahora! Hablar sobre nuestra muerte es un tabú, es algo que preferimos evitar alejando ese pensamiento “tocando madera” o no pensando en eso para no atraer “mala suerte” pues todavía tenemos tantos planes en nuestra vida. Lo más irónico de todo esto es que es la única certeza que tenemos y que tarde o temprano todos vamos a morir. “Todos sabemos intelectualmente que vamos a morir un día, pero, en general, somos tan renuentes a pensar sobre nuestra muerte, que tal conocimiento no toca nuestro corazón, y vivimos la vida como si fuéramos a quedarnos para siempre en este mundo. Consecuentemente, las cosas de este mundo - como poses materiales, reputación, popularidad y placeres- asumen extrema importancia, de modo que dedicamos casi todo nuestro tiempo y energía para obtenerlas. Cuando la muerte llega, descubrimos que, por haberla ignorado durante toda la vida, no estamos en absoluto preparados para afrontarla” (Gyatso, 2016) (Gyatso, Novo Manual de Meditação, 2016). Recuerdo perfectamente un día en una ponencia de una monja budista al iniciar su discurso, la primera pregunta que nos hizo fue: ¿Sabían que van a morir? Fue unánime la cara de espanto de nuestros invitados que no estaban acostumbrados a hablar de la muerte tan abierta y naturalmente como se hace dentro de la filosofía budista. No quiero decir que los budistas seamos mejores para encarar la muerte, simplemente nos preparamos pensando que “Puede ser que muera hoy”.  “Prepararse para la muerte es una de las cosas más sabias y mejores que podemos hacer, tanto por nosotros como por los otros. Este mundo no es nuestra casa, somos viajantes, estamos de paso. Entramos en este mundo solos y de manos vacías y vamos a salir de la misma forma” (Gyatso, Viver significativamente, morrer com alegria, 2007). Y es aquí justamente donde cabe esta pregunta: ¿Vivimos antes de morir? Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo planes, trabajando árduamente para conseguir miles de cosas materiales, queriendo tener éxito, una posición social, etc. Dedicamos nuestra vida a lo que queremos para nuestro futuro, que nos olvidamos de vivir en el aquí y ahora. Muchas veces hasta la salud perdemos por esa lucha incansable. Cuando lo conseguimos, queremos más dinero, un mejor carro, una casa mayor, el viaje de mis sueños. Nunca estamos satisfechos. No que esto esté mal, pues es importante tener objetivos, sueños, esperanza; el problema es cuando vivimos para trabajar y no trabajar para vivir.  El problema es cuando la vida pasa por nosotros sin darnos cuenta y no pasamos nosotros por la vida. Cuando menos nos damos cuenta se pasaron los años, se pasó la vida y todavía estamos esperando el momento ideal para ser felices y hacer aquello que soñábamos cuando tuviéramos tiempo. Tal vez todo aquello que planeamos para mañana, para un corto o largo plazo nunca llegue, pues no sabemos cuánto tiempo tenemos por aquí.  Por eso lo más adecuado y sabio sería decirnos cada día: “Puede ser que muera hoy” Te invito a vivir cada día como si fuera el único y el mejor día de tu vida.  Solo por hoy. Referencias: “Novo Manual de Meditação”, Geshe Kelsang Gyatso, 2016, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil. “Viver significativamente, morrer com alegria”, Geshe Kelsang Gyatso, 2007, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil." ["post_title"]=> string(70) "¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?" ["post_excerpt"]=> string(108) "“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "que-hay-despues-de-la-muerte-o-mejor-vivimos-antes-de-morir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79606" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(11) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b7622e93bcbfb9460b34862fd0d473b4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Qué hay después de la muerte

¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?

“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater).

junio 6, 2022

Ocho indicativos de que alcanzaste la madurez

Si aún no aparecen en tu vida, toma nota para experimentar la plenitud verdadera. 

junio 15, 2022




Más de categoría

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022

Sindrome de FOMO: ¿está afectando la vida de mis hijos?

Alejandra Ruiz Sánchez explica los riesgos de las redes sociales y los trastornos que pueden ocasionarnos cuando no se...

junio 27, 2022

Seis trucos para que el miedo sea tu aliado 

Con estas ideas lograrás que trabaje para ti en lugar de causar estragos en tu vida. 

junio 22, 2022
Las pequeñas cosas: Yellow

Las pequeñas cosas: Yellow

El color amarillo se relaciona con la energía solar, el entusiasmo; en su tonalidad dorada representa riqueza y opulencia.

junio 20, 2022