Las pequeñas cosas: fe

“El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.” ...

5 de abril, 2021

“El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz.” 

– Madre Teresa de Calcuta / Misionera libanesa, naturalizada india (1910 – 1997).

El primer trimestre del año llegó a su fin y el mes de abril se asoma tímidamente entre vacacionistas pandémicos, campañas de vacunación a las personas de la tercera edad, spots políticos sin nada nuevo que ofrecer y de la mano con la celebración de la Semana Santa y la Pascua marcada por la religión cristiana, lo cual nos obliga a hacer una pausa (aunque sea simbólica) en nuestras rutinas diarias. Hace algunas décadas, este periodo vacacional se distinguía por la ausencia de actividades y los llamados “días santos” carecían de comercios abiertos, por lo que había que abastecerse lo suficiente para sobrevivir, pues era un tiempo dedicado a la oración y a una serie de ritos religiosos que se han ido disolviendo con el paso del tiempo.

Sin duda, la pandemia nos ha cambiado los usos y costumbres. Este es ya el segundo año que la representación del viacrucis realizado en el Cerro de la Estrella en la alcaldía de Iztapalapa se transmite por televisión sin público presencial. Las misas también siguen con restricciones, pero de todo este “tiempo de guardar” como solían llamarlo nuestras abuelas, surge el momento ideal para revisar lo que pasa con nosotros, en nuestro entorno, con nuestras familias y en el mundo entero. Por ello cabe preguntar ¿qué es la fe?

Originaria del latín fides (lealtad, fidelidad), la fe es la seguridad y/o confianza en una deidad, cosa, doctrina, enseñanza, religión o filosofía sin la necesidad de contar con evidencias que demuestren la veracidad en lo que se cree. Tal vez hemos escuchado aquello de “tener fe ciega” y que llevado al extremo puede derivar en fanatismo (pero esa es otra historia que atañe principalmente a la religión y la política) o quizá nos suene familiar eso de que la “fe mueve montañas” cuando escuchamos hablar a los coaching en desarrollo humano o en la “fe que nos salva” cuando creemos que todo está perdido. Leon Tolstoi (escritor ruso) escribió: “No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo”. Para quien ha desarrollado un pensamiento lógico matemático puede resultar difícil aceptar la fe porque todo tiene una explicación racional; sin embargo, necesitamos de la fe como quiera que la entendamos o la apliquemos o la representemos pese a ser algo intangible e inmaterial porque le da sentido a nuestra existencia y nos mantiene de pie, aunque Bertrand Russell (filósofo y escritor británico) advirtiera que al hablar de la fe se sustituía la evidencia por la emoción lo cual ponía en riesgo la razón dando lugar al proselitismo e incluso, la guerra. Desde el budismo, la fe es parte esencial de las enseñanzas de Gautama Buda y se describe como la convicción de que algo es una determinación de lograr las metas personales que da como resultado un estado de dicha y satisfacción. 

Tras un año de confinamiento total o parcial según se esté viviendo, es oportuno preguntarse si hemos sobrevivido gracias a nuestra fe cualquiera que esta sea, a pesar de los contagios, del desempleo, de la crisis económica, de las defunciones, de las múltiples pérdidas que hemos sufrido en mayor o menor grado. Hace algunos años asistí a un evento que consistía en una serie de ponencias en torno a la maternidad. Ahí escuché a una reconocida maestra de yoga que cerró su intervención diciendo: hay algo allá arriba (gráficamente sobre nuestra cabeza) que nos trasciende, pueden llamarlo Dios, universo o energía pero es lo que nos mantiene vivos más allá de respirar y existir. Y hoy lo podemos confirmar porque pese a todo, seguimos vivos y tal como escuché en alguno de los filmes o documentales que miré en estos días de inactividad simbólica: si estamos vivos hasta el día de hoy, algún propósito debemos tener.

Es en #laspequeñascosas que se haya la sustancia de la vida, la fe no se refiere únicamente a lo religioso, es primordial tener fe en nosotros mismos, en nuestra capacidad para encontrar soluciones y aprovechar oportunidades para seguir adelante, siempre adelante.

 

Comentarios


object(WP_Query)#17971 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63406) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63406) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17969 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17924 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (63406) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79606) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content"]=> string(4309) "Muchos de nosotros alguna vez nos hemos preguntado qué hay después de la muerte, y pocas veces paramos para preguntarnos… ¿Vivimos antes de morir? La verdad es que nos da miedo pensar en la muerte o pensamos que eso no va a pasar con nosotros o con nuestros seres queridos o por lo menos ¡No ahora! Hablar sobre nuestra muerte es un tabú, es algo que preferimos evitar alejando ese pensamiento “tocando madera” o no pensando en eso para no atraer “mala suerte” pues todavía tenemos tantos planes en nuestra vida. Lo más irónico de todo esto es que es la única certeza que tenemos y que tarde o temprano todos vamos a morir. “Todos sabemos intelectualmente que vamos a morir un día, pero, en general, somos tan renuentes a pensar sobre nuestra muerte, que tal conocimiento no toca nuestro corazón, y vivimos la vida como si fuéramos a quedarnos para siempre en este mundo. Consecuentemente, las cosas de este mundo - como poses materiales, reputación, popularidad y placeres- asumen extrema importancia, de modo que dedicamos casi todo nuestro tiempo y energía para obtenerlas. Cuando la muerte llega, descubrimos que, por haberla ignorado durante toda la vida, no estamos en absoluto preparados para afrontarla” (Gyatso, 2016) (Gyatso, Novo Manual de Meditação, 2016). Recuerdo perfectamente un día en una ponencia de una monja budista al iniciar su discurso, la primera pregunta que nos hizo fue: ¿Sabían que van a morir? Fue unánime la cara de espanto de nuestros invitados que no estaban acostumbrados a hablar de la muerte tan abierta y naturalmente como se hace dentro de la filosofía budista. No quiero decir que los budistas seamos mejores para encarar la muerte, simplemente nos preparamos pensando que “Puede ser que muera hoy”.  “Prepararse para la muerte es una de las cosas más sabias y mejores que podemos hacer, tanto por nosotros como por los otros. Este mundo no es nuestra casa, somos viajantes, estamos de paso. Entramos en este mundo solos y de manos vacías y vamos a salir de la misma forma” (Gyatso, Viver significativamente, morrer com alegria, 2007). Y es aquí justamente donde cabe esta pregunta: ¿Vivimos antes de morir? Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo planes, trabajando árduamente para conseguir miles de cosas materiales, queriendo tener éxito, una posición social, etc. Dedicamos nuestra vida a lo que queremos para nuestro futuro, que nos olvidamos de vivir en el aquí y ahora. Muchas veces hasta la salud perdemos por esa lucha incansable. Cuando lo conseguimos, queremos más dinero, un mejor carro, una casa mayor, el viaje de mis sueños. Nunca estamos satisfechos. No que esto esté mal, pues es importante tener objetivos, sueños, esperanza; el problema es cuando vivimos para trabajar y no trabajar para vivir.  El problema es cuando la vida pasa por nosotros sin darnos cuenta y no pasamos nosotros por la vida. Cuando menos nos damos cuenta se pasaron los años, se pasó la vida y todavía estamos esperando el momento ideal para ser felices y hacer aquello que soñábamos cuando tuviéramos tiempo. Tal vez todo aquello que planeamos para mañana, para un corto o largo plazo nunca llegue, pues no sabemos cuánto tiempo tenemos por aquí.  Por eso lo más adecuado y sabio sería decirnos cada día: “Puede ser que muera hoy” Te invito a vivir cada día como si fuera el único y el mejor día de tu vida.  Solo por hoy. Referencias: “Novo Manual de Meditação”, Geshe Kelsang Gyatso, 2016, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil. “Viver significativamente, morrer com alegria”, Geshe Kelsang Gyatso, 2007, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil." ["post_title"]=> string(70) "¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?" ["post_excerpt"]=> string(108) "“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "que-hay-despues-de-la-muerte-o-mejor-vivimos-antes-de-morir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79606" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17868 (24) { ["ID"]=> int(79891) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 11:46:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:46:35" ["post_content"]=> string(4844) "Los mexicanos estamos más gordos que nunca. No lo digo yo, lo dice la OMS. En las últimas cuatro décadas hemos pasado de vivir en un país en el que el número de personas con bajo peso doblaba al de los obesos a uno en el que hay más obesos que personas con delgadez extrema. Así lo dice también el Imperial College de Londres (Reino Unido) en un estudio recientemente publicado en la revista científica The Lancet, y que alerta sobre la epidemia mundial de obesidad que tendrá consecuencias para la salud de magnitudes indescriptibles. México ocupa el 5to. lugar de obesidad en el mundo, se estima que la cifra aumente en 35 millones de adultos para la siguiente década, advirtió la federación mundial de obesidad. De acuerdo con el Atlas Mundial de Obesidad más de mil millones de personas en todo el mundo vivirán con obesidad para 2030, a su vez el 13% de los niños y adolescentes se verán afectados. La cifra se duplicará con creces en los países de bajos ingresos en dicho periodo. La pregunta del millón: ¿Por qué en un país multidiverso como lo es México, en el que se pueden consumir frutas, verduras y alimentos naturales todo el año, los mexicanos seguimos alimentándonos de comida procesada y alimentos chatarra? Si además la economía de las familias  apunta a que comer en la calle es mucho más caro que consumir alimentos preparados en casa. ¿A qué debemos nuestros malos hábitos alimenticios? Cuando la dieta de los mexicanos estaba basada en maíz, frijol, chile y verduras, todo de origen  natural y sin grasa. Desde hace ya varias décadas la única oferta alimenticia para los niños en las escuelas y la única fuente de hidratación son botanas chatarra y refrescos y bebidas azucaradas, eso ha repercutido gravemente en nuestra salud, el significativo aumento de peso, es mucho más grave de lo que suponemos y va mucho más allá de ser un problema estético, siendo esto algo aprendido; lo que no es aprendido es la repercusión en la mala circulación, la afectación a los huesos, la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión, problemas de hígado, de corazón  y otras enfermedades además del bajo rendimiento que se sufre cuando la persona vive con obesidad. Tememos una dieta pobre y poco variada, no comemos lo suficiente en calidad ni en valor nutritivo, lo que nos ocasiona una deficiencia de calcio, hierro y por difícil que parezca de creer padecemos sobre peso y anemia al mismo tiempo. No tener dinero y a la vez sufrir sobrepeso puede resultar contradictorio. En México 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 5 niños padecen sobrepeso. Según la organización mundial de la salud y la nutrición, las personas en condición de pobreza tienden a buscar alimentos de bajo contenido nutricional y altos en grasa y azúcares, para satisfacer el hambre de forma rápida y a un bajo costo. La desnutrición de los primeros años programa el metabolismo para toda la vida, para un ambiente de escasez y desnutrición. Los costos a la economía no son menos graves. Se estima que el costo por atender las enfermedades ocasionadas por la obesidad superan los 120 millones de pesos anuales, un dato gravísimo para un país que no sufre por problemas de clima ni por falta de oferta alimenticia saludable. No existen hambrunas sin desequilibrio social, siendo la gastronomía mexicana patrimonio de la humanidad, somos una de las sociedades peor alimentadas del mundo. Otro engaño al que nos enfrentamos en los últimos años es el mal llamado “Body Positive”, término acuñado a la filosofía de dejar de pelear contra tu cuerpo y aceptarlo tal y como es, esto se ha vuelto una peligrosa trampa, porque si bien es cierto que nuestro cuerpo es único y perfecto y debemos amarlo a pesar y por encima de sus “Defectos”, este término se refería en un principio más a dejar de buscar la perfección y sentirnos fatal por no tener un cuerpo con medidas perfectas, de tratar de esconder nuestros “Defectos” que no son otra cosa que características del cuerpo de cada quién. A este término nos debemos prácticamente el total de la población ya que ninguno de nosotros de alguna u otra manera  encajamos en los inalcanzables estándares de belleza perfecta que propone la industria de la moda y la publicidad. El problema es que disfrazando de positivismo y aceptación estamos disculpando problemas que mucho más allá de lo estético nos están condenando a problemas irreversibles de salud. No es lo mismo una talla  extra grande de ropa que una talla extragrande de intestino u estómago o un cuerpo curvy, que unas arterias o un corazón curvy. No se trata de no aceptarnos, amarnos es proveer la mejor alimentación a nuestro organismo a la vez que ver con cariño y admiración nuestro reflejo en el espejo." ["post_title"]=> string(35) "“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?" ["post_excerpt"]=> string(121) "México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "body-positive-una-trampa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 11:57:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:57:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79891" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79606) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content"]=> string(4309) "Muchos de nosotros alguna vez nos hemos preguntado qué hay después de la muerte, y pocas veces paramos para preguntarnos… ¿Vivimos antes de morir? La verdad es que nos da miedo pensar en la muerte o pensamos que eso no va a pasar con nosotros o con nuestros seres queridos o por lo menos ¡No ahora! Hablar sobre nuestra muerte es un tabú, es algo que preferimos evitar alejando ese pensamiento “tocando madera” o no pensando en eso para no atraer “mala suerte” pues todavía tenemos tantos planes en nuestra vida. Lo más irónico de todo esto es que es la única certeza que tenemos y que tarde o temprano todos vamos a morir. “Todos sabemos intelectualmente que vamos a morir un día, pero, en general, somos tan renuentes a pensar sobre nuestra muerte, que tal conocimiento no toca nuestro corazón, y vivimos la vida como si fuéramos a quedarnos para siempre en este mundo. Consecuentemente, las cosas de este mundo - como poses materiales, reputación, popularidad y placeres- asumen extrema importancia, de modo que dedicamos casi todo nuestro tiempo y energía para obtenerlas. Cuando la muerte llega, descubrimos que, por haberla ignorado durante toda la vida, no estamos en absoluto preparados para afrontarla” (Gyatso, 2016) (Gyatso, Novo Manual de Meditação, 2016). Recuerdo perfectamente un día en una ponencia de una monja budista al iniciar su discurso, la primera pregunta que nos hizo fue: ¿Sabían que van a morir? Fue unánime la cara de espanto de nuestros invitados que no estaban acostumbrados a hablar de la muerte tan abierta y naturalmente como se hace dentro de la filosofía budista. No quiero decir que los budistas seamos mejores para encarar la muerte, simplemente nos preparamos pensando que “Puede ser que muera hoy”.  “Prepararse para la muerte es una de las cosas más sabias y mejores que podemos hacer, tanto por nosotros como por los otros. Este mundo no es nuestra casa, somos viajantes, estamos de paso. Entramos en este mundo solos y de manos vacías y vamos a salir de la misma forma” (Gyatso, Viver significativamente, morrer com alegria, 2007). Y es aquí justamente donde cabe esta pregunta: ¿Vivimos antes de morir? Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo planes, trabajando árduamente para conseguir miles de cosas materiales, queriendo tener éxito, una posición social, etc. Dedicamos nuestra vida a lo que queremos para nuestro futuro, que nos olvidamos de vivir en el aquí y ahora. Muchas veces hasta la salud perdemos por esa lucha incansable. Cuando lo conseguimos, queremos más dinero, un mejor carro, una casa mayor, el viaje de mis sueños. Nunca estamos satisfechos. No que esto esté mal, pues es importante tener objetivos, sueños, esperanza; el problema es cuando vivimos para trabajar y no trabajar para vivir.  El problema es cuando la vida pasa por nosotros sin darnos cuenta y no pasamos nosotros por la vida. Cuando menos nos damos cuenta se pasaron los años, se pasó la vida y todavía estamos esperando el momento ideal para ser felices y hacer aquello que soñábamos cuando tuviéramos tiempo. Tal vez todo aquello que planeamos para mañana, para un corto o largo plazo nunca llegue, pues no sabemos cuánto tiempo tenemos por aquí.  Por eso lo más adecuado y sabio sería decirnos cada día: “Puede ser que muera hoy” Te invito a vivir cada día como si fuera el único y el mejor día de tu vida.  Solo por hoy. Referencias: “Novo Manual de Meditação”, Geshe Kelsang Gyatso, 2016, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil. “Viver significativamente, morrer com alegria”, Geshe Kelsang Gyatso, 2007, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil." ["post_title"]=> string(70) "¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?" ["post_excerpt"]=> string(108) "“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "que-hay-despues-de-la-muerte-o-mejor-vivimos-antes-de-morir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79606" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3da23b1f062e5b6005f574365b5c84d0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Qué hay después de la muerte

¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?

“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater).

junio 6, 2022

“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?

México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables.

junio 14, 2022




Más de categoría

Enfrenta tus monstruos

Cuando estamos solos,  el silencio nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios pensamientos y a los miedos que alimentan...

junio 30, 2022
¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles.

junio 30, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022

Sindrome de FOMO: ¿está afectando la vida de mis hijos?

Alejandra Ruiz Sánchez explica los riesgos de las redes sociales y los trastornos que pueden ocasionarnos cuando no se...

junio 27, 2022