Las pequeñas cosas: ESPERANZA 

“Hay aire y sol, hay nubes. Allá arriba un cielo azul (…) Hay esperanza, en suma. Hay esperanza para nosotros, contra nuestro pesar.”  – Juan Rulfo, novelista y cuentista mexicano (1917-1986). De la vida he aprendido que...

1 de febrero, 2021

“Hay aire y sol, hay nubes. Allá arriba un cielo azul (…) Hay esperanza, en suma. Hay esperanza para nosotros, contra nuestro pesar.” 

– Juan Rulfo, novelista y cuentista mexicano (1917-1986).

De la vida he aprendido que el tiempo es lo más relativo que existe. Se puede pensar en términos de horas y minutos, llevar una agenda diaria y realizar complejas planificaciones laborales o personales; sin embargo, la experiencia del paso del tiempo es tan subjetiva como el amor (a propósito del inicio de mes) porque cada persona la vive de diferente forma. Así, nos encontramos en el día 1 del segundo mes de 2021 que se percibe más como la continuación de una historia sin fin (en términos de pandemia), pues nada ha cambiado mucho desde aquel día 16 de marzo del año 2020 en el que nos confinaron a todos en nuestras casas y la vida quedó en pausa (relativa también). 

El cambio de año siempre nos hace creer que algo cambiará. Nos brinda una extraña sensación de “nueva oportunidad” la cual materializamos al momento de realizar el ritual de comer 12 uvas en la nochevieja y mentalizamos nuestros deseos con la firme intención de hacerlos realidad. Es ahí donde surge la esperanza en nuestros corazones y parece que el mes de febrero, pese a todos los pronósticos y en medio del momento más crítico de la pandemia, al menos tendremos un respiro con tintes esperanzadores. 

El vocablo esperanza se deriva de esperar, del latín sperare (tener esperanza) y esta de spes, esperanza. El verbo sperare se relaciona con la raíz *spe (expandirse, tener éxito). Encontramos la palabra en la obra de Charles Dickens, Grandes Esperanzas, la cual narra la historia de un huérfano y el camino que debe recorrer hasta convertirse en un caballero. En alguno de sus párrafos podemos leer: “Era uno de aquellos días de marzo en que el sol brilla esplendoroso y el viento es frío, de manera que a la luz del sol parece ser verano e invierno en la sombra”. Y ocurre que estamos muy cercanos a la luz del sol; de hecho, mañana (día 2) en la religión católica se celebra la fiesta de la Candelaria (o Fiesta de las Velas), la cual ocurre exactamente 40 días después de Navidad y se refiere al momento de la presentación de Jesús en el templo y la purificación de la Virgen después del parto, es decir, Cristo (la luz del mundo) viene a iluminar a todos como la vela o las candelas (de ahí se deriva su nombre). En la tradición celta, se celebra el Festival de Imbolc (en el ombligo), una fiesta de luz que nos trae días cada vez más largos y la esperanza de la primavera, por lo que es asociado con el ritual de la fertilidad. 

Así que sentir esperanza no se trata solo de “esperar” a que algo favorable ocurra, sino que está ligada a rituales que obedecen al ciclo natural de la vida y  a un tiempo en que la humanidad se regía por la posición de los astros, los tiempos de siembra y cosecha, la duración del día y la noche, del frío y el calor, a la lluvia y a la sequía.

En el contexto actual en que vivimos, a nivel mundial pareciera como si ante la muerte y la incertidumbre, la esperanza perdiera vigencia y relevancia porque no sabemos lo que nos depara el futuro (de hecho, nunca lo sabemos) y porque cuesta trabajo “esperar” lo mejor; sin embargo, es justo el momento para conectar con la luz, porque de forma natural la vida se abre camino, tal como dicta la frase que elegí como inicio de esta colaboración.

Dicen por ahí que la esperanza muere al último y es verdad, esa vocecita en nuestro interior que nos impulsa a “esperar” un poco más, a intentarlo de nuevo, a probar una manera diferente, es un motivo suficiente para seguir adelante. Dice la letra de una canción: “Saber que se puede, querer que se pueda. Quitarse los miedos, sacarlos afuera. Pintarse la cara, color esperanza, tentar al futuro con el corazón”. Aunque suene a frases de automotivación y hoy resulte muy difícil creer que existe esperanza, hay que estar seguros de que la vida se defiende justo a través de ella o, al menos, eso creía Cortázar también.

Busquemos esperanza en #laspequeñascosas. 

 

 

 

Comentarios


object(WP_Query)#17971 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60932) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60932) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17969 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17934 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17924 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-06-2022" ["before"]=> string(10) "01-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60932) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79852) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-13 12:12:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 17:12:22" ["post_content"]=> string(3901) "Desde la temprana edad escolar aprendimos que las nubes se producen con la condensación de vapor de agua como parte de un ciclo, por lo que su estado es gaseoso. También aprendimos a dibujarlas como parte de los primeros trazos libres y en algún momento nos enseñaron que se dividen en cuatro grandes categorías de acuerdo a su forma: cirriformes, estratiformes, nimbiformes y/o cumuliformes.  En lenguaje coloquial se dice que los precios están por las nubes (refiriéndose al encarecimiento de algunos insumos), que alguien está en las nubes (distraído, disperso, soñador, alejado de la realidad), que se pone a alguien en las nubes (alabarlo en exceso) y por supuesto, sabemos que una nube en lenguaje informático se refiere al espacio de almacenamiento y procesamiento de datos y archivos ubicado en internet y al que puede accederse desde cualquier dispositivo.  Para quien tiene niños pequeños es probable que hayan visto la película “Up” en donde las nubes son coprotagonistas de la historia, ya que al elevarse la casa con ayuda de globos inflados con helio nos muestran diversas escenas con las nubes como fondo e incluso, su protagonista, el pequeño Russel nos da una mini lección a propósito de su clasificación previo a la tormenta eléctrica que saca de curso a la pequeña casa. Otro filme es “Un paseo por las nubes”, una historia romántica contextualizada en un viñedo con un final feliz. La colaboración de hoy inicia con la estrofa de una canción del grupo musical Caifanes, que es una de mis favoritas por el ritmo, la letra y lo que significa para mí (en términos emotivos) la posibilidad de observar las nubes en todas sus fases: blancas como lana de borregos, grises que anuncian tormenta o cirriformes por los ventarrones. En tiempos de inmediatez, avances tecnológicos y virtualidad, contemplar el cielo para mirar las nubes no es únicamente un privilegio sino un lujo porque implica hacer una pausa en lo que quiera que se esté haciendo y observar detenidamente para confirmar que hay algo ahí arriba que nos trasciende y que no tiene explicación (aunque la ciencia todo lo sepa y lo aclare) porque el arte de la contemplación es parte de #laspequeñascosas que me ha dado por perseguir desde que noté la carencia de sentido humano en el ritmo de vida acelerado que llevamos por estos días porque la pausa y la cultura slow es lo contrario a productividad y rapidez, no hay forma de ir lento porque es como ir contra corriente pero una nube en el cielo es resultado de un ciclo y/o parte del mismo, lleva tiempo y aunque a simple vista parezca que las nubes son siempre las mismas resulta que la misma ciencia las tiene clasificadas sin hablar de la cantidad de veces que han sido inmortalizadas en fotografías (como el impecable trabajo de Gabriel Figueroa) y otras expresiones artísticas. A manera de colofón: “Vamos a dar una vuelta al cielo para ver lo que es eterno y luego vienes a buscarme” las letras de las canciones suele ser misteriosa y estar llena de metáforas pero quizá por efímeras, las nubes tienen un encanto especial que las hace únicas porque se hallan entre la realidad y la imaginación, entre la pintura y un poco de poesía. Hay que voltear la mirada al cielo y dejarse llevar por la fantasía." ["post_title"]=> string(26) "Las pequeñas cosas: nubes" ["post_excerpt"]=> string(130) "“Parecemos nubes, que se las lleva el viento, cuando hay huracanes, cuando hay mal de amores.” – Caifanes, grupo musical. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "las-pequenas-cosas-nubes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-13 12:12:22" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 17:12:22" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79852" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17869 (24) { ["ID"]=> int(80397) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-30 09:23:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-30 14:23:29" ["post_content"]=> string(4150) "Ante la inquietud de atender no sólo las necesidades de las empresas sino también de los colaboradores ꟷtoda vez que hoy son considerados aliados y no simples números como en el pasado ꟷ surge el smart working, un método enfocado en una mejor gestión del personal para tener mayor productividad; es un nuevo modelo de trabajo que combina:
  • Movilidad
  • Flexibilidad horaria
  • Trabajo en equipo
  • Incorporación de nuevas tecnologías
Con la pandemia cambiaron las prioridades de las personas y la forma de trabajar dio un giro de 180 grados, por lo que las estructuras rígidas dejaron de ser funcionales, dando paso a la flexibilidad. En un contexto post pandemia, se propone incorporar el smart working para ir más allá del home office. Así, los líderes confían más en sus colaboradores y los animan a trabajar por objetivos, más que establecer un horario fijo. Por su parte, el colaborador se compromete a elevar su nivel de responsabilidad e incrementar sus conocimientos tecnológicos para hacer un mejor uso de las herramientas que se le otorgan.  A continuación, algunos datos relevantes que arrojó una *encuesta realizada a líderes de diversas empresas en Latinoamérica:
  • 33% de los colaboradores acepta que la principal capacidad que debe desarrollar para trabajar a distancia es la responsabilidad; 30% cree que es la organización
  • 80% considera que el smart working impacta de manera positiva su trabajo
  • 9 de cada 10 encuestados desea trabajar por objetivos pues mejoraría su calidad de vida laboral
  • 33% considera que las cualidades más importantes en el smart working son: inteligencia emocional, responsabilidad y organización 
  • 94% cree que sus líderes confían en ellos para realizar smart working
En Latinoamérica, actualmente el 58% de las empresas adoptó el trabajo a distancia y sus colaboradores deciden desde donde realizar sus actividades.  ¿Tú ya aplicas el smart working, qué piensas de este concepto, consideras que mejoraría tu calidad de vida laboral?  Te animo a compartir estas ideas en social media, o bien déjame un mensaje.  ¿Quieres mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana? ¡Contáctame! [email protected] / WhatsApp: 55 20 82 88 71 *Datos de la encuesta proporcionados por Cuponstar, plataforma de beneficios corporativos en Latinoamérica.  " ["post_title"]=> string(69) "¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?" ["post_excerpt"]=> string(78) "La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(64) "aun-no-sabes-como-el-smart-working-puede-mejorar-tu-vida-laboral" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-30 09:23:29" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-30 14:23:29" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80397" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79852) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-13 12:12:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 17:12:22" ["post_content"]=> string(3901) "Desde la temprana edad escolar aprendimos que las nubes se producen con la condensación de vapor de agua como parte de un ciclo, por lo que su estado es gaseoso. También aprendimos a dibujarlas como parte de los primeros trazos libres y en algún momento nos enseñaron que se dividen en cuatro grandes categorías de acuerdo a su forma: cirriformes, estratiformes, nimbiformes y/o cumuliformes.  En lenguaje coloquial se dice que los precios están por las nubes (refiriéndose al encarecimiento de algunos insumos), que alguien está en las nubes (distraído, disperso, soñador, alejado de la realidad), que se pone a alguien en las nubes (alabarlo en exceso) y por supuesto, sabemos que una nube en lenguaje informático se refiere al espacio de almacenamiento y procesamiento de datos y archivos ubicado en internet y al que puede accederse desde cualquier dispositivo.  Para quien tiene niños pequeños es probable que hayan visto la película “Up” en donde las nubes son coprotagonistas de la historia, ya que al elevarse la casa con ayuda de globos inflados con helio nos muestran diversas escenas con las nubes como fondo e incluso, su protagonista, el pequeño Russel nos da una mini lección a propósito de su clasificación previo a la tormenta eléctrica que saca de curso a la pequeña casa. Otro filme es “Un paseo por las nubes”, una historia romántica contextualizada en un viñedo con un final feliz. La colaboración de hoy inicia con la estrofa de una canción del grupo musical Caifanes, que es una de mis favoritas por el ritmo, la letra y lo que significa para mí (en términos emotivos) la posibilidad de observar las nubes en todas sus fases: blancas como lana de borregos, grises que anuncian tormenta o cirriformes por los ventarrones. En tiempos de inmediatez, avances tecnológicos y virtualidad, contemplar el cielo para mirar las nubes no es únicamente un privilegio sino un lujo porque implica hacer una pausa en lo que quiera que se esté haciendo y observar detenidamente para confirmar que hay algo ahí arriba que nos trasciende y que no tiene explicación (aunque la ciencia todo lo sepa y lo aclare) porque el arte de la contemplación es parte de #laspequeñascosas que me ha dado por perseguir desde que noté la carencia de sentido humano en el ritmo de vida acelerado que llevamos por estos días porque la pausa y la cultura slow es lo contrario a productividad y rapidez, no hay forma de ir lento porque es como ir contra corriente pero una nube en el cielo es resultado de un ciclo y/o parte del mismo, lleva tiempo y aunque a simple vista parezca que las nubes son siempre las mismas resulta que la misma ciencia las tiene clasificadas sin hablar de la cantidad de veces que han sido inmortalizadas en fotografías (como el impecable trabajo de Gabriel Figueroa) y otras expresiones artísticas. A manera de colofón: “Vamos a dar una vuelta al cielo para ver lo que es eterno y luego vienes a buscarme” las letras de las canciones suele ser misteriosa y estar llena de metáforas pero quizá por efímeras, las nubes tienen un encanto especial que las hace únicas porque se hallan entre la realidad y la imaginación, entre la pintura y un poco de poesía. Hay que voltear la mirada al cielo y dejarse llevar por la fantasía." ["post_title"]=> string(26) "Las pequeñas cosas: nubes" ["post_excerpt"]=> string(130) "“Parecemos nubes, que se las lleva el viento, cuando hay huracanes, cuando hay mal de amores.” – Caifanes, grupo musical. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "las-pequenas-cosas-nubes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-13 12:12:22" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 17:12:22" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79852" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "15a9b2c16272f42e2325e26ccb0ec8d0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Las pequeñas cosas: nubes

Las pequeñas cosas: nubes

“Parecemos nubes, que se las lleva el viento, cuando hay huracanes, cuando hay mal de amores.” – Caifanes, grupo musical.

junio 13, 2022
¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles.

junio 30, 2022




Más de categoría

Enfrenta tus monstruos

Cuando estamos solos,  el silencio nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios pensamientos y a los miedos que alimentan...

junio 30, 2022
¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles.

junio 30, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022

Sindrome de FOMO: ¿está afectando la vida de mis hijos?

Alejandra Ruiz Sánchez explica los riesgos de las redes sociales y los trastornos que pueden ocasionarnos cuando no se...

junio 27, 2022