Las pequeñas cosas: domingo

Religión y costumbres aparte, el domingo se ha ido transformando con el paso de los años, pues se ha convertido en un día tan activo como el resto de la semana.

8 de noviembre, 2021 Las pequeñas cosas: domingo

“Hay mucha gente que piensa que el domingo es una esponja que limpia los pecados de toda la semana”.

 – Henry Ward Beecher (1813 – 1887), clérigo estadounidense.

 

En 2015 escribí respecto a la pasión en el proceso creativo de Coco Chanel y en el camino descubrí que murió una noche de domingo del mes de enero de 1971; el domingo era el único día que no trabajaba y el día que más detestaba. Seguramente incluí tal dato porque los domingos tienen algo especial para mí que va de la nostalgia al pleno disfrute sin olvidar que “según el Código Justiniano, “durante el domingo, el venerable día del sol, debían cerrarse los talleres, y los magistrados tendría que descansar”. Desde entonces, se descansa ese día, para conmemorar el nacimiento de Apolo, Dios del Sol. 

 

Religión y costumbres aparte, el domingo se ha ido transformando con el paso de los años, pues se ha convertido en un día tan activo como el resto de la semana y nada queda de aquellos días solitarios y vacíos en los que todos los comercios cerraban y el tránsito disminuía; sin duda, el mundo ha cambiado.

Pero ¿por qué escribir respecto al día domingo? ¿Qué tiene de especial o diferente? Quizá nada o probablemente todo porque ningún domingo ha vuelto a ser igual desde que mi hijo nació y mucho menos desde que mi padre falleció, sin olvidar que mi tío Jorge murió un domingo 27 de diciembre del año 1998, entre Navidad y Año Nuevo, justo el día en que lo esperábamos para comer todos juntos en casa de mi madre, lo cual significó la primer gran pérdida en mi vida. 

 

Es posible que algo quede escondido en la memoria de ciertos días como por ejemplo: las visitas de aquel novio adolescente que me cantaba canciones al ritmo de su guitarra y que me escribía sin falta una carta diaria o los tantos cafés que tomé en compañía de mi mejor amiga en la universidad cuando la tristeza de los corazones rotos nos reunía en la Condesa o el Centro Histórico para rumiar el olvido de los ingratos galanes de entonces. Pero también es real que todos los días tienen sus peculiaridades porque ninguno es igual a otro.

 

El vocablo domingo proviene del latín dies Dominica = día del Señor, debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma, se llamaba a este día dies solis = día del sol. Los católicos distinguen de otros domingos los siguientes: de Adviento, de Ramos, de Resurrección, de la Divina Misericordia, de Pentecostés y de la Santísima Trinidad. En lo personal, es el día de no descanso para mí porque al paso de los años se ha convertido en mi momento de escape y relax para disfrutar de #laspequeñascosas de la vida, por lo que evito programar asuntos a menos de que se trate de algo disfrutable como una visita al campo o a la playa. Por lo demás, el día transcurre entre lecturas, tazas de café (muchas) y juegos con Alonso (mi hijo) porque también es el tiempo para él, un día para no hacer tarea, no atender pendientes y no distraerme con el celular.

 

A manera de colofón, mi papá solía comprar religiosamente el periódico los días domingo. Él leía las noticias y me compartía las tiras cómicas que yo esperaba con peculiar emoción durante toda la semana, mismas que devoraba en minutos y, luego, juntos resolvíamos el crucigrama (en realidad él tenía todas las respuestas pero era una actividad compartida). De ese recuerdo me queda la costumbre de comprar el diario, especialmente de aquéllos que incluyen suplemento dominical porque algo queda de mágico de esos días y porque sí, también son días de guardar.

 

Comentarios
object(WP_Query)#17669 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(72306) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-11-2021" ["before"]=> string(10) "06-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(72306) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-11-2021" ["before"]=> string(10) "06-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17668 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17675 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17678 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-11-2021" ["before"]=> string(10) "06-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (72306) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17665 (24) { ["ID"]=> int(72609) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-16 13:46:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-16 18:46:38" ["post_content"]=> string(3506) " Pienso muchas veces que no te he expresado el gran amor que te tengo. Los pequeños detalles los dejo pasar sin pensar que éstos  son los más importantes en la manifestación del amor.   Olvido decirte te amo y lo mucho que mueves mi mundo desde que llegaste. Siempre estás en mi mente. Mis pensamientos no se mueven sin que tú estés presente, aunque sé que a veces necesitas que exprese lo importante que eres para mí con ese brazo que no te he dado, el beso que ha faltado para saber que cuentas conmigo. Así es. Tal vez no te he tratado como debería y deba darle más importancia a los pequeños detalles. Pero quiero que sepas que, desde que te tomé en mis brazos por primera vez y sentí tu pequeño cuerpo llorando por primera vez al ver la luz de la vida, mi sentir hacia el mundo dio un gran giro en ese momento. Todo tenía sentido al ver el fruto del amor, el milagro de la creación. Mis ojos no pudieron contener las lágrimas de la emoción y ese sentimiento de amor que sale del pecho sin poder frenarlo te cargaba con emoción, pero con mucha ternura para no estrujarte demasiado.y He visto tu primer día de escuela, no puedo olvidar lo mucho que te gustó. Yo, emocionado como niño con juguete nuevo, corría a la salida a verte y escuchar tus anécdotas.  ¿Sabes? Te quiero decir que estos años he aprendido mucho de ti; me has enseñado a conseguir el pan de cada día, a superarme como persona para darte un buen ejemplo a seguir, a tener el más grande compromiso de ser cada instante un mejor padre, esposo y también a ser un buen hijo y entender a mis propios padres. Me he olvidado de las cosas superfluas para enfocarme en las que engrandecen al ser humano. Me has enseñado a luchar por darte un apellido limpio y un buen ejemplo para que no te avergüences de mí porque sé que eso te dará seguridad en tu desarrollo.  Cuando me ves en compañía de la soledad y el silencio es porque estoy pensando en ti, en lo que ha sido es y serás, también en lo que fui y ahora soy. Reflexiono en lo que necesito enseñarte para que avances  por tu propio camino y sepas abrir brecha donde no existe… Pero  al final, el alumno soy yo. Soy el que va aprendiendo sobre la marcha a disfrutar lo que deja huella, el aprender a amar sin fronteras ni condición.   Cuánto me has enseñado de la vida, hija mía. Doy gracias por tenerte y por darme la oportunidad de ser tu padre. Y me alegra de tener tiempo para darnos ese abrazo y ese beso que nos negamos y escuchar esas palabras de amor que nos llenan el alma; seguimos juntos para disfrutar del tiempo que está por delante. También me has enseñado que nunca es tarde para amar mientras tengamos vida. Sé que tus errores son los míos, pues eres una página en blanco y yo escribo sobre ella. Ahora trataré de escribir el mejor de los poemas y la mejor historia de aventura que nadie jamás haya vivido, llena de emociones, alegrías, enojos… Así llegaremos hasta el  final.    “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”       " ["post_title"]=> string(30) "QUISE SER MAESTRO Y FUI ALUMNO" ["post_excerpt"]=> string(69) "Una breve reflexión de vida sobre lo que significa ser padre y amar." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "quise-ser-maestro-y-fui-alumno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-16 13:46:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-16 18:46:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72609" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17616 (24) { ["ID"]=> int(72556) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-15 10:24:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-15 15:24:19" ["post_content"]=> string(5484) "“La rapidez que es una virtud, engendra un vicio, que es la prisa.”  – Gregorio Marañón (1887 -1960), médico y escritor español. Lunes, que parece domingo entre semana (aunque suene a chiste), para disfrutar de un Buen Fin con ofertas comerciales por todas partes y con ello la sensación de que es cuestión de vida o muerte comprar todo cuanto se pueda (que no para lo que alcance) con el aguinaldo, que por cierto muchos no han cobrado todavía y otros ni siquiera cobrarán (por obvias razones pandémicas).  Cuando renuncié a mi vida laboral también lo hice a la idea de “nómina”, “quincena”, “aguinaldo”, “fin de semana”, “vacaciones” y todo ese argot laboral que utilizan quienes ocupan un lugar en las oficinas de esta ciudad, pero a cambio, disfruto de periodos vacacionales en momentos en los que todos laboran y de prestaciones que ningún puesto de organigrama otorga porque el mundo laboral funciona con fórmulas distintas a la vida cotidiana que lo hacen parecer enemigo de lo importante y esencial. Hace algunos días leí un tweet que me hizo reflexionar respecto a la actual cultura laboral: “¿Qué tal esto? México es de los países en los que se trabaja más horas al día. Pero esto es algo que tendrían que cuidar las empresas. No tendría que llegar hasta el Estado para ponerle un alto”. El mensaje se refería a una noticia que informaba respecto a que Portugal hace ilegal que los jefes envíen mensajes fuera del horario laboral como una nueva política para el “teletrabajo”, algo muy lejano de suceder en nuestro querido México en tiempos en los que (y cito al personaje de Mafalda) “Como siempre, lo urgente no deja tiempo para la importante”.  Y ¿qué es eso importante? Para algunos será su familia, para otros la salud, algunos pensarán en su pareja y otros más en la reunión de jueves con los amigos, pero también lo es el descanso, la alegría, el momento del ocaso, la sonrisa de nuestro hijo al nacer o el abrazo de quien amamos: todo eso que nos perdemos por la manía de la prisa (de priesa = prontitud y rapidez, necesidad o deseo de ejecutar algo con urgencia), creyendo que por ir más rápido somos más productivos. Olvidamos que ni “Roma no se hizo en un día” ni la semilla florece al día siguiente de ser sembrada. En 2006 se estrenó “The Devil Wears Prada”, una comedia estadounidense que más tarde se volvió entrañable para el gusto popular y el cine comercial gracias a la entonces consolidación actoral de Meryl Streep y Stanley Tucci (actores principales del filme). En el clímax hay una diálogo entre Tucci y Hathaway en el que escuchamos decirle: “Avísame cuando toda tu vida esté arruinada, será el momento de un ascenso”. En las siguientes escenas, vemos cómo Andy (el personaje de Hathaway) alcanza el máximo nivel en su rango pero en contraste, descubre el entramado que exige el mundo laboral con jefes muy demandantes, horarios extremos, sacrificios personales e incluso, la pérdida de valores; lo cual no está dispuesta a sacrificar y decide renunciar para dedicarse a lo que realmente la apasiona. El guion está basado en la historia real de la asistente de Anna Wintour (editora de Vogue) y de él pueden desprenderse diversas lecciones pero eso será en otra colaboración. Lo cierto es que vivimos de prisa, casi contra reloj sumergidos en una carrera por producir, lograr, destacar, adquirir, demostrar y un largo etcétera que nos separa de #laspequeñascosas de la vida y nos empuja a creer que un Buen Fin es sinónimo de aprovechar las “mejores ofertas del año”, pasar horas encerrados en centros comerciales y gastar lo poco o mucho que hemos ganado en el último año pandémico. De la pluma de Virginia Wolf: “No hay prisa. No hay necesidad de brillar. No es necesario ser nadie salvo uno mismo”. Se decía que la pandemia nos dejaría grandes lecciones de vida, que marcaría un cambio de paradigma para todos; tal vez así fue o tal vez no, cada uno que juzgue según su experiencia, lo cierto es que bien podemos aplicar eso de “Vísteme despacio que llevo prisa” porque esta experiencia se trata de vivir y no de sufrir. A manera de colofón: Se cumplen veinte meses desde que fuimos confinados en nuestros hogares a causa del COVID-19 y en distinta proporción tenemos una cierta necesidad de libertad, de divertirnos, de distraernos y de salir pero seguimos en pandemia, el virus sigue ahí fuera y desbordarnos ahora puede traer lamentables consecuencias. ¡No bajes la guardia!" ["post_title"]=> string(26) "Las pequeñas cosas: prisa" ["post_excerpt"]=> string(168) "La prisa provoca que nos sumerjamos  en una carrera por producir, lograr, destacar, adquirir, demostrar, consumir… mientras la vida se pasa sin que nos demos cuenta." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "las-pequenas-cosas-prisa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-15 10:24:19" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-15 15:24:19" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72556" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17665 (24) { ["ID"]=> int(72609) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-16 13:46:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-16 18:46:38" ["post_content"]=> string(3506) " Pienso muchas veces que no te he expresado el gran amor que te tengo. Los pequeños detalles los dejo pasar sin pensar que éstos  son los más importantes en la manifestación del amor.   Olvido decirte te amo y lo mucho que mueves mi mundo desde que llegaste. Siempre estás en mi mente. Mis pensamientos no se mueven sin que tú estés presente, aunque sé que a veces necesitas que exprese lo importante que eres para mí con ese brazo que no te he dado, el beso que ha faltado para saber que cuentas conmigo. Así es. Tal vez no te he tratado como debería y deba darle más importancia a los pequeños detalles. Pero quiero que sepas que, desde que te tomé en mis brazos por primera vez y sentí tu pequeño cuerpo llorando por primera vez al ver la luz de la vida, mi sentir hacia el mundo dio un gran giro en ese momento. Todo tenía sentido al ver el fruto del amor, el milagro de la creación. Mis ojos no pudieron contener las lágrimas de la emoción y ese sentimiento de amor que sale del pecho sin poder frenarlo te cargaba con emoción, pero con mucha ternura para no estrujarte demasiado.y He visto tu primer día de escuela, no puedo olvidar lo mucho que te gustó. Yo, emocionado como niño con juguete nuevo, corría a la salida a verte y escuchar tus anécdotas.  ¿Sabes? Te quiero decir que estos años he aprendido mucho de ti; me has enseñado a conseguir el pan de cada día, a superarme como persona para darte un buen ejemplo a seguir, a tener el más grande compromiso de ser cada instante un mejor padre, esposo y también a ser un buen hijo y entender a mis propios padres. Me he olvidado de las cosas superfluas para enfocarme en las que engrandecen al ser humano. Me has enseñado a luchar por darte un apellido limpio y un buen ejemplo para que no te avergüences de mí porque sé que eso te dará seguridad en tu desarrollo.  Cuando me ves en compañía de la soledad y el silencio es porque estoy pensando en ti, en lo que ha sido es y serás, también en lo que fui y ahora soy. Reflexiono en lo que necesito enseñarte para que avances  por tu propio camino y sepas abrir brecha donde no existe… Pero  al final, el alumno soy yo. Soy el que va aprendiendo sobre la marcha a disfrutar lo que deja huella, el aprender a amar sin fronteras ni condición.   Cuánto me has enseñado de la vida, hija mía. Doy gracias por tenerte y por darme la oportunidad de ser tu padre. Y me alegra de tener tiempo para darnos ese abrazo y ese beso que nos negamos y escuchar esas palabras de amor que nos llenan el alma; seguimos juntos para disfrutar del tiempo que está por delante. También me has enseñado que nunca es tarde para amar mientras tengamos vida. Sé que tus errores son los míos, pues eres una página en blanco y yo escribo sobre ella. Ahora trataré de escribir el mejor de los poemas y la mejor historia de aventura que nadie jamás haya vivido, llena de emociones, alegrías, enojos… Así llegaremos hasta el  final.    “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”       " ["post_title"]=> string(30) "QUISE SER MAESTRO Y FUI ALUMNO" ["post_excerpt"]=> string(69) "Una breve reflexión de vida sobre lo que significa ser padre y amar." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(30) "quise-ser-maestro-y-fui-alumno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-16 13:46:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-16 18:46:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72609" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "e9ac196bda7c9297879fc10494a3173e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

QUISE SER MAESTRO Y FUI ALUMNO

Una breve reflexión de vida sobre lo que significa ser padre y amar.

noviembre 16, 2021

Las pequeñas cosas: prisa

La prisa provoca que nos sumerjamos  en una carrera por producir, lograr, destacar, adquirir, demostrar, consumir… mientras la vida se pasa sin...

noviembre 15, 2021




Más de categoría
Ideas para superar una ruptura amorosa de forma inteligente

Ideas para superar una ruptura amorosa de forma inteligente

Aplica la inteligencia emocional y manda a volar la tristeza y la apatía.

diciembre 1, 2021

Las pequeñas cosas: tristeza

El aislamiento nos ha convertido en fieras y al salir nuevamente a la tan ansiada “libertad” estamos pasando por...

noviembre 29, 2021

Yo viví violencia - Día contra la violencia de género

Les platico un poco de mi historia, el por qué soy feminista y cómo decidí resignificar este episodio de...

noviembre 25, 2021
Siete efectivos trucos para ser más enfocado y productivo

Siete efectivos trucos para ser más enfocado y productivo

Vivimos en la era de la saturación, de manera inconciente nos trepamos a ese tren que nos va arrastrando...

noviembre 25, 2021