Las pequeñas cosas: discusión

En palabras simples y cotidianas, discutir no es pelear y viceversa; algunos le temen a las discusiones por una falsa creencia que la relaciona con violencia, confrontación o enojo.

21 de febrero, 2022 Las pequeñas cosas: discusión

“Discutir en el peligro es apretar el dogal”.

 – Napoleón Bonaparte (1769 – 1821).

Antes de iniciar debo aclarar que si esta colaboración sale a la luz me sentiré más que agradecida porque carece de datos precisos y duros que sustenten mi decir, pero también carece de juicios de valor puesto que pretendo (como siempre) poner el tema sobre la mesa y exhortar a la reflexión e investigación personal. 

Hace algunas semanas, el director de este espacio en su ya conocido “Diálogo Nocturno”, que realiza cada martes con la compañía de la Doctora Jo, inició una discusión digamos “acalorada” respecto a los datos que ella exponía en relación al comportamiento del COVID (tema central de dicho diálogo). El público empezó a enviar comentarios expresando que el interlocutor se notaba enojado y colérico y su sorpresa por el tono que había cobrado la discusión. La doctora Jo sabiamente concilió y aceptó reforzar su argumento con los datos que el moderador solicitó. Al final del diálogo nuestro director aclaró que no estaba enojado, argumentó la razón por la cuál es importante discutir un tema y abrir el espacio a la discusión, lo cual me pareció razonable y me dio una percepción distinta respecto a varias cuestiones; después vino la despedida, apagué el dispositivo y fui a dormir.

El acto de discutir (del latín discutĕre = disipar, resolver) se refiere a examinar atenta y particularmente una materia, contender y alegar razones contra el parecer de alguien. En el campo de la investigación científica: “Todos los artículos que presenten los resultados de una investigación tienen que terminar en un apartado de discusión de resultados y conclusiones.” Y deben responder a tres preguntas específicas: ¿Qué se encontró?, ¿qué significado tiene lo que se encontró? y ¿cuáles son los hallazgos más importantes de lo que se encontró? 

En palabras simples y cotidianas, discutir no es pelear y viceversa. Algunos le temen a las discusiones por una falsa creencia que la relaciona con violencia, confrontación o enojo, pero si tomamos en sentido estricto su significado descubriremos que nos hemos negado la oportunidad de discernir y de poner a trabajar nuestro cerebro a través de una labor de investigación y un proceso de aprendizaje que nos permita llegar a conclusiones y ampliar nuestro conocimiento para no quedarnos con la falsa creencia de que el mundo es según lo que vemos o percibimos. Cuando asistimos a una conferencia o una clase la parte que refuerza lo aprendido es justo cuando se abre el foro a las preguntas, las dudas o las réplicas porque es donde se confrontan los datos que tenemos en nuestra mente con los de nuestro interlocutor y se enriquece el proceso de aprendizaje.

En este espacio hemos abordado #laspequeñascosas de la vida que la enriquecen y la nutren; negarse la posibilidad de discutir respecto a algo con nuestros interlocutores nos impide pasar del otro lado del río y mirar con diferente perspectiva. No es un asunto para terminar en los puños o de pleito sino justo para tener la capacidad de aceptar lo otro, lo diferente, verificar datos, investigar fuentes informativas, darle la bienvenida a la experiencia ajena y sacar una conclusión; dar el paso de lo “anecdótico” a lo “científico”.

 

A manera de colofón: en 2017 inicié un largo y sinuoso camino por los servicios públicos de salud para los trabajadores del Estado; por esa época aprendí que la verdadera investigación y los recursos se centran en el sector salud, es decir, en las instituciones que dan atención casi gratuita a la población (pues al fin y al cabo existe un cobro), la otra parte se encuentra en la atención a los trabajadores del sector privado y en último lugar el sistema que atiende a los burócratas. En el camino encontré hospitales de segundo y tercer nivel sin material médico ni medicamentos, consultorios en deplorables situaciones, clínicas atestadas de pacientes graves y crónicos, personal médico fastidiado, amargado por el exceso de trabajo y deshumanizado. Cinco años después (y tras un cambio de sexenio) la situación no ha cambiado (ya no digamos mejorado). Ahora además se tienen salas enteras con pacientes COVID, consultas retrasadas desde que la pandemia inició en 2020, laboratorios de estudios clínicos sin equipo funcional por falta de mantenimiento y/o deterioro y disminución de personal tanto médico como administrativo. Quizá este tema se haya situado en el centro del huracán a raíz de la pandemia, pero no es reciente ni se le ha dado la importancia que merece porque es mejor mantenerlo alejado de los medios para no darles foro ni reflectores, porque es como el prietito en el arroz para las aspiraciones políticas de cualquier actor (político o no) que pretenda alcanzar el más alto escaño porque hay situaciones para ellos (los actores) que “no están a discusión”.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18544 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(75798) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(75798) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18542 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18552 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18556 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "26-04-2022" ["before"]=> string(10) "24-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(466) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-26 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-24 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (75798) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18539 (24) { ["ID"]=> int(78564) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-03 11:27:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-03 16:27:24" ["post_content"]=> string(4516) "La naturaleza, dueña original de un planeta  que ahora llamamos “nuestro”, no deja de filtrarse entre los elementos hechos por el hombre, para manifestarse en sus muy diversas formas.   Cuando evocamos nuestros primeros recuerdos de  infancia, invariablemente surgirán elementos naturales en patios, parques o pequeñas macetas en casa de la abuela.  La naturaleza con su variedad de colores, aromas y texturas, nos acompaña desde los primeros años de vida hasta el momento actual.  Sucede, sin embargo, que hemos dejado de apreciar sus características. Damos por hecho su existencia y así dejamos de apreciar su magnificencia. Esta mañana salí a mi patio en el cual convive más de una docena de macetas con variedades de plantas de ornato o de olor a las que paso visita.  La gardenia comenzó a dar flores hace poco más de una semana.  A ratos me resisto a cortarlas y colocarlas en un florero en el interior de la casa.  Esta vez no me pude resistir; han proliferado tanto, que me traje tres de ellas que coloqué a un lado de mi ordenador. No deja de asombrarme la mansedumbre de estos seres vivos, que se someten a la voluntad del ser humano con total docilidad. Conforme las poblaciones crecen y se diversifican, los seres vivientes adoptan un orden impuesto desde fuera.   Las plantas lo hacen, como lo hacen también las aves de corral o aquellos animales que preparamos para convertirlos en nuestras mascotas.  La pregunta sería: ¿Hasta qué punto tenemos la sensibilidad o la destreza para manejarlos de la mejor manera…? Vivimos en un mundo posmoderno muy visual.  Tienen poca participación los sentidos más allá de la vista y el oído.  Tal vez no registremos estímulos que el olfato, el gusto o el tacto nos transmiten, y que finalmente enriquecen nuestras percepciones.  Dichos estímulos están en nuestro entorno inmediato, esperando ser descubiertos, pero son tantas las veces que el radio que abarcan  nuestros sentidos no alcanza a incluirlos.  De hecho, de esa forma nos estamos perdiendo gran parte de la fiesta de la vida. Hace algunos días leí un fragmento que me agradó: En esta vida la dicha no depende de aquello que nos suceda, sino de cómo asumamos lo que nos sucede.   Como tantas otras situaciones en torno nuestro, a mayor apertura de los sentidos hacia el exterior, desarrollamos una oportunidad más amplia  para gozar por el camino.  Al contrario, entre más nos encerremos en nuestros propios asuntos, más se limita el panorama.  Hallamos un menor número de elementos capaces de provocar  sensaciones dignas de ser recordadas. ¡Qué maravilloso resulta hallarnos en la proximidad de la naturaleza, sea cual sea su extensión! Descubrir cómo interactúan unos elementos con otros para resultar en prodigios que se van sucediendo, uno tras otro, para nuestro goce.  Nuestros niños de brazos vienen con el equipo digital incluido; la pantalla captura su atención por la luz, el movimiento y el sonido.  Dichos elementos atrapan su atención a la vez que inhiben el desarrollo de la corteza prefrontal.  Desde bebés ellos se vuelven pasivos frente a lo que ocurre en su entorno y van restando importancia a la toma de decisiones en su día a día.  Avanzan a un punto de esperar que otros determinen por ellos, lo que se vuelve grave, tanto para su vida personal como colectiva. A ratos, haciendo uso de la imaginación, intento comparar los aprendizajes de un ser humano antes y después del uso masivo de adminículos digitales.  Hallo que es una labor titánica trabajar en captar la atención de los pequeños cuando hay tantos distractores electrónicos.  Definitivamente la realidad presencial es mucho más rica que la virtual, así esta última se nos presente muy atractiva. Habrá, sin embargo, que entrenar a esos niños para utilizar los elementos que el mundo real nos ofrece.  El desarrollo de la sensibilidad y el cuidado frente a las diversas formas de vida permitirá que se organicen sociedades en las que la belleza, el respeto y la empatía lleven la batuta.  No se necesitan recursos extraordinarios: desde la maceta de una planta de orégano  en casa, la naturaleza es capaz de convertirse en la mejor maestra." ["post_title"]=> string(21) "Las mejores lecciones" ["post_excerpt"]=> string(119) "Desde la maceta de una planta de orégano  en casa, la naturaleza es capaz de convertirse en la mejor maestra de vida." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "las-mejores-lecciones" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-03 11:27:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-03 16:27:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78564" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18459 (24) { ["ID"]=> int(78662) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-05 11:40:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-05 16:40:38" ["post_content"]=> string(8552) "Gabriel García Márquez en su Manual para ser niño escribió: “Aspiro a que estas reflexiones sean un manual para que los niños se atrevan a defenderse de los adultos en el aprendizaje de las artes y las letras”.  El Instituto Fray Margil de Jesús celebró el pasado viernes 28 de abril el Día del Niño teniendo como sede las atractivas instalaciones de la institución.  Los niños asistieron con sus disfraces  favoritos. Con la alegría y espontaneidad que caracteriza a los alumnos, recibieron con gran entusiasmo una presentación sorpresa de un Show Infantil donde tuvieron la oportunidad de socializar, convivir, participar en concursos y recibir diferentes premios como avioncitos, audífonos y revistas de juegos, ciencia y educación entre otros. Márquez dice que los niños: “…no tienen una base científica sino emocional o sentimental, si se quiere, y fundan en una premisa improbable: si a un niño se le pone frente a una serie de juguetes diversos, terminará por quedarse con uno que le guste más”. Uno de los aspectos a destacar es el gusto que tienen los niños por la lectura ya que cuando recibían las diferentes revistas se sentaban y empezaban a hojear y comentar lo que les llamaba la atención con sus compañeros. Los alumnos convivieron con sus maestros, llevaron juegos de mesa, convivio y participaron en diversas actividades lúdicas y culturales. ¿Qué significa ser niño? En la opinión de algunos alumnos comentaron: Me siento bien, feliz, me divierto, juego mucho. No me gusta que me regañen, me aburro mucho porque a veces no me divierto tanto” (Montserrat Galindo Chapa de 5º Grado de Primaria). Es divertido, puedo hacer muchas cosas, me divierto más, puedo comer muchos dulces. No puedo hacer muchas cosas que los grandes; como salir yo sola a la calle y comer mucho chile” (Sofía Aracely Castro Martínez 5º Grado de Primaria). Se siente bien ser niña”……………….Victoria D. 1º Grado Primaria Ser niño significa ser muy especial” (Galilea Maely Muñiz Hernández, 1º Grado de Primaria). Ser niño significa tener más tiempo para compartir con mi familia y amigos” (Demian Zarazúa Cerrillo, 6º Grado Primaria). Ser niña significa siempre poder usar disfraces, jugar y volar” (Camila Nicole Rodríguez, 2º Grado de Primaria). Significa jugar, comer cosas ricas y divertirme” (Raúl Álvarez, 2º Grado Primaria). Significa poder divertirnos y aprender cosas interesantes como inglés”.                                            (Alejandra Leyva, 4º Grado Primaria). Jugar, tener amigos, ver videos divertidos, me preocupa lo que pasa en Rusia y Ucrania” (Emma Olivo de la Rosa, 3º Grado Primaria).   Maestros                                                 Grado(s)  que atiende *María de la Merced Rivera Martínez……….1º y 2º Primaria *Fernanda Sierra Martínez…………….…..…2º Primaria *Angélica Murillo Garza……………………..3º y 4º Primaria *Oriana Rodríguez…………………………….6º y Secundaria  *Diego Armando García Bustos……………..5º y 6º Primaria Como dice Gabriel García Márquez, los niños seleccionan lo que más les gusta, prefieren o lo que más llama su atención. Gracias a toda la planta docente que participaron directa e indirectamente para ser parte de la alegría de los alumnos: Clara Luz Flores, Abril Contreras, Adriana, Paola, Abril Contreras Guel, Cristina García, Nancy González, Lorena Martínez y Erika. La Directora General Mtra. Myrna Valdés  y Directora de Primaria y Secundaria Mtra. Diana D. Ortega comenta que el INSTITUTO FRAY MARGIL DE JESÙSes un Colegio que promueve los valores, estimula la creatividad, el emprendimiento, la investigación y el desarrollo de la inteligencia”. Cuanta con Nursery, Pre-school, Elementary y Middle School y se encuentra ubicada, calle Iztaccihuatl 340 Col. Urdiales, entre Paseo de Los Leones y Ruiz Cortines a una cuadra de la avenida Gonzalitos en Monterrey, Nuevo León, teléfono 83-47-77-84 @ifmj_mty @FRAYMARGIL www.fraymargil.edu.mx Referencia  García Márquez G. Un manual para ser niño. En Colección Documentos de la Misión “Ciencia, Educación y Desarrollo”. Tomo 2. Presidencia de la República-Colciencias. Bogotá. 1995. Contacto ORCID ID https://orcid.org/0000-0002-5708-428X [email protected]  www.facebook.com/angelica.murillo.5496  https://www.facebook.com/RIEHMTY  *Fuente: García Márquez G. Un manual para ser niño. En Colección Documentos de la Misión “Ciencia, Educación y Desarrollo”. Tomo 2. Presidencia de la República-Colciencias. Bogotá. 1995." ["post_title"]=> string(60) "Celebra el Instituto Fray Margil de Jesús el Día del Niño" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(57) "celebra-el-instituto-fray-margil-de-jesus-el-dia-del-nino" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-05 11:40:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-05 16:40:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78662" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18539 (24) { ["ID"]=> int(78564) ["post_author"]=> string(2) "77" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-03 11:27:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-03 16:27:24" ["post_content"]=> string(4516) "La naturaleza, dueña original de un planeta  que ahora llamamos “nuestro”, no deja de filtrarse entre los elementos hechos por el hombre, para manifestarse en sus muy diversas formas.   Cuando evocamos nuestros primeros recuerdos de  infancia, invariablemente surgirán elementos naturales en patios, parques o pequeñas macetas en casa de la abuela.  La naturaleza con su variedad de colores, aromas y texturas, nos acompaña desde los primeros años de vida hasta el momento actual.  Sucede, sin embargo, que hemos dejado de apreciar sus características. Damos por hecho su existencia y así dejamos de apreciar su magnificencia. Esta mañana salí a mi patio en el cual convive más de una docena de macetas con variedades de plantas de ornato o de olor a las que paso visita.  La gardenia comenzó a dar flores hace poco más de una semana.  A ratos me resisto a cortarlas y colocarlas en un florero en el interior de la casa.  Esta vez no me pude resistir; han proliferado tanto, que me traje tres de ellas que coloqué a un lado de mi ordenador. No deja de asombrarme la mansedumbre de estos seres vivos, que se someten a la voluntad del ser humano con total docilidad. Conforme las poblaciones crecen y se diversifican, los seres vivientes adoptan un orden impuesto desde fuera.   Las plantas lo hacen, como lo hacen también las aves de corral o aquellos animales que preparamos para convertirlos en nuestras mascotas.  La pregunta sería: ¿Hasta qué punto tenemos la sensibilidad o la destreza para manejarlos de la mejor manera…? Vivimos en un mundo posmoderno muy visual.  Tienen poca participación los sentidos más allá de la vista y el oído.  Tal vez no registremos estímulos que el olfato, el gusto o el tacto nos transmiten, y que finalmente enriquecen nuestras percepciones.  Dichos estímulos están en nuestro entorno inmediato, esperando ser descubiertos, pero son tantas las veces que el radio que abarcan  nuestros sentidos no alcanza a incluirlos.  De hecho, de esa forma nos estamos perdiendo gran parte de la fiesta de la vida. Hace algunos días leí un fragmento que me agradó: En esta vida la dicha no depende de aquello que nos suceda, sino de cómo asumamos lo que nos sucede.   Como tantas otras situaciones en torno nuestro, a mayor apertura de los sentidos hacia el exterior, desarrollamos una oportunidad más amplia  para gozar por el camino.  Al contrario, entre más nos encerremos en nuestros propios asuntos, más se limita el panorama.  Hallamos un menor número de elementos capaces de provocar  sensaciones dignas de ser recordadas. ¡Qué maravilloso resulta hallarnos en la proximidad de la naturaleza, sea cual sea su extensión! Descubrir cómo interactúan unos elementos con otros para resultar en prodigios que se van sucediendo, uno tras otro, para nuestro goce.  Nuestros niños de brazos vienen con el equipo digital incluido; la pantalla captura su atención por la luz, el movimiento y el sonido.  Dichos elementos atrapan su atención a la vez que inhiben el desarrollo de la corteza prefrontal.  Desde bebés ellos se vuelven pasivos frente a lo que ocurre en su entorno y van restando importancia a la toma de decisiones en su día a día.  Avanzan a un punto de esperar que otros determinen por ellos, lo que se vuelve grave, tanto para su vida personal como colectiva. A ratos, haciendo uso de la imaginación, intento comparar los aprendizajes de un ser humano antes y después del uso masivo de adminículos digitales.  Hallo que es una labor titánica trabajar en captar la atención de los pequeños cuando hay tantos distractores electrónicos.  Definitivamente la realidad presencial es mucho más rica que la virtual, así esta última se nos presente muy atractiva. Habrá, sin embargo, que entrenar a esos niños para utilizar los elementos que el mundo real nos ofrece.  El desarrollo de la sensibilidad y el cuidado frente a las diversas formas de vida permitirá que se organicen sociedades en las que la belleza, el respeto y la empatía lleven la batuta.  No se necesitan recursos extraordinarios: desde la maceta de una planta de orégano  en casa, la naturaleza es capaz de convertirse en la mejor maestra." ["post_title"]=> string(21) "Las mejores lecciones" ["post_excerpt"]=> string(119) "Desde la maceta de una planta de orégano  en casa, la naturaleza es capaz de convertirse en la mejor maestra de vida." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(21) "las-mejores-lecciones" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-03 11:27:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-03 16:27:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78564" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "972de3324f9c9460a4bc08a2bc8bf94e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las mejores lecciones

Desde la maceta de una planta de orégano  en casa, la naturaleza es capaz de convertirse en la mejor maestra de vida.

mayo 3, 2022

Celebra el Instituto Fray Margil de Jesús el Día del Niño

Gabriel García Márquez en su Manual para ser niño escribió: “Aspiro a que estas reflexiones sean un manual para que los niños...

mayo 5, 2022




Más de categoría

¿Qué es vivir en Atención Plena?

Sobre el Mindfulness hay muchos mitos. Muy pocos saben cómo alcanzarlo y ponerlo en práctica. Maribel Rodríguez Pacheco, especialista...

mayo 23, 2022
LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

LA CONSTITUCIÓN. ¿Y ESO CON QUÉ SE COME?

La Carta Magna busca proteger los derechos e intereses de todos los ciudadanos en relación con el actuar del...

mayo 19, 2022
La importancia de cerrar ciclos

La importancia de cerrar ciclos

Vivir en el pasado implica anclarte a la tristeza y al sufrimiento.

mayo 18, 2022

Las pequeñas cosas: kairós

Y sí, me parece una fantasía sentir y saber superada la etapa más dolorosa de mi vida pero a...

mayo 16, 2022