Las pequeñas cosas: derrumbes

Siempre es conveniente recurrir a la historia para entender el presente y formar un criterio propio. 

27 de septiembre, 2021

El sentido moral es de gran importancia. Cuando desaparece de una nación, toda la estructura social va hacia el derrumbe. 

– Alexis Carrel (1873-1944), biólogo y médico francés.

Los documentos históricos nos cuentan que un día como hoy de hace 200 años se consumaba la Independencia de México: “El 28 de septiembre de 1821, un día después de la entrada del Ejército Trigarante a la capital, se redactaba el acta de Independencia, de conformidad con el Plan de Iguala (…) La Nación Mexicana, que por trescientos años ni ha tenido voluntad propia, ni libre el uso de la voz, sale hoy de la opresión en que ha vivido” (México a través de los siglos. T. IV, p. 22). Como siempre digo, dejemos a los especialistas e investigadores que escriban al respecto pero siempre es conveniente recurrir a la historia para entender el presente y formar un criterio propio. 

Hace 200 años liberaron al pueblo de México de la opresión, en un contexto distinto, en una época diferente y gracias a personajes con otro pensamiento; en la actualidad, se viven otros tipos de opresión y de nuevo parece que nos enfrentamos a la falta de libertad de expresión en el sentido amplio de su significado pero esa, es otra historia y solo sirve como referente entre dos puntos de la historia mexicana. 

“Los hombres de todas las tendencias creían que la sola emancipación política resolvería los grandes problemas del país. No se ponderaban los males que la Revolución de Independencia había producido en el orden económico” (Martín Quirarte, Visión Panorámica de la Historia de México. Porrúa. 1994). Rescaté este párrafo por su similitud con la situación que vivimos en nuestros días pero disfrazada de “buena fe” en el actuar de nuestra esfera política a pesar del contexto pandémico y de la visible crisis económica que nos aqueja a todos aunque en diferentes niveles y que no es invisible aunque haya quienes parezcan vivir en el país de “nunca jamás” ( o que se niegan a aceptar su propio derrumbe), porque basta con darse un paseo por los bajos mundos del transporte colectivo para notar el incremento de vendedores ambulantes (incluidos niños de todas las edades, ancianos y discapacitados) y las peripecias que pasan para evitar ser descubiertos por el personal de vigilancia, principalmente los músicos y cantantes (los cuales muchas veces se les nota el profesionalismo y la precariedad en la que han caído). Por ello cabe preguntar: ¿cómo es que “primero los pobres” si son ellos, los más vulnerables, quienes más han resentido los efectos de la pandemia y la carestía? Pero no nos metamos en camisa de 11 varas.

Independencia o pandemia, ambas nos colocan en una situación de derrumbe (acción o efecto de derrumbar del latín *derupāre y éste de rupes = roca) porque algo se derriba, se precipita o se despeña (como en el cerro del Chiquihuite) en lo individual y en lo colectivo, porque no se trata de tener más o menos, de privilegios o desventajas sino de hu-ma-ni-dad que no es poca cosa. Nos derrumbamos no solo por vivir en una cañada mal planeada, también hay derrumbes necesarios como en el caso de construcciones afectadas por los sismos o cuando ya no es posible mantenerse de pie (en lo individual), cuando la existencia deja de tener un sostén, cuando perdemos el sentido de la vida; entonces caemos inevitablemente y es preciso volver a levantarse no encima de lo derrumbado sino en un nuevo proyecto (personal o arquitectónico).

Es posible salir de un derrumbe personal si se tiene la voluntad de recuperar #laspequeñascosas que dan sentido a la existencia pero de un derrumbe como nación cuesta más trabajo recuperarse, principalmente si la moral ha desaparecido del proyecto de nación (como pasa en algunos países) y además se es ciego para ver los efectos de la política aplicada.

“Derrumbe” (Oliverio Girondo):

Me derrumbé, caía entre astillas y huesos, entre llantos de arena y aguaceros de vidrio, cuando oí que gritaban: “¡Abajo!” “¡Más abajo!” y seguía cayendo, dando vueltas y vueltas, entre ásperas cenizas y gritos mutilados, “¡Abajo!” “¡Más abajo!” en espiral, rodando, envuelto en lo derruido, en turbios remolinos de trozos y fragmentos, de esquirlas, de gemidos, “¡Abajo!” “¡Más abajo!” entre escombros y ruinas ululantes, informes, a través de la asfixia, del horror, del misterio, más allá del aliento, de la luz, del recuerdo. 

Comentarios
object(WP_Query)#17676 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70880) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-11-2021" ["before"]=> string(10) "06-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70880) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-11-2021" ["before"]=> string(10) "06-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17675 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17682 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17684 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-11-2021" ["before"]=> string(10) "06-12-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-11-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-12-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70880) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17672 (24) { ["ID"]=> int(72694) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-18 11:15:26" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-18 16:15:26" ["post_content"]=> string(3186) "Dicen que el dolor es inevitable y el sufrimiento es opcional. Sin duda en la vida siempre habrá cosas que no podamos evitar y que nos causen dolor, sin embargo y lo más importante, es que siempre podemos elegir nuestra postura ante cualquier acontecimiento.  Para evitar el sufrimiento innecesario, es decir, aquel que prácticamente elegimos debido a que caemos en negación o nos aferramos a algo, te animo a practicar lo siguiente; te aseguro que tu vida irá mucho mejor. 
  1. Acepta lo que te sucede. La vida no es una lámpara de Aladino para complacerte en todo lo que desees. Pretender cambiar algo cuando no es posible te llevará directamente al camino del sufrimiento.  
  2. Comprende que en la vida no hay premios ni castigos, a todos nos pasan cosas "buenas" y "malas". Al nacer, tu "contrato" tenía en letras chiquitas una frase que decía: "acepto vivir plenamente todo lo que me toque", ¿no las leíste?
  3. No juzgues ni pongas adjetivos calificativos a los acontecimientos. Las cosas sólo suceden, somos nosotros quienes, con base en nuestras creencias y experiencia, realizamos una apreciación subjetiva. Por ejemplo, si me desagrada el frío diré que el invierno es horrible; si el calor me disgusta, en verano lo pasaré mal por colgarle una etiqueta. El hecho de poner en tu cabeza "bueno", "malo" “me agrada”, “me disgusta” adelanta sentimientos y emociones. La vida es neutra, adopta una postura igual y no juzgues. 
  4. Agradece. Una vez que dejas de juzgar sólo agradece todo, incluso lo que para ti sea malo o desagradable, sólo da las gracias como si lo hubieras pedido. 
  5. No te resistas. Regresamos al punto uno. La resistencia o no aceptación es lo que causa el sufrimiento, sólo deja ir lo que ya no puede ser. Si aprietas muy fuerte tu mano para evitar que algo se escape, ¿no es verdad que después de algunos minutos te causa dolor? 
Sin duda no es sencillo aceptar todo lo que nos sucede, pero hay que comprender que todo es parte de la vida y que la vida es cambio. Cuando te detienes por aferrarte a algo, ese desfase es el que te sumerge en una dinámica dolorosa. Fluir con el universo es estar en sintonía, lo que a su vez produce una sensación de paz.  Te invito a reflexionar sobre cada uno de los cinco pasos y a practicarlos. No importa cuántas veces tengas que intentarlo, no es sencillo, sobre todo cuando nuestras creencias o vivencias nos dictan lo contrario. Sólo deja que la vida siga su curso.  ¿Quieres contarme cómo te va con este método? ¿Tienes alguna estrategia para no sufrir?  Twitter: @nanfuentes2021 / LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez / [email protected]    " ["post_title"]=> string(17) "¡Pare de sufrir!" ["post_excerpt"]=> string(161) "No, no me refiero a aquella “famosa” y tan sonada iglesia sino a un método infalible que incluye tan sólo cinco pasos para tener una vida plena y feliz. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "pare-de-sufrir-3" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-18 11:15:26" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-18 16:15:26" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72694" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17603 (24) { ["ID"]=> int(73086) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-01 11:21:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-01 16:21:40" ["post_content"]=> string(6626) "Recientemente todos hemos vivido momentos complejos, en los que nos cuestionamos al tiempo que experimentamos una ola de pensamientos y emociones. Si en plena pandemia experimentamos la ruptura de una relación amorosa, el panorama se torna más que desolador. Pero tranquilo, nada es tan terrible y siempre se puede salir del bache. La frase “todo depende del cristal con se mire”, es cierta. No digo que alejarnos de alguien a quien amamos no sea duro, todo lo contrario, el corazón se estruja, sentimos que nuestro mundo se derrumba y creemos ciegamente que jamás volveremos a experimentar felicidad. Pero esto también es una falacia. Otra vez, todo depende de cómo afrontemos la situación. Lo que experimentamos con cierta persona es sólo una experiencia más. Adivinar lo que hay en la cabeza del otro o juzgar sus acciones sólo nos conducirá a sentirnos como objetos que pueden ser desechados en cualquier momento. ¿Qué habré hecho mal?, ¿habrá encontrado a alguien mejor que yo?, ¿será que debo modificar mi conducta? Todas son preguntas que en algún momento de la vida nos hemos hecho, por lo menos una vez. Entre más pensamos en ello más nos enredamos y nos sentimos culpables. Pero no, no lo somos, tampoco la otra persona. Es más sano pensar que la manera de actuar de la otra persona tiene que ver sólo con esa persona, con sus creencias y todo lo que ha aprendido y absorbido a lo largo de su vida. Pensar de esta manera nos ayudará a sentir que somos nosotros quienes controlamos la situación y no al revés, también nos llevará a tener claridad mental. Independientemente de lo sucedido somos seres humanos valiosos y ese valor proviene de nuestro interior y no de la aceptación o aprobación de los demás. Por más dolorosa que sea esta experiencia podemos verlo como una oportunidad para trabajar en lo que nos hace falta mejorar, y no como algo que nos daña o nos etiqueta ([email protected], [email protected], solterona, [email protected], [email protected], etc.). Pensemos que la otra persona jamás quiso herirnos, únicamente actuó como sabe; sus acciones sólo tienen que ver con él o ella misma y con la forma en la que percibe el mundo. Recuerda, los demás hacen cosas, pero somos nosotros quienes decidimos si nos afectan o no. Todo lo que nos brinden los demás ¡bienvenido!, pero que sólo sea un extra y no la gasolina que necesitamos para avanzar porque entonces el día que no lo tengamos ¿nos detendremos? No dependamos de la motivación externa o de alguien más para ser felices. Para estar en paz necesitamos enfocarnos en nosotros mismos; voltear hacia los demás, poner toda nuestra atención en lo que hacen o dejan de hacer, tratar de cambiar su manera de pensar y de actuar sólo nos saca del camino, de nuestro camino, nos distrae para no atender lo importante, y lo más importante somos nosotros. No se trata de ser egoístas sino de saber que si no estamos bien con nosotros mismos no podremos estar bien con los demás. No es posible dar a otros lo que no nos auto-brindamos. Como dice Tomás Navarro en su libro Kintsukuroi, el arte de curar heridas emocionales, “nunca renunciemos a vivir, el dolor, por muy profundo que sea siempre es temporal, y siempre, después de la más oscuras de las noches, siempre sale el sol”. El autor también plantea que nunca regalemos nuestra vida, sólo hay que compartirla. Nuestra vida y nuestro corazón son nuestros. Desde luego que podemos compartir lo que hay en ese órgano que late fuerte, pero también debemos asegurarnos de que siempre permanezca con nosotros pues sólo nosotros sabemos cómo cuidarlo y lo que necesita. Como dice la psiquiatra española Marián Rojas Estapé, la felicidad no tiene que ver con lo que nos sucede sino con la manera en la que lo interpretamos. Recordemos que la vida es cambio y si queremos ser felices tenemos que aceptar esta idea e incorporarla de la mejor manera a nuestra vida.  Receta para brindar alivio Lo primero es identificar cosas y situaciones que nos generen bienestar. Hay que anotarlo en papelitos y guárdalos en una cajita. Cada vez que sintamos que el corazón se nos estruja saquemos un papelito y hagamos lo que dice, desde beber algo calientito, leer un libro, andar en bicicleta o comer nuestro postre favorito hasta practicar la escritura terapéutica, dibujar, tocar un instrumento, etc. A cada quien le hace feliz y le motiva algo.  Una recomendación que hago es no beber alcohol mientras pienses que estás triste, la idea de tener una botella de tequila mientras escuchamos canciones de José José o José Alfredo Jiménez es buena para el guión de alguna novela o película, pero jamás para sentirnos bien y recomponernos.    No corras, enfréntalo. No se trata de rechazar lo que sentimos, al contrario. Si huimos de ese “monstruo” terrible lo que lograremos es que no deje de perseguirnos. Pero si lo enfrentamos podemos estar seguros de que dejará de dar lata y, poco a poco, terminará por aburrirse y marcharse. Estas son ideas breves pero estoy segura que contribuirán a que veas la situación desde otra perspectiva. En este mundo siempre habrá alguien con quien podamos coincidir, compartir y sentirnos felices, pero sin creer que de ello depende el funcionamiento de nuestro motor, pues ese es interno y la gasolina para que arranque es tan única y especial que sólo podemos producirla nosotros mismos. ¿Quieres contarme cómo te sientes? ¡Contáctame! [email protected]  Twitter: @nanfuentes2021 LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez  " ["post_title"]=> string(59) "Ideas para superar una ruptura amorosa de forma inteligente" ["post_excerpt"]=> string(77) "Aplica la inteligencia emocional y manda a volar la tristeza y la apatía. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "ideas-para-superar-una-ruptura-amorosa-de-forma-inteligente" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-01 11:21:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-01 16:21:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73086" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17672 (24) { ["ID"]=> int(72694) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2021-11-18 11:15:26" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-11-18 16:15:26" ["post_content"]=> string(3186) "Dicen que el dolor es inevitable y el sufrimiento es opcional. Sin duda en la vida siempre habrá cosas que no podamos evitar y que nos causen dolor, sin embargo y lo más importante, es que siempre podemos elegir nuestra postura ante cualquier acontecimiento.  Para evitar el sufrimiento innecesario, es decir, aquel que prácticamente elegimos debido a que caemos en negación o nos aferramos a algo, te animo a practicar lo siguiente; te aseguro que tu vida irá mucho mejor. 
  1. Acepta lo que te sucede. La vida no es una lámpara de Aladino para complacerte en todo lo que desees. Pretender cambiar algo cuando no es posible te llevará directamente al camino del sufrimiento.  
  2. Comprende que en la vida no hay premios ni castigos, a todos nos pasan cosas "buenas" y "malas". Al nacer, tu "contrato" tenía en letras chiquitas una frase que decía: "acepto vivir plenamente todo lo que me toque", ¿no las leíste?
  3. No juzgues ni pongas adjetivos calificativos a los acontecimientos. Las cosas sólo suceden, somos nosotros quienes, con base en nuestras creencias y experiencia, realizamos una apreciación subjetiva. Por ejemplo, si me desagrada el frío diré que el invierno es horrible; si el calor me disgusta, en verano lo pasaré mal por colgarle una etiqueta. El hecho de poner en tu cabeza "bueno", "malo" “me agrada”, “me disgusta” adelanta sentimientos y emociones. La vida es neutra, adopta una postura igual y no juzgues. 
  4. Agradece. Una vez que dejas de juzgar sólo agradece todo, incluso lo que para ti sea malo o desagradable, sólo da las gracias como si lo hubieras pedido. 
  5. No te resistas. Regresamos al punto uno. La resistencia o no aceptación es lo que causa el sufrimiento, sólo deja ir lo que ya no puede ser. Si aprietas muy fuerte tu mano para evitar que algo se escape, ¿no es verdad que después de algunos minutos te causa dolor? 
Sin duda no es sencillo aceptar todo lo que nos sucede, pero hay que comprender que todo es parte de la vida y que la vida es cambio. Cuando te detienes por aferrarte a algo, ese desfase es el que te sumerge en una dinámica dolorosa. Fluir con el universo es estar en sintonía, lo que a su vez produce una sensación de paz.  Te invito a reflexionar sobre cada uno de los cinco pasos y a practicarlos. No importa cuántas veces tengas que intentarlo, no es sencillo, sobre todo cuando nuestras creencias o vivencias nos dictan lo contrario. Sólo deja que la vida siga su curso.  ¿Quieres contarme cómo te va con este método? ¿Tienes alguna estrategia para no sufrir?  Twitter: @nanfuentes2021 / LinkedIn: Nancy Fuentes Juárez / [email protected]    " ["post_title"]=> string(17) "¡Pare de sufrir!" ["post_excerpt"]=> string(161) "No, no me refiero a aquella “famosa” y tan sonada iglesia sino a un método infalible que incluye tan sólo cinco pasos para tener una vida plena y feliz. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "pare-de-sufrir-3" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-11-18 11:15:26" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-11-18 16:15:26" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=72694" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "eb9fe34c3db01bd8004593b2fac6fd12" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¡Pare de sufrir!

¡Pare de sufrir!

No, no me refiero a aquella “famosa” y tan sonada iglesia sino a un método infalible que incluye tan sólo cinco pasos...

noviembre 18, 2021
Ideas para superar una ruptura amorosa de forma inteligente

Ideas para superar una ruptura amorosa de forma inteligente

Aplica la inteligencia emocional y manda a volar la tristeza y la apatía.

diciembre 1, 2021




Más de categoría
Las pequeñas cosas: Lumière

Las pequeñas cosas: Lumière

Es imperante encender nuestra fuente de luz para iluminarnos hacia la dirección correcta donde queremos que lleguen nuestros anhelos.

diciembre 6, 2021
Ideas para superar una ruptura amorosa de forma inteligente

Ideas para superar una ruptura amorosa de forma inteligente

Aplica la inteligencia emocional y manda a volar la tristeza y la apatía.

diciembre 1, 2021

Las pequeñas cosas: tristeza

El aislamiento nos ha convertido en fieras y al salir nuevamente a la tan ansiada “libertad” estamos pasando por...

noviembre 29, 2021

Yo viví violencia - Día contra la violencia de género

Les platico un poco de mi historia, el por qué soy feminista y cómo decidí resignificar este episodio de...

noviembre 25, 2021