Las pequeñas cosas: CONTEMPLACIÓN

    “La mayoría de las personas están tan absortas en la contemplación del mundo exterior que son totalmente ajenas a lo que está pasando dentro de sí mismas”. – Nikola Tesla, físico, matemático e ingeniero eléctrico...

8 de febrero, 2021

 

 

“La mayoría de las personas están tan absortas en la contemplación del mundo exterior que son totalmente ajenas a lo que está pasando dentro de sí mismas”.
– Nikola Tesla, físico, matemático e ingeniero eléctrico serbio (1856-1943).

En nuestro acelerado ritmo de vida y ante el avance tecnológico, la inmediatez está a la orden del día, pues en cuestión de minutos podemos ordenar las compras al supermercado, al tiempo que nos enlazamos a una videollamada y enviamos un mensaje o publicamos una actualización en las redes sociales; sin embargo, del otro lado de la moneda existe una posibilidad que puede brindar un momento de calma e introspección: la contemplación. Ésta se entiende como el acto de mirar con atención. Se compone del prefijo con (todo, junto) templum (templo, lugar sagrado para ver el cielo) y el sufijo –ción (acción y efecto).
Sin profundizar en la religión o el misticismo, la contemplación es ese momento en la mente en que solo existe el silencio y el pensamiento queda libre de ideas y sensaciones para entregarse a lo que Oscar Wilde llamó “la ocupación natural del hombre”. Y quizá, si revisamos detenidamente, en algún breve instante sea posible que entremos en estado contemplativo al ver un niño jugar, la lluvia caer, las olas del mar ir y venir o ante una obra de arte. A la contemplación se puede llegar a través de la oración o la meditación y aunque puede resultar complicado en medio del bullicio, el tiempo de confinamiento nos ha dotado también de silencio, sobre todo, en las primeras semanas de cuarentena cuando todos nos refugiamos en nuestros hogares. Desde la filosofía, la vida contemplativa consiste en cierto descanso y reposo, por lo que se le ha llamado también ocio.
Se puede teorizar sobre la contemplación tanto como abarca el conocimiento humano, pero si le damos un sentido y un valor al tiempo presente, entre las muchas cosas que hemos experimentado durante la pandemia y que vale la pena conservar, puede ser dedicar unos minutos al simple acto de contemplar. Sin tratarse de magia, se convierte en “magia pura” en tanto que nuestra mente queda libre de juicios, etiquetas e inquietudes para dar lugar a la reflexión y la autoreflexión para mirar qué ocurre con nosotros en esta etapa de la vida que puede parecer igual para todo el mundo, pero que es diferente para cada individuo.
Los niños son expertos en el arte de contemplar, si bien son incapaces de reconocer figuras y colores durante los primeros días después del nacimiento, poco a poco empiezan a fijar su mirada y su atención en todo cuanto les rodea, de esa forma van reconociendo su entorno y van adquiriendo aprendizajes tempranos.
En un día cotidiano (pandémico o no), ¿cuántas de las cosas que realizamos pasan por el filtro de la contemplación? Y lo que es más, ¿cuántas veces nos hemos encontrado en dicho estado? Parece un reto difícil, la vida serena, silenciosa, meditativa es contraria a esa realidad virtual en la que estamos cada vez más inmersos y a través de la cual, la información, los datos, las imágenes se intercambian segundo tras segundo. En WiFi Ralph (Película infantil/comedia, 2018) se nos muestra una escena que es el instante en que Ralph y Vanellope (personajes centrales) ingresan al ciberespacio, encontrando por su recorrido otros mundos y costumbres como si se tratara de una visita al “pasado” que existe en una realidad alterna a la de ellos, y lo cual me hace pensar que realmente vivimos en una nueva realidad, con miles de posibilidades en cuanto a tecnología se refiere, y, de hecho, ha sido la forma en que hemos sobrellevado el encierro al que nos condenó la pandemia. Pero si logramos hacer de la contemplación un acto cotidiano, será posible utilizar la tecnología como una receta para agilizar los pendientes del día a día y dejar lugar para lo importante (como diría Mafalda).
Es posible llegar a la contemplación si fijamos la atención en #laspequeñascosas.

Comentarios


object(WP_Query)#18073 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61311) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61311) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17969 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17923 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-06-2022" ["before"]=> string(10) "03-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (61311) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79606) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content"]=> string(4309) "Muchos de nosotros alguna vez nos hemos preguntado qué hay después de la muerte, y pocas veces paramos para preguntarnos… ¿Vivimos antes de morir? La verdad es que nos da miedo pensar en la muerte o pensamos que eso no va a pasar con nosotros o con nuestros seres queridos o por lo menos ¡No ahora! Hablar sobre nuestra muerte es un tabú, es algo que preferimos evitar alejando ese pensamiento “tocando madera” o no pensando en eso para no atraer “mala suerte” pues todavía tenemos tantos planes en nuestra vida. Lo más irónico de todo esto es que es la única certeza que tenemos y que tarde o temprano todos vamos a morir. “Todos sabemos intelectualmente que vamos a morir un día, pero, en general, somos tan renuentes a pensar sobre nuestra muerte, que tal conocimiento no toca nuestro corazón, y vivimos la vida como si fuéramos a quedarnos para siempre en este mundo. Consecuentemente, las cosas de este mundo - como poses materiales, reputación, popularidad y placeres- asumen extrema importancia, de modo que dedicamos casi todo nuestro tiempo y energía para obtenerlas. Cuando la muerte llega, descubrimos que, por haberla ignorado durante toda la vida, no estamos en absoluto preparados para afrontarla” (Gyatso, 2016) (Gyatso, Novo Manual de Meditação, 2016). Recuerdo perfectamente un día en una ponencia de una monja budista al iniciar su discurso, la primera pregunta que nos hizo fue: ¿Sabían que van a morir? Fue unánime la cara de espanto de nuestros invitados que no estaban acostumbrados a hablar de la muerte tan abierta y naturalmente como se hace dentro de la filosofía budista. No quiero decir que los budistas seamos mejores para encarar la muerte, simplemente nos preparamos pensando que “Puede ser que muera hoy”.  “Prepararse para la muerte es una de las cosas más sabias y mejores que podemos hacer, tanto por nosotros como por los otros. Este mundo no es nuestra casa, somos viajantes, estamos de paso. Entramos en este mundo solos y de manos vacías y vamos a salir de la misma forma” (Gyatso, Viver significativamente, morrer com alegria, 2007). Y es aquí justamente donde cabe esta pregunta: ¿Vivimos antes de morir? Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo planes, trabajando árduamente para conseguir miles de cosas materiales, queriendo tener éxito, una posición social, etc. Dedicamos nuestra vida a lo que queremos para nuestro futuro, que nos olvidamos de vivir en el aquí y ahora. Muchas veces hasta la salud perdemos por esa lucha incansable. Cuando lo conseguimos, queremos más dinero, un mejor carro, una casa mayor, el viaje de mis sueños. Nunca estamos satisfechos. No que esto esté mal, pues es importante tener objetivos, sueños, esperanza; el problema es cuando vivimos para trabajar y no trabajar para vivir.  El problema es cuando la vida pasa por nosotros sin darnos cuenta y no pasamos nosotros por la vida. Cuando menos nos damos cuenta se pasaron los años, se pasó la vida y todavía estamos esperando el momento ideal para ser felices y hacer aquello que soñábamos cuando tuviéramos tiempo. Tal vez todo aquello que planeamos para mañana, para un corto o largo plazo nunca llegue, pues no sabemos cuánto tiempo tenemos por aquí.  Por eso lo más adecuado y sabio sería decirnos cada día: “Puede ser que muera hoy” Te invito a vivir cada día como si fuera el único y el mejor día de tu vida.  Solo por hoy. Referencias: “Novo Manual de Meditação”, Geshe Kelsang Gyatso, 2016, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil. “Viver significativamente, morrer com alegria”, Geshe Kelsang Gyatso, 2007, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil." ["post_title"]=> string(70) "¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?" ["post_excerpt"]=> string(108) "“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "que-hay-despues-de-la-muerte-o-mejor-vivimos-antes-de-morir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79606" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17866 (24) { ["ID"]=> int(80032) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 09:30:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 14:30:52" ["post_content"]=> string(6746) "El estrés es el mal de nuestra época y no solo afecta a un sector de la población como se pensaba antiguamente, que era “privilegio” de unos cuantos: hombres de negocios, empresarios, mujeres con problemas pre menstruales o personas con problemas mentales. Actualmente las investigaciones científicas han mostrado que el estrés ha afectado a gran parte de la población mundial, incluyendo niños, adolescentes y adultos de todos los estratos sociales y económicos. La OMS estima que el estrés afecta casi al 90% de la población mundial. Un alto porcentaje de trabajadores padece algún tipo de estrés laboral. El ritmo frenético en el que vivimos, trabajando, haciendo mil cosas a la vez para “aprovechar” el día al máximo sin derecho a pausas o un tiempo libre porque sentimos que al hacerlo estamos perdiendo tiempo, pues tiempo es dinero, y no recordamos que el tiempo es lo más valioso que tenemos y que se nos escapa de las manos en un abrir y cerrar de ojos. Esta forma de vida nos ha llevado a descuidar nuestro cuerpo, salud, familia, amigos, diversión y muchas otras cosas y en compensación son frecuentes los dolores de cabeza, musculares, de espalda, exceso de peso, insomnio, diabetes, problemas cardiacos y un sinfín de otros problemas. Al final ¿qué es el estrés? “En realidad el estrés es una reacción innata del organismo cuando tiene que hacer frente a una situación que pone en jaque el equilibrio entre la demanda percibida y los recursos disponibles”. Es un constructo psicológico que significa cansancio físico y mental, el cual produce una reacción en el organismo, funciona como un mecanismo de defensa y responde ante la situación amenazante. ¿Sabías que existe Estrés Positivo y Estrés Negativo?  Estrés Positivo El eustrés, también conocido como “estrés positivo”, es el que provoca que mantengamos nuestra mente abierta y activa. Está relacionado con la tensión interior necesaria para conseguir objetivos, para permanecer activos y creativos, para cambiar. Estrés Negativo El distrés o estrés negativo, cuando se vuelve crónico, se genera un desequilibrio y malestar a nivel físico, mental y emocional, con altísimos costes para el bienestar general y la calidad de vida de la persona, que llega a afectar a su rendimiento y sus relaciones. Hay 3 fases que desencadenan la respuesta del estrés: Fase de alarma- Ante la percepción de un peligro potencial se produce una reacción de alarma durante la cual el cuerpo responde incluso sin que seamos conscientes de ello. Fase de resistencia o adaptación- En ella el organismo intenta superar, adaptarse o afrontar lo que percibe como una amenaza. Fase de agotamiento- Ocurre cuando la agresión se repite con frecuencia o es de larga duración, y cuando los recursos de la persona para conseguir un nivel de adaptación no son suficientes. ¿Cómo librarnos del estrés? La práctica de Mindfulness (Atención Plena en el momento presente) nos ayuda a reconocer los agentes estresantes reales, y una vez sabiendo cuáles son, podemos entrenarnos para poder responder conscientemente en vez de reaccionar en forma automática:
  • De esta forma podremos detectar los signos de tensión de nuestro cuerpo antes de conocer la razón o el origen de ellos. 
  • Al practicar el Mindfulness sentimos que vivimos más plenamente, apreciamos el momento presente y facilitamos la aparición de estados de ánimo positivos incompatibles con el estrés.
  • Entrenarnos en la respiración consciente puede llegar a ser una de las destrezas más importantes para mantener la salud y aprender a reducir el estrés en cualquier circunstancia
Consejos Mindfulness contra el estrés:
  • No saltes automáticamente de la cama apenas suene el despertador. Tómate unos minutos para hacer un breve chequeo consciente de tu cuerpo.
  • Advierte mientras te bañas o arreglas si tu mente está pensando, organizando o preparándose para el día que le aguarda. Si es así tráela de nuevo al momento presente.
  • Camina de forma pausada cuando salgas. Conecta con tu cuerpo, advierte la presencia de cualquier tensión y trata de relajarla.
  • Descubre el valor de la pausa en tus actividades diarias y laborales. Haz una sola cosa a la vez, para poder estar presente realmente en ella.
  • No te apresures por llegar a casa cuanto antes. No te dejes engañar por la sensación de que disfrutarás cuando llegues: ahora es el momento de disfrutar. Solo existe “ahora”.
  • Antes de irte a la cama, revisa cómo está tu cuerpo fijándote en las tensiones que adviertas.
Nada de esto es una fórmula milagrosa, el Mindfulness es un entrenamiento constante de la mente, y como todo, requiere práctica constante, dedicación y tiempo para poder ver los resultados y aprender a vivir plenamente en el aquí y ahora; soltando el pasado, aceptando el presente como es, sin juicios y acogiendo nuestro futuro de acuerdo con lo que cosechamos hoy. ¡Te invito a practicarlo para librarte del estrés! Referencias: Material del curso Mindfulness Transpersonal, Escuela Española de Desarrollo Transpersonal, Madrid, España, 2018." ["post_title"]=> string(30) "¿Cómo librarnos del estrés?" ["post_excerpt"]=> string(164) "El ritmo vertiginoso de la vida diaria propicia que el estrés nos afecte de manera crónica. Por ello tenemos que aprender a controlar nuestro nivel de estrés. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "como-librarnos-del-estres" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 09:30:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 14:30:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80032" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79606) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content"]=> string(4309) "Muchos de nosotros alguna vez nos hemos preguntado qué hay después de la muerte, y pocas veces paramos para preguntarnos… ¿Vivimos antes de morir? La verdad es que nos da miedo pensar en la muerte o pensamos que eso no va a pasar con nosotros o con nuestros seres queridos o por lo menos ¡No ahora! Hablar sobre nuestra muerte es un tabú, es algo que preferimos evitar alejando ese pensamiento “tocando madera” o no pensando en eso para no atraer “mala suerte” pues todavía tenemos tantos planes en nuestra vida. Lo más irónico de todo esto es que es la única certeza que tenemos y que tarde o temprano todos vamos a morir. “Todos sabemos intelectualmente que vamos a morir un día, pero, en general, somos tan renuentes a pensar sobre nuestra muerte, que tal conocimiento no toca nuestro corazón, y vivimos la vida como si fuéramos a quedarnos para siempre en este mundo. Consecuentemente, las cosas de este mundo - como poses materiales, reputación, popularidad y placeres- asumen extrema importancia, de modo que dedicamos casi todo nuestro tiempo y energía para obtenerlas. Cuando la muerte llega, descubrimos que, por haberla ignorado durante toda la vida, no estamos en absoluto preparados para afrontarla” (Gyatso, 2016) (Gyatso, Novo Manual de Meditação, 2016). Recuerdo perfectamente un día en una ponencia de una monja budista al iniciar su discurso, la primera pregunta que nos hizo fue: ¿Sabían que van a morir? Fue unánime la cara de espanto de nuestros invitados que no estaban acostumbrados a hablar de la muerte tan abierta y naturalmente como se hace dentro de la filosofía budista. No quiero decir que los budistas seamos mejores para encarar la muerte, simplemente nos preparamos pensando que “Puede ser que muera hoy”.  “Prepararse para la muerte es una de las cosas más sabias y mejores que podemos hacer, tanto por nosotros como por los otros. Este mundo no es nuestra casa, somos viajantes, estamos de paso. Entramos en este mundo solos y de manos vacías y vamos a salir de la misma forma” (Gyatso, Viver significativamente, morrer com alegria, 2007). Y es aquí justamente donde cabe esta pregunta: ¿Vivimos antes de morir? Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo haciendo planes, trabajando árduamente para conseguir miles de cosas materiales, queriendo tener éxito, una posición social, etc. Dedicamos nuestra vida a lo que queremos para nuestro futuro, que nos olvidamos de vivir en el aquí y ahora. Muchas veces hasta la salud perdemos por esa lucha incansable. Cuando lo conseguimos, queremos más dinero, un mejor carro, una casa mayor, el viaje de mis sueños. Nunca estamos satisfechos. No que esto esté mal, pues es importante tener objetivos, sueños, esperanza; el problema es cuando vivimos para trabajar y no trabajar para vivir.  El problema es cuando la vida pasa por nosotros sin darnos cuenta y no pasamos nosotros por la vida. Cuando menos nos damos cuenta se pasaron los años, se pasó la vida y todavía estamos esperando el momento ideal para ser felices y hacer aquello que soñábamos cuando tuviéramos tiempo. Tal vez todo aquello que planeamos para mañana, para un corto o largo plazo nunca llegue, pues no sabemos cuánto tiempo tenemos por aquí.  Por eso lo más adecuado y sabio sería decirnos cada día: “Puede ser que muera hoy” Te invito a vivir cada día como si fuera el único y el mejor día de tu vida.  Solo por hoy. Referencias: “Novo Manual de Meditação”, Geshe Kelsang Gyatso, 2016, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil. “Viver significativamente, morrer com alegria”, Geshe Kelsang Gyatso, 2007, São Paulo, Ed. Tharpa Brasil." ["post_title"]=> string(70) "¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?" ["post_excerpt"]=> string(108) "“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater). " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(59) "que-hay-despues-de-la-muerte-o-mejor-vivimos-antes-de-morir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 09:24:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 14:24:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79606" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "47a86120af5db0128ed0e77bee15c400" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Qué hay después de la muerte

¿Qué hay después de la muerte? O mejor… ¿Vivimos antes de morir?

“La muerte sirve para hacernos pensar, pero no sobre la muerte sino sobre la vida” (Fernando Savater).

junio 6, 2022
¿Cómo librarnos del estrés?

¿Cómo librarnos del estrés?

El ritmo vertiginoso de la vida diaria propicia que el estrés nos afecte de manera crónica. Por ello tenemos que aprender a...

junio 20, 2022




Más de categoría
eutanasia y los cuidados paliativos

La eutanasia y los cuidados paliativos

El filósofo José Enrique Gómez Álvarez explora las implicaciones bioéticas de la eutanasia en un contexto como el de...

julio 1, 2022

Enfrenta tus monstruos

Cuando estamos solos,  el silencio nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios pensamientos y a los miedos que alimentan...

junio 30, 2022
¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles.

junio 30, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022