Las pequeñas cosas: CONTEMPLACIÓN

    “La mayoría de las personas están tan absortas en la contemplación del mundo exterior que son totalmente ajenas a lo que está pasando dentro de sí mismas”. – Nikola Tesla, físico, matemático e ingeniero eléctrico...

8 de febrero, 2021

 

 

“La mayoría de las personas están tan absortas en la contemplación del mundo exterior que son totalmente ajenas a lo que está pasando dentro de sí mismas”.
– Nikola Tesla, físico, matemático e ingeniero eléctrico serbio (1856-1943).

En nuestro acelerado ritmo de vida y ante el avance tecnológico, la inmediatez está a la orden del día, pues en cuestión de minutos podemos ordenar las compras al supermercado, al tiempo que nos enlazamos a una videollamada y enviamos un mensaje o publicamos una actualización en las redes sociales; sin embargo, del otro lado de la moneda existe una posibilidad que puede brindar un momento de calma e introspección: la contemplación. Ésta se entiende como el acto de mirar con atención. Se compone del prefijo con (todo, junto) templum (templo, lugar sagrado para ver el cielo) y el sufijo –ción (acción y efecto).
Sin profundizar en la religión o el misticismo, la contemplación es ese momento en la mente en que solo existe el silencio y el pensamiento queda libre de ideas y sensaciones para entregarse a lo que Oscar Wilde llamó “la ocupación natural del hombre”. Y quizá, si revisamos detenidamente, en algún breve instante sea posible que entremos en estado contemplativo al ver un niño jugar, la lluvia caer, las olas del mar ir y venir o ante una obra de arte. A la contemplación se puede llegar a través de la oración o la meditación y aunque puede resultar complicado en medio del bullicio, el tiempo de confinamiento nos ha dotado también de silencio, sobre todo, en las primeras semanas de cuarentena cuando todos nos refugiamos en nuestros hogares. Desde la filosofía, la vida contemplativa consiste en cierto descanso y reposo, por lo que se le ha llamado también ocio.
Se puede teorizar sobre la contemplación tanto como abarca el conocimiento humano, pero si le damos un sentido y un valor al tiempo presente, entre las muchas cosas que hemos experimentado durante la pandemia y que vale la pena conservar, puede ser dedicar unos minutos al simple acto de contemplar. Sin tratarse de magia, se convierte en “magia pura” en tanto que nuestra mente queda libre de juicios, etiquetas e inquietudes para dar lugar a la reflexión y la autoreflexión para mirar qué ocurre con nosotros en esta etapa de la vida que puede parecer igual para todo el mundo, pero que es diferente para cada individuo.
Los niños son expertos en el arte de contemplar, si bien son incapaces de reconocer figuras y colores durante los primeros días después del nacimiento, poco a poco empiezan a fijar su mirada y su atención en todo cuanto les rodea, de esa forma van reconociendo su entorno y van adquiriendo aprendizajes tempranos.
En un día cotidiano (pandémico o no), ¿cuántas de las cosas que realizamos pasan por el filtro de la contemplación? Y lo que es más, ¿cuántas veces nos hemos encontrado en dicho estado? Parece un reto difícil, la vida serena, silenciosa, meditativa es contraria a esa realidad virtual en la que estamos cada vez más inmersos y a través de la cual, la información, los datos, las imágenes se intercambian segundo tras segundo. En WiFi Ralph (Película infantil/comedia, 2018) se nos muestra una escena que es el instante en que Ralph y Vanellope (personajes centrales) ingresan al ciberespacio, encontrando por su recorrido otros mundos y costumbres como si se tratara de una visita al “pasado” que existe en una realidad alterna a la de ellos, y lo cual me hace pensar que realmente vivimos en una nueva realidad, con miles de posibilidades en cuanto a tecnología se refiere, y, de hecho, ha sido la forma en que hemos sobrellevado el encierro al que nos condenó la pandemia. Pero si logramos hacer de la contemplación un acto cotidiano, será posible utilizar la tecnología como una receta para agilizar los pendientes del día a día y dejar lugar para lo importante (como diría Mafalda).
Es posible llegar a la contemplación si fijamos la atención en #laspequeñascosas.

Comentarios


object(WP_Query)#18073 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61311) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(61311) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17969 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17930 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17923 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (61311) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79610) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 10:42:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:42:25" ["post_content"]=> string(4295) "“Yo no busco, yo encuentro.” – Pablo Picasso (1881 - 1973). Se dice que las oportunidades son como flechas porque apuntan directo y no regresan. Podría decirse que la gran parte de las cosas que ocurren en mi vida han sido producto de las oportunidades que he decidido tomar o dejar pasar, pero sin empeñarme en el resultado simplemente poniendo manos a la obra y permitiendo que el proceso tome su curso y me sorprenda con el resultado. Algunas oportunidades han representado los mejores momentos de mi vida y otras han sido un verdadero fiasco, pero todas han dejado huella; lo más importante es que he aprendido algo nuevo. Las oportunidades ocurren, se presentan, salen al camino y tienen un poder transformador. Pese al contexto pesimista en el que vivimos hay oportunidades que quizá no sean visibles para todos pero ahí están aguardando a ser descubiertas y aprovechadas. El encuentro (acción de coincidir) es una de ellas porque nada ocurre sin encontrarse con la otredad (sea persona, circunstancia, momento o lugar). Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades con todo y crisis mundial. Porque el encuentro surge de forma espontánea e inesperada. ¿Cuántas veces nos ha ocurrido que encontramos un billete en la calle, un objeto perdido que nos conduce a conocer a alguien, una tienda con alguna oferta especial o una persona que se convierte en parte esencial de nuestra vida? Vamos por la vida encontrando personas, objetos, lugares y no nos damos cuenta de su valor porque estamos más ocupados en lo seguro, en el deber ser, en la rutina, rumiando el pasado o añorando el futuro y el encuentro hoy en día es casi como una promesa en tanto que estamos retomando la vida que tuvimos en pausa hace dos años con el inicio de la pandemia, así que poderse encontrar o reencontrar es un privilegio aunque usted no lo crea. ¿Qué cantidad de situaciones habremos encontrado a lo largo de nuestra vida sin buscarlas ni provocarlas? Una escuela, una pareja, un trabajo, un empleo o una mirada. La pandemia nos heredó la habilidad de leer miradas como una forma alternativa de comunicación con el otro al ser necesario ocultar medio rostro con el cubre bocas y con ello, se le dio valor a un sencillo pero valioso momento: el encuentro de dos miradas, lo cual no es poca cosa considerando que no todas las personas tienen el hábito de mirar de frente a su interlocutor quizá porque el peso de una mirada es insostenible cuando se miente, se hiere o se es indiferente. Encontrarse con el otro, con una mirada o con una oportunidad como si de regalos se tratara al ser parte de #laspequeñascosas que le dan un matiz diferente a la vida (¿postpandemia?) y que son como luces de esperanza. Tener la oportunidad de mirar nuevamente a quienes han sido compañeros de ruta y poder contar que seguimos de pie a pesar de los pesares y de todas las dificultades que se han cruzado desde que el COVID-19 apareció en el escenario, compartir los retos que se han debido superar y sentirse satisfecho con las batallas ganadas, seguro de que poco a poco se irá recuperando la certidumbre y la calma.  A manera de colofón: Encontrar sin buscar como aquello que escribió Cortázar: “Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”. Porque la existencia es posible también gracias a la cantidad de brevísimos encuentros que le dan forma y sentido a nuestros días; el encuentro por espontáneo es sorpresivo, emotivo, adictivo y certero porque si hemos de encontrarnos no habrá poder que pueda evitarlo, así como esta pandemia que nos salió al encuentro y que no todos hemos tenido la fortuna de evadir o salir bien librados de ella. Salgamos al encuentro porque el único momento real momento es aquí y ahora." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: encuentro" ["post_excerpt"]=> string(202) "Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-encuentro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 10:48:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:48:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79610" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17863 (24) { ["ID"]=> int(79920) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-15 09:07:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-15 14:07:35" ["post_content"]=> string(2895) "¡Hola, deseo que tu día vaya excelente! Sin más rodeos vamos al tema de hoy:
  1. Aceptas. Sabes que la vida es maravillosa y trae cosas igual, pero que también eres conciente de que existe la adversidad y todos la experimentamos en mayor o menor medida. Dejas de cuestionarte, ¿por qué a mí? Tu enfoque está en el ¿para qué?
  2. Te alejas del drama. Si consigues el punto uno automáticamente estás en el punto dos. Ya no gastas energía queriendo que las cosas sean tal y como las deseas; ya no buscas que los demás volteen a verte y el traje de víctima ya no te queda. Simplemente miras hacia adelante y te enfocas en lo positivo. 
  3. Estás al tanto de que la renuncia te fortalece. Cuando soltamos lo que ya no está aportando a nuestra felicidad y avance nos hacemos más fuertes. Retener a costa de tu bienestar ya no es una opción. Sabes que la libertad es sinónimo de amor. 
  4. Te respetas, por eso renuncias al sufrimiento innecesario e inútil, ese que muchas veces elegimos (de manera consciente o inconsciente) por tomar malas decisiones o por adoptar el rol de víctima. 
  5. Comprendes que, más allá de los acontecimientos, lo que determina tu estado de ánimo es la interpretación que estás haciendo de eso, y que tienes el poder para contarte la historia que desees. 
  6. Sabes que lo externo es incontrolable, por eso te centras únicamente en tu interior, pues ahí se concentra tu poder. 
  7. Vigilas constantemente tus pensamientos. Estás conciente de que sacarlos no funciona, por eso mejor le das paso a los que te ayudan a sentirte bien al instante; conservas la calma sabiendo que con este ejercicio los pensamientos negativos saldrán poco a poco. 
  8. Eres tu prioridad. Sólo si estás bien física y mentalmente puedes ayudar a otros. 
Si estas ideas te aportan algo positivo compártelas. Si quieres mejorar algún aspecto de tu vida cotidiana contáctame: [email protected] / WhatsApp: 55 20 82 88 71 " ["post_title"]=> string(45) "Ocho indicativos de que alcanzaste la madurez" ["post_excerpt"]=> string(84) "Si aún no aparecen en tu vida, toma nota para experimentar la plenitud verdadera. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(45) "ocho-indicativos-de-que-alcanzaste-la-madurez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-15 09:08:18" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-15 14:08:18" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79920" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17965 (24) { ["ID"]=> int(79610) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-06 10:42:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:42:25" ["post_content"]=> string(4295) "“Yo no busco, yo encuentro.” – Pablo Picasso (1881 - 1973). Se dice que las oportunidades son como flechas porque apuntan directo y no regresan. Podría decirse que la gran parte de las cosas que ocurren en mi vida han sido producto de las oportunidades que he decidido tomar o dejar pasar, pero sin empeñarme en el resultado simplemente poniendo manos a la obra y permitiendo que el proceso tome su curso y me sorprenda con el resultado. Algunas oportunidades han representado los mejores momentos de mi vida y otras han sido un verdadero fiasco, pero todas han dejado huella; lo más importante es que he aprendido algo nuevo. Las oportunidades ocurren, se presentan, salen al camino y tienen un poder transformador. Pese al contexto pesimista en el que vivimos hay oportunidades que quizá no sean visibles para todos pero ahí están aguardando a ser descubiertas y aprovechadas. El encuentro (acción de coincidir) es una de ellas porque nada ocurre sin encontrarse con la otredad (sea persona, circunstancia, momento o lugar). Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades con todo y crisis mundial. Porque el encuentro surge de forma espontánea e inesperada. ¿Cuántas veces nos ha ocurrido que encontramos un billete en la calle, un objeto perdido que nos conduce a conocer a alguien, una tienda con alguna oferta especial o una persona que se convierte en parte esencial de nuestra vida? Vamos por la vida encontrando personas, objetos, lugares y no nos damos cuenta de su valor porque estamos más ocupados en lo seguro, en el deber ser, en la rutina, rumiando el pasado o añorando el futuro y el encuentro hoy en día es casi como una promesa en tanto que estamos retomando la vida que tuvimos en pausa hace dos años con el inicio de la pandemia, así que poderse encontrar o reencontrar es un privilegio aunque usted no lo crea. ¿Qué cantidad de situaciones habremos encontrado a lo largo de nuestra vida sin buscarlas ni provocarlas? Una escuela, una pareja, un trabajo, un empleo o una mirada. La pandemia nos heredó la habilidad de leer miradas como una forma alternativa de comunicación con el otro al ser necesario ocultar medio rostro con el cubre bocas y con ello, se le dio valor a un sencillo pero valioso momento: el encuentro de dos miradas, lo cual no es poca cosa considerando que no todas las personas tienen el hábito de mirar de frente a su interlocutor quizá porque el peso de una mirada es insostenible cuando se miente, se hiere o se es indiferente. Encontrarse con el otro, con una mirada o con una oportunidad como si de regalos se tratara al ser parte de #laspequeñascosas que le dan un matiz diferente a la vida (¿postpandemia?) y que son como luces de esperanza. Tener la oportunidad de mirar nuevamente a quienes han sido compañeros de ruta y poder contar que seguimos de pie a pesar de los pesares y de todas las dificultades que se han cruzado desde que el COVID-19 apareció en el escenario, compartir los retos que se han debido superar y sentirse satisfecho con las batallas ganadas, seguro de que poco a poco se irá recuperando la certidumbre y la calma.  A manera de colofón: Encontrar sin buscar como aquello que escribió Cortázar: “Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”. Porque la existencia es posible también gracias a la cantidad de brevísimos encuentros que le dan forma y sentido a nuestros días; el encuentro por espontáneo es sorpresivo, emotivo, adictivo y certero porque si hemos de encontrarnos no habrá poder que pueda evitarlo, así como esta pandemia que nos salió al encuentro y que no todos hemos tenido la fortuna de evadir o salir bien librados de ella. Salgamos al encuentro porque el único momento real momento es aquí y ahora." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: encuentro" ["post_excerpt"]=> string(202) "Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero, elijo los primeros por estar llenos de oportunidades y posibilidades. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-encuentro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-06 10:48:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-06 15:48:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79610" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ff90a843aa94d82251143a2db475c9ef" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las pequeñas cosas: encuentro

Existen encuentros que son como un bálsamo, una promesa o una esperanza mientras que otros son funestos como aves de mal agüero,...

junio 6, 2022

Ocho indicativos de que alcanzaste la madurez

Si aún no aparecen en tu vida, toma nota para experimentar la plenitud verdadera. 

junio 15, 2022




Más de categoría

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022

Sindrome de FOMO: ¿está afectando la vida de mis hijos?

Alejandra Ruiz Sánchez explica los riesgos de las redes sociales y los trastornos que pueden ocasionarnos cuando no se...

junio 27, 2022

Seis trucos para que el miedo sea tu aliado 

Con estas ideas lograrás que trabaje para ti en lugar de causar estragos en tu vida. 

junio 22, 2022
Las pequeñas cosas: Yellow

Las pequeñas cosas: Yellow

El color amarillo se relaciona con la energía solar, el entusiasmo; en su tonalidad dorada representa riqueza y opulencia.

junio 20, 2022