Las pequeñas cosas: chiquitas, chidas y chulas (Parte 4 de 7)

Cuando se charla, se convive y se reúnen puntos de vista, se hace posible sentarse junto a un seguidor o un opositor de una ideología política, junto a un fanático o un detractor de algún género cinematográfico.

19 de diciembre, 2022

“Las palabras son sólo piedras puestas atravesando la corriente de un río. Si están allí es para que podamos llegar al otro margen, el otro margen es lo que importa…”.  -José Saramago (1922-2010), escritor portugués.

A través de la charla (conversación entre dos o más personas, diálogo informal) se hace posible el proceso de comunicación mediante la retroalimentación entre emisor y receptor para intercambiar ideas, sensaciones, emociones, experiencias; para conocer al otro y “construir con palabras un puente indestructible” (escribió Benedetti en “Táctica y Estrategia”) que nos permita crear un vínculo, estrechar una relación, construir un mundo en común a través de un lenguaje particular, “ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama” (escribió Sabines en “Espero curarme de ti”) y no porque se trate de ese amor romántico que todo lo destruye al idealizar al otro o a la relación sino para compartir y acompañarse en el camino.

Charlar para conocer, aproximarse, fortalecer, aprender, construir, crecer, intercambiar, analizar, reflexionar. La charla como diálogo o disertación en torno a temas de interés, como herramienta pedagógica cuyo objetivo es el logro de nuevos conocimientos.

Se charla entre conocidos por chisme, chido, sin choro y con chiste, no por chantaje y sin ser chocante ni pretender parecer chipocludo o chulo. Se charla lo mismo en Chapultepec que en Chiapas, al ritmo de cha cha cha entre chilangos y chilpayates sin chamarra y a veces con el chal puesto. Se charla todos los días, en el transporte, en la fila del banco, en el parque, en la sala de espera del consultorio médico, en la fila del café de la esquina o mientras pagamos en el súper mercado.

Cuando se charla, se convive y se reúnen puntos de vista, se hace posible sentarse junto a un seguidor o un opositor de una ideología política, junto a un fanático o un detractor de algún género cinematográfico o corriente filosófica o estilo musical porque la charla reúne, suma e incrementa el conocimiento, nos ayuda a salir de la particular esfera existencial para conocer otros mundos (en relación a eso de que “cada cabeza es un mundo”). Bien por el regreso de las charlas en el desayuno, la comida o la cena entre amigos, conocidos, familiares o amantes.

“No eres la charla que oyes en tu cabeza. Eres el ser que escucha esa charla”. – Krishnamurti.

El camino de la espiritualidad nos enseña que no somos sólo mente sino alma, energía y que esas conversaciones que mantenemos todos los días son producto sí y sólo sí de nuestro cerebro ansioso, estresado o enfermo (en el caso de ciertas patologías como las neurosis y/o demencias), pero somos mucho más que ese diálogo continuo e inagotable que nos martilla con culpas, miedos, incertidumbres o apegos.

“Nos debemos una charla con el corazón abierto”. – Joaquín Sabina.

La mejor forma de conocer y reconocer es a través de la charla honesta, franca y abierta sin simulaciones ni pretensiones por el puro gusto de compartir-se.

Que las celebraciones decembrinas sean la oportunidad de tener el privilegio para charlar sin prisa y sin la necesidad de dar respuesta inmediata a lo que se escucha, que la charla sea parte de #laspequeñascosas que nos hace falta agregar a nuestra agenda de pendientes para asegurarnos de estar muy de cerca de aquéllos a quienes amamos.

A manera de colofón: el próximo 21 de diciembre recibiremos el solsticio de invierno en el hemisferio norte, el paisaje irá tornándose gris y el clima cada vez más frío (sin contar con los efectos del cambio climático) y nos estaremos preparando para la llegada de la Navidad. Deseo que en sus corazones habite el amor, la generosidad, la solidaridad, la empatía y principalmente, la alegría por celebrar un cierre de año complejo, difícil, incierto, inundado por la incertidumbre, la violencia y el caos mundial, pero al mismo tiempo, un año que nos ha mantenido de pie y vivos a pesar de los pesares. ¡Feliz Navidad!

Comentarios


object(WP_Query)#18808 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86916) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86916) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18812 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18810 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18811 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86916) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(88536) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-03 13:28:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:28:35" ["post_content"]=> string(3682) "Silencio, ausencia de personas en una casa donde la única persona soy yo. No siento ni tengo la presencia de nadie. Poco a poco, la mente se apodera de mi ser, empieza a tomar el control de mis pensamientos. El miedo hace su presencia, pero… ¿Qué es lo que lo ocasiona? El vacío de las habitaciones tal vez. Miro dentro de mis sentimientos, extraño a personas y situaciones. Empiezo a recordar momentos, algunos duros que me llenan de rencor, rabia, dando como resultado que en medio de la soledad explore el interior de mi persona y encuentre los más bajos instintos, algunos primitivos y rapaces. Encontrar mi verdadero yo es mi más grande temor. Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente donde se encuentra la verdadera persona que eres, los miedos que te dominan.  Después de enfrentar mis demonios, mi mente da un giro donde los recuerdos de una grata aventura me hacen recordar bellos momentos, mi infancia que estuvo llena de amigos, juegos divertidos, los cuales compartí con mis mejores cómplices de mis travesuras. 
También descubre:
La nostalgia de tu partida (ruizhealytimes.com) También recuerdo la belleza de algunas personas, caras lindas, voces que enamoran y cuerpos que seducen. Oh, si es el amor, todavía puedo sentir cómo se dilatan mis pupilas al recordar a esas personas que marcaron mi vida amorosa, pero igual hubo desamor; sin embargo, el recuerdo es grato.  El día a día es una fría rutina que agobia con su monotonía, pero también forja un destino cuando esa rutina se convierte en disciplina misma que te lleva al éxito si sabes aprovecharla, o te consume si no sabes moldearla. Así, mis primeros días de soledad me llevaron a un viaje mental de caminos recorridos llenos de sentimientos encontrados. En esos caminos me reencontré con seres queridos que ya no están, algunos se alejaron por que buscaron nuevos horizontes, otros simplemente ya no compartían las mismas ideas y se fueron,  también hay quien pasó a mejor vida. Todos estos recuerdos  llenan los vacíos de mi habitación. Es como vivir nuevamente las experiencias que he tenido al paso de los años. También veo el presente, mi posición de la vida hasta donde he llegado al paso del tiempo, el futuro también va tomando forma con nuevas metas por cumplir y planes por realizar.  Así es como se vive la soledad: recordando el pasado, disfrutando el presente, planeando el futuro. De la misma manera te das cuenta de que no estás solo, que tienes contigo a la persona que más le importas en el mundo, por lo que fuiste, eres y serás. Te tienes a ti mismo, aprendes a acompañarte en la ausencia de los demás. Ahora no me da miedo estar solo. La soledad me enseñó la reflexión de mis errores y ahora puedo disfrutar de los bellos recuerdos, revivir viejos amores, mantener viva la memoria de los que ya no están conmigo,  planear un mejor futuro para escribir unas líneas donde expreso mi sentir. En pocas palabras, puedo decir que aprendí a vivir conmigo y no sentirme solo nunca más.   “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”." ["post_title"]=> string(31) "La soledad, mi mejor compañía" ["post_excerpt"]=> string(154) "Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente, donde se encuentra la verdadera persona que eres." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "la-soledad-mi-mejor-compania" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-03 13:29:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:29:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18763 (24) { ["ID"]=> int(87781) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-16 11:06:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-16 16:06:04" ["post_content"]=> string(5425) "Sin intención, seguimos en el tren (pero no del metro) de lo musical y damos un ligero vistazo al fenómeno Shakira que no tiene nada nuevo qué ofrecer desde que pasó de ser la cantante de pies descalzos hasta que se convirtió en una copia barata de Paquita la del Barrio con un tema hiriente, repetitivo en el ritmo de las primeras notas y vacío aunque eso sí, con la bandera de mujer empoderada y que factura en lugar de llorar. Nada nuevo salvo el jugoso negocio que a nivel de marketing supone el lanzamiento de su nuevo sencillo y el juego que ha dado a diversas marcas, memes, tendencias en redes sociales y un largo etcétera. Las nuevas generaciones necesitan identificarse con celebridades actuales y proyectar sus dolores en el dolor ajeno, lo cual funciona como fórmula mágica para alcanzar fama y éxito aunque ello no garantice calidad, fondo y forma. En sus días, allá por 1961, Toña “La Negra” cantaba al son del bolero: “Después que todo te lo dio mi pobre corazón herido, has vuelto a verme para que yo sepa de tu desventura… Ya no podré ni perdonar ni darte lo que tú me diste… Y si pretendes remover las ruinas que tú mismo hiciste, sólo cenizas hallarás de todo lo que fue mi amor.” Lola Beltrán, con su distinguida voz y en tono ranchero cantó “Si me engañabas con tu labia traicionera, la puñalada que me diste fue trapera.” Décadas después, una adolorida Lupita D’Alessio reclamaba a tono de balada pop: “Ven, si eres hombre ven a verme y háblame cara a cara, frente a frente. Un cobarde y mentiroso como tú, sin valor, sin dignidad”.  Y podríamos seguir con la lista de las mujeres célebres que a través de su canto han evidenciado las traiciones sufridas por sus parejas, es decir, que la historia se repite porque es de humanos errar y porque nada bueno surge de un acuerdo millonario entre dos celebridades. Pero ¿qué necesidad de hacer público una cuestión tan íntima y privada? Que resulta en jugosas ganancias para los implicados directa o indirectamente y porque son de los mejores distractores para un mundo caótico como en el que vivimos.  No entremos en detalles de género, pero recordemos que ya María Félix había dicho aquello de que: “A un hombre hay que llorarle tres días… Y al cuarto, te pones tacones y ropa nueva”. En lo personal, me quedo con lo dicho por “La Doña”, lo demás es pérdida de tiempo con todo y las facturas de por medio porque el dolor no se monetiza y por el contrario, se enquista si no se le procesa, recordemos que también de dolor se canta. Coincidencia que tan sólo tres días después de que escribí respecto a la relación de Elvis Presley con mi padre, falleciera Lisa Marie Presley en situaciones similares a las de su padre. Coincidencia es pensar en alguien y encontrarlo de frente en el lugar menos esperado. Dice la canción: “Tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir”. Resulta claro que tuve una semana llena de coincidencias.  Al parecer, nada nuevo hay bajo el sol, la vida sigue con sus retos y dificultades de siempre aunque “Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.” (Pablo Neruda, Poema 20). A decir de los gurús del desarrollo humano, el liderazgo y el marketing, se debe aprender a priorizar y a darle valor a las grandes cosas de la vida como la familia, el amor o las amistades que representan lo más importante que podemos tener; por mi parte, sigo creyendo que el camino a esas grandes cosas lo marcan #laspequeñascosas como la empatía, la solidaridad, la honestidad, el amor, la verdad, la reciprocidad, un amanecer, el sol de cada día, las fases lunares, la lluvia, una mariposa; esos intersticios que Cortázar utilizaba muy bien para escribir. A manera de colofón: el Sistema de Transporte Colectivo Metro sigue sufriendo las consecuencias de años y años de abandono en materia de mantenimiento y recorte presupuestal (entre otros males). Dice la Jefa de Gobierno que ya se está trabajando en un plan de acción para dar solución a los usuarios y como parte de dicho plan, la Guardia Nacional vigila y resguarda a la ciudadanía en las diferentes líneas y estaciones. Sin embargo, al cierre de esta colaboración, la reapertura del tramo cerrado de la línea 12 que corre de Mixcoac a Tláhuac se vio opacada por el desfase de un vagón en la línea 7. En tiempos de campañas anticipadas, todo suma o todo resta y como siempre, el pueblo bueno es el que queda atrapado entre intereses políticos. La Jefa de Gobierno no lo tiene fácil. " ["post_title"]=> string(28) "Las pequeñas cosas: cenizas" ["post_excerpt"]=> string(129) "“Bienaventurado el hombre que no espera nada, porque nunca será decepcionado.” Alexander Pope (1688-1744), poeta Inglés. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(26) "las-pequenas-cosas-cenizas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:06:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:06:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87781" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(88536) ["post_author"]=> string(2) "97" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-03 13:28:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:28:35" ["post_content"]=> string(3682) "Silencio, ausencia de personas en una casa donde la única persona soy yo. No siento ni tengo la presencia de nadie. Poco a poco, la mente se apodera de mi ser, empieza a tomar el control de mis pensamientos. El miedo hace su presencia, pero… ¿Qué es lo que lo ocasiona? El vacío de las habitaciones tal vez. Miro dentro de mis sentimientos, extraño a personas y situaciones. Empiezo a recordar momentos, algunos duros que me llenan de rencor, rabia, dando como resultado que en medio de la soledad explore el interior de mi persona y encuentre los más bajos instintos, algunos primitivos y rapaces. Encontrar mi verdadero yo es mi más grande temor. Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente donde se encuentra la verdadera persona que eres, los miedos que te dominan.  Después de enfrentar mis demonios, mi mente da un giro donde los recuerdos de una grata aventura me hacen recordar bellos momentos, mi infancia que estuvo llena de amigos, juegos divertidos, los cuales compartí con mis mejores cómplices de mis travesuras. 
También descubre:
La nostalgia de tu partida (ruizhealytimes.com) También recuerdo la belleza de algunas personas, caras lindas, voces que enamoran y cuerpos que seducen. Oh, si es el amor, todavía puedo sentir cómo se dilatan mis pupilas al recordar a esas personas que marcaron mi vida amorosa, pero igual hubo desamor; sin embargo, el recuerdo es grato.  El día a día es una fría rutina que agobia con su monotonía, pero también forja un destino cuando esa rutina se convierte en disciplina misma que te lleva al éxito si sabes aprovecharla, o te consume si no sabes moldearla. Así, mis primeros días de soledad me llevaron a un viaje mental de caminos recorridos llenos de sentimientos encontrados. En esos caminos me reencontré con seres queridos que ya no están, algunos se alejaron por que buscaron nuevos horizontes, otros simplemente ya no compartían las mismas ideas y se fueron,  también hay quien pasó a mejor vida. Todos estos recuerdos  llenan los vacíos de mi habitación. Es como vivir nuevamente las experiencias que he tenido al paso de los años. También veo el presente, mi posición de la vida hasta donde he llegado al paso del tiempo, el futuro también va tomando forma con nuevas metas por cumplir y planes por realizar.  Así es como se vive la soledad: recordando el pasado, disfrutando el presente, planeando el futuro. De la misma manera te das cuenta de que no estás solo, que tienes contigo a la persona que más le importas en el mundo, por lo que fuiste, eres y serás. Te tienes a ti mismo, aprendes a acompañarte en la ausencia de los demás. Ahora no me da miedo estar solo. La soledad me enseñó la reflexión de mis errores y ahora puedo disfrutar de los bellos recuerdos, revivir viejos amores, mantener viva la memoria de los que ya no están conmigo,  planear un mejor futuro para escribir unas líneas donde expreso mi sentir. En pocas palabras, puedo decir que aprendí a vivir conmigo y no sentirme solo nunca más.   “ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”." ["post_title"]=> string(31) "La soledad, mi mejor compañía" ["post_excerpt"]=> string(154) "Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente, donde se encuentra la verdadera persona que eres." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "la-soledad-mi-mejor-compania" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-03 13:29:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:29:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a5e1c8ebdd742bb72d08202f22f46bc0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
la soledad

La soledad, mi mejor compañía

Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de tu mente, donde...

febrero 3, 2023
Las pequeñas cosas: cenizas

Las pequeñas cosas: cenizas

“Bienaventurado el hombre que no espera nada, porque nunca será decepcionado.” Alexander Pope (1688-1744), poeta Inglés.

enero 16, 2023




Más de categoría
la soledad

La soledad, mi mejor compañía

Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de...

febrero 3, 2023
heridas emocionales

¿Cuánta atención pones a tus heridas emocionales?

Igual que las heridas físicas, requieren atención y poner en marcha un plan de acción que hoy te propongo....

febrero 2, 2023
dolor y sufrimiento en las personas

Fórmula infalible para trascender el dolor

Libérate con un método que te ayudará a salir fortalecido de la adversidad.

enero 26, 2023
La importancia de la salud mental

La importancia de la salud mental

En México no hay interés suficiente de las autoridades para implementar soluciones claras, empezando por una asignación presupuestal para...

enero 24, 2023