Las pequeñas cosas: abuso (segunda parte)

Podríamos estar ante un narcisista perverso sin reconocerlo. El abuso que cometen es casi quirúrgico y, por tanto, peligroso para la víctima, pues no se apropian de sus bienes sino de su vida.

25 de octubre, 2021 Las pequeñas cosas: abuso (segunda parte)

Tartufo conoce a quien engaña, aprovéchase ofuscándole con cien apariencias y con su hipocresía le saca sumas a toda hora, adquiriendo además el derecho de censurarnos a todos. 

– Molière (1622 – 1673), dramaturgo francés. 

 

Han pasado diez días desde que recibí el mensaje verbal respecto a la presunta demanda que interpuso en mi contra la tía paterna de mi hijo, Adriana “N”. A la par he recibido también una serie de mensajes de texto en tono amable, cordial, respetuoso e incluso, solidario de parte de su progenitor, Alberto “N” acompañados de la aparición “casual” de una persona cercana a ellos y que fue quien “pasó la voz” sobre el tema de la demanda y cuyo nombre es Aída “N” con quien estoy finalizando los tratos comerciales que heredé de los malos manejos que cometieron en mi contra. 

 

Tema aparte de lo legal, el suceso me ha dado la pista a seguir para ponerle nombre y apellido a todos esos actos que en su momento invadían mi existencia y que no alcanzaba a entender porque todo cuanto surge de la mente de Alberto “N” tiene la misma huella invisible: generar un golpe desestabilizador, reclamar por cosas o falsos derechos, hacerse presente a través de terceros (ex empleados, familiares, ex proveedores, etc.) para aprovechar la grieta y colarse en un mundo del que fue excluido hace años para poner a salvo mi salud física y mental. Todas esas actitudes corresponden a la descripción de lo que es el narcisismo perverso y acoso moral (violencia psicológica).

 

En palabras de Marie-France Hirigoyen (médica y psiquiatra francesa): “El acoso moral consiste en una violencia insidiosa, fría, socarrona, más peligrosa como más invisible. Se alimenta de pequeños ataques repetidos, a menudo tienen lugar cuando no hay testigos, a veces son no verbales o son ambiguos, sujetas a una doble interpretación. Cada ataque tomado separadamente no es realmente grave. Pero el efecto acumulativo de los microtraumatismos frecuentes y repetidos constituye la agresión”. Así viví durante los primeros cuatro años de vida de mi hijo, sin darme cuenta porque todo parecía estar en mi mente únicamente y sin embargo, sentía una opresión en el pecho en cada acto que parecía como un golpe físico, pero sin moretones ni heridas, sin huellas y por tanto, sin nombre. Su familia y núcleo de personas cercanas parecían despreciarme, me trataban como intrusa pero nunca como la madre de su hijo, pretendían ganarme mediante actitudes falsas y manipulaciones, algo que rehusé desde el principio y lo cual se convirtió en mi pecado: mantenerme al margen de todo y de todos; no entendía el motivo pero una fuerza interna me obligaba a poner distancia, el tiempo me dio la razón.

 

“Son como vampiros, devoran todo lo bueno de los demás” (Hirigoyen) en particular, de aquéllos con buena energía y una actitud positiva por el grado de envidia que les provocan. Paul-Claude Racamier (psiquiatra francés) nos dice: “Buscan alimentar su gloria a costa de la derrota de los demás, creyendo que por cada pie que aplastan, ganan un pie de altura.” Es como gozar del don del Rey Midas pero en su versión perversa: todo lo que tocan se destruye.

 

He dado apenas los primeros pasos en un camino desconocido pero impulsada por el interés genuino de desenmascarar las identidades perversas de aquellos que dañan desde la sombra, disfrazados de falsas ovejas y porque en #laspequeñascosas llevadas al límite podemos caer en una situación de acoso moral sin darnos cuenta y creer que estamos locos porque a nadie parece importarle, porque parece que es normal, porque vemos a menudo narcisistas en los puestos de poder y de toma de decisiones, por ello es difícil identificarlos y librarse de ellos, de ahí la importancia de tener las herramientas para identificarlos y salir huyendo, además de acompañar a quienes han caído en sus redes y decirles que no están solas o solos.

 

A manera de colofón: el narcisista perverso primero seduce a través de una comunicación confusa, puede parecer la tan ansiada “media naranja”, posee baja autoestima, es egocéntrico y tiene frecuentes cambios de humor, cuando obtiene el poder sobre la víctima entonces utiliza la manipulación fría y destructiva.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18791 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71892) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-12-2022" ["before"]=> string(10) "27-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(71892) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "30-12-2022" ["before"]=> string(10) "27-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18795 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18793 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18794 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "30-12-2022" ["before"]=> string(10) "27-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-12-30 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-01-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (71892) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18792 (24) { ["ID"]=> int(88077) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content"]=> string(11919) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes “La espiritualidad no es una fórmula; no es una prueba. Es una relación. La espiritualidad no se trata de competencia, se trata de intimidad.  La espiritualidad no se trata de la perfección, se trata de la conexión”. -Mike Yaconelli. En un mundo en el que niños y jóvenes están cada vez más sobreestimulados (sobre todo a través de la tecnología y los medios de difusión), en el que la inmediatez, los excesos, la violencia, la “cosificación” y la “desechabilidad” son parte del transcurrir cotidiano, en el que no creer en nada ni en nadie no es nada más común, sino que para muchos, además, parece “correcto”,  y en el que los padres (queriéndolo o no) deben ausentarse gran parte del día y dejarlos solos, la espiritualidad cobra un papel más que relevante en su desarrollo y formación integral: hoy ya no nada más es importante, hoy la necesitan. Lo primero que debemos tener claro al abordar este tema es que hablar de espiritualidad no significa, necesariamente, hablar de religión. Esta, además de ser una confusión generalizada es la causa principal del rechazo casi inmediato que muchos padres “sigloventiuneros” muestran al pensar siquiera en una formación espiritual para sus hijos. La realidad es que todos los seres humanos somos también seres espirituales y que la espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno que nos permita convivir con el mundo de manera feliz y armoniosa (suena sencillo pero no lo es tanto; al menos no si no lo hemos aprendido desde pequeños y/o no contamos con las herramientas suficientes para alcanzar estos objetivos). Tiene que ver, también, con encontrar respuestas a las preguntas trascendentales que la humanidad se ha hecho desde el inicio de los tiempos (¿por qué y para qué estamos aquí? ¿Hacia dónde vamos? ¿Tiene sentido lo que hacemos? ¿Para qué vivir?) y, en este sentido, los niños son verdaderos maestros, tanto por su inagotable curiosidad, como por el sentido espiritual innato que demuestran a cada instante. Beneficios de la espiritualidad Entendiendo entonces, la espiritualidad como el conjunto interno de creencias, actitudes, valores y disciplina que nos permite encontrar la paz interior, estimular la esperanza, reforzar las conductas positivas y, lo más importante, dar un verdadero sentido a todo lo que hacemos, algunos de los beneficios que aporta la realización de cualquier actividad espiritual, son (respuestas obtenidas en una encuesta realizada a jóvenes por Antonhy James, investigador de la Universidad de Missouri): – Tener un propósito – Mantener vínculos, incluidos aquellos que se establecen con un poder superior (normalmente Dios), con otras personas y con la naturaleza. – Tener una base de bienestar que incluya la alegría y la plenitud, la energía y la paz. – Tener convicción. – Tener autoconfianza. – Tener el impulso de la virtud, por ejemplo, estar motivado para hacer lo correcto y decir la verdad. También, de forma más general, podemos mencionar:
  • Descubrir el sentido de la vida.
  • Mejorar los sentimientos de paz.
  • Sobrellevar los tiempos difíciles y de estrés.
  • Sentirse más seguro y acompañado.
  • Comunicarse mejor con las personas más cercanas.
  • Evitar la violencia.
  • Rechazar las drogas o el alcohol.
  • La capacidad de pensar en temas abstractos.
  • Poder reflexionar sobre uno mismo (metareflexión).
  • Ver el mundo desde otras perspectivas
¿Y qué dice la ciencia? Además de encuestas como la mencionada anteriormente, numerosos estudios científicos se han enfocado en analizar detalladamente el impacto de la espiritualidad en niños y jóvenes y, en general, en los seres humanos, arrojando datos como:
  • En un estudio llevado a cabo por psicólogos del Spirituality Mind Body Institute, se concluyó que los niños con una espiritualidad más desarrollada tienen un 40% menos de probabilidades de usar y abusar de sustancias, un 60% menos de estar deprimidos en la adolescencia y un 80% menos de probabilidades de tener relaciones sexuales peligrosas o sin protección.
  • Otro estudio, realizado el año pasado por científicos de la University of British Columbia de Canadá y en el que participaron 761 niños, señaló que la espiritualidad influye hasta en un 26% en la felicidad infantil, mientras que otros aspectos como el dinero sólo tienen una influencia del 1%.
  • Desde la perspectiva neurocientífica “la espiritualidad” no es  un concepto religioso sino que es una función inherente al cerebro humano y que está presente aún en aquellas personas que no tienen fe religiosa alguna.
  • Neurocientíficos como Andrew Newberg, autor del libro “Principles of Neurotheology” han demostrado que el cerebro de los monjes budistas, acostumbrados durante años a practicar la meditación, muestran un menor envejecimiento neuronal, mayor capacidad de memoria y retención e incluso una mejor resistencia a la sensación del dolor.
Y entonces… ¿Cómo podemos desarrollar la espiritualidad en nuestros hijos y alumnos? Partiendo del hecho de que la práctica de la espiritualidad está profundamente ligada a la curiosidad humana, a la motivación y la creatividad, a la necesidad de canalizar emociones como el miedo, la ansiedad, la sensación de soledad, el estrés y, el vacío, además de la búsqueda del bienestar interno, la calma mental y la sanación emocional, algunas estrategias que ayudarán a desarrollarla en niños y jóvenes (y, por supuesto, en nosotros mismos), pueden ser:
  • Aprender a vivir en el aquí y el ahora.
  • Buscar momentos de paz, reflexión y contemplación.
  • Disfrutar de la naturaleza.
  • Meditar
  • Practicar yoga.
  • Promover la gratitud como un hábito diario.
  • Servir a los demás.
  • Hacer reflexiones en familia.
  • Apreciar y practicar las disciplinas artísticas.
  • Escribir los pensamientos y sentimientos propios frecuentemente.
  • Establecer “rituales” al despertar o antes de dormir (como dar gracias).
  • Valorar la vida en cualquiera de sus expresiones.
  • Escuchar el silencio.
Y la religión… ¿Dónde queda entonces? No hay duda de que si se tienen creencias religiosas, estas representarán, no nada más un gran punto de partida en la búsqueda del bienestar interno, sino, además, un gran soporte espiritual y emocional en el desarrollo de niños y jóvenes. La creencia en que existe algo más grande que nosotros, a partir del fundamento filosófico y el sistema de valores que cada religión represente, puede ayudarles a saber y sentir que no están solos, a a reforzar sus valores y su sentido ético, y a encontrar la fortaleza espiritual necesaria para alejarse, con mayor convicción, de situaciones de riesgo. Sin embargo, sea cual sea la fe o el sentido religioso que pretendamos inculcarles lo más importante es hacerlo desde un lugar que, más allá de los dogmas o la “divinidad”, les presente figuras espirituales “aterrizadas”, que también fueron humanas, que tuvieron grandes luchas internas, que sufrieron y gozaron como cualquiera de nosotros y que lograron alcanzar esa “santidad” o “”perfección” a base de fortaleza espiritual y de un profundo amor por los demás. Un niño feliz y espiritual será un adulto sano y exitoso Como vemos entonces, encontrar la paz interna, aprender a ser agradecidos por lo que se tiene y construir todo un sistema de valores que ayude a sobrellevar con fortaleza las vicisitudes de la vida, no es resultado de una fórmula mágica, sino un proceso permanente en el que padres y colegio debemos participar cerrando filas todos los días, en cada aspecto y a cada instante, para que los niños y jóvenes que hoy están en nuestras manos, crezcan con las herramientas que les permitan no sólo ser adultos sanos y felices, sino también los afortunados creadores de una realidad infinitamente más armoniosa, feliz y mejor. Visita nuestra página y conoce el modelo educativo integral que estás buscando para tu familia." ["post_title"]=> string(93) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes" ["post_excerpt"]=> string(183) "La espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(85) "cuestion-de-fe-etica-o-valores-la-importancia-de-la-espiritualidad-en-ninos-y-jovenes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88077" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18765 (24) { ["ID"]=> int(87929) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-19 10:53:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 15:53:47" ["post_content"]=> string(4231) "Hola, bienvenido una vez más a este espacio diseñado especialmente para incrementar tu nivel de BienEstar. Hoy tengo una pregunta para ti: ¿Qué haces cuando estás en la playa, en el bosque, un parque o en cualquier otro lugar al aire libre donde te sientes a gusto?  Déjame adelantarme a la respuesta: estoy segura que admiras cada uno de los atractivos naturales, disfrutas estar cerca de ellos, como el mar, el sol, etc. Sin temor a equivocarme, pienso que durante esos días te regocijas del entorno sabiendo que tu estancia culminará, y básicamente no piensas en otra cosa más que en gozar de tu tiempo para el relax.  Te lanzaré algunos cuestionamientos más: ¿por qué no haces lo mismo en tu vida cotidiana? ¿Por qué no te comportas de la misma manera? ¿Qué pasaría si lo hicieras? Lo pondré más simple. Cuando estás en la playa, únicamente estás, nunca consideras que lo que hay en el entorno te pertenece, me refiero a las nubes, al sol, las gaviotas, el mar, las olas, la arena, las rocas, las palmeras, etc., solo interactúas con ellos considerándote parte del todo; disfrutas de los beneficios que te otorga cada elemento natural pero solo eso, en ningún momento sientes que algo de lo que hay ahí te pertenece y por lo tanto no piensas en llevarlo a casa.  Una vez que culmina tu estancia tampoco te tiras a llorar o haces berrinche porque terminó, ¿o si? Solo te marchas agradecido por lo que fue, por todo lo que disfrutaste y se acabó, tomas tu maleta y regresas a casa.  ¿Te imaginas si aplicaras este comportamiento en tu vida diaria? No te aferrarías a nada, no pensarías que algo/alguien te pertenece, por lo tanto no experimentarías sufrimiento. Te relacionarías con tu entorno de manera sana, solo agradeciendo a cada cosa y persona por lo que te brindan, sin apegarte a nada, a nadie.  Lo mismo sucedería cuando tu viaje de la vida culminara, solo te marcharías profundamente agradecido por el tiempo de disfrute. Morirías sin hacer berrinche y sin querer a toda costa extender el viaje.  Este ejercicio es muy bueno para reflexionar pues vivimos pensando que todo nos pertenece cuando en realidad no es así, lo único que te pertenece es la evolución y trascendencia de tu alma, recuérdalo a cada momento y recuerda que eres finito, indudablemente tu viaje terminará. Lo más importante es el nivel de disfrute que experimentes.  Te propongo algo más, trata de relacionarte de forma distinta con estas dos palabras: “mi” y “me”. No pienses “mi coche, mi mujer, mi casa”, mejor cree que todo eso es como el mar, el sol y las palmeras, están ahí para que las o los disfrutes, para acompañarte, son parte de un todo, igual que tú, pero nada es tuyo, ¡ni tus hijos! Solo aprovecha los momentos de felicidad que te brindan y, cuando por alguna razón tengas que separarte de ellos, hazlo agradecido, sin hacer berrinche, sin quejarte.  Como platicamos la semana pasada, el “me” tampoco existe, “me dijo, me hizo” cambian de significado al hacerte consciente de que la gente solo actúa como le viene en gana, eres tú quien decide si te afecta o no.  ¿Te das cuenta cómo tu manera de pensar determina el hecho de que te sientas bien o mal? Dale un giro a tu forma de ver la vida y tu vida se transformará en automático.  Gracias por tomarte el tiempo para leerme. También a mí me alegra leer tus comentarios ☺ https://nancy-fuentes.webnode.mx/ [email protected] WhatsApp: 55 20 82 88 71  " ["post_title"]=> string(22) "¡Stop al sufrimiento!" ["post_excerpt"]=> string(62) "Jamás serás el mismo después de apropiarte de este secreto." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(19) "stop-al-sufrimiento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 13:16:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 18:16:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87929" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18792 (24) { ["ID"]=> int(88077) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content"]=> string(11919) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes “La espiritualidad no es una fórmula; no es una prueba. Es una relación. La espiritualidad no se trata de competencia, se trata de intimidad.  La espiritualidad no se trata de la perfección, se trata de la conexión”. -Mike Yaconelli. En un mundo en el que niños y jóvenes están cada vez más sobreestimulados (sobre todo a través de la tecnología y los medios de difusión), en el que la inmediatez, los excesos, la violencia, la “cosificación” y la “desechabilidad” son parte del transcurrir cotidiano, en el que no creer en nada ni en nadie no es nada más común, sino que para muchos, además, parece “correcto”,  y en el que los padres (queriéndolo o no) deben ausentarse gran parte del día y dejarlos solos, la espiritualidad cobra un papel más que relevante en su desarrollo y formación integral: hoy ya no nada más es importante, hoy la necesitan. Lo primero que debemos tener claro al abordar este tema es que hablar de espiritualidad no significa, necesariamente, hablar de religión. Esta, además de ser una confusión generalizada es la causa principal del rechazo casi inmediato que muchos padres “sigloventiuneros” muestran al pensar siquiera en una formación espiritual para sus hijos. La realidad es que todos los seres humanos somos también seres espirituales y que la espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno que nos permita convivir con el mundo de manera feliz y armoniosa (suena sencillo pero no lo es tanto; al menos no si no lo hemos aprendido desde pequeños y/o no contamos con las herramientas suficientes para alcanzar estos objetivos). Tiene que ver, también, con encontrar respuestas a las preguntas trascendentales que la humanidad se ha hecho desde el inicio de los tiempos (¿por qué y para qué estamos aquí? ¿Hacia dónde vamos? ¿Tiene sentido lo que hacemos? ¿Para qué vivir?) y, en este sentido, los niños son verdaderos maestros, tanto por su inagotable curiosidad, como por el sentido espiritual innato que demuestran a cada instante. Beneficios de la espiritualidad Entendiendo entonces, la espiritualidad como el conjunto interno de creencias, actitudes, valores y disciplina que nos permite encontrar la paz interior, estimular la esperanza, reforzar las conductas positivas y, lo más importante, dar un verdadero sentido a todo lo que hacemos, algunos de los beneficios que aporta la realización de cualquier actividad espiritual, son (respuestas obtenidas en una encuesta realizada a jóvenes por Antonhy James, investigador de la Universidad de Missouri): – Tener un propósito – Mantener vínculos, incluidos aquellos que se establecen con un poder superior (normalmente Dios), con otras personas y con la naturaleza. – Tener una base de bienestar que incluya la alegría y la plenitud, la energía y la paz. – Tener convicción. – Tener autoconfianza. – Tener el impulso de la virtud, por ejemplo, estar motivado para hacer lo correcto y decir la verdad. También, de forma más general, podemos mencionar:
  • Descubrir el sentido de la vida.
  • Mejorar los sentimientos de paz.
  • Sobrellevar los tiempos difíciles y de estrés.
  • Sentirse más seguro y acompañado.
  • Comunicarse mejor con las personas más cercanas.
  • Evitar la violencia.
  • Rechazar las drogas o el alcohol.
  • La capacidad de pensar en temas abstractos.
  • Poder reflexionar sobre uno mismo (metareflexión).
  • Ver el mundo desde otras perspectivas
¿Y qué dice la ciencia? Además de encuestas como la mencionada anteriormente, numerosos estudios científicos se han enfocado en analizar detalladamente el impacto de la espiritualidad en niños y jóvenes y, en general, en los seres humanos, arrojando datos como:
  • En un estudio llevado a cabo por psicólogos del Spirituality Mind Body Institute, se concluyó que los niños con una espiritualidad más desarrollada tienen un 40% menos de probabilidades de usar y abusar de sustancias, un 60% menos de estar deprimidos en la adolescencia y un 80% menos de probabilidades de tener relaciones sexuales peligrosas o sin protección.
  • Otro estudio, realizado el año pasado por científicos de la University of British Columbia de Canadá y en el que participaron 761 niños, señaló que la espiritualidad influye hasta en un 26% en la felicidad infantil, mientras que otros aspectos como el dinero sólo tienen una influencia del 1%.
  • Desde la perspectiva neurocientífica “la espiritualidad” no es  un concepto religioso sino que es una función inherente al cerebro humano y que está presente aún en aquellas personas que no tienen fe religiosa alguna.
  • Neurocientíficos como Andrew Newberg, autor del libro “Principles of Neurotheology” han demostrado que el cerebro de los monjes budistas, acostumbrados durante años a practicar la meditación, muestran un menor envejecimiento neuronal, mayor capacidad de memoria y retención e incluso una mejor resistencia a la sensación del dolor.
Y entonces… ¿Cómo podemos desarrollar la espiritualidad en nuestros hijos y alumnos? Partiendo del hecho de que la práctica de la espiritualidad está profundamente ligada a la curiosidad humana, a la motivación y la creatividad, a la necesidad de canalizar emociones como el miedo, la ansiedad, la sensación de soledad, el estrés y, el vacío, además de la búsqueda del bienestar interno, la calma mental y la sanación emocional, algunas estrategias que ayudarán a desarrollarla en niños y jóvenes (y, por supuesto, en nosotros mismos), pueden ser:
  • Aprender a vivir en el aquí y el ahora.
  • Buscar momentos de paz, reflexión y contemplación.
  • Disfrutar de la naturaleza.
  • Meditar
  • Practicar yoga.
  • Promover la gratitud como un hábito diario.
  • Servir a los demás.
  • Hacer reflexiones en familia.
  • Apreciar y practicar las disciplinas artísticas.
  • Escribir los pensamientos y sentimientos propios frecuentemente.
  • Establecer “rituales” al despertar o antes de dormir (como dar gracias).
  • Valorar la vida en cualquiera de sus expresiones.
  • Escuchar el silencio.
Y la religión… ¿Dónde queda entonces? No hay duda de que si se tienen creencias religiosas, estas representarán, no nada más un gran punto de partida en la búsqueda del bienestar interno, sino, además, un gran soporte espiritual y emocional en el desarrollo de niños y jóvenes. La creencia en que existe algo más grande que nosotros, a partir del fundamento filosófico y el sistema de valores que cada religión represente, puede ayudarles a saber y sentir que no están solos, a a reforzar sus valores y su sentido ético, y a encontrar la fortaleza espiritual necesaria para alejarse, con mayor convicción, de situaciones de riesgo. Sin embargo, sea cual sea la fe o el sentido religioso que pretendamos inculcarles lo más importante es hacerlo desde un lugar que, más allá de los dogmas o la “divinidad”, les presente figuras espirituales “aterrizadas”, que también fueron humanas, que tuvieron grandes luchas internas, que sufrieron y gozaron como cualquiera de nosotros y que lograron alcanzar esa “santidad” o “”perfección” a base de fortaleza espiritual y de un profundo amor por los demás. Un niño feliz y espiritual será un adulto sano y exitoso Como vemos entonces, encontrar la paz interna, aprender a ser agradecidos por lo que se tiene y construir todo un sistema de valores que ayude a sobrellevar con fortaleza las vicisitudes de la vida, no es resultado de una fórmula mágica, sino un proceso permanente en el que padres y colegio debemos participar cerrando filas todos los días, en cada aspecto y a cada instante, para que los niños y jóvenes que hoy están en nuestras manos, crezcan con las herramientas que les permitan no sólo ser adultos sanos y felices, sino también los afortunados creadores de una realidad infinitamente más armoniosa, feliz y mejor. Visita nuestra página y conoce el modelo educativo integral que estás buscando para tu familia." ["post_title"]=> string(93) "¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes" ["post_excerpt"]=> string(183) "La espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo lo que hacemos y a lograr un equilibrio interno. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(85) "cuestion-de-fe-etica-o-valores-la-importancia-de-la-espiritualidad-en-ninos-y-jovenes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-23 14:10:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 19:10:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88077" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b2c2c99e5a30e6b91b0a9ba9e759a7a0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes

¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes

La espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un sentido a todo...

enero 23, 2023
¡Stop al sufrimiento!

¡Stop al sufrimiento!

Jamás serás el mismo después de apropiarte de este secreto.

enero 19, 2023




Más de categoría
dolor y sufrimiento en las personas

Fórmula infalible para trascender el dolor

Libérate con un método que te ayudará a salir fortalecido de la adversidad.

enero 26, 2023
La importancia de la salud mental

La importancia de la salud mental

En México no hay interés suficiente de las autoridades para implementar soluciones claras, empezando por una asignación presupuestal para...

enero 24, 2023
amigos

Yo tengo dos

Las relaciones interpersonales son uno de los elementos principales mediante los cuales el hombre se desarrolla. Una forma amigable...

enero 24, 2023
¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes

¿Cuestión de fe, ética o valores? La importancia de la espiritualidad en niños y jóvenes

La espiritualidad, más allá de cualquier religión, doctrina o culto, se refiere a la vida interior, a encontrar un...

enero 23, 2023