La presencia de tu ausencia

 Te contaré que la pandemia se ha llevado algunos seres queridos y amigos. Me atacó, pero finalmente superé la enfermedad y no solo eso, me favoreció porque he logrado algunas metas que en nuestras pláticas comenté que...

9 de septiembre, 2022

 Te contaré que la pandemia se ha llevado algunos seres queridos y amigos. Me atacó, pero finalmente superé la enfermedad y no solo eso, me favoreció porque he logrado algunas metas que en nuestras pláticas comenté que me gustaría realizar.

Me da mucho gusto decirte que tenías razón cuando decías que podía cumplir lo que deseara siempre y cuando tuviera fe en mí que las cosas podían lograrse a cualquier edad. Pues te doy la sorpresa que soy columnista de un gran periódico digital. ¿Sabes cuál? RUIZ-HEALY TIMES. Sí, qué sorpresa ¿verdad? Además la tienda de artesanías mexicanas va creciendo cada día más. 

He tenido la suerte de que Eduardo me diera un espacio en Radio Fórmula donde platicamos de la Talavera artesanal. Fue increíble: todos los amigos y parientes estuvieron al pendiente.

En la televisión tus recetas son un éxito, pues cada semana las presento en un canal que se transmite en todo el estado. Recuerdo cómo disfrutaba la hora de cocinar a tu lado. Aprendí mucho de ti, aunque tu sazón es superior al mío. 

 Me gusta ponerte al tanto de mis días, los logros y las metas por cumplir. Sé lo contenta y orgullosa que te sientes, además  que te gusta presumir con las personas que te rodean a tus hijos. 

Cambiando de tema, te diré que añoro esos días de juegos de dominó, aunque casi siempre ganabas tú. Cómo olvidar la música que compartíamos y descubrimos juntos. Y ser tu cómplice en las bromas a los demás.

Tus nietas están cada día más grandes y, por cierto, gracias por la buena educación que les diste, ellas están agradecidas por haberlas enseñado a leer pues siempre fuiste una gran maestra en tu profesión y con tu familia.

¿Sabes? No puedo olvidar cuando tomé esa caja de mármol en mis manos. Es muy bonita, pero muy fría y pesada. Ha de ser porque llevaba mucho amor dentro, ese amor de madre incondicional… yo creo que sí, pues lleva tu nombre.   

Y cómo no recordar la última vez que besé tu frente. Te veías tan hermosa recostada con ese traje blanco que tanto te gusta. De hecho es la última vez que te lo vi puesto.

 Te confieso que regularmente entras en mis sueños: reímos, platicamos como siempre… Sí, allí en mi descanso también me haces compañía. 

 En la soledad estás en mi mente. Tu recuerdo me reconforta, aunque por momentos mis ojos se cristalizan y las lágrimas se cuelgan de mis párpados tratando de no caer en mis mejillas, para mitigar el dolor de tu ausencia. 

Así, querida July, han sido estos ocho años en que repentinamente partiste, dejando un hermoso camino de huellas a seguir, pero que también dejó muchas cosas en el tintero. El vacío de tu ausencia a veces lo lleno con tu memoria, pero siempre está vigente. Y ahora te recuerdo entre líneas. Tu personalidad única te hizo una gran madre, por eso duele tanto ya no verte.

 Imposible pasar un momento sin que estés presente en la cocina o al escuchar música, en mis propias palabras esas que adopte de ti, ¿quién dijo que te fuiste? si en cada rincón que recorro estas tú. 

 Marcaste nuestras vidas volviéndote inmortal en la mente de quien te conoció y convivió a tu lado. Dejaste un hueco que no se ha podido llenar porque sigues vigente aun en tu ausencia. 

 Me despido hoy pero mañana te reviviré nuevamente para que ilumines mi camino con la fuerza del amor que dejaste en tu presencia. 

“ESTA ES LA NATURALEZA DE MI SER”.

 

Comentarios


object(WP_Query)#16263 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83152) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83152) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16267 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16265 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16266 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83152) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16264 (24) { ["ID"]=> int(83465) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-19 09:54:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 14:54:29" ["post_content"]=> string(5567) ""El otoño es un andante melancólico y gracioso que prepara admirablemente el solemne adagio del invierno”. George Sand (1804 – 1876).  Al parecer, todo encuentra respuesta en la mitología y en las civilizaciones griegas y romanas; las estaciones del año no son una excepción y ya que estamos en la antesala del equinoccio de otoño, les diré que Vertumno (de origen etrusco) es una divinidad romana que personifica la noción del cambio (sí, ese del que tantos huyen por miedo o por inadaptación), de la mutación de la naturaleza entre una estación y otra.  Durante el otoño, los árboles se desprenden de sus verdes follajes convertidos en amarillentas hojas que van cayendo poco a poco, las temperaturas empiezan a descender y el cambio está presente para ir creando el espacio para la pausa obligada que llega con el invierno. El otoño es el inicio de un ciclo que culmina con el verano y a nivel personal, nos acerca al recuento de los daños de lo que ha sido nuestro año, de lo que resta por hacer y de lo que anhelamos para el próximo (aunque este tiempo pandémico nos ha dejado casi sin esperanzas).  Otoño es también, el tiempo de las cosechas, por lo que se le relaciona con una fuerte conexión espiritual y simbólica para las personas pues la naturaleza nos enseña: a soltar para dar lugar a lo nuevo y aprender a cerrar ciclos, nos prepara para la llegada del frío invierno, nos permite agradecer lo que tenemos producto de nuestro esfuerzo y disfrutar cada día de todo cuanto nos rodea. Así que el otoño es una gran lección de vida si se le quiere ver así y si nos permitimos hacer una pausa y darle un sentido metafórico y simbólico a un momento que llama a la introspección y al balance pero además, nos muestra que el cambio es la única constante de la vida, nos enfrenta a ello y nos demuestra que toda época tiene su propósito como parte del gran ciclo de la vida. Vivaldi compuso Las cuatro estaciones es su obra más conocida e inusual para la época, publicó los conciertos con unos poemas de acompañamiento. Para el otoño escribió:  “Allegro Celebra el rústico, con bailes y cantos La feliz vendimia y el alegre placer Y del licor de Baco encendidos tantos, Acaban con sueño su gozo. Adagio molto Hace cada uno saltos y bailes y cantos El aire que templado da placer, Y la estación que invita a tantos De un dulcísimo sueño al bello gozo. Allegro Cazador que al alba sale a la caza con cuernos, escopetas y jaurías salen fuera Huye la fiera, y la rastrean; Ya sorprendida, y agotada por el gran ruido de escopetas y perros, herida amenaza, Lánguida, con huir, pero abrumada muere”. La música, es el mejor medio para conectar con nosotros mismos y es un lenguaje universal en tanto que nos mueve a la acción, nos emociona, nos exalta y nos transporta a un mejor estado de ánimo. El otoño y la música son la mejor manera de detenerse a disfrutar de #laspequeñascosas de la vida, esas que cada día son menos y que es más difícil encontrar en el andar diario porque esta vida tiene más velocidad y menos calidad cada vez, pero aquí nos tocó vivir. A manera de colofón: confieso que detesto los simulacros por su relación directa con el recuerdo de la pésima experiencia del sismo del 85 y del 2017, año en que fui colapsada por el mayor sismo emocional en la historia de mi vida  pero además, esa imitación de un suceso real que sirve como medida de prevención me parece por demás absurda para una ciudad en la que el tránsito impide la agilidad del traslado de ambulancias o equipos de protección civil, una ciudad que no respeta las medidas de prevención con banquetas reducidas por el comercio ambulante, una ciudad que ya no descansa y en la que no queda tiempo para prevenir antes que lamentar. Año tras año se realiza el simulacro nacional más como un mero trámite que como un verdadero acto de contrición que nos motive a reforzar medidas de seguridad, a equipar y capacitar a empresas, instituciones, negocios y ciudadanos para una mejor respuesta ante la contingencia real. Al parecer, es más fácil declarar que todo salió bien en un simulacro que asegurar el bienestar real día con día y que, por cierto, tal simulacro debería ser una práctica programada y no sólo un suceso que sirva para la foto de oficiales y aspirantes a oficiales. " ["post_title"]=> string(29) "Las pequeñas cosas: vertumno" ["post_excerpt"]=> string(202) "El otoño es una gran lección de vida si se le quiere ver así y si nos permitimos hacer una pausa y darle un sentido metafórico y simbólico a un momento que llama a la introspección y al balance. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "las-pequenas-cosas-vertumno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-19 10:57:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 15:57:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83465" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16236 (24) { ["ID"]=> int(83192) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content"]=> string(5116) "En mi clase de budismo del domingo tuvimos esta enseñanza, es una de las que más me gusta y no me canso de escucharla, pues me parece vital para entender y poner en práctica en mi vida diaria el poder apreciar a los otros. ¿Pero por qué es importante apreciar a otros? Yo estimo a mis amigos, a mi familia, a mi pareja, a mis mascotas, a algunas personas cercanas… ¿Por qué debo apreciar a otros? Según nuestro maestro Geshe Kelsang Gyatso existen tres grupos de personas: Aquellas con las que más nos identificamos, con las que tenemos algo en común, a nuestros hijos, familia, pareja, amigos, aquellas personas que nos parecen atractivas por sus encantos físicos, por sus éxitos profesionales, por su popularidad, por su liderazgo, por su inteligencia, etc. A este grupo de personas es muy fácil que las apreciemos pues son personas con las cuales nos identificamos, nos sentimos bien con su presencia o nos gustaría llegar a ser como ellas. El otro grupo son aquellas personas que no nos caen muy bien, o con las que no podemos mantener una buena relación por cualquier motivo, ya sea personal o profesional, o aquellas que simplemente nada más de verlas ya nos desagradan por algún motivo. Y el tercer grupo es el llamado “neutro”, aquellas personas que ni nos afectan ni nos benefician en nada, prácticamente los desconocidos, los que van caminando por la calle, nuestros vecinos, todas aquellas personas que vemos o nos cruzamos con ellas en el transcurso de nuestro día o nuestra vida. Lo primero que nos preguntamos es: ¿por qué apreciar a aquellas personas que me caen mal o que simplemente por más que intento no puedo tener una buena relación, o aquel desconocido que no aporta nada a mi vida? Geshe Kelsang Gyatso en su libro “Nuevo Ocho Pasos para la Felicidad” nos explica la importancia de apreciar a los otros sin excepción. Si paramos para pensar un poco en todo lo que tenemos y hemos conseguido durante toda nuestra vida (cosas materiales) lo primero que nos vendría a la mente sería que tenemos todo esto por nuestros propios méritos, por tantos años de trabajo , esfuerzo, dedicación y sacrificios. Por una parte es verdad, pero todo es resultado de la ayuda de otras personas, por ejemplo: las personas que en su momento confiaron en nosotros para desempeñar nuestros trabajos, las oportunidades que otras personas nos dieron, la confianza de nuestros clientes y un sin número de personas que pasaron por nuestras vidas aportando algo para nuestro crecimiento; nada de lo que tenemos lo hemos conseguido solos. Si pensamos ahora en las cosas más básicas como nuestra alimentación, que está perfectamente claro que sin trabajo y sin recursos no podríamos comprar nada para alimentarnos, pero detrás de todos estos alimentos que llegan a nuestra mesa hay miles de personas que participaron para poder plantar, cosechar, transportar, vender, preparar todos y cada uno de estos alimentos. Al bañarnos, el simple hecho de poder abrir la llave y que salga el chorro de agua en nuestras regaderas… los millares de personas que tuvieron que trabajar en las obras hidráulicas y drenajes para tener los servicios básicos para nuestro aseo y necesidades personales. Al salir de casa y dirigirnos a nuestros trabajos o transitando por las calles… las innumerables personas que tuvieron que trabajar para construir calles, carreteras, puentes, las personas que limpian las vías públicas…. Absolutamente todo, alguien lo hizo. Tal vez nos preguntemos dónde entra el grupo de nuestros “enemigos” o las personas con las que menos nos llevamos… Estas personas siempre van a tener alguien que las ame, que las aprecie, que las cuide, pues esa etiqueta que les pusimos es solo nuestra percepción, solo existe en nuestra mente. Todos y cada uno de nosotros le debemos la vida a alguien, a nuestros padres por habernos engendrado, a quienes nos cuidaron cuando éramos indefensos, a quien nos pagó nuestros estudios, a nuestros profesores, a quienes nos orientaron en el transcurso de nuestra vida para poder llegar justo donde nos encontramos. Y así podría enumerar un sinfín de cosas, todas ellas hechas por desconocidos para beneficiar a los otros. DE AHÍ LA IMPORTANCIA DE APRECIAR A LOS OTROS. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS: “Novo Oito Passos para a Felicidade” Geshe Kelsang Gyatso, Ed. Tharpa, Brasil, 2020." ["post_title"]=> string(38) "La importancia de apreciar a los otros" ["post_excerpt"]=> string(142) "“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del todo”. -John Donne (1572-1631) " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-importancia-de-apreciar-a-los-otros" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-12 10:42:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-12 15:42:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16264 (24) { ["ID"]=> int(83465) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-19 09:54:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 14:54:29" ["post_content"]=> string(5567) ""El otoño es un andante melancólico y gracioso que prepara admirablemente el solemne adagio del invierno”. George Sand (1804 – 1876).  Al parecer, todo encuentra respuesta en la mitología y en las civilizaciones griegas y romanas; las estaciones del año no son una excepción y ya que estamos en la antesala del equinoccio de otoño, les diré que Vertumno (de origen etrusco) es una divinidad romana que personifica la noción del cambio (sí, ese del que tantos huyen por miedo o por inadaptación), de la mutación de la naturaleza entre una estación y otra.  Durante el otoño, los árboles se desprenden de sus verdes follajes convertidos en amarillentas hojas que van cayendo poco a poco, las temperaturas empiezan a descender y el cambio está presente para ir creando el espacio para la pausa obligada que llega con el invierno. El otoño es el inicio de un ciclo que culmina con el verano y a nivel personal, nos acerca al recuento de los daños de lo que ha sido nuestro año, de lo que resta por hacer y de lo que anhelamos para el próximo (aunque este tiempo pandémico nos ha dejado casi sin esperanzas).  Otoño es también, el tiempo de las cosechas, por lo que se le relaciona con una fuerte conexión espiritual y simbólica para las personas pues la naturaleza nos enseña: a soltar para dar lugar a lo nuevo y aprender a cerrar ciclos, nos prepara para la llegada del frío invierno, nos permite agradecer lo que tenemos producto de nuestro esfuerzo y disfrutar cada día de todo cuanto nos rodea. Así que el otoño es una gran lección de vida si se le quiere ver así y si nos permitimos hacer una pausa y darle un sentido metafórico y simbólico a un momento que llama a la introspección y al balance pero además, nos muestra que el cambio es la única constante de la vida, nos enfrenta a ello y nos demuestra que toda época tiene su propósito como parte del gran ciclo de la vida. Vivaldi compuso Las cuatro estaciones es su obra más conocida e inusual para la época, publicó los conciertos con unos poemas de acompañamiento. Para el otoño escribió:  “Allegro Celebra el rústico, con bailes y cantos La feliz vendimia y el alegre placer Y del licor de Baco encendidos tantos, Acaban con sueño su gozo. Adagio molto Hace cada uno saltos y bailes y cantos El aire que templado da placer, Y la estación que invita a tantos De un dulcísimo sueño al bello gozo. Allegro Cazador que al alba sale a la caza con cuernos, escopetas y jaurías salen fuera Huye la fiera, y la rastrean; Ya sorprendida, y agotada por el gran ruido de escopetas y perros, herida amenaza, Lánguida, con huir, pero abrumada muere”. La música, es el mejor medio para conectar con nosotros mismos y es un lenguaje universal en tanto que nos mueve a la acción, nos emociona, nos exalta y nos transporta a un mejor estado de ánimo. El otoño y la música son la mejor manera de detenerse a disfrutar de #laspequeñascosas de la vida, esas que cada día son menos y que es más difícil encontrar en el andar diario porque esta vida tiene más velocidad y menos calidad cada vez, pero aquí nos tocó vivir. A manera de colofón: confieso que detesto los simulacros por su relación directa con el recuerdo de la pésima experiencia del sismo del 85 y del 2017, año en que fui colapsada por el mayor sismo emocional en la historia de mi vida  pero además, esa imitación de un suceso real que sirve como medida de prevención me parece por demás absurda para una ciudad en la que el tránsito impide la agilidad del traslado de ambulancias o equipos de protección civil, una ciudad que no respeta las medidas de prevención con banquetas reducidas por el comercio ambulante, una ciudad que ya no descansa y en la que no queda tiempo para prevenir antes que lamentar. Año tras año se realiza el simulacro nacional más como un mero trámite que como un verdadero acto de contrición que nos motive a reforzar medidas de seguridad, a equipar y capacitar a empresas, instituciones, negocios y ciudadanos para una mejor respuesta ante la contingencia real. Al parecer, es más fácil declarar que todo salió bien en un simulacro que asegurar el bienestar real día con día y que, por cierto, tal simulacro debería ser una práctica programada y no sólo un suceso que sirva para la foto de oficiales y aspirantes a oficiales. " ["post_title"]=> string(29) "Las pequeñas cosas: vertumno" ["post_excerpt"]=> string(202) "El otoño es una gran lección de vida si se le quiere ver así y si nos permitimos hacer una pausa y darle un sentido metafórico y simbólico a un momento que llama a la introspección y al balance. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "las-pequenas-cosas-vertumno" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-19 10:57:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 15:57:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83465" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "19c92bbfa02274cc990de8eea0b3ab61" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Las pequeñas cosas: vertumno

Las pequeñas cosas: vertumno

El otoño es una gran lección de vida si se le quiere ver así y si nos permitimos hacer una pausa y...

septiembre 19, 2022
La importancia de apreciar a los otros

La importancia de apreciar a los otros

“Ningún hombre es una isla / por sí mismo. / Cada hombre es una pieza de un continente, / una parte del...

septiembre 12, 2022




Más de categoría

¡Saca provecho de las malas experiencias!

Dale un giro a tu situación a partir de cuatro ideas. 

septiembre 28, 2022

Las pequeñas cosas: golpe de realidad

Con el tiempo de confinamiento y la pandemia, el mundo sin duda, cambió y también los hábitos consumistas de...

septiembre 26, 2022

Caliente o frío

Todos los días debemos tomar muchas decisiones en diferentes ámbitos. Esta es una de las tareas que exigen preparación...

septiembre 26, 2022

¿Por qué no sabemos escuchar?

“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin

septiembre 26, 2022