La importancia del cambio climático

En la imagen, el incendio de la sierra de Santiago, Marzo 2021. En las últimas décadas, las condiciones del medio ambiente han sufrido cambios y muchos de ellos han marcado que la naturaleza en el mundo global...

12 de mayo, 2021

En la imagen, el incendio de la sierra de Santiago, Marzo 2021.

En las últimas décadas, las condiciones del medio ambiente han sufrido cambios y muchos de ellos han marcado que la naturaleza en el mundo global esté sufriendo cambios de manera negativa. En muchos de los casos son incontrolables, por ejemplo, el incendio  en sierra de Santiago, Nuevo León, reportado desde el 13 de marzo.

Las acciones depredadoras del ser humano desde el siglo XVIII hasta la actualidad, son un problema innegable y también indica que falta mucho por hacer al respecto. El cambio climático no es una moda sino que representa un problema real y, por lo tanto, es importante hacer una concientización en las personas para dimensionar su importancia como sinónimo de calidad de vida para garantizar una sustentabilidad ecológica.

¿Por qué debemos hablar del cambio climático?

  • La importancia del cambio climático permite analizar cómo el sistema de producción económica del individuo ha afectado a la naturaleza y medio ambiente.
  • El ecosistema, la naturaleza se han visto soslayadas por las acciones inconscientes, irresponsables del ser humano: por ejemplo la tala de árboles.
  • La industria utiliza energías que, en su mayoría, contaminan el medio ambiente como: carbón, petróleo y gas.
  • El uso de energías mencionadas dañan la capa de ozono,  y biomas del planeta.

Los seres humanos debemos de tener una cultura de la importancia que tiene el cambio climático, así como sus implicaciones en la vida del ser humano. El daño causado al planeta es irreversible  para todo el organismo vivo. 

A manera de reflexión ¿Qué tipo de planeta estamos dejando para las generaciones venideras?




Contacto:

[email protected] 

https://www.facebook.com/draelizabeth.cruzgarza.9        

https://www.facebook.com/RIEHMTY/ 

www.ruizhealytimes.com

@DraElizabethCr1

Comentarios
object(WP_Query)#17837 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65301) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2021" ["before"]=> string(10) "25-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(65301) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2021" ["before"]=> string(10) "25-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17803 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17794 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17799 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2021" ["before"]=> string(10) "25-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (65301) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17783 (24) { ["ID"]=> int(67122) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-21 13:10:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-21 18:10:04" ["post_content"]=> string(6037) "“No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.” – Friedrich Schiller. Poeta y dramaturgo alemán  (1759 – 1805). Junio (del latín lunius = mes de Juno), además de ser el sexto mes del año (sí, el sexto y el que marca el final del primer semestre de este 2021), trae consigo el inicio del solsticio de verano (del latín solstitium o sol sistere = sol quieto) y con ello, el día más largo del año. En Europa, la celebración de la llegada de los solsticios se realiza con rituales que incluyen hogueras como en la festividad por el día de San Juan y que simbolizan una forma de fortalecer al sol, pues es a partir de esta fecha que los días se van haciendo más cortos hasta llegar al solsticio de invierno, el cual coincide con la natividad de Jesús, el 24 de diciembre (seis meses después que San Juan).  Este año, el verano llega de la mano con el cambio del semáforo epidemiológico. El viernes pasado la autoridad federal de salud informó del regreso a color amarillo después de haberse anunciado con bombo y platillo el cambio a verde hace apenas un par de semanas, acción que se asemeja a la manipulación que realizan los agentes de tránsito en los cruces de ciertas avenidas para mantener la luz roja o verde a conveniencia de la intensidad del tránsito de vehículos (pero esa, es otra historia). Hace dos años, en junio y vísperas del verano, mi amado padre dejó este universo. En ese entonces yo no tenía la lucidez suficiente para tomar en cuenta la época del año, pues me parecía vivir en medio del más crudo invierno. Con el paso del tiempo he caído en cuenta de las coincidencias y resulta que en 2019 para la entrada del solsticio y la celebración por el Día de padre dejábamos la urna con las cenizas de papá en el nicho familiar, pero nada importaba más que despedirlo y empezar un nuevo camino sin su compañía. Siempre digo que mi historia de infancia es “sui generis” al haber tenido padres biológicos y padres de crianza (de lo cual algún día escribiré), pero hoy quise escribir de Anthony (como lo llamaba en sus últimos días) a quién ya dediqué una colaboración especial en este espacio por ser fuente de inspiración inagotable y porque siempre acompañó cada paso que he dado en esta vida. Y es que para hablar de paternidad, sin duda, tengo que recurrir a la fuente principal porque aún sin un lazo de sangre que nos uniera, la vida y él se encargaron de crear un vínculo más allá del ADN. De mi padre heredé el gusto por la lectura y la música. Él  me enseñó a leer y fui yo quien le enseñó en dónde comprar inciensos; con él pisé el primer restaurante en mi vida y en sus últimos días fuimos muy felices comiendo juntos con periquitos australianos revoloteando a nuestro alrededor; de su puño y letra recibí los primeros mensajes amorosos, mismos que hoy son como pequeños instructivos para la vida: abrígate, sonríe, ama, agradece, y en particular su mantra de todos los días “¡Sé feliz¡” el cual me repetía cada mañana después de que le inyectara la insulina que necesitaba para controlar su diabetes. Anthony fue el padre más auténtico que he conocido en mi vida: disciplinado, riguroso, exigente, excelente, impositivo a veces pero con una mirada curiosa que lo distinguió siempre y que dejó plasmada en los cientos de fotografías que tomó y reveló. Su vida no estuvo exenta de errores, pero siempre ganaron el honor, la lealtad y el amor en ella, así que no pude recibir mejor regalo que su modelo de paternidad responsable, activa, cariñosa, respetable e inolvidable. Una paternidad que no estuvo peleada con convencionalismos ni con géneros, ni siquiera con nombres o apellidos, una paternidad completa que pocos muy pocos se atreven a ejercer y que desde mi posición como madre soltera, reconozco y alabo, porque ser padre nada tiene que ver con una pensión alimenticia, con visitas programadas, con patria potestad o guarda y custodia o con regalos y cosas materiales. La paternidad es algo de todos los días y tiene menos que ver con perfección, pero le pertenece absolutamente al amor y al acto de rendirse a otro ser humano desde lo más profundo de la entraña aún sin parir ni concebir. Así pues, el verano y la paternidad irán siempre de la mano con el aniversario luctuoso de mi papá, quizá para recordarme que se es padre más allá del entendimiento y de lo tangible o quizá para hacerme sentir que después del frío invierno que significó para mí su deceso, por fin pude ver la brisa estival, que a la nieve alejó (como el personaje animado de Olaf en la película infantil de “Frozen”) y que el verano hace “…que brille la casa con luz indecisa junto a la lumbre medio apagada. Cada duende y espíritu encantado salte tan ligero como ave sobre zarzal…”, tal como escribiría William Shakespeare en su Sueño de una noche de verano y que son #laspequeñascosas que hacen posible seguir el curso de la vida a pesar de su ausencia." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: ser padre" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-ser-padre" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-21 13:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-21 18:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67122" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17759 (24) { ["ID"]=> int(66094) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-31 08:47:33" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-31 13:47:33" ["post_content"]=> string(4099) "“Cada persona forja su propia grandeza. Los enanos permanecerán enanos aunque se suban a los Alpes.”  – August von Kotzebue (1761-1819), dramaturgo alemán. El mundo de la mitología y la fantasía nos ha heredado toda una serie de personajes, historias y frases memorables, por ejemplo aquélla popular que dice "Si he visto más lejos, es poniéndome sobre los hombros de gigantes" utilizada por Isaac Newton en 1675 y que en realidad es una metáfora que se refiere a lograr un progreso a partir del entendimiento adquirido previamente por otros y que en latín se lee como: nanos gigantum humeris insidentes. El término enano proviene del latín nanus y este del gr. νᾶνος nânos que significa diminuto en su clase o especie y se aplica como prefijo en la nanotecnología, nanociencia, nanoscopía o nanometría. En el mundo fantástico, los enanos son miembros de una raza ficticia inspirada en la mitología (enanos nórdicos, asociados con lo subterráneo, las piedras, la magia, y la forja entre otros). Se le conoce como enanismo a la estatura baja ocasionada por una enfermedad o un trastorno genético, dicha estatura promedio en personas con enanismo es de 122 cm, incluso Napoleón fue considerado como “chaparrito” aunque algunos documentos demuestran que su estatura era de 169 cm aproximadamente en comparación a la medida por encima de los 170 cm que era el estándar para la Guardia imperial, lo cual dio nombre al síndrome del hombre bajito o complejo napoleónico que hace alusión a un estereotipo social negativo y que algunos consideran como un mito. Sabio, Bonachón, Dormilón, Mocoso, Tímido, Gruñón y Tontín son los nombres que Disney dio a los siete enanos del clásico cuento “Blancanieves” de los Hermanos Grimm: “…Corrió hasta la caída de la tarde; entonces vio una casita a la que entró para descansar. En la cabañita todo era pequeño, pero tan lindo y limpio como se pueda imaginar. Había una mesita pequeña con un mantel blanco y sobre él siete platitos, cada uno con su pequeña cuchara, más siete cuchillos, siete tenedores y siete vasos, todos pequeños. A lo largo de la pared estaban dispuestas, una junto a la otra, siete camitas cubiertas con sábanas blancas como la nieve”.  Algo tiene de mágico el mundo pequeño, que resulta como una caja llena de sorpresas, como si de ella emanaran posibilidades. Los siete enanos de Blancanieves la ayudaron a salvar la vida tras el peligro que suponía para ella la envidia de su madrastra, algunos dan un sentido simbólico a la historia y hablan del camino que el personaje principal, siendo adolescente, tuvo que pasar para convertirse en una mujer que encontraría el amor representado por el príncipe pero en realidad, son meras suposiciones. El enano saltarín es otro personaje de los Grimm, cuya habilidad es hilar la paja en oro y que en 2011 saltaría a la fama a través de la serie Once Upon a Time, encarnado por el actor escocés Robert Carlyle, en una versión alterna del clásico de Blancanieves. La condición de enano puede resultar mágica si se tiene la habilidad para caminar en hombros de gigantes o puede ser funesta si se muere ante ellos, desde la mirada de lo “nano” un mundo de posibilidades existe para todos y cada uno de los que se atreven a mirar más allá de su nariz, que la mirada no nos engañe para creer que por pequeño, algo carece de importancia, pues es en #laspequeñascosas que radica la majestuosidad del universo. " ["post_title"]=> string(27) "Las pequeñas cosas: enanos" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "las-pequenas-cosas-enanos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-31 08:47:33" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-31 13:47:33" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=66094" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17783 (24) { ["ID"]=> int(67122) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-21 13:10:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-21 18:10:04" ["post_content"]=> string(6037) "“No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.” – Friedrich Schiller. Poeta y dramaturgo alemán  (1759 – 1805). Junio (del latín lunius = mes de Juno), además de ser el sexto mes del año (sí, el sexto y el que marca el final del primer semestre de este 2021), trae consigo el inicio del solsticio de verano (del latín solstitium o sol sistere = sol quieto) y con ello, el día más largo del año. En Europa, la celebración de la llegada de los solsticios se realiza con rituales que incluyen hogueras como en la festividad por el día de San Juan y que simbolizan una forma de fortalecer al sol, pues es a partir de esta fecha que los días se van haciendo más cortos hasta llegar al solsticio de invierno, el cual coincide con la natividad de Jesús, el 24 de diciembre (seis meses después que San Juan).  Este año, el verano llega de la mano con el cambio del semáforo epidemiológico. El viernes pasado la autoridad federal de salud informó del regreso a color amarillo después de haberse anunciado con bombo y platillo el cambio a verde hace apenas un par de semanas, acción que se asemeja a la manipulación que realizan los agentes de tránsito en los cruces de ciertas avenidas para mantener la luz roja o verde a conveniencia de la intensidad del tránsito de vehículos (pero esa, es otra historia). Hace dos años, en junio y vísperas del verano, mi amado padre dejó este universo. En ese entonces yo no tenía la lucidez suficiente para tomar en cuenta la época del año, pues me parecía vivir en medio del más crudo invierno. Con el paso del tiempo he caído en cuenta de las coincidencias y resulta que en 2019 para la entrada del solsticio y la celebración por el Día de padre dejábamos la urna con las cenizas de papá en el nicho familiar, pero nada importaba más que despedirlo y empezar un nuevo camino sin su compañía. Siempre digo que mi historia de infancia es “sui generis” al haber tenido padres biológicos y padres de crianza (de lo cual algún día escribiré), pero hoy quise escribir de Anthony (como lo llamaba en sus últimos días) a quién ya dediqué una colaboración especial en este espacio por ser fuente de inspiración inagotable y porque siempre acompañó cada paso que he dado en esta vida. Y es que para hablar de paternidad, sin duda, tengo que recurrir a la fuente principal porque aún sin un lazo de sangre que nos uniera, la vida y él se encargaron de crear un vínculo más allá del ADN. De mi padre heredé el gusto por la lectura y la música. Él  me enseñó a leer y fui yo quien le enseñó en dónde comprar inciensos; con él pisé el primer restaurante en mi vida y en sus últimos días fuimos muy felices comiendo juntos con periquitos australianos revoloteando a nuestro alrededor; de su puño y letra recibí los primeros mensajes amorosos, mismos que hoy son como pequeños instructivos para la vida: abrígate, sonríe, ama, agradece, y en particular su mantra de todos los días “¡Sé feliz¡” el cual me repetía cada mañana después de que le inyectara la insulina que necesitaba para controlar su diabetes. Anthony fue el padre más auténtico que he conocido en mi vida: disciplinado, riguroso, exigente, excelente, impositivo a veces pero con una mirada curiosa que lo distinguió siempre y que dejó plasmada en los cientos de fotografías que tomó y reveló. Su vida no estuvo exenta de errores, pero siempre ganaron el honor, la lealtad y el amor en ella, así que no pude recibir mejor regalo que su modelo de paternidad responsable, activa, cariñosa, respetable e inolvidable. Una paternidad que no estuvo peleada con convencionalismos ni con géneros, ni siquiera con nombres o apellidos, una paternidad completa que pocos muy pocos se atreven a ejercer y que desde mi posición como madre soltera, reconozco y alabo, porque ser padre nada tiene que ver con una pensión alimenticia, con visitas programadas, con patria potestad o guarda y custodia o con regalos y cosas materiales. La paternidad es algo de todos los días y tiene menos que ver con perfección, pero le pertenece absolutamente al amor y al acto de rendirse a otro ser humano desde lo más profundo de la entraña aún sin parir ni concebir. Así pues, el verano y la paternidad irán siempre de la mano con el aniversario luctuoso de mi papá, quizá para recordarme que se es padre más allá del entendimiento y de lo tangible o quizá para hacerme sentir que después del frío invierno que significó para mí su deceso, por fin pude ver la brisa estival, que a la nieve alejó (como el personaje animado de Olaf en la película infantil de “Frozen”) y que el verano hace “…que brille la casa con luz indecisa junto a la lumbre medio apagada. Cada duende y espíritu encantado salte tan ligero como ave sobre zarzal…”, tal como escribiría William Shakespeare en su Sueño de una noche de verano y que son #laspequeñascosas que hacen posible seguir el curso de la vida a pesar de su ausencia." ["post_title"]=> string(30) "Las pequeñas cosas: ser padre" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(28) "las-pequenas-cosas-ser-padre" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-21 13:10:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-21 18:10:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67122" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(7) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "36b1bebba029ecbb71dc08022478c1cd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Las pequeñas cosas: ser padre

“No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.” – Friedrich Schiller. Poeta y...

junio 21, 2021

Las pequeñas cosas: enanos

“Cada persona forja su propia grandeza. Los enanos permanecerán enanos aunque se suban a los Alpes.”  – August von Kotzebue (1761-1819), dramaturgo...

mayo 31, 2021




Más de categoría

Las pequeñas cosas: ser padre

“No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.” – Friedrich...

junio 21, 2021
El papel de la participación social en la “nueva vida híbrida”

El papel de la participación social en la “nueva vida híbrida”

Niños, jóvenes, maestros y personal en general, volvemos a las escuelas, empresas y oficinas, que poco a poco se...

junio 18, 2021
el futuro del trabajo

Reinventar el futuro del trabajo

En la medida que avanza la vacunación contra el covid-19 se impone la necesidad de regresar a la normalidad...

junio 17, 2021
falta de previsión

La red: Verdades y mentiras

Rodrigo es papá de un pequeñito con diabetes mellitus tipo I.  A su niño le modificaron el esquema de...

junio 15, 2021