Escuchar y comprender

A continuación comparto  el mail de Viviana; una joven preparatoriana que vive en la Ciudad de México.  Señorita doctora: Soy Viviana. Antes de la epidemia del virus estaba yo en tercero de prepa. Desde marzo ya no...

30 de junio, 2020

A continuación comparto  el mail de Viviana; una joven preparatoriana que vive en la Ciudad de México. 

Señorita doctora:

Soy Viviana.

Antes de la epidemia del virus estaba yo en tercero de prepa.

Desde marzo ya no pudimos ir a clases y en la casa no tenemos computadora.

Me he tenido que poner de acuerdo con un compañero de la escuela que vive en mi edificio  para poder tomar las clases y ahora me dio chance de escribirle a usted, porque él me dijo que la había visto en Internet.

Tengo mucho miedo porque no sé a quién creerle.

La autoridad dice una cosa y los periódicos dicen otra, y en mi casa mis papás se enojan porque dicen que estamos rodeados de puras mentiras.

Me siento impotente y frustrada.

Mi amigo (el que me comparte su computadora para tomar las clases) me dijo que usted ayuda a la gente que como yo tenemos miedo por la incertidumbre.

Es como si el  tiempo no pasara.

Es como estar enterrada viva, a veces.

Mis papás nos dan cariño y la verdad es que no nos falta lo necesario, pero somos seis en la casa (mis dos hermanas, un hermano y mis papás) y es difícil porque al mismo tiempo quisiera poder estar sola, pero necesito estar con ellos, sentirme acompañada y protegida.

No sé si me estoy dando a entender bien, pero  quisiera que usted me diga algo que me tranquilice, que me ayude a controlar el miedo y la preocupación.

__________________________

Querida Viviana

Gracias por tu carta y por permitirme publicarla. Cambiaré, por supuesto, tu nombre. 

A través de tus palabras se pude percibir tu angustia y puedo comprender muy bien ese sentimiento de querer mucho a tu familia y al mismo tiempo necesitar tu espacio. Me imagino que a todos les debe estar pasando algo  parecido. 

Además, a tu edad, estar encerrada, sin actividades físicas y poca o ninguna vida social, es todo un reto.  Realmente me puedo imaginar  cuando dices que “a veces te sientes como enterrada viva”.  Y luego con todas esas noticias contradictorias que confunden, enojan y preocupan. 

Me parece que lo estás manejando muy bien, haciendo lo posible por seguir tus estudios a pesar de las circunstancias, eso es un gran mérito.  Estás consciente y puedes comunicar tus sentimientos muy claramente y estas dispuesta a buscar ayuda cuando te hace falta. 

¿Cómo está la comunicación en familia?  ¿Han hablado entre ustedes de cómo se siente cada quién? A veces, aunque haya mucho amor en la familia, es difícil comunicar sentimientos profundos, preocupaciones, miedos, frustración.

Si no acostumbran comentar sobre estas cosas,  tal vez tú podrías intentar que se discutan estos temas.

Sacar los miedos y exponerlos en la conversación les quita su dominio sobre nuestras emociones y ayuda a disiparlos.

Tampoco es que TENGAN que hablar todo el tiempo de ello, es solo que a veces puede haber malentendidos si uno comunica muy poco y al mismo tiempo puede surgir la sensación de aislamiento interno, a pesar de estar todo el dia acompañados.  

No sé si en tu casa cada quién tenga un espacio propio para estar.  Si así es, son afortunados, cada quién puede recluirse y darse un tiempecito para sí mismo cuando le hace falta. Recomiendo que así lo hagas, si puedes. No se trata de aislarte, solo de respirar y tener tu espacio. 

Si no es así, propongo una idea: así como es saludable abordar estos temas en familia, tambien pueden ponerse de acuerdo en tener ratos de silencio que permitan a cada uno tener algo de privacía para leer,  meditar o descansar.

Esto se puede sentir casi como “salir” ya que eso por el momento no es posible. Y les puede ayudar mucho a estar más relajados y contentos. 

Puede ser que en ese tiempo a solas hagas ejercicio o pongas música que te guste y bailes. O puedes dibujar, cualquier cosa creativa que te guste o te interese probar. Piensa en un hobby que te interese.  Leer, escribir, incluso puedes en ese tiempo simplemente descansar, mirar por la ventana. Escucha tu interior, ¿qué te hace falta? Este tiempo es solo para ti. 

¿Me imagino que alguien de la familia tendrá que salir de vez en cuando a comprar comida?

 Si es posible, acompaña a esa persona, para que salgas aunque sea un poquito, y veas otros panoramas. 

Si tienen oportunidad, dense una vuelta por un parque. Me parece que el bosque de Chapultepec ya lo abrieron. Pueden salir un poco, tomando precauciones de distanciamiento. Es muy curativo estar en la naturaleza, ver los árboles, respirar y moverse. Te sentirás otra. No vayas sola. 

Preferiblemente si sales, que sea en horas en que haya luz de día y preferiblemente acompañada.

En todo el mundo hay sobreabundancia de información, sobre de la pandemia: información de redes sociales, de informativos institucionales, versiones del gobierno, y, para colmo de males,  no concuerdan y por ello confunden.

Es necesario y saludable tener acceso a la información, pero no sobreexponerse al flujo contradictorio que aumenta el miedo y la incertidumbre.

Si en tu familia son creyentes o practican alguna religión,  sería bueno que hagan oración en común con alguna regularidad; no tiene que ser mucho  tiempo, pero no está de más agradecer lo que se tiene y tener en mente el sufrimiento de otros, que es mucho.

Te agradezco tu contacto y por favor, no dudes en escribirme de nuevo o si lo necesitas, podemos ponernos de acuerdo para tener una charla en la que podríamos incluir a alguien o algunos miembros de tu familia.

Cuídate mucho y sigue adelante con tus estudios.

     __________________________________

Agradezco mucho su correspondencia y espero que sigan acercándose para compartir sus vivencias.

Todos necesitamos escuchar y ser escuchados;  comprender y ser comprendidos.

[email protected]

Comentarios
object(WP_Query)#17669 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2021" ["before"]=> string(10) "28-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(77) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2021" ["before"]=> string(10) "28-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17668 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17678 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17704 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-12-2021" ["before"]=> string(10) "28-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(459) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (77) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17665 (24) { ["ID"]=> int(74834) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-21 13:34:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-21 18:34:58" ["post_content"]=> string(5458) "Unas décadas atrás, las industrias y los gobiernos se dieron cuenta de la necesidad de medir ciertos estándares para garantizar que los niveles de calidad de la producción fueran los esperados y cumplieran las expectativas de los consumidores. Sin embargo, esas mediciones estaban casi exclusivamente centradas en los productos y en los procesos y dejaban a un lado el elemento más importante: el factor humano. Debido a eso, la forma de “calificar” la calidad de una empresa, se fue modificando para tomar en cuenta aspectos como el respeto a los derechos humanos y el medio ambiente, las condiciones laborales, el entorno de trabajo, la calidad de vida y, sorprendentemente, el bienestar y el índice de felicidad de los empleados. Y si eso han hecho las empresas para posicionarse como “las mejores en el mercado”… ¿No suena lógico que lo hagan también los colegios? Pero… ¿De verdad se puede medir la felicidad? No solo se puede sino que debe hacerse. No nada más porque hoy sabemos que el bienestar integral (físico, mental y espiritual) es un factor determinante para que los alumnos puedan aprender y los maestros enseñen mejor, sino además –en medio del huracán al que nos ha orillado la Pandemia– porque hoy vivimos momentos en los que necesitamos, primero, dar contención emocional a nuestras comunidades educativas y después, contar con planes de acción que nos permitan salir avante, fortalecidos y plenamente adaptados (y adaptables) a las necesidades de un mundo que cambia vertiginosamente. Great Place to Study nace como una extensión de la conocida empresa internacional Great Place to Work, con la intención de ayudar a los colegios a conocer, de manera tangible y, mediante estudios de datos científicos recopilados en encuestas de satisfacción previamente diseñadas, los niveles de satisfacción de sus comunidades educativas y el índice de felicidad de sus alumnos. Estos estudios “califican” a los colegios permitiendo que alumnos, exalumnos, padres y maestros, expresen su opinión desde su propia experiencia y de manera anónima, tomando en cuenta seis factores determinantes: experiencia de aprendizaje, infraestructura, vida en el campus, actividades extracurriculares, factor de felicidad y satisfacción de padres y maestros. Lo que no se mide no se puede mejorar Todos sabemos que para poder curar lo que nos duele hay que ir al médico. Pero… ¿qué pasa cuando no sabemos ni cómo nos sentimos? En el ámbito de la educación, aunque para los colegios siempre ha sido importante tener parámetros que les indiquen cómo van, si lo que están haciendo es efectivo y hacia dónde se dirigen, los momentos que vivimos actualmente los obligan a hacer una pausa de recapitulación, en algunos casos para saber si se están haciendo bien las cosas y en otros por desgracia, incluso para saber qué hacer en este océano de clases a veces presenciales, a veces online, a veces híbridas y a veces “como se pueda”. Me atrevo a decir que ningún Colegio, por mejor preparado que estuviera, imaginó siquiera que tendríamos que enfrentar algo así y, aún hoy, no sabemos qué nos depara el futuro inmediato, porque son situaciones que nunca habíamos vivido. Por ello, considerar hacer una valoración de 360 grados sobre cómo estamos hoy (¿Cómo se sienten nuestros niños? ¿Cómo está su corazón? ¿Qué preocupaciones tienen nuestros padres de familia? ¿Cómo han “sobrevivido” nuestros maestros?) es necesaria e indispensable para toda institución educativa que pretenda mejorar sus prácticas, sus estrategias, sus directrices y sobre todo, hoy, brindar verdadera contención emocional a sus comunidades y garantizar la continuidad del aprovechamiento académico de sus alumnos. Colegio Eugenio de Mazenod: ¡Un gran lugar para estudiar! Tomar la decisión de ser “calificados” justo en el ojo del huracán, en medio de una crisis tan fuerte y al haber sido obligados a cambiar todo aquello a lo que estábamos acostumbrados, fue difícil. Pero hoy, después de haber pasado por el proceso de evaluación, de encontrarnos con resultados que superaron nuestras expectativas y de haber tenido la valiosa oportunidad de identificar con claridad nuestras áreas de oportunidad, nos sentimos muy orgullosos de constatar que somos un colegio con un Factor de Felicidad muy alto, que tenemos uno de los mejores programas de educación socioemocional y de valores de país, y que nuestros niños, maestros y papás saben que están en un colegio que sabe hacer muy bien las cosas. ¡Felicitamos a toda la Familia Mazenod por esta certificación que no nada más nos hace parte de una red internacional del colegios privilegiada, sino que reafirma nuestro compromiso con el bienestar, el corazón y la parte humana de todos los que integramos esta comunidad educativa! Visítanos hoy y descubre por qué somos la mejor opción para tu familia." ["post_title"]=> string(67) "Certificación Great Place to Study: ¿la felicidad se puede medir?" ["post_excerpt"]=> string(136) "El bienestar no solo se traduce en un mayor estado de felicidad, sino también en un ambiente más sano y óptimo para el aprendizaje. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "certificacion-great-place-to-study-la-felicidad-se-puede-medir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-21 13:34:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-21 18:34:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74834" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17618 (24) { ["ID"]=> int(74250) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-05 10:36:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-05 15:36:51" ["post_content"]=> string(5209) "El líder se define como la persona que encabeza o dirige un grupo, organización o movimiento social, político, religioso, etc. Sin embargo, esta definición se ha ido ajustando a los diversos momentos históricos y a los nuevos requerimientos. Con la revolución industrial (segunda mitad del siglo XVIII) se dio un proceso de transformación económica, social y tecnológica; dicha transformación implicó terminar con siglos de trabajo manual y el uso de la tracción animal, incorporando la maquinaria. De acuerdo con *Stephen R. Covey, el líder de la era industrial tenía las siguientes características: -veía a las personas como máquinas (generando una pérdida de sentido en la gente); -consideraba que las órdenes se emitía desde la cúpula y debían cumplirse de manera estricta; -aplicaba castigos a quien se salía de la línea marcada. Con el paso del tiempo y para ajustarse a las nuevas necesidades surgió el líder de la era del conocimiento quien, también, como lo señala Covey, es mucho más flexible por lo que: -valora la contribución única de cada persona y su capacidad de aprendizaje; -se sitúa en un paradigma de despegue que valora la diversidad de opciones; -motiva a su gente para que adopte con celo su misión; -otorga libertad a los empleados en lugar de controlarlos; -se centra en el resultado más que en el método; -sustituye el miedo por liderazgo. Hoy estas características son reconocidas, valoradas y absolutamente necesarias para asegurar resultados en una empresa o negocio, empero, tampoco son suficientes, sobre todo en un mundo en el que el cambio es la constante, por lo que igual es necesario desarrollar las  denominadas **habilidades cognitivas, las cuales consisten en: a) capacidad de interpretar, reflexionar, razonar y pensar de manera abstracta; b) asimilar ideas complejas; c) resolver problemas y generalizar lo que se aprende; d) capacidad de dar sentido a una situación o saber qué hacer en el contexto de un problema nuevo. Aparte de lo anterior, actualmente es menester incorporar habilidades no cognitivas o ***habilidades blandas, que se centran en: 1 la capacidad que tiene una persona para relacionarse con otros y consigo mismo; 2 comprender y manejar diversas emociones; 3 establecer y lograr objetivos; 4 tomar decisiones autónomas; 5 confrontar situaciones adversas de forma creativa y constructiva. En resumen, las habilidades blandas son actitudes y prácticas que afectan la manera en cómo un individuo enfoca el aprendizaje e interactúa con el mundo que le rodea. De acuerdo con un estudio del Stanford Research Institute y la Fundación Carnegie Mellon, el éxito a largo plazo en la actividad laboral se atribuye en un 75% a las habilidades blandas y sólo en un 25% a las destrezas cognitivas. No hay duda, la capacidad para adaptarse constantemente y enfrentar los cambios, así como la innovación, son ventajas competitivas y características que buscarán los empleadores. De esta forma, la resiliencia (capacidad para afrontar la adversidad) sale del ámbito personal para ocupar una posición preponderante en los ambientes laborales. ***Top Five de habilidades blandas para tener éxito en una empresa o proyecto (señaladas dentro del Informe “Tendencias en el entorno laboral 2020: las habilidades del futuro, elaborado por Udemy for Business (business.udemy.com) 1 innovación; 2 gestión del cambio; 3 comunicación & storytelling; 4 inteligencia emocional; 5 mentalidad de desarrollo. *Administrador de empresas, escritor, conferencista y profesor quien es respetado en el ámbito internacional por ser brillante en liderazgo. Autor del libro: los siete hábitos de las personas altamente efectivas (1989), del cual se han vendido más de 25 millones de copias en 52 idiomas. **propuestas por el premio Nobel de Economía James J. Heckman ¿Cuáles habilidades necesitas desarrollar, quieres contarme? Twitter: @nanfuentes2021 / Linkedin: Nancy Fuentes Juárez / [email protected]" ["post_title"]=> string(46) "Cómo ser un líder de la era del conocimiento" ["post_excerpt"]=> string(97) "No arrastres errores del siglo pasado y descubre cuáles son las exigencias del mundo actual.  " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "como-ser-un-lider-de-la-era-del-conocimiento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-05 13:44:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-05 18:44:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74250" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17665 (24) { ["ID"]=> int(74834) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-21 13:34:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-21 18:34:58" ["post_content"]=> string(5458) "Unas décadas atrás, las industrias y los gobiernos se dieron cuenta de la necesidad de medir ciertos estándares para garantizar que los niveles de calidad de la producción fueran los esperados y cumplieran las expectativas de los consumidores. Sin embargo, esas mediciones estaban casi exclusivamente centradas en los productos y en los procesos y dejaban a un lado el elemento más importante: el factor humano. Debido a eso, la forma de “calificar” la calidad de una empresa, se fue modificando para tomar en cuenta aspectos como el respeto a los derechos humanos y el medio ambiente, las condiciones laborales, el entorno de trabajo, la calidad de vida y, sorprendentemente, el bienestar y el índice de felicidad de los empleados. Y si eso han hecho las empresas para posicionarse como “las mejores en el mercado”… ¿No suena lógico que lo hagan también los colegios? Pero… ¿De verdad se puede medir la felicidad? No solo se puede sino que debe hacerse. No nada más porque hoy sabemos que el bienestar integral (físico, mental y espiritual) es un factor determinante para que los alumnos puedan aprender y los maestros enseñen mejor, sino además –en medio del huracán al que nos ha orillado la Pandemia– porque hoy vivimos momentos en los que necesitamos, primero, dar contención emocional a nuestras comunidades educativas y después, contar con planes de acción que nos permitan salir avante, fortalecidos y plenamente adaptados (y adaptables) a las necesidades de un mundo que cambia vertiginosamente. Great Place to Study nace como una extensión de la conocida empresa internacional Great Place to Work, con la intención de ayudar a los colegios a conocer, de manera tangible y, mediante estudios de datos científicos recopilados en encuestas de satisfacción previamente diseñadas, los niveles de satisfacción de sus comunidades educativas y el índice de felicidad de sus alumnos. Estos estudios “califican” a los colegios permitiendo que alumnos, exalumnos, padres y maestros, expresen su opinión desde su propia experiencia y de manera anónima, tomando en cuenta seis factores determinantes: experiencia de aprendizaje, infraestructura, vida en el campus, actividades extracurriculares, factor de felicidad y satisfacción de padres y maestros. Lo que no se mide no se puede mejorar Todos sabemos que para poder curar lo que nos duele hay que ir al médico. Pero… ¿qué pasa cuando no sabemos ni cómo nos sentimos? En el ámbito de la educación, aunque para los colegios siempre ha sido importante tener parámetros que les indiquen cómo van, si lo que están haciendo es efectivo y hacia dónde se dirigen, los momentos que vivimos actualmente los obligan a hacer una pausa de recapitulación, en algunos casos para saber si se están haciendo bien las cosas y en otros por desgracia, incluso para saber qué hacer en este océano de clases a veces presenciales, a veces online, a veces híbridas y a veces “como se pueda”. Me atrevo a decir que ningún Colegio, por mejor preparado que estuviera, imaginó siquiera que tendríamos que enfrentar algo así y, aún hoy, no sabemos qué nos depara el futuro inmediato, porque son situaciones que nunca habíamos vivido. Por ello, considerar hacer una valoración de 360 grados sobre cómo estamos hoy (¿Cómo se sienten nuestros niños? ¿Cómo está su corazón? ¿Qué preocupaciones tienen nuestros padres de familia? ¿Cómo han “sobrevivido” nuestros maestros?) es necesaria e indispensable para toda institución educativa que pretenda mejorar sus prácticas, sus estrategias, sus directrices y sobre todo, hoy, brindar verdadera contención emocional a sus comunidades y garantizar la continuidad del aprovechamiento académico de sus alumnos. Colegio Eugenio de Mazenod: ¡Un gran lugar para estudiar! Tomar la decisión de ser “calificados” justo en el ojo del huracán, en medio de una crisis tan fuerte y al haber sido obligados a cambiar todo aquello a lo que estábamos acostumbrados, fue difícil. Pero hoy, después de haber pasado por el proceso de evaluación, de encontrarnos con resultados que superaron nuestras expectativas y de haber tenido la valiosa oportunidad de identificar con claridad nuestras áreas de oportunidad, nos sentimos muy orgullosos de constatar que somos un colegio con un Factor de Felicidad muy alto, que tenemos uno de los mejores programas de educación socioemocional y de valores de país, y que nuestros niños, maestros y papás saben que están en un colegio que sabe hacer muy bien las cosas. ¡Felicitamos a toda la Familia Mazenod por esta certificación que no nada más nos hace parte de una red internacional del colegios privilegiada, sino que reafirma nuestro compromiso con el bienestar, el corazón y la parte humana de todos los que integramos esta comunidad educativa! Visítanos hoy y descubre por qué somos la mejor opción para tu familia." ["post_title"]=> string(67) "Certificación Great Place to Study: ¿la felicidad se puede medir?" ["post_excerpt"]=> string(136) "El bienestar no solo se traduce en un mayor estado de felicidad, sino también en un ambiente más sano y óptimo para el aprendizaje. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(62) "certificacion-great-place-to-study-la-felicidad-se-puede-medir" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-21 13:34:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-21 18:34:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74834" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(10) ["max_num_pages"]=> float(5) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6ccbb01cc75ca3dc653729449ebd61e0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Certificación Great Place to Study: ¿la felicidad se puede medir?

El bienestar no solo se traduce en un mayor estado de felicidad, sino también en un ambiente más sano y óptimo para...

enero 21, 2022

Cómo ser un líder de la era del conocimiento

No arrastres errores del siglo pasado y descubre cuáles son las exigencias del mundo actual.  

enero 5, 2022




Más de categoría
¿Aún no sabes cómo convertirte en alquimista?

¿Aún no sabes cómo convertirte en alquimista?

Prepara la capa de mago, tubos de ensayo y toda tu energía pues te conduciré hasta un mágico laboratorio...

enero 26, 2022

Las pequeñas cosas: positivo, negativo

“Positivo” y “negativo” son dos términos cotidianos de la “nueva normalidad” que demuestran la relatividad en la que vivimos,...

enero 24, 2022

Certificación Great Place to Study: ¿la felicidad se puede medir?

El bienestar no solo se traduce en un mayor estado de felicidad, sino también en un ambiente más sano...

enero 21, 2022
El efecto búmeran

El efecto búmeran

A menudo nos invade la queja y no entendemos por qué nos suceden ciertas cosas. La respuesta llega después...

enero 19, 2022