Cómo ser un líder de la era del conocimiento

No arrastres errores del siglo pasado y descubre cuáles son las exigencias del mundo actual.  

5 de enero, 2022

El líder se define como la persona que encabeza o dirige un grupo, organización o movimiento social, político, religioso, etc. Sin embargo, esta definición se ha ido ajustando a los diversos momentos históricos y a los nuevos requerimientos.

Con la revolución industrial (segunda mitad del siglo XVIII) se dio un proceso de transformación económica, social y tecnológica; dicha transformación implicó terminar con siglos de trabajo manual y el uso de la tracción animal, incorporando la maquinaria.

De acuerdo con *Stephen R. Covey, el líder de la era industrial tenía las siguientes características:

-veía a las personas como máquinas (generando una pérdida de sentido en la gente);

-consideraba que las órdenes se emitía desde la cúpula y debían cumplirse de manera estricta;

-aplicaba castigos a quien se salía de la línea marcada.

Con el paso del tiempo y para ajustarse a las nuevas necesidades surgió el líder de la era del conocimiento quien, también, como lo señala Covey, es mucho más flexible por lo que:

-valora la contribución única de cada persona y su capacidad de aprendizaje;

-se sitúa en un paradigma de despegue que valora la diversidad de opciones;

-motiva a su gente para que adopte con celo su misión;

-otorga libertad a los empleados en lugar de controlarlos;

-se centra en el resultado más que en el método;

-sustituye el miedo por liderazgo.

Hoy estas características son reconocidas, valoradas y absolutamente necesarias para asegurar resultados en una empresa o negocio, empero, tampoco son suficientes, sobre todo en un mundo en el que el cambio es la constante, por lo que igual es necesario desarrollar las  denominadas **habilidades cognitivas, las cuales consisten en:

a) capacidad de interpretar, reflexionar, razonar y pensar de manera abstracta;

b) asimilar ideas complejas;

c) resolver problemas y generalizar lo que se aprende;

d) capacidad de dar sentido a una situación o saber qué hacer en el contexto de un problema nuevo.

Aparte de lo anterior, actualmente es menester incorporar habilidades no cognitivas o ***habilidades blandas, que se centran en:

1 la capacidad que tiene una persona para relacionarse con otros y consigo mismo;

2 comprender y manejar diversas emociones;

3 establecer y lograr objetivos;

4 tomar decisiones autónomas;

5 confrontar situaciones adversas de forma creativa y constructiva.

En resumen, las habilidades blandas son actitudes y prácticas que afectan la manera en cómo un individuo enfoca el aprendizaje e interactúa con el mundo que le rodea.

De acuerdo con un estudio del Stanford Research Institute y la Fundación Carnegie Mellon, el éxito a largo plazo en la actividad laboral se atribuye en un 75% a las habilidades blandas y sólo en un 25% a las destrezas cognitivas.

No hay duda, la capacidad para adaptarse constantemente y enfrentar los cambios, así como la innovación, son ventajas competitivas y características que buscarán los empleadores. De esta forma, la resiliencia (capacidad para afrontar la adversidad) sale del ámbito personal para ocupar una posición preponderante en los ambientes laborales.

***Top Five de habilidades blandas para tener éxito en una empresa o proyecto (señaladas dentro del Informe “Tendencias en el entorno laboral 2020: las habilidades del futuro, elaborado por Udemy for Business (business.udemy.com)

1 innovación;

2 gestión del cambio;

3 comunicación & storytelling;

4 inteligencia emocional;

5 mentalidad de desarrollo.

*Administrador de empresas, escritor, conferencista y profesor quien es respetado en el ámbito internacional por ser brillante en liderazgo. Autor del libro: los siete hábitos de las personas altamente efectivas (1989), del cual se han vendido más de 25 millones de copias en 52 idiomas.

**propuestas por el premio Nobel de Economía James J. Heckman

¿Cuáles habilidades necesitas desarrollar, quieres contarme?

Twitter: @nanfuentes2021 / Linkedin: Nancy Fuentes Juárez / [email protected]

Comentarios
object(WP_Query)#17668 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74250) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(74250) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17667 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17786 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17677 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-12-2021" ["before"]=> string(10) "21-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (74250) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17664 (24) { ["ID"]=> int(73919) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-27 13:37:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-27 18:37:02" ["post_content"]=> string(5051) "Con el regreso a las actividades presenciales –al margen del hecho de que aún estamos en Pandemia, pero desde una perspectiva un tanto diferente– los festejos de fin de año se perfilan esperanzadores y, desde hace semanas, todo a nuestro alrededor nos hace sentir que diciembre (el mes de celebrar, de cerrar ciclos y de evaluar lo que hemos vivido y construido durante todo un año) llegó con un sabor de “vida nueva”. En estas festividades, la reflexión tendrá un papel preponderante en los corazones. Por todos lados nos dicen que estas fechas son tiempo de amar, de paz, de dar, de cambiar, de celebrar,  de compartir,  de alegría y de fe. Y todo eso es cierto. Pero, también es cierto que estas festividades deben de convertirse en un tiempo de hacer una pausa. Hacer la pausa física que necesitamos para amar y valorar nuestro cuerpo, para agradecer la salud que tenemos o recuperar la que hemos perdido, para descansar de verdad y cargar baterías y así poder iniciar un nuevo ciclo con el 100% de entusiasmo, con nuevas ideas, con nuevos proyectos personales y familiares, y con el genuino y absoluto propósito de ser mejores, para nosotros mismos y para los demás. Es importante hacer una pausa mental para conectarnos con nuestros verdaderos deseos e ilusiones, para reflexionar sobre el valor de lo que hacemos día a día, para encontrar que la verdadera riqueza de la vida se encuentra justamente ahí en nuestro quehacer diario, en los momentos que compartimos con nuestros hijos y nuestras familias. En las cosas que hacemos a cada instante con la conciencia plena, con toda nuestra atención y nuestros sentidos puestos en el presente, sabiendo que eso que hacemos, vale la pena. Hacer, también, la pausa espiritual que conlleva este tiempo de preparación, de renovación de la fe y de unión familiar. Esa pausa que tal vez nos ayude a sanar el alma, a aprender a entregarnos a los demás con más amor y con más alegría, a ver al otro con distintos ojos, a valorar la bendición que es tener una familia con la cual y por la cual vivir, a abrir realmente el corazón y regalarlo con la convicción de que ese es el verdadero ejemplo que Jesús quiere  derramar en nuestros corazones cada vez que recordamos su nacimiento. Tazas Según la teoría de las cuatro tazas, estamos tan inmersos en lo que nos ocupa la mente, que no nos damos cuenta de que hemos dejado de estar en el presente para todo aquello que nos rodea y necesita de nuestra conciencia plena y de toda nuestra atención: nuestra familia, nuestros amigos, nuestros proyectos, ¡nuestra vida! Así que estas fechas también pueden ser momento de hacer una pausa y convertirnos mejor en hermosas tazas abiertas: tazas grandes y abiertas, reflexivas y flexibles, dispuestos a llenarse de experiencias, de emociones, de alegría y de aprendizaje. Decididos a apagar el “mitote” que no nos deja estar, ni ver, ni oír a quien nos necesita (y de paso también, apagar el teléfono para poder tener una conversación real con la gente real que nos rodea). Tazas abiertas colmadas de cosas para dar, pero  con espacio suficiente para recibir a los demás.  Para oír lo que nuestros hijos o amigos necesitan, para aprender de todo y de todos cada día. Para saber ver las inquietudes o angustias de cada persona, sus alegrías y sus tristezas. Tazas sin grietas, ni roturas, que sepan contener, que sepan escuchar y que sepan compartir con sus familias, con los compañeros de trabajo y sobre todo dispuestos a dar la atención, protección, confianza y seguridad que nuestros hijos necesitan. Tazas que sepan convertir el juicio y la crítica en la miel más dulce, que saquen lo mejor de cada situación, que transformen cada enojo en una sonrisa, cada error en un aprendizaje y cada reto en una oportunidad. Tenemos miles de motivos hoy y cada día para dar gracias: nuestra familia, nuestro colegio, nuestros hogares, las risas, alegrías, momentos y experiencias que compartimos con los que amamos, las bendiciones de las que podemos disfrutar, ver el esplendor del amanecer o sentir el frío que nos hace saber que estamos vivos… Hagamos de estas fechas un momento de descanso, de pausa y de reflexión que Dios nos pide para que nuestros corazones se fortalezcan, nuestra fe se renueve y nuestra vida se llene del sentido humano que nos identifica como Familia Mazenod.     " ["post_title"]=> string(57) "Festividades de fin de año: tiempo de hacer una pausa…" ["post_excerpt"]=> string(218) "Todos necesitamos hacer una pausa en nuestras actividades para cargar baterías e iniciar con entusiasmo el nuevo año, con nuevas ideas y proyectos personales, familiares y laborales, con el propósito de ser mejores." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "festividades-de-fin-de-ano-tiempo-de-hacer-una-pausa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-27 14:04:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-27 19:04:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73919" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17616 (24) { ["ID"]=> int(74736) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-19 10:37:59" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 15:37:59" ["post_content"]=> string(3236) "La vida no es tan complicada como solemos pensar, tampoco es que busque “ensañarse” con nosotros. El Universo se rige por ciertas leyes, si las conocemos, estudiamos y logramos comprenderlas fluiremos mejor y nos irá igual.  Todo lo que damos regresa a nuestra vida, absolutamente todo. Si no estás totalmente convencido de esto te animo a mirar a tu alrededor. ¿Qué sucede cuando plantas una semilla, la riegas y la cuidas? Al cabo de unas semanas tienes una plantita hermosa, ¿cierto? ¿Y cuando le dices a tu hijo, pareja o algún ser querido palabras lindas, de esas que llegan directito al corazón? ¡Apuesto a que recibes un abrazo fuerte o alguna otra muestra de cariño, de inmediato!  Por el contrario, cuando vas en tu auto y respondes el insulto de otro conductor, ¿no es verdad que comienza un pleito que a veces deriva en algo grave? Pero si contienes el coraje y las ganas de devolver la agresión, el otro sencillamente sigue su camino.  ¿Qué pasa cuando le das alimentos saludables a tu cuerpo, o cuando abusas de algo que de antemano sabes que lo dañará? Si aún no estás convencido, tal vez valga la pena que recuerdes la tercera Ley de Newton, la cual indica que a toda acción corresponde una reacción; es decir, cuando un cuerpo ejerce una fuerza o acción sobre otro cuerpo, éste reacciona con una fuerza igual en magnitud y dirección, pero de sentido contrario.  La explicación anterior nos ayuda a comprender que todas nuestras acciones indudablemente tienen consecuencias. No es que la vida se trate de premios o castigos, sino de responsabilidad y de asumir que todas nuestras acciones derivarán en ciertas reacciones/consecuencias. Esto es posible únicamente cuando somos concientes y practicamos la honestidad, sobre todo con nosotros mismos.  Ser responsables de nuestros actos no nos libra de las adversidades de la vida, sencillamente porque la vida tiene matices, porque somos finitos y porque estamos aquí para aprender (las subidas y bajadas son normales), pero sí nos asegura tener una vida más conciente, más plena y, sobre todo, nos coloca en el círculo de la responsabilidad.  La invitación en esta ocasión es a reflexionar acerca de cómo te estás comportando con ciertas personas o cómo te comportas en ciertas circunstancias; a ser conciente, todos los días y en cada momento, de los resultados que tendrás con cada decisión que tomes, con cada acción que ejerzas. Al final el único responsable de tu vida eres tú [email protected]  Si te gustaron estas ideas te animo a compartirlas en tus redes. Si tienes alguna otra idea y quieres contarme, te invito a contactarme: Twitter: @nanfuentes2021 / Linkedin: Nancy Fuentes Juárez / [email protected]  " ["post_title"]=> string(18) "El efecto búmeran" ["post_excerpt"]=> string(147) "A menudo nos invade la queja y no entendemos por qué nos suceden ciertas cosas. La respuesta llega después de que somos concientes y honestos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "el-efecto-bumeran" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-19 10:37:59" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-19 15:37:59" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74736" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17664 (24) { ["ID"]=> int(73919) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-27 13:37:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-27 18:37:02" ["post_content"]=> string(5051) "Con el regreso a las actividades presenciales –al margen del hecho de que aún estamos en Pandemia, pero desde una perspectiva un tanto diferente– los festejos de fin de año se perfilan esperanzadores y, desde hace semanas, todo a nuestro alrededor nos hace sentir que diciembre (el mes de celebrar, de cerrar ciclos y de evaluar lo que hemos vivido y construido durante todo un año) llegó con un sabor de “vida nueva”. En estas festividades, la reflexión tendrá un papel preponderante en los corazones. Por todos lados nos dicen que estas fechas son tiempo de amar, de paz, de dar, de cambiar, de celebrar,  de compartir,  de alegría y de fe. Y todo eso es cierto. Pero, también es cierto que estas festividades deben de convertirse en un tiempo de hacer una pausa. Hacer la pausa física que necesitamos para amar y valorar nuestro cuerpo, para agradecer la salud que tenemos o recuperar la que hemos perdido, para descansar de verdad y cargar baterías y así poder iniciar un nuevo ciclo con el 100% de entusiasmo, con nuevas ideas, con nuevos proyectos personales y familiares, y con el genuino y absoluto propósito de ser mejores, para nosotros mismos y para los demás. Es importante hacer una pausa mental para conectarnos con nuestros verdaderos deseos e ilusiones, para reflexionar sobre el valor de lo que hacemos día a día, para encontrar que la verdadera riqueza de la vida se encuentra justamente ahí en nuestro quehacer diario, en los momentos que compartimos con nuestros hijos y nuestras familias. En las cosas que hacemos a cada instante con la conciencia plena, con toda nuestra atención y nuestros sentidos puestos en el presente, sabiendo que eso que hacemos, vale la pena. Hacer, también, la pausa espiritual que conlleva este tiempo de preparación, de renovación de la fe y de unión familiar. Esa pausa que tal vez nos ayude a sanar el alma, a aprender a entregarnos a los demás con más amor y con más alegría, a ver al otro con distintos ojos, a valorar la bendición que es tener una familia con la cual y por la cual vivir, a abrir realmente el corazón y regalarlo con la convicción de que ese es el verdadero ejemplo que Jesús quiere  derramar en nuestros corazones cada vez que recordamos su nacimiento. Tazas Según la teoría de las cuatro tazas, estamos tan inmersos en lo que nos ocupa la mente, que no nos damos cuenta de que hemos dejado de estar en el presente para todo aquello que nos rodea y necesita de nuestra conciencia plena y de toda nuestra atención: nuestra familia, nuestros amigos, nuestros proyectos, ¡nuestra vida! Así que estas fechas también pueden ser momento de hacer una pausa y convertirnos mejor en hermosas tazas abiertas: tazas grandes y abiertas, reflexivas y flexibles, dispuestos a llenarse de experiencias, de emociones, de alegría y de aprendizaje. Decididos a apagar el “mitote” que no nos deja estar, ni ver, ni oír a quien nos necesita (y de paso también, apagar el teléfono para poder tener una conversación real con la gente real que nos rodea). Tazas abiertas colmadas de cosas para dar, pero  con espacio suficiente para recibir a los demás.  Para oír lo que nuestros hijos o amigos necesitan, para aprender de todo y de todos cada día. Para saber ver las inquietudes o angustias de cada persona, sus alegrías y sus tristezas. Tazas sin grietas, ni roturas, que sepan contener, que sepan escuchar y que sepan compartir con sus familias, con los compañeros de trabajo y sobre todo dispuestos a dar la atención, protección, confianza y seguridad que nuestros hijos necesitan. Tazas que sepan convertir el juicio y la crítica en la miel más dulce, que saquen lo mejor de cada situación, que transformen cada enojo en una sonrisa, cada error en un aprendizaje y cada reto en una oportunidad. Tenemos miles de motivos hoy y cada día para dar gracias: nuestra familia, nuestro colegio, nuestros hogares, las risas, alegrías, momentos y experiencias que compartimos con los que amamos, las bendiciones de las que podemos disfrutar, ver el esplendor del amanecer o sentir el frío que nos hace saber que estamos vivos… Hagamos de estas fechas un momento de descanso, de pausa y de reflexión que Dios nos pide para que nuestros corazones se fortalezcan, nuestra fe se renueve y nuestra vida se llene del sentido humano que nos identifica como Familia Mazenod.     " ["post_title"]=> string(57) "Festividades de fin de año: tiempo de hacer una pausa…" ["post_excerpt"]=> string(218) "Todos necesitamos hacer una pausa en nuestras actividades para cargar baterías e iniciar con entusiasmo el nuevo año, con nuevas ideas y proyectos personales, familiares y laborales, con el propósito de ser mejores." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "festividades-de-fin-de-ano-tiempo-de-hacer-una-pausa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-27 14:04:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-27 19:04:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73919" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(12) ["max_num_pages"]=> float(6) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "996d83cfe680ff8302c212a359494367" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Festividades de fin de año: tiempo de hacer una pausa…

Todos necesitamos hacer una pausa en nuestras actividades para cargar baterías e iniciar con entusiasmo el nuevo año, con nuevas ideas y...

diciembre 27, 2021
El efecto búmeran

El efecto búmeran

A menudo nos invade la queja y no entendemos por qué nos suceden ciertas cosas. La respuesta llega después de que somos...

enero 19, 2022




Más de categoría

Certificación Great Place to Study: ¿la felicidad se puede medir?

El bienestar no solo se traduce en un mayor estado de felicidad, sino también en un ambiente más sano...

enero 21, 2022
El efecto búmeran

El efecto búmeran

A menudo nos invade la queja y no entendemos por qué nos suceden ciertas cosas. La respuesta llega después...

enero 19, 2022
Las pequeñas cosas: relatividad

Las pequeñas cosas: relatividad

El cambio es lo único constante y en la máquina de la relatividad en la que vivimos también estamos...

enero 17, 2022

¿Quién controla tu vida?

¿Sabes por qué hay personas convencidas de que su existencia está determinada por factores externos como la suerte, mientras...

enero 12, 2022