¿Cómo empezar una dieta más alta en plantas?

Una dieta compuesta de menos carne y lácteos tiene la capacidad de transformar vidas de maneras sanas y sustentables.

24 de octubre, 2017 dieta-plantas

Una dieta compuesta de menos carne y lácteos tiene la capacidad de transformar vidas de maneras sanas y sustentables.

Una dieta compuesta de menos carne y lácteos tiene la capacidad de transformar vidas de maneras sanas y sustentables. Y los cambios van mas allá de solo la pérdida de peso; nos permite liberarnos del colesterol y presión alta, mejorar nuestra condición física y la reversión de enfermedades crónicas como la diabetes, migrañas, asma, artritis, inflamación, alergias, desórdenes autoinmunes, depresión, colitis…

En medio del auge del “veganismo”, a muchos todavía nos cuesta mucho trabajo imaginar una vida sin ningún tipo de carne o lácteo. Parece que esta manera de comer es únicamente basada en ensaladas y tofú. Que no hay suficientes opciones, que comer de esta manera es “para ricos” o que no tenemos suficiente tiempo. 

Pero con más estudios y médicos respaldando este estilo de vida, son cada vez más las personas buscando hacer cambios, pero hacerlo de manera tan radical es algo no solo difícil, sino intimidante.

Aquí unos primeros pasos sugeridos:

  1. Cambiar la leche de vaca, por leche de almendras, coco, arroz o soya.
  2. Bajar el consumo de carnes a 2-4 veces por semana.
  3. Comer más frijoles, lentejas, garbanzos, habas.
  4. Subir el consumo de verduras, no solo cocidas, pero crudas.
  5. Elegir avena, semillas de chía con nueces y fruta para el desayuno.
  6. Tomar más jugos y smoothies, cuidando la cantidad de azúcar que contienen.
  7. Ver cuáles son los platillos que ya consumimos que son vegetarianos/veganos.
  8. Tener una mente abierta.
  9. Ser paciente.
  10. Experimentar. Comprar recetarios. Buscar en internet.
  11. Poner mucha atención en cómo nos sentimos cada vez que empezamos a dejar unos alimentos e incorporamos otros.

 

Receta budín de avena con semilla de chía y frutos rojos




½ T. de Avena

1 Cda. de Semillas de Chía

1/2 – 1 T. de leche de Soya, Avena o Coco sin Endulzar

10-12 Almendras Naturales, partidas

½ Cda. de Miel de Abeja o Stevia 

1 pizca de canela

½ T. de Frutos Rojos

Instrucciones:

  1. En un frasco de vidrio poner la avena, semillas de chía, almendras y canela.
  2. Agregar la leche y la miel. Mezclar.
  3. Los frutos rojos se ponen encima de la mezcla. Se cierra el frasco y se deja refrigerar durante la noche.
  4. Listo para desayunar al día siguiente. 

*Esta receta también se puede hacer en versión cocida con los mismos ingredientes.

 

Gatito

¿Cómo cuidar a nuestras mascotas este Día de Muertos?

El Día de Muertos está prácticamente a la vuelta de la esquina, con la cual las calles y hogares se llenan de...

·

Fideicomiso Público: Cómo funciona y para qué sirve

El Fideicomiso Público en México contiene los diferentes contratos en los que la federación traslada un bien o un derecho público a otra...

·




Más de categoría
Gatito

¿Cómo cuidar a nuestras mascotas este Día de Muertos?

El Día de Muertos está prácticamente a la vuelta de la esquina, con la cual las calles y hogares...

·

Afectividad y educación sexual en cuarentena: Cómo hablar con nuestros hijos y cómo protegerlos

Uno de los temas más importantes en la formación de los niños y al cual por desgracia se ha...

·

Era Covid: El poder de la pausa

Además de los elevados precios que está implicando, la Era Covid puede dejar también muchas enseñanzas. Una de ellas:...

·
Tequila design

Personalización y lujo cobran vida en Tequila Design

El tequila es la bebida mexicana más reconocida a nivel mundial, y si buscas personalización y lujo en cada...

·