3 acciones que te alejan del BienEstar

Te animo a practicar lo siguiente para revertir el efecto negativo y asegurar tu calidad de vida.

23 de noviembre, 2022 3 acciones que te alejan del BienEstar

Hola, me da mucho gusto saludarte nuevamente, ¡bienvenido a este espacio!

Es común que todo el tiempo estemos buscando sentirnos bien, sin embargo, no todo el tiempo hacemos algo para que esto suceda; de hecho, a menudo nuestras acciones nos alejan de un estado de paz. ¿Como cuáles?

Anclarte al pasado

“Recordar es vivir”, dice la frase famosa, es cierto, y es bueno recordar lo bonito, lo que ha impactado de manera positiva tu vida. Igual de bueno es recordar lo que no salió como esperabas; el secreto está en recordarlo para aprender, para no repetir el error, sin reprocharte. 

El problema viene cuando te atas al pasado y te quedas estancado, cuando permites que un tiempo que únicamente existe en tu cabeza domine tu vida, cuando te amargas o deprimes por algo que ya fue. Para sentirte mejor aprende a soltar, a instalarte en el aquí y ahora, donde se experimenta la vida y la felicidad verdadera. 

Vivir de forma inconsciente

¿Qué tan a menudo te cuestionas sobre el rumbo de tu vida? Hacerlo te ayuda a plantearte objetivos claros y coherentes, a corregir el rumbo si fuera necesario. Cuando eres consciente tienes oportunidad de mirar con otros ojos para mejorar. Vivir de esta manera te permite “cacharte” cuando tienes acciones que te perjudican, así puedes modificarlo. 

Ser rencoroso

Es posible que experimentes este sentimiento porque te sientes dolido o dañado, por guardar emociones durante mucho tiempo. No estoy diciendo que sonrías ante una situación que te generó daño físico o emocional, solo te propongo que lo expreses y lo trabajes, si es necesario que lo hagas con un profesional de la salud, adelante. Lo más importante es que sigas tu camino de forma ligera. 

También puedes probar diluir el rencor comprendiendo que la gente a veces actúa de forma inconsciente, sin considerar que a toda acción corresponde una reacción. Insisto, nada justifica dañar a otra persona, sin embargo, ver una situación desde otro ángulo ayuda a sentirte mejor. 

Algunas veces también guardamos rencor por acciones menores. En ambos casos considera que el rencor es un lastre y solo te daña a ti. Recuerda: el viaje de la vida se experimenta mejor cuando llevas pocas cosas en tu “mochila emocional”. 

Si te gustaron estas ideas te animo a compartirlas en tus redes sociales o con tus seres queridos. También te invito a mi charla online “Cómo aprovecho la tanatología para mejorar mi vida cotidiana”. Contáctame para tener detalles:

  • WhatsApp: 55 20 82 88 71

 

Comentarios


object(WP_Query)#18806 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86011) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "11-01-2023" ["before"]=> string(10) "08-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86011) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "11-01-2023" ["before"]=> string(10) "08-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18810 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18808 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18809 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "11-01-2023" ["before"]=> string(10) "08-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-11 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-08 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86011) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(88578) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-06 10:56:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-06 15:56:36" ["post_content"]=> string(4878) "Del latín consuetudo (usada en derecho romano) y este de su acusativo consuetudine(m), la costumbre (práctica o modo habitual y frecuente de hacer o pensar de una persona, cultura o tradición) fue definida por Aristóteles como la rutina semejante a la naturaleza, dado que lo natural sucede siempre y la naturaleza a menudo. La costumbre de caminar, de observar, de interactuar, de contemplar y de habitar el espacio público fue algo de lo perdido con el inicio de la pandemia y hoy, tres años después empieza a recuperarse y es ahí, en la calle que desaparecen los vestigios de lo que padecimos aunque todavía quedan algunos rastros de lo que sucedió por aquéllos aciagos días. Personas que vienen y van en pareja, en familia, en tribu, ensimismados o desbordantes de alegría, están los que patinan, los que bailan, los que tocan música, los que platican, los que pasean con sus perros, los que vagabundean, los que husmean, los que se saludan y los que se les despiden.  El Museo Nacional de Arte está por concluir el periodo de la exposición temporal “Festín de Sabores. Banquete Mexicano”. Una muestra (breve) que recorre uno de los temas de mayor recurrencia en el arte: la comida. Lo relevante; sin duda, es la posibilidad de admirar obras de exponentes dignos de ocupar un lugar en la sala pero si se afina la mirada, es posible hacer una visita desde la curiosidad por descubrir los usos y costumbres desde tiempos prehispánicos y su paso por los distintos periodos históricos de México; sin embargo, para sorpresa del espectador, la gran revelación es que poco han cambiado las costumbres pues seguimos siendo testigos de los tianguis y su oferta diversa de alimentos, plantas, flores, insumos, etc. y es posible también, distinguir los diferentes tipos de técnicas y expresiones artísticas porque así de enriquecedora es la experiencia al visitar un museo y en particular, una muestra que nos lleva de la mano al pasado para entender un pedacito de la historia y comprender mejor el presente. Es como un viaje en el tiempo que nos permite reevaluar y revisar lo que hacemos con nuestro presente, a la vez que nos sitúa en el aquí y en el ahora. Las costumbres se van transformando con el paso del tiempo pero en resumen, siempre terminamos en torno a una mesa (o banquete) compartiendo con los demás la comida, el vino, una fruta o coincidimos en el espacio público con el señor que vende aguas frescas de fruta natural o la señora de los atoles o en el tianguis local de los poblados que visitamos o mejor aún, pasamos una tarde en la calle recorriendo sus banquetas, sus sitios históricos, sus puntos de encuentro colectivo para confirmar que la vida está ahí afuera. Las costumbres se transforman a través del colectivo pero son #laspequeñascosas esenciales que dan forma a la historia y que van dejando huella de nuestro paso por la vida; sin ellas, no sería posible conocernos y reconocernos en primera y tercera persona porque adoptamos costumbres ajenas y también heredamos las nuestras.  A manera de colofón: en 2001 se estrenó el filme “De la calle” de Gerardo Tort. Se trata de una cinta surrealista que narra la historia de un joven que vive en las calles y que en su intento por salvar a los niños más pequeños se encuentra de frente con la corrupción imperante en los cuerpos policiacos. Es una película cruda, de escenas oscuras (la luz juega un papel importante como forma de retratar el oscuro contexto de quienes habitan la calle) la cual mereció un premio Ariel como mejor ópera prima.  No sería la primera vez que la calle es protagonista. En 1950, un atrevido Luis Buñuel mostraría la realidad de la marginación y la pobreza de la Ciudad de México con su obra “Los Olvidados”, la cual duró únicamente tres días en cartelera por resultar ofensiva para la élite de entonces (nada nuevo bajo el sol). Es así que, la calle y las costumbres nos muestran que nada ha cambiado, los que cambiamos somos nosotros y hay problemas profundamente arraigados en la sociedad que a muchos conviene no cambiar pero ambas son didácticas, de ambas se aprende y es posible sacar conclusiones porque la vida es eso que ocurre en el día a día y está más allá de los aparadores y de conferencias mañaneras. ¿Quieres conocer un lugar? Revisa sus calles, sus usos y costumbres, ahí está la verdad lejos de discursos oficiales. " ["post_title"]=> string(31) "Las pequeñas cosas: costumbres" ["post_excerpt"]=> string(137) "“Los satisfechos, los felices, no aman; se duermen en la costumbre”. -Miguel de Unamuno (1864-1936), filósofo y escritor español. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "las-pequenas-cosas-costumbres" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-06 10:56:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-06 15:56:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88578" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18779 (24) { ["ID"]=> int(88440) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-02 11:04:04" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 16:04:04" ["post_content"]=> string(2903) "Como cada jueves, te doy la bienvenida a este espacio creado para el BienEstar. ¿Cómo te encuentras este día? El planteamiento que hoy te lanzo es: cuando te haces una herida en la piel, inmediatamente lo atiendes, buscas alguna pomada o ungüento casero. Sin embargo, cuando tienes una herida emocional es distinto, muchas veces, aunque te duele, no volteas ni haces algo para curarla.  Para llevar una vida saludable es necesario sentirte bien física y emocionalmente. Por eso, te comparto algunas ideas que contribuyen a curar esas heridas que no se ven pero se sienten, a veces, de manera muy profunda.  Acepta. Lo que resistes persiste, así que lo primero es voltear hacia esa herida, aceptar que te duele y ser consciente de que necesita atención.  Cuestiónate. ¿Qué te produjo esa herida? ¿Es por una situación, por una persona, o por la interpretación que estás haciendo de un acontecimiento? Identifica de dónde viene ese dolor, ¿cuál es la causa de tu herida? Busca una solución. Una vez que identifiques qué provocó tu herida pregúntate qué acciones estás dispuesto a hacer para sentirte mejor. Un buen tip es recordar que solo está bajo tu control lo que existe dentro de ti, si te enfocas en eso tu herida sanará en menos tiempo.   

Te puede interesar:

159 países tienen una mayor cultura política que México

Ámate. Lo más importante eres tú. Puedes amar a muchas personas pero si tú no estás bien y no te amas, será difícil que ames a otros, incluso será difícil que puedas apoyarlos en algo. Estar para los demás implica, primero, estar para ti mismo. Considerar esto también ayuda a sanar por dentro.  Ejerce el perdón. Perdonar no quiere decir olvidar, perdonar significa liberarte de las cadenas de rencor, de la amargura. Cuando perdonas te sientes más ligero.  ¿Qué otras acciones podrían ayudarte a sanar tus heridas emocionales? Gracias por leerme. Me alegra recibir tus comentarios ☺ https://nancy-fuentes.webnode.mx/ [email protected] WhatsApp: 55 20 82 88 71" ["post_title"]=> string(52) "¿Cuánta atención pones a tus heridas emocionales?" ["post_excerpt"]=> string(112) "Igual que las heridas físicas, requieren atención y poner en marcha un plan de acción que hoy te propongo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "cuanta-atencion-pones-a-tus-heridas-emocionales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-02 11:04:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-02 16:04:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88440" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18807 (24) { ["ID"]=> int(88578) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-06 10:56:36" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-06 15:56:36" ["post_content"]=> string(4878) "Del latín consuetudo (usada en derecho romano) y este de su acusativo consuetudine(m), la costumbre (práctica o modo habitual y frecuente de hacer o pensar de una persona, cultura o tradición) fue definida por Aristóteles como la rutina semejante a la naturaleza, dado que lo natural sucede siempre y la naturaleza a menudo. La costumbre de caminar, de observar, de interactuar, de contemplar y de habitar el espacio público fue algo de lo perdido con el inicio de la pandemia y hoy, tres años después empieza a recuperarse y es ahí, en la calle que desaparecen los vestigios de lo que padecimos aunque todavía quedan algunos rastros de lo que sucedió por aquéllos aciagos días. Personas que vienen y van en pareja, en familia, en tribu, ensimismados o desbordantes de alegría, están los que patinan, los que bailan, los que tocan música, los que platican, los que pasean con sus perros, los que vagabundean, los que husmean, los que se saludan y los que se les despiden.  El Museo Nacional de Arte está por concluir el periodo de la exposición temporal “Festín de Sabores. Banquete Mexicano”. Una muestra (breve) que recorre uno de los temas de mayor recurrencia en el arte: la comida. Lo relevante; sin duda, es la posibilidad de admirar obras de exponentes dignos de ocupar un lugar en la sala pero si se afina la mirada, es posible hacer una visita desde la curiosidad por descubrir los usos y costumbres desde tiempos prehispánicos y su paso por los distintos periodos históricos de México; sin embargo, para sorpresa del espectador, la gran revelación es que poco han cambiado las costumbres pues seguimos siendo testigos de los tianguis y su oferta diversa de alimentos, plantas, flores, insumos, etc. y es posible también, distinguir los diferentes tipos de técnicas y expresiones artísticas porque así de enriquecedora es la experiencia al visitar un museo y en particular, una muestra que nos lleva de la mano al pasado para entender un pedacito de la historia y comprender mejor el presente. Es como un viaje en el tiempo que nos permite reevaluar y revisar lo que hacemos con nuestro presente, a la vez que nos sitúa en el aquí y en el ahora. Las costumbres se van transformando con el paso del tiempo pero en resumen, siempre terminamos en torno a una mesa (o banquete) compartiendo con los demás la comida, el vino, una fruta o coincidimos en el espacio público con el señor que vende aguas frescas de fruta natural o la señora de los atoles o en el tianguis local de los poblados que visitamos o mejor aún, pasamos una tarde en la calle recorriendo sus banquetas, sus sitios históricos, sus puntos de encuentro colectivo para confirmar que la vida está ahí afuera. Las costumbres se transforman a través del colectivo pero son #laspequeñascosas esenciales que dan forma a la historia y que van dejando huella de nuestro paso por la vida; sin ellas, no sería posible conocernos y reconocernos en primera y tercera persona porque adoptamos costumbres ajenas y también heredamos las nuestras.  A manera de colofón: en 2001 se estrenó el filme “De la calle” de Gerardo Tort. Se trata de una cinta surrealista que narra la historia de un joven que vive en las calles y que en su intento por salvar a los niños más pequeños se encuentra de frente con la corrupción imperante en los cuerpos policiacos. Es una película cruda, de escenas oscuras (la luz juega un papel importante como forma de retratar el oscuro contexto de quienes habitan la calle) la cual mereció un premio Ariel como mejor ópera prima.  No sería la primera vez que la calle es protagonista. En 1950, un atrevido Luis Buñuel mostraría la realidad de la marginación y la pobreza de la Ciudad de México con su obra “Los Olvidados”, la cual duró únicamente tres días en cartelera por resultar ofensiva para la élite de entonces (nada nuevo bajo el sol). Es así que, la calle y las costumbres nos muestran que nada ha cambiado, los que cambiamos somos nosotros y hay problemas profundamente arraigados en la sociedad que a muchos conviene no cambiar pero ambas son didácticas, de ambas se aprende y es posible sacar conclusiones porque la vida es eso que ocurre en el día a día y está más allá de los aparadores y de conferencias mañaneras. ¿Quieres conocer un lugar? Revisa sus calles, sus usos y costumbres, ahí está la verdad lejos de discursos oficiales. " ["post_title"]=> string(31) "Las pequeñas cosas: costumbres" ["post_excerpt"]=> string(137) "“Los satisfechos, los felices, no aman; se duermen en la costumbre”. -Miguel de Unamuno (1864-1936), filósofo y escritor español. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "las-pequenas-cosas-costumbres" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-06 10:56:36" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-06 15:56:36" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88578" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d46d3afb310224760ac896154048f631" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
textos de elizabeth cruz

Las pequeñas cosas: costumbres

“Los satisfechos, los felices, no aman; se duermen en la costumbre”. -Miguel de Unamuno (1864-1936), filósofo y escritor español. 

febrero 6, 2023
heridas emocionales

¿Cuánta atención pones a tus heridas emocionales?

Igual que las heridas físicas, requieren atención y poner en marcha un plan de acción que hoy te propongo.

febrero 2, 2023




Más de categoría
Hazlo

Hazlo

El título de este escrito te sugiere convertirte en protagonista de la historia que se llama Vida.

febrero 7, 2023
textos de elizabeth cruz

Las pequeñas cosas: costumbres

“Los satisfechos, los felices, no aman; se duermen en la costumbre”. -Miguel de Unamuno (1864-1936), filósofo y escritor español. 

febrero 6, 2023
la soledad

La soledad, mi mejor compañía

Ahora entiendo por qué a nadie le gusta la soledad, pues ella te lleva a mirar el interior de...

febrero 3, 2023