Neoliberalismo y feminicidio

Si de feminicidios y violencia se habla, el presidente Andrés Manuel López Obrador suele culpar al neoliberalismo de los gobiernos anteriores. ¿Qué tan cierto es...

9 de marzo, 2020

Si de feminicidios y violencia se habla, el presidente Andrés Manuel López Obrador suele culpar al neoliberalismo de los gobiernos anteriores. ¿Qué tan cierto es esto?

En el caso particular de México y algunos otros países de Latinoamérica, es verdad que el modelo económico ha contribuido a incrementar la pobreza y la criminalidad. Hay estudios académicos muy serios que han tratado el tema. Argentina es otro ejemplo notable. Pero no se puede atribuir únicamente al neoliberalismo la escalada de violencia que estamos padeciendo. El problema es multifactorial.

No solo el modelo económico neoliberal ha causado violencia, también el modelo socialista. En Venezuela, el socialismo bolivariano lleva más de dos décadas en el poder, y lejos de erradicar la desigualdad y la pobreza, ha sido incapaz de contener la violencia. La tasa de homicidios es de 60.3 por cada 100 mil habitantes, la más alta de todo el continente americano, muy por encima de los 29 homicidios por cada 100 mil habitantes de que registró México en 2019, el año más violento de nuestra historia. Si de modelos económicos se trata, el socialismo bolivariano se muestra mucho más letal que el neoliberalismo mexicano. 

El feminicidio en México se debe a múltiples factores y no es un problema nuevo. Hay un cuadro de Frida Kahlo, pintado en 1935, que es una verdadera denuncia del feminicidio. El cuadro se llama “Unos cuantos piquetitos” y en él se ve a un hombre que acaba de apuñalar a una mujer. Tremendo. 

La violencia contra las mujeres y el feminicidio son problemas que han estado presentes en nuestra historia. Desde que en la década de los 1990 se registraron cientos de homicidios en Ciudad Juárez (Las Muertas de Juárez), la situación se ha agudizado y hoy en día podemos decir que hay una verdadera crisis. La actitud del presidente de minimizar el tema y decir que todo es culpa del liberalismo, no contribuye a la solución del problema.

Hace unos días, la académica Loretta Ortiz Ahlf, consejera de la judicatura federal –y, hay que decirlo, persona muy cercana al presidente–, explicó que “los feminicidios en México son por odio, no por el neoliberalismo”. En efecto, hay un movimiento mundial que reivindica a las mujeres frente al machismo cultural y frente al modelo de civilización fálico-patriarcal. En muchos países, las mujeres están protestando enérgicamente y están exigiendo espacios en todos los ámbitos. México no es la excepción. 




Desde el punto de vista cultural, hay una reacción: el odio. El hecho de que las mujeres estén desafiando a la estructura falo-patriarcal y se estén empedrando en todos los órdenes, tanto en la vida pública como en el ámbito de lo privado, ha exacerbado el odio y la violencia contra ellas. Es un proceso inconsciente pero manifiesto. No es que un individuo particular diga, al momento de cometer un feminicidio o ejercer violencia contra una mujer: “estoy reaccionando contra la insubordinación de esta mujer porque está poniendo en riesgo mi dominio y constituye un peligro para la estructura falo-patriarcal que ha sido el pilar de la civilización.” Desde luego, eso no pasa por la mente del agresor. Al airarse, el violador, el feminicida, el que hiere y golpea a una mujer, está desatando, sin barreras de contención, ese machismo cultural que lo ha moldeado desde su nacimiento. Y por desgracia, hay que decirlo, suele ser el seno familiar el caldo de cultivo para contaminarse de machismo; y, para mayor desgracia, suelen ser las mujeres del seno familiar –las mismas víctimas del machismo– quienes transmiten y fomentan esta aberración cultural.

Otro factor, quizá uno de los más importantes, ha sido la irresponsabilidad e incapacidad de los gobiernos. De todos los gobiernos, incluidos los actuales. Un sistema político basado en la corrupción ha generado la más atroz impunidad. El feminicida, el violador, el que es violento con las mujeres de su propia familia, sabe que muy difícilmente enfrentará consecuencias legales. Sabe que puede actuar con impunidad, y es eso, principalmente, lo que nos tiene en esta crisis que parece no tener solución.

 

Comentarios

Si de feminicidios y violencia se habla, el presidente Andrés Manuel López Obrador suele culpar al neoliberalismo de los gobiernos anteriores. ¿Qué...

enero 1, 1970

Si de feminicidios y violencia se habla, el presidente Andrés Manuel López Obrador suele culpar al neoliberalismo de los gobiernos anteriores. ¿Qué...

enero 1, 1970




Más de categoría

AMLO vs los Intelectuales

López Obrador y un grupo de personas a las que llamó “intelectuales” se engancharon en una discusión. ¿Qué fue...

julio 17, 2020

AMLO y Trump: ¿Qué gana México con este encuentro?

Con la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador al presidente Donald Trump, México está formalizando una relación a...

julio 10, 2020

¿Es López Obrador el presidente más atacado de los últimos 100 años?

Hace unos días, en el marco de la celebración de la victoria electoral del 1 de julio de 2018,...

julio 6, 2020

¿Qué tan grande fue la victoria de AMLO y MORENA en 2018?

Para darnos una idea de la tremenda magnitud del triunfo de MORENA y sus aliados en 2018, he aquí...

julio 3, 2020