,

Mi Churchill de bolsillo

Mi ejemplar del Pequeño Churchill adaptable de bolsillo, edición 1965, marca una serie de apotegmas sumamente útiles. Mi ejemplar del Pequeño Churchill adaptable de bolsillo, edición 1965, marca una serie de apotegmas sumamente útiles. Uno de ellos aconseja:...

8 de junio, 2015
churchill

Mi ejemplar del Pequeño Churchill adaptable de bolsillo, edición 1965, marca una serie de apotegmas sumamente útiles.

Mi ejemplar del Pequeño Churchill adaptable de bolsillo, edición 1965, marca una serie de apotegmas sumamente útiles. Uno de ellos aconseja: “Es bueno para un hombre sin educación leer libros de citas”. Dada mi precaria condición educativa, decidí acudir a tan útil breviario y encontré algo que reza así:

Nunca en la historia electoral de las naciones, tantos contribuyentes habían gastado tanto dinero para pagar con tanta rabia a tantos millonarios improductivos a cambio de tan poco talento y poca capacidad política.

No cabe duda de que el buen (?) Winston era sabio: el 91% de los mexicanos (según la investigación del Cide dirigida por María Amparo Casar) opina que los partidos políticos son más corruptos que ¡¡¡la policía!!! Para Guinness, ¿no?

Dadas esas cuentas, no sé si valga la pena “invertir” 5,356 millones de pesos para que según esa absoluta mayoría de ciudadanos, el 91% de ese dinero (4,874 millones) se lo estén robando nuestros “representantes” en un negocio legal de “interés público” que ilumina los veneros del dinero sucio.

Encontré enseguida esta sentencia:

Una mentira viaja alrededor del mundo antes de que la verdad tenga la oportunidad de ponerse los calzones. En tiempos de campaña electoral, la verdad es tan preciosa que tiene que protegerla un guardaespaldas hecho de mentiras.

No sé si al hablar de mentiras el bulldog inglés estuviera pensando en las promesas de honradez y portarse bien, atacar la corrupción o ser diferente, que oímos en un aluvión de spots. Pero ¿mentiras políticas? ¿Habrá algo así en México? Para nada; en Inglaterra sí pero en México de plano lo dudo.

No sé si aquél panzón dicharachero, borracho y fumador supiera de política. Pero acaso esto sirva para México:

La política es la capacidad de predecir qué ocurrirá mañana, la semana entrante, el siguiente mes y el próximo año. Y la política es la capacidad de explicar después por qué nada de eso ocurrió.

Y digo que no, porque el desmemoriado compatriota no recuerda las promesas y predicciones de los que hacen campaña y prometen lo que van a hacer y por eso piden votos que nadie, nadie, nadie, pero nadie, llama a cuentas a quien no cumple lo que prometió porque ni siquiera sabe (como tampoco lo sabe el prometedor) qué fue lo prometido. Y la gente vota por el mismo que le hizo daño en el pasado (por ejemplo, invadió el Paseo de la Reforma) y reelige a quien ha convertido las delegaciones políticas en cuevas de ladrones que dejan chiquito a Alí Babá, ellos que conservan en las calles el pavimento que tenían en 1946. ¿Qué importa? Vamos, si no sabemos sus nombres antes de leerlos en la boleta electoral, ¿qué importa quiénes son o qué digan?

Los partidos atacan casi desesperadamente a los votantes furiosos que no quieren votar por ninguno, porque los de todo color acaban siendo igualitos; y pagan a promotores que suplican “no te anules” al ciudadano que prefiere defender la democracia que legitimar la partidocracia: él no ve opciones y tendría que legitimar un sistema de partidos vistos como más corruptos que la policía; preferir al menos peor y votar por el que sea, aunque en su distrito no haya candidatos que hayan publicado sus 3 de 3 (conflictos de interés, declaración patrimonial y declaración de impuestos; sólo 3% lo hizo). Y por votar así México será bien desarrollado y avanzado y a todo dar. Sí. Anular es anularse y autosabotearse. Claro.

Para esa nueva estructura electoral nos sacaron 5.3 millardos de pesos. Y un montón de leyes electorales y mandamientos que bien recuerda don Winston cuando dice:

Si tienes 10,000 reglas electorales, destruyes todo respeto por la ley.

Y si la ley pierde respeto mandarás al diablo a las instituciones. Además esa ley está diseñada para impugnar todo. Si no gano, ¡a los tribunales! Al fin que hasta al abogado defensor lo paga el contribuyente. Toda derrota recibirá la misma, socorrida acusación: fraude electoral moderno o a la antigüita, popularizada en 2006 por el peor perdedor en ese año: fraude (a menos que él gane). Dijo Winston a propósito de él:

Un fanático es el que jamás cambia de opinión ni cambia de tema de conversación.

Y continuó con algo oportuno:

El mejor argumento contra la democracia es una conversación de 5 minutos con el votante promedio (aunque no milite en la CNTE). Pero los imperios del futuro son los imperios de la mente.

No me cabe duda de que nuestros preclaros mentores harán de nuestra patria un imperio de la mente en el inmediato futuro. Claro que sí. Y continúo, debidamente consolado, mi breviario:

El secretario de Gobernación es un hombre modesto. Sin duda tiene mucho de lo cual ser modesto.

¡Uy! Eso estuvo feo. En épocas de Bartlett me mandarían hornear, quién sabe hoy… debí haber leído antes esto:

Somos maestros de las palabras no dichas, pero esclavos de las que se nos deslizaron…

¡Gulp! Mejor me atengo a lo dicho Churchill cuando lo invitaron a opinar sobre la estrategia electoral del gobierno federal y del INE y escribió este dictum:

El gobierno mexicano ha entrado en una extraña paradoja: decidido a ser indeciso, resuelto a ser irresoluto, porfiado en la deriva, sólido en la fluidez, todopoderoso en su impotencia. Entonces vamos preparando más meses o años —preciosos, acaso vitales para la grandeza de México— para que los devoren las langostas.

Si seguimos así —y no veo qué poder pueda evitarnos el seguir así— algún día nos enfrentaremos a un terrible llamado a cuentas. Espero que los miembros del gabinete se eleven… Gracias a tal desdén, y ante las más claras llamadas de atención, hemos entrado en un período de mayor peligro. El tiempo de dejar las cosas para mañana, de las medidas a medias, de los expedientes tranquilizadores y de los retrasos, ha llegado a su fin. Ahora hemos entrado a un período de consecuencias.

¡Gulp! ¡Regulp! ¡Recontragulp!

Sin embargo —tras iluminar mi oceánica ignorancia con mi Pequeño Churchill adaptable— dedicaré los siguientes párrafos de este texto a elogiar todo lo que veo de valiente, constructivo y positivo, sobre la decisión del gobierno federal de suspender provisionalmente la evaluación a los maestros. Mis elogios son los siguientes:

Comentarios


object(WP_Query)#16247 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(5714) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(5714) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16251 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16249 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16250 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (5714) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16248 (24) { ["ID"]=> int(83745) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content"]=> string(7307) "Importa entender por qué tantas personas en casi todos los países están desencantadas y enojadas con su vida y sus gobiernos. El primer paso para el cambio es conocer las causas. Los graves problemas de inseguridad y precariedad económica y patrimonial que sufren millones dieron origen a regímenes que les prometieron terminar con los males que padecen. En algunos casos llevaron al poder a líderes con programas y políticas de derecha y, en otros, de izquierda. El común denominador de ambos tipos de dirigentes es que, una vez instalados en el gobierno, tienden a concentrar el poder y limitar las libertades que son fundamentales para el bienestar personal, colectivo y el progreso. ¿Qué causas dieron origen al gran malestar de nuestros días? Los problemas reales que enfrentaban las economías de los países occidentales dieron lugar a programas de liberación comercial y financiera a partir de los años ochenta del siglo pasado. Durante ese periodo y hasta la primera década del presente siglo la ideología en boga aconsejó libertad plena a los mercados bajo la creencia de que no causarían daños y que había que reducir al mínimo al Estado y los programas sociales para presuntamente promover la responsabilidad personal. Si bien el diagnóstico y la solución eran los indicados, se cayó en excesos que ocasionaron crisis recurrentes y enorme desigualdad. Varios factores influyeron en el auge de lo que se conoce como neoliberalismo: el prestigio de las teorías económicas de las escuelas de Chicago (Milton Friedman) y de Austria (Friedrich Hayek), que pusieron en práctica Ronald Reagan y Margaret Thatcher, e impusieron al mundo mediante el BM y el FMI; el estancamiento e inflación en los países occidentales, agudizado por el embargo petrolero y la cuadruplicación de sus precios, que llevó a niveles sin precedentes las tasas de interés; desplome y desaparición de la Unión Soviética (Rusia), cuya característica fue la planeación central que asfixió a la iniciativa individual e innovación; excesivo endeudamiento de los países pobres. Estos y otros fenómenos dieron como resultado una oleada de recortes al gasto público; desmantelamiento o debilitamiento extremo de los sistemas de bienestar (salud, educación, pensiones, seguridad laboral); privatización indiscriminada de empresas públicas y millones de despidos; extenuación de los sindicatos y de la organización laboral; propagación de procesos productivos y de capitales por todo el mundo, en especial hacia el sudeste de Asia; liberación de los flujos de capital, crisis financieras, fragilidad extrema del sistema bancario y enorme endeudamiento público para rescatar a bancos y empresas, cuya quiebra ocasionaría una hecatombe económica (beneficios públicos, ganancias privadas); conformación de potentes empresas monopólicas. ¿Qué pasó en la vida real? Primero cabe reconocer que el liberalismo económico ha sido una potente plataforma para el crecimiento. De acuerdo con los cálculos de Deirdre N. McCloskey, entre 1800 y el año 2015 la producción por persona en los países liberales creció 3000%. Y, al mismo tiempo que aumentó el bienestar, se expandieron la libertad y los derechos. Sin embargo, fue víctima de su propio éxito al entronizar valores relativos y convertirlos en valores absolutos. Así, la libertad absoluta de los mercados engendró sociedades disfuncionales, altamente desiguales y polarizadas. En los países socialistas ocurrió lo opuesto: pretendieron hacer de la igualdad el valor absoluto y acabaron con la libertad y terminaron empobrecidas. En palabras de Francis Fukuyama: “Una de las ideas centrales del liberalismo es su valorización y protección de la autonomía individual. Ahora bien, ese valor básico puede llevarse demasiado lejos. Para la derecha significaba sobre todo el derecho a comprar y vender libremente, sin interferencias del Estado. Esta idea, llevada al extremo, convirtió el liberalismo económico en “neoliberalismo”… provocando desigualdades monstruosas… Para la izquierda, la autonomía significaba autonomía personal en relación con las decisiones y valores vitales y la oposición a las normas morales impuestas por la sociedad circundante. En este sentido, el liberalismo empezó a erosionar su propia premisa de tolerancia a medida que evolucionaba para convertirse en la política de identidad moderna…”. El liberalismo y sus desencantados. Es así como la erosión del liberalismo político clásico y su mutación al neoliberalismo provocó una oleada populista en las sociedades modernas. Este tránsito no fue indoloro: el neoliberalismo ocasionó la pérdida de empleos, modos de vida, estatus, reconocimiento social, desencanto, frustración, enfermedad y muerte. La otra cara de la moneda es la de fortunas inconmensurables: hombres y empresas tan inconmensurablemente ricas que rivalizan con el poder de los Estados. Así, por ejemplo, varias empresas tecnológicas tienen un valor de mercado que sobrepasa a la producción anual de México. Y son tan poderosas que han inclinado los sistemas políticos y legales para favorecer sus intereses, en determinado del bienestar público. Si el neoliberalismo socava a la democracia liberal mediante el dinero, el populismo propone la concentración del poder político en el Ejecutivo, como el reverso de la medalla, que a la postre ahoga las libertades individuales y políticas. Ambos han erosionado a la democracia liberal, entendida como el sistema de leyes, instituciones y contrapesos para limitar el poder, cualquiera que sea su origen. El liberalismo político ha sido más eficaz para evitar la concentración del poder político, pero menos capaz para controlar el poder económico de las grandes empresas, que también se ha convertido en poder político y ha menguado la autonomía y la libertad individual. Ambos ponen en peligro el bien común y la prosperidad. El desafío de la democracia liberal es, por tanto, limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. El liberalismo nace como medio para limitar el poder y la arbitrariedad del soberano y garantizar la vida de los súbditos, así como para lograr la paz ante la intolerancia religiosa. Con el tiempo evolucionó para transformarse en el sistema que aspira a limitar cualquier tipo de poder y dar paso a la pluralidad y la diversidad, sin menoscabo de la tolerancia. Hoy nuevamente el liberalismo político puede ser el instrumento requerido para lograr profundos cambios en la distribución del poder económico y político, así como para recuperar el valor de la tolerancia. ¿Los liderazgos políticos y empresariales están a la altura del cambio? Como antaño, se trata de preservar la vida ante el interés económico y la autonomía personal y libertad ante el poder político." ["post_title"]=> string(31) "Del neoliberalismo al populismo" ["post_excerpt"]=> string(102) "El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "del-neoliberalismo-al-populismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83745" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16224 (24) { ["ID"]=> int(83568) ["post_author"]=> string(2) "23" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-21 10:29:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 15:29:13" ["post_content"]=> string(7080) "Existe una creciente insatisfacción por los resultados de los cuerpos de seguridad en el mundo. La mayoría de los países siguen intentando tener corporaciones civiles que sean efectivas, respetuosas de la ley y de los derechos humanos. En nuestro país es un clamor, frente a la ausencia de estrategias claras y la toma de decisiones alejadas de las evidencias y más cercanas a la política. Para atender esta insatisfacción, se han intentado diferentes modelos y experimentos. Uno de ellos es la llamada “policía positiva”. Este modelo de policía busca estimular las buenas conductas ciudadanas de respeto a la ley y solidarias a través de las “infracciones positivas”, que son boletas que reconocen una acto positivo del ciudadano y les dan puntos canjeables contra las infracciones normales, donde hay castigos, son reconocimientos públicos por el buen proceder. ¿Dónde se han practicado estos modelos? Por ejemplo, en la ciudad de Richmond, Canadá, donde decidieron emitir “multas positivas”, es decir “agarrar un niño o adolescente cometiendo algún acto positivo y recompensarlo en el instante con cartón de felicitación. Acciones de poca consecuencia, como usar el cruce peatonal o el casco para la bici, producían grandes elogios del policía presente (https://blogs.iadb.org/seguridad-ciudadana/es/3220/). Otro caso es el de Ontario, Canadá, donde se implementó en 2010, dentro de la Estrategia para la Juventud de la Policía Provincial de Ontario (OPP), el Programa de Boletos Positivos. “A través de una estrategia de comunicación eficaz, el programa involucra estratégicamente a las tiendas de conveniencia Mac's de Ontario y a los medios de comunicación a través de dos iniciativas comunitarias de prevención del delito:
  • “Operation Freeze: una iniciativa comunitaria de prevención del delito diseñada para actividades de verano y otoño, que proporciona bebidas heladas para el comportamiento positivo de los jóvenes”.
  • “Operation Heat: una iniciativa comunitaria de prevención del delito diseñada para actividades de invierno y primavera, que proporciona bebidas de chocolate caliente para el comportamiento positivo de los jóvenes” (https://www.publicsafety.gc.ca/cnt/cntrng-crm/plcng/cnmcs-plcng/ndx/dtls-en.aspx?n=146).
¿Qué resultados se obtuvieron? “La gente se dio cuenta del potencial que tenían para fomentar un comportamiento positivo en los jóvenes. No se trata de cuántos boletos se canjean. El acceso es la puerta de entrada a la relación. Lo que es más importante es que la multa sea un evento positivo, y cuando el joven vea al oficial la próxima vez, comenzará con una nota positiva” (https://www.theguardian.com/commentisfree/2013/feb/20/positive-tickets-police-alternative). En Richmond se entregaban “40,000 multas positivas al año (una proporción de 3 a 1 en comparación con las infracciones normales). Como resultado de varias iniciativas de prevención juvenil, incluidas las multas positivas, nuestras llamadas de servicio relacionadas con la juventud se redujeron en casi 50%, lo que permitió que más de 1,000 jóvenes no tuvieran problemas con la ley (https://www.theguardian.com/commentisfree/2013/feb/20/positive-tickets-police-alternative). Además, aseguran que la “reincidencia juvenil se redujo de 60% a 8%. En general, el crimen se redujo en 40%. La delincuencia juvenil se redujo a la mitad. Y costó una décima parte del sistema judicial tradicional (https://hbr.org/2012/06/can-we-reverse-the-stanford-pr). El modelo de policía positiva se ha implementado en otros lugares: Bernardino, California: El Departamento de Policía Escolar desarrolló un programa de multas positivas logrando que la reincidencia juvenil se redujera de 60% a 8% La delincuencia general se redujo 40 %. El costo fue una décima parte del sistema judicial tradicional (https://www.sbcusd.com/district_offices/district_police/services/positive_ticket_program) Tasmania, Australia: El Departamento de Policía “ve un comportamiento positivo, como conducir con casco, honestidad, denunciar un delito o conducir dentro del límite, puede emitir una 'multa positiva'; un cupón de $10 que se puede gastar en tiendas y cafés locales o en el comedor de su escuela”. Aseguran “queremos generar confianza y respeto entre los jóvenes y la policía, particularmente en áreas desfavorecidas, mientras reforzamos el comportamiento positivo que queremos alentar” (https://www.police.tas.gov.au/news-events/media-releases/positive-ticketing-program-builds-relationships/). Ante los escasos resultados y la ausencia de estrategias basadas en evidencia, y la urgencia de detener el crimen y la violencia que pone en entredicho el estado de derecho, fomenta la corrupción y deteriora la confianza en las instituciones, llegó el momento de buscar nuevas soluciones. ¿Se animarían las autoridades mexicanas de algunos de los tres niveles de gobierno? Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter: @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com." ["post_title"]=> string(17) "Policía positiva" ["post_excerpt"]=> string(182) "Formar cuerpos policiacos es uno de los mayores retos de un gobierno. Recientemente se ha explorado el modelo de la Policía positiva. ¿Sería viable aplicar en México este modelo?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "policia-positiva" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-21 11:57:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-21 16:57:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83568" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16248 (24) { ["ID"]=> int(83745) ["post_author"]=> string(3) "132" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content"]=> string(7307) "Importa entender por qué tantas personas en casi todos los países están desencantadas y enojadas con su vida y sus gobiernos. El primer paso para el cambio es conocer las causas. Los graves problemas de inseguridad y precariedad económica y patrimonial que sufren millones dieron origen a regímenes que les prometieron terminar con los males que padecen. En algunos casos llevaron al poder a líderes con programas y políticas de derecha y, en otros, de izquierda. El común denominador de ambos tipos de dirigentes es que, una vez instalados en el gobierno, tienden a concentrar el poder y limitar las libertades que son fundamentales para el bienestar personal, colectivo y el progreso. ¿Qué causas dieron origen al gran malestar de nuestros días? Los problemas reales que enfrentaban las economías de los países occidentales dieron lugar a programas de liberación comercial y financiera a partir de los años ochenta del siglo pasado. Durante ese periodo y hasta la primera década del presente siglo la ideología en boga aconsejó libertad plena a los mercados bajo la creencia de que no causarían daños y que había que reducir al mínimo al Estado y los programas sociales para presuntamente promover la responsabilidad personal. Si bien el diagnóstico y la solución eran los indicados, se cayó en excesos que ocasionaron crisis recurrentes y enorme desigualdad. Varios factores influyeron en el auge de lo que se conoce como neoliberalismo: el prestigio de las teorías económicas de las escuelas de Chicago (Milton Friedman) y de Austria (Friedrich Hayek), que pusieron en práctica Ronald Reagan y Margaret Thatcher, e impusieron al mundo mediante el BM y el FMI; el estancamiento e inflación en los países occidentales, agudizado por el embargo petrolero y la cuadruplicación de sus precios, que llevó a niveles sin precedentes las tasas de interés; desplome y desaparición de la Unión Soviética (Rusia), cuya característica fue la planeación central que asfixió a la iniciativa individual e innovación; excesivo endeudamiento de los países pobres. Estos y otros fenómenos dieron como resultado una oleada de recortes al gasto público; desmantelamiento o debilitamiento extremo de los sistemas de bienestar (salud, educación, pensiones, seguridad laboral); privatización indiscriminada de empresas públicas y millones de despidos; extenuación de los sindicatos y de la organización laboral; propagación de procesos productivos y de capitales por todo el mundo, en especial hacia el sudeste de Asia; liberación de los flujos de capital, crisis financieras, fragilidad extrema del sistema bancario y enorme endeudamiento público para rescatar a bancos y empresas, cuya quiebra ocasionaría una hecatombe económica (beneficios públicos, ganancias privadas); conformación de potentes empresas monopólicas. ¿Qué pasó en la vida real? Primero cabe reconocer que el liberalismo económico ha sido una potente plataforma para el crecimiento. De acuerdo con los cálculos de Deirdre N. McCloskey, entre 1800 y el año 2015 la producción por persona en los países liberales creció 3000%. Y, al mismo tiempo que aumentó el bienestar, se expandieron la libertad y los derechos. Sin embargo, fue víctima de su propio éxito al entronizar valores relativos y convertirlos en valores absolutos. Así, la libertad absoluta de los mercados engendró sociedades disfuncionales, altamente desiguales y polarizadas. En los países socialistas ocurrió lo opuesto: pretendieron hacer de la igualdad el valor absoluto y acabaron con la libertad y terminaron empobrecidas. En palabras de Francis Fukuyama: “Una de las ideas centrales del liberalismo es su valorización y protección de la autonomía individual. Ahora bien, ese valor básico puede llevarse demasiado lejos. Para la derecha significaba sobre todo el derecho a comprar y vender libremente, sin interferencias del Estado. Esta idea, llevada al extremo, convirtió el liberalismo económico en “neoliberalismo”… provocando desigualdades monstruosas… Para la izquierda, la autonomía significaba autonomía personal en relación con las decisiones y valores vitales y la oposición a las normas morales impuestas por la sociedad circundante. En este sentido, el liberalismo empezó a erosionar su propia premisa de tolerancia a medida que evolucionaba para convertirse en la política de identidad moderna…”. El liberalismo y sus desencantados. Es así como la erosión del liberalismo político clásico y su mutación al neoliberalismo provocó una oleada populista en las sociedades modernas. Este tránsito no fue indoloro: el neoliberalismo ocasionó la pérdida de empleos, modos de vida, estatus, reconocimiento social, desencanto, frustración, enfermedad y muerte. La otra cara de la moneda es la de fortunas inconmensurables: hombres y empresas tan inconmensurablemente ricas que rivalizan con el poder de los Estados. Así, por ejemplo, varias empresas tecnológicas tienen un valor de mercado que sobrepasa a la producción anual de México. Y son tan poderosas que han inclinado los sistemas políticos y legales para favorecer sus intereses, en determinado del bienestar público. Si el neoliberalismo socava a la democracia liberal mediante el dinero, el populismo propone la concentración del poder político en el Ejecutivo, como el reverso de la medalla, que a la postre ahoga las libertades individuales y políticas. Ambos han erosionado a la democracia liberal, entendida como el sistema de leyes, instituciones y contrapesos para limitar el poder, cualquiera que sea su origen. El liberalismo político ha sido más eficaz para evitar la concentración del poder político, pero menos capaz para controlar el poder económico de las grandes empresas, que también se ha convertido en poder político y ha menguado la autonomía y la libertad individual. Ambos ponen en peligro el bien común y la prosperidad. El desafío de la democracia liberal es, por tanto, limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. El liberalismo nace como medio para limitar el poder y la arbitrariedad del soberano y garantizar la vida de los súbditos, así como para lograr la paz ante la intolerancia religiosa. Con el tiempo evolucionó para transformarse en el sistema que aspira a limitar cualquier tipo de poder y dar paso a la pluralidad y la diversidad, sin menoscabo de la tolerancia. Hoy nuevamente el liberalismo político puede ser el instrumento requerido para lograr profundos cambios en la distribución del poder económico y político, así como para recuperar el valor de la tolerancia. ¿Los liderazgos políticos y empresariales están a la altura del cambio? Como antaño, se trata de preservar la vida ante el interés económico y la autonomía personal y libertad ante el poder político." ["post_title"]=> string(31) "Del neoliberalismo al populismo" ["post_excerpt"]=> string(102) "El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "del-neoliberalismo-al-populismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-27 09:57:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-27 14:57:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83745" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(55) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "c0391cf452e49ae7f96d73e61de97ba8" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Del neoliberalismo al populismo

Del neoliberalismo al populismo

El desafío de la democracia liberal es limitar el poder del capital y de los “hombres fuertes”.

septiembre 27, 2022

Policía positiva

Formar cuerpos policiacos es uno de los mayores retos de un gobierno. Recientemente se ha explorado el modelo de la Policía positiva....

septiembre 21, 2022




Más de categoría
Se le complica Ayotzinapa a López Obrador

Se le complica Ayotzinapa a López Obrador

Cuando parecía que el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa tomaba una ruta aceptable, un movimiento de...

septiembre 30, 2022
¿Qué es la verdad?

¿Qué es la verdad?

La “verdad” es la conclusión a la que se llega al interpretar una porción de la realidad conceptual y...

septiembre 30, 2022

Caso Ayotzinapa

Recientemente se cumplieron ocho años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural de...

septiembre 29, 2022

Lo Mejor de la 4T

El primer informe como presidente municipal de la primera mujer que gana una elección en el municipio trae la...

septiembre 29, 2022