,

Las campañas del futuro: el imperio de los bots

A muchas buenas conciencias escandalizaron las recientes declaraciones del escritor y semiólogo italiano Umberto Eco, quien lanzó una crítica mordaz a las redes sociales como… A muchas buenas conciencias escandalizaron las recientes declaraciones del escritor y semiólogo...

18 de junio, 2015
RHT

A muchas buenas conciencias escandalizaron las recientes declaraciones del escritor y semiólogo italiano Umberto Eco, quien lanzó una crítica mordaz a las redes sociales como…

A muchas buenas conciencias escandalizaron las recientes declaraciones del escritor y semiólogo italiano Umberto Eco, quien lanzó una crítica mordaz a las redes sociales como herramienta para el debate social y político.

Para el autor de “El Nombre de la Rosa”, las redes sociales, principalmente Facebook, han dado tribuna a voces desautorizadas que sin mayor argumento o autoridad emprenden campañas ardientes a favor o en contra de determinadas personas o causas.

Desde la óptica de Eco, este fenómeno, lejos de representar la ansiada democratización del debate público, implica más bien una trivialización de la agenda pública. En su entrevista con el rotativo italiano “La Stampa” señaló contundente: 

“Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios”.

Podremos estar de acuerdo o no con la visión de Humberto Eco, pero lo cierto es que el advenimiento de la era digital está modificando vertiginosamente nuestros patrones de comportamiento social, y comienza a tener repercusiones palpables en nuestra vida política.




Las recientes elecciones federales nos arrojaron diversas muestras de ello.

Por ejemplo, el inclemente bombardeo de spots propagandísticos de partidos y candidatos en los medios electrónicos tradicionales –radio y TV- terminó por nulificar el impacto de los mismos en las audiencias. Para una buena parte del público, existió registro de determinados contenidos, como fue el caso de la abierta confrontación entre el PAN y el PRI, pero esto no fue determinante en su comportamiento como electores. Ahí están las cifras. La teledemocracia vive sus últimos estertores.

Queda también constancia como otros mecanismos tradicionales de cooptación de las clientelas políticas comienzan a caer en el desuso. No solo fue cuestionable, sino de volúmenes históricos, el uso de elementos de propaganda utilitaria movilizados por el Partido Verde Ecolgista, con todo y el alud de multas en su contra. Por todos lados vimos playeras, relojes, mochilas, termos, paquetes escolares, etcétera. Sin embargo, los resultados obtenidos por el partido del tucán no corresponden proporcionalmente a este despliegue. Claro que hay que advertir que para la cantidad de ataques recibidos, ya sea desde otros partidos, desde los propios medios y de algunos sectores informados de la sociedad, en realidad al Verde no le fue nada mal. Queda para el registro.

Claro que el tema de las redes sociales tampoco está exento de controversias. Aunque se trata de un apartado que aún no está cabalmente regulado en nuestra legislación electoral, fue notorio y evidente el despliegue de estrategias por parte de partidos y candidatos para tratar de allegarse las simpatías de los cibernautas. Las empresas dedicadas a la construcción de contenidos para los social media hicieron su agosto mientras que radio, TV y prensa escrita fueron sujetos a nuevos controles y restricciones.

Claro que  hay que advertir que se dieron fenómenos interesantes como el del candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, “El Bronco”, Jaime Rodríguez Calderón que obtuvo un interesante posicionamiento a través de las redes sociales, principalmente Facebook.

El polo opuesto lo representa, una vez más, el Partido Verde, con el escándalo desatado por los “tweets” comprados a celebridades para generar mensajes de proselitismo en plena veda electoral. Una vez más, la estridencia de la estrategia no devino en resultados, como lo señalan las estadísticas.

Sin duda alguna habrá que seguir de cerca la evolución que tendrá el uso de las herramientas digitales  y las redes sociales en el futuro de las campañas políticas. Algo que fue evidente, es que una generación de mexicanos, gran parte del llamado “voto joven” que desde hace media década comenzó a migrar masivamente de la TV a otras plataformas de entretenimiento, no se reportó en las urnas; por decirlo en términos llanos, los chavos fueron los grandes ausentes en la cita electoral.

Muchos de estos usuarios críticos de las redes han comenzado a poner en evidencia el grosero y manipulador uso que algunos partidos políticos y personajes públicos han hecho del debate en la web. El fenómeno de la opinión pública está en una etapa de transición, y seguramente antes de la siguiente elección federal estaremos atestiguando nuevas expresiones de liderazgo en la materia.

Esperemos que esto transite por los caminos de la inteligencia, pero sobre todo de la tolerancia, porque de lo contrario, como lo advierte Eco, el debate político en las redes terminará asemejándose a un pleito de pulquería, con ejércitos de bots lanzándose lodo a diestra y siniestra.

¿Usted qué opina?  

 SOUNDTRACK PARA LA LECTURA:

“Nada Personal” – Soda Stereo (Argentina)

“Tiempo de híbridos” – Los Rastrillos (México) 

“Ultramemia” – Def con Dos (España) 

Pláticas de pandemia

Los temas de plática, además del clima, giran normalmente alrededor de la pandemia, el virus o las conspiraciones, con tono experto como...

·

La Hípica Mexicana se murió ¿Vuelven las Carreras al Hipódromo…? ¿En qué Condiciones?

Se rumora que la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas, que está enclavada en una propiedad que pertenece al Patrimonio Inmobiliario...

·




Más de categoría

De desplegados y plantones

Durante el pasado fin de semana, el grupo de ultraderecha denominado Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA) intentó colocar un...

·

 El conflicto internacional y doméstico por el agua 

La entrega de agua al Río Grande tiene su fundamento en el Tratado de Aguas Internacionales entre México y...

·

Los Retos de Alma Itzel de Lira Castillo en la Dirección General de Juegos Y Sorteos

Desde hace muchos años, en nuestro extraño país plagado de impunidad y corrupción, han existido algunas iniciativas para regular...

·

Esquina bajan, a las maquinitas

Hace ya sus buenos cuarenta años que en México se abrieron algunos establecimientos en los que la generación de...

·