,

De 1944 – Nació Roger Waters, figura de Pink Floyd

Un día como hoy, en 1944, nacía en Great Bookham, Reino Unido, Roger Waters. Luego de que su padre muriera en la Segunda Guerra Mundial se mudó junto a su… Un día como hoy, en 1944, nacía...

5 de septiembre, 2014 roger-waters

Un día como hoy, en 1944, nacía en Great Bookham, Reino Unido, Roger Waters. Luego de que su padre muriera en la Segunda Guerra Mundial se mudó junto a su…

Un día como hoy, en 1944, nacía en Great Bookham, Reino Unido, Roger Waters. Luego de que su padre muriera en la Segunda Guerra Mundial se mudó junto a su madre, maestra de escuela, a Cambridge. Junto a Syd Barret formó Pink Floyd, grupo en que se desempeñó como bajista desde 1965 hasta 1983, cuando Syd Barret se alejó dejando a Waters las riendas musicales y artísticas de la banda. Si bien ya eran conocidos por los melómanos por discos como “Ummagumma”, el lanzamiento de “Dark Side of the Moon” les dio éxito comercial. Un par de años después apareció el disco “Animals”, con el que se consolidaron ante el público y la crítica como una de las bandas más importantes de la gran ola del rock sinfónico y progresivo. Su mala relación con el resto del grupo hizo que estuviera a punto de abortar la grabación del disco de mayor éxito de Pink Floyd: “The Wall”. Luego de muchas idas y vueltas Waters dejó el grupo en 1985, aduciendo diferencias creativas y legales con los otros integrantes. Su debut como solista en fue un año antes de la separación definitiva, en 1984, en el disco “The Pros and Cons of Hitch Hiking”. En 1987 lanzó su segundo disco, “Radio K.A.O.S.”, y en 1990 representó en vivo una versión de “The Wall” en Berlín. En 1992 lanzó “Amused to Death”. El 2 de julio de 2005 se reunió con sus ex compañeros para el concierto benéfico Live 8. En 2010, dio inicio a la exitosa gira mundial “The Wall Live”. 

Foto: www.flickr.com, por Giulio

Comentarios
object(WP_Query)#17689 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(1369) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-12-2021" ["before"]=> string(10) "24-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(1369) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-12-2021" ["before"]=> string(10) "24-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17688 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17713 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17665 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "27-12-2021" ["before"]=> string(10) "24-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-27 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-24 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (1369) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17685 (24) { ["ID"]=> int(74353) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content"]=> string(7715) "Pese a que vivamos en una época demasiado crítica al pensamiento religioso, los personajes bíblicos continúan siendo figuras centrales de nuestra cosmogonía actual. Prueba de ello es la fantástica narración que hace José Saramago del primer homicida –dentro de las religiones abrahámicas–, Caín. La historia la conocemos todos. Los dos primeros hijos de Adán y Eva que, en un día cualquiera, ofrecieron sacrificios en alabanza a Dios; un aparente e inofensivo acto que acabó por protagonizar un suceso que será recordado por milenios. ¿Qué ocurre? El hermano mayor asesina al menor. ¿Por qué? El texto no ofrece explicación alguna. Lo cual, quizás, es el encanto de la historia, pues nos permite –como Saramago lo hace– llenar los espacios con una narrativa que nos haga sentido. Lo que el escritor portugués hace en esta corta novela es, a mi modo de ver, una defensa del libre albedrío en su esplendor más existencialista –no hay sentido más el que uno mismo quiera impregnarle a su vida–. La historia es relativamente sencilla. Adán y Eva son expulsados del Edén y forzados a vivir en el mundo mortal. Tienen dos hijos, Caín y Abel. Cuando el segundo le ofrece un sacrificio a Dios y éste lo acepta, rechazando el de Caín, éste se deja arrebatar por la cólera y asesina al hermano favorecido. Claro, la narrativa de Saramago empieza a hacer su magia desde la primera palabra que escribió y nos ofrece una explicación muy humana. El hermano menor le echa en cara que él sí fue favorecido por Dios. Por supuesto, siendo el inicio de toda la historia humana, Caín no supo cómo manejar su enojo y culminó en un acto de aniquilación sin remordimiento alguno. En su visión –y hasta el final de la novela– siempre estuvo justificado.  En general, considero que la novela trata precisamente de esta ira justificada por Caín mismo para odiar a Dios. Tal como lo afirma "es muy sencillo, maté a abel porque no podía matarte a ti, pero en mi intención estás muerto". El odio de Caín se manifiesta a lo largo del viaje errante que, desde aquel momento, emprende por condena de Dios –y también, considero, por su incapacidad de soltar su ira–. Durante este andar, Caín se convierte en testigo de muchas escenas bíblicas tan controvertidas como la destrucción de Gomorra, la caída de la torre de Babel, la apuesta de Satán con Dios y el arca de Noé. Sin embargo, este testimonio, más allá de apegarse al texto bíblico o a la interpretación del dogma, se basa en el sentimiento puro de Caín quien, nunca liberado del odio a Dios, se convierte en el juez de su padre celestial dedicándose a arruinar cualquier plan divino. En este sentido, pienso que el autor se expresó con nítida transparencia en su personaje. Bien sabido es el ateísmo de Saramago quien, pese a no creer en un poder eterno, se vio siempre fascinado por los temas de la revelación. Además, resulta curioso porque, pese a que Caín está con Dios, es el primero en no creer en él y en resentirlo hasta el extremo. Sin embargo, todo este periplo que emprendió parece que no llega a ninguna parte. Al final de la novela, ¿qué queda de Caín? Nada. Homicidios, mentiras, engaños y una ira sin frenos contra su creador. Quizás, esta es la marca de Caín, el símbolo de la ira nihilista que nunca se satisface su sed de violencia y venganza. ¿Qué considero que es novedoso de esta novela? La fórmula narrativa, como siempre ocurre con Saramago. Hay una muy marcada tendencia de reivindicar el sufrimiento y la fragilidad humana desde las coordenadas de la razón y la emoción. Quizás, es demasiado duro en su crítica contra los textos religiosos que, tanto para fieles como no creyentes, son un pilar de la sociedad occidental. Para bien, como para mal. Lo cual, me lleva a otra reflexión: mucho se juega en la interpretación. Los medievales no perdieron tiempo en investigar afanosamente los métodos de interpretación para entender los Textos Sagrados, así como los distintos significados que contienen. Lo mismo ocurre en un ambiente secular. El mismo derecho es ejemplo paradigmático de la importancia que acarrea una correcta interpretación de la realidad:  El derecho es un concepto interpretativo. Los jueces deberían decidir qué es el derecho al interpretar la práctica de otros jueces cuando deciden qué es el derecho. […] La actitud del derecho es constructiva: su objetivo, en el espíritu interpretativo, es colocar el principio por encima de la práctica para demostrar el mejor camino hacia un futuro mejor, cumpliendo con el pasado2.   De esta manera, pienso que la gran maestría de Saramago en esta novela es, precisamente, demostrar el rol central que desempeña nuestra capacidad interpretativa para descifrar nuestra realidad. Los hechos históricos, los actos públicos, las voluntades privadas, las leyes y políticas implementadas, son símbolos que constantemente estamos interpretando. Y, como bien explica Mauricio Beuchot: Estos signos estructuran el imaginario social, esa dimensión inconsciente por la que nos conectamos con nuestra comunidad, que nos hace pertenecer a una colectividad o sociedad. Se forma como imaginario individual, pero a partir del social. Va a través de la fantasía o imaginación. Y también, al igual que el símbolo, requiere de la interpretación, de la hermenéutica3. Es nuestra capacidad interpretativa lo que nos permite construirnos, tanto como individuos, como comunidad. La clave interpretativa de Caín siempre se cifró a través del sentimiento de traición y, por lo tanto, de venganza. Así, en lugar de comprender la realidad objetivamente, Caín veía al mundo a través del lente del odio, sin dar lugar a cualquier otro criterio, ni siquiera a una reflexión honesta de sí mismo. Podríamos decir, entonces, que la marca de Caín es la perversión de una vida que sólo existe para odiar.  Por último, quiero destacar que resulta algo irónico que alguien tan profundamente ateo se haya inspirado por lo religioso para crear su arte. Claro, lo hace con crítica severa. Sin embargo, no deja de ser curioso. Al final, las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es –o si existe– un dios. Estas cuestiones con sus respectivas preguntas son las que moldean la historia humana. Así, Saramago ha representado, en una pequeña novela, el paradigma relativista del pensamiento humano contemporáneo.  1 Saramago, José, Caín (México: Alfaguara, 2017), p. 40.  2 Dworkin, Ronald, El Impero de la Justicia (México: Gedisa Editorial, 2008), pp. 287-290.  3 Beuchot, Mauricio, Hechos e Interpretaciones (México: FCE, 2016), p. 56." ["post_title"]=> string(71) "La ceguera del odio. Una breve reseña de “Caín” de José Saramago" ["post_excerpt"]=> string(174) "Las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es la divinidad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "la-ceguera-del-odio-una-breve-resena-de-cain-de-jose-saramago" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74353" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17613 (24) { ["ID"]=> int(73899) ["post_author"]=> string(3) "182" ["post_date"]=> string(19) "2021-12-27 10:41:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-12-27 15:41:45" ["post_content"]=> string(7236) "“La realidad en nuestro país para los pequeños productores de café, que somos 550 mil, es decir, el 90 por ciento, hemos sido un pequeño frente para las grandes compañías que están como únicas industrializadoras. ¿Cómo competimos con una transnacional? Es como un embudo, un oligopolio que controla”. Cirio Ruiz González, presidente del Consejo Regional del Café de Coatepec, se expresa así del tema. Es ejidatario de Chavarrillo, Emiliano Zapata, cerca de Xalapa (Veracruz), pequeño productor en una finca que se transformó a limonar debido a las plagas que han acechado a los cultivos. Analista y observador, franco en su palabra, expone que desde la desaparición del Instituto Mexicano del Café (Inmecafé), se inició de manera agresiva la participación del estado, se dijo que era la libre competencia.  “México no figura en la producción del café a nivel mundial, entre los mayores productores está Brasil con 60 millones de sacos, México apenas llega a 3.59 millones de sacos, y la mayoría de café mexicano se exporta a Estados Unidos. “El gobierno ha dado mucha importancia al café Robusta o canephora, especie originaria de África. En el mundo hay tres especies importantes. En México se produce generalmente la especie arábica. Somos 550 mil familias que cultivamos el café, se estima que la mayoría pertenecen a pueblos originarios asentados en Chiapas, Veracruz, Oaxaca y Guerrero. Cultivamos café no convencional al que se le ha tratado como genérico, intentando degradarlo, queriendo decir que no se produce café excelso.  “El tema de fondo es el café Robusta, los fuertes intereses y quién se queda con el mercado mexicano. De los 3.59 millones de sacos que se estima que se va a producir en este ciclo, el consumo per cápita es de 1.6 kilos por habitante, esto significa que el consumo es de 3 millones de sacos de los 3.59 o 4 millones que se dice que se produce, y alcanzaría para que se consuma en nuestro país el café mexicano que se exporta a precio muy alto, en tanto que dos millones de sacos del aromático se importan. “Costa Rica es un país que no deja entrar café de menor calidad al que producen allá, en el caso de México sí lo permite, no se controla. “En la aduana se recibe el café que se importa para la Nestlé. El 85% del café que se importa entra por el puerto de Veracruz y se distribuye al país. No hay una ley que obligue a la calidad de la especie Robusta.  “El café mexicano es biodiverso, y no genérico, a pesar de que nos dicen país emergente. Los suaves colombianos son café lavado que tienen un proceso de despulpe y lavado. “Nestlé se ha encargado de decir que lo cortan revuelto, en un intento de desprestigio y con la intención de pagarles menos. Un café revuelto se notaría en lo verde y seco, flotaría, pero no es cierto. “Recién en noviembre se llevó a cabo la Cumbre Latinoamericana del Café en Veracruz, que es un gran negocio. Se quieren quedar con el mercado mexicano. Ellos en laboratorios pueden crear los efectos de sabores, le dan el color con pintura, azúcar, que son muy dañinos, y le agregan más cafeína.  “Nestlé tiene el mercado de alimentos a nivel mundial, pero México es el peor caso internacional controlando la alimentación, porque el Estado permite la adulteración, la ley lo permite. No se les puede sancionar porque sus mezclas no están fuera de la ley. “En el mercado del café ocupamos de referente a la Bolsa de Nueva York, ellos especulan, es un juego de apuestas, ganan con datos manipulados, son poderosos en el manejo de la información, tenemos que andar escudriñando los precios internacionales del café. “Están contaminando la alimentación con la tecnología aplicada al café Robusta. Querían echar andar una planta de Nestlé en la zona del puerto de Veracruz. Sabemos que en el camino Conejos-Totutla tienen una plantación de la especie Robusta propiedad de empresarios ligados a la Nestlé. “El café se cultiva de los 600 a los 1500 metros sobre el nivel del mar, y en Veracruz quieren sembrar a menos de 800 metros del nivel del mar en condiciones de sol y con agroquímicos, es un atentado a la ecología, se intenta desplazar a las culturas originarias.  “Tenemos que andarnos defendiendo hasta del Estado. Los pequeños productores reciben apoyos en partes. La gente tiene que organizarse para que los apoyos sean directos a los productores, pero no nos debemos quedar ahí.  “Hay gente que está pagando bien los precios. Existe riqueza en la biodiversidad frente a estas compañías que sin razón han bajado el precio. Desde los pueblos debemos estar informados de la cotización. Está creciendo el número de pequeños productores informados. Que los productores presionen a las compañías y paguen un precio justo. “El presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió en el tiempo de su campaña a cambio de los votos de los pequeños productores de café de nuestro país, durante una reunión que se llevó a cabo en Cuetzalan, Puebla, a revisar las políticas públicas, el consumo de café, y en el caso de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, examinar las importaciones, la calidad del café e impulsar un esquema justo para el café mexicano. En la actualidad lo más importante es la política pública; está bien diseñada, pero no favorece a los productores de café. “El tema de la calidad del café tiene que transformarse porque no solo depende del grano, la altura, el tamaño, se trata de desarrollo sustentable”. “Quisiera ser campesino”, afirma Cirio, quien estudió sociología, de ahí su interés por el comportamiento de la sociedad. Amante de la tierra que es generosa, afirma que se puede vivir si respetamos el equilibrio ecológico. “No hay orden del Estado en el café. Presentamos una propuesta de ley para el café en Oaxaca a través de la senadora Susana Harp, porque debe de haber un decreto en favor de los productores de café, una institución que atienda el tema”.  Cirio, aguerrido defensor de los pequeños productores de café, hizo un llamado a que revisen la información en la Comisión de seguimiento de los precios del café en Veracruz, que es un referente incluso para otros estados, finalizó nuestro entrevistado. " ["post_title"]=> string(47) "Promesa y producción de café en nuestro país" ["post_excerpt"]=> string(204) "En la siguiente entrevista, Ciro Ruiz González, presidente del Consejo Regional de Café de Coatepec (Veracruz), aclara algunos de los obstáculos que deben sortear los pequeños productores cafetaleros." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "promesa-y-produccion-de-cafe-en-nuestro-pais" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-12-27 13:32:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-12-27 18:32:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=73899" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17685 (24) { ["ID"]=> int(74353) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content"]=> string(7715) "Pese a que vivamos en una época demasiado crítica al pensamiento religioso, los personajes bíblicos continúan siendo figuras centrales de nuestra cosmogonía actual. Prueba de ello es la fantástica narración que hace José Saramago del primer homicida –dentro de las religiones abrahámicas–, Caín. La historia la conocemos todos. Los dos primeros hijos de Adán y Eva que, en un día cualquiera, ofrecieron sacrificios en alabanza a Dios; un aparente e inofensivo acto que acabó por protagonizar un suceso que será recordado por milenios. ¿Qué ocurre? El hermano mayor asesina al menor. ¿Por qué? El texto no ofrece explicación alguna. Lo cual, quizás, es el encanto de la historia, pues nos permite –como Saramago lo hace– llenar los espacios con una narrativa que nos haga sentido. Lo que el escritor portugués hace en esta corta novela es, a mi modo de ver, una defensa del libre albedrío en su esplendor más existencialista –no hay sentido más el que uno mismo quiera impregnarle a su vida–. La historia es relativamente sencilla. Adán y Eva son expulsados del Edén y forzados a vivir en el mundo mortal. Tienen dos hijos, Caín y Abel. Cuando el segundo le ofrece un sacrificio a Dios y éste lo acepta, rechazando el de Caín, éste se deja arrebatar por la cólera y asesina al hermano favorecido. Claro, la narrativa de Saramago empieza a hacer su magia desde la primera palabra que escribió y nos ofrece una explicación muy humana. El hermano menor le echa en cara que él sí fue favorecido por Dios. Por supuesto, siendo el inicio de toda la historia humana, Caín no supo cómo manejar su enojo y culminó en un acto de aniquilación sin remordimiento alguno. En su visión –y hasta el final de la novela– siempre estuvo justificado.  En general, considero que la novela trata precisamente de esta ira justificada por Caín mismo para odiar a Dios. Tal como lo afirma "es muy sencillo, maté a abel porque no podía matarte a ti, pero en mi intención estás muerto". El odio de Caín se manifiesta a lo largo del viaje errante que, desde aquel momento, emprende por condena de Dios –y también, considero, por su incapacidad de soltar su ira–. Durante este andar, Caín se convierte en testigo de muchas escenas bíblicas tan controvertidas como la destrucción de Gomorra, la caída de la torre de Babel, la apuesta de Satán con Dios y el arca de Noé. Sin embargo, este testimonio, más allá de apegarse al texto bíblico o a la interpretación del dogma, se basa en el sentimiento puro de Caín quien, nunca liberado del odio a Dios, se convierte en el juez de su padre celestial dedicándose a arruinar cualquier plan divino. En este sentido, pienso que el autor se expresó con nítida transparencia en su personaje. Bien sabido es el ateísmo de Saramago quien, pese a no creer en un poder eterno, se vio siempre fascinado por los temas de la revelación. Además, resulta curioso porque, pese a que Caín está con Dios, es el primero en no creer en él y en resentirlo hasta el extremo. Sin embargo, todo este periplo que emprendió parece que no llega a ninguna parte. Al final de la novela, ¿qué queda de Caín? Nada. Homicidios, mentiras, engaños y una ira sin frenos contra su creador. Quizás, esta es la marca de Caín, el símbolo de la ira nihilista que nunca se satisface su sed de violencia y venganza. ¿Qué considero que es novedoso de esta novela? La fórmula narrativa, como siempre ocurre con Saramago. Hay una muy marcada tendencia de reivindicar el sufrimiento y la fragilidad humana desde las coordenadas de la razón y la emoción. Quizás, es demasiado duro en su crítica contra los textos religiosos que, tanto para fieles como no creyentes, son un pilar de la sociedad occidental. Para bien, como para mal. Lo cual, me lleva a otra reflexión: mucho se juega en la interpretación. Los medievales no perdieron tiempo en investigar afanosamente los métodos de interpretación para entender los Textos Sagrados, así como los distintos significados que contienen. Lo mismo ocurre en un ambiente secular. El mismo derecho es ejemplo paradigmático de la importancia que acarrea una correcta interpretación de la realidad:  El derecho es un concepto interpretativo. Los jueces deberían decidir qué es el derecho al interpretar la práctica de otros jueces cuando deciden qué es el derecho. […] La actitud del derecho es constructiva: su objetivo, en el espíritu interpretativo, es colocar el principio por encima de la práctica para demostrar el mejor camino hacia un futuro mejor, cumpliendo con el pasado2.   De esta manera, pienso que la gran maestría de Saramago en esta novela es, precisamente, demostrar el rol central que desempeña nuestra capacidad interpretativa para descifrar nuestra realidad. Los hechos históricos, los actos públicos, las voluntades privadas, las leyes y políticas implementadas, son símbolos que constantemente estamos interpretando. Y, como bien explica Mauricio Beuchot: Estos signos estructuran el imaginario social, esa dimensión inconsciente por la que nos conectamos con nuestra comunidad, que nos hace pertenecer a una colectividad o sociedad. Se forma como imaginario individual, pero a partir del social. Va a través de la fantasía o imaginación. Y también, al igual que el símbolo, requiere de la interpretación, de la hermenéutica3. Es nuestra capacidad interpretativa lo que nos permite construirnos, tanto como individuos, como comunidad. La clave interpretativa de Caín siempre se cifró a través del sentimiento de traición y, por lo tanto, de venganza. Así, en lugar de comprender la realidad objetivamente, Caín veía al mundo a través del lente del odio, sin dar lugar a cualquier otro criterio, ni siquiera a una reflexión honesta de sí mismo. Podríamos decir, entonces, que la marca de Caín es la perversión de una vida que sólo existe para odiar.  Por último, quiero destacar que resulta algo irónico que alguien tan profundamente ateo se haya inspirado por lo religioso para crear su arte. Claro, lo hace con crítica severa. Sin embargo, no deja de ser curioso. Al final, las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es –o si existe– un dios. Estas cuestiones con sus respectivas preguntas son las que moldean la historia humana. Así, Saramago ha representado, en una pequeña novela, el paradigma relativista del pensamiento humano contemporáneo.  1 Saramago, José, Caín (México: Alfaguara, 2017), p. 40.  2 Dworkin, Ronald, El Impero de la Justicia (México: Gedisa Editorial, 2008), pp. 287-290.  3 Beuchot, Mauricio, Hechos e Interpretaciones (México: FCE, 2016), p. 56." ["post_title"]=> string(71) "La ceguera del odio. Una breve reseña de “Caín” de José Saramago" ["post_excerpt"]=> string(174) "Las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué es la naturaleza y qué es la divinidad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(61) "la-ceguera-del-odio-una-breve-resena-de-cain-de-jose-saramago" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-07 12:18:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 17:18:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74353" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ef49bfb893976a00780cff14c6ecff01" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La ceguera del odio. Una breve reseña de “Caín” de José Saramago

Las tres grandes interrogantes que definen los paradigmas de las épocas humanas son las preguntas por saber qué es la persona, qué...

enero 7, 2022

Promesa y producción de café en nuestro país

En la siguiente entrevista, Ciro Ruiz González, presidente del Consejo Regional de Café de Coatepec (Veracruz), aclara algunos de los obstáculos que...

diciembre 27, 2021




Más de categoría
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 255

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

enero 21, 2022
Lecciones de vida

Lecciones de vida

La lectura nos invita a asomarnos a otros mundos que, tarde o temprano, enriquecerán el nuestro. En este caso,...

enero 18, 2022

CARTAS A TORA 254

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le...

enero 17, 2022

Hellblade: la oscuridad interna

Así como el cine y la literatura nos pueden contar historias de gran profundidad, hoy en día los videojuegos...

enero 14, 2022