¿Cómo se puede detectar la conducta suicida y cómo debemos actuar?

Autores: Ana Isabel Cobo Cuenca Profesora titular en la Universidad de Castilla la Macha (UCLM). Grupo IMCU, Universidad de Castilla-La Mancha Francisco José Celada Cajal Psicología de la Salud, Picología de Emergencias, Enfermería de Emergencias, Cuidado del...

15 de marzo, 2023 Conducta suicida y cómo debemos actuar

Autores:

Profesora titular en la Universidad de Castilla la Macha (UCLM). Grupo IMCU, Universidad de Castilla-La Mancha

Psicología de la Salud, Picología de Emergencias, Enfermería de Emergencias, Cuidado del Paciente Crítico, Universidad de Castilla-La Mancha

El otro día me enteré de que la hija de mi amiga había intentado suicidarse. ¡Qué disgusto! Menos mal que no lo consiguió y que se está recuperando del intento. María, de 23 años, es simpática, tiene muchos amigos y está estudiando medicina, que es la ilusión de su vida.

Aparentemente, no tiene problemas. Sus amigos jamás hubieran pensado que algo así podría suceder. Y, sin embargo, María quizá había lanzado señales que pasaron indavertidas en su entorno.

Un problema mundial

Cada año, más de 700 000 personas mueren por suicidio. En América solamente en 2019 se notificaron más de 97 000 fallecimientos por esta razón. La región con mayor tasa de suicidios es América del Norte con 14,1 por 100 000 habitantes. En América del Sur se registran 3,9 por cada 100 000 habitantes.

En España, según los datos del INE, 4 003 personas se quitaron la vida en 2021, lo que supone un incremento del 1,6 % respecto al año anterior. Esto supone que cada día mueren por suicidio 11 personas. Son datos muy preocupantes, puesto que en 2020 ya aumentó la cifra en más de un 7,3 % respecto a la de 2019.

 

Te puede interesar:

DESEMPEÑO DE LA MUJER EN EL TRABAJO

 

En cuanto al sexo, el 75 % de los fallecidos españoles son varones (2 982), frente a un 25 % mujeres (1 021), si bien estas últimas registran más intentos.

También hay que remarcar que es el primer motivo de mortalidad en personas menores de 29 años. 316 individuos en este rango de edad fallecieron por suicidio frente a los 299 que murieron por accidentes de tráfico o los 295 que sucumbieron a tumores.

Y además, las defunciones en menores de 15 años se han duplicado.

El acceso a la universidad es un punto de inflexión. Los estudiantes empiezan a convertirse en adultos jóvenes y tienen que adaptarse a numerosos cambios en su vida. Muchos se mudarán, dejarán de vivir con sus padres, conocerán a nuevos compañeros… Además, deberán hacer frente a nuevos requerimientos académicos, formas de evaluación, trabajos, etc.

Como agravante, los estudiantes de profesiones sanitarias tienen que hacer frente a las prácticas clínicas, primera puerta de entrada a unas vivencias como la enfermedad, el sufrimiento o la muerte. A esto hay que sumar la responsabilidad y la carga que puede suponer un error. En un reciente estudio en Estados Unidos se pudo ver cómo el riesgo de suicidio en personal sanitario era mayor que en la población general.

¿Cuáles son las señales de alarma?

La ideación es un elemento fundamental en el proceso del comportamiento suicida, ya que surge generalmente como precursor y desencadenante del intento.

Las señales que nos pueden alertar de si una persona está teniendo ese tipo de ideas pueden ser de dos tipos: verbales, lo que dicen con sus palabras, y no verbales, lo que nos comunican con sus acciones.

  • Las señales verbales van desde comentarios despectivos sobre su vida o hacia sí mismos hasta frases de despedida, sobre el deseo de no estar, de dormir y no volver a despertar o sobre la muerte.
  • Como señales no verbales o comportamientos cabe señalar la búsqueda información sobre métodos de suicidio, cambios repentinos de conducta o de su forma de ser y actuar (irritabilidad, aislamiento y cambios en los ritmos de sueño, su aspecto o su higiene), precipitación por cerrar asuntos pendientes, regalos de objetos personales, etcétera.

Ante la sospecha, ¿qué debemos hacer?

Si en algún momento nos encontramos con alguien que pueda estar planteándose quitarse la vida, debemos tener en cuenta unas pautas básicas de actuación.

Lo primero, conservar la propia calma. La persona en crisis tiene miedo y está sufriendo mucho; es importante no responder de forma exagerada. Necesitan sentirse comprendidos y respetados y que no se banalicen sus sentimientos. Hay que hablarle, transmitirle que nos importa y que nos preocupan sus problemas.

Debemos mantener una actitud proactiva, aportar presencia y disponibilidad. Decirle: “aquí estoy para lo que necesites”, “vamos a tomar un café”, “vamos a hablar”… No hay que esperar a que la persona pida ayuda, ya que muchas veces no lo va a hacer.

Si parece que el riesgo de suicido es inmediato, debemos acompañar a esa persona a urgencias del hospital o pedir ayuda llamando al 112, el teléfono de emergencias en un gran número de países, al número específico de atención suicida en España (024) o al Teléfono de la esperanza (717 00 37 17). Es importante no dejarle solo y mantenerle alejado de objetos con los que se pueda lesionar.

En España, a pesar de la gravedad del problema, aún no hay un plan de prevención nacional del suicidio, aunque a nivel autonómico sí existen múltiples planes de acción ante la conducta suicida. El pasado 23 de febrero se aprobó en el Congreso la propuesta de permiso retribuido para acompañar a personas con riesgo de quitarse la vida.

Si no parece haber riesgo inminente, entonces debemos buscar figuras de apoyo, acudir a ayuda profesional y llamar al 024 o al Teléfono de la esperanza.

Libros, aplicaciones y asociaciones

Para quienes quieran seguir informándose sobre la conducta suicida, existen guías institucionales o libros específicos como Prevenir el suicidio. Una guía para ayudarte a ayudar, de Paula G. Valverde Fonseca; Dejar de sufrir o dejar de vivir. La dualidad del suicidio, de Enrique Galindo Bonilla y Francisco José Celada Cajal; o La mesa de la vida, de Enrique Galindo Bonilla.

Las apps de ayuda pueden resultar igualmente de mucha utilidad tanto para profesionales como para el público en general, ya que ofrecen información rápida y accesible. Destacan prevensuic y Más caminos.

También es primordial ofrecer y conocer la labor que desempeñan asociaciones y recursos de ayuda:

Y, por último, es importante que desde las universidades se realicen jornadas y eventos informativos de concienciación. En ellos se debe hablar de la conducta suicida; explicar los factores influyentes, tanto de riesgo como protectores; desmontar los mitos y falsas creencias alrededor del suicidio; y dar herramientas de prevención e intervención para actuar ante las ideaciones suicidas.

 

Te puede interesar:

El glaucoma, primera causa de ceguera irreversible en el mundo: ¿podrá curarse algún día?

Comentarios


object(WP_Query)#24347 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(8667) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(90215) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2023" ["before"]=> string(10) "27-05-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(67) { ["cat"]=> int(8667) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(90215) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-04-2023" ["before"]=> string(10) "27-05-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(17) "salud-y-bienestar" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["search_columns"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#24440 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(8667) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(8667) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#24438 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#24439 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-04-2023" ["before"]=> string(10) "27-05-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(505) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-04-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-05-27 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (90215) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (8667) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#24349 (24) { ["ID"]=> int(92785) ["post_author"]=> string(3) "202" ["post_date"]=> string(19) "2023-05-18 10:44:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-05-18 15:44:31" ["post_content"]=> string(6548) "

Autoría

Investigador en el Grupo Mente-Cerebro, Instituto Cultura y Sociedad (ICS), Universidad de Navarra

  Hace unos días, aparecía el siguiente titular en prensa generalista: Descubren un “vínculo literal” entre cuerpo y mente en el cerebro. Como investigador dedicado a estudiar el problema mente–cerebro, es decir, el enigma acerca de cómo nuestros procesos cerebrales se relacionan con nuestra actividad mental, quedé sobresaltado. ¡Se había descubierto la glándula pineal de Descartes! El pensador francés (1596–1650), principal exponente del dualismo, había situado en esa región cerebral el “punto de contacto” entre la mente y el cuerpo. Acudí rápidamente al artículo científico original, publicado en Nature con el siguiente título (mi propia traducción): Una red de acción somato-cognitiva se alterna con regiones efectoras en la corteza motora. El artículo propone una nueva manera de entender una región del cerebro llamada “corteza motora primaria”. Hace casi noventa años, Penfield y Boldrey establecieron que en esta fina y alargada región del cerebro se encontraban cartografiadas con precisión distintas zonas del cuerpo. Con estimulación directa de esas zonas concretas, vieron que la activación en una de ellas movía los labios, en otra la mano, en otra el pie, etcétera, configurando así el famoso “homúnculo de Penfield”. Pues bien, en el reciente artículo de Nature, Evan Gordon (Universidad de Washington en Saint Louis) y sus colaboradores informan de que, si bien es cierto que estas regiones aparecen en la corteza motora primaria, hay otras intercaladas con una función y anatomía bien diferente: están relacionadas con el control cognitivo de las acciones, y de funciones fisiológicas como la respiración, la presión sanguínea, las funciones digestivas y las funciones hormonales.  

Te puede interesar:

La revolución de la biología sintética: ingeniería para domesticar la complejidad de la vida

  El artículo es tan relevante que aparece comentado en las noticias de Nature por David Leopold, neurocientífico cognitivo. Es un magnífico resumen del trabajo de Gordon que concluye afirmando que “abre la puerta a nuevas interpretaciones acerca de cómo los circuitos motores del cerebro tienen en cuenta el cuerpo entero mientras realizamos actividades cotidianas”.

Divulgación confusa de la neurociencia

La reestructuración de la corteza motora primaria es importante, sin duda. Pero no es ni mucho menos el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo. Se trata de una divulgación confusa y poco afortunada de una investigación neurocientífica, que fue difundida con el mismo titular y contenido en la mayoría de medios tanto en español como en inglés. En el artículo científico, sin embargo, no se habla de la relación entre la mente y el cuerpo –o el cerebro– hasta el último apartado. En una publicación científica, estos párrafos finales suelen estar destinados a las conclusiones o a las futuras aplicaciones de la investigación. Los autores terminan su pieza hablando de la integración entre el cerebro y el resto del cuerpo. La única mención a la mente se da en la última frase, donde se afirma: “El hallazgo de que la acción y el control corporal se combinan en un circuito común podría ayudar a explicar por qué los estados mentales y corporales interactúan a menudo”. Como neurocientífico y filósofo, quedo sorprendido al encontrar ese melón abierto en la última frase, sin que aparezca sustentado en la investigación ni justificado en frases posteriores.

Transmitir la investigación neurocientífica es una responsabilidad

La empresa común de acercar la investigación neurocientífica a la sociedad es apasionante y, a la vez, una responsabilidad. Por ello, uno de los objetivos del Centro Internacional de Neurociencia y Ética (CINET), de la Fundación Tatiana, es promover una divulgación más realista de la neurociencia, teniendo en cuenta a todos los actores implicados. La realidad es que todos debemos colaborar para conseguir la excelencia en la divulgación neurocientífica: medios, agencias, instituciones y científicos. Titulares aparecidos recientemente en prensa como El revolucionario tratamiento con algas con el que le restauraron parte de la visión a un hombre ciego o Los recuerdos se pueden borrar selectivamente llevan al lector lego a hacerse una idea equivocada del alcance real de la neurociencia, de cómo funciona el cerebro en general y de su integración en el conjunto de la persona. Así es como nacen los terribles neuromitos. Una investigación en neurociencia puede ser neutra, pero, si uno no tiene cuidado, el modo de hablar de ella en lenguaje coloquial puede dar una idea del ser humano desajustada de la propia realidad biológica. Encontrar maneras creativas y rigurosas de hacerlo contribuirá a orientar a los ciudadanos, a dar prestigio a la ciencia y a generar confianza hacia los científicos y divulgadores.  

Te puede interesar:

Conviene echarse la siesta para ser un buen deportista

" ["post_title"]=> string(83) "¿De verdad se ha descubierto el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(73) "de-verdad-se-ha-descubierto-el-vinculo-literal-entre-la-mente-y-el-cuerpo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-05-18 10:44:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-05-18 15:44:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=92785" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#24402 (24) { ["ID"]=> int(92206) ["post_author"]=> string(3) "202" ["post_date"]=> string(19) "2023-05-03 08:58:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-05-03 13:58:44" ["post_content"]=> string(6103) "  Professor, Institute of Cancer and Genomic Sciences, University of Birmingham En las dos últimas décadas se ha producido un rápido aumento del cáncer de garganta en Occidente, hasta el punto de que algunos lo han calificado de epidemia. Esto se ha debido a un gran aumento de un tipo específico de cáncer de garganta llamado cáncer orofaríngeo, que afecta a la zona de las amígdalas y la parte posterior de la garganta. Su principal causante es el virus del papiloma humano (VPH), que también está detrás de muchos casos cáncer de cuello uterino. En la actualidad, el cáncer orofaríngeo es más frecuente que el de cuello uterino en Estados Unidos y Reino Unido. En España, el cáncer orofaríngeo se encuentra entre los diez más diagnosticados, con unos 8 000 nuevos casos anuales. Y en Centroamérica y Sudamérica es un problema cada vez más grave, hasta el punto de que se prevé un aumento del 17,2 % en la mortalidad por cáncer oral para 2030. El VPH se transmite por vía sexual. En el caso del cáncer orofaríngeo, el principal factor de riesgo es el número de parejas sexuales a lo largo de la vida, especialmente por la práctica de sexo oral. Las personas con seis o más parejas sexuales orales a lo largo de su vida tienen 8,5 veces más probabilidades de desarrollar cáncer de orofaringe que las que no practican sexo oral.

El 80 % de los adultos practica sexo oral

Los estudios sobre tendencias conductuales muestran que el sexo oral está muy extendido en algunos países. En un estudio que mis colegas y yo realizamos con cerca de un millar de personas sometidas a amigdalectomía por motivos no oncológicos en el Reino Unido, el 80 % de los adultos declaró haber practicado sexo oral en algún momento de su vida. No obstante, afortunadamente, sólo un pequeño número de esas personas desarrolla cáncer de orofaringe. Aunque aún no está del todo claro de qué depende, la teoría predominante es que la mayoría de nosotros contraemos infecciones por VPH y somos capaces de eliminarlas por completo. Sin embargo, un pequeño número de personas no son capaces de deshacerse de la infección, quizás debido a un defecto en un aspecto particular de su sistema inmunológico. En esos pacientes, el virus es capaz de replicarse continuamente y, con el tiempo, se integra en posiciones aleatorias en el ADN del huésped, algunas de las cuales pueden hacer que las células del huésped se vuelvan cancerígenas. La vacunación de las jóvenes contra el VPH se ha implantado en muchos países para prevenir el cáncer de cuello de útero. Ahora hay cada vez más pruebas, aunque todavía pruebas indirectas, de que también puede ser eficaz para prevenir la infección por VPH en la boca. También existen pruebas que sugieren que los niños están protegidos por la “inmunidad de grupo” en países en los que la cobertura de la vacuna en las niñas es alta (más del 85 %). Cabe esperar que en unas décadas el incremento de la protección conduzca a la reducción del cáncer de orofaringe. Eso está muy bien desde el punto de vista de la salud pública, pero sólo si la cobertura entre las niñas es alta, superior al 85 %, y sólo si uno permanece dentro del “rebaño” protegido. Sin embargo, no garantiza la protección a nivel individual –y especialmente en esta época de viajes internacionales– si, por ejemplo, alguien mantiene relaciones sexuales con personas de países con baja cobertura. Y desde luego, no ofrece protección en países donde la cobertura de vacunación de las niñas es baja, por ejemplo, EE. UU., donde solo el 54,3 % de las adolescentes de 13 a 15 años habían recibido dos o tres dosis de vacunación contra el VPH en 2020.

Los chicos también deberían vacunarse contra el VPH

Esto ha llevado a varios países, entre ellos el Reino Unido, Australia y los EE.UU., a ampliar sus recomendaciones nacionales de vacunación contra el VPH para incluir a los varones jóvenes, aplicando una política de vacunación neutral en cuanto al género. Pero disponer de una política de vacunación universal no garantiza la cobertura. Hay una proporción significativa de algunas poblaciones que se oponen a la vacunación contra el VPH debido a preocupaciones sobre la seguridad, la necesidad o, en algunos casos menos comunes, el fomento de la promiscuidad. Paradójicamente, existen algunas pruebas procedentes de estudios de población de que, posiblemente en un esfuerzo por abstenerse de las relaciones sexuales con penetración, los adultos jóvenes pueden practicar en su lugar el sexo oral, al menos al principio. Sin ser conscientes de que eso también supone un riesgo." ["post_title"]=> string(71) "El sexo oral es ya el principal factor de riesgo de cáncer de garganta" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "el-sexo-oral-es-ya-el-principal-factor-de-riesgo-de-cancer-de-garganta" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-05-03 09:02:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-05-03 14:02:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=92206" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#24349 (24) { ["ID"]=> int(92785) ["post_author"]=> string(3) "202" ["post_date"]=> string(19) "2023-05-18 10:44:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-05-18 15:44:31" ["post_content"]=> string(6548) "

Autoría

Investigador en el Grupo Mente-Cerebro, Instituto Cultura y Sociedad (ICS), Universidad de Navarra

  Hace unos días, aparecía el siguiente titular en prensa generalista: Descubren un “vínculo literal” entre cuerpo y mente en el cerebro. Como investigador dedicado a estudiar el problema mente–cerebro, es decir, el enigma acerca de cómo nuestros procesos cerebrales se relacionan con nuestra actividad mental, quedé sobresaltado. ¡Se había descubierto la glándula pineal de Descartes! El pensador francés (1596–1650), principal exponente del dualismo, había situado en esa región cerebral el “punto de contacto” entre la mente y el cuerpo. Acudí rápidamente al artículo científico original, publicado en Nature con el siguiente título (mi propia traducción): Una red de acción somato-cognitiva se alterna con regiones efectoras en la corteza motora. El artículo propone una nueva manera de entender una región del cerebro llamada “corteza motora primaria”. Hace casi noventa años, Penfield y Boldrey establecieron que en esta fina y alargada región del cerebro se encontraban cartografiadas con precisión distintas zonas del cuerpo. Con estimulación directa de esas zonas concretas, vieron que la activación en una de ellas movía los labios, en otra la mano, en otra el pie, etcétera, configurando así el famoso “homúnculo de Penfield”. Pues bien, en el reciente artículo de Nature, Evan Gordon (Universidad de Washington en Saint Louis) y sus colaboradores informan de que, si bien es cierto que estas regiones aparecen en la corteza motora primaria, hay otras intercaladas con una función y anatomía bien diferente: están relacionadas con el control cognitivo de las acciones, y de funciones fisiológicas como la respiración, la presión sanguínea, las funciones digestivas y las funciones hormonales.  

Te puede interesar:

La revolución de la biología sintética: ingeniería para domesticar la complejidad de la vida

  El artículo es tan relevante que aparece comentado en las noticias de Nature por David Leopold, neurocientífico cognitivo. Es un magnífico resumen del trabajo de Gordon que concluye afirmando que “abre la puerta a nuevas interpretaciones acerca de cómo los circuitos motores del cerebro tienen en cuenta el cuerpo entero mientras realizamos actividades cotidianas”.

Divulgación confusa de la neurociencia

La reestructuración de la corteza motora primaria es importante, sin duda. Pero no es ni mucho menos el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo. Se trata de una divulgación confusa y poco afortunada de una investigación neurocientífica, que fue difundida con el mismo titular y contenido en la mayoría de medios tanto en español como en inglés. En el artículo científico, sin embargo, no se habla de la relación entre la mente y el cuerpo –o el cerebro– hasta el último apartado. En una publicación científica, estos párrafos finales suelen estar destinados a las conclusiones o a las futuras aplicaciones de la investigación. Los autores terminan su pieza hablando de la integración entre el cerebro y el resto del cuerpo. La única mención a la mente se da en la última frase, donde se afirma: “El hallazgo de que la acción y el control corporal se combinan en un circuito común podría ayudar a explicar por qué los estados mentales y corporales interactúan a menudo”. Como neurocientífico y filósofo, quedo sorprendido al encontrar ese melón abierto en la última frase, sin que aparezca sustentado en la investigación ni justificado en frases posteriores.

Transmitir la investigación neurocientífica es una responsabilidad

La empresa común de acercar la investigación neurocientífica a la sociedad es apasionante y, a la vez, una responsabilidad. Por ello, uno de los objetivos del Centro Internacional de Neurociencia y Ética (CINET), de la Fundación Tatiana, es promover una divulgación más realista de la neurociencia, teniendo en cuenta a todos los actores implicados. La realidad es que todos debemos colaborar para conseguir la excelencia en la divulgación neurocientífica: medios, agencias, instituciones y científicos. Titulares aparecidos recientemente en prensa como El revolucionario tratamiento con algas con el que le restauraron parte de la visión a un hombre ciego o Los recuerdos se pueden borrar selectivamente llevan al lector lego a hacerse una idea equivocada del alcance real de la neurociencia, de cómo funciona el cerebro en general y de su integración en el conjunto de la persona. Así es como nacen los terribles neuromitos. Una investigación en neurociencia puede ser neutra, pero, si uno no tiene cuidado, el modo de hablar de ella en lenguaje coloquial puede dar una idea del ser humano desajustada de la propia realidad biológica. Encontrar maneras creativas y rigurosas de hacerlo contribuirá a orientar a los ciudadanos, a dar prestigio a la ciencia y a generar confianza hacia los científicos y divulgadores.  

Te puede interesar:

Conviene echarse la siesta para ser un buen deportista

" ["post_title"]=> string(83) "¿De verdad se ha descubierto el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(73) "de-verdad-se-ha-descubierto-el-vinculo-literal-entre-la-mente-y-el-cuerpo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-05-18 10:44:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-05-18 15:44:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=92785" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(7) ["max_num_pages"]=> float(4) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b6087cc9343a74ebb5e07f8f855b9605" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿De verdad se ha descubierto el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo?

¿De verdad se ha descubierto el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo?

Autoría Javier Bernácer Investigador en el Grupo Mente-Cerebro, Instituto Cultura y Sociedad (ICS), Universidad de Navarra   Hace unos días, aparecía el...

mayo 18, 2023
El sexo oral es ya el principal factor de riesgo de cáncer de garganta

El sexo oral es ya el principal factor de riesgo de cáncer de garganta

Hisham Mehanna  Professor, Institute of Cancer and Genomic Sciences, University of Birmingham En las dos últimas décadas se ha producido un rápido...

mayo 3, 2023




Más de categoría
¿De verdad se ha descubierto el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo?

¿De verdad se ha descubierto el “vínculo literal” entre la mente y el cuerpo?

Autoría Javier Bernácer Investigador en el Grupo Mente-Cerebro, Instituto Cultura y Sociedad (ICS), Universidad de Navarra   Hace unos...

mayo 18, 2023
La revolución de la biología sintética

La revolución de la biología sintética: ingeniería para domesticar la complejidad de la vida

Autoría Víctor de Lorenzo Prieto Profesor de Investigación, Biología Sintética, Centro Nacional de Biotecnología (CNB – CSIC)   Un...

mayo 18, 2023
Conviene echarse la siesta para ser un buen deportista

Conviene echarse la siesta para ser un buen deportista

Autoría Carmen Ferragut Fiol Grupo de Investigación en Gestión y Entrenamiento Deportivo, Universidad de Alcalá Alberto Pérez-López Profesor Ayudante...

mayo 18, 2023
Las caries causan enfermedades fuera de la boca

Las caries causan enfermedades fuera de la boca

Autoría Julieta Sarai Becerra Ruiz Profesora e Investigadora en Biociencias, Universidad de Guadalajara Colaborador/a Juan Manuel Guzmán Flores Investigador...

mayo 18, 2023