El Meollo del Asunto | Vacunas a menores y el regreso a clases

El pasado 30 de agosto, los niños, niñas y adolescentes en el país regresaron a clases presenciales después de casi un año y medio que estaban suspendidas debido a la pandemia del Coronavirus o Covid. Es cierto,...

16 de septiembre, 2021 Vacunas a menores y el regreso a clases | El Meollo del Asunto

El pasado 30 de agosto, los niños, niñas y adolescentes en el país regresaron a clases presenciales después de casi un año y medio que estaban suspendidas debido a la pandemia del Coronavirus o Covid. Es cierto, el regreso a la escuela, a las clases, ha sido polémico por todo lo que representaba como un posible contagio de los educandos, de los maestros, de los padres de familia. La movilidad en las calles se incrementaría con el regreso a clases. El riesgo era muy alto ya que los niños, niñas y adolescentes, no habían sido un grupo destinado a recibir vacunas en contra de esta terrible enfermedad del Covid.

Quien manda y a quien obedecen en la federación dijo que, las clases se reiniciarían “llueva, truene o relampaguee”. Y ¡pácatelas!, que tiembla la tierra y se desgaja un cerro en la CDMX. Bueno, eso nada tiene que ver con el regreso a clases, pero así sucedió.

A raíz del hecho del regreso a clases en el territorio nacional ha sucedido lo que se dijo era posible: contagios de niños, niñas y adolescentes en algunas escuelas. Están infectándose al igual que los maestros. Los casos aún no son muchos, pero así se empieza. Solo es cuestión de que surja un brote. Ya lo sabemos bien. Le toma al menos dos semanas al virus para que los síntomas aparezcan y la enfermedad sea patente. No obstante ese tiempo, la persona que esté infectada o quien sea anfitrión del virus lo anda esparciendo por donde ande y estará contagiando gente.

Era el riesgo de que a pesar que tronara, lloviera o relampagueara se reanudaran las clases presenciales en los planteles escolares del país. ¿Y qué cree? Los educandos se están infectando. Repito, los casos no son muchos, pero sí son y suceden. Los números oficiales de fallecidos en el país no son buenos. 269 mil 015 personas fallecidas, hasta la mañana del miércoles 15 de septiembre. Los no oficiales son nefastos: casi 600 mil fallecidos. Del acumulado de infectados ni hablar, anda arriba de los 3 millones en año y medio que lleva la pandemia en México. Es cierto, muchos se han recuperado y qué bueno. 

En las últimas dos semanas se tuvieron en el país promedios de infectados de entre los 10 y los 20 mil casos diarios. Esto debido a la llamada “Tercera Ola” y al período de vacaciones del que disfrutaron muchas personas. Esta semana que transcurre el número de contagios en promedio ha bajado considerablemente. Deseamos sea esto sostenible y no se vuelva a disparar. 

El regreso a clases y el semáforo verde en Chihuahua y Chiapas puede contribuir a promover una falsa seguridad entre la población de esas entidades y provocar que se regrese al amarillo o al naranja. Nadie puede asegurar que sucederá, pero tampoco que no sucederá.

En el estado de Chihuahua, las clases continúan. El secretario de Educación, Javier González Mocken, declaró que, “se mantendrán las clases presenciales en las escuelas del estado, pese a que hasta el momento se tienen 25 casos de planteles con contagios o sospechosos”.

Son 25 planteles, no 25 personas. ¿Cuántas de éstas serán? El secretario no lo dijo, pero el pasado lunes 13 del presente hubo 96 nuevos casos registrados. Para un total de 63 mil 995 y 7 mil 895 personas fallecidas. Las cifras son de la Universidad John Hopkins de EEUU.

Respecto a la posibilidad de que se retome el color amarillo en él semáforo ante la pandemia, González Mocken, indicó que, “se tomarán las medidas necesarias en caso de que ocurra”. Es decir, si la gobernadora decide regresar al amarillo debido a los contagios, las escuelas harían lo conducente. Regresar a los educandos a sus casas y de igual forma al personal docente y administrativo. Se supone que este personal está ya vacunado. 

De acuerdo a notas periodísticas del martes 14 del mismo mes, la autoridad de salud federal dice que, en el estado de Chihuahua, al menos con una dosis, se encuentra ya vacunada al 87% de la población adulta. Lo que es bueno. Sin embargo, eso no representa algún tipo de inmunidad y mucho menos que la pandemia esté controlada o se haya vencido, aplanado la curva o cosa por el estilo. Afirmarlo, decirlo o insinuarlo es algo que quien lo haga no solo es falso sino mentiroso y corrupto. Ah y demagogo. Pero ese dato es entre la población adulta. No así entre la población menor de 18 años.

De acuerdo a lo que dice el tunante, inmisericorde y abyecto médico, Hugo López-Gatell, no se debe de vacunar a los menores. Lo que es una abyección total. Así lo declaró en varias ocasiones la semana pasada hasta que ayer finalmente, admite que se haría la vacunación. No admite error o equivocación, mucho menos se disculpa el poco o nada útil y tunante funcionario. 

“Un millón de niños y adolescentes de 12 a 17 años en México tienen factores de riesgo para presentar cuadros graves y/o morir por Covid-19, por lo que recibirán la vacuna contra el coronavirus. Es indudable el beneficio que tendrá este sector y es posible hacerlo, porque una de las marcas comerciales ya tiene la autorización para su uso de emergencia en este grupo de edad” afirmó Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Creo que se dio un balazo en el pie con la declaración, pero así es este señor. El que al día siguiente se desdijo de lo dicho. Pero el daño que hizo, estaba hecho al dar a conocer que eran un millón de niños y adolescentes en riesgo. El primer comentario del tunante funcionario no fue más que eso: un comentario. Pues mientras él declara, los padres de familia de algunos menores en el país y otros en Ciudad Juárez, siguieron el ejemplo de Zulma González García: Se ampararon contra la disposición del funcionario. Zulma González García es la niña de Veracruz que se amparó contra la disposición de López-Gatell y ganó. Ya fue vacunada, junto con otros 10 niños. Los padres de familia en Ciudad Juárez, esperan que a sus hijos se les vacune pues ganaron los amparos solicitados.

Las interrogantes son muchas y variadas. Desde un posible rebrote, una cuarta ola debido al regreso a clases. Si se vuelve al semáforo amarillo en las entidades, si las clases se suspenden, como ha sucedió en algunas escuelas del país que han tenido infectados y más. Ah, y lo que más me pregunto al igual que millones de mexicanos: ¿cuántos días más va a durar el tunante funcionario, Hugo López-Gatell en su puesto, antes de que le pidan la renuncia? Ahí El Meollo del Asunto.

Fuentes: 

La Jornada https://www.jornada.com.mx/2021/09/13/politica/003n1pol

Juarez Hoy: https://juarezhoy.com.mx/continuaran-clases-presenciales-en-los-planteles-chihuahuenses/

El Universal: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/nina-con-diabetes-no-le-quito-la-vacuna-nadie-tengo-un-riesgo-igual-que-uno-de-60

 

Comentarios
object(WP_Query)#17652 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70527) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-09-2021" ["before"]=> string(10) "25-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(70527) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-09-2021" ["before"]=> string(10) "25-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17651 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17658 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17655 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "27-09-2021" ["before"]=> string(10) "25-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-27 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (70527) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17648 (24) { ["ID"]=> int(71397) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-08 14:20:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-08 19:20:52" ["post_content"]=> string(7639) "En las últimas semanas han vuelto a resurgir las posturas a favor y en contra de la objeción de conciencia. Se ha dicho, por parte de los defensores, que ante un posible mal grave que una persona se vea forzada a cometer por una ley, debe tener derecho a oponerse al mismo individualmente. Los que rechazan la objeción de conciencia han dicho que es como “un cheque en blanco” en donde implicaría negar derechos ganados a otras personas en nombre de una postura individual. En realidad ambos tienen algo de razón. Los defensores argumentan que no se puede objetar cualquier procedimiento, sino algunos de ellos en los que esté en juego la vida de las personas o de lo que consideran que son personas como en el caso del aborto. Puede plausiblemente suponerse que no hay objetores en todas las áreas críticas; así, sería extraño que un médico que en consulta privada dé anticonceptivos y píldoras del día después fuese un objetor en el ámbito público. Lo anterior lleva a que no tiene por qué darse la situación de una falta de atención a un individuo concreto porque prácticamente siempre habría alguien que atendiese el servicio solicitado. Los objetores, por otro lado, temen que en situaciones como las urgencias médicas (entendido en un sentido amplio, no sólo restringido a lo que suele suceder en salas de urgencias de hospital), no haya quién atienda el caso. Por ejemplo, una mujer que se presenta a solicitar un aborto en el límite de tiempo legal, alrededor de las doce semanas, y debido a que se presente objeción, durante el transcurso que se resuelve la situación, la mujer ya no pueda acceder al servicio.   Por supuesto que tener objeción de conciencia complica los procedimientos: el respetar las diferencias y sentidos de vida de las personas impide tratarlas de manera homogénea. De hecho creemos que debe haber ajustes. Por ejemplo, la educación debe adaptarse a las realidades y aspiraciones de grupos determinados de población. La objeción de conciencia por eso se ha presentado no sólo en el ámbito de la atención en salud sino en otros ámbitos como el servicio militar.  No hay que negar que, pese a lo señalado, se da un auténtico choque de valores: el defensor del aborto cree que el embrión no es una persona sujeta de derechos y el que se opone cree que es una persona. Ese conflicto puede argumentarse en el campo racional, ya que muchos objetores del aborto no son religiosos, sino consideran que los argumentos derivados de la embriología y la ciencia que el desarrollo del embrión no tiene saltos cualitativos sino es un todo continuo: una persona en desarrollo. Los objetores consideran que hasta que no aparecen estructuras necesarias (mas no suficientes), para poder tener conciencia, como los inicios del sistema nervioso no se está ante un sujeto de derechos. No obstante, lo que quiero resaltar es que la objeción de conciencia, aun por motivos religiosos, se funda en la realidad de que las personas necesitan desarrollarse en plenitud conforme a sus propias visiones del mundo. Estas visiones del mundo colisionan y lo que se busca con las leyes es disminuir los conflictos sin sacrificar a los individuos. Por supuesto, hay formas de vivir que no requieren objeción de conciencia como el ser veganos. Puedo considerar erróneo el consumir animales, pero yo puedo abstenerme de ellos. Eso sí, el objetor de conciencia no debe obstaculizar a su contrario, pero pide que no se le obligue a ir en contra de su conciencia en temas, por supuestos que implican valores centrales.   En materia religiosa es fácil entender por qué se plantea la objeción de conciencia. Por ejemplo, cuando Iglesia Católica plantea el tema de la eutanasia señala: Ante las leyes que legitiman – bajo cualquier forma de asistencia médica – la eutanasia o el suicidio asistido, se debe negar siempre cualquier cooperación formal o material inmediata. Estas situaciones constituyen un ámbito específico para el testimonio cristiano, en las cuales «es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hch 5, 29). No existe el derecho al suicidio ni a la eutanasia: el derecho existe para tutelar la vida y la coexistencia entre los hombres, no para causar la muerte. Por tanto, nunca le es lícito a nadie colaborar con semejantes acciones inmorales o dar a entender que se pueda ser cómplice con palabras, obras u omisiones (1). Naturalmente lo anterior tiene supuestos ontológicos y epistemológicos de corte religioso como es la idea de la vida como un don de Dios, donde el hombre sólo puede custodiar, pero no disponer de ese bien. Además, la idea de que es posible conocer “la voluntad de Dios” es de carácter religioso.  Claro está que también puede objetarse la eutanasia desde una óptica de la ética médica: los actos de dar muerte a alguien como tal no constituyen actos médicos (primero no dañar) ya que no entra en ninguna de las categorías que incluso la Ley General de Salud: Artículo 33. Las actividades de atención médica son: I. Preventivas, que incluyen las de promoción general y las de protección específica; II. Curativas, que tienen como fin efectuar un diagnóstico temprano y proporcionar tratamiento oportuno; III. De rehabilitación, que incluyen acciones tendientes a optimizar las capacidades y funciones de las personas con discapacidad, y IV. Paliativas, que incluyen el cuidado integral para preservar la calidad de vida del paciente, a través de la prevención, tratamiento y control del dolor, y otros síntomas físicos y emocionales por parte de un equipo profesional multidisciplinario. (2). Así que la práctica médica no entra el producir la muerte de alguien, por eso sería lícito oponerse a la eutanasia. En conclusión lo que se pretende mostrar es que la objeción de conciencia no es un asunto que deba limitarse a creencias religiosas, además entendidas como subjetivas e irracionales, sino que se han planteado argumentos que no presuponen las mismas y que deben de incluirse en la discusión racional del tema.  Referencias:
  1. Carta Samaritanus bonus de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, 9.  14 de julio de 2020. Disponible en: https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2020/09/22/carta.html
  2. Ley General de Salud. (2021). México. Disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf_mov/Ley_General_de_Salud.pdf
 " ["post_title"]=> string(32) "Sobre la objeción de conciencia" ["post_excerpt"]=> string(123) "A continuación se ofrece una reflexión sobre la objeción de conciencia, analizando las posturas a favor y en contra.  " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "sobre-la-objecion-de-conciencia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-08 14:27:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-08 19:27:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71397" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17614 (24) { ["ID"]=> int(71093) ["post_author"]=> string(2) "69" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-01 13:42:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-01 18:42:40" ["post_content"]=> string(4485) "Exactamente dentro de 3 años estaremos viviendo el último día de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, es decir, estamos a la mitad de su sexenio Y dentro de las múltiples promesas de campaña que hizo el hoy presidente de México, estaba la de combatir la violencia y pacificar al país. Lamentablemente eso no ha sucedido. Pero vámonos por partes.  Del 1º de diciembre de 2018, fecha en la que tomó posesión como Presidente de México, hasta ayer, 29 de septiembre de 2021, se contaron 101 280 homicidios dolosos en nuestro país. Después de 34 meses de gobierno, el sexenio del presidente López Obrador es, por mucho, el que más víctimas de gobierno ha presentado cuando se compara con el mismo periodo de tiempo de los presidentes anteriores. A estas alturas, con EPN se contabilizaban 60 343 homicidios dolosos (40 937 menos) con Calderón 37 906 (63 374 menos) y con Fox 39 742 (61 538 menos). Esto quiere decir que a pesar de que al presidente, en efecto, le dejaron una situación de seguridad muy complicada, las estrategias que ha empleado no han funcionado. Un par de semanas antes de tomar posesión, el presidente López Obrador, entonces presidente electo, presentó un plan de 5 puntos para combatir al crimen organizado y la violencia: el Plan Nacional de Paz y Seguridad. Este plan presentó varias acciones divididas en 5 puntos:  
  1. Amnistía y desarme de carteles: buscaban “promover leyes especiales para poner fin a las confrontaciones armadas, posibilitar el desarme y la entrega de los infractores”. La idea era ofrecerles reducciones de penas por los delitos cometidos. Eso no ha sucedido y puedo aventurarme a asegurar que no va a suceder.
  2. Cambiar las políticas públicas hacia el consumo de drogas: Alfonso Durazo, quien asumiría como secretario de seguridad pública, dijo: “esto permitiría poner fin a uno de los motores centrales de la violencia e inseguridad.” En cuanto inició la pasada legislatura se presentó la propuesta para legalizar el uso lúdico y medicinal de la marihuana. Dicha propuesta sigue congelada en el congreso y de las otras drogas no ha habido ni mención.
  3. Establecer una Guardia Nacional de 50 000 elementos incluyendo policías navales, militares y federales y dividir al territorio en 266 regiones en donde se aplicarían planes específicos de seguridad: lo de la Guardia Nacional sí lo cumplió. Es más: con el doble de elementos de los que propuso en el plan, pero la Guardia Nacional ha sido incapaz de detener la violencia o de someter a los criminales y el número de homicidios lo muestra. Es más: hay lugares en donde simplemente no entran. Cosa de preguntar en Aguililla, Michoacán.
  4. Combate a la corrupción: esto es algo en lo que el presidente insiste todas las mañanas: ya lograron erradicar, pero eso está muy lejos de ser real. El índice Global de Crimen Organizado 2021 coloca a México como el país con el mercado criminal más grande del mundo con calificaciones de 8 y 7.57. Entre más altas las calificaciones, más severas son las condiciones de criminalidad, entre las que destaca la corrupción.
  5. Impunidad, desaparecidos y derechos humanos: Amnistía Internacional señaló este año que la tasa de impunidad para todos aquellos casos que entran en el sistema penal de nuestro país alcanza el 99%. A esto habría que sumarle las cifras negras, es decir, aquellos delitos por los que no se inició ninguna carpeta de investigación, y que de acuerdo con el Índice de Estado de Derecho en México 2020-2021 realizado por World Justice Project es de 92.4% 
  El Plan del presidente no ha funcionado y urge que desarrollen e implementen estrategias que puedan poner en operación y que permitan, en verdad, pacificar al país. Los abrazos simplemente no funcionaron y los balazos están a todo lo que da." ["post_title"]=> string(79) "Homicidios dolosos en lo que va del sexenio vs Plan Nacional de Paz y Seguridad" ["post_excerpt"]=> string(135) "El creciente número de homicidios revela que la estrategia de AMLO contra el crimen organizado ha fracasado a mitad de su sexenio. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(79) "homicidios-dolosos-en-lo-que-va-del-sexenio-vs-plan-nacional-de-paz-y-seguridad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-01 13:42:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-01 18:42:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71093" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17648 (24) { ["ID"]=> int(71397) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-08 14:20:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-08 19:20:52" ["post_content"]=> string(7639) "En las últimas semanas han vuelto a resurgir las posturas a favor y en contra de la objeción de conciencia. Se ha dicho, por parte de los defensores, que ante un posible mal grave que una persona se vea forzada a cometer por una ley, debe tener derecho a oponerse al mismo individualmente. Los que rechazan la objeción de conciencia han dicho que es como “un cheque en blanco” en donde implicaría negar derechos ganados a otras personas en nombre de una postura individual. En realidad ambos tienen algo de razón. Los defensores argumentan que no se puede objetar cualquier procedimiento, sino algunos de ellos en los que esté en juego la vida de las personas o de lo que consideran que son personas como en el caso del aborto. Puede plausiblemente suponerse que no hay objetores en todas las áreas críticas; así, sería extraño que un médico que en consulta privada dé anticonceptivos y píldoras del día después fuese un objetor en el ámbito público. Lo anterior lleva a que no tiene por qué darse la situación de una falta de atención a un individuo concreto porque prácticamente siempre habría alguien que atendiese el servicio solicitado. Los objetores, por otro lado, temen que en situaciones como las urgencias médicas (entendido en un sentido amplio, no sólo restringido a lo que suele suceder en salas de urgencias de hospital), no haya quién atienda el caso. Por ejemplo, una mujer que se presenta a solicitar un aborto en el límite de tiempo legal, alrededor de las doce semanas, y debido a que se presente objeción, durante el transcurso que se resuelve la situación, la mujer ya no pueda acceder al servicio.   Por supuesto que tener objeción de conciencia complica los procedimientos: el respetar las diferencias y sentidos de vida de las personas impide tratarlas de manera homogénea. De hecho creemos que debe haber ajustes. Por ejemplo, la educación debe adaptarse a las realidades y aspiraciones de grupos determinados de población. La objeción de conciencia por eso se ha presentado no sólo en el ámbito de la atención en salud sino en otros ámbitos como el servicio militar.  No hay que negar que, pese a lo señalado, se da un auténtico choque de valores: el defensor del aborto cree que el embrión no es una persona sujeta de derechos y el que se opone cree que es una persona. Ese conflicto puede argumentarse en el campo racional, ya que muchos objetores del aborto no son religiosos, sino consideran que los argumentos derivados de la embriología y la ciencia que el desarrollo del embrión no tiene saltos cualitativos sino es un todo continuo: una persona en desarrollo. Los objetores consideran que hasta que no aparecen estructuras necesarias (mas no suficientes), para poder tener conciencia, como los inicios del sistema nervioso no se está ante un sujeto de derechos. No obstante, lo que quiero resaltar es que la objeción de conciencia, aun por motivos religiosos, se funda en la realidad de que las personas necesitan desarrollarse en plenitud conforme a sus propias visiones del mundo. Estas visiones del mundo colisionan y lo que se busca con las leyes es disminuir los conflictos sin sacrificar a los individuos. Por supuesto, hay formas de vivir que no requieren objeción de conciencia como el ser veganos. Puedo considerar erróneo el consumir animales, pero yo puedo abstenerme de ellos. Eso sí, el objetor de conciencia no debe obstaculizar a su contrario, pero pide que no se le obligue a ir en contra de su conciencia en temas, por supuestos que implican valores centrales.   En materia religiosa es fácil entender por qué se plantea la objeción de conciencia. Por ejemplo, cuando Iglesia Católica plantea el tema de la eutanasia señala: Ante las leyes que legitiman – bajo cualquier forma de asistencia médica – la eutanasia o el suicidio asistido, se debe negar siempre cualquier cooperación formal o material inmediata. Estas situaciones constituyen un ámbito específico para el testimonio cristiano, en las cuales «es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres» (Hch 5, 29). No existe el derecho al suicidio ni a la eutanasia: el derecho existe para tutelar la vida y la coexistencia entre los hombres, no para causar la muerte. Por tanto, nunca le es lícito a nadie colaborar con semejantes acciones inmorales o dar a entender que se pueda ser cómplice con palabras, obras u omisiones (1). Naturalmente lo anterior tiene supuestos ontológicos y epistemológicos de corte religioso como es la idea de la vida como un don de Dios, donde el hombre sólo puede custodiar, pero no disponer de ese bien. Además, la idea de que es posible conocer “la voluntad de Dios” es de carácter religioso.  Claro está que también puede objetarse la eutanasia desde una óptica de la ética médica: los actos de dar muerte a alguien como tal no constituyen actos médicos (primero no dañar) ya que no entra en ninguna de las categorías que incluso la Ley General de Salud: Artículo 33. Las actividades de atención médica son: I. Preventivas, que incluyen las de promoción general y las de protección específica; II. Curativas, que tienen como fin efectuar un diagnóstico temprano y proporcionar tratamiento oportuno; III. De rehabilitación, que incluyen acciones tendientes a optimizar las capacidades y funciones de las personas con discapacidad, y IV. Paliativas, que incluyen el cuidado integral para preservar la calidad de vida del paciente, a través de la prevención, tratamiento y control del dolor, y otros síntomas físicos y emocionales por parte de un equipo profesional multidisciplinario. (2). Así que la práctica médica no entra el producir la muerte de alguien, por eso sería lícito oponerse a la eutanasia. En conclusión lo que se pretende mostrar es que la objeción de conciencia no es un asunto que deba limitarse a creencias religiosas, además entendidas como subjetivas e irracionales, sino que se han planteado argumentos que no presuponen las mismas y que deben de incluirse en la discusión racional del tema.  Referencias:
  1. Carta Samaritanus bonus de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el cuidado de las personas en las fases críticas y terminales de la vida, 9.  14 de julio de 2020. Disponible en: https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2020/09/22/carta.html
  2. Ley General de Salud. (2021). México. Disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf_mov/Ley_General_de_Salud.pdf
 " ["post_title"]=> string(32) "Sobre la objeción de conciencia" ["post_excerpt"]=> string(123) "A continuación se ofrece una reflexión sobre la objeción de conciencia, analizando las posturas a favor y en contra.  " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(31) "sobre-la-objecion-de-conciencia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-08 14:27:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-08 19:27:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71397" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d8f3cbbd59d468b924cff4b11c0f8f4b" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Sobre la objeción de conciencia

A continuación se ofrece una reflexión sobre la objeción de conciencia, analizando las posturas a favor y en contra.  

octubre 8, 2021

Homicidios dolosos en lo que va del sexenio vs Plan Nacional de Paz y Seguridad

El creciente número de homicidios revela que la estrategia de AMLO contra el crimen organizado ha fracasado a mitad de su...

octubre 1, 2021




Más de categoría

Reporte Mundial de Riesgos 2021. ¿Está preparado nuestro país para enfrentar riesgos?

México necesita revisar y mejorar los temas de vulnerabilidad y su capacidad para enfrentar desastres naturales.  

octubre 22, 2021

En busca de nuestro siguiente salto evolutivo

Enfrentamos un cambio de Era que será o bien nuestra perdición como especie, o bien nuestro siguiente paso evolutivo...

octubre 22, 2021
amlobartlettnahle

NADIE DE FUERA…

La iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica promovida desde la Presidencia de la República compromete la relación bilateral...

octubre 22, 2021

De Frente Y Claro | ¿LÓPEZ YA ACABÓ CON LA CORRUPCIÓN?

La reciente medición del nivel de Corrupción realizada por World Justice Project puso en jaque la credibilidad de la...

octubre 21, 2021