Superando la pornovenganza

El pasado 16 de agosto, Ana Baquedano, fue galardonada con el premio estatal de la juventud 2018… El pasado 16 de agosto, Ana Baquedano, fue galardonada con el premio estatal de la juventud 2018, al ser la...

21 de agosto, 2018 ana_baquedano

El pasado 16 de agosto, Ana Baquedano, fue galardonada con el premio estatal de la juventud 2018…

El pasado 16 de agosto, Ana Baquedano, fue galardonada con el premio estatal de la juventud 2018, al ser la impulsora de la ley contra la pornovenganza en el estado de Yucatán. La entonces joven de 16 años sufrió la divulgación en redes sociales de fotos íntimas por parte de su expareja, por lo que su vida se convirtió en un infierno al ser un delito que no era sancionado en las leyes, pero que contrariamente puede terminar destruyendo la vida de las mujeres exhibidas.

La entonces estudiante de psicología fue abordada en la playa (dos años atrás) por un hombre quien le mostro su foto subida a una página de mujeres víctimas de pornovenganza, su asombro fue gigantesco. Desde entonces su vida cambió al padecer acoso escolar y en su entorno social más cercano. Siempre contó con el apoyo de su familia y logró enfrentar la difícil situación compartiendo su experiencia y dando conferencias sobre el tema en diferentes escuelas, donde otras víctimas se acercaron a ella para pedirle consejos para superar el trauma, y sobre cómo denunciar el abuso.

La joven logró empoderarse y obtener el apoyo de una Organización no Gubernamental quienes le asesoran para poder exponer su caso ante la secretaria de Gobierno, para luego presentar una iniciativa de ley ante el congreso estatal, que logró ser aprobada por unanimidad. Con esta nueva ley vigente a partir del primero de agosto, se penaliza la pornovenganza desde seis meses hasta cinco años de cárcel, siendo penas las más elevadas de hasta nueve años, cuando se realiza contra menores de edad.

El portal donde se exhibía su foto y sus datos personales, extorsionaba a todas las mujeres que allí aparecían, solicitando dinero a cambio de “bajar” sus imágenes y nombres. Dicho sitio en la red ya fue cancelado y sus administradores enjuiciados. Este ejemplo de superación al ataque a la privacidad tuvo un final feliz y una resolución efectiva, sin embargo, muchos otros casos de jovencitas abusadas no lograron llegar a la presentación de cargos contra las exparejas, ni se pudo evitar el injusto estigma social contra ellas.

El sexting es una de las prácticas más comunes y peligrosas en los tiempos de las redes sociales, mujeres de varias edades, en especial las menores de edad, son víctimas de su inconciencia al enviar fotos íntimas a sus parejas, quienes sin escrúpulos las comparten en internet con consecuencias terribles. Según el Instituto Nacional de Acceso a la información en el año 2016, México era el primer lugar en Latinoamérica en la práctica del sexting, de un universo de cuatro millones de jóvenes entre seis y 19 años afirmaron conocer a alguien que enviaba imágenes sexuales, mientras que un 20 por ciento de jóvenes entre 17 y 19 años confesaba haber compartido material explícito.

La práctica del sexting es más dañino para el género femenino, numerosas mujeres han tenido que cambiar sus lugares de residencia, además de centros escolares ante la divulgación sin su consentimiento, de fotografías y videos explícitos. En casos más trágicos muchas de ellas han optado por el suicidio ante lo brutal del acoso padecido.

La pornovenganza es el delito por el cual una expareja, por lo general hombres, comparten fotos en internet con la finalidad de vengarse por el rompimiento o el simple abuso  de confianza. La difusión de dichas fotografías y el compartirlas por diversas aplicaciones de chat están también tipificados como delitos, así como la extorsión a las mujeres que son víctimas de esta deleznable agresión.

En una sociedad que estigmatiza a las mujeres injustamente por ejercer su sexualidad a plenitud, la publicación de material íntimo, termina por destruir la reputación y la vida normal de cualquier fémina exhibida. Si bien es recomendable que las mujeres conozcan los peligros de la práctica del sexting, no se justifica bajo ninguna circunstancia la divulgación de fotografías íntimas, por lo que las penas de entre cinco a 10 años de cárcel, deben ser aplicables a todo quien abusa de la confianza en cualquier relación amorosa.

Estrellas de la farándula internacional y actrices consagradas de Hollywood han padecido en ataque de los hackers que publican fotos intimas robadas de sus cuentas personales, es un riesgo inherente a la nueva realidad de los tiempos cibernéticos. Pero a diferencia de esos ataques de cíber delincuentes, el abuso de confianza de las parejas amorosas contra las mujeres que enviaron imágenes personales, es una cobardía que había permanecido impune ante las leyes.

La revictimización de las mujeres que padecen este delito es un fenómeno cultural arraigado, la doble moral de la sociedad y el machismo ancestral, siempre condenará a la mujer, quien por cualquier motivo intercambió material íntimo. La lucha de la joven yucateca y muchas otras víctimas se vio recompensada con las sanciones en el código penal del estado, convirtiéndose junto a Jalisco, Chihuahua y la capital del país, como las entidades federativas que ya castigan este delito. Es menester que otros estados del país retomen el buen ejemplo del congreso de Yucatán, ya que el delito es muy común y las secuelas psicosociales que dejan suelen ser imborrables para las víctimas.

Comentarios


object(WP_Query)#17700 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22374) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-04-2022" ["before"]=> string(10) "25-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22374) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "27-04-2022" ["before"]=> string(10) "25-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17702 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17692 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17690 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "27-04-2022" ["before"]=> string(10) "25-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-27 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22374) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17706 (24) { ["ID"]=> int(79071) ["post_author"]=> string(2) "96" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-19 10:40:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-19 15:40:57" ["post_content"]=> string(4547) "La atroz matanza de Búfalo donde murieron diez personas y tres resultaron heridas, no puede tomarse como una noticia más de las muchas que vemos, leemos y escuchamos en los medios de comunicación tradicionales y en las redes sociales. No podemos acostumbrarnos a normalizar lo anormal, aunque suceda todos los días, a todas horas y en todas partes. Por eso es que retomo diversos elementos del hecho que me parecen sumamente significativos para visibilizar el contexto en el que vivimos. El multihomicida era un joven estudiante de 18 años de edad; usó una arma larga; viajó 320 kilómetros hasta el lugar del crimen, el cual seleccionó por tener el porcentaje más alto de población negra cerca de donde él vivía; transmitió el ataque en directo en redes sociales. El agresor dijo que visitó Tops Friendly Market tres veces el 8 de marzo para inspeccionar el diseño y los momentos en que había más clientes; planeó su ataque para mediados de ese mes, pero retrasó la fecha varias veces, y colocó sus planes en internet, los cuales pormenorizó en un documento de 180 páginas (incluían un segundo ataque). El atacante quien se declaró inocente fue detenido después de la masacre y está bajo vigilancia suicida. Después de la masacre se difundió que 11 de las víctimas eran personas negras. El tiroteo masivo fue descrito como un crimen de odio. La trasmisión en vivo del ataque en las redes sociales provocó un “frenesí” de ideología extremista violenta; en la red social 4Chan casi todo vale, algunos de sus foros se dedican casi exclusivamente a compartir memes y tropos racistas y antisemitas. Algunos usuarios de 4chan no hicieron referencia a lo lamentable de los hechos, lo importante para ellos no eran las vidas perdidas, sino compartir formas para volver a subir el video y que pudiera tener más vistas. Una investigación preliminar determinó que Gendron, el joven multihomicida, veía portales de internet de supremacistas blancos y teorías conspirativas racistas, había estudiado las masacres de Noruega en 2011 y de Christchurch en Nueva Zelanda en 2019. De acuerdo con diversas fuentes de información, la cadena de "tiroteos de masas" en lo que va de este año es de 202 incidentes en el país vecino del norte, con una media semanal de diez, incluso el pasado fin de semana se registraron cinco sucesos en diferentes condados. Los acontecimientos de Boston, del resto de los Estados Unidos, Guanajuato, Francia, Ucrania, Honduras y Kabul no son actos de violencia al azar, sino acciones premeditadas que tienen como común denominador la xenofobia y el racismo. Son crímenes de odio perpetrados por un tirador solitario, por un líder político y por un sistema global que alienta la supremacía de unos seres humanos sobre otros por razones de género, raza, idioma, condiciones de salud, edad o cualquier otra causa. Lo cierto es que existen demasiadas armas y violencia en nuestras casas, en nuestras calles y en nuestras vidas. El horror es tanto y tan cotidiano que llega a pasar desapercibido, a grado tal, de considerarlo natural. María Antonia Sánchez-Vallejo al narrar lo sucedido en Boston, escribió una frase lapidaria en el Diario el País, “…para la lectura de los cargos, dejó ver a un joven imperturbable, incapaz de mostrar la menor emoción…”. A lo que yo agregaría, un joven hecho de cristal y azogue, en el que se refleja la humanidad de nuestros días, sus historias, sus tragedias e inconfesables facetas. Es ese Narciso que dialoga consigo mismo y que está construyendo una sociedad imperturbable." ["post_title"]=> string(13) "IMPERTURBABLE" ["post_excerpt"]=> string(107) "El horror es tanto y tan cotidiano que llega a pasar desapercibido, a grado tal, de considerarlo natural. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "imperturbable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-19 12:45:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-19 17:45:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79071" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17773 (24) { ["ID"]=> int(78914) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-13 11:09:00" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:09:00" ["post_content"]=> string(9605) "Pensar en el destino como una serie de acontecimientos predeterminados resulta desesperanzador, pues convierte la existencia en un sinsentido.  Sin dejar de lado los contextos que nos condicionan, existen espacios de maniobra para que la voluntad humana sea ejercida.  Si pienso en la mera posibilidad de la existencia de un destino preestablecido, lo que me vienen son unas cuantas preguntas elementales:  ¿Por qué alguien determinó que naciera una Marie Curie, un Albert Einstein, un Pablo Picasso, un Lionel Messi, una Malala Yousafzai o una Sor Juana Inés de la Cruz… mientras que esa misma inteligencia cósmica determinó que yo fuese… “solamente” yo?  ¿Bajo qué criterio se le asignan a algunos seres humanos destinos ejemplares y transformadores de su entorno, a otros se les castiga con vidas miserables de profundo sufrimiento, mientras que a la mayoría se nos condena a existencias anodinas, caracterizadas por la trivialidad y la irrelevancia? Pensar en el destino como una serie de acontecimientos predeterminados e inmutables no sólo me parece inverosímil sino sobre todo desesperanzador. Imaginar que mi vida está irremediablemente atada a un argumento inamovible y, escrito por algo o por alguien, con un  propósito oscuro y desconocido para mí en el cual, lejos de ser un participante activo en mi propio futuro, soy como el personaje de un videojuego que sube y baja a capricho de una fuerza controladora e incomprensible, me hace sentir que la existencia carece por completo de sentido y fundamento.  Esta manera prescriptiva de crear historias ni siquiera es una buena técnica para escribir una novela. Por más que se considere al autor como creador del universo literario que narra, incluso ahí es mucho más emocionante encararlo como descubridor de lo que los personajes hacen, respetando sus acciones y decisiones en función del carácter y temperamento del propio personaje,  que como preceptor que ordena las circunstancias y controla el futuro de todos según su capricho. A fin de cuentas, no olvidemos que el autor, por más “dios” de su mundo que se crea, depende del lector para que su trabajo tenga sentido, y éste sólo habrá de interesarse en lo que el autor dice en la medida en que las acciones y sentimientos descritos se correspondan con la lógica interna de la existencia en la que vive el lector. Si quien recibe la obra literaria no consigue mirarse en el espejo de lo narrado, el autor se quedará sólo con su creación, convirtiéndola en un paraje estéril y yermo. El autor requiere que sus personajes se expresen con verdad, aun cuando ésta no se corresponda con la “verdad” propia, tanto como los personajes necesitan del aliento de vida que les otorgan las palabras y artilugios narrativos de los que los provee el autor.    Para esa inteligencia cósmica, como quiera que cada quien decida llamarla, tendría que ser muy aburrido presenciar a lo largo de la eternidad miles de millones de películas que ya vio y vivir preso de un spoiler perpetuo.  Si no estoy habilitado para influir en lo que me sucede, si no soy capaz de aplicar en mi existencia y mi interacción con otros un poco de creatividad y si además las consecuencias de todos nuestros actos están ya predeterminadas, ¿qué sentido tiene cualquier experiencia?  En la Grecia clásica el destino lo marcaba todo. El oráculo expresaba de forma enigmática los retos que el individuo consultante habría de enfrentar de forma inevitable y en muchas ocasiones la vida entera era una lucha perdida de antemano contra ese destino del que no se podía escapar.  Tetis, diosa griega relacionada con el mar, recibió la profecía de que su hijo, Aquiles, podría tener una larga vida pero aburrida, o gloriosa pero corta, y por más que trató de protegerlo para que no muriese joven, tal y como el oráculo indicaba, no pudo evitar que el impetuoso guerrero marchase a la guerra de Troya en busca de su destino, donde efectivamente murió como consecuencia de una flecha envenenada que dio en su único punto vulnerable: el talón.  El caso más dramático del universo clásico es quizá el de Edipo, cuyos padres, Layo y Yocasta, recibieron la terrible profecía del Oráculo de Delfos de que su hijo mataría a su padre, se casaría con su madre y usurparía el trono de Tebas. Para evitar ese perturbador destino trataron de matar a Edipo siendo bebé, pero el destino inexorable conspiró para que sobreviviera y provocó que muchos años después, sin saber que lo era, Edipo matara a su padre en un duelo callejero, se casara con su madre y se convirtiera en rey de Tebas para terminar sacándose los ojos cuando se enteró de la verdad.   El destino para los griegos era ineludible; sin embargo, desde nuestra perspectiva actual, si el devenir traducido en infinidad de vivencias no deriva en un aprendizaje que influya en nuestras decisiones y resultados posteriores, ¿cuál podría ser la motivación para levantarse cada mañana? Si la conciencia que tengo de mi propio ser y de mis acciones no me faculta para participar en el diseño de mi ruta existencial, ¿qué sentido tiene que exista el concepto de bueno o malo, de correcto o incorrecto? Y, en última instancia, ¿qué sentido tendría existir?  Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino, en efecto condicionan nuestra vida de manera muy importante. El país en que nacemos, la familia que nos acoge, el credo religioso e ideologías que estructuran nuestro carácter, las condiciones culturales, económicas y sociales en que estamos inmersos, todo ello nos ubica dentro de una serie de estructuras que muchas veces nos marcan de manera definitiva.  Sin embargo no estamos completamente indefensos ante esta manera de experimentar el destino y, como metáfora de ficción, me gustaría tomar como ejemplo a Coleman Silk, el personaje central de la novela de Philip Roth, La mancha humana.   Este personaje, aunque azarosamente de piel blanca, era descendiente de una genealogía de raza negra que en tiempos remotos habían llegado a América como esclavos. Ser de raza negra en los Estados Unidos de la primera mitad del siglo XX implicaba una amplia gama de limitaciones en todos los sentidos, desde el tipo de educación que podía recibir, la clase de parejas a las que podía aspirar, la calidad de trabajos que podría obtener, entre muchas otras. Por eso Coleman, que se siente preso de la realidad que le tocó vivir, decide desafiar ese destino para construirse uno alternativo: rompe con su pasado, rompe todo contacto con su familia –con sus padres, con sus hermanos, a quienes jamás vuelve a ver–, con su linaje negro y se inventa una vida nueva aprovechando su apariencia convencional a partir de la cual su secreto era imperceptible al grado de que ni esposa, Iris Gitterman, de origen ruso y judío, nunca supo la verdad.  De este modo Coleman, que de pronto comprendió “la facilidad con que la vida puede ser una cosa en vez de otra1”, asumió una identidad como blanco, huérfano, judío y catedrático universitario especializado en literatura griega clásica. Como afirma en alguna parte de la novela el propio narrador: no se podía tener una vida más de blanco, y gracias a ello consiguió derrotar a su destino, aunque, desde luego, no sin pagar un alto precio por ello.  Aun cuando todos hemos vivido momentos y circunstancias inexplicables que sólo parecen comprenderse desde la predestinación, no parece que la existencia esté realmente dictada a partir de un destino absoluto y predeterminado. Sin dejar de lado los contextos que nos condicionan, todo parece indicar que existe un espacio de maniobra en el cual la voluntad humana puede ser ejercida. Pero continuaremos con esta exploración en la próxima entrega, donde exploraremos las implicaciones del azar.   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir 1 Roth, Philip, La mancha humana, Primera Edición, México, Debolsillo-Penguin Random House, 2018, Pág. 159" ["post_title"]=> string(37) "Desde la perspectiva del destino puro" ["post_excerpt"]=> string(189) "Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino, condicionan nuestra vida de manera muy importante." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "desde-la-perspectiva-del-destino-puro" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-13 11:13:37" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-13 16:13:37" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78914" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17706 (24) { ["ID"]=> int(79071) ["post_author"]=> string(2) "96" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-19 10:40:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-19 15:40:57" ["post_content"]=> string(4547) "La atroz matanza de Búfalo donde murieron diez personas y tres resultaron heridas, no puede tomarse como una noticia más de las muchas que vemos, leemos y escuchamos en los medios de comunicación tradicionales y en las redes sociales. No podemos acostumbrarnos a normalizar lo anormal, aunque suceda todos los días, a todas horas y en todas partes. Por eso es que retomo diversos elementos del hecho que me parecen sumamente significativos para visibilizar el contexto en el que vivimos. El multihomicida era un joven estudiante de 18 años de edad; usó una arma larga; viajó 320 kilómetros hasta el lugar del crimen, el cual seleccionó por tener el porcentaje más alto de población negra cerca de donde él vivía; transmitió el ataque en directo en redes sociales. El agresor dijo que visitó Tops Friendly Market tres veces el 8 de marzo para inspeccionar el diseño y los momentos en que había más clientes; planeó su ataque para mediados de ese mes, pero retrasó la fecha varias veces, y colocó sus planes en internet, los cuales pormenorizó en un documento de 180 páginas (incluían un segundo ataque). El atacante quien se declaró inocente fue detenido después de la masacre y está bajo vigilancia suicida. Después de la masacre se difundió que 11 de las víctimas eran personas negras. El tiroteo masivo fue descrito como un crimen de odio. La trasmisión en vivo del ataque en las redes sociales provocó un “frenesí” de ideología extremista violenta; en la red social 4Chan casi todo vale, algunos de sus foros se dedican casi exclusivamente a compartir memes y tropos racistas y antisemitas. Algunos usuarios de 4chan no hicieron referencia a lo lamentable de los hechos, lo importante para ellos no eran las vidas perdidas, sino compartir formas para volver a subir el video y que pudiera tener más vistas. Una investigación preliminar determinó que Gendron, el joven multihomicida, veía portales de internet de supremacistas blancos y teorías conspirativas racistas, había estudiado las masacres de Noruega en 2011 y de Christchurch en Nueva Zelanda en 2019. De acuerdo con diversas fuentes de información, la cadena de "tiroteos de masas" en lo que va de este año es de 202 incidentes en el país vecino del norte, con una media semanal de diez, incluso el pasado fin de semana se registraron cinco sucesos en diferentes condados. Los acontecimientos de Boston, del resto de los Estados Unidos, Guanajuato, Francia, Ucrania, Honduras y Kabul no son actos de violencia al azar, sino acciones premeditadas que tienen como común denominador la xenofobia y el racismo. Son crímenes de odio perpetrados por un tirador solitario, por un líder político y por un sistema global que alienta la supremacía de unos seres humanos sobre otros por razones de género, raza, idioma, condiciones de salud, edad o cualquier otra causa. Lo cierto es que existen demasiadas armas y violencia en nuestras casas, en nuestras calles y en nuestras vidas. El horror es tanto y tan cotidiano que llega a pasar desapercibido, a grado tal, de considerarlo natural. María Antonia Sánchez-Vallejo al narrar lo sucedido en Boston, escribió una frase lapidaria en el Diario el País, “…para la lectura de los cargos, dejó ver a un joven imperturbable, incapaz de mostrar la menor emoción…”. A lo que yo agregaría, un joven hecho de cristal y azogue, en el que se refleja la humanidad de nuestros días, sus historias, sus tragedias e inconfesables facetas. Es ese Narciso que dialoga consigo mismo y que está construyendo una sociedad imperturbable." ["post_title"]=> string(13) "IMPERTURBABLE" ["post_excerpt"]=> string(107) "El horror es tanto y tan cotidiano que llega a pasar desapercibido, a grado tal, de considerarlo natural. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "imperturbable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-19 12:45:27" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-19 17:45:27" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79071" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(40) ["max_num_pages"]=> float(20) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a95533d7709c9adfee85cb2b3c17281a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

IMPERTURBABLE

El horror es tanto y tan cotidiano que llega a pasar desapercibido, a grado tal, de considerarlo natural.

mayo 19, 2022

Desde la perspectiva del destino puro

Es innegable que dentro de nuestra existencia particular nacemos inmersos en una serie de contextos que si bien no califican como destino,...

mayo 13, 2022




Más de categoría
¿Mala salud democrática?

¿Mala salud democrática?

Marco Antonio Paz nos presenta los resultados del Informe de la Libertad en el Mundo 2021.

mayo 25, 2022

¡Nos estamos ahogando!

La realidad es que nuestro país está pasando por sus días más oscuros. Solo hace unos días en la...

mayo 24, 2022
De Frente Y Claro | RETROCESO EN EL ESTADO DE DERECHO

Índice de Estado de Derecho en México 2021 – 2022

Para nadie es un secreto que el Estado de derecho es uno de los grandes pendientes que han dejado...

mayo 20, 2022
El sinsentido del azar

El sinsentido del azar

El azar y la casualidad, existan o no, están fuera de nuestro ámbito de control. La incertidumbre es...

mayo 20, 2022