Siempre lista

Mientras que contamos los 46 000 mexicanos muertos y a 416 179 contagiados por COVID-19, el clima en todo el mundo está golpeando con todo a los ya de por sí golpeados nervios de la gente que...

31 de julio, 2020

Mientras que contamos los 46 000 mexicanos muertos y a 416 179 contagiados por COVID-19, el clima en todo el mundo está golpeando con todo a los ya de por sí golpeados nervios de la gente que ven con preocupación cómo el cambio climático golpea a los humanos por todos lados.

Esto sucedió el día de ayer cuando cayó una fuerte tormenta con vientos huracanados, que causó repentinas inundaciones por los arroyos que se formaron en las calles de Tapachula. Toda la geografía del municipio de Tapachula fue golpeada por la fuerte tormenta, dejando varios árboles caídos, láminas arrancadas de los techos, y daños en cientos de viviendas de gente que de por sí está necesitada por la crisis económica del COVID-19.

Otra de las afectaciones de las lluvias fue el corte de la Energía Eléctrica de la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que desde que entró Andrés Manuel López Obrador vino a caer en una penosa situación que, aparte de las tormentas, golpea a las necesidades de los usuarios que bimestre con bimestre sufren con el costo despiadado de la Energía Eléctrica.

Desde siempre cuando se cortaba la Energía Eléctrica por cualquier razón, fuera la hora que fuera, la gente reportaba a la CFE, te daban un número de servicio y una o dos horas después llegaba una cuadrilla de trabajadores a restablecer el servicio. Hoy hay zonas en Tapachula, como Laureles 1, que todavía no les han restablecido el servicio cortado por la tromba del miércoles. Otro corte importante se dio en la gran mayoría del poniente del centro de la ciudad y las colonias del sur oriente de la ciudad. Las cuadrillas de la CFE brillaron por su ausencia por 12 horas o más, sin impórtales las historias de emergencias surgidas por la falta de Energía Eléctrica.

Trabajadores de la CFE entrevistados por DE FRONTERA A FRONTERA, que pidieron el anonimato por temor a represalias, coincidieron en decir que “el superintendente de Zona Comercial de la CFE en Tapachula no cree en las cuadrillas nocturnas y de emergencia en las contingencias por trombas o lluvias atípicas y que son órdenes de Andrés Manuel López Obrador de cancelar las horas extras para cubrir emergencias ya que hay austeridad”. “¡Que se aguanten!” Dicen los trabajadores de la CFE que así se refiere el superintendente de Zona Comercial de la CFE en Tapachula de los usuarios.

Otra de las afectaciones que hay por la falta de Energía Eléctrica es la falta de agua potable en varias colonias de la ciudad, porque las bombas que suministran el líquido funcionan con Energía Eléctrica. El caos es total en la ciudad.

Lo bueno de todo fue la rápida respuesta de presidenta municipal Rosa Irene Urbina Castañeda, ya que activó la respuesta de las cuadrillas de Protección Civil de Tapachula de manera casi instantánea cuando amainó la tormenta y comenzaron a liberar las calles que tenían árboles caídos, anuncios espectaculares y láminas y no dejaban el libre tránsito. Después las cuadrillas de protección civil de Tapachula acudieron a las casas de las colonias populares a ayudarlos con sus techos y ver si había algún herido. El saldo fueron solo daños materiales.

El servicio de la Comisión Federal de Electricidad en Tapachula está al nivel de Venezuela, ya que se están dando cortes intermitentes en toda la ciudad sin explicación alguna, y los trabajadores de la CFE acusan de contubernio al sindicato  y al superintendente de Zona Comercial de la CFE en Tapachula. Por lo que, en varias partes de Tapachula se escuchan las plantas portátiles de energía para paliar en algo la falta de energía eléctrica mientras llegan a componerla y restablecerla.

 

De Ultima Hora…

Reportan que ya se dio el primer fallecimiento de un enfermo por Dengue y COVID-19 (https://www.eluniversal.com.mx/estados/muere-en-mexico-primer-paciente-con-dengue-y-covid). Eso es lo que han detectado porque el dengue está atacando con todo a la población porque ahora no se ha visto que las cuadrillas de la Secretaria de Salud estén combatiendo al mosquito vector del Dengue, Zika y Chikungunya.

Mucha gente está enfermando también de afecciones estomacales con fuertes mareos y dolores de cabeza. ¡Cuidado! Y eso que estamos mal con eso del Semáforo Amarillo.

Comentarios


object(WP_Query)#18808 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(26637) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(26637) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18812 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18810 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18811 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-12-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-01-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (26637) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(87752) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-13 13:36:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 18:36:45" ["post_content"]=> string(8670) "El Pluralismo puede resumirse en dos premisas: todos los seres humanos somos iguales y nuestra fortaleza está en asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  El 26 de diciembre de 2004 un terremoto submarino, convertido en un tsunami de proporciones apocalípticas, arrasó las costas de Asia y África oriental, matando a más de doscientas veinticinco mil personas y dejando a millones sin hogar y sin acceso a suministros básicos de supervivencia, sin contar los daños económicos, estimados en miles de millones de dólares. Se trata de un evento geológico del que hay una cantidad ingente de información técnica y objetiva. Sin embargo, más allá de la objetividad de los datos existentes, lo “novedoso” de la forma en que aquella tragedia fue abordada tiene una profunda cercanía con la visión pluralista.  Al mismo tiempo que todos los noticiarios y periódicos del mundo informaron objetivamente de lo ocurrido, llenándonos de datos técnicos y sociológicos, se grabaron miles de videos caseros que terminaron publicados en blogs personales llegando al mundo entero a través de internet. De forma espontánea y general se retiró el foco de la “gran historia” de las placas tectónicas y las implicaciones geopolíticas y económicas para centrar la atención en las miles de pequeñas experiencias y testimonios grabadas en video, de perspectivas particulares y únicas que humanizaron la tragedia. Ahora, además de enterarnos de los hechos, podíamos empatizar con las personas diluyendo las barreras de tiempo y espacio. Sin que nadie pudiese preverlo, terminamos sumergidos en una revolución empática producto de la visión pluralista que agrupa una serie de premisas que alimentan buena parte de la vanguardia ideológica del mundo occidental del siglo XXI. En 1934 Albert Einstein escribió: “Cuando revisamos nuestras vidas y afanes, pronto advertimos que casi todas nuestras acciones y deseos están ligados a la existencia de otros seres humanos. Percibimos que nuestro carácter es muy parecido al de los animales sociales. Comemos alimentos que otros han producido, vestimos ropas que otros han hecho, vivimos en casas que han construido otros. La mayor parte de nuestros conocimientos y creencias nos han sido comunicados por otras personas por medio de un lenguaje que otros han creado. […] Hemos de admitir, en consecuencia, que debemos nuestra principal ventaja sobre los animales al hecho de vivir en sociedad1”. En esta breve anotación podemos percibir muchos de los elementos que conforman la visión pluralista del mundo. Su desarrollo ha tenido lugar en contraste con el individualismo moderno y podríamos resumirla en dos premisas centrales: todos los seres humanos somos esencialmente iguales y nuestra fortaleza está en nuestra capacidad de asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  Estas dos comprensiones seminales dan lugar a un sinnúmero de ideas, teorías, comprensiones que van desde el feminismo, la ecología, los derechos civiles, el respeto a la diversidad sexual, la tolerancia, la inclusión, la libertad de decidir y un largo etcétera.    El individuo humano vale por ser individuo, pero también por ser miembro de un grupo social. La existencia de los otros es lo que le da auténtico valor a la persona, puesto que en el medio de la jungla, en la auténtica soledad, esa vida vale bien poco y los depredadores del entorno no sabrían diferenciarla de cualquier otro animal. Mientras el paradigma moderno lee la evolución de Darwin en clave de competencia, como “la supervivencia del más fuerte o del más apto”, para el pluralista la evolución funciona en términos de adaptación al medio y de cooperación entre los miembros de la especie porque ninguno habrá sobrevivir solo, por fuerte que sea y por mucho que supere a los demás.   El Pluralismo es una respuesta a la combinación entre hegemonía y decadencia de la modernidad, paradigma que al alcanzar el cenit de su potencial de progreso y desarrollo, empezó a evidenciar profundos problemas sistémicos irresolubles dentro del propio paradigma. El moderno hace las cosas porque puede, sin detenerse a pensar si “debería” hacerlas. La pauta central –y que lo convirtió en un paradigma muy exitoso– es el desarrollo y el progreso centrados en la productividad y la maximización del beneficio, y detenerse porque se acaban los bosques, porque la mano de obra está mal pagada, porque se contamina el agua, porque se extinguen las especies no está dentro de su ADN. Se necesita del surgimiento del Pluralista para realizar esa reflexión.  En 1776 James Watt patentó el motor de vapor que se convertiría en el corazón de una nueva era energética que propulsaría trenes, barcos y la industria en general hasta la aparición del petróleo, descubierto por Edwin Laurentine Drake en 1859. Sin embargo para ninguno de los dos resultaba posible prever los problemas de contaminación y deforestación que el devenir de la modernidad provocaría a partir de sus aportaciones al progreso de la época. La modernidad podía llevar esta tendencia de progreso hasta el límite, pero no resolver sus contradicciones. Para ello se requería una nueva visión que se replanteara el rumbo y encontrar soluciones a problemas que dentro del paradigma anterior resultan incomprensibles.    A diferencia del paradigma moderno, que renunció a la subjetividad para centrar su visión de lo verdadero a lo material, el pluralista retoma la importancia de la interioridad así como el vínculo con el Otro y su relación con lo colectivo, a la que coloca en el primer plano. La igualdad, el consenso y la diversidad se convierten en valores centrales. Busca que la autoridad recaiga en el grupo y privilegia la democracia, pero más que mayoría, se busca consenso, lo que produce parálisis en las decisiones importantes.  No hay ninguna duda que el desarrollo de la ciencia y la tecnología continuarán siendo claves para las décadas por venir. Lo que también parece un hecho es que el éxito desmesurado del paradigma moderno nos ha colocado a las puertas de la autodestrucción, lo que exige nuevos códigos de pensamiento que permitan lidiar con los problemas concretos como detener la deforestación, reducir los niveles de contaminación, asumir la imposibilidad de continuar con la espiral creciente de utilización desordenada de recursos materiales, minerales y humanos, evitar regresiones a sistemas políticos autoritarios, encarar con humanidad y empatía temas como la migración, la trata de personas y la violencia intrafamiliar, abatir la pobreza y la desigualdad económica, social y cultural entre muchas otras. El pluralismo intenta asumir una vanguardia ideológica, ética y moral que nos ponga en el camino de resolver todo ello, pero conforme se ha radicalizado, ha empezado a mostrar debilidades y contradicciones muy profundas, de las que hablaremos en la siguiente entrega.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir 1 Einstein, Albert, Mis ideas y opiniones, Primera Edición, España, Antoni Bosch Editor, 2011, Pág. 24" ["post_title"]=> string(33) "Aspectos positivos del Pluralismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "aspectos-positivos-del-pluralismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:13:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:13:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87752" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18778 (24) { ["ID"]=> int(87574) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-10 12:30:23" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-10 17:30:23" ["post_content"]=> string(4153) "Julio César Domínguez, mejor conocido como El Cata Domínguez, jugador del Cruz Azul, felizmente decidió hacer una gran fiesta para celebrar los 12 años de su hijo –jugador de las fuerzas básicas del mismo equipo–. No escatimó en gastos, invitó a sus amigos y contrató un servicio de Gotcha. Hasta ahí todo bien. Todos los padres queremos ver felices a nuestros hijos el día de su cumpleaños. ¿Por qué no? El Cata decide ir un poco más lejos para hacer más divertida y original la fiesta infantil, así que decide hacerla temática. No se le ocurrió ningún personaje de Marvel, AC o Disney, tampoco le da para organizar una fiesta con temática de fútbol o de algún otro deporte o pasatiempo propio de la edad de su hijo y de la gente normal y pensante. Elige entonces como tema para la fiesta el narco. Usted leyó bien. Convencido de su gran idea, decoró el lugar con globos, imágenes de granadas, metralletas y logos representativos del cártel del Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, uno de los criminales más peligrosos del mundo. El Cata decidió entonces ataviar a los chicos con chaquetas y gorras que llevaran las iniciales JGL (Joaquín Guzmán Loera), Chapo o Chapiza y les asignó armas de juguete que emulan metralletas, cuernos de chivo y rifles para que los niños se diviertan a lo grande jugando a ser capos de la mafia. Ignoro qué más hubo en la fiesta. Prefiero no saber qué les dio de comer, ni cuáles fueron los premios para los ganadores, ni qué tipo de bebidas ofreció para calmar la sed de los púberes invitados, quienes seguramente después de tanto jugar quedaron cansados y sedientos. Me pregunto yo: ¿una dosis temprana de ácido fólico durante el embarazo habría ayudado a prevenir esta tragedia?; ¿se les cayó cuando era bebé en el quirófano a los médicos o algún balonazo en el lóbulo pre frontal le impidió madurar su pensamiento?; ¿qué habría tenido que pasar para prevenir esta hecatombe neuronal? Resulta imperdonable que un adulto no solo idee una fiesta poniendo como héroes a narcotraficantes, asesinos a sueldo y criminales sin ningún tipo de valor ni conciencia, sino que además lo comparta en todas las redes sociales orgulloso de su idea y de la alegría que provocó en los invitados, entre los que no sé si alguno pensó que esto tal vez podía ser un poco raro. No hay disculpa pública que valga. Ya de por sí los mexicanos tendemos a la encumbrar  celebridades de dudoso comportamiento y buscamos vestirnos y comportarnos como artistas o famosos que no solo no aportan nada positivo a la sociedad, sino que se vuelven famosos por su escandaloso modo de vida, por sus impúdicas declaraciones e imágenes y por pretender ser líderes de opinión con base a información obtenida de las redes por sus homólogos. No, todavía podemos darles mejores ideas a nuestros hijos ¿Por qué no jugar a ser mafiosos, narcotraficantes y asesinos? ¿Exagero o más adelante trascender los juegos a la realidad pudiese ser una posibilidad? ¿Por qué no hacer conciertos clandestinos en la Ciudad de México y algunas ciudades del interior de la República Neonazista? Revivir esta ideología y reclutar simpatizantes para proclamar el odio racial y el genocidio ¿Qué sigue? Ya nada me extraña. ¿Rodadas  y caravanas para perseguir y agredir migrantes o gente en condición de calle? Poca fe en la humanidad nos queda después de leer este tipo de noticias, quisiésemos que fuera una broma, pero es triste reconocer que cada vez la teoría vuelve a ser confirmada. Somos una prueba de error de la naturaleza." ["post_title"]=> string(28) "Prófugos del ácido fólico" ["post_excerpt"]=> string(217) "El Cata Domínguez, jugador de Cruz Azul, se vio envuelto en un escándalo tras organizar una fiesta infantil con temática de narcoviolencia. ¿Qué valores puede inculcar a sus hijos alguien como El Cata Domínguez?" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "profugos-del-acido-folico" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-10 12:30:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-10 17:30:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87574" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(87752) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-13 13:36:45" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-13 18:36:45" ["post_content"]=> string(8670) "El Pluralismo puede resumirse en dos premisas: todos los seres humanos somos iguales y nuestra fortaleza está en asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  El 26 de diciembre de 2004 un terremoto submarino, convertido en un tsunami de proporciones apocalípticas, arrasó las costas de Asia y África oriental, matando a más de doscientas veinticinco mil personas y dejando a millones sin hogar y sin acceso a suministros básicos de supervivencia, sin contar los daños económicos, estimados en miles de millones de dólares. Se trata de un evento geológico del que hay una cantidad ingente de información técnica y objetiva. Sin embargo, más allá de la objetividad de los datos existentes, lo “novedoso” de la forma en que aquella tragedia fue abordada tiene una profunda cercanía con la visión pluralista.  Al mismo tiempo que todos los noticiarios y periódicos del mundo informaron objetivamente de lo ocurrido, llenándonos de datos técnicos y sociológicos, se grabaron miles de videos caseros que terminaron publicados en blogs personales llegando al mundo entero a través de internet. De forma espontánea y general se retiró el foco de la “gran historia” de las placas tectónicas y las implicaciones geopolíticas y económicas para centrar la atención en las miles de pequeñas experiencias y testimonios grabadas en video, de perspectivas particulares y únicas que humanizaron la tragedia. Ahora, además de enterarnos de los hechos, podíamos empatizar con las personas diluyendo las barreras de tiempo y espacio. Sin que nadie pudiese preverlo, terminamos sumergidos en una revolución empática producto de la visión pluralista que agrupa una serie de premisas que alimentan buena parte de la vanguardia ideológica del mundo occidental del siglo XXI. En 1934 Albert Einstein escribió: “Cuando revisamos nuestras vidas y afanes, pronto advertimos que casi todas nuestras acciones y deseos están ligados a la existencia de otros seres humanos. Percibimos que nuestro carácter es muy parecido al de los animales sociales. Comemos alimentos que otros han producido, vestimos ropas que otros han hecho, vivimos en casas que han construido otros. La mayor parte de nuestros conocimientos y creencias nos han sido comunicados por otras personas por medio de un lenguaje que otros han creado. […] Hemos de admitir, en consecuencia, que debemos nuestra principal ventaja sobre los animales al hecho de vivir en sociedad1”. En esta breve anotación podemos percibir muchos de los elementos que conforman la visión pluralista del mundo. Su desarrollo ha tenido lugar en contraste con el individualismo moderno y podríamos resumirla en dos premisas centrales: todos los seres humanos somos esencialmente iguales y nuestra fortaleza está en nuestra capacidad de asumirnos como parte del grupo social y cooperar en su desarrollo. Y la segunda, entendiéndonos como especie, la naturaleza, con todo lo que la constituye, no nos pertenece, sino que formamos parte de ella, con lo cual no tenemos derecho a disponer de sus recursos a nuestro antojo.  Estas dos comprensiones seminales dan lugar a un sinnúmero de ideas, teorías, comprensiones que van desde el feminismo, la ecología, los derechos civiles, el respeto a la diversidad sexual, la tolerancia, la inclusión, la libertad de decidir y un largo etcétera.    El individuo humano vale por ser individuo, pero también por ser miembro de un grupo social. La existencia de los otros es lo que le da auténtico valor a la persona, puesto que en el medio de la jungla, en la auténtica soledad, esa vida vale bien poco y los depredadores del entorno no sabrían diferenciarla de cualquier otro animal. Mientras el paradigma moderno lee la evolución de Darwin en clave de competencia, como “la supervivencia del más fuerte o del más apto”, para el pluralista la evolución funciona en términos de adaptación al medio y de cooperación entre los miembros de la especie porque ninguno habrá sobrevivir solo, por fuerte que sea y por mucho que supere a los demás.   El Pluralismo es una respuesta a la combinación entre hegemonía y decadencia de la modernidad, paradigma que al alcanzar el cenit de su potencial de progreso y desarrollo, empezó a evidenciar profundos problemas sistémicos irresolubles dentro del propio paradigma. El moderno hace las cosas porque puede, sin detenerse a pensar si “debería” hacerlas. La pauta central –y que lo convirtió en un paradigma muy exitoso– es el desarrollo y el progreso centrados en la productividad y la maximización del beneficio, y detenerse porque se acaban los bosques, porque la mano de obra está mal pagada, porque se contamina el agua, porque se extinguen las especies no está dentro de su ADN. Se necesita del surgimiento del Pluralista para realizar esa reflexión.  En 1776 James Watt patentó el motor de vapor que se convertiría en el corazón de una nueva era energética que propulsaría trenes, barcos y la industria en general hasta la aparición del petróleo, descubierto por Edwin Laurentine Drake en 1859. Sin embargo para ninguno de los dos resultaba posible prever los problemas de contaminación y deforestación que el devenir de la modernidad provocaría a partir de sus aportaciones al progreso de la época. La modernidad podía llevar esta tendencia de progreso hasta el límite, pero no resolver sus contradicciones. Para ello se requería una nueva visión que se replanteara el rumbo y encontrar soluciones a problemas que dentro del paradigma anterior resultan incomprensibles.    A diferencia del paradigma moderno, que renunció a la subjetividad para centrar su visión de lo verdadero a lo material, el pluralista retoma la importancia de la interioridad así como el vínculo con el Otro y su relación con lo colectivo, a la que coloca en el primer plano. La igualdad, el consenso y la diversidad se convierten en valores centrales. Busca que la autoridad recaiga en el grupo y privilegia la democracia, pero más que mayoría, se busca consenso, lo que produce parálisis en las decisiones importantes.  No hay ninguna duda que el desarrollo de la ciencia y la tecnología continuarán siendo claves para las décadas por venir. Lo que también parece un hecho es que el éxito desmesurado del paradigma moderno nos ha colocado a las puertas de la autodestrucción, lo que exige nuevos códigos de pensamiento que permitan lidiar con los problemas concretos como detener la deforestación, reducir los niveles de contaminación, asumir la imposibilidad de continuar con la espiral creciente de utilización desordenada de recursos materiales, minerales y humanos, evitar regresiones a sistemas políticos autoritarios, encarar con humanidad y empatía temas como la migración, la trata de personas y la violencia intrafamiliar, abatir la pobreza y la desigualdad económica, social y cultural entre muchas otras. El pluralismo intenta asumir una vanguardia ideológica, ética y moral que nos ponga en el camino de resolver todo ello, pero conforme se ha radicalizado, ha empezado a mostrar debilidades y contradicciones muy profundas, de las que hablaremos en la siguiente entrega.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir 1 Einstein, Albert, Mis ideas y opiniones, Primera Edición, España, Antoni Bosch Editor, 2011, Pág. 24" ["post_title"]=> string(33) "Aspectos positivos del Pluralismo" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(33) "aspectos-positivos-del-pluralismo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-19 02:13:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-19 07:13:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87752" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(44) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "f8d66147ea081f92d5781b02a75ac94d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Pluralismo

Aspectos positivos del Pluralismo

El Pluralismo puede resumirse en dos premisas: todos los seres humanos somos iguales y nuestra fortaleza está en asumirnos como parte del...

enero 13, 2023

Prófugos del ácido fólico

El Cata Domínguez, jugador de Cruz Azul, se vio envuelto en un escándalo tras organizar una fiesta infantil con temática de narcoviolencia....

enero 10, 2023




Más de categoría
amlo detras de su estrado

El instigador

Hay muchísimas formas de dar órdenes, especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un...

enero 27, 2023
Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo existen las interpretaciones. Asumiendo como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen. En enero de 2017, tras la ceremonia de investidura de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, declaró que dicha ceremonia había sido “la más atendida de la historia”, citando números desfasados y negando la enorme cantidad de material fotográfico, videos y datos procedentes de prensa, instituciones y hasta del propio transporte público que mostraban una realidad muy distinta. Más tarde, cuando en entrevista televisiva, le preguntaron a la Consejera de Presidencia, Kellyanne Conway, acerca de dichas declaraciones, respondió, esbozando una enigmática sonrisa, que los datos inventados por Spicer no eran falsos sino “hechos alternativos”, a lo que el presentador de NBC News, Chuck Todd, le respondió: "Los hechos alternativos no son hechos. Son falsedades". Y dicho periodista hizo énfasis en otra cosa más: si en su primera presentación ante la prensa, y acerca de un hecho en última instancia tan intrascendente, el nuevo gobierno era capaz de mentir de un modo tan flagrante y cínico, qué podría esperarles en el futuro. El equipo del expresidente Trump no reconocía estar mintiendo. Paras ellos la nueva versión de la verdad, construida a partir de sus propias percepciones, era tan válida como los conteos objetivos y las referencias históricas de las toma de posesión anteriores. La verdad era producto de la percepción y su validez se asentaba en el hecho simple de considerarla como tal. El Oxford English Dictionary asegura que la posverdad “denota circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos en la opinión pública que aquellos que apelan al emoción y a las creencias personales”. Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. De hecho se basa en una premisa muy simple, sostenida en la visión posmoderna que afirma que la verdad no existe, sólo versiones o interpretaciones de la realidad. Tras asumir como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen, y es ese territorio ambiguo el individuo se siente con la capacidad de construir una versión de los acontecimientos que reflejen aquello que desea expresar. La verdad ya no es sólo relativa a una perspectiva o un contexto, ya no es que se vea influida por la interioridad, los miedos, las creencias o los deseos de un individuo, sino que simple y llanamente es producto de la voluntad de quien la crea. La Posverdad se ajusta a las conveniencias de quien pretende imponerla y es inmune a cualquier evidencia empírica u objetiva si ésta contradice los prejuicios, ideología, visión del mundo o, incluso, apetencias u odios coyunturales de quien la defiende. Equivale a aceptar que vivimos en un mundo donde los hechos dejan de ser objetivos y se convierten en optativos, donde lo concreto se ajusta a la interpretación personal del momento y, aunque en principio parece cómodo y satisfactorio, a la larga nos obliga a vivir en un mundo incierto donde no hay referentes comunes a los cuales asirse. Antecedentes de la posverdad Desde el siglo XVIII, o incluso antes, comenzó a intuirse que el contenido de la psique ejerce una influencia importante sobre la percepción, la cognición y el comportamiento humano. La forma en que entendemos lo que nos rodea se vuelve determinante para manifestar una conducta, con lo cual comenzó a entrar en crisis la idea de que la realidad es sólo aquello que ocupa un lugar en el espacio-tiempo para comenzar a darle una cierta importancia a lo que sucede en la subjetividad. Freud lleva todo esto un paso más allá y diseña sus potentes teorías acerca del inconsciente y de ahí podríamos hacer un seguimiento de todo el desarrollo de la psicología del siglo XX. Sin embargo, quizá el más claro antecedente, tanto del posmodernismo como de su manifestación patológica que conocemos como posverdad, lo tengamos en el filósofo alemán Friedrich Nietzsche, quien en el siglo XIX aseguró que “no hay hechos, sino sólo interpretaciones”. La verdad dejó de ser algo objetivamente válido para todos y pasó, tras el abuso perverso de quien la lleva hasta la posverdad, a convertirse en una propiedad particular, donde la verdad es lo que yo interpreto como ocurrido sin importar datos, testimonios o referencias que lo desmientan. Quienes en su momento defendieron el Brexit no basaron su postura en los hechos, sino en la creencia inducida por quienes defendían esa narrativa, de que Inglaterra estaría mejor fuera de la Unión, aunque no hubiese ningún dato objetivo que lo probara esa hipótesis. Ken Wilber asegura que la generación Boomer, la inmediata posterior a la Segunda Guerra Mundial y primera posmoderna, educó a sus hijos, no tanto enfocados en defender la verdad, pues sabían que ésta era una construcción, sino centrados en enseñar y promover la autoestima. Sentirme validado es mucho más importante que prestar atención a los hechos. La autoestima enfocada así, asegura Wilber, no hace sino fomentar el narcisismo. Si bien puede considerársele a Donald Trump como el rey de la posverdad, lo cierto es que se trata de una práctica mucho más extendida y popular de que se supone. Este narcisismo del que habla Wilber se manifiesta de muchas formas. Quizá la más inocua sea la representada por la “cultura selfie”, donde la realidad directamente se retoca sin pudor para que la imagen personal se adapte, no a lo que veo, no a lo que es, sino a lo quisiera ver y es esa imagen “renovada” la que se muestra como verdadera. Las redes sociales se convierten entonces en cajas de resonancia para trasmitir posverdades complacientes y reconfortantes. Pero es cada vez más habitual, y mucho más dañino para la construcción de un mundo en común, participar en discusiones que terminan con frases como esta: “yo tengo mi verdad y tú tienes la tuya”. Ante esta forma de entender la realidad no sólo no consideramos necesario esforzarnos por encontrar puntos en común y buscar un acuerdo, ni siquiera nos interesa lo que el otro pretende decirnos con “su verdad” ni que parte de esa versión podría servirnos para ampliar o complementar la nuestra. Estamos tan identificados con nuestras creencias y es tan frecuente encontrar voces que confirman nuestra visión, que resulta muy difícil cuestionarlas. Como asegura Rutger Bregman en Utopía para realistas, se requiere ser tremendamente valiente para cambiar de opinión porque muchas veces implica rectificar nuestra comprensión de las cosas: “Cuando la realidad choca con nuestras convicciones más profundas, preferimos recalibrar la realidad que corregir nuestra visión del mundo. No sólo eso, nos volvemos aún más inflexibles que antes en nuestras creencias” (Bregman, Utopía para realistas, 2017, P. 217-218). Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir Facebook: Juan Carlos Aldir

La posverdad, el extremo de la patología posmoderna

Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo...

enero 27, 2023

Justicia para María Elena Ríos

María Elena Ríos Ortiz es una saxofonista que sufrió un ataque de ácido que le desfiguró gran parte de...

enero 26, 2023
carga en avion

El problema del manejo de la carga aérea

El AIFA hoy no tiene las instalaciones necesarias para el manejo de carga aérea. Tienen un área para ello...

enero 25, 2023