“REDUCCIÓN EN EL PEF 2021 NO AFECTARÁ EL COMBATE A LA POBREZA E INSEGURIDAD”: MBH

Mi gobierno tiene una visión humana y de cercanía a la gente, agregó el titular del Ejecutivo Puebla necesita la colaboración de todos para salir de la crisis económica, indicó No habrá nuevos impuestos en el estado,...

9 de septiembre, 2020

  • Mi gobierno tiene una visión humana y de cercanía a la gente, agregó el titular del Ejecutivo
  • Puebla necesita la colaboración de todos para salir de la crisis económica, indicó
  • No habrá nuevos impuestos en el estado, aclaró

CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- Al señalar que su gobierno tiene una visión humana y de cercanía a la gente, el gobernador Miguel Barbosa Huerta precisó que su administración seguirá con las acciones para combatir la pobreza, la inseguridad y la corrupción pese a la reducción en el recurso del Gasto Programable dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021.

Además, aclaró que si bien, el Gobierno del Estado pondrá mucho esmero para recaudar recursos propios y compensar los ajustes de la federación, no habrá nuevos impuestos que afecten la economía de las y los poblanos.

En videoconferencia de prensa en Casa Aguayo, el mandatario dijo que hoy, Puebla necesita la colaboración de todas y todos para enfrentar la crisis económica y trabajar por los que menos tienen.

Refirió que los ajustes en el presupuesto de la federación para el 2021, se derivan por las condiciones de la economía mundial; sin embargo, dijo que es tiempo de actuar con mucha fuerza, con austeridad y con honradez para destinar cada peso del estado a un propósito humano y útil para la sociedad.

En este sentido, comentó que Puebla al ser un estado manufacturero, el gobierno también fortalecerá y cuidará las grandes inversiones nacionales y extranjeras, así como los apoyos al campo, pues este último debe ser la fábrica más importante del país.

Barbosa Huerta reiteró que es necesaria la colaboración de todas y todos para seguir adelante y apoyar a las personas en situación de vulnerabilidad con los recursos que estén disponibles.

Comentarios


object(WP_Query)#18810 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29813) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "11-01-2023" ["before"]=> string(10) "08-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29813) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "11-01-2023" ["before"]=> string(10) "08-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18814 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18812 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18813 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "11-01-2023" ["before"]=> string(10) "08-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-11 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-08 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (29813) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18811 (24) { ["ID"]=> int(88266) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-27 13:41:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-27 18:41:24" ["post_content"]=> string(7372) "No es necesario ser Sherlock Holmes  para asegurar que en el caso del atentado contra la vida de Ciro Gómez Leyva NO SE VA A ENCONTRAR A UN AUTOR INTELECTUAL, propiamente dicho. Ya se sabe que hay varios detenidos acusados de ser autores materiales del intento de homicidio contra el periodista, PERO suponiendo que no sean chivos expiatorios, insisto en que no conoceremos a un “autor intelectual” con cuya detención, el famoso periodista pueda respirar tranquilo nuevamente. En este caso, EL PRINCIPAL RESPONSABLE es EL INSTIGADOR. ¿QUÉ ES UN INSTIGADOR? Para que estas líneas se desarrollen “sin politiquería”, me permito transcribir la definición de INSTIGAR conforme al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. INSTIGAR
  1. TR. INDUCIR A ALGUIEN A UNA ACCIÓN, generalmente considerada como negativa. 
  2. tr. Tramar o preparar con astucia algo. 
Es un hecho público y notorio del que existen miles de pruebas videograbadas, que López Obrador dedica sus mañaneras a un doble propósito: Las dedica a victimizarse y a EXALTARSE A SÍ MISMO; azuza, instiga, ofende, agrede, intimida, contrapone, envenena, difama, injuria, calumnia, denuesta y denigra PRINCIPALMENTE A LOS PERIODISTAS que lo critican. NADIE PUEDE NEGAR el nexo CAUSA-EFECTO existente entre el diario discurso de López Obrador, y la muerte de 40 periodistas en lo que va de su sexenio. El todavía presidente no se limita a instigar contra periodistas; instiga contra el Poder Judicial, contra el Instituto Nacional Electoral, contra la UNAM, contra los conservadores, los aspiracionistas, los fifís y todos los que él considera sus adversarios. En una de sus peroratas recientes, juró que él no sería capaz de mandar matar a nadie… Lo que AMLO quiso decir es que no sería capaz de ordenar por escrito y con su firma, que se prive de la vida a alguien. Hay muchísimas formas de dar órdenes, muy especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un ademán, una mirada para que sobren acomedidos que interpreten la señal y ejecuten a los adversarios incómodos. Podría fincársele a López Obrador una responsabilidad penal como INSTIGADOR de los atentados contra periodistas; ¿especialmente el reciente caso de Gómez Leyva? Jurídicamente, la respuesta es que SÍ. Para comenzar, desde que alcanzó  la presidencia de la República, comete el delito federal de PECULADO  todos los días, durante al menos dos horas. CÓDIGO PENAL FEDERAL. ARTÍCULO 223.- COMETE EL DELITO DE PECULADO: II.-El servidor público que ILÍCITAMENTE UTILICE FONDOS PÚBLICOS… …CON EL OBJETO DE PROMOVER LA IMAGEN POLÍTICA O SOCIAL DE SU PERSONA… o A FIN DE DENIGRAR A CUALQUIER PERSONA; Todos los días, López Obrador UTILIZA ILÍCITAMENTE FONDOS PÚBLICOS para PROMOVER SU PROPIA IMAGEN POLÍTICA, y se dedica a INSTIGAR a la opinión pública, DENIGRANDO PERIODISTAS cuya vida no solamente PONE EN PELIGRO DIARIAMENTE, sino que ha resultado en decenas de  muertes durante su sexenio. PROVOCACIÓN DE DELITOS ARTÍCULO 208.- AL QUE PROVOQUE PÚBLICAMENTE A COMETER UN DELITO, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; EN CASO CONTRARIO SE APLICARÁ AL PROVOCADOR LA SANCIÓN QUE LE CORRESPONDA POR SU PARTICIPACIÓN EN EL DELITO COMETIDO. Si algo define al ambicioso tabasqueño, es que ES UN PROVOCADOR. Todos los días desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional PROVOCA PÚBLICAMENTE INSTIGANDO Y POLARIZANDO A LA SOCIEDAD.
También descubre:
Al descalificar al INE, AMLO descalifica su victoria de 2018 (ruizhealytimes.com) En el caso de las decenas de periodistas muertos durante su estancia en Palacio Nacional, podría serle aplicable la última parte del artículo 208 del Código Penal según le  pueda corresponder por su participación en los homicidios de periodistas que sí se consumaron. Es decir que sería corresponsable de homicidio calificado. En el caso de LA TENTATIVA DE HOMICIDIO CONTRA  CIRO GÓMEZ LEYVA, López Obrador tendría que cumplir hasta  CIENTO OCHENTA JORNADAS DE TRABAJO EN FAVOR DE LA COMUNIDAD. Para alguien como el exfósil universitario que jamás ha trabajado, cumplir la terrible condena de TENER QUE TRABAJAR CIENTO OCHENTA JORNADAS EN FAVOR DE LA COMUNIDAD, es un castigo imposible. Imposible para alguien que en cuatro años de ostentar la presidencia, solamente ha hecho daños gravísimos y quebrantos patrimoniales incalculables a la Nación.  No puedo dejar de pensar en el breve poema de Ernesto Cardenal, dirigido a Anastasio Somoza: ESCAPARÁS  A MIS VERSOS, GENERAL, PERO NO ESCAPARÁS DE MIS LECTORES. Los muchos  periodistas asesinados, alcanzarán una inmortalidad que la historia niega a los sátrapas resentidos. Los periodistas agraviados hoy desde Palacio Nacional, como Ciro Gómez Leyva,  Carlos Loret de Mola, Carlos Alazraki, Joaquin López Dóriga, Pedro Ferriz de Con, Carmen Aristegui, Carlos Marin, Enrique Krauze, Jesús Silva Herzog y Héctor de Mauleon, entre otros muchos, perdurarán a través del testamento de SUS REPORTAJES, COLUMNAS, PROGRAMAS, ARTÍCULOS Y LIBROS, y seguirán siendo escuchados y leídos dando testimonio de esta oscura etapa de México cuando la palabrería tóxica de AMLO haya dejado de resonar, y nuestra patria haya recuperado el camino de la luz. EL MURO DE INTRANSIGENCIA QUE HOY RODEA AL PALACIO NACIONAL, SOLAMENTE PUEDE HACERLE ECO A LAS VOCES QUE PRETENDE ACALLAR. *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(13) "El instigador" ["post_excerpt"]=> string(191) "Hay muchísimas formas de dar órdenes, especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un ademán, una mirada para que sobren acomedidos que interpreten la señal." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "el-instigador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-27 13:41:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-27 18:41:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88266" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18776 (24) { ["ID"]=> int(88253) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-27 11:42:59" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-27 16:42:59" ["post_content"]=> string(10372) "Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo existen las interpretaciones. Asumiendo como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen.   En enero de 2017, tras la ceremonia de investidura de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, declaró que dicha ceremonia había sido “la más atendida de la historia”, citando números desfasados y negando la enorme cantidad de material fotográfico, videos y datos procedentes de prensa, instituciones y hasta del propio transporte público que mostraban una realidad muy distinta. Más tarde, cuando en entrevista televisiva, le preguntaron a la Consejera de Presidencia, Kellyanne Conway, acerca de dichas declaraciones, respondió, esbozando una enigmática sonrisa, que los datos inventados por Spicer no eran falsos sino “hechos alternativos”, a lo que el presentador de NBC News, Chuck Todd, le respondió: "Los hechos alternativos no son hechos. Son falsedades1". Y dicho periodista hizo énfasis en otra cosa más: si en su primera presentación ante la prensa, y acerca de un hecho en última instancia tan intrascendente, el nuevo gobierno era capaz de mentir de un modo tan flagrante y cínico, qué podría esperarles en el futuro.   El equipo del expresidente Trump no reconocía estar mintiendo. Paras ellos la nueva versión de la verdad, construida a partir de sus propias percepciones, era tan válida como los conteos objetivos y las referencias históricas de las toma de posesión anteriores. La verdad era producto de la percepción y su validez se asentaba en el hecho simple de considerarla como tal.  El Oxford English Dictionary asegura que la posverdad “denota circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos en la opinión pública que aquellos que apelan al emoción y a las creencias personales2. Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. De hecho se basa en una premisa muy simple, sostenida en la visión posmoderna que afirma que la verdad no existe, sólo versiones o interpretaciones de la realidad. Tras asumir como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen, y es ese territorio ambiguo el individuo se siente con la capacidad de construir una versión de los acontecimientos que reflejen aquello que desea expresar. La verdad ya no es sólo relativa a una perspectiva o un contexto, ya no es que se vea influida por la interioridad, los miedos, las creencias o los deseos de un individuo, sino que simple y llanamente es producto de la voluntad de quien la crea.  La Posverdad se ajusta a las conveniencias de quien pretende imponerla y es inmune a cualquier evidencia empírica u objetiva si ésta contradice los prejuicios, ideología, visión del mundo o, incluso, apetencias u odios coyunturales de quien la defiende. Equivale a aceptar que vivimos en un mundo donde los hechos dejan de ser objetivos y se convierten en optativos, donde lo concreto se ajusta a la interpretación personal del momento y, aunque en principio parece cómodo y satisfactorio, a la larga nos obliga a vivir en un mundo incierto donde no hay referentes comunes a los cuales asirse.

Te puede interesar:

ChatGPT es únicamente la punta del iceberg

Antecedentes de la posverdad

Desde el siglo XVIII, o incluso antes, comenzó a intuirse que el contenido de la psique ejerce una influencia importante sobre la percepción, la cognición y el comportamiento humano. La forma en que entendemos lo que nos rodea se vuelve determinante para manifestar una conducta, con lo cual comenzó a entrar en crisis la idea de que la realidad es sólo aquello que ocupa un lugar en el espacio-tiempo para comenzar a darle una cierta importancia a lo que sucede en la subjetividad. Freud lleva todo esto un paso más allá y diseña sus potentes teorías acerca del inconsciente y de ahí podríamos hacer un seguimiento de todo el desarrollo de la psicología del siglo XX.  Sin embargo, quizá el más claro antecedente, tanto del posmodernismo como de su manifestación patológica que conocemos como posverdad, lo tengamos en el filósofo alemán Friedrich Nietzsche, quien en el siglo XIX aseguró que “no hay hechos, sino sólo interpretaciones”. La verdad dejó de ser algo objetivamente válido para todos y pasó, tras el abuso perverso de quien la lleva hasta la posverdad, a convertirse en una propiedad particular, donde la verdad es lo que yo interpreto como ocurrido sin importar datos, testimonios o referencias que lo desmientan.  Quienes en su momento defendieron el Brexit no basaron su postura en los hechos, sino en la creencia inducida por quienes defendían esa narrativa, de que Inglaterra estaría mejor fuera de la Unión, aunque no hubiese ningún dato objetivo que lo probara esa hipótesis.   Ken Wilber asegura que la generación Boomer, la inmediata posterior a la Segunda Guerra Mundial y primera posmoderna, educó a sus hijos, no tanto enfocados en defender la verdad, pues sabían que ésta era una construcción, sino centrados en enseñar y promover la autoestima. Sentirme validado es mucho más importante que prestar atención a los hechos. La autoestima enfocada así, asegura Wilber, no hace sino fomentar el narcisismo3 Si bien puede considerársele a Donald Trump como el rey de la posverdad, lo cierto es que se trata de una práctica mucho más extendida y popular de que se supone. Este narcisismo del que habla Wilber se manifiesta de muchas formas. Quizá la más inocua sea la representada por la “cultura selfie”, donde la realidad directamente se retoca sin pudor para que la imagen personal se adapte, no a lo que veo, no a lo que es, sino a lo quisiera ver y es esa imagen “renovada” la que se muestra como verdadera. Las redes sociales se convierten entonces en cajas de resonancia para trasmitir posverdades complacientes y reconfortantes. Pero es cada vez más habitual, y mucho más dañino para la construcción de un mundo en común, participar en discusiones que terminan con frases como esta: “yo tengo mi verdad y tú tienes la tuya”. Ante esta forma de entender la realidad no sólo no consideramos necesario esforzarnos por encontrar puntos en común y buscar un acuerdo, ni siquiera nos interesa lo que el otro pretende decirnos con “su verdad” ni que parte de esa versión podría servirnos para ampliar o complementar la nuestra.  Estamos tan identificados con nuestras creencias y es tan frecuente encontrar voces que confirman nuestra visión, que resulta muy difícil cuestionarlas. Como asegura Rutger Bregman en Utopía para realistas4, se requiere ser tremendamente valiente para cambiar de opinión porque muchas veces implica rectificar nuestra comprensión de las cosas: “Cuando la realidad choca con nuestras convicciones más profundas, preferimos recalibrar la realidad que corregir nuestra visión del mundo. No sólo eso, nos volvemos aún más inflexibles que antes en nuestras creencias” (Bregman, Utopía para realistas, 2017, P. 217-218).   Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir  1Youtube, NBC News, Meet the press, “Kellyanne Conway: Press Secretary Sean Spicer Gave 'Alternative Facts’”. Enero 2017 https://www.youtube.com/watch?v=VSrEEDQgFc8 Consulta: 16 marzo 2022 2Oxford English Dictionary (2016) y definido como <relating to or denoting circumstances in which objective facts are less influential in shaping public opinions than appeals to emotion and personal belief>. Tomado de: Jiménez Huertas, Carme, Estamos hechos de lenguaje, Primera edición, Estados Unidos, Amazon, 2019, Pág. 238 3 Wilber, Trump y la posverdad, 2018, P. 45 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Pág. 45 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Págs. 202 4Bregman, Rutger, Utopía para realistas. A favor de la renta básica universal, la semana laboral de 15 horas y un mundo sin fronteras, Primera Edición, España, Salamandra, 2017, Págs. 300." ["post_title"]=> string(52) "La posverdad, el extremo de la patología posmoderna" ["post_excerpt"]=> string(141) "Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo existen las interpretaciones. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "la-posverdad-el-extremo-de-la-patologia-posmoderna" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-27 14:04:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-27 19:04:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88253" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18811 (24) { ["ID"]=> int(88266) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-27 13:41:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-27 18:41:24" ["post_content"]=> string(7372) "No es necesario ser Sherlock Holmes  para asegurar que en el caso del atentado contra la vida de Ciro Gómez Leyva NO SE VA A ENCONTRAR A UN AUTOR INTELECTUAL, propiamente dicho. Ya se sabe que hay varios detenidos acusados de ser autores materiales del intento de homicidio contra el periodista, PERO suponiendo que no sean chivos expiatorios, insisto en que no conoceremos a un “autor intelectual” con cuya detención, el famoso periodista pueda respirar tranquilo nuevamente. En este caso, EL PRINCIPAL RESPONSABLE es EL INSTIGADOR. ¿QUÉ ES UN INSTIGADOR? Para que estas líneas se desarrollen “sin politiquería”, me permito transcribir la definición de INSTIGAR conforme al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. INSTIGAR
  1. TR. INDUCIR A ALGUIEN A UNA ACCIÓN, generalmente considerada como negativa. 
  2. tr. Tramar o preparar con astucia algo. 
Es un hecho público y notorio del que existen miles de pruebas videograbadas, que López Obrador dedica sus mañaneras a un doble propósito: Las dedica a victimizarse y a EXALTARSE A SÍ MISMO; azuza, instiga, ofende, agrede, intimida, contrapone, envenena, difama, injuria, calumnia, denuesta y denigra PRINCIPALMENTE A LOS PERIODISTAS que lo critican. NADIE PUEDE NEGAR el nexo CAUSA-EFECTO existente entre el diario discurso de López Obrador, y la muerte de 40 periodistas en lo que va de su sexenio. El todavía presidente no se limita a instigar contra periodistas; instiga contra el Poder Judicial, contra el Instituto Nacional Electoral, contra la UNAM, contra los conservadores, los aspiracionistas, los fifís y todos los que él considera sus adversarios. En una de sus peroratas recientes, juró que él no sería capaz de mandar matar a nadie… Lo que AMLO quiso decir es que no sería capaz de ordenar por escrito y con su firma, que se prive de la vida a alguien. Hay muchísimas formas de dar órdenes, muy especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un ademán, una mirada para que sobren acomedidos que interpreten la señal y ejecuten a los adversarios incómodos. Podría fincársele a López Obrador una responsabilidad penal como INSTIGADOR de los atentados contra periodistas; ¿especialmente el reciente caso de Gómez Leyva? Jurídicamente, la respuesta es que SÍ. Para comenzar, desde que alcanzó  la presidencia de la República, comete el delito federal de PECULADO  todos los días, durante al menos dos horas. CÓDIGO PENAL FEDERAL. ARTÍCULO 223.- COMETE EL DELITO DE PECULADO: II.-El servidor público que ILÍCITAMENTE UTILICE FONDOS PÚBLICOS… …CON EL OBJETO DE PROMOVER LA IMAGEN POLÍTICA O SOCIAL DE SU PERSONA… o A FIN DE DENIGRAR A CUALQUIER PERSONA; Todos los días, López Obrador UTILIZA ILÍCITAMENTE FONDOS PÚBLICOS para PROMOVER SU PROPIA IMAGEN POLÍTICA, y se dedica a INSTIGAR a la opinión pública, DENIGRANDO PERIODISTAS cuya vida no solamente PONE EN PELIGRO DIARIAMENTE, sino que ha resultado en decenas de  muertes durante su sexenio. PROVOCACIÓN DE DELITOS ARTÍCULO 208.- AL QUE PROVOQUE PÚBLICAMENTE A COMETER UN DELITO, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; EN CASO CONTRARIO SE APLICARÁ AL PROVOCADOR LA SANCIÓN QUE LE CORRESPONDA POR SU PARTICIPACIÓN EN EL DELITO COMETIDO. Si algo define al ambicioso tabasqueño, es que ES UN PROVOCADOR. Todos los días desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional PROVOCA PÚBLICAMENTE INSTIGANDO Y POLARIZANDO A LA SOCIEDAD.
También descubre:
Al descalificar al INE, AMLO descalifica su victoria de 2018 (ruizhealytimes.com) En el caso de las decenas de periodistas muertos durante su estancia en Palacio Nacional, podría serle aplicable la última parte del artículo 208 del Código Penal según le  pueda corresponder por su participación en los homicidios de periodistas que sí se consumaron. Es decir que sería corresponsable de homicidio calificado. En el caso de LA TENTATIVA DE HOMICIDIO CONTRA  CIRO GÓMEZ LEYVA, López Obrador tendría que cumplir hasta  CIENTO OCHENTA JORNADAS DE TRABAJO EN FAVOR DE LA COMUNIDAD. Para alguien como el exfósil universitario que jamás ha trabajado, cumplir la terrible condena de TENER QUE TRABAJAR CIENTO OCHENTA JORNADAS EN FAVOR DE LA COMUNIDAD, es un castigo imposible. Imposible para alguien que en cuatro años de ostentar la presidencia, solamente ha hecho daños gravísimos y quebrantos patrimoniales incalculables a la Nación.  No puedo dejar de pensar en el breve poema de Ernesto Cardenal, dirigido a Anastasio Somoza: ESCAPARÁS  A MIS VERSOS, GENERAL, PERO NO ESCAPARÁS DE MIS LECTORES. Los muchos  periodistas asesinados, alcanzarán una inmortalidad que la historia niega a los sátrapas resentidos. Los periodistas agraviados hoy desde Palacio Nacional, como Ciro Gómez Leyva,  Carlos Loret de Mola, Carlos Alazraki, Joaquin López Dóriga, Pedro Ferriz de Con, Carmen Aristegui, Carlos Marin, Enrique Krauze, Jesús Silva Herzog y Héctor de Mauleon, entre otros muchos, perdurarán a través del testamento de SUS REPORTAJES, COLUMNAS, PROGRAMAS, ARTÍCULOS Y LIBROS, y seguirán siendo escuchados y leídos dando testimonio de esta oscura etapa de México cuando la palabrería tóxica de AMLO haya dejado de resonar, y nuestra patria haya recuperado el camino de la luz. EL MURO DE INTRANSIGENCIA QUE HOY RODEA AL PALACIO NACIONAL, SOLAMENTE PUEDE HACERLE ECO A LAS VOCES QUE PRETENDE ACALLAR. *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(13) "El instigador" ["post_excerpt"]=> string(191) "Hay muchísimas formas de dar órdenes, especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un ademán, una mirada para que sobren acomedidos que interpreten la señal." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(13) "el-instigador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-27 13:41:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-27 18:41:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88266" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "c54e76f74255844bea4d0d7c62bc66f8" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
amlo detras de su estrado

El instigador

Hay muchísimas formas de dar órdenes, especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un ademán, una mirada...

enero 27, 2023
Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo existen las interpretaciones. Asumiendo como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen. En enero de 2017, tras la ceremonia de investidura de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, declaró que dicha ceremonia había sido “la más atendida de la historia”, citando números desfasados y negando la enorme cantidad de material fotográfico, videos y datos procedentes de prensa, instituciones y hasta del propio transporte público que mostraban una realidad muy distinta. Más tarde, cuando en entrevista televisiva, le preguntaron a la Consejera de Presidencia, Kellyanne Conway, acerca de dichas declaraciones, respondió, esbozando una enigmática sonrisa, que los datos inventados por Spicer no eran falsos sino “hechos alternativos”, a lo que el presentador de NBC News, Chuck Todd, le respondió: "Los hechos alternativos no son hechos. Son falsedades". Y dicho periodista hizo énfasis en otra cosa más: si en su primera presentación ante la prensa, y acerca de un hecho en última instancia tan intrascendente, el nuevo gobierno era capaz de mentir de un modo tan flagrante y cínico, qué podría esperarles en el futuro. El equipo del expresidente Trump no reconocía estar mintiendo. Paras ellos la nueva versión de la verdad, construida a partir de sus propias percepciones, era tan válida como los conteos objetivos y las referencias históricas de las toma de posesión anteriores. La verdad era producto de la percepción y su validez se asentaba en el hecho simple de considerarla como tal. El Oxford English Dictionary asegura que la posverdad “denota circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos en la opinión pública que aquellos que apelan al emoción y a las creencias personales”. Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. De hecho se basa en una premisa muy simple, sostenida en la visión posmoderna que afirma que la verdad no existe, sólo versiones o interpretaciones de la realidad. Tras asumir como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen, y es ese territorio ambiguo el individuo se siente con la capacidad de construir una versión de los acontecimientos que reflejen aquello que desea expresar. La verdad ya no es sólo relativa a una perspectiva o un contexto, ya no es que se vea influida por la interioridad, los miedos, las creencias o los deseos de un individuo, sino que simple y llanamente es producto de la voluntad de quien la crea. La Posverdad se ajusta a las conveniencias de quien pretende imponerla y es inmune a cualquier evidencia empírica u objetiva si ésta contradice los prejuicios, ideología, visión del mundo o, incluso, apetencias u odios coyunturales de quien la defiende. Equivale a aceptar que vivimos en un mundo donde los hechos dejan de ser objetivos y se convierten en optativos, donde lo concreto se ajusta a la interpretación personal del momento y, aunque en principio parece cómodo y satisfactorio, a la larga nos obliga a vivir en un mundo incierto donde no hay referentes comunes a los cuales asirse. Antecedentes de la posverdad Desde el siglo XVIII, o incluso antes, comenzó a intuirse que el contenido de la psique ejerce una influencia importante sobre la percepción, la cognición y el comportamiento humano. La forma en que entendemos lo que nos rodea se vuelve determinante para manifestar una conducta, con lo cual comenzó a entrar en crisis la idea de que la realidad es sólo aquello que ocupa un lugar en el espacio-tiempo para comenzar a darle una cierta importancia a lo que sucede en la subjetividad. Freud lleva todo esto un paso más allá y diseña sus potentes teorías acerca del inconsciente y de ahí podríamos hacer un seguimiento de todo el desarrollo de la psicología del siglo XX. Sin embargo, quizá el más claro antecedente, tanto del posmodernismo como de su manifestación patológica que conocemos como posverdad, lo tengamos en el filósofo alemán Friedrich Nietzsche, quien en el siglo XIX aseguró que “no hay hechos, sino sólo interpretaciones”. La verdad dejó de ser algo objetivamente válido para todos y pasó, tras el abuso perverso de quien la lleva hasta la posverdad, a convertirse en una propiedad particular, donde la verdad es lo que yo interpreto como ocurrido sin importar datos, testimonios o referencias que lo desmientan. Quienes en su momento defendieron el Brexit no basaron su postura en los hechos, sino en la creencia inducida por quienes defendían esa narrativa, de que Inglaterra estaría mejor fuera de la Unión, aunque no hubiese ningún dato objetivo que lo probara esa hipótesis. Ken Wilber asegura que la generación Boomer, la inmediata posterior a la Segunda Guerra Mundial y primera posmoderna, educó a sus hijos, no tanto enfocados en defender la verdad, pues sabían que ésta era una construcción, sino centrados en enseñar y promover la autoestima. Sentirme validado es mucho más importante que prestar atención a los hechos. La autoestima enfocada así, asegura Wilber, no hace sino fomentar el narcisismo. Si bien puede considerársele a Donald Trump como el rey de la posverdad, lo cierto es que se trata de una práctica mucho más extendida y popular de que se supone. Este narcisismo del que habla Wilber se manifiesta de muchas formas. Quizá la más inocua sea la representada por la “cultura selfie”, donde la realidad directamente se retoca sin pudor para que la imagen personal se adapte, no a lo que veo, no a lo que es, sino a lo quisiera ver y es esa imagen “renovada” la que se muestra como verdadera. Las redes sociales se convierten entonces en cajas de resonancia para trasmitir posverdades complacientes y reconfortantes. Pero es cada vez más habitual, y mucho más dañino para la construcción de un mundo en común, participar en discusiones que terminan con frases como esta: “yo tengo mi verdad y tú tienes la tuya”. Ante esta forma de entender la realidad no sólo no consideramos necesario esforzarnos por encontrar puntos en común y buscar un acuerdo, ni siquiera nos interesa lo que el otro pretende decirnos con “su verdad” ni que parte de esa versión podría servirnos para ampliar o complementar la nuestra. Estamos tan identificados con nuestras creencias y es tan frecuente encontrar voces que confirman nuestra visión, que resulta muy difícil cuestionarlas. Como asegura Rutger Bregman en Utopía para realistas, se requiere ser tremendamente valiente para cambiar de opinión porque muchas veces implica rectificar nuestra comprensión de las cosas: “Cuando la realidad choca con nuestras convicciones más profundas, preferimos recalibrar la realidad que corregir nuestra visión del mundo. No sólo eso, nos volvemos aún más inflexibles que antes en nuestras creencias” (Bregman, Utopía para realistas, 2017, P. 217-218). Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir Facebook: Juan Carlos Aldir

La posverdad, el extremo de la patología posmoderna

Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo existen las interpretaciones.

enero 27, 2023




Más de categoría
Coahuila: ¿el oficialismo usó ese estado como moneda de cambio?

Coahuila: ¿el oficialismo usó ese estado como moneda de cambio?

En política, se suele afirmar, no existen las casualidades, y en dicho supuesto entraría la coyuntura electoral actual que...

febrero 8, 2023
Chernóbil

Mentiras

“El que dice una mentira no sabe qué tarea ha asumido, porque estará obligado a inventar veinte más para...

febrero 7, 2023
consumo de los más jóvenes

Patrones de consumo de los más jóvenes

A grandes rasgos, actualmente los jóvenes tienen gustos caros a pesar de tener bajos ingresos.

febrero 7, 2023
michelle rodriguez

Gordofobia. ¡Basta!

Asombra la enorme facilidad con la cual la gente juzga en redes sociales con su dedo inquisidor.

febrero 7, 2023