Obstáculos para ser auténtico

Debido a factores como el miedo al rechazo social, podemos adoptar conductas que nos alejen de nuestra autenticidad.

22 de julio, 2022

La autenticidad es un producto híbrido, que implica contención y razonamiento, lo mismo que aceptación de los impulsos, instintos, pulsiones y emociones. La animalidad nos constituye en la misma medida que la capacidad de reflexión y pensamiento. Sin embargo, en la búsqueda de la autenticidad solemos toparnos con diversos obstáculos. Aquí abordamos los cuatro principales.  

La semana anterior decíamos que una persona auténtica es aquella fiel a sí misma, que vive de acuerdo a valores y convicciones personales y que posee la capacidad de expresar talentos y características propias, ya sea que estas se correspondan, o no, con los estándares éticos, conductuales y morales que la sociedad de cada tiempo considera “correctas”. Sin embargo, hay una serie de actitudes internas, detonadas por diversos motivos que nos alejan, impiden o cuando menos complican que nos manifestemos plenamente auténticos. 

Desde una visión “esencialista” se defiende la idea de que, desde que nacemos, debido a nuestra genética, a nuestro temperamento y al carácter que potencialmente habremos de desarrollar, somos “algo” de manera innata y desde esta perspectiva somos auténticos cuando permitimos que se fluya con libertad esa esencia de la forma más pura posible. 

Otra visión, más existencialista, defiende la idea de que somos más bien una especie de “tabula rasa” y lo que somos lo vamos construyendo a lo largo de nuestra vida con nuestras decisiones, con las influencias de quienes nos rodean, con nuestros actos y con nuestras omisiones y desde esta visión somos auténticos si somos fieles a las posturas, decisiones y convicciones que asumamos consciente y racionalmente en cada momento de nuestra vida. El problema viene cuando nuestras decisiones, que suelen tener un carácter racional, no siempre están alineadas con nuestros instintos, pulsiones, obsesiones y deseos, lo que convierte esa búsqueda de autenticidad en una lucha entre diversos aspectos internos y externos del individuo. 

En lo que coinciden ambas visiones es en que el apremio de ser auténtico tiene como motivación y objetivo liberarse de los condicionamientos sociales y culturales que en apariencia lastran nuestra libertad y nuestra manifestación más honesta de lo que sentimos y pensamos.  

Si ser auténticos consistiese en dejar fluir nuestros impulsos naturales, los ingentes esfuerzos por educarnos y civilizarnos, crear reglas, leyes, marcos normativos que regulen la convivencia y el sin fin adicional de límites que ponemos justamente a esos impulsos harían que la historia humana fuese un despropósito.

Pero por el otro lado, si la rigidez moral, conductual, ética, legal, sexual… si todo el andamiaje de restricciones y censuras que hemos creado a lo largo de los siglos se cumpliera a rajatabla, produciendo represiones, cupla y opresión que llegarían a lo patológico, no tengo duda de que el mundo sería un lugar mucho peor del que hoy habitamos.

Eso indica que la autenticidad es más bien un producto híbrido, que implica porciones importantes de contención, límites y razonamiento, lo mismo que aceptación de los impulsos, instintos, pulsiones, emociones, anhelos y demás manifestaciones de animalidad que no conviene negar, porque, nos guste o no, nos constituye en la misma medida que la capacidad de reflexión y pensamiento. 

Centrémonos en el proceso que experimenta un bebé promedio que nace en un entorno occidental urbano: en sus primeras etapas, el bebé en puro instinto, pura naturaleza. Su energía vital está centrada en sobrevivir, en alimentarse, en encontrar calor y afecto sin que condicionamiento alguno lo limite. Sin embargo, conforme crece y recorre diversas etapas de desarrollo, requiere modular, mediante una educación que lo mismo impulsa que reprime, según el caso y el contexto, aquellas características tanto genéticas como aprendidas que permitan al nuevo individuo integrarse de la manera más sana y menos traumática posible al grupo social en que ha nacido.    

Quizá el momento crucial en lo referente a la autenticidad llega con la adolescencia. Se trata de una etapa donde llega la primera gran crisis existencial del individuo, donde entran en auténtica tensión los dos factores centrales de la vida hasta ese momento: la necesidad de pertenecer (a una familia, a un grupo de amigos, a un equipo deportivo, etc.) y el impulso de individualización que nos motiva a construirnos una identidad propia, única y singular. Esta tirantez entre los polos opuestos del Yo en muchas ocasiones encuentra formas de distensión y relajamiento, pero en muchas otras llega hasta la ruptura y casi siempre la gasolina que alimenta al motor de la rebeldía es precisamente la búsqueda de la autenticidad, de la voz, la acción, la forma personal y genuina de estar en el mundo, mediante la cual el Yo se asienta moldeando un primer bosquejo de identidad y personalidad propia, muchas veces a partir del contraste y la oposición.   

Sin embargo, en cualquiera de las formas y sentidos en que se manifieste, esta búsqueda de autenticidad suele toparse con cuatro obstáculos principales. 

El primero es que cuando somos adolescentes, nos damos cuenta por primera vez que no tenemos la menor idea de quién somos en realidad. Hemos vivido siempre bajo las reglas de la familia, de la escuela, del grupo de amigos, cediendo ante cualquier condicionamiento social con la intención de ser aceptados y sin una perspectiva clara de hacia dónde nos queremos dirigir. En este escenario de confusión no resulta sencillo dilucidar qué es aquello que responde a mi auténtico Yo. 

El segundo obstáculo es que, en aras de ser aceptados, nos comprometemos con ideologías, conductas, intenciones que no siempre tienen que ver con nuestras convicciones profundas y terminamos por no cumplir con las expectativas que creamos en los demás ni tampoco logramos ser fieles esa voz interior que contravenía aquellas promesas. Este escenario suele crear una profunda frustración y vacío, pues ni complacimos a los otros ni fuimos fieles con nuestros impulsos y necesidades. 

Un tercer obstáculo para alcanzar la autenticidad está en la suposición de que “ese que de verdad somos” habrá de gustarle y deberá ser aceptado por todos. No será así. Vivimos en un mundo polarizado como consecuencia de encarnizadas guerras culturales y en el caso de que logremos encontrar una expresión genuina de nuestra interioridad, si bien será bien recibida por muchos, para otro grupo será inaceptable. Entre más original y específica sea la manifestación del yo, el rechazo y la descalificación, así como la aceptación y el reconocimiento serán más puntuales y encontrados. Esta imposibilidad de una aprobación unánime es quizá el precio más evidente que debemos pagar por ser auténticos. Gestionar ese rechazo parcial de manera responsable y serena es, sin duda, señal de crecimiento y de consolidación de un yo maduro y equilibrado. 

El cuarto y más grave obstáculo para alcanzar la autenticidad está en renunciar a nuestros impulsos y deseos internos en aras de ajustarnos a los condicionamientos sociales en uso. Esta modalidad suele ser una de las más frecuentes; se trata de una racionalización del miedo a no ser aceptado. Ante esta posibilidad buscamos una solución práctica y fundamentada donde barajamos las supuestas mejores opciones a nuestro alcance, aceptando el trabajo “apropiado”, la pareja “correcta”, la personalidad con las virtudes “mejor valoradas”, el consejo bien intencionado y, mientras en la apariencia se nos admira por nuestra sensatez, en realidad implica una profunda renuncia que a larga no será valorada por nadie, puesto que seremos igual que los demás, y que, puesto que las costumbres y condicionamientos cambian, eventualmente será una postura superada y que nos producirá una frustración muy honda.  

Sin embargo, para poder esquivar estos cuatro obstáculos, hay una pregunta clave que debemos respondernos: ¿En qué consiste “ser fiel a uno mismo”? En la siguiente entrega profundizaremos en ella. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

 

Comentarios


object(WP_Query)#18051 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81299) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81299) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18049 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18018 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18011 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81299) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(81464) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-27 09:38:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-27 14:38:03" ["post_content"]=> string(13057) "Nos guste o no, para las generaciones actuales los dispositivos electrónicos se han convertido en el mejor aliado para mantener a sus hijos ocupados (para muchos, aún más cuando llega la temporada vacacional…); pero ¿de verdad no hay mejor amigo, mejor compañía, mejores cosas que hacer o mejor niñera? y… ¿qué pasaría si de pronto supieran que esa “supernani” tiene nombre, tiene rostro y además tiene toda la intención de abusar de ellos? ¿Abusar de un niño es más fácil que nunca? El grooming (del inglés groom, que hace referencia a conductas de acercamiento o preparación para un fin determinado) es el conjunto de conductas y acciones deliberadas por parte de un adulto (varón o mujer) para acosar y/o abusar (sexualmente) de un niño o adolescente, las cuales se dan, inicialmente, creando vínculos de confianza con ellos a través de diversos medios digitales. En muchos de los casos, el objetivo principal del groomer (acosador) es obtener material sexual de su víctima para promoverlo en redes de pornografía infantil. Existen dos tipos de grooming:
  • Sin fase previa de relación y generación de confianza: El adulto obtiene material de abuso sexual a través de las contraseñas del niño o adolescente o del hackeo de sus cuentas. En este caso el material es obtenido a la fuerza y la víctima puede desconocer cómo el groomer obtuvo las imágenes.
  • Con fase previa de generación de confianza: El adulto busca generar confianza y deja de ser un «desconocido». En este caso, la “amistad” se vuelve “consensuada” y/o el material es entregado voluntariamente.
Está en todas partes: más común y más real de lo que quisiéramos…  El acceso a internet sin control es el mayor peligro para niños y jóvenes, ya que, debido a su vulnerabilidad, se exponen a los ataques de los groomers en:
  1. Redes sociales: Instagram, Facebook, Snapchat, Twitter y otros.
  2. Apps de mensajería: Whatsapp, iMessage, Kik, Messenger, Telegramm, etc.
  3. Videojuegos: Desde Roblox, hasta los más sofisticados juegos por streaming.
  4. Plataformas de contenido: videos, fotografías e incluso sitios pornográficos a los que son invitados a acceder.
Por fortuna para los padres, las redes están llenas también de videos realizados expresamente para hacerlos conscientes de lo fácil que es convencer a los niños pequeños de ir con un extraño (ofreciendo regalos atractivos o información falsa sobre sus familias), a los adolescentes de entablar relaciones virtuales o de asistir a eventos a espaldas de sus padres o, en los casos más graves, a los adultos jóvenes de dejar su casa con la promesa de viajes o trabajos (todo esto con el objetivo de hacerlos parte de la extensa red de trata de blancas, tráfico de órganos y feminicidios que sabemos que existe). Es de suma importancia ver estos contenidos y poner atención en las estrategias que utilizan los perpetradores para poder así proteger a los hijos. Etapas del grooming: “Ven… Tengo dulces…” De acuerdo con un artículo publicado en savethechildren.es, las etapas del grooming son:
  • La creación de un vínculo de confianza. En muchos casos a través de sobornos o engaños el agresor contacta con la niña o niño y establece el vínculo de confianza. Para ello normalmente finge otra edad, muy cercana a la de la víctima. Además, puede que el abusador haga regalos, empatice a un nivel profundo con los niños y niñas haciendo que escucha sus problemas y aproveche esa información para chantajear después.
  • El aislamiento de la víctima. En esta fase el agresor persigue arrancar la red de apoyo natural del menor (familiares, amistades, docentes, etc.) dejándolo desprotegido. De esta manera insiste en la necesidad de mantener todo en secreto.
  • La valoración de los riesgos. El agresor tiende siempre a asegurar su posición, así que suele preguntar a la víctima si alguien más conoce su relación e intenta averiguar quién más tiene acceso al ordenador o dispositivo que utiliza el menor.
  • Conversaciones sobre sexo. Una vez se siente con confianza, el abusador empieza a introducir conversaciones sexuales de manera paulatina. Busca que la víctima se familiarice tanto con la temática sexual como con el vocabulario.
  • Las peticiones de naturaleza sexual. Este es el objetivo principal del online grooming. En esta última fase el criminal utiliza la manipulación, las amenazas, el chantaje o la coerción para que la víctima le envíe material sexual, relate fantasías sexuales o la relación culmine con un encuentro físico.
¿Cómo detectar si nuestros hijos son posibles víctimas? Como en toda situación de riesgo, lo más importante es conocer a nuestros hijos, observar sus conductas y palabras y estar atentos a señales como:
  • Manifestaciones repentinas de tristeza y/o cambios de humor.
  • Disminución del rendimiento escolar.
  • Necesidad de estar en soledad y retraimiento ante los adultos.
  • Incremento en el tiempo de uso de los dispositivos y, especialmente, si buscan estar a solas para hacerlo.
  • Muestras de nerviosismo o ansiedad al momento de utilizar los dispositivos con los que se conectan.
  • Lesiones físicas sin explicación.
Tips para prevenir el grooming Aunque como siempre, la mejor herramienta que tenemos es la educación que damos a nuestros hijos, algunas de las estrategias que pueden ayudar a prevenir el peligro del grooming son:
  • Crear vínculos de confianza que ponderen la reflexión y las conversaciones familiares.
  • Proveer una educación afectivo-sexual clara que les dé seguridad y fortalezca su autoestima.
  • Dialogar abiertamente sobre cualquier tema que les inquiete o les provoque curiosidad.
  • Usar herramientas de control parental que permitan bloquear, monitorear y/o limitar el uso de aplicaciones o contenidos en Internet.
  • Configurar las opciones de seguridad en redes sociales, juegos en línea o navegadores que utilicen las niñas, niños y adolescentes.
  • Conocer las redes sociales que utilizan y con quiénes se comunica.
  • Realizar un seguimiento constante de sus hábitos de uso de internet.
¿Qué debemos enseñar a nuestros hijos en cuanto al uso de las redes? Además de todo lo anterior, recordando de nuevo que lo más importante es educar y teniendo en cuenta que tampoco podemos prohibirles el uso de internet y aislarlos en una burbuja, ANTES de permitirles el uso de medios digitales, enseñémosles a: 
  • Tener contraseñas robustas, únicas y secretas (salvo de los padres).
  • Mantener los perfiles privados para evitar y eliminar el grooming.
  • No enviar fotos, videos o información a desconocidos.
  • Saber que las redes sociales permiten denunciar contenido inapropiado u ofensivo para que pueda ser removido de la plataforma.
  • En caso de que ya estén siendo acosados:
    • Dejar de interactuar con ese perfil o cuenta y acercarse a los padres si algo les incomoda, les parece extraño o simplemente no se sienten seguros.
    • Bloquear el perfil o cuenta de quien los acosa.
Se tenía que decir… ¡Y se dijo! Cierto es el dicho que afirma que la verdad no peca pero incomoda y en situaciones como esta, por fuerte que suene o que parezca, los padres y maestros tenemos la obligación de estar informados, de aceptar la realidad que enfrentan nuestros chicos y, lo más importante, de tomar las acciones que sean necesarias para protegerlos. No debemos temer a que se enojen ni asustarnos de tomar el papel que nos corresponde como adultos responsables de ellos: pongamos límites, observemos en todo momento y asumamos la obligación de cuidarlos aunque sea cansado, aunque sea duro y aunque sea difícil. Visita nuestro site y descubre la forma en la que ayudamos a nuestros alumnos y familias a utilizar la tecnología como una herramienta para aprender, crear y compartir, siempre con la inteligencia, la identidad, la integridad y la ciudadanía digital que necesitan los niños y jóvenes del siglo XXI. " ["post_title"]=> string(54) "Grooming: ¿Qué es y cómo proteger a nuestros hijos?" ["post_excerpt"]=> string(131) "Alejandra Ruiz Sánchez nos advierte de los peligros del grooming. Las víctimas suelen ser menores de edad a través de Internet. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "grooming-que-es-y-como-proteger-a-nuestros-hijos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-27 09:38:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-27 14:38:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81464" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17951 (24) { ["ID"]=> int(81536) ["post_author"]=> string(2) "72" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-28 19:28:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-29 00:28:58" ["post_content"]=> string(1060) "

 La Secretaría de Economía informa que el primer trimestre de 2022, registró un crecimiento en la economía de Puebla de 0.4 por ciento, calculado en 555 millones de pesos más respecto al último trimestre del año pasado.

En los primeros tres meses de 2022, el crecimiento anual de la economía se vio marcado por el sector primario (agricultura, ganadería, pesca y alimentación), que reportó un repunte del 2.5 por ciento, mientras que el sector terciario (comercio y servicios) creció en 3.9 por ciento.

Es importante destacar que el crecimiento en el sector terciario es el mejor en los últimos 10 años para un primer trimestre en términos anuales.

En específico el sector comercio creció 4.4 por ciento y los servicios 3.7 por ciento, para ser el sexto mejor a nivel nacional.

En la actividad industrial el sector energía eléctrica, agua y gas creció el 4.6 por ciento.

" ["post_title"]=> string(65) "Durante primer trimestre, economía de Puebla suma 555 mdp al PIB" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "durante-primer-trimestre-economia-de-puebla-suma-555-mdp-al-pib" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-28 19:28:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-29 00:28:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81536" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18052 (24) { ["ID"]=> int(81464) ["post_author"]=> string(2) "81" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-27 09:38:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-27 14:38:03" ["post_content"]=> string(13057) "Nos guste o no, para las generaciones actuales los dispositivos electrónicos se han convertido en el mejor aliado para mantener a sus hijos ocupados (para muchos, aún más cuando llega la temporada vacacional…); pero ¿de verdad no hay mejor amigo, mejor compañía, mejores cosas que hacer o mejor niñera? y… ¿qué pasaría si de pronto supieran que esa “supernani” tiene nombre, tiene rostro y además tiene toda la intención de abusar de ellos? ¿Abusar de un niño es más fácil que nunca? El grooming (del inglés groom, que hace referencia a conductas de acercamiento o preparación para un fin determinado) es el conjunto de conductas y acciones deliberadas por parte de un adulto (varón o mujer) para acosar y/o abusar (sexualmente) de un niño o adolescente, las cuales se dan, inicialmente, creando vínculos de confianza con ellos a través de diversos medios digitales. En muchos de los casos, el objetivo principal del groomer (acosador) es obtener material sexual de su víctima para promoverlo en redes de pornografía infantil. Existen dos tipos de grooming:
  • Sin fase previa de relación y generación de confianza: El adulto obtiene material de abuso sexual a través de las contraseñas del niño o adolescente o del hackeo de sus cuentas. En este caso el material es obtenido a la fuerza y la víctima puede desconocer cómo el groomer obtuvo las imágenes.
  • Con fase previa de generación de confianza: El adulto busca generar confianza y deja de ser un «desconocido». En este caso, la “amistad” se vuelve “consensuada” y/o el material es entregado voluntariamente.
Está en todas partes: más común y más real de lo que quisiéramos…  El acceso a internet sin control es el mayor peligro para niños y jóvenes, ya que, debido a su vulnerabilidad, se exponen a los ataques de los groomers en:
  1. Redes sociales: Instagram, Facebook, Snapchat, Twitter y otros.
  2. Apps de mensajería: Whatsapp, iMessage, Kik, Messenger, Telegramm, etc.
  3. Videojuegos: Desde Roblox, hasta los más sofisticados juegos por streaming.
  4. Plataformas de contenido: videos, fotografías e incluso sitios pornográficos a los que son invitados a acceder.
Por fortuna para los padres, las redes están llenas también de videos realizados expresamente para hacerlos conscientes de lo fácil que es convencer a los niños pequeños de ir con un extraño (ofreciendo regalos atractivos o información falsa sobre sus familias), a los adolescentes de entablar relaciones virtuales o de asistir a eventos a espaldas de sus padres o, en los casos más graves, a los adultos jóvenes de dejar su casa con la promesa de viajes o trabajos (todo esto con el objetivo de hacerlos parte de la extensa red de trata de blancas, tráfico de órganos y feminicidios que sabemos que existe). Es de suma importancia ver estos contenidos y poner atención en las estrategias que utilizan los perpetradores para poder así proteger a los hijos. Etapas del grooming: “Ven… Tengo dulces…” De acuerdo con un artículo publicado en savethechildren.es, las etapas del grooming son:
  • La creación de un vínculo de confianza. En muchos casos a través de sobornos o engaños el agresor contacta con la niña o niño y establece el vínculo de confianza. Para ello normalmente finge otra edad, muy cercana a la de la víctima. Además, puede que el abusador haga regalos, empatice a un nivel profundo con los niños y niñas haciendo que escucha sus problemas y aproveche esa información para chantajear después.
  • El aislamiento de la víctima. En esta fase el agresor persigue arrancar la red de apoyo natural del menor (familiares, amistades, docentes, etc.) dejándolo desprotegido. De esta manera insiste en la necesidad de mantener todo en secreto.
  • La valoración de los riesgos. El agresor tiende siempre a asegurar su posición, así que suele preguntar a la víctima si alguien más conoce su relación e intenta averiguar quién más tiene acceso al ordenador o dispositivo que utiliza el menor.
  • Conversaciones sobre sexo. Una vez se siente con confianza, el abusador empieza a introducir conversaciones sexuales de manera paulatina. Busca que la víctima se familiarice tanto con la temática sexual como con el vocabulario.
  • Las peticiones de naturaleza sexual. Este es el objetivo principal del online grooming. En esta última fase el criminal utiliza la manipulación, las amenazas, el chantaje o la coerción para que la víctima le envíe material sexual, relate fantasías sexuales o la relación culmine con un encuentro físico.
¿Cómo detectar si nuestros hijos son posibles víctimas? Como en toda situación de riesgo, lo más importante es conocer a nuestros hijos, observar sus conductas y palabras y estar atentos a señales como:
  • Manifestaciones repentinas de tristeza y/o cambios de humor.
  • Disminución del rendimiento escolar.
  • Necesidad de estar en soledad y retraimiento ante los adultos.
  • Incremento en el tiempo de uso de los dispositivos y, especialmente, si buscan estar a solas para hacerlo.
  • Muestras de nerviosismo o ansiedad al momento de utilizar los dispositivos con los que se conectan.
  • Lesiones físicas sin explicación.
Tips para prevenir el grooming Aunque como siempre, la mejor herramienta que tenemos es la educación que damos a nuestros hijos, algunas de las estrategias que pueden ayudar a prevenir el peligro del grooming son:
  • Crear vínculos de confianza que ponderen la reflexión y las conversaciones familiares.
  • Proveer una educación afectivo-sexual clara que les dé seguridad y fortalezca su autoestima.
  • Dialogar abiertamente sobre cualquier tema que les inquiete o les provoque curiosidad.
  • Usar herramientas de control parental que permitan bloquear, monitorear y/o limitar el uso de aplicaciones o contenidos en Internet.
  • Configurar las opciones de seguridad en redes sociales, juegos en línea o navegadores que utilicen las niñas, niños y adolescentes.
  • Conocer las redes sociales que utilizan y con quiénes se comunica.
  • Realizar un seguimiento constante de sus hábitos de uso de internet.
¿Qué debemos enseñar a nuestros hijos en cuanto al uso de las redes? Además de todo lo anterior, recordando de nuevo que lo más importante es educar y teniendo en cuenta que tampoco podemos prohibirles el uso de internet y aislarlos en una burbuja, ANTES de permitirles el uso de medios digitales, enseñémosles a: 
  • Tener contraseñas robustas, únicas y secretas (salvo de los padres).
  • Mantener los perfiles privados para evitar y eliminar el grooming.
  • No enviar fotos, videos o información a desconocidos.
  • Saber que las redes sociales permiten denunciar contenido inapropiado u ofensivo para que pueda ser removido de la plataforma.
  • En caso de que ya estén siendo acosados:
    • Dejar de interactuar con ese perfil o cuenta y acercarse a los padres si algo les incomoda, les parece extraño o simplemente no se sienten seguros.
    • Bloquear el perfil o cuenta de quien los acosa.
Se tenía que decir… ¡Y se dijo! Cierto es el dicho que afirma que la verdad no peca pero incomoda y en situaciones como esta, por fuerte que suene o que parezca, los padres y maestros tenemos la obligación de estar informados, de aceptar la realidad que enfrentan nuestros chicos y, lo más importante, de tomar las acciones que sean necesarias para protegerlos. No debemos temer a que se enojen ni asustarnos de tomar el papel que nos corresponde como adultos responsables de ellos: pongamos límites, observemos en todo momento y asumamos la obligación de cuidarlos aunque sea cansado, aunque sea duro y aunque sea difícil. Visita nuestro site y descubre la forma en la que ayudamos a nuestros alumnos y familias a utilizar la tecnología como una herramienta para aprender, crear y compartir, siempre con la inteligencia, la identidad, la integridad y la ciudadanía digital que necesitan los niños y jóvenes del siglo XXI. " ["post_title"]=> string(54) "Grooming: ¿Qué es y cómo proteger a nuestros hijos?" ["post_excerpt"]=> string(131) "Alejandra Ruiz Sánchez nos advierte de los peligros del grooming. Las víctimas suelen ser menores de edad a través de Internet. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "grooming-que-es-y-como-proteger-a-nuestros-hijos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-27 09:38:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-27 14:38:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81464" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(58) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "7c5ec5503bd055b59e15ff736e614e19" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Grooming

Grooming: ¿Qué es y cómo proteger a nuestros hijos?

Alejandra Ruiz Sánchez nos advierte de los peligros del grooming. Las víctimas suelen ser menores de edad a través de Internet.

julio 27, 2022

Durante primer trimestre, economía de Puebla suma 555 mdp al PIB

 La Secretaría de Economía informa que el primer trimestre de 2022, registró un crecimiento en la economía de Puebla de 0.4 por...

julio 28, 2022




Más de categoría

Fábrica de eruditos

La tecnología de punta facilita infinidad de procesos de conocimiento y comunicación, pero a la vez genera estados emocionales...

agosto 9, 2022

El sentimiento de superioridad moral es origen del mal

Al dividir el mundo entre bandos irreconciliables, al excluir al otro, al diferente, las sociedades tienden a petrificarse, a...

agosto 9, 2022
hombre tras las rejas

La injusticia detrás de la justicia

Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel...

agosto 9, 2022

Registra Puebla el mejor nivel en empleos con seguridad social en 28 meses

Gracias a las condiciones de estabilidad económica en pro de los factores de la producción, en julio, el estado...

agosto 6, 2022