¿Modificará el gobierno su estrategia para enfrentar la pandemia? 

A tan solo 20 días de asumir la presidencia, Joe Biden ha demostrado cuan positivo para cualquier nación es tener como su máxima autoridad a alguien que al tomar el mando disponga de un plan definido para...

12 de febrero, 2021

A tan solo 20 días de asumir la presidencia, Joe Biden ha demostrado cuan positivo para cualquier nación es tener como su máxima autoridad a alguien que al tomar el mando disponga de un plan definido para resolver los problemas urgentes que enfrenta su país; alguien que respete la opinión y conocimiento de especialistas en la solución de asuntos en los cuales el experto no es él, y quien tiene empatía por los problemas de sus conciudadanos. Usando la herramienta tan deteriorada por el abuso dado a ella por el anterior presidente, Biden ha logrado en estos 20 días que la mayoría de la población de ese país confíe en su gobierno. 

Biden ha despejado dudas sobre su capacidad para resolver los problemas urgentes que enfrenta esa nación; ha establecido un proceso de administración que respeta las opiniones de otros en la toma de decisiones; ha conformado un gabinete con personas que irradian confianza por su experiencia previa en el manejo de los asuntos que les han sido encomendados; ha dado los primeros pasos en el restablecimiento del liderazgo mundial americano en la defensa de los derechos humanos, el multilateralismo y la protección del medio ambiente; y ha puesto en marcha un paquete audaz de medidas económicas y de salud pública que auguran una rápida y total recuperación de la economía americana durante los primeros seis meses de 2021. 

De resultar exitosas las medidas mencionadas, Estados Unidos podría llegar al porcentaje de vacunados requerido en su población para normalizar las actividades antes del inicio del verano este año. Biden ha comenzado a corregir los errores cometidos por el gobierno de Trump gracias a que ha seguido los lineamientos especificados por expertos médicos para rediseñar una estrategia de adquisición de vacunas, aprobación urgente para su uso, distribución y su aplicación de manera descentralizada en los estados de la Unión Americana. Con ello se ha logrado vacunar diariamente, en promedio, a 1.3 millones de americanos. La decisión anunciada recientemente de descentralizar aún más el proceso de vacunación, integrando a cadenas de farmacias nacionales en el proceso de vacunación, permitirá el acceso a una red logística de cerca de 80 000 puntos de distribución y aplicación de vacunas en el país. Corrigiendo los errores del programa de vacunación cometidos durante el gobierno de Trump (con un costo de entre 200 000 y 250 000 defunciones de más incurridas por esos errores), el nuevo gobierno estadounidense se está convirtiéndose en un ejemplo y modelo de vacunación para otras naciones del orbe en el control de la pandemia.     

Mientras que en Estados Unidos observamos una clara rectificación en su estrategia contra el covid-19, en México seguimos practicando la estrategia del avestruz. Nuestras autoridades sanitarias aún se niegan a establecer como obligatorias las prácticas que han demostrado su efectividad en la prevención de contagios (uso de cubrebocas, sana distancia, reducción de la movilidad).  Han definido un programa nacional de vacunación centralizado en un grupo de personas sin conocimiento de las prácticas de  vacunación ni de las estrategias de distribución y aplicación de las vacunas. Su falta de estrategia ha impedido llevar a cabo un proceso expedito con la colaboración de los gobiernos estatales y municipales, así como del sector privado que cuentan con cadenas logísticas de distribución– ampliamente  reconocidas como excelentes– para llevar cualquier producto al rincón más recóndito de nuestro país. 

El reciente contagio del presidente López Obrador debería dar pauta al gobierno federal, en particular a las autoridades de salud para reconsiderar un cambio en la estrategia aplicada hasta el día de hoy. El proceso de prevención y vacunación seguido por el presidente demostró cuan equivocada es la estrategia para el control de la pandemia del gobierno de López Obrador. De haberle impuesto las medidas adecuadas de prevención, la probabilidad de contagio del presidente durante sus constantes giras por el país, hubiese decrecido exponencialmente. De haberlo vacunado en cuanto se aprobó y obtuvo el primer embarque de la vacuna de Pfizer, lo más probable es que no se hubiera contagiado.  Aun suponiendo que se hubiese contagiado después de la vacunación, el impacto de la enfermedad hubiese sido mucho menor y con prácticamente cero riesgos de probabilidad de muerte, dadas las características preventivas que posee esta vacuna. 

La incertidumbre despertada por la ausencia del presidente durante su período de aislamiento y el penoso caminar mostrado en sus mensajes y videos diseñados para “tranquilizar” a la población, mostraron lo equivocada de la política de salud para enfrentar la pandemia en nuestra nación. Afortunadamente, el contagio del presidente no pasó a mayores. Y como decía uno de los grandes filósofos modernos mexicanos “pero ¿qué necesidad?”.  




Ante la experiencia vivida por el presidente de la República y la presencia inclemente de números ascendentes de contagios y defunciones que jamás había vivido México desde la revolución de 1910, ¿seguiremos el ejemplo de nuestro vecino del norte modificando nuestros programas de salud y economía para enfrentar la pandemia? o ¿seguiremos admirando a Trump, quien ante la evidencia creciente de la acumulación de defunciones seguía insistiendo en que “él tenía otros datos”? El tiempo lo dirá.

Comentarios

México depende del gas de Estados Unidos

El martes 16 de febrero por la noche, la CFE emitió un comunicado en el que se aseguró que “no existe el...

febrero 18, 2021

El Meollo del Asunto | Desaparición y abandono del hogar de mujeres

        El tema es muy delicado, creo que es el más delicado por su génesis: la desaparición de mujeres....

febrero 5, 2021




Más de categoría

Fortaleza Interior es lo que nos dará Fortaleza Exterior

La semana pasada, dos actos del gobierno de la 4T ofrecen un esbozo más de su incapacidad para definir...

febrero 26, 2021

Dos almas gemelas en Palacio Nacional en danza de halagos, de ataques a opositores y a la prensa 

Se juntaron dos almas gemelas en Palacio Nacional: el presidente de Argentina Alberto Fernández Pérez y el de México,...

febrero 26, 2021

Era Covid: las semillas de un nuevo liderazgo

Los líderes actuales son producto de un sistema que la pandemia está en proceso de demoler. Corresponde a los...

febrero 26, 2021

Objeción de conciencia

En los medios de comunicación mexicanos surgió un debate por la acción de inconstitucionalidad presentada por la Comisión Nacional...

febrero 26, 2021