Mil pesos

Mientras que la muerte camina firme por Chiapas, aunque nos hayan puesto malamente en semáforo Verde, simple y llanamente, a las autoridades ya nos les importa lo que suceda con la población. No se sabe a ciencia...

24 de noviembre, 2020

Mientras que la muerte camina firme por Chiapas, aunque nos hayan puesto malamente en semáforo Verde, simple y llanamente, a las autoridades ya nos les importa lo que suceda con la población. No se sabe a ciencia cierta cuántos muertos van por COVID-19 en nuestro país (aunque el conteo oficial supera ya los 102 mil decesos). No hay pruebas accesibles para todos y los médicos no creen en ellas. Desgraciadamente la aplicación de la prueba viene a remarcar lo que la pandemia ha traído: una brecha económica más pronunciada entre los sectores sociales, entre los ciudadanos de primera y segunda.

Así, vemos en los noticieros que en la CDMX los “Quioscos” de pruebas del COVID-19 son una realidad; mientras que en Chiapas, el gobernador indolente y guardadito, Rutilio Escandón, sigue ensimismado en ser un fiel seguidor de lo que mande el presidente Andrés Manuel López Obrador y el “genio” de López-Gatell. Nada que ver la situación que se vive en la CDMX, donde su gobernadora Claudia Sheinbaum vio que si no tomaba medidas como las pruebas, el tapabocas y la selectiva manera de aislar a los grupos contagiados, la CDMX se convertiría en una ciudad de muerte.

Claro, la gente no coopera. No se puede confiar en la gente porque ya no hay respeto ni decoro. Los valores morales se están extinguiendo y ahora la gente hace lo que quiere. López Obrador lo sabe, pero no quiere aceptar la realidad. Esta disociación de la realidad con lo que viven los políticos en turno, sean quienes sean, es una bofetada diaria que nos da a todos los ciudadanos diariamente. 

En este tenor, el secretario de Desarrollo Social del Estado de Veracruz, Guillermo Fernández Sánchez, dijo en la tribuna del congreso del Estado de Veracruz, que una persona vive con mil pesos en un mes y que incluso puede adquirir carne roja y hasta pescado… ¿De cuál fumó?  Nadie puede vivir dignamente con mil pesos. Claro que hay gente que sigue viviendo con menos que eso, pero viven como parias de la sociedad y otros luchan diariamente para ganar 100 pesos si bien les va en el día.

Vivir en la pobreza es muy difícil, vivir sin un trabajo es estar a la buena de Dios, es sentir que a nadie le importas, es vivir pensando en lo que quieres tener y no puedes, es vivir buscando una oportunidad seria de trabajo, es vivir con esos mil pesos como paria de la sociedad que no podrá comprarse una ropa decente que no se vea vieja y roída, es vivir con alguna o varias enfermedades a cuestas, es vivir con la muerte rondándote esperando ver cuándo caes para tomar otra víctima de la desigualdad. 

El gobierno de Veracruz de Cuitláhuac García Jiménez forma parte de esa 4T recalcitrante del socialismo extremo, que busca que la gente esté mal económicamente y jodida para que sigan necesitando de los apoyos que dé o deje de dar su gobierno. Ese gobierno se ha caracterizado por buscar castigar a los veracruzanos por haber vivido casi toda la vida bajo los gobiernos PANistas… ¡Deberíamos todos a poner nuestras barbas a recortar!




Comentarios
object(WP_Query)#18154 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58258) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(58258) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18086 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18088 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18146 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-04-2021" ["before"]=> string(10) "06-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-06 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (58258) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18092 (24) { ["ID"]=> int(64943) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-05 14:56:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 19:56:29" ["post_content"]=> string(13449) "¿Qué significan hoy algunas expresiones  como “democracia”, “libertad”, “justicia”, “unidad”?  Han sido manoseadas y desfiguradas para utilizarlas como instrumento de dominación… Fratelli tutti, CARTA ENCÍCLICA .  Como millones de capitalinos en los últimos 52 años, toda mi vida he utilizado el Sistema de Transporte Colectivo Metro. Pese a todas las fallas que –desde que tengo uso de memoria– ha presentado el Metro, a nadie le cabía la menor duda de que esta infraestructura es como el sistema circulatorio de la Ciudad de México. Bueno, quizás no a todos, pues de otro modo se hubieran tomado todas las medidas posibles para prevenir esta tragedia1 que ha coronado una serie de medidas corruptas y arbitrarias de tantos politiqueros que conforman al actual régimen, –empezando, sin lugar a dudas, por el canciller Ebrard–. A raíz de este hecho, muchos expertos han analizado las causas fácticas y políticas que produjeron el desenlace que el lunes atestiguamos todos. Por ello, en un esfuerzo por sobrepasar el sentimiento de indignación e impotencia, considero necesario entender el sentido histórico que este suceso ha tenido ya que, tristemente, a los mexicanos se nos suelen olvidar las cosas. Más allá de emprender una apología por la oposición política, el objetivo de esta reflexión es comprender el suceso de ayer como un símbolo histórico para entender, un poco mejor, nuestro contexto actual.  Sobre la importancia de interpretar los hechos históricos, Mauricio Beuchot afirma lo siguiente: “Nos reflejamos en la historia como en un espejo. Gracias a ella sabemos lo que somos, nos muestra la naturaleza humana. Por eso con sus trozos edificamos utopías, a partir de los hechos imaginamos futuros. Con el descontento de lo fáctico o factual nos lanzamos a lo posible”2. Básicamente, lo que nos da a entender el filósofo mexicano es que la gran ventaja de interpretar la historia es la comprensión de nosotros mismos como individuos, comunidades y como país a la luz de nuestro pasado, ya que “no hay otra forma de conocer al ser humano más que a partir y a través de su historia, de lo que hace, para encontrar, en las constantes, lo que es”3. De esta manera, cuando contrastamos el pasado con el presente, podemos plantearnos posibles panoramas de lo que será nuestro futuro. No se trata de predecir con exactitud milimétrica qué sucederá. Más bien es un ejercicio de la reflexión humana para comprender cómo podemos evitar caer en los mismos males. Así, “como señala Ricoeur, la historia debe servir por lo menos para no repetir los errores de ayer en el hoy y el mañana”4 Para realizar este ejercicio, se necesitan entender los sucesos históricos a través de una analogía con los textos. De esta manera, así como el signo está compuesto por una referencia y un sentido, también podemos comprender al suceso histórico conformado por una referencia –el hecho que sucedió– y un sentido –la comprensión de lo sucedido, así como la dirección, la interpretación de la referencia–.5   En tanto se trata de la referencia, el hecho es claro: la infraestructura del puente, por el cual pasaban a diario los trenes de la Línea 12 del metro, cedió y se derrumbó en la calle. ¿Qué sentidos podemos encontrar y cómo interpretamos este suceso? La primera pregunta, obligada, es el porqué. Como ya ha sido reportado por muchos analistas, la estructura general del Metro siempre ha dejado mucho que desear. Desgraciadamente, la Línea 12 siempre se ha caracterizado por el desperfecto. Incluso las agencias periodísticas extranjeras lo reportan así: “La línea 12 ha estado sometida al escrutinio público por sus desperfectos desde su inauguración. Sus nueve años han estado marcados por cierres, deterioros y reparaciones”6. Y si bien, hay comentarios que intentan especificar más como el ofrecido por el exdirector del Metro, Jorge Gaviño, cuando afirma que “la trabe que falló es metálica y la investigación deberá determinar la causa del percance, incluyendo si es de origen o mantenimiento”7, todo parece apuntar a un mismo origen: la falta de estrategia en el diseño e implementación de las obras públicas. Lo cual, no es algo nuevo en el panorama mexicano. Incluso el mismo Metro ha sido un símbolo de lo desvencijado y olvidado que las administraciones públicas han dejado caer por falta de mantenimiento a tanta obra pública. Otro sentido que no se nos puede escapar a nuestra atención es el hecho que, lejos de asumir responsabilidades, han salido a declarar –dirimiendo la culpa– que no hubo ningún error por su parte. Ejemplo de ello es la siguiente declaración que realizó Marcelo Ebrard: “Esta obra [la Línea 12] fue entregada al Gobierno entrante [de la CDMX] en julio del 2013 después de una revisión de siete meses. El que actúa con integridad no debe temer a nada, el que nada debe nada teme, pero yo estoy sujeto a lo que determinen las autoridades sobre los peritajes”8. Y qué va a temer cuando tales peritajes están en manos del control gubernamental. Da un nuevo sentido cuando se confronta esta declaración con aquella que realizó en 2016 donde describió lo bueno que tenía el PRI: "–Eficiencia; que sí mantiene su unidad. Y hoy está aprovechándola para reinstalar un presidencialismo feroz. Estamos en un proceso de instalación cualitativamente superior del presidencialismo en México. Ahí van otra vez de regresito"9. Irónico, pues hoy le queda perfecto esta descripción a la gestión de MORENA.  Por último, hemos de considerar el sentido en tanto proyección, es decir, el futuro que queremos. Dudo que sea el único al que esta tragedia le recuerda, en cierta medida, al famoso cuento “El guardagujas” del nunca igualado Juan José Arreola.  En el relato se narra cómo un hombre intenta viajar en un tren cuyo itinerario, estructura y efectividad son nulas. Como es usual del estilo del escritor jalisciense, existen muchos niveles de interpretación; sin embargo, hay un sentido que destaca por ser más cercano al de nuestra realidad. Tal interpretación es el de la impotencia de vivir dentro de un sistema que pretende ser bueno, óptimo y funcional cuando, en realidad, busca el control absoluto a ultranza. Cuando el pasajero le pregunta al guardagujas la razón por la cual la empresa ferroviaria administra con tan severas fallas el servicio, éste le contesta:   –Todo esto lo hace la empresa con el sano propósito de disminuir la ansiedad de los viajeros y de anular en todo lo posible las sensaciones de traslado. Se aspira a que un día se entreguen plenamente al azar, en manos de una empresa omnipotente, y que ya no les importe saber a dónde van ni de dónde vienen 10.   Al final del cuento, el pasajero olvida hacia dónde quería ir. Con lo cual, se infiere que ha perdido conocimiento de sí mismo y, por consiguiente, de su entorno. Por lo cual, si no queremos terminar como este ingenuo viajero, hemos de empezar a cobrar una conciencia crítica e histórica que nos permita dilucidar los engaños del presente contrastándolos con las tragedias actuales y del pasado. Por ello, resalto la importancia de entender los hechos y sucesos como signo merecedores de interpretarse. ¿Qué nos enseña la pobre actuación gubernamental y la falta de entereza política de nuestros gobernantes? Que tienen una agenda como la empresa del cuento de Arreola. La tragedia de la Línea 12 no solo era previsible, sino que fue fruto del pequeño ego de ciertos actores politiqueros que han hecho su carrera a través del dolor y el sufrimiento del pueblo mexicano. También nos demuestra el gran cinismo con el que osadamente se desempeñan.  Como ciudadanos no podemos darnos el lujo de olvidar este dolor de más de doce familias que han perdido a un ser querido. Como mexicanos, no podemos permitir que jueguen con la narrativa y la usen a su favor. Y, por último, no hemos de dejar que nos radicalicen más entre nosotros. Es a través de la interpretación de los hechos históricos como podemos adquirir una conciencia auténtica de lo que somos y lo que buscamos alcanzar. Por ello, no debemos olvidar jamás la tragedia de la Línea 12.   Nunca se avanza sin memoria […] Necesitamos mantener "viva la llama de la conciencia colectiva, testificando a las generaciones venideras el horror de lo que sucedió" que "despierta y preserva de esta manera el recuerdo de las víctimas, para que la conciencia humana se fortalezca cada vez más contra todo deseo de dominación y destrucción".11  1 A unos cuantos minutos empezó a compartirse por redes sociales una nota del periódico El Universal donde se señaló que ya desde 2017 se habían identificado fallas estructurales. El 4 de mayo salió un reportaje señalando este artículo; disponible en: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/estacion-olivos-temian-en-2017-colapso-de-linea-12-del-metro-tras-el-sismo.  2 Beuchot, Mauricio, Hechos e Interpretaciones; (México: FCE, 2016), p. 74.  3 Beuchot, Hechos e Interpretaciones, p. 67. 4 Beuchot, Hechos e Interpretaciones, p. 65.  5Cfr. Beuchot, Hechos e Interpretaciones, p. 66.  6 BBC News Mundo, Accidente en Línea 12: la controvertida historia de la línea de metro que colapsó y provocó decenas de muertos y heridos. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56980066.  7Aristegui Noticias, Exdirector del Metro explica posibles fallas en la línea 12 (vídeo). Disponible en: https://aristeguinoticias.com/0405/mexico/exdirector-del-metro-explica-posibles-fallas-en-la-linea-12-video/. 8  El Financiero, ‘El que nada debe, nada teme’, dice Ebrard tras colapso en Línea 12 del Metro. Disponible en: https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/2021/05/04/el-que-nada-debe-nada-teme-dice-ebrard-tras-colapso-en-linea-12-del-metro/.  9 Scherer Ibarra, María y Lozano, Nacho, El priista que todos llevamos dentro; (México: Grijalbo, 2016), pp. 30 y 31. 10 Arreola, Juan José, Confabulario definitivo, novena edición; (Madrid: Cátedra, 2017), p. 90.  11 Carta encíclica Fratelli tutti, 249." ["post_title"]=> string(94) "La tragedia de la Línea 12 del Metro | La importancia de la narrativa y conciencia histórica" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(90) "la-tragedia-de-la-linea-12-del-metro-la-importancia-de-la-narrativa-y-conciencia-historica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 15:11:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 20:11:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64943" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18057 (24) { ["ID"]=> int(63578) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-09 15:35:57" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-09 20:35:57" ["post_content"]=> string(12063) "“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”. -Margaret Atwood, Los Testamentos. El universo humano es cada vez más complejo y cambiante, lo que lo hace progresivamente impredecible. Día con día crecen exponencialmente el número de variables potenciales y también la imposibilidad de controlarlas. Por ello el líder necesita aprender a gestionarse en la incertidumbre, otra de las caras ineludibles de la auténtica “nueva normalidad”.  En los últimos artículos hemos especulado acerca de qué características debe tener un líder para encarar los retos a los que nos somete el siglo XXI. Un líder1 de la Era Covid y Post-Covid, sin despreciar las propiedades de los liderazgos tradicionales, requiere además cuatro características que para los tiempos por venir lucen indispensables:  1.- Comprensión profunda del carácter global de la civilización humana.  2.- Capacidad de cambio, adaptación y rectificación. 3.- Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto.  4.- Consciencia de Ejemplaridad.  Hoy toca el turno a la tercera: Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto Desconocemos el futuro, pero es posible intuir algunas de sus potenciales características si ponemos atención en los antecedentes que nos ofrece el pasado y las tendencias en que están inmersos los acontecimientos del presente.  Como bien apunta Daniel Innerarity, en su libro Pandemocracia: “Esta crisis no es el fin del mundo, sino el fin de un mundo. Lo que se acaba (se acabó hace tiempo y no terminamos de aceptar su fallecimiento) es el mundo de las certezas, el de los seres invulnerables y el de la autosuficiencia. Entramos en un espacio desconocido, común y frágil, es decir un mundo que tiene que ser pensado sistémicamente y con una mayor aceptación de nuestra ignorancia irreductible2 …”. El universo humano, más allá del mero crecimiento demográfico de la población, es cada vez más complejo, cada vez más dinámico, más inestable y más cambiante, pero sobre todo, cada vez más impredecible. Esta tendencia se ha sostenido constante a lo largo del siglo XX y en lo que va del XXI no ha hecho otra cosa que acentuarse y acelerarse. La propia pandemia, con sus cambios y mutaciones, se ha ceñido a las características de los tiempos. Por ello no hay motivo para suponer que esta propensión a un devenir impredecible no continuará en el futuro. No se trata de un autoengaño sin fundamento. Conforme el escenario humano se amplía y se complejiza, crecen exponencialmente el número de variables posibles, pero también, ante la emergencia de nuevas tecnologías, de transformaciones sociales, éticas y culturales, crecen también las posibilidades potenciales de cada una. Pensemos en tres jóvenes de veinte años, nacidos en París, Londres, Nueva York o la Ciudad de México. Los tres habitan un entorno urbano y gozan de las posibilidades para cursar la educación estándar de su tiempo. Ahora imaginemos que uno nació en 1800, otro en 1900 y el tercero en el año 2000. Los tres son humanos biológicamente idénticos, nacieron en el mismo planeta y en la misma ciudad; sin embargo, los tres habitan mundos objetivamente distintos en todos los ámbitos lo que conlleva experiencias existenciales radicalmente distintas.  Mientras el chico nacido en 1800 tiene prácticamente definido el entorno donde habrá de desarrollarse: conoce con enorme certeza sus posibles actividades profesionales que está habilitado por sus capacidades, orígenes familiares y circunstancias específicas, tiene muy claro cómo y dónde relacionarse con sus pares, tiene tatuado en el ADN social cómo, cuándo y dónde buscar a la pareja con que deberá fundar una familia, etcétera. Resumiendo, el chico nacido en 1800, con todo y sus escasos veinte años, puede determinar con una certeza muy alta cómo se desarrollará el resto de su vida.  En el caso del chico nacido en 1900, aun cuando el escenario es relativamente semejante al anterior, desciende significativamente el nivel de certidumbre. La posibilidad de viajar en automóvil en vez de carreta de caballos, de que la luz eléctrica le transforme la vida, de encontrar nuevas profesiones, de alterar, así fuera ligeramente, el modelo familiar en uso haría que sus posibilidades potenciales fuesen más amplias y diversas que las de su predecesor de 1800. Se trata de posibilidades objetivamente nuevas que unas décadas atrás simplemente no existían. El mundo de 1900 era mucho más dinámico y complejo que un siglo atrás.  Ahora veamos el escenario de futuro para un chico de veinte años, nacido en el año 2000 en una gran ciudad de occidente. El incremento de variables en todos los ámbitos de su existencia es delirante. Mientras su predecesor de 1800 apenas tenía un puñado de opciones y el de 1900 quizá 10 o 15 posibles carreras universitarias para escoger, el chico del año 2000 tiene decenas, quizá centenas si sumamos especialidades y variantes específicas en cada caso. El chico nacido en el año 2000 puede, desde Ciudad de México, trabajar en cualquier parte del mundo. Qué decir de la tecnología. El mundo del año 2020 es objetivamente más complejo, más diverso, más cambiante, con un sin número de variables que emergen y desaparecen a cada momento y con infinitas posibilidades de combinación entre ellas. Y este campo inmenso de posibilidades, potencialidades y riqueza sin límites se experimenta como un mundo concreto, donde cualquier cosa puede ocurrir en cualquier momento. Campos profesionales emergen mientras otros desaparecen de un día a otro. Mientras que el chico nacido en el año 2000 no tendría idea de en qué consiste la labor de un ascensorista, de una secretaria mecanógrafa, de un fogonero de ferrocarril o de un operador telegráfico, no habría manera de que éste les explicara a sus pares del pasado lo que hace un influencer, un desarrollador de software, un coach de vida, un community mannager, un ingeniero en nanotecnología o un analista de internet.  También en el campo de la ética y de las costumbres las cosas son muy distintas para los tres. Mientras que en los primero dos casos existían sólo dos géneros posibles y una sola combinación aceptable, para el último existe una gama inmensa de posibilidades. Mientras para los primeros dos chicos los roles sociales y de pareja estaban plenamente establecidos, para el nacido en el año 2000 requieren una construcción personal y dinámica. Podríamos explorar las diversas formas de consumo, las posibilidades de ocio, el avance en los medios personales de comunicación y un sin fin de ámbitos más y en cada caso las diferencias en la manera de experimentar la propia vida serían monumentales.  Como se ve, no se trata de una apreciación subjetiva, sino que objetivamente la civilización humana ha tendido a complejidad, a la diversidad, a la especialización, a la pluralidad, a la maleabilidad y al cambio, pero, en todos los casos, imposibles de conducir o predecir. Y, tal como ha ocurrido hasta ahora, estas dinámicas de evolución humana avanzan sin cesar, pero sin que quede claro hacia dónde nos llevan. Esa es la semilla de la incertidumbre.  Pero no todo es miel sobre hojuelas, abundan estudios que aseguran que el incremento desmesurado de posibilidades y la velocidad del cambio incrementan también la ansiedad y la angustia. Esta combinación es la que conduce a un mundo incierto. Podríamos simplificarlo al máximo en una especie de fórmula:   Posibilidades potenciales crecientes + Cambio acelerado e Imprevisible = Incertidumbre = Angustia existencial    No podemos hablar de incertidumbre sin mencionar al físico teórico alemán Werner Heisenberg, quien en 1927, articuló el que, en el campo de la física cuántica, se le conoce como el Principio de Indeterminación de Heisenberg.  Intentando poner este concepto físico-matemático en términos que nos resulten útiles para esta exposición, podríamos simplificar diciendo que para reducir la incertidumbre e incrementar la certeza acerca de algún fenómeno que intentemos predecir necesitamos eliminar variables. Es decir, poniéndolo en términos opuestos: entre más variables interactúen en un fenómeno dado, mayor será la incertidumbre acerca de su comportamiento y resultado. Esto es exactamente lo que está ocurriendo con la evolución humana: cada vez hay más variables económicas, sociales, culturales, políticas, tecnológicas, etc., en interacción permanente y, por lo tanto, resulta cada vez más difícil pronosticar con precisión hacia dónde nos dirigimos. Desde luego que esta dinámica, absolutamente real y objetiva, si produce algo, es incertidumbre, siempre escoltada por sus compañeras inseparables: angustia y ansiedad.  Es con esto con lo que hay que lidiar tanto en lo individual como en lo colectivo y asumir la incertidumbre como una compañera cotidiana es una de las tareas más difíciles y a la vez indispensables para ejercer el liderazgos en el siglo XXI. Es, entonces, la incertidumbre otra de las caras ineludibles de la auténtica <nueva normalidad>.    En la siguiente entrega abordaremos las últimas de las propiedades indispensables para los liderazgos que aspiren a gestionar con éxito la esperada Era Post-Covid: consciencia de Ejemplaridad.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir   1 Cabe aclarar que, aun cuando la palabra líder suele llevar antes el artículo “el”, no planteo de ningún modo el liderazgo como un tema exclusivamente masculino, por lo cual todas las veces la palabra sea utilizada en este texto se usa con la intención de que represente un concepto neutro en el que pueden encajar indistintamente mujeres y hombres. 2 Innerarity, Daniel, Pandemocracia. Una filosofía de la crisis del coronavirus, Primera Edición, España, Galaxia Gutemberg, 2020, P. 42" ["post_title"]=> string(43) "Era Covid: Liderazgo⁠  e Incertidumbre " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(44) "era-covid-liderazgo%e2%81%a0-e-incertidumbre" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-09 15:35:57" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-09 20:35:57" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63578" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18092 (24) { ["ID"]=> int(64943) ["post_author"]=> string(2) "91" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-05 14:56:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 19:56:29" ["post_content"]=> string(13449) "¿Qué significan hoy algunas expresiones  como “democracia”, “libertad”, “justicia”, “unidad”?  Han sido manoseadas y desfiguradas para utilizarlas como instrumento de dominación… Fratelli tutti, CARTA ENCÍCLICA .  Como millones de capitalinos en los últimos 52 años, toda mi vida he utilizado el Sistema de Transporte Colectivo Metro. Pese a todas las fallas que –desde que tengo uso de memoria– ha presentado el Metro, a nadie le cabía la menor duda de que esta infraestructura es como el sistema circulatorio de la Ciudad de México. Bueno, quizás no a todos, pues de otro modo se hubieran tomado todas las medidas posibles para prevenir esta tragedia1 que ha coronado una serie de medidas corruptas y arbitrarias de tantos politiqueros que conforman al actual régimen, –empezando, sin lugar a dudas, por el canciller Ebrard–. A raíz de este hecho, muchos expertos han analizado las causas fácticas y políticas que produjeron el desenlace que el lunes atestiguamos todos. Por ello, en un esfuerzo por sobrepasar el sentimiento de indignación e impotencia, considero necesario entender el sentido histórico que este suceso ha tenido ya que, tristemente, a los mexicanos se nos suelen olvidar las cosas. Más allá de emprender una apología por la oposición política, el objetivo de esta reflexión es comprender el suceso de ayer como un símbolo histórico para entender, un poco mejor, nuestro contexto actual.  Sobre la importancia de interpretar los hechos históricos, Mauricio Beuchot afirma lo siguiente: “Nos reflejamos en la historia como en un espejo. Gracias a ella sabemos lo que somos, nos muestra la naturaleza humana. Por eso con sus trozos edificamos utopías, a partir de los hechos imaginamos futuros. Con el descontento de lo fáctico o factual nos lanzamos a lo posible”2. Básicamente, lo que nos da a entender el filósofo mexicano es que la gran ventaja de interpretar la historia es la comprensión de nosotros mismos como individuos, comunidades y como país a la luz de nuestro pasado, ya que “no hay otra forma de conocer al ser humano más que a partir y a través de su historia, de lo que hace, para encontrar, en las constantes, lo que es”3. De esta manera, cuando contrastamos el pasado con el presente, podemos plantearnos posibles panoramas de lo que será nuestro futuro. No se trata de predecir con exactitud milimétrica qué sucederá. Más bien es un ejercicio de la reflexión humana para comprender cómo podemos evitar caer en los mismos males. Así, “como señala Ricoeur, la historia debe servir por lo menos para no repetir los errores de ayer en el hoy y el mañana”4 Para realizar este ejercicio, se necesitan entender los sucesos históricos a través de una analogía con los textos. De esta manera, así como el signo está compuesto por una referencia y un sentido, también podemos comprender al suceso histórico conformado por una referencia –el hecho que sucedió– y un sentido –la comprensión de lo sucedido, así como la dirección, la interpretación de la referencia–.5   En tanto se trata de la referencia, el hecho es claro: la infraestructura del puente, por el cual pasaban a diario los trenes de la Línea 12 del metro, cedió y se derrumbó en la calle. ¿Qué sentidos podemos encontrar y cómo interpretamos este suceso? La primera pregunta, obligada, es el porqué. Como ya ha sido reportado por muchos analistas, la estructura general del Metro siempre ha dejado mucho que desear. Desgraciadamente, la Línea 12 siempre se ha caracterizado por el desperfecto. Incluso las agencias periodísticas extranjeras lo reportan así: “La línea 12 ha estado sometida al escrutinio público por sus desperfectos desde su inauguración. Sus nueve años han estado marcados por cierres, deterioros y reparaciones”6. Y si bien, hay comentarios que intentan especificar más como el ofrecido por el exdirector del Metro, Jorge Gaviño, cuando afirma que “la trabe que falló es metálica y la investigación deberá determinar la causa del percance, incluyendo si es de origen o mantenimiento”7, todo parece apuntar a un mismo origen: la falta de estrategia en el diseño e implementación de las obras públicas. Lo cual, no es algo nuevo en el panorama mexicano. Incluso el mismo Metro ha sido un símbolo de lo desvencijado y olvidado que las administraciones públicas han dejado caer por falta de mantenimiento a tanta obra pública. Otro sentido que no se nos puede escapar a nuestra atención es el hecho que, lejos de asumir responsabilidades, han salido a declarar –dirimiendo la culpa– que no hubo ningún error por su parte. Ejemplo de ello es la siguiente declaración que realizó Marcelo Ebrard: “Esta obra [la Línea 12] fue entregada al Gobierno entrante [de la CDMX] en julio del 2013 después de una revisión de siete meses. El que actúa con integridad no debe temer a nada, el que nada debe nada teme, pero yo estoy sujeto a lo que determinen las autoridades sobre los peritajes”8. Y qué va a temer cuando tales peritajes están en manos del control gubernamental. Da un nuevo sentido cuando se confronta esta declaración con aquella que realizó en 2016 donde describió lo bueno que tenía el PRI: "–Eficiencia; que sí mantiene su unidad. Y hoy está aprovechándola para reinstalar un presidencialismo feroz. Estamos en un proceso de instalación cualitativamente superior del presidencialismo en México. Ahí van otra vez de regresito"9. Irónico, pues hoy le queda perfecto esta descripción a la gestión de MORENA.  Por último, hemos de considerar el sentido en tanto proyección, es decir, el futuro que queremos. Dudo que sea el único al que esta tragedia le recuerda, en cierta medida, al famoso cuento “El guardagujas” del nunca igualado Juan José Arreola.  En el relato se narra cómo un hombre intenta viajar en un tren cuyo itinerario, estructura y efectividad son nulas. Como es usual del estilo del escritor jalisciense, existen muchos niveles de interpretación; sin embargo, hay un sentido que destaca por ser más cercano al de nuestra realidad. Tal interpretación es el de la impotencia de vivir dentro de un sistema que pretende ser bueno, óptimo y funcional cuando, en realidad, busca el control absoluto a ultranza. Cuando el pasajero le pregunta al guardagujas la razón por la cual la empresa ferroviaria administra con tan severas fallas el servicio, éste le contesta:   –Todo esto lo hace la empresa con el sano propósito de disminuir la ansiedad de los viajeros y de anular en todo lo posible las sensaciones de traslado. Se aspira a que un día se entreguen plenamente al azar, en manos de una empresa omnipotente, y que ya no les importe saber a dónde van ni de dónde vienen 10.   Al final del cuento, el pasajero olvida hacia dónde quería ir. Con lo cual, se infiere que ha perdido conocimiento de sí mismo y, por consiguiente, de su entorno. Por lo cual, si no queremos terminar como este ingenuo viajero, hemos de empezar a cobrar una conciencia crítica e histórica que nos permita dilucidar los engaños del presente contrastándolos con las tragedias actuales y del pasado. Por ello, resalto la importancia de entender los hechos y sucesos como signo merecedores de interpretarse. ¿Qué nos enseña la pobre actuación gubernamental y la falta de entereza política de nuestros gobernantes? Que tienen una agenda como la empresa del cuento de Arreola. La tragedia de la Línea 12 no solo era previsible, sino que fue fruto del pequeño ego de ciertos actores politiqueros que han hecho su carrera a través del dolor y el sufrimiento del pueblo mexicano. También nos demuestra el gran cinismo con el que osadamente se desempeñan.  Como ciudadanos no podemos darnos el lujo de olvidar este dolor de más de doce familias que han perdido a un ser querido. Como mexicanos, no podemos permitir que jueguen con la narrativa y la usen a su favor. Y, por último, no hemos de dejar que nos radicalicen más entre nosotros. Es a través de la interpretación de los hechos históricos como podemos adquirir una conciencia auténtica de lo que somos y lo que buscamos alcanzar. Por ello, no debemos olvidar jamás la tragedia de la Línea 12.   Nunca se avanza sin memoria […] Necesitamos mantener "viva la llama de la conciencia colectiva, testificando a las generaciones venideras el horror de lo que sucedió" que "despierta y preserva de esta manera el recuerdo de las víctimas, para que la conciencia humana se fortalezca cada vez más contra todo deseo de dominación y destrucción".11  1 A unos cuantos minutos empezó a compartirse por redes sociales una nota del periódico El Universal donde se señaló que ya desde 2017 se habían identificado fallas estructurales. El 4 de mayo salió un reportaje señalando este artículo; disponible en: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/cdmx/estacion-olivos-temian-en-2017-colapso-de-linea-12-del-metro-tras-el-sismo.  2 Beuchot, Mauricio, Hechos e Interpretaciones; (México: FCE, 2016), p. 74.  3 Beuchot, Hechos e Interpretaciones, p. 67. 4 Beuchot, Hechos e Interpretaciones, p. 65.  5Cfr. Beuchot, Hechos e Interpretaciones, p. 66.  6 BBC News Mundo, Accidente en Línea 12: la controvertida historia de la línea de metro que colapsó y provocó decenas de muertos y heridos. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-56980066.  7Aristegui Noticias, Exdirector del Metro explica posibles fallas en la línea 12 (vídeo). Disponible en: https://aristeguinoticias.com/0405/mexico/exdirector-del-metro-explica-posibles-fallas-en-la-linea-12-video/. 8  El Financiero, ‘El que nada debe, nada teme’, dice Ebrard tras colapso en Línea 12 del Metro. Disponible en: https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/2021/05/04/el-que-nada-debe-nada-teme-dice-ebrard-tras-colapso-en-linea-12-del-metro/.  9 Scherer Ibarra, María y Lozano, Nacho, El priista que todos llevamos dentro; (México: Grijalbo, 2016), pp. 30 y 31. 10 Arreola, Juan José, Confabulario definitivo, novena edición; (Madrid: Cátedra, 2017), p. 90.  11 Carta encíclica Fratelli tutti, 249." ["post_title"]=> string(94) "La tragedia de la Línea 12 del Metro | La importancia de la narrativa y conciencia histórica" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(90) "la-tragedia-de-la-linea-12-del-metro-la-importancia-de-la-narrativa-y-conciencia-historica" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-05 15:11:00" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-05 20:11:00" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64943" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(31) ["max_num_pages"]=> float(16) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "210cae6a233a4f99f19698fa96889bf7" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La tragedia de la Línea 12 del Metro | La importancia de la narrativa y conciencia histórica

¿Qué significan hoy algunas expresiones  como “democracia”, “libertad”, “justicia”, “unidad”?  Han sido manoseadas y desfiguradas para utilizarlas como instrumento de dominación… ⎯Fratelli...

mayo 5, 2021

Era Covid: Liderazgo⁠  e Incertidumbre 

“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”. -Margaret Atwood, Los Testamentos. El universo humano es cada vez...

abril 9, 2021




Más de categoría

Mi pesar… tu pesar… nuestro pesar

Mi corazón, como el tuyo, se encuentra desesperado. No hay ni para dónde voltear porque la desgracia, la tragedia...

mayo 6, 2021

¿Quién es Florencia Serranía Soto?

Después de la catástrofe de los vagones de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, que...

mayo 6, 2021

La austeridad mal entendida deja 23 muertos. Las trampas de la 4T

La política de austeridad generalizada puede provocar situaciones de negligencia criminal en materia de salud, transporte y seguridad, tal...

mayo 6, 2021

El naranja que es rojo, pero parece amarillo y aspira a ser verde

Desde el inicio de las campañas electorales al día de hoy, el país se ha movido de tener dos...

mayo 6, 2021