México: el tonto más útil para la FIFA

Mientras México es blanco de sanciones por supuestos actos homófobos en sus estadios, la FIFA se hace de la vista gorda en las sedes mundialistas de Rusia y Qatar, países donde se prohíbe la homosexualidad.  

2 de diciembre, 2021

México se ha convertido en el gran tonto útil de la FIFA. El famoso y también tolerado por muchos años grito de “¡PUTOO!”, al momento que el portero rival despeja el balón, se ha convertido en un distractor para desviar la atención de toda la inmundicia que rodea al poderosísimo organismo rector del fútbol mundial. En el caso puntual de la discriminación a la comunidad LGBT, pareciera que la gran mayoría ignora que la FIFA lleva dos sedes mundialistas entregadas a países donde todo acto homosexual es abiertamente condenado. En el particular caso de Qatar incluso se sentencia a pena de muerte por faltas a la moral.

¿Por qué tenemos que ser nosotros, los mexicanos quienes paguemos los platos rotos mediante draconianos castigos impuestos por FIFA por ser la afición “homófoba”, cuando no lo es, ni de lejos? ¿Acaso alguien ha visto a un colectivo LGBT organizado quejarse por el famoso grito? Mientras Rusia y Qatar son llenados de elogios y vítores por el ya citado organismo, la comunidad LGBT en estos dos países vive, literalmente, en el terror. A México, en cambio, se le exhibe ante el mundo como el país homofóbico que discrimina. 

En estos días, la tristemente ya famosa “GENERACIÓN MAZAPÁN” está escandalizada por comentarios jocosos que hizo en TUCA Ferreti con amigos reporteros en conferencia de prensa en Monterrey, que, ¡por Dios!, los hacemos todos en nuestra vida diaria. Si bien no es lo más adecuado hacerlo en público, ya el Señor Ferreti y su Club (Bravos de Cd. Juárez) han ofrecido una disculpa pública al respecto.

     Esta frágil generación –aparentemente muy poco informada– no levanta la voz ante la situación de esclavitud moderna con la que se construyen los superestadios vía petrodólares para el ya próximo mundial en 2022 a celebrarse en el pequeño Emirato árabe de Qatar. Casi 1500 obreros nepalíes y paquistaníes han perdido la vida en una década por las abusivas y miserables condiciones laborales en las que viven. Cuando llegan a Qatar, los capataces les quitan sus pasaportes, viven en condiciones infrahumanas, y el mundo, repito, condena a México, por intermediación de FIFA porque su afición se divierte en los estadios. 

Y está bien, si ya se prohibió el multicitado grito, hay que acatar la regla y dejarlo en el pasado. Pero ojalá más gente lo supiera: mientras México es castigado por un grito popular, Rusia y Qatar son aplaudidos y laureados a pesar de que, ellos sí, violentan esquemáticamente al colectivo LGBT. De la explotación inhumana a trabajadores inmigrantes ya ni hablamos. Es un hecho que esto debería llenarnos también de vergüenza a todos, sin excepción. Y por si fuera poco, el trato que se le da a la mujer aún hoy en Qatar, dista de ser un ejemplo mundial.

*Las opiniones expresadas en los artículos de esta página son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no reflejan la postura editorial de este portal.

Comentarios
object(WP_Query)#17661 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73144) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(73144) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17660 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17667 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17669 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "29-12-2021" ["before"]=> string(10) "26-01-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-12-29 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-01-26 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (73144) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(74779) ["post_author"]=> string(3) "104" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content"]=> string(7135) "Todos conocemos que existe aún esa minoría de personas que promueven la no vacunación contra el SARS-COVID19. Se trata de celebridades que van desde políticos y congresistas, profesionistas y hasta deportistas de fama mundial. Se niegan a vacunarse  ya sea por motivos de la libertad de decidir sobre su propio cuerpo, restringir su movilidad o sus derechos humanos; o por otros, como los asuntos personalísimos relacionados con los conceptos de lo que es saludable o no.  Legislar a favor del bien común es una parte fundamental del marco legal de todo Estado y gobierno. El bien común está por encima de muchos valores y creencias personales de los mismos individuos porque sin bien común no puede existir una sociedad moderna.  La historia nos ha mostrado el impacto demoledor de las pandemias como la peste negra en 1347 o el VIH Sida en 1981. Las pandemias frenan la economía y cambian los hábitos de las personas durante su ocurrencia. Dos años después del SARS-COVID19 ya deberíamos haber aprendido y conocido cuáles son las ventajas y desventajas de la vacunación que por hoy podemos resumir en conservar la VIDA o encontrar la MUERTE La OMS (organización mundial de la salud) está por el SÍ, en este asunto y promueve y recomienda la vacunación: “Con las vacunas anticovídicas hoy disponibles, el objetivo primordial sigue cifrándose en reducir las muertes y las formas graves de enfermedad y en proteger los sistemas de salud. Las vacunas que han sido incluidas en la lista OMS de uso en emergencias, correspondientes a varias plataformas vacunales, proporcionan un elevado nivel de protección contra las formas graves de enfermedad y la muerte debidas a variantes preocupantes. Por lo que respecta a la variante ómicron, el perfil de mutaciones y los datos preliminares llevan a pensar que la vacuna será menos eficaz contra la enfermedad sintomática causada por esta variante, pero es más probable que siga protegiendo de las formas graves de enfermedad. No obstante, hacen falta más datos sobre la eficacia de la vacuna, en particular contra la hospitalización, las formas graves de enfermedad y la muerte, referidos a cada plataforma vacunal y a los diversos regímenes de dosificación y de producto administrado…” (Fuente: Declaración OMS 11/01/22). Dependiendo la fuente, quienes asisten a los hospitales son en un 90-95% no vacunados; sin embargo, la distribución de esos pacientes comienza a cambiar, de acuerdo a la información oficial: “en las últimas cinco semanas, la mayor parte de los casos están presentes en los grupos de 18 a 29 años, seguido del grupo de 30 a 39 años y 40 a 49 años” (Fuente SSA. Prevención de la Salud. 16/01/2022). El efecto de las vacunas entonces ha invertido la tendencia en los grupos de edades y de continuar esta misma el segmento de los menores de 17 años podría llegar a posicionarse como el de mayor crecimiento.  Aunque se presume que ha bajado la severidad de la hospitalización y la letalidad en proporción al número de contagios de entre un 6.5-7.5% a un 2-3%; el VIRUS ha demostrado una capacidad excepcional de mutación, por lo que se deben extremar los cuidados, sobre todo en esos grupos de población como el de los menores de 17 años para evitar la ocurrencia de una nueva cepa. El encierro y aislamiento están afectando, como siempre, en lo económico y las relaciones humanas, pero también hay otros impactos como en la educación media y superior donde se está perdiendo calidad y ya hasta se percibe como injusto que las universidades sigan cobrando las mismas colegiaturas a los educandos sin usar las instalaciones, lo que ha provocado deserciones importantes en todo el país.  También el impacto laboral se deja ver en la falta de mano de obra como en el sector productivo, maquiladoras, hospitales, transportes, empacadoras. Los efectos del ausentismo, el estrés laboral, la rotación del personal ha desatado una crisis evidente que no favorece a las empresas, y de frente a un escenario de “probable” estanflación (ausencia de crecimiento económico + inflación) con alza de precios desmesurada en insumos, materias primas, energéticos, servicios y productos terminados disminuyendo durante esta etapa el consumo de compradores y deteniendo los procesos de crecimiento y oportunidades de riqueza. Una de las variables nuevas que está cambiando producto de este fenómeno de la pandemia es el “efecto” de la agravación de riesgo en las pólizas de seguro. Este concepto en ningún lugar tiene más impacto operativo que en las diversas aseguradoras mexicanas que han comenzado y tomado la decisión a partir de enero del 2022 considerar como motivo de cancelación y exclusión durante las reclamaciones relacionadas con padecimientos respiratorios como neumonía o COVID-19  para las operaciones de vida y gastos médicos. De acuerdo con la Ley Federal del Contrato del Seguro, en los artículos 52, 53 y 54 se menciona que un asegurado tiene la obligación de notificar la “agravaciones de riesgo” durante la vigencia de su póliza y que una aseguradora puede cambiar las condiciones del seguro y sus servicios, si determina o conoce un evento que agrave la situación del asegurado.  Por todo esto algunas aseguradoras mexicanas han determinado que NO VACUNARSE es un acto de agravación de riesgo intencional cosa que tiene mucho sentido, por lo tanto, existe ya la obligación de un aviso obligatorio en ese caso por parte del asegurado.  Así que valioso lector considere esta interesante perspectiva de las aseguradoras me parece relevante, nos guste o no, es una condición más en la sociedad mexicana y se presume se hará algo cotidiano.   Cuidado si usted aún no se vacuna pudiendo hacerlo, porque al menos en lo que respecta en sus seguros de vida y gastos médicos, la aseguradora puede meterlo en una “negociación dura” en el momento de una reclamación.  Algo que antes era y parecía tan sencillo se ha transformado y persistirá durante la pandemia, será complicado ¡Ya tome sus previsiones! " ["post_title"]=> string(75) "¿Vacunarse o NO? Polémica o irresponsabilidad: una perspectiva financiera" ["post_excerpt"]=> string(118) "El bien común está por encima de los valores y creencias personales de los individuos que se niegan a ser vacunados." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "vacunarse-o-no-polemica-o-irresponsabilidad-una-perspectiva-financiera" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74779" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17623 (24) { ["ID"]=> int(74355) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-07 11:07:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 16:07:22" ["post_content"]=> string(9277) "En nuestra existencia experimentamos dos tipos de ciclos vitales: los preestablecidos y los existenciales.  Gracias a ellos podemos construir nuestras vidas, elaborar planes, proyectos y desplegar nuestros propósitos.  Pero también es central tener la sabiduría para concluirlos y cerrarlos cuando estos han terminado, porque de lo contrario se convertirán en un lastre que nos impedirá continuar evolucionando.   En el artículo anterior decíamos que los ciclos vitales por los que atraviesa el ser humano tienen la característica de ser circulares y de estar hechos de tiempo; sin embargo ese transcurrir se percibe de forma muy distinta según el lugar y la dimensión cósmica desde donde se le observe. Mientras que para la Vía Láctea un milenio es apenas un instante, para una bacteria unas cuantas horas equivale a la existencia entera. Por eso, más allá de la dimensión humana, que ha diseñado una medición convencional y arbitraria como referente existencial, el tiempo como lo comprendemos carece por completo de sentido si lo suponemos como una forma universal de medir “el transcurrir de la evolución”, pero resulta de la mayor relevancia si aprendemos a utilizarlo como una herramienta de desarrollo. Decíamos también que existen distintas maneras de entender el tiempo y mencionamos la cronológica o lineal, la cíclica o estacional y la extática, y dejamos claro que las tres, en tanto son construcciones humanas que solo tienen sentido para nosotros, resultan útiles dependiendo para qué se les use. Y tengo la impresión de que dividir nuestra existencia en etapas que se suceden e interrelacionan, y atribuirle significado y aprendizaje a cada una de ellas es la manera más eficaz de analizar y entender nuestra existencia, y esto es precisamente lo que para los humanos es un ciclo vital: una unidad existencial de sentido.  La mera cronología sirve muy bien para contemplar de forma ordenada, objetiva y esquemática los acontecimientos de nuestra vida y del mundo en general, pero es poco eficaz para entender el significado que cada uno de esos acontecimientos tiene, a menos que se le relacione con otros que, más que parte de una enumeración progresiva, construyen una etapa, un conjunto de intenciones que conducen a un objetivo.  Además, debido a nuestra diversidad de facetas –profesional, relacional, afectiva, etc.– los ciclos, en tanto periodos vitales, se superponen, cohabitan, se relacionan entre sí, son interdependientes: alguien que, por ejemplo, mientras estudia su doctorado conoce al amor de su vida. En ese caso coinciden dos ciclos que se retroalimentan sinérgicamente sin que sea capital el orden cronológico estricto de cada uno de los acontecimientos que constituyen dichos ciclos.   Por ello, distinguiría dos principales tipos de ciclos: el preestablecido y el existencial. El primero, al que llamaría ciclo-preestablecido, es una combinación entre el tiempo cronológico y el circular y su existencia se debe, por un lado, a las condiciones naturales y materiales del planeta en combinación con una serie de convenciones culturales. Debido a la rotación y traslación terrestre, estamos condicionados por una buena cantidad de ciclos preestablecidos, y con el transcurso de los siglos y la acumulación de conocimiento, el ser humano ha sabido acomodar la propia existencia sobre ellos. Cada 365 días –al mismo tiempo que el planeta le da una vuelta al sol, nos parezca bien o no– nosotros celebramos Navidad, año Nuevo, día de la Constitución, nuestro cumpleaños, etc. De ahí decidimos –en Occidente– dividir el año en 12 meses y éstos a su vez en semanas de siete días.  Todos estos ciclos –amalgama entre las condiciones naturales y los condicionamientos culturales– ocurren con independencia de nuestros planes y proyectos y, de hecho, lo más sensato es aprovecharlos adaptando a ellos nuestros planes y proyectos particulares.  Si los vemos con objetividad son muy útiles porque generan naturalmente estructura sobre nuestros actos: nos dan tiempos determinados, formas concretas y convencionales en que ocurren con lo cual se convierten en formas compartidas por todo el grupo social. Gracias a su regularidad y caracterización nos permiten hacer planes, diseñar y concretar proyectos de todo tipo. Por ejemplo, de cada siete días, siempre habrá un lunes, un martes, un miércoles… y así hasta el domingo y cada uno de ellos, aun siendo cronológicamente idénticos – todos están constituidos por veinticuatro horas, de sesenta minutos cada una, de sesenta segundos cada uno– les hemos atribuido una serie de características que nos permiten comportarnos distinto en cada caso –a menos que estemos de vacaciones (fuera del tiempo), nunca será igual un domingo que un miércoles– y asignar actividades diferentes en cada caso, y esa estructura se sostiene de forma idéntica cincuenta y dos veces por año.  Ese armazón, que a primera vista puede parecer esquemático y rígido, en realidad nos permite desplegar sobre él toda nuestra creatividad. Es gracias a esta red de ciclos interconectados e interdependientes que podemos diseñar nuestra vida. Es decir, que sobre los periodos natural y culturalmente periódicos, sucesivos y constantes del tipo cíclico-preestablecido montamos nuestros planes y proyectos, y la mera existencia de esos marcos temporales de referencia nos permite administrar nuestras agendas, elaborar estrategias y conseguir lo deseado. Justo lo opuesto de lo que hacemos en la segunda variedad: los ciclos-existenciales. Como seres humanos sociales, vivimos insertos en una buena variedad de ámbitos y ejercemos una diversa serie de roles. Al mismo tiempo que desempeñamos una actividad profesional o formativa, somos hijos, padres, parejas, amigos, tenemos hobbies, del mismo modo que tenemos aspiraciones, deseos, propósitos, planes, proyectos que deseamos concretar en una o varios de los ámbitos señalados y para conseguirlo llevamos a cabo una serie de actividades concretas en cada uno de los casos. Cada uno de ellos podemos considerarlo un ciclo existencial. Y además, cada ciclo existencial puede constar de varias etapas. El ejemplo más obvio: nuestro rol como pareja. Comenzamos una relación afectiva y romántica con alguien y ese ámbito se convierte, aun cuando conviva con el resto de nuestros roles, en una realidad completa por sí misma y si por alguna causa la pareja se disolviera, ese ciclo existencial terminaría. Pero quizá lejos de terminar, pase a una segunda fase y los miembros de la pareja decidan vivir juntos, para, quizá, alcanzar más adelante una etapa posterior que consista en tener descendencia.   Es difícil exagerar la importancia de cerrar completa y categóricamente un ciclo existencial antes de abrir otro en el mismo ámbito. Aceptar y digerir las pérdidas, asumir los aprendizajes, resignificar el sufrimiento que implica el final de cada uno de estos ciclos, que suele ser de importancia capital para la vida tanto cotidiana como interior y psicológica del individuo, es casi siempre la diferencia entre construir un nuevo presente con una nueva perspectiva de futuro o quedarse estancado física, emocional, sentimental o profesionalmente. Quedarse atorado en ciclo caduco se experimenta en muchos casos como un lastre, como un peso que se lleva sobre las espaldas que nos impide movernos y evolucionar.  Cerrar consciente, simbólica y de forma decidida y saludable cada ciclo que termina –amoroso, profesional, pérdida familiar, etc.– asumiendo de manera adulta los aprendizajes y pérdidas que haya implicado, equivale a la curación de una herida. Limpiarla, retirarle la pus, desinfectarla, produce dolor, inflamación, hipersensibilidad y requiere de acciones y cuidados que la conduzcan a cicatrizar por completo.  Cerrar correctamente un ciclo existencial equivale a sanar, a cicatrizar y, respondiendo a su carácter circular y temporal, generar entonces las condiciones para volver a abrir uno nuevo, pero desde un lugar distinto, fortalecidos por la experiencia y la sabiduría que el proceso nos dejó.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(47) "Tipos de ciclo: preestablecidos y existenciales" ["post_excerpt"]=> string(196) "Cerrar correctamente un ciclo nos permite generar condiciones para abrir uno nuevo, pero desde un lugar distinto, fortalecidos por la experiencia y la sabiduría que el proceso anterior nos dejó." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "tipos-de-ciclo-preestablecidos-y-existenciales" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-07 11:07:22" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-07 16:07:22" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74355" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17657 (24) { ["ID"]=> int(74779) ["post_author"]=> string(3) "104" ["post_date"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content"]=> string(7135) "Todos conocemos que existe aún esa minoría de personas que promueven la no vacunación contra el SARS-COVID19. Se trata de celebridades que van desde políticos y congresistas, profesionistas y hasta deportistas de fama mundial. Se niegan a vacunarse  ya sea por motivos de la libertad de decidir sobre su propio cuerpo, restringir su movilidad o sus derechos humanos; o por otros, como los asuntos personalísimos relacionados con los conceptos de lo que es saludable o no.  Legislar a favor del bien común es una parte fundamental del marco legal de todo Estado y gobierno. El bien común está por encima de muchos valores y creencias personales de los mismos individuos porque sin bien común no puede existir una sociedad moderna.  La historia nos ha mostrado el impacto demoledor de las pandemias como la peste negra en 1347 o el VIH Sida en 1981. Las pandemias frenan la economía y cambian los hábitos de las personas durante su ocurrencia. Dos años después del SARS-COVID19 ya deberíamos haber aprendido y conocido cuáles son las ventajas y desventajas de la vacunación que por hoy podemos resumir en conservar la VIDA o encontrar la MUERTE La OMS (organización mundial de la salud) está por el SÍ, en este asunto y promueve y recomienda la vacunación: “Con las vacunas anticovídicas hoy disponibles, el objetivo primordial sigue cifrándose en reducir las muertes y las formas graves de enfermedad y en proteger los sistemas de salud. Las vacunas que han sido incluidas en la lista OMS de uso en emergencias, correspondientes a varias plataformas vacunales, proporcionan un elevado nivel de protección contra las formas graves de enfermedad y la muerte debidas a variantes preocupantes. Por lo que respecta a la variante ómicron, el perfil de mutaciones y los datos preliminares llevan a pensar que la vacuna será menos eficaz contra la enfermedad sintomática causada por esta variante, pero es más probable que siga protegiendo de las formas graves de enfermedad. No obstante, hacen falta más datos sobre la eficacia de la vacuna, en particular contra la hospitalización, las formas graves de enfermedad y la muerte, referidos a cada plataforma vacunal y a los diversos regímenes de dosificación y de producto administrado…” (Fuente: Declaración OMS 11/01/22). Dependiendo la fuente, quienes asisten a los hospitales son en un 90-95% no vacunados; sin embargo, la distribución de esos pacientes comienza a cambiar, de acuerdo a la información oficial: “en las últimas cinco semanas, la mayor parte de los casos están presentes en los grupos de 18 a 29 años, seguido del grupo de 30 a 39 años y 40 a 49 años” (Fuente SSA. Prevención de la Salud. 16/01/2022). El efecto de las vacunas entonces ha invertido la tendencia en los grupos de edades y de continuar esta misma el segmento de los menores de 17 años podría llegar a posicionarse como el de mayor crecimiento.  Aunque se presume que ha bajado la severidad de la hospitalización y la letalidad en proporción al número de contagios de entre un 6.5-7.5% a un 2-3%; el VIRUS ha demostrado una capacidad excepcional de mutación, por lo que se deben extremar los cuidados, sobre todo en esos grupos de población como el de los menores de 17 años para evitar la ocurrencia de una nueva cepa. El encierro y aislamiento están afectando, como siempre, en lo económico y las relaciones humanas, pero también hay otros impactos como en la educación media y superior donde se está perdiendo calidad y ya hasta se percibe como injusto que las universidades sigan cobrando las mismas colegiaturas a los educandos sin usar las instalaciones, lo que ha provocado deserciones importantes en todo el país.  También el impacto laboral se deja ver en la falta de mano de obra como en el sector productivo, maquiladoras, hospitales, transportes, empacadoras. Los efectos del ausentismo, el estrés laboral, la rotación del personal ha desatado una crisis evidente que no favorece a las empresas, y de frente a un escenario de “probable” estanflación (ausencia de crecimiento económico + inflación) con alza de precios desmesurada en insumos, materias primas, energéticos, servicios y productos terminados disminuyendo durante esta etapa el consumo de compradores y deteniendo los procesos de crecimiento y oportunidades de riqueza. Una de las variables nuevas que está cambiando producto de este fenómeno de la pandemia es el “efecto” de la agravación de riesgo en las pólizas de seguro. Este concepto en ningún lugar tiene más impacto operativo que en las diversas aseguradoras mexicanas que han comenzado y tomado la decisión a partir de enero del 2022 considerar como motivo de cancelación y exclusión durante las reclamaciones relacionadas con padecimientos respiratorios como neumonía o COVID-19  para las operaciones de vida y gastos médicos. De acuerdo con la Ley Federal del Contrato del Seguro, en los artículos 52, 53 y 54 se menciona que un asegurado tiene la obligación de notificar la “agravaciones de riesgo” durante la vigencia de su póliza y que una aseguradora puede cambiar las condiciones del seguro y sus servicios, si determina o conoce un evento que agrave la situación del asegurado.  Por todo esto algunas aseguradoras mexicanas han determinado que NO VACUNARSE es un acto de agravación de riesgo intencional cosa que tiene mucho sentido, por lo tanto, existe ya la obligación de un aviso obligatorio en ese caso por parte del asegurado.  Así que valioso lector considere esta interesante perspectiva de las aseguradoras me parece relevante, nos guste o no, es una condición más en la sociedad mexicana y se presume se hará algo cotidiano.   Cuidado si usted aún no se vacuna pudiendo hacerlo, porque al menos en lo que respecta en sus seguros de vida y gastos médicos, la aseguradora puede meterlo en una “negociación dura” en el momento de una reclamación.  Algo que antes era y parecía tan sencillo se ha transformado y persistirá durante la pandemia, será complicado ¡Ya tome sus previsiones! " ["post_title"]=> string(75) "¿Vacunarse o NO? Polémica o irresponsabilidad: una perspectiva financiera" ["post_excerpt"]=> string(118) "El bien común está por encima de los valores y creencias personales de los individuos que se niegan a ser vacunados." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(70) "vacunarse-o-no-polemica-o-irresponsabilidad-una-perspectiva-financiera" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-01-20 10:02:21" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-01-20 15:02:21" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=74779" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1ca45f87eeb7233e5de165112341a2d0" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Vacunarse o NO? Polémica o irresponsabilidad: una perspectiva financiera

El bien común está por encima de los valores y creencias personales de los individuos que se niegan a ser vacunados.

enero 20, 2022

Tipos de ciclo: preestablecidos y existenciales

Cerrar correctamente un ciclo nos permite generar condiciones para abrir uno nuevo, pero desde un lugar distinto, fortalecidos por la experiencia y...

enero 7, 2022




Más de categoría

BLOOMBERG PHILANTHROPIES ANUNCIA A LAS  15 CIUDADES GANADORAS DEL GLOBAL MAYORS CHALLENGE

Bloomberg Philanthropies promovió la competencia Global Mayors Challenge donde participaron 640 ciudades de todo el mundo y de las...

enero 25, 2022

Cateterismos de rutina; Agua para algunos (y más cara para otros); #UnAcosadorAlParecerSiSeráEmbajador, y TikTokers en Movimiento Ciudadano

Como cada semana, Fernando Navarrete comenta los acontecimientos más importantes a nivel nacional, con su singular estilo.

enero 25, 2022
El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

El “Testamento Político”: la nueva distracción de AMLO

En un mensaje emitido en sus redes sociales, López Obrador dio a conocer que redactó un “Testamento Político”. ¿Qué...

enero 24, 2022

¿Algún día meterán en orden a los mal llamados Centros de Rehabilitación Social?

Siempre hemos sabido de la gran corrupción que impera en las cárceles. No es nuevo. Es un problema tan...

enero 21, 2022