Los grandes retos del Paradigma posmoderno

La tesis central del movimiento posmoderno consiste en la afirmación de que la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura y del punto de vista desde donde se le...

20 de enero, 2023 trump y la posverdad

El posmodernismo se funda en tres grandes principios teóricos. contextualismo, constructivismo y aperspectivismo. 

Pero conlleva una contradicción de origen: si bien la idea de que la “verdad depende del contexto” es plausible, al llevarla al extremo se convierte en: “sólo existen verdades locales y todas son igualmente válidas”. Al no poder jerarquizar el valor de cada planteamiento, el narcisismo se ha generalizado. 

Posmodernidad y lo verdadero

La tesis central del movimiento posmoderno, que podemos llamar pluralista por su genuino deseo de igualdad y de integrar a todas las culturas y todos los puntos de vista por igual, consiste en la afirmación de que la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura y del punto de vista desde donde se le interprete. La verdad, entonces, no es más que una interpretación de los hechos entre las muchas posibles. Esta visión le da un enorme peso a la interpretación individual, con los riesgos obvios e inherentes que implica que nuestras conclusiones se desliguen de la realidad objetiva, con lo cual pueda considerarse como verdad cualquier cosa que el individuo asuma como tal. La verdad no es algo que nos venga dado de antemano sino que se construye: se elabora, se interpreta y se construye.

El posmodernismo pone al lenguaje como el centro de gravedad y la metafísica es sustituida por el análisis de textos. Para filósofos como Ludwig Wittgenstein el lenguaje es fundamental para construir la realidad, que si bien es como es, también puede ser de otra manera: “los límites de mi lengua son los límites de mi mundo”. Si bien comparto la idea de que lo que no puedo enunciar no existe para mí, el que no exista para mí no significa que no exista en lo absoluto. (Recordemos el ejemplo de las alucinaciones psicóticas de John Nash, que fueron representadas en la película Una mente de brilla; el que esas imágenes fueran reales para él no las hacen verdaderas.) 

Principios teóricos del Posmodernismo

En opinión de Ken Wilber, expresada en su libro Trump y la posverdad1, el posmodernismo se funda en tres grandes principios teóricos. 

El primero es el contextualismo, que se sostiene en la premisa de que no hay verdades universales y que cualquier conclusión que se asuma como tal dependerá del contexto en que se construya. 

El segundo, el constructivismo que se funda en el supuesto de que la verdad no es algo dado y que requiere de ser construida. 

Y el tercero Wilber lo llama Aperspectivismo: no existe ninguna perspectiva que carezca de sesgos históricos y por lo tanto ninguna de ellas puede considerarse como preestablecida o privilegiada.  

Cada uno de ellos se integró a la visión posmoderna y tras la crisis de legitimidad del paradigma moderno se vivieron como una bocanada de oxígeno. Sin embargo el planteamiento tiene una profunda contradicción de origen que el pluralismo de hoy aún ha conseguido resolver. Si bien la idea de que la “verdad depende del contexto” es plausible, una vez que se lleva al extremo se convierte en la idea de que “sólo existen verdades locales y todas son igualmente válidas”, lo que llevó a la imposibilidad de jerarquizar el valor de cada planteamiento y de ahí a un narcisismo generalizado no hay más que un paso. 

Posmodernidad y  pluralismo

El problema llegó cuando, la contradicción performativa que envenena el núcleo mismo de la comprensión posmoderna, se hizo evidente: no existen principios ni verdades universales, salvo la idea universal de que “no existen principios y verdades universales”. El discurso posmoderno niega la existencia de cualquier metanarrativa que abarque a todos los seres humanos, salvo ella misma, que sí los abarca, pues considera universalmente verdadera la idea de que no existen verdades universales. Afirman que todo conocimiento –excepto la comprensión posmoderna, que sí es universal– depende del contexto. El conocimiento es una interpretación, excepto el de ellos que es auténtico y universal. La tesis central pluralista afirma que toda verdad, para serlo, debe estar inserta en una cultura particular y sólo ahí lo es. Sin embargo, esta afirmación es en sí universal porque se aplica a todas las culturas y en todos los tiempos.  

Todas las perspectivas son igualmente válidas, salvo las defendidas por el posmodernismo, que “resultan más deseables”, y cualquier jerarquía o categoría de valor se interpretan como opresivas, excepto las defendidas por el posmodernismo. Así, aun cuando es evidente que la igualdad, la inclusión y la sustentabilidad son preferibles a la segregación, el autoritarismo y la intolerancia, la posmodernidad, al erradicar toda jerarquía, se quedó sin argumentos discursivos ni puntos de referencia para justificar la superioridad de unos valores por encima de otros. Lo que comenzó diferenciando y reconociendo conceptos verdaderos pero parciales, como la visibilización y reconocimiento de culturas oprimidas, una vez llevados al extremo de asignarle a todo el mismo valor, dieron lugar a un relativismo pluralista radical que conduce al nihilismo y al narcisismo.

Verdad y opresión 

Conforme nos sumergíamos en el tobogán de un pluralismo cada vez más radical, toda verdad heredada de los procesos históricos del pasado es comprendida como un intento de imposición opresiva. Y esto nos lleva a la conclusión lógica, pero extrema, de que cualquier verdad que no es completamente propia, que no es producto de nuestra particularísima interpretación, es una forma de poder que nos oprime. Así lo dice Wilber: “Según esa perspectiva, el pasado no nos legó verdades reales y duraderas, sino modas inventadas por la historia, con lo cual nuestra tarea consiste en rechazar todas esas verdades y empeñarnos en el logro de una autonomía creada y puesta en marcha por cada uno2…”.

Lo mismo sucede con los valores: no existen superiores e inferiores. Wilber asegura que para el posmoderno: “Cualquier valor o verdad que afirme ser universal, verdadero o útil para todos, no es más que una forma disfrazada de poder, que trata de obligar a todo el mundo a adoptar las verdades y valores de quienes las promueven con el objetivo último de la esclavitud y la opresión3”.

Cultura y verdad

Puesto que el posmodernismo defiende la idea de que toda verdad es una construcción cultural, la verdad no existe en sí misma, sino que depende de la perspectiva, de la cultura, del punto de vista, pero sobre todo de la interpretación personal. Llevados al extremo es posible negar realidades objetivas o hechos demostrados si contravienen nuestra forma de entender un evento o una circunstancia en particular. Desde la perspectiva posmoderna todo pensamiento humano es generado y está limitado por formas lingüístico-culturales propias de cada idiosincrasia y de cada individuo. Así, el conocimiento humano es producto de las prácticas lingüísticas y sociales de cada comunidad local y producido por sus propios intérpretes, sin relación con alguna realidad concreta e independiente.

Cuando se abraza esta comprensión como verdadera, se llega a la inevitable conclusión de que todas las perspectivas son igualmente válidas del mismo modo que ninguna perspectiva posee la legitimidad para imponerse a las demás. Este igualitarismo que suprime toda jerarquía y niega cualquier posibilidad de narrativas universales conduce a una atomización de la verdad que convierte las interacciones humanas y los acuerdos colectivos en fenómenos aislados.  

El retrato de ese mundo de pequeños conjuntos aislados es en sí un metarrelato que rige y condiciona las interacciones, tanto internas de cada conjunto, como entre el universo de conjuntos. Esto resulta conflictivo para los pluralistas posmodernos, pues hace que su paradigma fundado en la igualdad, donde todas las ideas y manifestaciones son igualmente válidas y dignas de respeto, entre en contradicción con aquellas manifestaciones que utilizan esa apertura a la inclusión para defender visiones excluyentes y discriminatorias. Pero como argumentativamente no pueden censurarlas, porque justamente defienden la libertad de expresar cualquier idea, han inventado la corrección política y la cancelación como mecanismos sustitutorios de una correcta e indispensable jerarquización del valor.   

Con la mejor de las intenciones, se deconstruyeron los grandes relatos universales para centrar el énfasis en la diversidad, en la importancia de los rasgos culturales particulares, en la necesidad de llevar el discurso moderno de la igualdad a la aceptación indiscriminada del otro, equiparando todos los valores, ideas y construcciones del mundo como equivalentes. Pero cuando todo tiene el mismo valor, nada en realidad vale demasiado, lo que no tarda en llevarnos al nihilismo. 

Con lo que los posmodernos más radicales no contaban es que esa particularización extrema, lejos de conducir a la empatía, la solidaridad y al multiculturalismo constructivo, nos ha llevado a establecer un mundo lleno diferencias, aislamiento y separación.  

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

1 Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Págs. 202

2 Wilber, Ídem, Íbidem, Obra citada, P. 20

Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Pág. 20

3 Wilber, Ídem, Íbidem, Obra citada, P. 20

Wilber Ken, Trump y la posverdad, Primera Edición, España, Kairós, 2018, Pág. 20

Comentarios


object(WP_Query)#18802 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(88015) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(88015) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18806 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18804 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18805 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "08-01-2023" ["before"]=> string(10) "05-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-08 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (88015) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18803 (24) { ["ID"]=> int(88346) ["post_author"]=> string(2) "96" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-31 12:28:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-31 17:28:14" ["post_content"]=> string(4065) "Revertir el daño de la inseguridad en México no es una tarea fácil ya que está sustentada en la pobreza, la desigualdad, el desempleo, la falta de oportunidades, la corrupción y los intereses en el sistema judicial que protegen a los delincuentes. Las acciones emprendidas por las autoridades se topan con este tipo de pudrición que desdeña el trabajo de las autoridades.  Son situaciones que impactan a la sociedad en general porque la sociedad no tiene certeza de que habrá justicia cuando en realidad percibe casos de impunidad o que en lugar de justicia hay corrupción ante la alevosía y maldad con la que actúan muchas autoridades. Es por eso que no podemos negar los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2022, en los que tres de cada 10 habitantes mayores de 18 años se sienten inseguros.
También descubre:
Ya dejen dormir (ruizhealytimes.com) Un caso concreto es el de la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos. Desde hace más de tres años vive una pesadilla luego de que dos hombres irrumpieran en su vida al quemarle el 90% del cuerpo con ácido. Las autoridades judiciales solo actúan con simulaciones. Aún hay políticos del pasado que se allegan de artimañas para comprar jueces como es el caso del exdiputado del PRI, Juan Vera Carrizal, un poderoso empresario gasolinero, autor intelectual del ataque y la persona que pagó para ver cumplidas sus amenazas. Es por lo que aún hay camino por recorrer para poder revertir esta tendencia aberrante que hay en el sistema de justicia penal. No obstante, esto no demerita las acciones de la presente administración y que poco a poco van transformando no sólo esta percepción de inseguridad, sino que también van disminuyendo diversos delitos que nos aquejan. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante el 2022 la incidencia delictiva en 26 entidades del país bajó, es decir, los delitos de alto impacto. Pero los datos en general dan muestra de que la Estrategia de Seguridad de 2019 a 2022 está funcionando ya que se redujo más del 55% los delitos de alto impacto; 60% los homicidios dolosos; 50% el robo de vehículo con y sin violencia. En la Ciudad de México, la más poblada del país, los delitos de alto impacto disminuyeron 46.5% de 2019 a 2022 mientras que el delito doloso registró una disminución del 47% el año pasado, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Estamos hablando de la cifra más baja registrada desde 2015, en donde la capital del país pasó del lugar 21 al 25 en las entidades con más homicidios dolosos a nivel nacional, pasando de una tasa de 16 homicidios por cada 100 mil habitantes a 5.8 por cada 100 mil habitantes de 2019 a 2022 Como mujer y ciudadana en donde somos las más violentadas del país, podemos ver que en la presente administración se trabaja arduamente en el combate a la inseguridad, pero no es casual que la percepción siga siendo negativa, debido a casos como el de Elena Ríos, envuelto en la corrupción del sistema judicial.                                                                                                                 @larapaola1" ["post_title"]=> string(12) "No es casual" ["post_excerpt"]=> string(100) "Los datos en general dan muestra de que la Estrategia de Seguridad de 2019 a 2022 está funcionando." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(12) "no-es-casual" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-31 12:30:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-31 17:30:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88346" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18761 (24) { ["ID"]=> int(88530) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2023-02-03 13:18:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:18:17" ["post_content"]=> string(7566) "En diversas ocasiones ha dicho el presidente López Obrador que la Justicia está por encima del Derecho, que si hay que escoger entre la ley y la justicia, desde luego habría que optar por la justicia. Los opositores critican esta postura, a pesar de que muchos de ellos son abogados que estudiaron en algunas de las escuelas y facultades más importantes del país, y hasta del extranjero, de modo que tendrían que saber que si hay contradicción entre el orden normativo y la justicia, hay que decantarse por la justicia.  Casi todos los que estudiaron y hoy en día estudian Derecho en México, han recibido y reciben una formación basada en el pensamiento del jurista austríaco Hans Kelsen, autor de la muy célebre Teoría Pura del Derecho. Esta doctrina postula que el jurista debe desprenderse de toda consideración ajena al derecho positivo, es decir, el ordenamiento normativo vigente en un determinado Estado. 
También descubre:
Somos lo que leemos – “Pura pasión”, un libro que te llevará al límite (ruizhealytimes.com) Un jurista debe analizar exclusivamente si se actualizó o no el supuesto de la norma, y en tal virtud, si se generan o no consecuencias jurídicas. Si se desvía la atención haciendo consideraciones morales, filosóficas, axiológicas, políticas, religiosas, sociológicas, etcétera, el jurista entrará al terreno de la especulación. Kelsen observa que la justicia es subjetiva, es decir, depende de la opinión y del parecer de las personas, lo mismo que la moral y los valores (axiología); y ni hablar de política y religión. Por lo tanto no hay que considerar si una norma jurídica es justa o no, pues eso es especulativo, sino si es válida o no conforme al sistema. La “justicia” de las normas no importa. Lo que es fundamental es su “validez”.  La norma puede gustar o no (el agrado es cuestión totalmente subjetiva), puede compaginar o no con una cosmovisión personal (por demás también subjetiva), puede apegarse o ir a contrapelo de una cierta noción de justicia o de una doctrina política o religión. Nada importa. Lo único que interesa es que sea válida, es decir, que esté fundada y sostenida en una norma superior, y ésta en otra todavía más alta, hasta llegar a la constitución, fuente de validez de todo el sistema normativo. Las normas que no pueden sustentarse o justificarse así, son eliminadas por el propio sistema.  El positivismo jurídico fue durante la primera mitad del siglo XX la corriente imperante en prácticamente todas las instituciones en donde se enseñaba Derecho, tanto en Europa como en América, si bien en el ámbito anglosajón existieron también doctrinas alternativas. Kelsen fue por mucho el jurista más influyente en la primera mitad del siglo XX. La idea de un derecho natural (iusnaturalismo) –doctrina emparentada con la filosofía griega, el derecho romano y el pensamiento católico fue ridiculizada y despreciada por el pensamiento científico. Pero de repente todo cambió.  Me parece que el problema de la relación entre la justicia y el derecho positivo fue resuelto en definitiva tras la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces quedó claro –como habían postulado muchos filósofos griegos (Sócrates, Platón, Aristóteles), juristas y pensadores romanos (Cicerón, Séneca) e intelectuales cristianos (San Agustín, Santo Tomás de Aquino)– que la justicia está por encima de la ley. Es más, la justicia de la norma jurídica es uno de sus elementos esenciales, de tal suerte que la ley injusta no es ley, sino violencia institucionalizada.  La prueba de que la justicia no es la ley y de que está por encima de la ley, son las leyes “injustas”, que, como acabo de sugerir, no son propiamente leyes, sino instrumentos para institucionalizar la violencia. Desde el momento en que podemos calificar de injusta una ley o todo un sistema jurídico, desde ese momento estamos afirmando la preeminencia de la justicia sobre el derecho. Si no fuera así, no podríamos decir que las Leyes de Nuremberg de 1933 (las tristemente célebres leyes racistas de los nazis que degradaban a los judíos e incluso prohibían a los “alemanes puros” sostener coito con judíos), además de abiertamente injustas, eran una aberración. Al final de la guerra, los criminales nazis intentaron justificar sus fechorías amparándose en dos cuestiones: 1) que obedecían órdenes superiores, y 2) que el ordenamiento legal los obligaba. Por fortuna los juristas que participaron en los Juicios de Nuremberg no siguieron la doctrina de Kelsen, según la cual todo habría sido legal. Por el contrario, los Juicios de Nuremberg establecieron de una vez por todas la posibilidad de leyes injustas y de regímenes injustos. Los principales jerarcas nazis fueron condenados a muerte.  No pecaré de ingenuo como para no darme cuenta de que la justicia como ideología –es decir, la justicia tergiversada– ha sido fuente de grandes crímenes. Por eso hay que tener extremo cuidado con el tema de la justicia. Sin entrar en detalles y explicaciones extensas, por fortuna tenemos un parámetro objetivo, inobjetable, incuestionable, claro y preciso para delimitar la justicia: los derechos humanos (el ius, diría el neorrealismo jurídico: esfera jurídica primigenia y originaria, fuente de todo derecho –los vocablos latinos iustitia e ius están emparentados; no confundir ius con lex).  No lo que un particular crea, según sus ideas, que son los derechos humanos, sino los instrumentos internacionales en la materia. Por encima de la constitución mexicana están los derechos humanos. La justicia no es, pues, cuestión de opinión, como creía Kelsen, sino cuestión técnica y objetiva. Mucho menos es cuestión de gustos ni de cosmovisiones ni de religión.   No quiero polemizar sobre lo que dijo el presidente. Simplemente sostengo que en el fondo es cierto: la Justicia está por encima del Derecho (sistema normativo). Seguramente el presidente sabe que la justicia puede ideologizarse, politizarse y tergiversarse –todo parece indicar que él mismo lo hace–, y que en su nombre se han cometido crímenes de lesa humanidad. Ignoro si el presidente sabe que la justicia está orientada por los derechos humanos, de modo que tampoco la justicia es algo que se pueda manejar caprichosamente. También sé que algunos juristas y filósofos tendrán ideas alternativas sobre la justicia. De ahí la importancia del diálogo y la riqueza de los debates." ["post_title"]=> string(43) "¿Está la Justicia por encima del Derecho?" ["post_excerpt"]=> string(118) "Los Juicios de Nuremberg establecieron de una vez por todas la posibilidad de leyes injustas y de regímenes injustos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(39) "esta-la-justicia-por-encima-del-derecho" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-02-03 13:21:07" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-02-03 18:21:07" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88530" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18803 (24) { ["ID"]=> int(88346) ["post_author"]=> string(2) "96" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-31 12:28:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-31 17:28:14" ["post_content"]=> string(4065) "Revertir el daño de la inseguridad en México no es una tarea fácil ya que está sustentada en la pobreza, la desigualdad, el desempleo, la falta de oportunidades, la corrupción y los intereses en el sistema judicial que protegen a los delincuentes. Las acciones emprendidas por las autoridades se topan con este tipo de pudrición que desdeña el trabajo de las autoridades.  Son situaciones que impactan a la sociedad en general porque la sociedad no tiene certeza de que habrá justicia cuando en realidad percibe casos de impunidad o que en lugar de justicia hay corrupción ante la alevosía y maldad con la que actúan muchas autoridades. Es por eso que no podemos negar los datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2022, en los que tres de cada 10 habitantes mayores de 18 años se sienten inseguros.
También descubre:
Ya dejen dormir (ruizhealytimes.com) Un caso concreto es el de la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos. Desde hace más de tres años vive una pesadilla luego de que dos hombres irrumpieran en su vida al quemarle el 90% del cuerpo con ácido. Las autoridades judiciales solo actúan con simulaciones. Aún hay políticos del pasado que se allegan de artimañas para comprar jueces como es el caso del exdiputado del PRI, Juan Vera Carrizal, un poderoso empresario gasolinero, autor intelectual del ataque y la persona que pagó para ver cumplidas sus amenazas. Es por lo que aún hay camino por recorrer para poder revertir esta tendencia aberrante que hay en el sistema de justicia penal. No obstante, esto no demerita las acciones de la presente administración y que poco a poco van transformando no sólo esta percepción de inseguridad, sino que también van disminuyendo diversos delitos que nos aquejan. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, durante el 2022 la incidencia delictiva en 26 entidades del país bajó, es decir, los delitos de alto impacto. Pero los datos en general dan muestra de que la Estrategia de Seguridad de 2019 a 2022 está funcionando ya que se redujo más del 55% los delitos de alto impacto; 60% los homicidios dolosos; 50% el robo de vehículo con y sin violencia. En la Ciudad de México, la más poblada del país, los delitos de alto impacto disminuyeron 46.5% de 2019 a 2022 mientras que el delito doloso registró una disminución del 47% el año pasado, de acuerdo con la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Estamos hablando de la cifra más baja registrada desde 2015, en donde la capital del país pasó del lugar 21 al 25 en las entidades con más homicidios dolosos a nivel nacional, pasando de una tasa de 16 homicidios por cada 100 mil habitantes a 5.8 por cada 100 mil habitantes de 2019 a 2022 Como mujer y ciudadana en donde somos las más violentadas del país, podemos ver que en la presente administración se trabaja arduamente en el combate a la inseguridad, pero no es casual que la percepción siga siendo negativa, debido a casos como el de Elena Ríos, envuelto en la corrupción del sistema judicial.                                                                                                                 @larapaola1" ["post_title"]=> string(12) "No es casual" ["post_excerpt"]=> string(100) "Los datos en general dan muestra de que la Estrategia de Seguridad de 2019 a 2022 está funcionando." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(12) "no-es-casual" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-31 12:30:24" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-31 17:30:24" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88346" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(47) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "cc52884c87f818d586928bb0c8c13b11" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La grave inseguridad en la CDMX

No es casual

Los datos en general dan muestra de que la Estrategia de Seguridad de 2019 a 2022 está funcionando.

enero 31, 2023
amlo y la justicia

¿Está la Justicia por encima del Derecho?

Los Juicios de Nuremberg establecieron de una vez por todas la posibilidad de leyes injustas y de regímenes injustos.

febrero 3, 2023




Más de categoría
amlo y la justicia

¿Está la Justicia por encima del Derecho?

Los Juicios de Nuremberg establecieron de una vez por todas la posibilidad de leyes injustas y de regímenes injustos.

febrero 3, 2023
Anders Behring Breivik

Muchos mundos, un solo Ser Humano: Humanismo Multicultural Universal

El mundo es muchos mundos porque en él existen una inconmensurable cantidad de culturas, comprensiones de la vida y...

febrero 3, 2023
Cuidados paliativos

Cuidados paliativos y el principio del doble efecto

No debe olvidarse que los cuidados paliativos son una parte esencial de la atención de pacientes terminales y debe...

febrero 3, 2023
la Guardia Nacional

Cinco trabajos más que puede hacer la Guardia Nacional

Ya que la GN es multiusos, Octavio García nos menciona en qué otras tareas, además de las que ya...

febrero 3, 2023