Las cifras del presidente

Del segundo informe de gobierno en materia de economía puede desprenderse poco; realmente nada que complemente los enunciados matutinos del presidente. Sabemos que no le gusta tocar el tema de la economía porque también sabemos que no...

7 de septiembre, 2020

Del segundo informe de gobierno en materia de economía puede desprenderse poco; realmente nada que complemente los enunciados matutinos del presidente. Sabemos que no le gusta tocar el tema de la economía porque también sabemos que no le gusta tocar temas en donde pierde. El rezago de la economía viene desde su toma de posesión y tal vez desde antes, por las cancelaciones importantes como presidente electo. Es preciso abundar en las encuestas y en sus costos. 200 mil millones de pérdida en Texcoco no es cifra que pueda ocultar el atropello de un ejercicio simulado en adopción y convencimiento ciudadano.

Muchos analistas han aportado los verdaderos costos del traslado de un aeropuerto de talla mundial a uno de características de carga aérea. Más allá de los costos, las implicaciones para la economía mexicana han evolucionado en el verdadero matiz de futuro para la nación. Es imposible hallar la explicación de una decisión que por simple sentido común se hubiera sostenido. Se desechó y el deshecho incluye un anticipo de derrota por la magnitud de la obra y otro más por la imposición no cuantificada de una visión anclada en la obstinación y en un falso horizonte que pudiera suplir un activo real por un proyecto imaginario.

Después de dos años, la situación no cambia. La pérdida es real y la suplantación está muy lejos de arrojar una solución. Podemos imaginar un espacio aéreo asfixiado y contrariado en la escena internacional, la que cuenta en materia turística y en materia de relaciones con el mundo entero, como ya lo teníamos en 2018. Así nació lo que pretendía ser una transformación. El error de inicio cimentó una ruta de fracasos. Lo que parecía una interpolación de proyectos alternos se convirtió en una constante de dispendio sin límite en una mira al interior de la nación y se le llamó rescate. Ser autosuficientes en energía y alimentos, metas de un retraso generacional. se alzaron como premisas de esta transición.

La petrolera mexicana fue la primera afectada con esa mira redentora de valores y de rescate, cuando la empresa tenía utilidades y contaba con contratos de exploración profunda para nunca más refinar y nunca más perder el capital recuperado en 2018. Las refinerías cuentan con un nivel de atraso de más de cuatro décadas en tecnología y en planta operativa. Seis son y seis pierden gradualmente su capacidad de operación. Rehacer su operatividad va simplemente contra toda lógica financiera y de mercado. 

Las cifras que este gobierno no podría ocultar reúnen más de 600 mil millones de pesos de pérdidas en solo ocho meses. Eso ha perdido PEMEX. Dimensionar esta pérdida en el entorno de lo creado por la nación en la suma de bienes y servicios, aunado a la deuda de la petrolera, representa el 12% de ese total, de esa suma, producto de la nación. Este caso es único en el mundo, ninguna empresa en otro entorno del orbe, estaría operando. Esa gravedad reúne el concepto de rescate de una empresa que no necesitaba ser rescatada.

La visión de este gobierno no se ha detenido ahí. La comisión Federal de Electricidad también merecía ser rescatada; desde luego no era preciso hacerlo, dadas las condiciones de legado de una Reforma Energética que negaba materiales fósiles en la producción de energía y abría a la inversión del exterior, sin riesgo para la nación, energías limpias y renovadoras. En este entorno tan controversial existen capítulos de recomposición de rumbo, radicados en nuestra Corte Suprema. 

El dispendio siguió su desbocado camino para situar una premisa falsa de recomposición de la economía y de los mercados de consumo. Se instaló una dádiva sin padrón y sin estructura en Jóvenes Construyendo El Futuro, un eufemismo para una construcción clientelar. Esta acción y otras que cimentaban un ahorro pretendido en una imaginaria de desvío de recursos, jamás se dio y de una cifra presupuestada en quinientos mil millones de pesos, un solo peso nunca apareció. El desequilibrio proyectado en esa imaginaria y un presupuesto destinado a obra innecesaria, ha creado un déficit real de la cuenta pública. 

Las cuentas de este gobierno nunca podrán cuadrar cuando la infraestructura en franco descuido se interpretó como necesidad en tres áreas no demandadas por el sector creador de recursos, el empresarial. Las reservas para fines muy distintos a las tres áreas de concentración de esta transición, se han agotado y la deuda tendrá que hacer su parte. El problema es que los simples costos de emisión de papel gubernamental y sobre todo el de PEMEX ya encareció el costo del capital y el servicio de la deuda. 

Los castigos a PEMEX y al país cuestan y cuestan mucho. No es preciso elevar el valor nominal de la deuda existente, la simple renovación y las pérdidas de grado de inversión se encargan de hacerlo. Se han recibido préstamos de nuestros organismos financieros internacionales de nuestra región y se han destinado a coberturas inmediatas. En tanto no se etiqueten los créditos para proyectos de plazo, la recuperación de la economía no se dará, porque estos no existen. 

El ahorro que se denominó republicano lastimó áreas prioritarias del contrato social; el ahorro simplemente se tradujo en recortes sin miramiento para destinar el recurso presupuestado a las ofertas de captura electoral y a las tres obras innecesarias y no prioritarias del gobierno. La ineficiencia en el aparato del gobierno debilitó la vía institucional y las funciones específicas de innumerables organismos en educación, campo y sobre todo, en salud pública. 

Tenemos un gobierno asfixiado y con escasas posibilidades de salida de las crisis de salud y  económica. No existe voluntad de cambio y la guía –por  llamarle de alguna manera– radica  en la visión de un solo hombre, el presidente, que anuncia como logro una cifra de empleo de cien mil creados en fecha reciente cuando la pérdida es de millones, cuando anuncia un ahorro de 500 mil millones que PEMEX se encargaría de borrar en unos cuantos meses como fue detallado; que anuncia recuperación de la economía cuando cerramos con un 10% de pérdida del producto, que anuncia bases insostenibles de ingreso derivado de su dádiva, finita y atemporal, que anuncia una economía moral, que no existe en ningún rincón del orbe. Esas son sus cifras, nosotros padecemos otras muy distintas.

 

Comentarios


object(WP_Query)#18013 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28804) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(28804) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18017 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18015 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18016 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (28804) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(85401) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 11:00:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 16:00:01" ["post_content"]=> string(4212) "Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no a personas que pregonan la austeridad republicana. No es la primera vez que Fernández Noroña sufre este tipo de agresiones. El supermercado en cuestión es un lugar con acceso al público en general donde a la entrada aparece la leyenda de no discriminación. Cualquier persona, sin importar su postura política, puede entrar y hacer compras. Pero parece que para algunas personas, si alguien se dice simpatizante o pertenece a la llamada Cuarta Transformación, no puede acudir a ciertos lugares. Esto es un clasismo inaceptable y quien así actúa lo hace desde un falso plano de superioridad.  La gran maravilla de la forma de gobierno llamada República es el principio jurídico de igualdad (los monarquistas no están preparados para esta conversación; ¡y hay monarquistas en México, aunque usted no lo crea!).  Hay personas que se creen superiores y no acaban de aceptar que, bien o mal, de manera eficiente o ineficiente, uno de los ingredientes principales de la 4T es su espíritu social y su orientación hacia los pobres y marginados. Y por eso ha sido bien recibida la 4T por la mayoría de los mexicanos, que la siguen apoyando ante el horror y la incredulidad de muchas personas –como la señora que agredió a Noroña en el City Market– que no pueden entender “cómo es posible que el pueblo sea tan estúpido y siga avalando a López Obrador”.  Para ellos apoyar a López Obrador significa que uno es naco, jodido y resentido (ojo: yo no apoyo a López Obrador ni a ningún régimen; la misión que yo mismo me he dado es ejercer mi libertad y criticar a todos los gobiernos, porque no hay gobierno perfecto. Sin crítica no hay libertad; sin libertad no hay nada). El presidente López Obrador habló de esto en la conferencia matutina del jueves 3 de noviembre. “Ahora resulta –ironizó  el presidente– que si alguien lucha por una causa justa no debe usar zapatos, sino huarache; no se puede poner traje, ni viajar en avión”.  Yo mismo –su amigo y servidor Venus Rey Jr– he sufrido este tipo de reclamos y descalificaciones, incluso en mis círculos cercanos. Algunos suponen que si yo escribo un artículo en donde resalto algún punto que me parece acertado por parte del gobierno, entonces soy un chairo que no debería beber whisky en un restaurante, ni debería hacer mis compras en un supermercado dirigido a un segmento con poder adquisitivo, ni debería viajar a Estados Unidos o Europa, sino que debería beber aguarrás, hacer mis compras en el mercado de un barrio marginado, y debería irme nadando a Cuba o a Venezuela. Esto es inaceptable y revela un clasismo y una exclusión que hasta me da escalofrío (claro, también debo decir que cuando escribo un artículo criticando al gobierno, me llueven insultos, mentadas de madres, descalificaciones y hasta las amenazas por parte de los simpatizantes de la 4T; pero ahora estoy hablando de lo que sucedió a Fernández Noroña y de lo que dijo el presidente). El desprecio que sienten algunas personas hacia los simpatizantes y personajes de la 4T no se queda solo en que los corran de un supermercado, o les griten en un restaurante o en un avión. Si todo fuera como eso, no sería tan grande el problema. El problema es que se traduce en una insoportable actitud de superioridad y desprecio al pobre, al de piel oscura, al marginado, al humilde, al pueblo. Porque hablan de “pueblo” desde afuera, como si no fueran parte del pueblo mexicano. Y se traduce también en descalificaciones masivas y en pseudoargumentos para “demostrar” que el pueblo no debe participar en los procesos democráticos ni debe ocupar cargos públicos, porque es inculto y bruto." ["post_title"]=> string(43) "El inaceptable clasismo de algunas personas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "el-inaceptable-clasismo-de-algunas-personas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 12:08:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 17:08:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85401" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17985 (24) { ["ID"]=> int(86084) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 13:44:43" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:44:43" ["post_content"]=> string(6241) "La verdad es producto de largos procesos históricos que han creado estructuras de comprensión compartidas que condicionan nuestro modo de entender la existencia y nuestra interacción con el mundo.  Este entretejido de relatos guardan coherencia y relación entre sí y buscan explicar de la manera más universal posible el funcionamiento del universo. Estos metarrelatos los conocemos como cosmovisiones o paradigmas.  La película de 2001, Una mente de brillante, dirigida por Ron Howard, está basada en la historia verídica de John Forbes Nash, un sobresaliente matemático que obtuvo el Premio Nobel de Economía en 1994, pero que padecía esquizofrenia paranoide lo que, con el paso del tiempo, fue deteriorando su condición física y mental, así como sus relaciones familiares, de pareja y de amistad. El personaje interpretado por Russell Crowe padece potentes alucinaciones y delirios que lo hacen tomar como verdadero lo que no lo es y llevar a cabo toda clase de actos y decisiones carentes de cualquier congruencia con su posición y realidad evidente. Años después, tras múltiples problemas en todos los ámbitos de su vida, consigue poco a poco discriminar las alucinaciones de lo objetivamente existente y aprende también a ignorarlas. Sólo así es capaz reintegrarse parcialmente al mundo y a la vida en sociedad.  Si bien las experiencias esquizoides de Nash eran reales, en tanto que efectivamente le ocurrían, lejos de reflejar la Realidad –con mayúscula, esa combinación de realidad objetiva y subjetiva–, denotaban un funcionamiento deficiente de su cognición y subjetividad. Debido a la patología, su manera de percibir el mundo era errónea por más que las alucinaciones fueran experimentadas de verdad, y este hecho contaminaba su interpretación dando lugar a un relato existencial que discrepaba de lo que en efecto constituía el mundo concreto. Lo que consigue Nash en la cinta no es poca cosa: reconoce que lo que él percibe como verdadero no necesariamente lo es y desarrolla un disposición inquebrantable a desafiar lo que le dicen sus sentidos buscando en el consenso con los demás una confirmación que le permita discriminar entre lo que efectivamente ocurre contra lo que no. ¿Te atreverías a desafiar aquello que acríticamente consideras verdad confrontando y consensuando la verdad propia con la del otro en aras de construir un mejor mundo compartido? Refutando la famosa máxima de Nietzsche de que “no hay hechos, sólo interpretaciones” podemos decir que si bien la interpretación es central en nuestra forma de vincularnos con el mundo, debido a infinidad de sesgos y limitaciones, no siempre interpretamos correctamente. Por eso, considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas. Este sería el primer paso, tanto para consolidar la salud mental individual como para disolver las guerras culturales que hoy tienen al mundo enfrascado en un diálogo de sordos que no parece tener solución.  Ya dijimos que, a diferencia de la Realidad, que “es lo que es”, la verdad es producto de la construcción humana. Pero el hecho de que se trate de un montaje humano no significa que su elaboración se lleve a cabo de forma arbitraria. Lo que consideramos verdad es producto no sólo de nuestras convicciones decantadas de la experiencia y el aprendizaje individual, sino que forma parte también de largos procesos históricos que han creado estructuras de comprensión compartidas que condicionan nuestro modo de entender y experimentar la existencia y nuestra interacción con el mundo y los demás. Estas estructuras están articuladas a partir de un entretejido de relatos que guardan cierta coherencia y relación entre sí y que buscan explicar de la manera más amplia, universal, duradera y precisa el posible el funcionamiento del universo que nos rodea.  Estos metarrelatos los conocemos también como cosmovisiones o paradigmas y han emergido a lo largo de la historia humana reflejando distintas maneras de entender la existencia. Quienes hemos crecido en alguna variante de civilización humana estamos profundamente condicionados por alguno de ellos o por una combinación de varios.  El nacimiento de un nuevo paradigma ¿significa que las verdades anteriores fuesen falsas o quedarán abolidas a partir de que el nuevo relato se vuelve hegemónico? Desde luego que no. Si bien la cosmovisión naciente sustituye a la anterior en cuanto que se convierte, primero en la vanguardia y posteriormente en comprensión hegemónica, los paradigmas previos no sólo no desaparecen sino que se reconfiguran tomando elementos de las comprensiones emergentes y reescribiendo sus relatos en aras de continuar encajando en la configuración del mundo, pero sin perder sus núcleos estructurales que las dotan de sentido.  En la actualidad existen varios paradigmas, que si bien han dejado de ser hegemónicos, cohabitan en una creciente tensión que es justamente lo que produce las guerras culturales que hoy vemos en todos los ámbitos de lo humano y en todas las latitudes geográficas.  En las próximas entregas haremos una breve exploración de los más influyentes que confluyen en nuestro tiempo, analizando en qué sustentan el núcleo de sus verdades.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir  " ["post_title"]=> string(21) "Verdad y cosmovisión" ["post_excerpt"]=> string(151) "Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(20) "verdad-y-cosmovision" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 13:44:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:44:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86084" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18014 (24) { ["ID"]=> int(85401) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 11:00:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 16:00:01" ["post_content"]=> string(4212) "Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no a personas que pregonan la austeridad republicana. No es la primera vez que Fernández Noroña sufre este tipo de agresiones. El supermercado en cuestión es un lugar con acceso al público en general donde a la entrada aparece la leyenda de no discriminación. Cualquier persona, sin importar su postura política, puede entrar y hacer compras. Pero parece que para algunas personas, si alguien se dice simpatizante o pertenece a la llamada Cuarta Transformación, no puede acudir a ciertos lugares. Esto es un clasismo inaceptable y quien así actúa lo hace desde un falso plano de superioridad.  La gran maravilla de la forma de gobierno llamada República es el principio jurídico de igualdad (los monarquistas no están preparados para esta conversación; ¡y hay monarquistas en México, aunque usted no lo crea!).  Hay personas que se creen superiores y no acaban de aceptar que, bien o mal, de manera eficiente o ineficiente, uno de los ingredientes principales de la 4T es su espíritu social y su orientación hacia los pobres y marginados. Y por eso ha sido bien recibida la 4T por la mayoría de los mexicanos, que la siguen apoyando ante el horror y la incredulidad de muchas personas –como la señora que agredió a Noroña en el City Market– que no pueden entender “cómo es posible que el pueblo sea tan estúpido y siga avalando a López Obrador”.  Para ellos apoyar a López Obrador significa que uno es naco, jodido y resentido (ojo: yo no apoyo a López Obrador ni a ningún régimen; la misión que yo mismo me he dado es ejercer mi libertad y criticar a todos los gobiernos, porque no hay gobierno perfecto. Sin crítica no hay libertad; sin libertad no hay nada). El presidente López Obrador habló de esto en la conferencia matutina del jueves 3 de noviembre. “Ahora resulta –ironizó  el presidente– que si alguien lucha por una causa justa no debe usar zapatos, sino huarache; no se puede poner traje, ni viajar en avión”.  Yo mismo –su amigo y servidor Venus Rey Jr– he sufrido este tipo de reclamos y descalificaciones, incluso en mis círculos cercanos. Algunos suponen que si yo escribo un artículo en donde resalto algún punto que me parece acertado por parte del gobierno, entonces soy un chairo que no debería beber whisky en un restaurante, ni debería hacer mis compras en un supermercado dirigido a un segmento con poder adquisitivo, ni debería viajar a Estados Unidos o Europa, sino que debería beber aguarrás, hacer mis compras en el mercado de un barrio marginado, y debería irme nadando a Cuba o a Venezuela. Esto es inaceptable y revela un clasismo y una exclusión que hasta me da escalofrío (claro, también debo decir que cuando escribo un artículo criticando al gobierno, me llueven insultos, mentadas de madres, descalificaciones y hasta las amenazas por parte de los simpatizantes de la 4T; pero ahora estoy hablando de lo que sucedió a Fernández Noroña y de lo que dijo el presidente). El desprecio que sienten algunas personas hacia los simpatizantes y personajes de la 4T no se queda solo en que los corran de un supermercado, o les griten en un restaurante o en un avión. Si todo fuera como eso, no sería tan grande el problema. El problema es que se traduce en una insoportable actitud de superioridad y desprecio al pobre, al de piel oscura, al marginado, al humilde, al pueblo. Porque hablan de “pueblo” desde afuera, como si no fueran parte del pueblo mexicano. Y se traduce también en descalificaciones masivas y en pseudoargumentos para “demostrar” que el pueblo no debe participar en los procesos democráticos ni debe ocupar cargos públicos, porque es inculto y bruto." ["post_title"]=> string(43) "El inaceptable clasismo de algunas personas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "el-inaceptable-clasismo-de-algunas-personas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 12:08:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 17:08:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85401" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "fdfabfc8af4aa101253a5099e45810d6" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El inaceptable clasismo de algunas personas

Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en...

noviembre 8, 2022

Verdad y cosmovisión

Considerar los hechos objetivos y confrontar las opiniones informadas de nuestros pares resulta medular para construir verdades legítimas y duraderas.

noviembre 25, 2022




Más de categoría
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022
Marcha de AMLO

Marcha de AMLO

El dispendio de recursos para la marcha del domingo no pasó inadvertido.

noviembre 29, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas...

noviembre 29, 2022
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá...

noviembre 28, 2022