La Verdad descubierta (paradigma) Moderno

El paradigma Moderno describe objetivamente “lo que es”, poniendo en segundo término lo que eso que describe significa para el individuo.  A partir de metodologías y procedimientos pretende sistematizarlo todo, buscando suprimir la subjetividad.  Se trata de...

9 de diciembre, 2022 paradigma Moderno

El paradigma Moderno describe objetivamente “lo que es”, poniendo en segundo término lo que eso que describe significa para el individuo. 

A partir de metodologías y procedimientos pretende sistematizarlo todo, buscando suprimir la subjetividad. 

Se trata de hacer que la Verdad salga a la superficie sin que ninguna opinión o percepción particular la empañe. 

Desde el punto de vista del paradigma Moderno, la realidad es una, nos es dada y está ahí para que la estudiemos, nos confrontemos con ella y la colonicemos, en un proceso progresivo y lineal donde los conocimientos adquiridos sobre ella se acumulan de tal modo que cada vez sabemos un poco más de esa realidad objetiva en que vivimos, con la aspiración de que llegue el día en que el cosmos no tenga más secretos para los seres humanos. 

Para el Individuo Moderno la realidad y la verdad son sinónimos. Y solo es real aquello que se puede ver, medir o pesar, ya sea mediante los sentidos o sus amplificadores, como pueden ser microscopios, telescopios, básculas, cámaras fotográficas, etc. En resumen, el carácter de “verdadero” lo otorga el ocupar un lugar en el tiempo y el espacio objetivo y la posibilidad de ser observado e instrumentalizado. Esto implica que los sueños, ideas o pensamientos no son propiamente reales en tanto no se materialicen en algo concreto.

A diferencia del paradigma Tradicional, donde la realidad puede modificarse según los designios de Dios, para el Moderno la realidad está constituida por dos tipos de contenidos: por un lado los principios y leyes universales, constantes y previsibles que rigen todas las interacciones y que son susceptibles de investigarse y conocerse de manera sistemática, y por el otro la materia, que ni se crea ni se destruye, sino que se transforma y que se materializa en entes concretos y sólidos, que si bien mantienen algún tipo de relación entre sí, se les puede separar para convertirlos en sujetos de investigación y estudio.  

Ante el desengaño que significó el paradigma Tradicional, para el individuo Moderno el mundo, como afirmaba Max Weber, “se desencantó”, pero al mismo tiempo se convirtió en un territorio propicio para la exploración y el descubrimiento metódico. Ser una persona moderna implica vivir en consonancia con los principios unificadores e intrínsecos que gobiernan el universo y la naturaleza, y no desde una visión teológica donde el mundo está arbitrado por los caprichos de la divinidad. Se sustituyeron las verdades del dogma por verdades universales ancladas en la objetividad, la ciencia y el humanismo. A partir del perfeccionamiento constante del método científico y el desarrollo tecnológico que permite ampliar y profundizar progresivamente el estudio de los fenómenos del planeta, seremos capaces de conocer por fin el funcionamiento de todo lo que existe.  

La realidad moderna está fundada en una serie de principios y leyes inmutables que le dan al universo solidez y certidumbre, al grado de que podemos conocerlo, predecir su comportamiento e incluso alterarlo mediante procedimientos y técnicas desarrolladas por los humanos. 

Ya no son necesarios los milagros porque ahora tenemos a la ciencia que todo –o casi todo– lo puede, y si no lo puede, lo podrá cuando haya acumulado el conocimiento suficiente, lo que la convierte en una especie de sustituto de la religión. Curar el cáncer, detener el envejecimiento o instalar una colonia humana en Marte es, para el Moderno, cuestión de tiempo, recursos y determinación. En esta cosmovisión el ser humano puede conseguir todo aquello que se proponga, siempre y cuando esté dispuesto a pagar los precios correspondientes en términos de esfuerzo, eficacia y voluntad. Su imaginación es el límite y su creatividad, originalidad y perseverancia sus herramientas de trabajo. 

Para el Moderno que aún es creyente, el libre albedrío tiene más sentido que nunca. Dios nos ha colocado en la creación, nos ha permitido descifrar sus principios, nos ha dado herramientas y talentos específicos a cada uno y será nuestra responsabilidad lo que hacemos con ellos. Puesto que la creación está en movimiento y que ha dejado de existir un destino trazado de antemano para cada quien, el esfuerzo, el logro y el mérito individual comienzan a jugar un papel protagónico en este paradigma, al grado, no solo de ser capaces de dominar a la Naturaleza, sino de transformarla, manipularla y mejorarla. 

Supresión de la subjetividad

El paradigma Moderno se centra en la descripción objetiva de “lo que es”, poniendo en segundo término lo que dicha descripción significa para el individuo. A partir de metodologías y procedimientos pretende sistematizarlo todo, buscando denodadamente suprimir la subjetividad de todo juicio que ambicione asumirse como verdadero. Se trata de hacer que la Verdad salga a la superficie sin que ninguna opinión o percepción particular la empañe. En esta cruzada en pro de la objetividad total, las distintas disciplinas asumieron el compromiso de pasar sus postulados y descubrimientos por el tamiz del método científico. El problema viene cuando, en busca de autentificar todas las ramas del saber humano bajo los mismos criterios de validez, se intenta hacer lo mismo en disciplinas como la filosofía o la psicología, donde su materia de estudio –las ideas y la psique– es eminentemente subjetiva y especulativa, con lo cual, por más loable que sea el intento de aplicar las metodologías de la ciencia en sus procedimientos de trabajo, de ningún modo sus resultados pueden compararse con los de las ciencias duras como las matemáticas, la física o la geometría que poseen en sí mismas un sustrato material. 

El caso más paradigmático, por los efectos que ha traído a lo largo de la historia, ocurre con la economía. A esta disciplina no solo se le otorgan los blasones de ciencia, sino que se le trata como una entidad independiente del ser humano, como la gravedad o el magnetismo, y a la que debe permitírsele que se rija a sí misma bajos sus propias reglas y criterios. Incluso se llega al despropósito de reverenciarla como si fuera una especie de oráculo a la que deben someterse Estados, políticas públicas, sistemas productivos y todo proyecto político que pretenda ser tomado en serio. Sin embargo esta “ciencia” jamás ha podido hacer predicciones correctas en el largo plazo ni prevenir debacles económicas mundiales periódicas ni mucho menos ayudar a que la riqueza humana se distribuya de una manera más justa por el simple hecho de que todas sus proyecciones y cálculos, presuntamente objetivos, están condicionados por la subjetividad humana y tienden a favorecer la acumulación del capital. 

La estadística, otra de las ciencias más socorridas por la Modernidad, es fantástica para analizar el comportamiento de un escenario económico en el largo plazo y detectar patrones y tendencias de comportamiento en periodos de tiempo sostenido, pero no para prever un evento específico. Como no hay variables matemáticas para medir la influencia que la subjetividad humana infunde a los sistemas económicos globales o regionales, simplemente se le excluye de los cálculos, con lo cual las predicciones serán invariablemente inexactas. Es entonces que la economía se convierte en una extraordinaria herramienta para explicar por qué pasaron las cosas, pero no para prevenirlas. 

El problema con el paradigma Moderno es que conforme fue haciéndose de las posiciones de poder, se convenció a sí mismo, e hizo creer a la humanidad, que lo que no es ciencia, lo que no puede ser estudiado, medido y pesado de manera empírica carece de validez y de legitimidad y, por lo tanto, termina por ser mucho menos verdadero. 

Su mayor fortaleza –dejar atrás los mitos, las supersticiones y las leyendas para buscar pruebas empíricas de lo que es verdadero y lo que no lo es– se convirtió, al exacerbar sus tendencias, en su peor defecto: otorgarle valor solo a aquello que es tangible, derivando en la sobreexplotación de los recursos, la acumulación desmesurada de capital y poder y el consumismo. 

Como dice Yuval Noha Harari, “Así, el pacto moderno ofrece a los humanos una enorme tentación, unida a una amenaza colosal. Tenemos delante mismo la omnipotencia, casi a nuestro alcance, pero bajo nosotros se abre el abismo de la nada más absoluta”*.

 

* Harari, Yuval Noah, Homo Deus. Breve historia del mañana, Primera Edición, Tercera Reimpresión, México, Debate-Pinguin Random House, 2017, Pág. 227

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook: Juan Carlos Aldir

Comentarios


object(WP_Query)#18795 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86594) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86594) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18799 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18797 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18798 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-01-2023" ["before"]=> string(10) "01-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86594) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18796 (24) { ["ID"]=> int(87684) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content"]=> string(5197) "La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en sistemas de creencias como lo religioso pero también en construcciones de tipo popular sobre asuntos de salud, interacciones, la superstición, la vida después de la muerte.  La segunda, la duda, ha derivado en sistemas filosóficos como el escepticismo pero también en detonar inquietudes para buscar realidades y contrastar experiencias. Es crítica por definición, pero susceptible a ser sustituida por el creer. Es la base del experimento científico.  En un contexto mundial saturado de dudas, de discursos políticos que expresan “verdades a medias”, de noticias falsas que alientan el dudar de todo y de todos, y en un entorno nacional álgido por asuntos vinculados a la seguridad pública, el encuentro entre mandatarios y esposas de los presidentes de América del Norte tenía, por fuerza, que conducirnos a certezas y a generar un mensaje tanto a los países involucrados como al mundo completo, que al menos hay posibilidades de generar pasos en conjunto que vayan más allá de acuerdos comerciales y migratorios, mensajes que indiquen que la región está estable y mantiene su propósito de consolidar la estabilidad.  Jill Biden y Beatriz Gutiérrez decidieron creer y en conjunto plantean una invitación a hacerlo. El tono y el llamado contrasta con los tiempos, los tiempos de la postmodernidad y la postverdad, los tiempos de la crisis de las “verdades absolutas”, las cuales, sin embargo, existen y añadimos más. Es una recuperación de la facultad y aún, de la necesidad de creer la cual es intrínseca al ser humano. Inevitablemente vinculado a discursos como “Yo tengo un sueño” de Luther King y al discurso de Luis Donaldo Colosio,  Biden y Gutiérrez revaloran verdades y cuestionan otras, como la pobreza por designio divino. Las libertades de fe, expresión y prensa, la educación como vía para el desarrollo individual y social, la familia como base emocional y de seguridad social, son ideales porque son verdades absolutas. No dogmas nacidos de la especulación o del prejuicio, sino experiencias históricas acumuladas a lo largo de los años. La historia de los tres países habla de momentos de desarrollo político y económico cuando son impulsados por las libertades y una política clara sobre la prensa, la educación y el fortalecimiento de la familia.  Golpeada por una sucesión interminable de crisis económicas nacionales y globales, la familia padece. El embate de las drogas, la necesidad de migrar, la desintegración de sus lazos internos y la ausencia de una política hacia la familia que supere el asistencialismo han puesto en crisis a la familia y sus valores. Si, como dicen las autoras del discurso en cuestión, “La familia es la principal institución de seguridad social”, entonces el crecimiento de la inseguridad social es explicable porque como sociedad hemos permitido su desintegración y hemos rebajado su valor. En ello estaría una salida a la inseguridad, el fortalecimiento de la familia como unidad y de la familia como valor.  Y a propósito de valores, el discurso termina con una serie de referencias a valores morales que inevitablemente nos conducen a la reflexión: el respeto a los demás, la inclusión, la libertad, el amor y los elementos correlacionados a este último: la solidaridad, la empatía y la justicia.  Ser incluyente es hoy una verdad absoluta, una necesidad apremiante, como lo son la aplicación de todos valores señalados a la vida cotidiana, a las acciones individuales e institucionales, a las políticas públicas de las tres naciones.  El discurso expone una posición colectiva frente a la vida, frente al contexto y a las interacciones entre individuos y entre naciones. Biden y Gutiérrez decidieron creer, y siendo consecuentes con el llamado, habrá que decidir creer, creer en la posibilidad reconstrucción de la sociedad, en la necesidad de cambiar, en la necesidad de recuperar valores y acciones que nos den salida a la crisis social y moral que se vive.  Queremos creer, necesitamos creer, en la familia, en la educación, en el amor, en la libertad de fe, de expresión, de prensa, en la inclusión; en que el mundo puede ser diferente, aunque muchos se empeñen en sembrar la duda y hacer crecer la incertidumbre.  “Y nos atrevemos a soñar con un tiempo en el que todos seamos iguales y libres”. El sueño se construye, está en nuestras manos hacerlo, está también en manos de quienes deciden las políticas públicas y las acciones de gobierno, que la libertad no esté coaccionada ni alterada.    " ["post_title"]=> string(42) "Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "creemos-el-discurso-de-biden-y-gutierrez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87684" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18772 (24) { ["ID"]=> int(87529) ["post_author"]=> string(2) "40" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-09 14:20:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-09 19:20:56" ["post_content"]=> string(4472) "Este año el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador comienza con las visitas de nuestros socios comerciales más importantes: Canadá y Estados Unidos. Con la llegada de Justin Trudeau y Joe Biden parece ser que este quinto año de Andrés Manuel López Obrador no será malo, o como dice la sentencia: “No hay quinto malo”. Esto a pesar de que los grandes problemas persisten en existir en todo el ámbito de la nación. Desgraciadamente, el presidente Andrés Manuel López Obrador abogará por sus proyectos estrella muy focalizados en sus zonas de vida y a favor de los miles de migrantes venezolanos, cubanos, haitianos, nicaragüenses, hondureños y guatemaltecos ubicados en las calles de la costa chiapaneca y oaxaqueña. En otras partes del país, los mexicanos no sienten el embate ni la presión de esos miles de migrantes que no quieren otra cosa que llegar a los Estados Unidos, los cuales son detenidos en la frontera sur con dilaciones para recibir sus pases legales para ir hacia la frontera norte y cruzar a los Estados Unidos de América. La situación de la costa chiapaneca es desesperante ya que esos miles de migrantes no respetan las leyes mexicanas y mucho menos los bandos municipales de esas ciudades y municipios. Esos miles de migrantes, han engrandecido los problemas sociales de la costa Chiapaneca, Oaxaqueña y de la frontera norte. Por su parte, el gobierno federal trata de imponer una cultura diferente a los chiapanecos y oaxaqueños con la infiltración de música, textos y otras acciones de lavado de cerebro para que la gente originaria de esas zonas acepte y soporte a los miles de migrantes que, a decir de la Vox Populi, son gente sin educación que no aporta nada a los costeños chiapanecos y oaxaqueños. Los oriundos de esas zonas están hartos, aburridos de tanta basura, desfachatez, y prepotencia de esos migrantes. Llegando estos al grado de ya no pagar las rentas de los lugares donde duermen. Además, han invadido de ambulantaje donde venden hasta dólares en las calles y se comercia con mariguana libremente en los parques. Estos migrantes son protagonistas de las páginas policiacas de las comunidades, lo que causa temor a la población, al grado que los oriundos ya no asisten a los centros históricos de la costa y mucho menos a los mercados populares, ya que se han convertido en lugares sucios, donde reina la prostitución y las nefastas prácticas sociales. Esta es la situación en los lugares donde están estancados los migrantes. Lo peor de todo es que los empresarios nacionales y extranjeros han sido ahuyentados por las prácticas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para ponerlas donde él quiere, es decir, donde pasará su tren transístmico. Atrás quedaron las Zonas Económicas Especiales de Oaxaca y Puerto Chiapas, que prometían brindar trabajo y prosperidad a los chiapanecos y oaxaqueños. Incluso se llegó a hablar de una zona de lanzamiento de cohetes espaciales en la ventosa Arriaga en Chiapas. Claro, sin olvidar los millonarios proyectos de generación de energía limpia en Puerto Chiapas, así como el paso de un gran proyecto desde Alaska que traería un gasoducto y oleoducto. Todo eso lo cambiaron por migrantes, que son mantenidos con apoyos de miles de pesos que deberían de ser para los mexicanos que no tienen ni en qué caerse muertos. Así comienza otro año –el quinto del mandato de AMLO– en la frontera sur, con la esperanza de que el presidente Biden y el presidente Trudeau volteen a ver a Puerto Chiapas y la costa chiapaneca y así comprendan que para retener a la gente en esta zona u otras zonas, el trabajo, la educación y el desarrollo humano son indispensables y que se pueden satisfacer esas necesidades con un trabajo digno que te dé una empresa que esté aquí.   *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(27) "La comezón del quinto año" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(25) "la-comezon-del-quinto-ano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-09 14:20:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-09 19:20:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87529" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18796 (24) { ["ID"]=> int(87684) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content"]=> string(5197) "La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en sistemas de creencias como lo religioso pero también en construcciones de tipo popular sobre asuntos de salud, interacciones, la superstición, la vida después de la muerte.  La segunda, la duda, ha derivado en sistemas filosóficos como el escepticismo pero también en detonar inquietudes para buscar realidades y contrastar experiencias. Es crítica por definición, pero susceptible a ser sustituida por el creer. Es la base del experimento científico.  En un contexto mundial saturado de dudas, de discursos políticos que expresan “verdades a medias”, de noticias falsas que alientan el dudar de todo y de todos, y en un entorno nacional álgido por asuntos vinculados a la seguridad pública, el encuentro entre mandatarios y esposas de los presidentes de América del Norte tenía, por fuerza, que conducirnos a certezas y a generar un mensaje tanto a los países involucrados como al mundo completo, que al menos hay posibilidades de generar pasos en conjunto que vayan más allá de acuerdos comerciales y migratorios, mensajes que indiquen que la región está estable y mantiene su propósito de consolidar la estabilidad.  Jill Biden y Beatriz Gutiérrez decidieron creer y en conjunto plantean una invitación a hacerlo. El tono y el llamado contrasta con los tiempos, los tiempos de la postmodernidad y la postverdad, los tiempos de la crisis de las “verdades absolutas”, las cuales, sin embargo, existen y añadimos más. Es una recuperación de la facultad y aún, de la necesidad de creer la cual es intrínseca al ser humano. Inevitablemente vinculado a discursos como “Yo tengo un sueño” de Luther King y al discurso de Luis Donaldo Colosio,  Biden y Gutiérrez revaloran verdades y cuestionan otras, como la pobreza por designio divino. Las libertades de fe, expresión y prensa, la educación como vía para el desarrollo individual y social, la familia como base emocional y de seguridad social, son ideales porque son verdades absolutas. No dogmas nacidos de la especulación o del prejuicio, sino experiencias históricas acumuladas a lo largo de los años. La historia de los tres países habla de momentos de desarrollo político y económico cuando son impulsados por las libertades y una política clara sobre la prensa, la educación y el fortalecimiento de la familia.  Golpeada por una sucesión interminable de crisis económicas nacionales y globales, la familia padece. El embate de las drogas, la necesidad de migrar, la desintegración de sus lazos internos y la ausencia de una política hacia la familia que supere el asistencialismo han puesto en crisis a la familia y sus valores. Si, como dicen las autoras del discurso en cuestión, “La familia es la principal institución de seguridad social”, entonces el crecimiento de la inseguridad social es explicable porque como sociedad hemos permitido su desintegración y hemos rebajado su valor. En ello estaría una salida a la inseguridad, el fortalecimiento de la familia como unidad y de la familia como valor.  Y a propósito de valores, el discurso termina con una serie de referencias a valores morales que inevitablemente nos conducen a la reflexión: el respeto a los demás, la inclusión, la libertad, el amor y los elementos correlacionados a este último: la solidaridad, la empatía y la justicia.  Ser incluyente es hoy una verdad absoluta, una necesidad apremiante, como lo son la aplicación de todos valores señalados a la vida cotidiana, a las acciones individuales e institucionales, a las políticas públicas de las tres naciones.  El discurso expone una posición colectiva frente a la vida, frente al contexto y a las interacciones entre individuos y entre naciones. Biden y Gutiérrez decidieron creer, y siendo consecuentes con el llamado, habrá que decidir creer, creer en la posibilidad reconstrucción de la sociedad, en la necesidad de cambiar, en la necesidad de recuperar valores y acciones que nos den salida a la crisis social y moral que se vive.  Queremos creer, necesitamos creer, en la familia, en la educación, en el amor, en la libertad de fe, de expresión, de prensa, en la inclusión; en que el mundo puede ser diferente, aunque muchos se empeñen en sembrar la duda y hacer crecer la incertidumbre.  “Y nos atrevemos a soñar con un tiempo en el que todos seamos iguales y libres”. El sueño se construye, está en nuestras manos hacerlo, está también en manos de quienes deciden las políticas públicas y las acciones de gobierno, que la libertad no esté coaccionada ni alterada.    " ["post_title"]=> string(42) "Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "creemos-el-discurso-de-biden-y-gutierrez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87684" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "91d63cb77ff1ce1be0648f6079d97232" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez

La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en...

enero 12, 2023
La comezón del quinto año

La comezón del quinto año

Este año el gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador comienza con las visitas de nuestros socios comerciales más importantes: Canadá...

enero 9, 2023




Más de categoría

¡Ruido!

Título: Ruido. Dirección: Natalia Beristain. Guion: Natalia Beristain. Reparto: Julieta Egurrola, Teresa Ruiz, Arturo Beristain. País: México. Año: 2022....

enero 31, 2023
La grave inseguridad en la CDMX

No es casual

Los datos en general dan muestra de que la Estrategia de Seguridad de 2019 a 2022 está funcionando.

enero 31, 2023
partido va por mexico

Cinco cosas más frías que la UNAM en el caso de Yasmín Esquivel

Esto ya es noticia vieja. La semana antepasada, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, descartó invalidar el...

enero 30, 2023

Promocionarán papel picado poblano en Mercado Libre: Economía

La secretaria de Economía, Olivia Salomón anunció que más de 300 productos de papel picado serán promocionados en la...

enero 29, 2023