La problemática ética de la distribución de bienes escasos entre la población

Un tema que genera controversia en el ámbito público es el de cómo distribuir bienes escasos, sobre todo de salud, entre la población, de modo que no se atente contra la justicia. Considerando que son recursos limitados...

4 de junio, 2021

Un tema que genera controversia en el ámbito público es el de cómo distribuir bienes escasos, sobre todo de salud, entre la población, de modo que no se atente contra la justicia.

Considerando que son recursos limitados –vacunas, órganos para trasplante, por ejemplo– la pregunta que surge es ¿qué criterios (éticos, políticos, sociales, clínicos) deben usarse para distribuirlos? Las vacunas son un ejemplo claro: se necesitan para resolver un problema de salud, pero tenemos que establecer un orden y un criterio de inclusión que, en ocasiones, puede parecer, o ser, injusto. 

Si establecemos criterios como la fragilidad en salud, entonces la edad pudiera no ser el factor, sino el estado inmunológico, como en personas que padecen cáncer, pero dejamos fuera a personas “sanas” que poseen riesgo por la edad como algunos adultos mayores. Si el criterio es la prevalencia de la mortalidad de una enfermedad, la edad podría ser el criterio de selección, pero de nuevo dejamos fuera a las personas que puedan necesitarla y que están fuera del rango de edad escogido. Si establecemos un criterio como las personas económicamente activas que mantienen familias, cambiaría el orden de atención y dejaríamos a algunas personas vulnerables que requieren urgencia fuera de la lista. En pocas palabras no es fácil determinar con un solo criterio la distribución justa de los recursos. 

De lo que se trata es aplicar algún principio de justicia en donde, como dice la definición clásica “dar a cada uno lo que le corresponde” (1). Distribuimos cargas y beneficios conforme al mérito y la responsabilidad de manera proporcional. Pero, surge la pregunta ¿cuál es el mérito? ¿No es discriminatorio en términos de salud pública? Si un grupo de personas vive en condiciones desfavorables, ¿cómo podría competir en mérito respecto a quien, por ejemplo, pudo acceder a una formación universitaria? Si una persona tiene que enfrentar menos responsabilidades, como el no tener hijos, ¿debe esperar más tiempo para recibir un trasplante? La respuesta es que esa decisión o conjunto de decisiones debe equilibrar el interés o beneficio individual y el bien común involucrado. Así, ese cálculo proporcional podría dar la razón de priorizar la vacunación al personal de salud que está combatiendo los efectos de una enfermedad que nos afecta a todos y que está más expuesto al patógeno y posponer la vacuna del personal menos expuesto y que tiene menos riesgo de enfermedad. 

Propongo que la justicia solo funciona como, ya señalaban los filósofos clásicos, como una virtud que permite discernir con varios criterios de mérito y necesidad que corresponden a los individuos y la comunidad. Si atendemos solo a criterios de igualdad en abstracto, sencillamente actuamos injustamente. Dicho de otro modo, nos vemos forzados a reconocer que las personas no recibirían la misma atención a pesar del “reconocimiento” de igualdad teórica. Por ejemplo, parece claro defender que toda persona con necesidad médica que llegue a un hospital sea atendida, pero en la realidad, una persona mayor con disminución de movilidad y sola, quizás no podría trasladarse de manera autónoma al hospital y recibir la atención. Así, se requieren medidas proporcionadas para que todos podamos tener acceso a los servicios de salud, como podría ser el disponer de medios de transporte adecuados para todas las personas. 

Hay una unión entre virtud individual y colectiva de la justicia. El bien común solo es virtuoso si mantiene y fortalece el bien y virtudes individuales y viceversa. Así, una ley que atente contra los bienes comunes no puede considerarse justa. Si me dejo llevar por el deseo de poder, de modo individual, probablemente mis decisiones dejen de ser justas. 

En el caso de los bienes escasos, la distribución implica que el responsable de la misma sea capaz de valorar el beneficio de la colectividad, pero no a costa de eliminar el bien individual. Así entendido, el criterio para la distribución no puede ser solo la mera igualdad o la mera individualidad sino el conjuntar criterios en donde se mantenga, dentro de lo posible el máximo beneficio: disminuir el riesgo de contagio en la población, en el caso de las vacunas, pero matizado a no atentar contra el bien individual, ya que hay que atender al que más lo necesite aunque disminuya el efecto de bien colectivo. Dicho en otros términos: no puede eliminarse todo el mal de las situaciones, pero en busca de eliminarlo no puede ser con medios injustos contra las personas concretas en nombre de un bien para todos. 

Referencias:

  1. REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.4 en línea]. <https://dle.rae.es> [04 de abril de 2021].
Comentarios


object(WP_Query)#18058 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66280) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(66280) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17973 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17936 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17939 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "28-05-2022" ["before"]=> string(10) "25-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-05-28 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-25 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (66280) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79871) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:35:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:35:38" ["post_content"]=> string(9704) "Debo confesar que el llamado “arte taurino” o “fiesta brava” siempre ha causado en mí un estado de perplejidad. A veces pienso que es un arte fantástico, pero otras veces creo que es un espectáculo sádico. La verdad es que mi opinión no tiene importancia y por eso no voy, en este artículo, a defender ni atacar las corridas de toros. Simplemente voy a comentar los hechos y explicar las razones por las que el poder judicial de la federación las tiene suspendidas: hoy por hoy, estos espectáculos están prohibidos en nuestra ciudad, incluida, desde luego, la Monumental Plaza en la alcaldía Benito Juárez. Los hechos —Hace unos días, el 27 de mayo, el juez primero de distrito en materia administrativa, Johnatan Bass Herrera, suspendió provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México. Lo hizo ante la demanda de amparo contra el Reglamento Taurino para el Distrito Federal y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos, que promovió la asociación civil Justicia Justa, que busca la abolición de esta clase de espectáculos. La empresa operadora de la Plaza México, Tauro Plaza México, impugnó la resolución ante un tribunal colegiado. —El miércoles 8 de junio, el vigésimo segundo tribunal colegiado en materia administrativa confirmó la suspensión provisional del juez Bass Herrera. —El viernes 10 de junio, el juez Bass Herrera decretó la suspensión definitiva, por lo que no podrá realizarse corrida de toros o novillada alguna en la Plaza México, al menos en los siguientes meses o por lo que resta del año. La empresa Tauro Plaza México ha dicho que impugnará esta resolución.   Si bien la “suspensión definitiva” no es “definitiva”, pues va a ser impugnada por Tauro Plaza México, y pasará a un tribunal colegiado para que se confirme o se revoque, lo cierto es que podrían transcurrir varios meses sin espectáculos taurinos en la Ciudad de México. Agreguemos que en julio son las vacaciones de los tribunales, y cerrarán sus puertas medio mes. Los espectáculos taurinos programados para julio, septiembre y octubre en la Plaza México no podrán llevarse a cabo, lo que ha provocado el malestar de quienes defienden la llamada “Fiesta brava”. Se vale defender u oponerse con argumentos a las corridas de toros y novilladas, pues para eso es el diálogo. Lo que no se vale es decir brutalidades, como la que dijo un conocido defensor de los espectáculos taurinos, el empresario y ex manager de la Plaza México, Rafael Herrerías. Hace unos días afirmó, durante un foro en el que se discutía la suspensión provisional concedido por el juez federal, algo bárbaro, bestial, misógino y reprobable: sostuvo que el toro no sufre en la corrida y que una mujer sangra con su período menstrual más que el toro. Y lo peor es que muchos taurinos creen semejante disparate. Estas fueron las palabras de Herrerías: “El toro no sufre, no lo torturan como dice ella [se refiere a la diputada Ana Villagrán, que está en contra de las corridas], el toro de lidia vive 4 años y en la plaza está 20 minutos, es decir una mujer tiene su periodo cada mes y sangra mucho más que un toro en toda su vida (…) Es decir, el toro no sufre, lo pican, sí, y sangra nada para lo que vive toda su vida, y lo que se genera es empleos y cultura, aunque diga la diputada que no se genera mucha cultura; porque hay muchos libros, mucha música en base a la fiesta de los toros”. Vaya, este tipo de manifestaciones deberían molestar hasta a los taurinos más recalcitrantes. No creo que nadie pueda sostener, como argumento de defensa de las corridas, que sangra más una mujer con su período, que el toro en la corrida. Pero dejemos a un lado esta barbaridad que dijo el conocido empresario. ¿Cuáles son los argumentos, digamos, serios, que esgrimen taurinos y antitaurinos? Hay muchos. Me voy a referir a los centrales: Lo que dicen los taurinos:
  • El toro no sufre en la corrida, y para eso fue criado; por eso es toro de lidia.
  • La fiesta brava es cultura.
  • Las corridas de toros generan miles de empleos y hay toda una industria en torno a ellas; suprimirlas equivaldría a dejar sin empleo a miles de personas.
Lo que dicen los antitaurinos:
  • La fiesta brava es un espectáculo en el que el público se deleita con el sufrimiento del animal, y por lo tanto es sádico. 
  • Cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario a los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución. 
  • Espectáculos como las corridas de toros (o las peleas de gallos y perros) son prácticas que se oponen al derecho humano a un medio ambiente sano.
¿Quién tiene la razón? Tanto el juez federal que dictó la suspensión provisional y luego la suspensión definitiva, como el tribunal colegiado que confirmó la primera suspensión, coincidieron en que el argumento principal es que las corridas de toros son contrarias al derecho humano a un medio ambiente sano y que no pueden considerarse una expresión cultural al amparo de la Constitución. Lo primero que contra-argumentan los taurinos es una falacia ad hominem: preguntan a quien se opone a estos espectáculos si come carne o si viste prendas de cuero. No dudo que el juez y magistrados que tienen suspendidas las corridas en nuestra ciudad coman carne y vistan cuero, y aún así fallaron con base al derecho humano a un medio ambiente sano. ¿Por qué? Tampoco pasa desapercibido para mí que en el tribunal colegiado una magistrada tuvo un voto disidente. Es decir, la confirmación de la suspensión provisional no fue por unanimidad. Y precisamente lo que adujo la magistrada disidente fue que si se concedía la suspensión porque las corridas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, entonces, llevando el argumento a sus últimas consecuencias, tendrían que cesar todas las matanzas de animales, incluso aquellas cuya finalidad es la alimentación y el consumo humanos. Su opinión jurídica fue sobrepujada por los demás magistrados: hacer sufrir a un animal hasta la muerte en un espectáculo público desde luego no puede considerarse una acción que abone al bienestar y desarrollo de las personas. Porque la finalidad del derecho a un medio ambiente sano, según nuestra Constitución, es esa: el bienestar y el desarrollo de las personas. Viéndolo así, resulta claro que el deleite en el sufrimiento animal no armoniza con un desarrollo sano y libre de violencia. Al contrario, parece que una corrida de toros, o cualquier espectáculo en donde se torture y mate a un animal, tiende a desarrollar un carácter sádico en la persona. Cuando yo era adolescente, la maestra de biología me mandó injustamente a extraordinario. Me negué a participar en una práctica de laboratorio consistente en matar a un conejo –en realidad se iban a sacrificar al menos diez conejos, distribuidos entre los treinta y tantos alumnos que éramos–. Le dije que yo no participaría en semejante barbaridad, y ella amenazó que si no participaba, me mandaba a extraordinario. Yo le dije: “pues mándeme”; y sí, me mandó. No estoy diciendo que los demás compañeros disfrutaran al matar a un conejo para una clase de biología, una clase que bien pudo haberse llevado a cabo sin matar al animalito; pero es absolutamente verdad –una verdad confirmada por especialistas– que una persona que se deleita con el sufrimiento animal, ya sea que ella misma inflija el dolor o lo haga otro, tiene un grave problema y es susceptible de trasladar esa violencia y ese deleite-en-la-violencia a los humanos. Y el espectáculo taurino es eso: deleitarse con el sufrimiento del toro, aunque se diga que en la corrida no sufre el toro. Yo le diría al señor Herrerías y a los que dicen que el toro no sufre, que se dejen picar la espalda con banderillas y se dejen vapulear y torturar durante veinte minutos, a ver si no sufren. Claro que el toro sufre, si usted quiere no en el sentido intelectual del término, pero sin duda sí en el sentido, valga la redundancia, sensual del término. El toro es un ser sentiente que mientras sufre, hay un público que se enardece, se emociona y siente placer. Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin.  Tan fácil que sería todo si al final no tuvieran que matar al toro. Claro que cuando he dicho esto ante taurinos, me ven como la persona más estúpida del planeta. ¡Olé!" ["post_title"]=> string(65) "¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!" ["post_excerpt"]=> string(91) "Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ya-no-habra-corridas-de-toros-en-la-ciudad-de-mexico-ole" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:43:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:43:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17870 (24) { ["ID"]=> int(79856) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-13 12:18:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 17:18:02" ["post_content"]=> string(4068) "Con vientos de entre 154 a 177 km/hora, Agatha azotó la zona sur de Oaxaca, dejando a su paso 11 personas fallecidas, 33 desaparecidas como terrible resultado del primer huracán de la temporada que termina en Noviembre. Desbordamiento de ríos, deslaves, destrucción de carreteras, puentes, viviendas y comunidades incomunicadas, una declaratoria de emergencia para 26 municipios, habilitación de refugios y daños cuantiosos a la red eléctrica que ha afectado a 40,700 personas en 9 poblaciones. A cuatro días del huracán, el presidente ordenó  censar casa por casa para cubrir 126 localidades, 26 mil viviendas para recopilar información sobre daños en viviendas,  enseres y cultivos. Se anunció la entrega de apoyos, compra de electrodomésticos vía Sedena y Marina, la CFE trabaja en el restablecimiento del servicio eléctrico. ¿Y la reconstrucción de caminos y puentes cuándo, cómo y con quién  se llevará a cabo? ¿Quién se hará cargo del plan de reconstrucción de viviendas afectadas o destruidas? Como puede observarse, la atención se ha centrado en apoyar refugios, dotar de agua,  víveres y atender lo elemental… Inicia formalmente la temporada de huracanes a partir del 1º de junio Como ya se señaló, el primero de los huracanes del lado del Pacifico denominado Agatha impactó el 31 de mayo y correspondió a la categoría 2 Se esperan según CONAGUA entre 4 y 5 de categorías 1 o 2; de 2 a 4 de categorías 3, 4 o 5. En tanto, por el lado del Atlántico, se esperan de 4 a 6 de Categorías 1 y 2; de 2 a 4 de categorías 3, 4 y 5 (todos en el sistema de clasificación Saffir-Simpson). ¿Con qué lineamientos de operación se atenderán los daños? ¿Con que fondos o recursos federales se llevarán a cabo las obras? ¿Que instancia del Gobierno Federal instrumentará las acciones de reconstrucción?   Si bien, en el Diario Oficial de la Federación publicado el 13 de agosto de 2021, se emitieron los lineamientos de operación específicos para la atención de fenómenos naturales perturbadores, en la práctica está claro que no existe un fondo formal para la atención de estos desastres, que la desaparición del FONDEN (Fondo de Desastres Naturales) dejó en un estado de absoluta discrecionalidad la aplicación de recursos federales, donde el presidente decide qué hacer, cómo ayudar, cuánto dinero aplica y qué acciones llevar a cabo. Año con año se presentan ciclones y huracanes de distinta intensidad en las mismas regiones del país, la reconstrucción de caminos, puentes, viviendas, escuelas, edificios de salud  nunca se concluyen antes de que un nuevo desastre haga su aparición. A pesar de que existen Atlas de riesgos a nivel nacional, estos se vuelven letra muerta por no llevar a cabo acciones de prevención de ningún tipo. La desaparición del FONDEN, no solo dejó sin recursos la atención del problema, dejó a las instituciones sin reglas claras y transparentes de operación. Las estrategias de atención del Plan DN-III son de carácter inmediato sin efectos más allá  de los primeros días. La priorización de acciones es más de valor político que de atención efectiva de largo plazo. Un país vulnerable en sus zonas costeras, llenas de comunidades pobres sin una estrategia efectiva para la atención de desastres naturales perturbadores, es el resultado de una errática política en la materia.  " ["post_title"]=> string(28) "EL HURACÁN AGATHA EN OAXACA" ["post_excerpt"]=> string(167) "La desaparición del FONDEN no solo dejó sin recursos la atención del problema, también dejó a las instituciones sin reglas claras y transparentes de operación. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "el-huracan-agatha-en-oaxaca" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-13 12:18:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-13 17:18:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79856" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(79871) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 09:35:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:35:38" ["post_content"]=> string(9704) "Debo confesar que el llamado “arte taurino” o “fiesta brava” siempre ha causado en mí un estado de perplejidad. A veces pienso que es un arte fantástico, pero otras veces creo que es un espectáculo sádico. La verdad es que mi opinión no tiene importancia y por eso no voy, en este artículo, a defender ni atacar las corridas de toros. Simplemente voy a comentar los hechos y explicar las razones por las que el poder judicial de la federación las tiene suspendidas: hoy por hoy, estos espectáculos están prohibidos en nuestra ciudad, incluida, desde luego, la Monumental Plaza en la alcaldía Benito Juárez. Los hechos —Hace unos días, el 27 de mayo, el juez primero de distrito en materia administrativa, Johnatan Bass Herrera, suspendió provisionalmente las corridas de toros en la Plaza México. Lo hizo ante la demanda de amparo contra el Reglamento Taurino para el Distrito Federal y la Ley para Celebración de Espectáculos Públicos, que promovió la asociación civil Justicia Justa, que busca la abolición de esta clase de espectáculos. La empresa operadora de la Plaza México, Tauro Plaza México, impugnó la resolución ante un tribunal colegiado. —El miércoles 8 de junio, el vigésimo segundo tribunal colegiado en materia administrativa confirmó la suspensión provisional del juez Bass Herrera. —El viernes 10 de junio, el juez Bass Herrera decretó la suspensión definitiva, por lo que no podrá realizarse corrida de toros o novillada alguna en la Plaza México, al menos en los siguientes meses o por lo que resta del año. La empresa Tauro Plaza México ha dicho que impugnará esta resolución.   Si bien la “suspensión definitiva” no es “definitiva”, pues va a ser impugnada por Tauro Plaza México, y pasará a un tribunal colegiado para que se confirme o se revoque, lo cierto es que podrían transcurrir varios meses sin espectáculos taurinos en la Ciudad de México. Agreguemos que en julio son las vacaciones de los tribunales, y cerrarán sus puertas medio mes. Los espectáculos taurinos programados para julio, septiembre y octubre en la Plaza México no podrán llevarse a cabo, lo que ha provocado el malestar de quienes defienden la llamada “Fiesta brava”. Se vale defender u oponerse con argumentos a las corridas de toros y novilladas, pues para eso es el diálogo. Lo que no se vale es decir brutalidades, como la que dijo un conocido defensor de los espectáculos taurinos, el empresario y ex manager de la Plaza México, Rafael Herrerías. Hace unos días afirmó, durante un foro en el que se discutía la suspensión provisional concedido por el juez federal, algo bárbaro, bestial, misógino y reprobable: sostuvo que el toro no sufre en la corrida y que una mujer sangra con su período menstrual más que el toro. Y lo peor es que muchos taurinos creen semejante disparate. Estas fueron las palabras de Herrerías: “El toro no sufre, no lo torturan como dice ella [se refiere a la diputada Ana Villagrán, que está en contra de las corridas], el toro de lidia vive 4 años y en la plaza está 20 minutos, es decir una mujer tiene su periodo cada mes y sangra mucho más que un toro en toda su vida (…) Es decir, el toro no sufre, lo pican, sí, y sangra nada para lo que vive toda su vida, y lo que se genera es empleos y cultura, aunque diga la diputada que no se genera mucha cultura; porque hay muchos libros, mucha música en base a la fiesta de los toros”. Vaya, este tipo de manifestaciones deberían molestar hasta a los taurinos más recalcitrantes. No creo que nadie pueda sostener, como argumento de defensa de las corridas, que sangra más una mujer con su período, que el toro en la corrida. Pero dejemos a un lado esta barbaridad que dijo el conocido empresario. ¿Cuáles son los argumentos, digamos, serios, que esgrimen taurinos y antitaurinos? Hay muchos. Me voy a referir a los centrales: Lo que dicen los taurinos:
  • El toro no sufre en la corrida, y para eso fue criado; por eso es toro de lidia.
  • La fiesta brava es cultura.
  • Las corridas de toros generan miles de empleos y hay toda una industria en torno a ellas; suprimirlas equivaldría a dejar sin empleo a miles de personas.
Lo que dicen los antitaurinos:
  • La fiesta brava es un espectáculo en el que el público se deleita con el sufrimiento del animal, y por lo tanto es sádico. 
  • Cualquier práctica que suponga maltrato y sufrimiento innecesario a los animales no puede considerarse una expresión cultural amparada por la Constitución. 
  • Espectáculos como las corridas de toros (o las peleas de gallos y perros) son prácticas que se oponen al derecho humano a un medio ambiente sano.
¿Quién tiene la razón? Tanto el juez federal que dictó la suspensión provisional y luego la suspensión definitiva, como el tribunal colegiado que confirmó la primera suspensión, coincidieron en que el argumento principal es que las corridas de toros son contrarias al derecho humano a un medio ambiente sano y que no pueden considerarse una expresión cultural al amparo de la Constitución. Lo primero que contra-argumentan los taurinos es una falacia ad hominem: preguntan a quien se opone a estos espectáculos si come carne o si viste prendas de cuero. No dudo que el juez y magistrados que tienen suspendidas las corridas en nuestra ciudad coman carne y vistan cuero, y aún así fallaron con base al derecho humano a un medio ambiente sano. ¿Por qué? Tampoco pasa desapercibido para mí que en el tribunal colegiado una magistrada tuvo un voto disidente. Es decir, la confirmación de la suspensión provisional no fue por unanimidad. Y precisamente lo que adujo la magistrada disidente fue que si se concedía la suspensión porque las corridas violan el derecho humano a un medio ambiente sano, entonces, llevando el argumento a sus últimas consecuencias, tendrían que cesar todas las matanzas de animales, incluso aquellas cuya finalidad es la alimentación y el consumo humanos. Su opinión jurídica fue sobrepujada por los demás magistrados: hacer sufrir a un animal hasta la muerte en un espectáculo público desde luego no puede considerarse una acción que abone al bienestar y desarrollo de las personas. Porque la finalidad del derecho a un medio ambiente sano, según nuestra Constitución, es esa: el bienestar y el desarrollo de las personas. Viéndolo así, resulta claro que el deleite en el sufrimiento animal no armoniza con un desarrollo sano y libre de violencia. Al contrario, parece que una corrida de toros, o cualquier espectáculo en donde se torture y mate a un animal, tiende a desarrollar un carácter sádico en la persona. Cuando yo era adolescente, la maestra de biología me mandó injustamente a extraordinario. Me negué a participar en una práctica de laboratorio consistente en matar a un conejo –en realidad se iban a sacrificar al menos diez conejos, distribuidos entre los treinta y tantos alumnos que éramos–. Le dije que yo no participaría en semejante barbaridad, y ella amenazó que si no participaba, me mandaba a extraordinario. Yo le dije: “pues mándeme”; y sí, me mandó. No estoy diciendo que los demás compañeros disfrutaran al matar a un conejo para una clase de biología, una clase que bien pudo haberse llevado a cabo sin matar al animalito; pero es absolutamente verdad –una verdad confirmada por especialistas– que una persona que se deleita con el sufrimiento animal, ya sea que ella misma inflija el dolor o lo haga otro, tiene un grave problema y es susceptible de trasladar esa violencia y ese deleite-en-la-violencia a los humanos. Y el espectáculo taurino es eso: deleitarse con el sufrimiento del toro, aunque se diga que en la corrida no sufre el toro. Yo le diría al señor Herrerías y a los que dicen que el toro no sufre, que se dejen picar la espalda con banderillas y se dejen vapulear y torturar durante veinte minutos, a ver si no sufren. Claro que el toro sufre, si usted quiere no en el sentido intelectual del término, pero sin duda sí en el sentido, valga la redundancia, sensual del término. El toro es un ser sentiente que mientras sufre, hay un público que se enardece, se emociona y siente placer. Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin.  Tan fácil que sería todo si al final no tuvieran que matar al toro. Claro que cuando he dicho esto ante taurinos, me ven como la persona más estúpida del planeta. ¡Olé!" ["post_title"]=> string(65) "¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!" ["post_excerpt"]=> string(91) "Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ya-no-habra-corridas-de-toros-en-la-ciudad-de-mexico-ole" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 09:43:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 14:43:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(46) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3d281d81cadf8c5d061747cfb0691b80" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Ya no habrá corridas de toros en la Ciudad de México? ¡Olé!

Es muy probable que en la Ciudad de México las corridas de toros hayan llegado a su fin. 

junio 14, 2022

EL HURACÁN AGATHA EN OAXACA

La desaparición del FONDEN no solo dejó sin recursos la atención del problema, también dejó a las instituciones sin reglas claras y...

junio 13, 2022




Más de categoría

La Sincronicidad como parte de la evolución y de la inteligencia subyacente

–“Somos polvo de estrellas reflexionando sobre estrellas”. Carl Sagan (1934-1996), astrónomo estadounidense.

junio 24, 2022
Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Sobre los jesuitas asesinados en Chihuahua

Cuando pienso en el problema del crimen organizado en México, recuerdo la sentencia implacable a la entrada del infierno...

junio 24, 2022
La epidemia de los corazones de piedra

La epidemia de los corazones de piedra

Es triste vivir en una sociedad en donde la muerte y la violencia ya no es capaz de conmovernos,...

junio 24, 2022

Restauranteros de Nuevo León ante la crisis del agua piden ayuda

Ante la crisis del agua, recortes, y aunado a que no se respeta el horario de la programación del...

junio 23, 2022