La construcción del Yo Global

Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Exige la capacidad de dar un paso atrás de nuestros pensamientos y desarrollar la competencia de observarlos –aun cuando no sea posible controlarlos– como una...

16 de septiembre, 2022

Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Exige la capacidad de dar un paso atrás de nuestros pensamientos y desarrollar la competencia de observarlos –aun cuando no sea posible controlarlos– como una parte de nosotros en vez de considerar que “somos lo que pensamos”. 

En un artículo anterior, citando lo expuesto por el pensador norteamericano Ken Wilber, en su libro Una visión Integral de la Psicología*, decíamos que lo que cada uno de nosotros denomina “Yo”, es al mismo tiempo una función constante que articula y gestiona los diferentes “mís” que nos componen, como por ejemplo, mis emociones, mis impulsos, mi cuerpo, etc. 

Pero ese “Yo” también funciona como una corriente evolutiva, como una fuerza, una tendencia que nos impulsa al desarrollo. Esa fuerza interna, difícil de describir, pero que nos hace transformarnos conforme crecemos. En el tránsito entre los distintos estados de la infancia o entre la infancia a la adolescencia, o de la adolescencia a la juventud, se ve con enorme claridad. Sin ser demasiado conscientes de cómo o por qué, de pronto entendemos el mundo, a los demás y a nostros mismos de manera distinta, modificando nuestra perspectiva existencial. Se trata de una fuerza subyacente que empuja al “Yo” para que se traslade una etapa, de un nivel de comprensión al siguiente.

Esta tendencia intangible en principio, una vez que comprendemos su existencia y su propósito, es susceptible de ser trabajada, en especial en los niveles mentales, donde el desarrollo deja de ser meramente orgánico para traducirse en distintos grados de madurez. Para Wilber, alcanzar ese “Yo Global”, es producto de una serie de decisiones y actos de voluntad. Está convencido de que si la trabajamos adecuadamente ese impulso alcanzamos ese siguiente nivel, ese “Yo global”, que podríamos considerar una amalgama de todos esos “mis” ya mencionados y que nos constituyen: desde el Yo mental –que visto desde el Yo Global se convierte en “mi pensamiento”–, así como los diversos “Yo objeto”, a los que caracterizamos con la proposición “mi”: mi cuerpo, mis emociones, mis sentimientos, mis impulsos, etc. Todos ellos, juntos, participan de nuestra sensación de identidad y son fundamentales para comprender nuestra existencia.

Esta capacidad de asumir los pensamientos, no como mi auténtico Yo, sino como la facultad que mi Yo tiene de pensar, donde esos pensamientos se convierten en “mis pensamientos” y por lo tanto puedo desidentificarme de ellos (no son Yo, es algo que hago –equivalente a ejercitar mi cuerpo– o que me ocurre –equivalente a una dolencia o a una emoción–) y si bien no resultan fáciles ni de evitar ni de controla, cuando menos sé que se trata sólo de un aspecto de mí y no mi totalidad. 

Es a esta capacidad de separarse de los pensamientos y entender la razón como facultad y no como mi Yo a lo que Wilber llama nivel trasracional, hemos ido más allá del pensamiento y ahora podemos gestionarlo como una herramienta que forma parte de nuestro todo, sin ser propiamente nuestro todo.  

Si bien es verdad que alcanzar esta perspectiva trasracional es aún poco frecuente, pues vivimos en un mundo donde la inmensa mayoría estamos atrapados en el “Yo que piensa”, y que vive disociado de su cuerpo, de sus emociones, de sus impulsos, etc., el proceso de integración puede acelerarse en la medida en que comprendemos el funcionamiento de este mecanismo de desarrollo.  

Según asegura Wilber, en todos los niveles de desarrollo el proceso de trascendencia de cada es el mismo: tomar consciencia de la identificación exclusiva (ya sea con el cuerpo, con las emociones o con la mente), para luego desidentificarnos de ella reconociéndola como facultad, pero no como nuestro todo, para luego integrar dicha facultad a nuestro Yo Global y así trascender la limitación que enfocarnos en una sola facultad implica.  

En otras palabras, primero se da una intensa identificación del “yo parcial” con las condiciones que el individuo está habilitado para percibir. El bebé, por ejemplo, está intensamente identificado con su cuerpo y por eso todo lo comprende desde ahí, al grado de que ni siquiera puede aún distinguir sus emociones. Poco a poco va distinguiendo los “mis”, que terminan por ser todo aquello que está fuera de él: su mantita, su oso de peluche, el biberón, etc. Mientras que en una etapa posterior, la identificación es con el Yo emocional. Todo él es emoción: alegría, tristeza, dolor, miedo. Conforme crece, va asumiendo las facultades racionales y es entonces cuando se comprende a sí mismo como un “Yo que piensa”, entendiendo su cuerpo, su emociones, sus impulsos, etc., como distintos “mis” de los que puede echar mano.  

Es decir, que tras la identificación exclusiva del individuo con una comprensión del yo que equivale a ser un “Yo que piensa”, se es capaz de distinguir separadamente el cuerpo, así como todas las demás instancias mencionadas (emociones, sentimientos, impulsos, etc.) para de inmediato reconocer su importancia y desidentificarse de cada una convirtiéndolas en un “mi”. 

Cada uno de esos “mis”: mis emociones, mis sentimientos, mis sensaciones, mis pensamientos, son aspectos o dimensiones de mi “Yo total”, o sea en cada uno de ellos se encuentra información distinta de quién soy y de lo que me está ocurriendo en ese momento. Es como si se tratara de los mecanismos de navegación de una nave y requerimos de todos para conseguir un vuelo seguro y pleno.

Una vez alcanzado el desarrollo hasta el “Yo mental”, donde todos los que leemos esto nos encontramos, somos capaces de reconocer la importancia de cada uno de esos “mís” que nos constituyen (incluyendo el pensamiento) para así ser capaz de integrarlas todas en ese “Yo Global” del que habla Wilber y que es capaz de entender sus pensamientos como “mis pensamientos”. 

En resumen, cualquier aspecto de nuestro Yo que nos interese superar, porque estamos excesivamente identificados con él, implica necesariamente transitar por los procesos de diferenciación, desidentificación e integración, para así estar habilitados para trascenderlo y ensanchar las fronteras de nuestro “Yo Global”.  

Ese “Yo global” más amplio e incluyente implica necesariamente una perspectiva nueva. Implica la capacidad de dar un paso atrás de nuestros pensamientos y desarrollar la competencia de observarlos –aun cuando no sea posible controlarlos– como una parte de nosotros (un “mi”). 

Un mecanismo efectivo para lograr esa perspectiva –aunque exige constancia y enfoque– es la meditación. Permanecer en silencio, mirando hacia adentro y convencidos de que “no somos nuestros pensamientos”, nos permite eventualmente dar ese paso atrás y, aunque sólo por unos instantes, observar nuestras distintas voces interiores, convertidas en “mis pensamientos”, disputándose nuestra atención, amparadas en los motivos más diversos: retos laborales, relaciones conflictivas, obligaciones cotidianas y un largo etcétera de flujos de pensamiento que no nos dan un momento de serenidad. Una vez que podemos hacernos conscientes de esas batallas internas, y casi siempre muy ruidosas, comprendemos el grado de identificación que hemos tenido a lo largo de nuestra vida adulta con la perspectiva mental cartesiana.

 

*Wilber, Ken, Una visión integral de la psicología, Primera Edición, México, Alamah, 2000, Págs. 468.

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83415) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(83415) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-11-2022" ["before"]=> string(10) "05-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-05 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (83415) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86157) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-29 10:32:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:32:51" ["post_content"]=> string(4292) "Después de que en días pasados otro agitador del Foro de Sao Paulo que ahora es presidente, en este caso de Chile y supuesto aliado del mandamás nacional como lo es Gabriel Boric la pasara realmente mal durante su visita a México y a la mañanera (haciendo muy poco por ocultarlo) el líder de la patria decidió realizar un acto para autohomenajearse.    ¿Cómo salió todo? Veamos. Por un lado, a pesar de que los miembros del gobierno cuatrotero y los medios alineados con el mismo han tratado de empujar la idea de que el acarreo que se llevó a cabo en el zócalo capitalino y calles aledañas resultó un éxito total, donde estuvieron presentes 50 millones de connacionales o más, lo cierto es que no fue así. Bueno, basta decir que hasta en la misma foto que la Regenta subió a sus redes se aprecia lo deslucido del acto.   Aunque en efecto, al acto acudieron decenas de miles de personas que quería acercarse al tabasqueño, el acarreo no resultó tan concurrido como se esperaba y, aún si éste hubiera logrado su objetivo, tampoco resultaba nada nuevo, dado que el llenar camiones con simpatizantes del gobierno en turno con cargo al erario (tortas y frutsis incluidos) no representa novedad alguna, si no pregúntenle a López Portillo o a Luis Echeverría, los referentes ideológicos del presente sexenio.  Una demostración de lo que el gobierno puede organizar (con el dinero que falta para la jornada de vacunación, las estancias infantiles, los refugios para mujeres entre otras muchas cosas), encandila a muy pocos a estas alturas; un baño de pueblo que sólo sirve para sanear un poco el ego herido del Licenciado. Lo único cierto es lo mucho que le dolió al Preciso la marcha en contra de su reforma electoral, herida que aparentemente no se ha podido sacar de su cabeza ni de su mezquino corazón. Un festejo de formas pero sin fondo, una nota al margen en el periódico matutino y poco más.   Por otro lado, el seleccionado mexicano se midió con su similar de Argentina en un encuentro bastante anticipado, que desde días antes había levantado pasión en redes; que si Texas, que si las Islas Malvinas, todo lo posible fue utilizado para que los ciber aficionados de una y otra selección se tundieran previo al partido del sábado.  El fin de semana, sin embargo, pasó lo que tenía que pasar, lo más probable, lo lógico. Argentina, que tampoco ha desplegado su mejor futbol y definitivamente es la selección más floja que hemos visto en las últimas justas mundialistas, venció por marcador de 2-0 al combinado nacional que, como lo hacía desde la eliminatoria, lució inoperante y sin opciones.  El proceso del “Tata” Martino, bastante criticado desde siempre, probablemente culminará con el partido en el que México se enfrenta a Arabia Saudita y, a menos que ocurra un auténtico milagro, cerrará como la peor actuación de un seleccionado mexicano desde 1978. Que si los federativos, que si la liga, los extranjeros, las causas todos las conocemos, pero nadie está dispuesto a hacer algo al respecto para cambiar el rumbo de cara al futuro.  Así como llegaron y se fueron Martino, Osorio, Sven Goran Eriksson, La Volpe, Aguirre y demás etcéteras, así seguirán pasando técnicos y jugadores, mientras el aficionado mexicano espera, reza e implora por una combinación de resultados, una jugada extraordinaria que salve el día, por un milagro.  Tanto la cuatroté como la federación mexicana hacen lo que quieren porque saben que pueden y no hay consecuencia alguna. Mucho jolgorio, música, comida y etc, pero de planes y resultados, mejor ni hablamos. Estos no llegan ni llegarán. Ya veremos si en dos o cuatro años llega alguien que nos llene otra vez la cabeza de ilusiones infundadas, aunque la realidad sea la misma de siempre, o quizás, un poco peor.  Nos leemos la semana entrante.  " ["post_title"]=> string(62) "Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana" ["post_excerpt"]=> string(90) "La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(60) "los-fracasos-del-fin-de-semana-la-4t-y-la-seleccion-mexicana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-29 10:32:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:32:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86157" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17983 (24) { ["ID"]=> int(86073) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-25 13:33:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:33:02" ["post_content"]=> string(3947) "No sé si usted, estimable lector, se ha dado cuenta de unos anuncios que han proliferado, cuales gérmenes, recientemente en la ciudad. Lo que primero me llamó la atención fue su aparente falta de sincronización. Después, me fijé en el aparente error (ya llegaremos a eso) de redacción en la frase. Sin embargo, después de que la idea reposó un tiempo en mi cabeza, me pregunté si acaso no estamos siendo víctimas de un enorme spoiler . Sí, un spoiler para la película que nuestro supremo líder tabasqueño filma a diario con nuestros impuestos.   Me refiero a unos anuncios en donde se lee tal como lo voy a escribir:  “Que siga López: estamos Agusto” (sic).  Oh, Dios, tantas preguntas a raíz de tan pocas palabras. Aquí van algunas:  ¿Por qué siguen apareciendo anuncios con ese mensaje si el “ejercicio de revocación” de López Obrador fue, si no mal recuerdo, en abril? Si son resabios de aquel momento “histórico” (en realidad vergonzoso), ¿por qué no los han borrado si ya estamos en pleno noviembre? ¿Por qué el mensaje está escrito con un error de redacción? La forma correcta de escribir la frase sería “Estamos a gusto” y la RAE me respalda Sin embargo, me di cuenta de que estaba siendo muy simplista en mi acercamiento a este acertijo tan suculento y digno de Edward Nigma. Y brincaron, como conejos rabiosos, nuevas preguntas: ¿Por qué di por sentado que dicho mensaje se refiere a “López Obrador”?  ¿Y si ese error no es tal, pero sí es un (ingenioso, aunque algo torpe) juego de palabras entre “a gusto” y “Augusto”?  ¡Eureka! Un nombre brincó después de tantas elucubraciones: Augusto López. Adán Augusto López, para ser más preciso, secretario de Gobernación y, más importante aún, carnalazo del supremo. Entonces, todo cambió y creo que es momento de revisar si en Morena no tienen a personas expertas en esa onda de los mensajes subliminales y ocultos. Porque, con esa fijación (que borda en la monomanía) que tiene nuestro Presi con eso de asegurar su “legado” (de corrupción, opacidad, apoyo al crimen y más corrupción) igual y ya están preparando a la gente para decirles “quién es el mero bueno” en las elecciones presidenciales próximas (nótese cómo omití el año, porque con eso de que al supremo no le gusta que la gente pueda elegir, chance y no hay una elección presidencial en 2024). Igual y ya nos están diciendo quién será el ganón del dedazo presidencial de la candidatura de Morena para la grande y nosotros en la lela, como diría la chaviza.  Tantas preguntas, tan pocas respuestas. Para terminar este texto con una pregunta más, le dejo esta: usted, estimable lector, ¿está Agusto?" ["post_title"]=> string(28) "¿Estamos Agusto? (¡Sic!) " ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(18) "estamos-agusto-sic" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-25 13:33:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-25 18:33:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86073" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(86157) ["post_author"]=> string(3) "123" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-29 10:32:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:32:51" ["post_content"]=> string(4292) "Después de que en días pasados otro agitador del Foro de Sao Paulo que ahora es presidente, en este caso de Chile y supuesto aliado del mandamás nacional como lo es Gabriel Boric la pasara realmente mal durante su visita a México y a la mañanera (haciendo muy poco por ocultarlo) el líder de la patria decidió realizar un acto para autohomenajearse.    ¿Cómo salió todo? Veamos. Por un lado, a pesar de que los miembros del gobierno cuatrotero y los medios alineados con el mismo han tratado de empujar la idea de que el acarreo que se llevó a cabo en el zócalo capitalino y calles aledañas resultó un éxito total, donde estuvieron presentes 50 millones de connacionales o más, lo cierto es que no fue así. Bueno, basta decir que hasta en la misma foto que la Regenta subió a sus redes se aprecia lo deslucido del acto.   Aunque en efecto, al acto acudieron decenas de miles de personas que quería acercarse al tabasqueño, el acarreo no resultó tan concurrido como se esperaba y, aún si éste hubiera logrado su objetivo, tampoco resultaba nada nuevo, dado que el llenar camiones con simpatizantes del gobierno en turno con cargo al erario (tortas y frutsis incluidos) no representa novedad alguna, si no pregúntenle a López Portillo o a Luis Echeverría, los referentes ideológicos del presente sexenio.  Una demostración de lo que el gobierno puede organizar (con el dinero que falta para la jornada de vacunación, las estancias infantiles, los refugios para mujeres entre otras muchas cosas), encandila a muy pocos a estas alturas; un baño de pueblo que sólo sirve para sanear un poco el ego herido del Licenciado. Lo único cierto es lo mucho que le dolió al Preciso la marcha en contra de su reforma electoral, herida que aparentemente no se ha podido sacar de su cabeza ni de su mezquino corazón. Un festejo de formas pero sin fondo, una nota al margen en el periódico matutino y poco más.   Por otro lado, el seleccionado mexicano se midió con su similar de Argentina en un encuentro bastante anticipado, que desde días antes había levantado pasión en redes; que si Texas, que si las Islas Malvinas, todo lo posible fue utilizado para que los ciber aficionados de una y otra selección se tundieran previo al partido del sábado.  El fin de semana, sin embargo, pasó lo que tenía que pasar, lo más probable, lo lógico. Argentina, que tampoco ha desplegado su mejor futbol y definitivamente es la selección más floja que hemos visto en las últimas justas mundialistas, venció por marcador de 2-0 al combinado nacional que, como lo hacía desde la eliminatoria, lució inoperante y sin opciones.  El proceso del “Tata” Martino, bastante criticado desde siempre, probablemente culminará con el partido en el que México se enfrenta a Arabia Saudita y, a menos que ocurra un auténtico milagro, cerrará como la peor actuación de un seleccionado mexicano desde 1978. Que si los federativos, que si la liga, los extranjeros, las causas todos las conocemos, pero nadie está dispuesto a hacer algo al respecto para cambiar el rumbo de cara al futuro.  Así como llegaron y se fueron Martino, Osorio, Sven Goran Eriksson, La Volpe, Aguirre y demás etcéteras, así seguirán pasando técnicos y jugadores, mientras el aficionado mexicano espera, reza e implora por una combinación de resultados, una jugada extraordinaria que salve el día, por un milagro.  Tanto la cuatroté como la federación mexicana hacen lo que quieren porque saben que pueden y no hay consecuencia alguna. Mucho jolgorio, música, comida y etc, pero de planes y resultados, mejor ni hablamos. Estos no llegan ni llegarán. Ya veremos si en dos o cuatro años llega alguien que nos llene otra vez la cabeza de ilusiones infundadas, aunque la realidad sea la misma de siempre, o quizás, un poco peor.  Nos leemos la semana entrante.  " ["post_title"]=> string(62) "Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana" ["post_excerpt"]=> string(90) "La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(60) "los-fracasos-del-fin-de-semana-la-4t-y-la-seleccion-mexicana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-29 10:32:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-29 15:32:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86157" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(52) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "e1c7d042ce2eecbb2741d10533990f20" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022

¿Estamos Agusto? (¡Sic!) 

No sé si usted, estimable lector, se ha dado cuenta de unos anuncios que han proliferado, cuales gérmenes, recientemente en la ciudad....

noviembre 25, 2022




Más de categoría
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y...

diciembre 2, 2022

Los riesgos de la egocracia

Los populismos se caracterizan en gran parte por debilitar las democracias y las instituciones que las sustentan. 

diciembre 2, 2022

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022