¿Juega AMLO a política externa como apoyo de su política interna? 

Como dijo el filósofo sudafricano Laurens van der Post (1906-1996): “No solo vivimos nuestra vida, también somos partícipes de la vida de nuestra época”.  Saco esto a colación porque el presidente López Obrador parece inconsciente del cambio...

20 de enero, 2021

Como dijo el filósofo sudafricano Laurens van der Post (1906-1996): “No solo vivimos nuestra vida, también somos partícipes de la vida de nuestra época”.  Saco esto a colación porque el presidente López Obrador parece inconsciente del cambio de gobierno que está ocurriendo en los Estados Unidos, nuestro principal socio comercial y nuestra relación más importante en los aspectos políticos, de seguridad y de migración. O entendemos esa relación entre nuestra época y la vida que vivimos, o como país seguiremos perdidos en el asombro ante lo que ocurre a nuestro alrededor.  López Obrador parece no entender esa relación. 

A pesar de lo que imagine López Obrador, hoy existe un cambio de gobierno en Estados Unidos, su amigo Trump dejó de ser el líder de esa nación y una nueva época se inicia entre ambas naciones.  Una nueva época en la cual, quien juzgará la relación entre ambos países y evaluará los impactos de las acciones que cada gobierno realice en el plano bilateral será Joe Biden. Una relación y una evaluación bilateral que será muy diferente a la que AMLO mantuvo por dos años con Donald Trump. Es por ello que sorprenden las acciones que recién ha tomado su gobierno en la relación con los Estados Unidos. 

De arranque, la tardanza en reconocer la victoria electoral de Biden no ha sido corregida mediante una búsqueda de contactos entre el equipo de transición de éste y funcionarios de primer nivel en el gobierno de la 4T. No solo es importante abrir conversaciones: dada la falta de cuidado en el manejo del proceso de reconocimiento de la victoria electoral de Biden, de existir estos contactos, el gobierno mexicano debería mostrar abiertamente las conversaciones que tuviesen lugar como una muestra de nuestro interés en definir una agenda bilateral común antes de la toma de protesta del nuevo gobierno. Como si ello no fuera suficiente, López Obrador agravó las consecuencias de su desconocimiento del triunfo de Biden en una de sus famosas mañaneras. En ella, López Obrador intencionalmente mostró su desinterés en tener contactos personales con Biden al expresar que “aún no recibía invitación alguna para asistir a la ceremonia de toma de protesta de este”, remarcando innecesariamente que,de cualquier manera, en caso de ser invitado no tenía intención de asistir a la ceremonia”Un comentario que sin duda debe haber sido registrado por el equipo de Biden encargado de definir la relación bilateral futura. 

Como si lo anterior no fuera suficiente, a instancia del ejecutivo de la 4T, en la primera quincena de diciembre, el Congreso de la Unión aprobó “por vía express” una reforma a la Ley de Seguridad Nacional reduciendo las libertades y la presencia de agentes extranjeros en territorio mexicano. En su mañanera del 15 de enero de 2021, López Obrador confirmó públicamente que la reforma mencionada fue motivada por el caso que el gobierno de Estados Unidos abrió contra el exsecretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, dejando en claro que la razón fue que la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) mantenía una investigación abierta desde 2013 sin haberlo dado a conocer al gobierno mexicano. López Obrador cuestionó las operaciones de las agencias estadunidenses y lanzó como mensaje que él no es “pelele de ningún gobierno extranjero”.

Incrementando la tensión entre ambos gobiernos, en la víspera de esta declaración presidencial, la Fiscalía General de la República anunció que no ejercería acción penal sobre el General Cienfuegos toda vez que no existía prueba alguna de su involucramiento en operaciones con la delincuencia organizada. Ante los reclamos por esta acción recibidos del gobierno de los Estados Unidos, el presidente López Obrador instruyó al canciller Ebrard a publicar el documento que la fiscalía americana había entregado a las autoridades mexicanas como prueba de la participación del general Cienfuegos en actividades sospechosas durante su gestión como secretario de la Defensa Nacional. Al hacer público el documento, el gobierno de la 4T probablemente violó los acuerdos legales en materia de seguridad que tenemos con esa nación (sujeto a debate), pero sin duda destruyó la credibilidad del gobierno mexicano en asuntos de seguridad bilateral por sus comentarios peyorativos hacia la DEA y la publicación de un documento confidencial que le había sido entregado de buena fe por el Departamento de Justicia de esa nación. 

¿Será que una vez más López Obrador juega a política externa como apoyo de su política interna? Ante la cercanía de las elecciones internas de junio de 2021 y la situación de incertidumbre respecto al resultado que estas tendrán, las acciones de los últimos días parecen indicar que AMLO ha decidido jugar la carta “nacionalista” en su relación con Estados Unidos como parte de la baraja requerida para mejorar las probabilidades de triunfo de Morena en dicha elección. De ser así, no parece entender que en las actuales circunstancias un triunfo electoral en un ambiente de enfrentamiento con Estados Unidos tendrá como consecuencia final el fracaso de su programa de transformación por las consecuencias políticas, sociales y económicas que tendrá un choque de esta naturaleza con el gobierno de Biden. Para él, seguridad, migración, y aplicación del Estado de Derecho son prioridades que impondrá en la agenda bilateral. De convencerse AMLO que un triunfo electoral de la 4T es el precio a pagar por este enfrentamiento, la probabilidad de enfrentamientos constantes se robustecería en el corto y largo plazos de la relación entre ambos gobiernos, una perspectiva que no es satisfactoria para México desde cualquier ángulo en que se le vea. 




Ojalá y AMLO entienda que “no solo vivimos nuestra vida, también somos partícipes de la vida de nuestra época”.  

Comentarios

El Regreso del Presidente. ¡La Industria del Juego...! 

El presidente de todos los mexicanos regresó a su trabajo después de infectarse  con el virus maldito. Al parecer, el contagio que...

febrero 11, 2021

La Auditoría, Codere y los Caballos Pura Sangre

Después de que el 18 de diciembre del año pasado la autoridad sanitaria de la Ciudad de México colocara el semáforo epidemiológico...

febrero 24, 2021




Más de categoría
privacidad

Privacidad y Seguridad: La prioridad en los nuevos sistemas operativos móviles

Es muy posible que 2021 sea recordado como el año que más esfuerzo se ha hecho en torno a...

marzo 2, 2021

La economía y los Militares

Se desprenden innumerables interpretaciones de la unión de esfuerzos de esta transición que gobierna y las fuerzas armadas. Por...

marzo 1, 2021

Cuarto de Crisis | Inconsistencias Covid-19

De acuerdo a datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el impacto de la pandemia del...

marzo 1, 2021

Investigación y desarrollo. ¿Acaparamiento de vacunas o derecho de quienes invierten?

Hace un par de días, el presidente López Obrador se quejó de que la ONU en el tema del...

marzo 1, 2021