Jorge Cardoso: un ícono de la Hípica Mexicana

“Hace mucho tiempo, escribí un libro y mientras lo corregíamos, escuché un leve zumbido; mi corrector se había quedado profundamente dormido”. “Hace mucho tiempo, escribí un libro y mientras lo corregíamos, escuché un leve zumbido; mi corrector...

22 de agosto, 2018 foto_1_articulo_del_21_de_agosto_2018

“Hace mucho tiempo, escribí un libro y mientras lo corregíamos, escuché un leve zumbido; mi corrector se había quedado profundamente dormido”.

“Hace mucho tiempo, escribí un libro y mientras lo corregíamos, escuché un leve zumbido; mi corrector se había quedado profundamente dormido”.

“El Hipódromo de las Américas; ¿Monopolio, Industria o Hobby?”

Conocí a Jorge Cardoso y Contreras por allá de 1985. Caray, han pasado más de 33 años y siento que todo este tiempo pasó muy rápido, casi lo que dura una carrera de milla y cuarto­­­­­­­­­­­. Se fue como mueren los justos. Entero y en 22 flat.

A modo de pésame, lo cual agradezco, el gran comentarista del Beis, Alfonso Lanzagorta, que de caballos de carrera también sabe un montón, me escribió, “se fue tu “entry” y lo siento mucho Enrique querido. (Un “entry” es cuando un propietario tiene dos caballos que corren en una misma carrera). Es cierto, se adelantó mi entry, de acuerdo a lo que nos tocó vivir.

Por su profundo conocimiento en todo lo que se refiere a las carreras de caballos y a la industria entera, me cautivó. Cada vez que platicábamos me hacía sentido lo que decía —sin pontificar— producto de su amplia experiencia de lo que aprendió desde muy joven acerca del “Deporte de los Reyes”.

Su primera licencia —de groom— la obtuvo a los 18 años cuando se fue a trabajar al hipódromo de Narragansett Race Track, en Rhode Island, USA, con el célebre entrenador cubano Claudino Hernández, después de desertar de su carrera de arquitecto. La magia de los Pura Sangre lo jaló para el resto de su vida, como a mí, como a muchos amigos contagiados por este virus.  Además de su indiscutible simpatía y sapiencia sabía ofrecer su amistad, la cual cultivamos todos estos años. Me hizo sentir de su familia.

Fue un gran conocedor de la “psique” del caballista y nos graduamos de psicólogos para no volvernos locos con las ocurrencias y opiniones de los dueños y criadores de caballos a quienes entrenábamos. También entrenamos a sus caballos.

Podía escoger campeones. No perdía el tiempo para seleccionar un caballo ganador y con  seguridad le apostaba —a la cabeza—. Los 50 pesos que decía le había tomado de la bolsa de su mujer: una santa, Doña Carlota López. Anécdotas no faltan.

Crió muchos campeones, pues descubrió que el secreto de tener un buen corredor era criarlos en un lugar apropiado, y así, dejó huella dándonos a El Santo, Mirall, Saudita, Max El Pro (caballo del año en Tijuana), Toro Toro; sólo por mencionar algunos cuantos. Todos atletas de acero que se criaban en el rancho de Roberto A. Ruiz en Sonora.

Teñía entre sus misteriosas habilidades, la cualidad de aliarse con los “Racing Gods”, lo cual es fundamental, pues sin ellos, no habrá suerte por más dinero que se invierta. Donde ponía el ojo ponía la bala. No cabe duda.

Me enseñó muchas cosas. Principalmente que esta actividad “no es sólo es pasatiempo para gente rica”; es una Industria, entendida en el más amplio sentido de la palabra y la cual le permitió vivir de ella pues le tocó disfrutar del apogeo de la actividad cuando en el país hubo —en los buenos tiempos— hasta cuatro hipódromos; el de la ciudad de México; dos exitosos en la frontera: Tijuana y Ciudad Juárez y el de Nuevo Laredo —construido y que está en ruinas— pues no fue buena idea operarlo por allá.

Fue mi mentor, terapeuta, aconsejador —hasta en cosas del amor—. Revisaba mis textos con gran dedicación y los corregía: ¡no me gusta! ¡no está claro! Y así alentaba mi carrera de articulista y escritor. ¡Tienes mucho que decir, Enriquito, querido y adorado, como se refería a mi persona. ¡Escribe otro libro, pero de tu vida; de tus amores, pues has vivido!

También participó activamente en un proyecto que denominamos “La creación de circuitos hípicos regulados” que tenían la finalidad de crear pequeños hipódromos a lo largo del país, para caballos Cuarto de Milla, el cual no prosperó por la discrecionalidad de la aplicación de la Ley de Juegos y Sorteos, así también colaboró en la elaboración de la propuesta para tener una nueva Ley de Juegos que duerme en algún cajón del Senado de la Republica, muerta de frío.

… y supo crear escuela: por ejemplo, a Fernando Torres Kennedy lo distinguió como la joven promesa en materia de pedigrís y cruzas de sangre, pues vaya que sabe un montón y le confió el secreto  del lugar preciso en dónde se puede criar caballos de carrera, mejor que en Kentucky, por su clima y sus pastos. ¡Algún día le entraremos a ese proyecto!

Fundador de las subastas que organizaba la Asociación de Criadores de Caballos Pura Sangre fue homenajeado en el Hipódromo de Panamá hace unos cuantos años, y como suele suceder, en su patria —ni un lazo. 

Tenía la visión de que la industria hípica de carreras de caballos puede renacer sólo hace falta que un grupo de verdaderos “amigos del caballo” se junten y hagan valer sus derechos. ¡estamos en eso, querido Jorgito, por lucha no vamos a parar!

¿Por qué le decíamos “El Melodías” a tan célebre personaje? Sencillo, el gran comentarista del Excélsior, Antonio León, en los años 60 averiguó: dice el Pequeño Larousse, —el popular diccionario—: “Serie de sonidos sucesivos que halagan el oído”. Diáfano, todo un estilo de vida y así, se describe la esencia de mi amigo.

Descansa en paz, Jorge querido.

Comentarios


object(WP_Query)#17845 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22409) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22409) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17847 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17837 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17974 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22409) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17851 (24) { ["ID"]=> int(80302) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-28 10:58:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-28 15:58:15" ["post_content"]=> string(5074) "Este pasado 25 de junio celebramos en la Ciudad de México el día de la diversidad LGBTTTIQA+. Cerca de 300 000 personas acudimos a las calles del primer cuadro para externar algo, lo que quisiéramos decir al mundo. Preferencias, orientaciones, simpatías, empatías. 300 000 que se sentían como todo el mundo, portando arcoíris en la ropa, en banderas, en el maquillaje y en el corazón. Los colores del arcoíris tiñeron de color todo Reforma, como un rio multicolor, lleno de música y alegría que fluyo desde El Icónico y ahora más que nunca aclamado  Ángel de la Independencia, hasta el Zócalo capitalino, el mismo ombligo de la luna. Canciones, frases, sonrisas, pero sobre todo, un palpable deseo de que las cosas sigan avanzando, una genuina esperanza de que algún día se dejen de llamar diferencias las características que nos distinguen a cada uno de quienes caminamos por la vida y compartimos este planeta. No es la primera marcha en la que participo. Es cierto que las manifestaciones públicas han llamado mi atención desde siempre y muchas veces he asistido, en ocasiones como manifestante franca y otras veces como discreta y curiosa observadora. Esta marcha es sin duda la más emblemática y de sentido más humano que conozco. Miles y miles de seres humanos pidiendo al unísono una sola cosa: ¡Permiso para ser!, permiso para amar a quien cada quien quiera amar, permiso para expresarse y para buscar y vivir cada quién su propia identidad. La marcha del orgullo LGBTTTIQA+ (Lesbianas, gays, transexuales, transgenero, travestis, intersexuales, queers, asexuales y demás preferencias humanas e identidades), es, sin temor a equivocarme, la convocatoria más grande que tiene cada ciudad a la inclusión y a la visibilidad, aunque en ésta definitivamente triunfen las minorías y seamos los heterosexuales los que cálidamente somos incluidos en el movimiento. ¿Qué se ve en una marcha del orgullo Gay? Todo lo imaginable, gente, mucha gente, personas vibrando y sintiendo por un día que todos podemos ser vistos como iguales, familias, parejas, principalmente parejas homosexuales, pero también muchas parejas y personas heterosexuales que como yo simpatizamos con el movimiento y queremos aportar con nuestra voz y nuestra presencia un voto por la igualdad, adultos que hemos aprendido a lo largo de los años que no debe llamarse a esto aceptación ni inclusión sino reconocimiento y respeto, adultos a quienes nuestros jóvenes nos han enseñado que preferir es una cuestión personal, única e intransferible y como todos los derechos humanos sagrada. A diferencia de las manifestaciones públicas y marchas por exigencia de justicia, esta es una celebración, una celebración de la vida y la diversidad, una fiesta por los derechos, un canto por el reconocimiento entre seres vivos, supongo que es por eso que cada año se congrega más gente y más queremos participar y ser vistos, escuchados, leídos. Cada pancarta, cada consigna, cada atuendo es una historia, desde la mujer que ofrece abrazos de madre orgullosa, la gente que decide ir vestida o desvestida de forma llamativa, quienes ondean banderas con los colores de su preferencia u orientación, los que representan a personajes ficticios o personajes históricos que se distinguieron por luchar en esta causa, flores, símbolos, razones, miles de formas de llamar la atención y expresar el propio sentir. Armonía, un ambiente de cordialidad y cariño que difícilmente se repite en el resto del año. En esta fiesta no ganó ningún equipo deportivo, en esta marcha no insultamos ni rompemos, en esta marcha nos reconocemos como iguales y lo celebramos, en esta marcha por un día, todos cantamos al mismo tiempo que no hay nada más legítimo ni más respetable que el derecho a amar. En esta marcha honramos a quienes en el pasado no pudieron hacerlo, a quienes fueron perseguidos y maltratados, incluso asesinados por el simple hecho de sentir diferente a lo que se creía correcto, en esta marcha nos abrazamos todos y nos prometemos seguir avanzando, no soltarnos las manos y seguir luchando. Cada día, desde casa, en las calles, en las escuelas y los trabajos, cumplir con lo prometido, vivirnos como iguales y respetarnos, todas, todos y  todes. Para que en un futuro, la preferencia y la orientación de las personas deje de ser un tema y nos concentremos no en lo que hacen los demás sino en ser mejores personas cada día, mucho más sensibles y amables con lo que hoy llamamos “La otredad” pero que un día, espero yo, deje de tener título." ["post_title"]=> string(9) "La Marcha" ["post_excerpt"]=> string(104) "Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(9) "la-marcha" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-28 11:05:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-28 16:05:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80302" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17922 (24) { ["ID"]=> int(80056) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-20 13:02:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:02:12" ["post_content"]=> string(6100) "Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes en contra de la modificación de la NOM-046-SSA2-2005 (1) señalando, entre varios puntos, que la Federación puede establecer Normas oficiales en todo el país y que no invadía el ámbito de competencia del estado de Aguascalientes. La NOM objetada señala: 6.4.2.7. En caso de embarazo por violación, las instituciones públicas prestadoras de servicios de atención médica, deberán prestar servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, conforme a lo previsto en las disposiciones jurídicas de protección a los derechos de las víctimas, previa solicitud por escrito bajo protesta de decir verdad de la persona afectada de que dicho embarazo es producto de violación; en caso de ser menor de 12 años de edad, a solicitud de su padre y/o su madre, o a falta de éstos, de su tutor o conforme a las disposiciones jurídicas aplicables. El personal de salud que participe en el procedimiento de interrupción voluntaria del embarazo no estará obligado a verificar el dicho de la solicitante, entendiéndose su actuación, basada en el principio de buena fe a que hace referencia el artículo 5, de la Ley General de Víctimas (2). Lo que me interesa resaltar en esta nota es en primer lugar que la Corte consideró que en este tipo de casos no se requiere autorización de los padres o tutores para la realización del aborto cuando la menor es mayor de 12 años, planteando así un límite a la Patria Potestad.  La Corte señala que eso está justificado ya que, por ejemplo, en Convención de los Derechos del Niño se mantiene la posibilidad de que los menores de edad puedan, de acuerdo a su capacidad, tener decisiones independientemente de sus padres.  El Comité de los Derechos del niño (ONU) en su observación general no. 15 señala que no se requiere consentimiento de los padres si los profesionales (de salud y otros) consideran que es para el beneficio del niño (a).  Así, el interés superior de la niñez predomina sobre otras consideraciones como la Patria potestad que no es un poder pleno sobre el menor, sino que está acotada al beneficio del mismo, es decir, es una función que los padres reciben en beneficio de los hijos (as).  El elemento anterior es problemático. Si se razona por casos semejantes, los padres deciden por los menores en temas de mucho menor importancia y no se considera que deba limitarse la patria potestad. Así, elegir la escuela o restringir horarios del menor, no se consideran intrusivos. ¿Por qué en un caso tan grave como el practicar un aborto no sería, con mayor razón, un elemento que no puede dejarse a la decisión de una menor de edad? ¿Qué tan maduro se es para tomar una decisión así? Por supuesto, los magistrados creen, por un lado, que el embrión, por lo menos hasta la semana 12 no es una persona y, por tanto, el derecho de la madre predomina sobre el producto del embarazo; por otro lado, considera que no permitir el aborto en sus circunstancias es un acto de violencia contra la mujer.  Otro supuesto fundamental es que el aborto constituye una emergencia médica, un procedimiento médico en el que el criterio predominante es la salud de la madre y por tanto, la patria potestad no aplica. La dignidad de la mujer y el desarrollo libre de la personalidad constituyen valores superiores a la vida del concebido. Esto sucede de modo semejante con los padres de familia testigos de Jehová que pretenden impedir la transfusión de sangre a los menores de edad y que sin embargo, por el bien del niño (a) se realiza el procedimiento. Por supuesto, en el segundo ejemplo, podría aducirse que está en peligro la vida del menor, pero en el primer caso no se cumple ese requisito. No obstante, en el problema del aborto sigue siendo clave el estatuto del embrión (3). Si el embrión no es una persona, las causales de aborto son irrelevantes, ya que puede abortarse sin ninguna justificación. Si resulta que el embrión es una persona, no podría suprimirse la vida del mismo. Referencias Suprema Corte de Justicia de la Nación. Comunicado de prensa 189/2022. Disponible en: https://www.internet2.scjn.gob.mx/red2/comunicados/comunicado.asp?id=6912 Comisión Nacional de Derechos Humanos. NOM-046-SSA2-2005. México, 2016. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/sites/default/files/doc/Programas/VIH/LeyesNormasReglamentos/NormaOficialMexicana/NOM-046-SSA2-2005_ViolenciaFamiliarSexual.pdf Monge, F. “El Estatuto Ontológico del embrión humano en base a los datos biológicos”. Cuadernos de Bioética, 1a., 1995. Disponible en: http://aebioetica.org/revistas/1995/1/21/10.pdf" ["post_title"]=> string(56) "Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(55) "sobre-el-aborto-en-caso-de-violacion-en-menores-de-edad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-20 13:16:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-20 18:16:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80056" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17851 (24) { ["ID"]=> int(80302) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-28 10:58:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-28 15:58:15" ["post_content"]=> string(5074) "Este pasado 25 de junio celebramos en la Ciudad de México el día de la diversidad LGBTTTIQA+. Cerca de 300 000 personas acudimos a las calles del primer cuadro para externar algo, lo que quisiéramos decir al mundo. Preferencias, orientaciones, simpatías, empatías. 300 000 que se sentían como todo el mundo, portando arcoíris en la ropa, en banderas, en el maquillaje y en el corazón. Los colores del arcoíris tiñeron de color todo Reforma, como un rio multicolor, lleno de música y alegría que fluyo desde El Icónico y ahora más que nunca aclamado  Ángel de la Independencia, hasta el Zócalo capitalino, el mismo ombligo de la luna. Canciones, frases, sonrisas, pero sobre todo, un palpable deseo de que las cosas sigan avanzando, una genuina esperanza de que algún día se dejen de llamar diferencias las características que nos distinguen a cada uno de quienes caminamos por la vida y compartimos este planeta. No es la primera marcha en la que participo. Es cierto que las manifestaciones públicas han llamado mi atención desde siempre y muchas veces he asistido, en ocasiones como manifestante franca y otras veces como discreta y curiosa observadora. Esta marcha es sin duda la más emblemática y de sentido más humano que conozco. Miles y miles de seres humanos pidiendo al unísono una sola cosa: ¡Permiso para ser!, permiso para amar a quien cada quien quiera amar, permiso para expresarse y para buscar y vivir cada quién su propia identidad. La marcha del orgullo LGBTTTIQA+ (Lesbianas, gays, transexuales, transgenero, travestis, intersexuales, queers, asexuales y demás preferencias humanas e identidades), es, sin temor a equivocarme, la convocatoria más grande que tiene cada ciudad a la inclusión y a la visibilidad, aunque en ésta definitivamente triunfen las minorías y seamos los heterosexuales los que cálidamente somos incluidos en el movimiento. ¿Qué se ve en una marcha del orgullo Gay? Todo lo imaginable, gente, mucha gente, personas vibrando y sintiendo por un día que todos podemos ser vistos como iguales, familias, parejas, principalmente parejas homosexuales, pero también muchas parejas y personas heterosexuales que como yo simpatizamos con el movimiento y queremos aportar con nuestra voz y nuestra presencia un voto por la igualdad, adultos que hemos aprendido a lo largo de los años que no debe llamarse a esto aceptación ni inclusión sino reconocimiento y respeto, adultos a quienes nuestros jóvenes nos han enseñado que preferir es una cuestión personal, única e intransferible y como todos los derechos humanos sagrada. A diferencia de las manifestaciones públicas y marchas por exigencia de justicia, esta es una celebración, una celebración de la vida y la diversidad, una fiesta por los derechos, un canto por el reconocimiento entre seres vivos, supongo que es por eso que cada año se congrega más gente y más queremos participar y ser vistos, escuchados, leídos. Cada pancarta, cada consigna, cada atuendo es una historia, desde la mujer que ofrece abrazos de madre orgullosa, la gente que decide ir vestida o desvestida de forma llamativa, quienes ondean banderas con los colores de su preferencia u orientación, los que representan a personajes ficticios o personajes históricos que se distinguieron por luchar en esta causa, flores, símbolos, razones, miles de formas de llamar la atención y expresar el propio sentir. Armonía, un ambiente de cordialidad y cariño que difícilmente se repite en el resto del año. En esta fiesta no ganó ningún equipo deportivo, en esta marcha no insultamos ni rompemos, en esta marcha nos reconocemos como iguales y lo celebramos, en esta marcha por un día, todos cantamos al mismo tiempo que no hay nada más legítimo ni más respetable que el derecho a amar. En esta marcha honramos a quienes en el pasado no pudieron hacerlo, a quienes fueron perseguidos y maltratados, incluso asesinados por el simple hecho de sentir diferente a lo que se creía correcto, en esta marcha nos abrazamos todos y nos prometemos seguir avanzando, no soltarnos las manos y seguir luchando. Cada día, desde casa, en las calles, en las escuelas y los trabajos, cumplir con lo prometido, vivirnos como iguales y respetarnos, todas, todos y  todes. Para que en un futuro, la preferencia y la orientación de las personas deje de ser un tema y nos concentremos no en lo que hacen los demás sino en ser mejores personas cada día, mucho más sensibles y amables con lo que hoy llamamos “La otredad” pero que un día, espero yo, deje de tener título." ["post_title"]=> string(9) "La Marcha" ["post_excerpt"]=> string(104) "Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(9) "la-marcha" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-28 11:05:42" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-28 16:05:42" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80302" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "234b7c9c594ef72500bea1ce2055dba4" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

La Marcha

Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado.

junio 28, 2022

Sobre el aborto en caso de violación en menores de edad

Hace unas semanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó la controversia constitucional presentada por el Estado de Aguascalientes...

junio 20, 2022




Más de categoría

La predicción del lopezobradorismo por parte de Carlos Fuentes

En una entrevista, allá por los años 70 para la televisión española, Carlos Fuentes hablaba acerca de la Revolución...

junio 29, 2022

En mayo, Puebla sumó cinco meses con mayor tasa de ocupación

El indicador es mejor que el reportado en el mismo mes de 2021 CIUDAD DE PUEBLA, Pue. – En...

junio 28, 2022
La corrupción en México: un recuento del retroceso

La corrupción en México: un recuento del retroceso

Liliana Alvarado nos comparte los puntos más destacables que señala el informe de Combate a la Corrupción en México...

junio 28, 2022

La Marcha

Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado.

junio 28, 2022