Grupos burbuja: ¿Una alternativa para la educación en tiempos de COVID?

Los “grupos burbuja” se vislumbran como una “solución”, al menos temporal, al dilema que enfrentan los padres y las escuelas ante este confinamiento por la pandemia. Por un lado, los padres, además de supervisar a sus hijos,...

15 de febrero, 2021

Los “grupos burbuja” se vislumbran como una “solución”, al menos temporal, al dilema que enfrentan los padres y las escuelas ante este confinamiento por la pandemia. Por un lado, los padres, además de supervisar a sus hijos, tienen el reto de conservar sus empleos; por otro, y de manera especial, están los colegios con grupos de nivel preescolar, que es en donde más se resiente la falta de la educación presencial (socialización, formación de vínculos con sus maestros y ayuda personalizada) para el correcto desarrollo de los procesos más significativos en esas etapas de desarrollo.

¿Qué son los grupos burbuja?

Son grupos pequeños de niños que, dentro del confinamiento, se reúnen para tomar clases presenciales, virtuales o la mezcla de ambas, con la ayuda de un tutor responsable (en algunos casos profesional de la docencia y en otros, algún padre o madre de familia, o personal de servicio) que se encarga de acompañar al grupo durante la jornada escolar.

En nuestro país, hasta el momento, este esquema se ha dado mayoritariamente en casas particulares y en otros países se ha utilizado como una opción aceptada para el regreso escalonado a las aulas.

Ventajas y desventajas

Por supuesto y aunque esto representa una solución “urgente” para muchas familias, antes de pensar en la viabilidad real de este esquema educativo, lo más importante es analizar objetivamente las ventajas y desventajas que ofrece, entre otras:




¿Actuar o no actuar?: el dilema que enfrentan los padres y las escuelas hoy

Ante los hechos establecidos y por el momento, adoptar una postura al respecto de este esquema de educación, resulta complejo tanto para los padres como para las instituciones educativas.

Sin duda alguna, ventajas y desventajas parecen pesar por igual y además, existe la innegable realidad de que es necesario poner en una balanza todas la habilidades intelectuales, sociales y emocionales que, especialmente, nuestros niños más pequeños están perdiendo durante este tiempo (y el que falta por venir). Pero es muy claro también que la decisión debe ser tomada después de un muy meticuloso proceso de estudio y consenso entre padres y colegios y que para poder poner en marcha este sistema, con todas las garantías de bienestar físico y emocional, se requiere de elaborados protocolos, de instalaciones adecuadas, de personal capacitado e indudablemente del aval de instituciones educativas responsables y preocupadas por el bienestar integral de las familias que integren su comunidad.

Comentarios

¿La Estela de Luz como un memorial a las víctimas del Covid-19?

La Estela de Luz es un monumento obsceno, dado su fealdad e inutilidad. Es ícono de la ineptitud y corrupción de un...

febrero 3, 2021

OTRO GRAN ATRACO A PEMEX

A mediados del sexenio de José López Portillo viajé con frecuencia a Nuevo Laredo (Tamaulipas). Estaba investigando, con el propósito de escribir...

febrero 25, 2021




Más de categoría

La economía y los Militares

Se desprenden innumerables interpretaciones de la unión de esfuerzos de esta transición que gobierna y las fuerzas armadas. Por...

marzo 1, 2021

Cuarto de Crisis | Inconsistencias Covid-19

De acuerdo a datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el impacto de la pandemia del...

marzo 1, 2021

Investigación y desarrollo. ¿Acaparamiento de vacunas o derecho de quienes invierten?

Hace un par de días, el presidente López Obrador se quejó de que la ONU en el tema del...

marzo 1, 2021

Fortaleza Interior es lo que nos dará Fortaleza Exterior

La semana pasada, dos actos del gobierno de la 4T ofrecen un esbozo más de su incapacidad para definir...

febrero 26, 2021