Esquina bajan, a las maquinitas

Hace ya sus buenos cuarenta años que en México se abrieron algunos establecimientos en los que la generación de niños nacidos en la década de 1970 comenzábamos a familiarizarnos con los videojuegos. Comparados con los actuales que...

22 de septiembre, 2020

Hace ya sus buenos cuarenta años que en México se abrieron algunos establecimientos en los que la generación de niños nacidos en la década de 1970 comenzábamos a familiarizarnos con los videojuegos. Comparados con los actuales que juegan mis hijos –que además son eficientes medios de comunicación–, aquellas  antigüedades eran auténticas piezas de la edad de piedra. Se trataba de una especie de rareza, en la mayoría de los casos se compraban fichas que simulaban el tamaño y peso de los centavos norteamericanos y en otras –unas  cuantas– se pagaba el tiempo de uso y en el equivalente a lo que hoy son los cafés con internet, se establecieron negocios con algunas computadoras de marcas alternativas: Apple, Amiga, etcétera. Se usaban una especie de tarjetas para la operación de los programas; era un servicio más caro, pero también los juegos más interesantes y más vistosos. 

Estaban ocurriendo algunos cambios que muchos no comprendieron, que quienes lo hicieron se subieron en la cresta de una ola que los llevó a costas que ni siquiera podían imaginar. Esos aparatos destruyeron algunas prácticas que hoy son materia de melancolía y buena leña para quienes atizamos el fuego desesperanzado de las fogatas del recuerdo. El hecho es que hoy se trata de un industria millonaria, con narrativas diversas en sus juegos que han dejado de ser solo eso para convertirse en una práctica social propia de más de una generación que no puede entenderse como no nos entenderíamos los de otras sin los cines y los cafés de esquina, o sin las ediciones de Sepan Cuantos… o de la Colección Austral. Estos son los tiempos.

No soy de los que creen que todo tiempo pasado fue mejor. Acaba de morir Ruth Baden Ginsburg y el mundo que le corresponde vivir a mi hija, con todo lo terrible que es, resulta un poco mejor gracias a la era de aquella mujer menuda y brillante que no solo creó mayores espacios de igualdad, sino que rompió los esquemas de la interpretación tradicional de la Ley para darle un sentido social y político por las mejores causas. Es verdad que se siguen viviendo momentos terribles para las mujeres, pero somos muchos, cientos y miles de mujeres y hombres trabajando para que esta pesadilla termine cuanto antes. Otrora, el punto ni siquiera era discutible.

Y volviendo al tema –para no subirnos, solo por hoy, al tren de lo cotidiano y descansar de la batalla y la polarización en que estamos convirtiendo la arena pública–, los  juegos de vídeo resultan ser también parte de esta sociedad sometida a diferencias y discriminaciones de género porque resulta que ahí también, en tan jugosa industria, las mujeres padecen de una brecha salarial. Sus talentos no corresponden a su nivel de responsabilidad y mando respecto de sus colegas varones y por lo tanto, están supeditadas en un ambiente que muchos suponíamos libre de ese prejuicio por la época en que había surgido y por la dinámica que se desarrolla en él.

Me entero, por otra parte, que los juegos de vídeo son un activo intelectual en nuestro tiempo y me lo creo porque en cada época, son los tecnólogos los que determinan los cambios en una buena parte de los comportamientos sociales. El negocio que muchos llaman “esports” –asimilándolos a cierta forma de deportes– alcanzará un valor global de 1.5 billones de dólares para 2023. Las carreras relacionadas con estas tecnologías y hermanadas con inteligencia artificial, incluso con literatura y cinematografía, parecen tener una tendencia favorable (de tres a uno) entre los chicos que se muestran afines a practicar estos juegos. Por si lo anterior fuera poco, la Agregada Adjunta para Asuntos Educativos y Culturales de la Embajada de los Estados Unidos en México, Young Lee, informa que, en aquel país, el desarrollo de los juegos de video está relacionado con las herramientas para el desarrollo de habilidades y orientación vocacional relativos a trabajos reales en dicha industria. Por ello, en este el momento –no mañana cuando ya sea tarde– se  trata de incidir en la participación equitativa de género en la industria. Esta vez, parece, que los mexicanos no nos vamos a quedar viendo pasar el cambio para luego decir que nadie nos avisó y que cómo fue que no se nos ocurrió. 

La convocatoria ”Wesports: Women in Esports –lanzada  conjuntamente por SAP, GGWP Foundation, la Embajada de Estados Unidos a través de su programa Sports Diplomacy, el Movimiento STEAM en México y el despacho en consultoría de responsabilidad social BNR– ofrece  apoyos para cursar un programa formativo para mujeres mexicanas entre 15 y 25 años (https://es.research.net/r/2V8LGJB ).  Busca desarrollar habilidades transversales en las mujeres para el desarrollo de las competencias que ya están utilizando como jugadoras.

Cuando estudié la carrera de derecho, la proporción de mujeres era de una a cinco, hoy ocupan más de la mitad de la matrícula en la Facultad de Derecho de la UNAM. Cuando jugué mi primer juego de video, se trataba de una pantalla monocromática, bidimensional y aburridísima; no había internet y mi padre pensaba que las canicas eran una opción que desarrollaría mejor mis habilidades de socialización. Hoy sabemos muchas cosas que antes ignorábamos y lo que sabemos mejor es que nuestro conocimiento no alcanza para dimensionar el cambio en el que nos hemos metido, que no importa cuán rápido viaje nuestra imaginación, nuestros temores ancestrales, nuestras prácticas de la edad de piedra siempre estarán ahí si no aprendemos a hacerles frente en iniciativas como ésta.

@cesarbc70

 

Comentarios


object(WP_Query)#18011 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29443) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29443) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18015 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18013 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18014 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "02-11-2022" ["before"]=> string(10) "30-11-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-02 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-11-30 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (29443) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85705) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content"]=> string(5449) "El pasado domingo 13 de noviembre se llevó a cabo la marcha a favor del INE y demás institutos electorales autónomos. Aunque desestimada por el mismo presidente, a quien obviamente no le gusta la libertad que tienen los ciudadanos (que no pueblo) de elegir libremente a sus gobernantes, muchísima gente se congregó para manifestar su descontento contra la destructora reforma electoral que tanto le urge consumar al presidente (porque, claro, en un país flagelado por la inseguridad, los feminicidios y el crimen, lo que verdaderamente es importante - para López, hay que aclarar - es controlar y socavar los órganos electorales).  Estoy escribiendo esto la noche y mañana del lunes 14 de noviembre, así que no he podido leer y escuchar la reacción del supremo. Pero ni falta que hace: ya sé que será lo usual: insultos, descalificaciones y burlas - lo que siempre aplica el one trick pony que es López Obrador. Sin embargo, no hay que desestimar el poder corrosivo que tienen sus palabras en la ciudadanía. Recientemente, leí un comentario de un seguidor de López que se burlaba de la marcha al decir “que sólo habían ido 15 personas” - incluso si ese hubiese sido el caso, la idea de que respetar el derecho a manifestarse y participar de la vida pública del país estuviese condicionado al número de personas me parece totalmente antidemocrática y un ejemplo perfecto del efecto dañino del discurso eternamente polarizador de López Obrador (y una prueba más de que, a los seguidores del presidente, les encanta la idea de regresar al priismo de mediados del siglo XX, en donde las marchas, mayoritariamente, eran para apoyar al presidente en turno).  Pero volviendo al tema de la marcha a favor de los institutos electorales, es claro que algo resonó con la ciudadanía. ¿Se ha preguntado usted qué fue? No, no creo que haya sido un plan orquestado por los demonios de papel que ha creado López Obrador, ni obra del acarreo masivo (taaan popular entre Morena, todo sea dicho). Me atreveré a realizar una afirmación que pienso podría explicar la cantidad de gente que se congregó el domingo 13 de noviembre. Lo que motivó a la gente a participar fue algo que parece que la memoria selectiva del presidente prefiere olvidar. Y es que los órganos electorales autónomos, los proverbiales “árbitros imparciales” de las elecciones en México, fueron una exigencia de la ciudadanía. Sí, que se lea claro y fuerte: fueron institutos cuya creación, en gran parte, recayó en los ciudadanos y fueron para los ciudadanos. No, querido seguidor de López, no fueron una creación de [inserte aquí el nombre del “adversario” de López que prefiera]. Fueron creados por nuestros padres, nuestros abuelos y demás generaciones anteriores a la nuestra, debido al hartazgo que tenían de que el gobierno se reservara el derecho de elegir a nuestros gobernantes. Para ser alguien considerado por sus admiradores como “un gran historiador”, vaya que el presidente prefiere “olvidar” hechos que no le convienen (como su lealtad al viejo PRI).  Este sexenio, López Obrador nos ha quitado mucho (seguridad, salud, usted diga), menos lo que tanto proclamó: la corrupción. Ahora, quiere dar el golpe mortal a la naciente democracia mexicana y regresar a México a la época del priismo rancio que creímos ya estaba desterrado para siempre. No dejemos que nos siga quitando más libertades al querer controlar y destruir los órganos electorales. Es una tarea que, incluso el más aferrado seguidor del supremo debería defender porque, de no haber sido por estos institutos electorales, es muy probable que López Obrador jamás hubiese llegado al poder (sólo recuérdese cuántas veces intentó “brillar” dentro del viejo PRI, sin éxito - sólo hasta que hubo elecciones libres, pudo lograr algo de verdad en su vida política).   En ánimos de no ser un hipócrita (palabra que tanto le gusta usar a López Obrador para denostar a quien no se alinea con él) hay que decir algo claro, fuerte y sin miedo: desde el viejo PRI (ese mismo de la “caída del sistema” de Manuel Bartlett), el mayor riesgo al que se ha enfrentado la democracia mexicana es Andrés Manuel López Obrador.  *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(60) "López Obrador: el mayor peligro para la democracia mexicana" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "lopez-obrador-el-mayor-peligro-para-la-democracia-mexicana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85705" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17985 (24) { ["ID"]=> int(85401) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-08 11:00:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 16:00:01" ["post_content"]=> string(4212) "Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en ese supermercado (City Market), ya que está orientado a clientes con potencial adquisitivo, y no a personas que pregonan la austeridad republicana. No es la primera vez que Fernández Noroña sufre este tipo de agresiones. El supermercado en cuestión es un lugar con acceso al público en general donde a la entrada aparece la leyenda de no discriminación. Cualquier persona, sin importar su postura política, puede entrar y hacer compras. Pero parece que para algunas personas, si alguien se dice simpatizante o pertenece a la llamada Cuarta Transformación, no puede acudir a ciertos lugares. Esto es un clasismo inaceptable y quien así actúa lo hace desde un falso plano de superioridad.  La gran maravilla de la forma de gobierno llamada República es el principio jurídico de igualdad (los monarquistas no están preparados para esta conversación; ¡y hay monarquistas en México, aunque usted no lo crea!).  Hay personas que se creen superiores y no acaban de aceptar que, bien o mal, de manera eficiente o ineficiente, uno de los ingredientes principales de la 4T es su espíritu social y su orientación hacia los pobres y marginados. Y por eso ha sido bien recibida la 4T por la mayoría de los mexicanos, que la siguen apoyando ante el horror y la incredulidad de muchas personas –como la señora que agredió a Noroña en el City Market– que no pueden entender “cómo es posible que el pueblo sea tan estúpido y siga avalando a López Obrador”.  Para ellos apoyar a López Obrador significa que uno es naco, jodido y resentido (ojo: yo no apoyo a López Obrador ni a ningún régimen; la misión que yo mismo me he dado es ejercer mi libertad y criticar a todos los gobiernos, porque no hay gobierno perfecto. Sin crítica no hay libertad; sin libertad no hay nada). El presidente López Obrador habló de esto en la conferencia matutina del jueves 3 de noviembre. “Ahora resulta –ironizó  el presidente– que si alguien lucha por una causa justa no debe usar zapatos, sino huarache; no se puede poner traje, ni viajar en avión”.  Yo mismo –su amigo y servidor Venus Rey Jr– he sufrido este tipo de reclamos y descalificaciones, incluso en mis círculos cercanos. Algunos suponen que si yo escribo un artículo en donde resalto algún punto que me parece acertado por parte del gobierno, entonces soy un chairo que no debería beber whisky en un restaurante, ni debería hacer mis compras en un supermercado dirigido a un segmento con poder adquisitivo, ni debería viajar a Estados Unidos o Europa, sino que debería beber aguarrás, hacer mis compras en el mercado de un barrio marginado, y debería irme nadando a Cuba o a Venezuela. Esto es inaceptable y revela un clasismo y una exclusión que hasta me da escalofrío (claro, también debo decir que cuando escribo un artículo criticando al gobierno, me llueven insultos, mentadas de madres, descalificaciones y hasta las amenazas por parte de los simpatizantes de la 4T; pero ahora estoy hablando de lo que sucedió a Fernández Noroña y de lo que dijo el presidente). El desprecio que sienten algunas personas hacia los simpatizantes y personajes de la 4T no se queda solo en que los corran de un supermercado, o les griten en un restaurante o en un avión. Si todo fuera como eso, no sería tan grande el problema. El problema es que se traduce en una insoportable actitud de superioridad y desprecio al pobre, al de piel oscura, al marginado, al humilde, al pueblo. Porque hablan de “pueblo” desde afuera, como si no fueran parte del pueblo mexicano. Y se traduce también en descalificaciones masivas y en pseudoargumentos para “demostrar” que el pueblo no debe participar en los procesos democráticos ni debe ocupar cargos públicos, porque es inculto y bruto." ["post_title"]=> string(43) "El inaceptable clasismo de algunas personas" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "el-inaceptable-clasismo-de-algunas-personas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-08 12:08:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-08 17:08:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85401" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18012 (24) { ["ID"]=> int(85705) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content"]=> string(5449) "El pasado domingo 13 de noviembre se llevó a cabo la marcha a favor del INE y demás institutos electorales autónomos. Aunque desestimada por el mismo presidente, a quien obviamente no le gusta la libertad que tienen los ciudadanos (que no pueblo) de elegir libremente a sus gobernantes, muchísima gente se congregó para manifestar su descontento contra la destructora reforma electoral que tanto le urge consumar al presidente (porque, claro, en un país flagelado por la inseguridad, los feminicidios y el crimen, lo que verdaderamente es importante - para López, hay que aclarar - es controlar y socavar los órganos electorales).  Estoy escribiendo esto la noche y mañana del lunes 14 de noviembre, así que no he podido leer y escuchar la reacción del supremo. Pero ni falta que hace: ya sé que será lo usual: insultos, descalificaciones y burlas - lo que siempre aplica el one trick pony que es López Obrador. Sin embargo, no hay que desestimar el poder corrosivo que tienen sus palabras en la ciudadanía. Recientemente, leí un comentario de un seguidor de López que se burlaba de la marcha al decir “que sólo habían ido 15 personas” - incluso si ese hubiese sido el caso, la idea de que respetar el derecho a manifestarse y participar de la vida pública del país estuviese condicionado al número de personas me parece totalmente antidemocrática y un ejemplo perfecto del efecto dañino del discurso eternamente polarizador de López Obrador (y una prueba más de que, a los seguidores del presidente, les encanta la idea de regresar al priismo de mediados del siglo XX, en donde las marchas, mayoritariamente, eran para apoyar al presidente en turno).  Pero volviendo al tema de la marcha a favor de los institutos electorales, es claro que algo resonó con la ciudadanía. ¿Se ha preguntado usted qué fue? No, no creo que haya sido un plan orquestado por los demonios de papel que ha creado López Obrador, ni obra del acarreo masivo (taaan popular entre Morena, todo sea dicho). Me atreveré a realizar una afirmación que pienso podría explicar la cantidad de gente que se congregó el domingo 13 de noviembre. Lo que motivó a la gente a participar fue algo que parece que la memoria selectiva del presidente prefiere olvidar. Y es que los órganos electorales autónomos, los proverbiales “árbitros imparciales” de las elecciones en México, fueron una exigencia de la ciudadanía. Sí, que se lea claro y fuerte: fueron institutos cuya creación, en gran parte, recayó en los ciudadanos y fueron para los ciudadanos. No, querido seguidor de López, no fueron una creación de [inserte aquí el nombre del “adversario” de López que prefiera]. Fueron creados por nuestros padres, nuestros abuelos y demás generaciones anteriores a la nuestra, debido al hartazgo que tenían de que el gobierno se reservara el derecho de elegir a nuestros gobernantes. Para ser alguien considerado por sus admiradores como “un gran historiador”, vaya que el presidente prefiere “olvidar” hechos que no le convienen (como su lealtad al viejo PRI).  Este sexenio, López Obrador nos ha quitado mucho (seguridad, salud, usted diga), menos lo que tanto proclamó: la corrupción. Ahora, quiere dar el golpe mortal a la naciente democracia mexicana y regresar a México a la época del priismo rancio que creímos ya estaba desterrado para siempre. No dejemos que nos siga quitando más libertades al querer controlar y destruir los órganos electorales. Es una tarea que, incluso el más aferrado seguidor del supremo debería defender porque, de no haber sido por estos institutos electorales, es muy probable que López Obrador jamás hubiese llegado al poder (sólo recuérdese cuántas veces intentó “brillar” dentro del viejo PRI, sin éxito - sólo hasta que hubo elecciones libres, pudo lograr algo de verdad en su vida política).   En ánimos de no ser un hipócrita (palabra que tanto le gusta usar a López Obrador para denostar a quien no se alinea con él) hay que decir algo claro, fuerte y sin miedo: desde el viejo PRI (ese mismo de la “caída del sistema” de Manuel Bartlett), el mayor riesgo al que se ha enfrentado la democracia mexicana es Andrés Manuel López Obrador.  *LAS OPINIONES EXPRESADAS EN LOS ARTÍCULOS DE ESTA PÁGINA SON DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES. DE NINGUNA MANERA REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DE ESTE PORTAL." ["post_title"]=> string(60) "López Obrador: el mayor peligro para la democracia mexicana" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(58) "lopez-obrador-el-mayor-peligro-para-la-democracia-mexicana" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-15 12:22:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-15 17:22:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85705" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(49) ["max_num_pages"]=> float(25) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "17d48049779b970599800a69e64a668e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

López Obrador: el mayor peligro para la democracia mexicana

El pasado domingo 13 de noviembre se llevó a cabo la marcha a favor del INE y demás institutos electorales autónomos. Aunque...

noviembre 15, 2022

El inaceptable clasismo de algunas personas

Hace unos días una mujer increpó al diputado Gerardo Fernández Noroña (PT) en un supermercado en Cuernavaca. Le reprochó que estuviera en...

noviembre 8, 2022




Más de categoría
la 4T y la selección mexicana

Los fracasos del fin de semana: la 4T y la selección mexicana

La política y la Selección Mexicana: los vertederos de las ilusiones de los mexicanos.

noviembre 29, 2022
Marcha de AMLO

Marcha de AMLO

El dispendio de recursos para la marcha del domingo no pasó inadvertido.

noviembre 29, 2022
Buenos contra malos

Buenos contra malos

Como un gigantesco tablero de ajedrez, los mexicanos le hacemos el caldo gordo a un grupo reducido de personas...

noviembre 29, 2022
horario del bienestar

¡Preparémonos para los efectos del horario del bienestar!

Bienvenido sea el “horario de Dios” y preparémonos para administrar la abundancia y el bienestar que este cambio traerá...

noviembre 28, 2022