Engaño y negación. ¿Qué futuro nos espera en México?

Tú, pues, ¡oh caminante!, que me escuchas, si pretendes salir con la victoria  del monstro con quien luchas, harás que se adelante tu memoria a recibir la muerte, que obscura y muda viene a deshacerte. Francisco de...

1 de enero, 2021

Tú, pues, ¡oh caminante!, que me escuchas,

si pretendes salir con la victoria 

del monstro con quien luchas,

harás que se adelante tu memoria

a recibir la muerte,

que obscura y muda viene a deshacerte.




Francisco de Quevedo, El escarmiento, vv. 13-181.

Estas dos palabras sintetizan el 2020 que vivimos en México. Y no me malinterpreten, pero no solo se trata de la gestión gubernamental. Socialmente, también vivimos bajo el engaño voluntario e involuntario. Lo cual, inevitablemente, deviene en un fenómeno de negación masiva. Esto permite que se lleve esta relación perversa que tenemos los mexicanos con nuestro gobierno y representantes políticos. Que –a la manera del famoso slogan popular que se le arremete al equipo de fútbol, América–, los amamos o los odiamos. Sobre todo, me parece que es un fenómeno que estamos viviendo en este régimen político de la 4T, el cual, ha sido un gobierno que durante toda la contingencia sanitaria ha reportado mentiras y ha eludido la realidad que vivimos los mexicanos. Con revisar los datos que publican podemos afirmar que, distinto al discurso común –repetido cual mantra– por el subsecretario López-Gatell, no estamos nada bien:

Es cierto, la pandemia no es culpa de López Obrador, pero sí es responsabilidad de su gobierno haberla atendido a tiempo y forma para no llegar a estas cifras terribles de muertos, 118 mil 598 al corte de anoche, 396 más, y un millón 325 mil 915 casos, con los cinco mil 370 de ayer2.

Lo cual, nos ha merecido un desprestigiado cuarto lugar a nivel mundial en tasa de mortalidad, número de casos y cifras de muertes por la pandemia por COVID-193. Este mal manejo de la información ha llegado a tal nivel de engaño, que incluso fue motivo de reportaje por el periodismo extranjero en el ya famoso artículo del The New York Times que lleva por título Mexico Misled Citizens About the Severity of Coronavirus in its Capital4

Para rematar, me dejó reflexionando lo ocurrido en la mañanera presidencial con lo que solo puedo describir como un espectáculo protagonizado por nuestro presidente, donde no solo abrió pista con una canción de Joan Manuel Serrat, sino que también declamó un poema de Antonio Machado. ¿La razón de este entretenimiento presidencial? Su afirmación que, por medidas de seguridad, decidió cancelar las visitas programadas a colonias de la Ciudad de México:

Luego de presentar una baja en la movilidad en la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al final de su conferencia mañanera que se pusiera la canción ‘Para la Libertad’, interpretada por Joan Manuel Serrat. […] En la mañanera de este martes, López Obrador destacó que la estrategia contra Covid-19 está enmarcada en la libertad y no en el autoritarismo5

Además, también reafirmó que esta decisión de suspender dichas visitas fue tomada con base un criterio –¿estratégico?–  de no dar motivos para críticas por parte del periodismo antagónico:

También, dijo, que la suspendió para “no darle motivo a los conservadores y a la prensa fifí para cuestionarnos”. Señaló que a sus adversarios “no les gusta nada” de lo que su gobierno hace, pues se está llevando a cabo una transformación profunda, ha dicho en diversas ocasiones6.

Lo cual, a mi opinión, destaca el peor efecto que se ha gestado del gobierno de López Obrador –que ha sido, además, una constante durante su carrera política–, me refiero a la radical polarización de la sociedad mexicana. Este maniqueísmo político se cohesiona en la frase “nosotros somos los buenos, –quienes “están” con la 4T– y quien no esté, son los fifís conservadores –los malos–”. Sin embargo, aunque ha sido una una estrategia exitosa para posicionarse políticamente, nos ha traído más mal, que bien. Nos hemos dejado engañar por esta retórica maniquea a tal punto, que quienes están a favor de la 4T han dejado de cuestionar lo que dice el presidente sin querer ver –y por ello, caer en una negación– que la actual gestión ni es de izquierda, ni ha velado por los mexicanos. Claro, también la oposición cae en extremos donde las falacias ad hominen abundan. Ni que todos los funcionarios públicos sean automáticamente corruptos. Existe muy buena gente dentro del gobierno que auténticamente vela por el bien común 7. Nos cuesta entender a los mexicanos que una sana democracia no se trata de ideologías ciegas ni homologación de bandos. Se trata de diálogos con argumentos, basados en hechos y teorías políticas solidas.

Con este panorama, ¿qué nos espera? “Tengo el defecto de ser algo más sincero, en esto, de lo que conviene8” y  es que no pienso que los siguientes meses sean algo distinto de lo que hemos experimentado en estos últimos. Durante todo el año se llevó una pobre gestión de la pandemia, los hospitales están rebasados y, sin embargo, el presidente dice que no obliga usar el cubrebocas porque “no es autoritario”. ¡Vamos! No se trata de una violación de la libertad individual. El énfasis está en la responsabilidad social que es uno de los pilares fundamentales de cualquier gestión que se precie de etiquetarse como “de izquierda” o con una impronta comunitaria. Irónicamente, esta afirmación del presidente es más neoliberal que social. Empero, lo que sí está en peligro, es la protección al derecho humano de la salud y el de la integridad de la persona, pues quien no usa cubrebocas puede contagiar a alguien a quien le resulte fatal la infección por COVID-19. 

Sin embargo, me parece que una crítica está incompleta sin ofrecer algunas ideas y alternativas que ayuden a pensar un modo mejor mañana.. Por lo cual, quiero destacar cinco puntos que considero fundamentales:

  • La política no es lo mismo que politiquerías. Un buen político es aquél que gestiona la administración pública, sea por representación política o por contrato laboral con el Estado. Su característica: velar por el bien común. El segundo describe las actitudes de pseudo-políticos que solo buscan la acumulación del poder por el medio que más convenga.
  • La democracia es, ante todo, una organización política fundada en diálogo racional y argumentado. Parece que a los mexicanos nos encantan los ídolos políticos. ¡Error! Ninguna persona es incorruptible, ni perfecta, ni solo porque esté a la cabeza implica que en seis años nos convertiremos en Suiza. Pelearse entre nosotros por defender a ultranza –sin hechos ni argumentos– a cualquier líder no trae nada bueno. Ya que, pese a que diga que representa al pueblo, en realidad puede ser todo lo contrario. Este hecho aplica para muchos pseudo-políticos y de todos los partidos. Por ello, la ciudadanía hemos de buscar dialogar y demandar a quienes administran el país que actúen conforme a la Constitución y no que la Constitución sea objeto de caprichos políticos. 
  • El artículo 39 constitucional establece que el poder reside originariamente en el pueblo. Giovanni Sartori escribió en su momento: “Así el pueblo es al mismo tiempo, en un primer momento, gobernante, y en un segundo momento, gobernado […] si en la transmisión del poder los controlados se sustraen al control de los controladores, el gobierno sobre el pueblo corre el riesgo de no tener nada que ver con el gobierno del pueblo9. Además, hay que entender –y casi repetir como mantra– la famosa sentencia de Montesquieu “es una experiencia eterna, que todo hombre que tiene poder siente la inclinación de abusar de él, yendo hasta donde encuentra límites […] es preciso que, por la disposición de las cosas, el poder frene al poder10 . Por lo cual, la democracia exige que seamos críticos para que ningún gobernante exceda sus límites, siendo su objetivo principal la unión del pueblo mexicano y no el sembrar el pleito con desprecio y rencor. Quien es responsable del buen ordenamiento político somos, en primer y en último lugar, el pueblo mismo. Si no nos involucramos, no van a cambiar las cosas.
  • No se trata de destituir al presidente, ni aunque el titular haga consulta. Hay que apegarnos a la Constitución. Después de setenta años de la “dictadura perfecta”, la democracia mexicana ha crecido mucho, para retroceder. El presidente ganó con el voto en un proceso limpio y democrático. Adhirámonos a nuestra propia ley y busquemos hacer lo mejor posible. 
  • El voto es el principio pero no la totalidad de la participación. La democracia nos pide que nos informemos y que sigamos activamente la gestión. Es difícil porque muchos mexicanos no tienen acceso a toda la información. Sin embargo, aquí entra en juego nuestra solidaridad cívica adhiriéndonos a una verdad ética y política innegable: cualquier gestión que emplee la fuerza y violencia, nunca es el mejor.
  • Son solo unos cuantos puntos que he podido reflexionar a lo largo de este año. Sin duda, caben muchísimas precisiones más contundentes que realizar. Al final, considero que son puntos que pueden ayudar a propiciar una más sana y muy necesitada conversación cívica sobre lo que queramos para nuestro México. 

1 De Quevedo, Francisco: “El escarmiento” en Antología poética a cargo de Esteban Gutiérrez Díaz-Bernardo; Madrid, Editorial Castalia, 1989.

2 López Dóriga, Joaquín: “Realidad mata discurso”; en su columna “En privado” publicado en el portal de Milenio el 22/12/20. Disponible en: https://www.milenio.com/opinion/joaquin-lopez-doriga/en-privado/realidad-mata-discurso

3 Fuente: Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU). Última actualización de cifras: 21 de diciembre de 2020 8:19 GMT. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-51705060

4 Cfr. Kitroeff, Natalie: “Mexico Misled Citizens About the Severity of Coronavirus in its Capital”; artículo publicado en The New York Times, publicado 21/12/20. Disponible en: https://www.nytimes.com/2020/12/21/world/americas/mexico-city-covid.html?searchResultPosition=1

5 Resumen sobre la mañanera, “AMLO pone “Para la libertad”, de Joan Manuel Serrat, en la mañanera”, en el portal de El Universal 22/12/20. Disponible en: https://www.eluniversal.com.mx/nacion/amlo-pone-para-la-libertad-de-joan-manuel-serrat-en-la-mananera

6 Juárez, Patricia: “‘AMLO, malote, regrésame el chayote’: la burla de López Obrador a López-Dóriga en la mañanera y la reacción de Calderón”, artículo en el portal de Infobae 22/12/20. Disponible en: https://www.infobae.com/america/mexico/2020/12/22/amlo-malote-regresame-el-chayote-la-burla-de-lopez-obrador-a-lopez-doriga-en-la-mananera-y-la-reaccion-de-calderon/

7 Un ejemplo destacable fue el oficial de policía Otilio Fernández, cuyo reconocimiento fue televisado en el noticiero “Hora 21” con Julio Patán, el 22 de diciembre de 2020.

8 Frase tomada de:”Molière”: El misántropo; trad. de Mauro Armiño; Madrid, Alianza Editorial, 2015. Acto I, escena II. 

9 Sartori, Giovanni: La democracia en 30 lecciones; trad. de Alejandra Pradera; México, Penguin Random House, 2018, p. 21. Énfasis del texto.

10 Montesquieu: El espíritu de las leyes; tercera edición, trad. de Mercedes Blázquez y Pedro Vega; Madrid, Alianza Editorial, 2015. Parte II: libro XI, capítulo 4. 

Comentarios
object(WP_Query)#17671 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59655) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-03-2021" ["before"]=> string(10) "15-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59655) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-03-2021" ["before"]=> string(10) "15-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17728 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17679 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17683 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "18-03-2021" ["before"]=> string(10) "15-04-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-03-18 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-04-15 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (59655) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17687 (24) { ["ID"]=> int(63160) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content"]=> string(6267) "Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara en días, el mar, el siempre mar, ya estaba y era. Me puse a pensar en la enigmática frase del maestro porteño porque los días que estamos viviendo se nos están acuñando en moneda de tesoro. Verá usted, amable lector, existe una ley de economía –esta sí se cumple por su irresistible lógica– la cual dice que la moneda mala desplaza a la buena, si en un mercado circula moneda de buen metal –oro o plata– e introducimos en él moneda de metal ruin –zinc o bronce–, la gente tenderá a atesorar la moneda buena para dejar circular la mala. En este momento no vamos a entrar en disquisiciones keynesianas, pero bástenos decir que el tiempo que vivimos se nos está acuñando en moneda de metales nobles, porque vamos a atesorarlo. No serán estos días de olvido como lo son muchos de muchas décadas y me temo que en unas décadas, cuando todo esto haya pasado, los historiadores verán que las jornadas que hoy enfrentamos tuvieron repercusiones tan grandes como la Segunda Guerra Mundial y si ya quiere que se lo ponga barato, por lo menos que la caída del Muro de Berlín. Pertenezco a una generación que se ha cansado de no tener días de moneda corriente. A mis cincuenta años he vivido dos pandemias –la de 2009 y ésta–, dos terremotos, la caída del Muro de Berlín, el final de la Guerra de Vietnam y también la de la guerra fría, la llegada a Marte, la renuncia de un Papa, la llegada de la oposición al gobierno de la República, la guerra fantasmagórica del narcotráfico, la caída de las Torres Gemelas, la explosión en Chernobyl y una larguísima cadena de etcéteras que ya no quiero ni contar. Todos ellos, por nefastos o terribles que pudieran parecer, son moneda de la buena, para atesorar y recordar. Claro, uno quisiera que los días fueran de moneda de cobre, así baratija para el descanso y el olvido, pero ya será para otra ocasión. Es moneda de cobre que mis padres me llevaran a vacunar cuando era niño, que hiciera un poco el remolón y hasta donde recuerdo tantito llorón (pero nada grave); que al salir me compraran una paleta o alguna golosina para premiar mi valor frente a las agujas. Pero es moneda de oro que, en esta ocasión, yo haya sido quien llevó a vacunar a mis padres hace apenas unos días; igual, no llorones pero él sobre todo tantito resistente por el origen de la vacuna; es moneda de metal para atesorar porque forma parte de un hecho de enormes dimensiones que está cambiando el rostro de la civilización y nuestro futuro como especie. No exagero, los formatos sociales no volverán como antes los conocimos, ni los lenguajes y menos nuestras expectativas políticas ni sociales. Me encontré con la fiesta sobria de los adultos mayores que solos o acompañados de sus hijos o nietos, se acercaron con el valor de quien aprecia la vida y quiere prolongarla todavía más. Vi una organización suficiente, clara y bien definida, donde a nadie se le pidió nada que no fuera más que la identificación y guardar el orden, clases de chachachá para los que esperábamos a nuestros familiares o para ellos mismos si querían acercarse; no vi actos de proselitismo político si no fuera porque a la entrada, los Siervos de la Nación, eso sí, discretos y vigilantes. Pero lo cierto es que nadie percibía sino dos cosas: la esperanza de que estamos por fin próximos a ver la solución a este fenómeno y la solidaridad de todos quienes nos aprestábamos a ayudar a cruzar una calle, a conseguir una botella de agua –todos los vacunados recibieron como cortesía, fruta, alegrías, agua y palanquetas, en bolsas transparentes sin logos políticos de ninguna especie– o bien, a cruzar algún bache accidentado. Volví a ver aquel México de mi infancia, sabroso y colaborador, de fiesta hasta en las peores, arrimando el hombro para colaborar con el desconocido; en la serenidad de la esperanza irredenta que siempre nos dice “tranquilo mano, ya mero terminamos”. Vi a un hombre de pasado los ochenta con su barba larga y blanca llevar la silla de ruedas de su mujer que, hecha un ovillo pequeño por la enfermedad se había hecho vacunar, el hombre era la viva imagen de la dignidad frente al peligro, no había ido a pedir nada, estaba cumpliendo su deber para no contagiar, se le notaba con el gusto y el honor de saber que aún es parte de la patria y que se enorgullece de, en su medida, servir y proteger a su esposa; a una pareja de gemelas que rondarían los setenta y varios más, alegres, llenitas y sonrientes como dos manzanas, salir alegres de la vacuna para integrarse a la clase de chachachá donde los marcianos habían llegado ya y la fiesta de la vida se prolongaba. Con mis padres, conforme mandan los cánones, nos acercamos a una cafetería que tenía dispuesta una terraza con las distancias necesarias, se habían portado bien y el que lleva a vacunar debe servir el café; en la mesa de enfrente una niña estudia matemáticas aplicada a un libro de texto auxiliada con su teléfono inteligente y entonces, también como lo mandan los cánones, una vocecita me reclama, me ofrece un mazapán por cinco pesos o dos por diez, la miro, es tan linda como la niña del teléfono inteligente, tienen la misma edad pero no solo no tiene dispositivo digital sino que no está en clases como su contemporánea; le acepto su oferta porque se me cae la cara de puritita vergüenza. Miro a mis padres que se la jugaron para que este país no se cayera a pedazos y ahora hay que protegerlos para que no se vayan dentro de la marea de estadísticas incontrolables de muertos y enfermos; me mata la vergüenza de que mi generación que había nacido con los mejores augurios, esté acumulando monedas de oropel para algún día, escribir la heroica historia de un siglo.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(25) "Moneda buena, moneda mala" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "moneda-buena-moneda-mala" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63160" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17654 (24) { ["ID"]=> int(63139) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-29 13:22:31" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-29 18:22:31" ["post_content"]=> string(11107) "El INE acaba de cancelar o revocar un número sustancial de candidaturas a diputaciones federales y dos gubernaturas que incluyen la de Guerrero y la de Michoacán. ¿La razón? La razón esgrimida por el INE es que los partidos políticos cuyos candidatos han sido revocados o cancelados, incumplieron su obligación de reportar A TIEMPO o de plano no reportaron sus gastos de precampaña. Lo resuelto por el INE debe ser analizado con base en el principio de LEGALIDAD consagrado en el artículo 16º Constitucional que a la letra dice: Artículo 16º.- “Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento…”. De acuerdo con  esta disposición constitucional, el INE está obligado a: Fundar la sanción impuesta a MORENA y otros partidos políticos, en la Ley General de Partidos Políticos y en la Ley General de Instituciones y Procesos Electorales. Motivar la sanción aplicada, argumentando que MORENA incumplió su obligación legal de informar sobre los gastos de precampaña. Justificar la sanción impuesta, precisando que el incumplimiento y violación de las leyes electorales, amerita la cancelación o revocación de las candidaturas. ¿Cuál es el papel del presidente de la República en relación con este problema? El mensaje de AMLO es de dos bocas: La semana pasada hizo que los gobernadores de los estados acudieran a Palacio Nacional a una reunión en la que EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA y TODOS LOS GOBERNADORES  se comprometerían a NO INTERVENIR en los procesos electorales. El Instituto Nacional Electoral NO fue invitado porque el propio presidente López Obrador dijo que basta que esa autoridad ejercite sus funciones de acuerdo a las leyes que la rigen; sin embargo, tan pronto como AMLO se enteró de la revocación o cancelación de candidaturas, violentó el debido proceso legal al descalificar la autoridad del INE diciendo que se ha erigido en el SUPREMO PODER CONSERVADOR. Por cierto, que nadie en todo México tiene ni la menor idea de que sea el Supremo Poder Conservador (1) y mucho menos saben los mexicanos lo que fueron las Siete Leyes Centralistas de 1836, en las que aquel Supremo Poder Conservador fue constituido. López Obrador encarna precisamente el poder absoluto que le permite intimidar jueces, amenazar ministros, descalificar al INE y atropellar cualquier vestigio de división de poderes o respeto por la Constitución. ¿Qué debería hacer el presidente de la República? Debería comenzar por recordar que NO es el presidente de MORENA sino de México y, en consecuencia, presidente de TODOS los mexicanos y no nada más de los que lo veneran y lo adulan. El indicado para impugnar lo resuelto por el INE es Mario Delgado, NO López Obrador. Mario Delgado es el que debe impugnar lo resuelto por el INE mediante argumentos y pruebas que en su caso sirvan para revocar la decisión del Instituto Nacional Electoral. Por su parte, el INE debería denunciar las irregularidades de MORENA y otros partidos, para que la Fiscalía General de la República investigue si los fondos NO reportados por MORENA y otros partidos políticos, pudieran ser de procedencia ilícita, incluyendo a los cárteles del narcotráfico y del crimen organizado en general. Azuzados por López Obrador desde su púlpito de Palacio Nacional, MORENA y sus partidos satélites corean al unísono que el INE forma parte de un “COMPLOT”. Primero que todo, hay que esclarecer el significado de la palabra COMPLOT. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: COMPLOT es un “acuerdo secreto para hacer algo ilícito o indebidamente perjudicial para otro”. El acuerdo emitido por el Consejo de Fiscalización del INE, no califica como COMPLOT por dos razones: NO ES UN ACUERDO SECRETO, puesto que se lo han notificado a MORENA,  al Partido del Trabajo y a los demás partidos afectados. NO ES UN ACUERDO ILÍCITO, sino al contrario, es resultado de la aplicación de la Ley Electoral y de la Constitución Federal. Si lo resuelto por el INE viola el artículo 16º Constitucional, MORENA representada por Mario Delgado y por los abogados que designen para representarlos,  TIENEN A LA MANO LOS RECURSOS LEGALES NECESARIOS. Otra queja del presidente López Obrador apunta a que se pretende impedir que MORENA repita su actual mayoría en la Cámara de Diputados Federal. Lo que AMLO quiere es que el INE le permita a MORENA  violar de nuevo el artículo 54 Constitucional  que en su fracción V dice a la letra: Artículo 54, fracción V. “En ningún caso, un partido político podrá contar con un número de diputados por ambos principios que representen un porcentaje del total de la Cámara que exceda en ocho puntos a su porcentaje de votación nacional emitida. Esta base no se aplicará al partido político que, por sus triunfos en distritos uninominales, obtenga un porcentaje de curules del total de la Cámara, superior a la suma del porcentaje de su votación nacional emitida más el ocho por ciento”. En la actual Cámara de Diputados Federal, MORENA tiene un exceso de sobrerrepresentación de 15%. MORENA, en las elecciones del 2018, maniobró endosándole diputados a los partidos satélites y reacomodando los suyos de manera que alcanzó un porcentaje MUY SUPERIOR AL 8% PERMITIDO POR LA CONSTITUCIÓN Y LA LEY. El cumplimiento de la Constitución Federal, de las leyes electorales y de todas las demás leyes que nos rigen, NO puede hacerse depender de que le guste o no le guste al actual presidente de la República que fue el primero en obligarse a respetar esa Constitución y todas las   leyes que de ella emanan. El INE no puede quedarse corto ni meter el rabo entre las patas permitiendo que sus integrantes sean intimidados como lo ha sido el Poder Judicial gracias a la timidez y sumisión apenas disimulada de Arturo Zaldívar. El INE está obligado a denunciar las irregularidades en el manejo de recursos durante las precampañas electorales, para que se esclarezca el origen y aplicación de las “aportaciones” NO declaradas por los partidos y sus candidatos. Existen acuerdos e instancias internacionales que vinculan a muchos partidos políticos; hay acuerdos de cooperación judicial y policiaca entre Estados Unidos y México que permiten a los partidos políticos mexicanos denunciar delitos considerados de competencia internacional, como el de lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Lo anterior presenta una opción legítima para poner orden y evitar que México se convierta por completo en un narco estado  como Bolivia, Venezuela o Cuba. El INE debe denunciar los posibles delitos electorales y delitos por operación con recursos de procedencia ilícita y exigir al Fiscal General de la República que inicie carpetas de investigación para determinar la probable responsabilidad PENAL de los partidos políticos como MORENA, Redes Sociales Progresistas, Partido Verde y Partido del Trabajo. El ocultamiento de sus gastos de precampaña debe ser investigado penalmente y los responsables no solamente deben perder sus candidaturas sino ir a prisión.  Los mexicanos hoy tienen en el INE un baluarte para recuperar la democracia sin marrullerías y sin sobrerrepresentaciones artificiosas como la que Mario Delgado lucha por retener alegando que “MORENA ES víctima  de un COMPLOT” para impedir la democracia, CUANDO EN REALIDAD SE TRATA DE RESCATAR LA DEMOCRACIA y restaurar la DIVISIÓN DE PODERES, el ESTADO DE DERECHO y la libertad de México. La única opción para frenar la imposición del SUPREMO PODER DE OBRADOR,  es votar masivamente el 6 de junio próximo, HACIENDO algorítmicamente imposible el fraude electoral.     _____________________________________
  •  El Supremo Poder Conservador era un cuerpo colegiado compuesto por 5 miembros cuya función era garantizar la verdadera y efectiva división de poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) de acuerdo con las Siete Leyes Centralistas de 1836.
López Obrador acusa al INE aplicándole ese nombre, con una clara intención peyorativa y de intimidación, porque sabe que nadie en México, comenzando por los legisladores de MORENA, tiene conocimientos jurídicos e históricos básicos para saber qué fue aquel Supremo Poder Conservador. El propósito del Supremo Poder Conservador era hacer cumplir una verdadera división de poderes. Lo que AMLO busca es imponer el Supremo Poder de Obrador para confeccionarse disposiciones a la medida de sus ambiciones a costa de la Constitución Federal. El único Morenista que sabe lo que era el Supremo Poder Conservador es Porfirio Muñoz Ledo que podría darle una muy necesaria lección de Historia y Derecho a AMLO, a Mario Delgado y al “Doctor” Monreal. Stahringen am Bodensee Baden Wurttemberg, Alemania  " ["post_title"]=> string(27) "El Supremo Poder de Obrador" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "el-supremo-poder-de-obrador" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-29 13:26:12" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-29 18:26:12" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63139" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17687 (24) { ["ID"]=> int(63160) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content"]=> string(6267) "Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara en días, el mar, el siempre mar, ya estaba y era. Me puse a pensar en la enigmática frase del maestro porteño porque los días que estamos viviendo se nos están acuñando en moneda de tesoro. Verá usted, amable lector, existe una ley de economía –esta sí se cumple por su irresistible lógica– la cual dice que la moneda mala desplaza a la buena, si en un mercado circula moneda de buen metal –oro o plata– e introducimos en él moneda de metal ruin –zinc o bronce–, la gente tenderá a atesorar la moneda buena para dejar circular la mala. En este momento no vamos a entrar en disquisiciones keynesianas, pero bástenos decir que el tiempo que vivimos se nos está acuñando en moneda de metales nobles, porque vamos a atesorarlo. No serán estos días de olvido como lo son muchos de muchas décadas y me temo que en unas décadas, cuando todo esto haya pasado, los historiadores verán que las jornadas que hoy enfrentamos tuvieron repercusiones tan grandes como la Segunda Guerra Mundial y si ya quiere que se lo ponga barato, por lo menos que la caída del Muro de Berlín. Pertenezco a una generación que se ha cansado de no tener días de moneda corriente. A mis cincuenta años he vivido dos pandemias –la de 2009 y ésta–, dos terremotos, la caída del Muro de Berlín, el final de la Guerra de Vietnam y también la de la guerra fría, la llegada a Marte, la renuncia de un Papa, la llegada de la oposición al gobierno de la República, la guerra fantasmagórica del narcotráfico, la caída de las Torres Gemelas, la explosión en Chernobyl y una larguísima cadena de etcéteras que ya no quiero ni contar. Todos ellos, por nefastos o terribles que pudieran parecer, son moneda de la buena, para atesorar y recordar. Claro, uno quisiera que los días fueran de moneda de cobre, así baratija para el descanso y el olvido, pero ya será para otra ocasión. Es moneda de cobre que mis padres me llevaran a vacunar cuando era niño, que hiciera un poco el remolón y hasta donde recuerdo tantito llorón (pero nada grave); que al salir me compraran una paleta o alguna golosina para premiar mi valor frente a las agujas. Pero es moneda de oro que, en esta ocasión, yo haya sido quien llevó a vacunar a mis padres hace apenas unos días; igual, no llorones pero él sobre todo tantito resistente por el origen de la vacuna; es moneda de metal para atesorar porque forma parte de un hecho de enormes dimensiones que está cambiando el rostro de la civilización y nuestro futuro como especie. No exagero, los formatos sociales no volverán como antes los conocimos, ni los lenguajes y menos nuestras expectativas políticas ni sociales. Me encontré con la fiesta sobria de los adultos mayores que solos o acompañados de sus hijos o nietos, se acercaron con el valor de quien aprecia la vida y quiere prolongarla todavía más. Vi una organización suficiente, clara y bien definida, donde a nadie se le pidió nada que no fuera más que la identificación y guardar el orden, clases de chachachá para los que esperábamos a nuestros familiares o para ellos mismos si querían acercarse; no vi actos de proselitismo político si no fuera porque a la entrada, los Siervos de la Nación, eso sí, discretos y vigilantes. Pero lo cierto es que nadie percibía sino dos cosas: la esperanza de que estamos por fin próximos a ver la solución a este fenómeno y la solidaridad de todos quienes nos aprestábamos a ayudar a cruzar una calle, a conseguir una botella de agua –todos los vacunados recibieron como cortesía, fruta, alegrías, agua y palanquetas, en bolsas transparentes sin logos políticos de ninguna especie– o bien, a cruzar algún bache accidentado. Volví a ver aquel México de mi infancia, sabroso y colaborador, de fiesta hasta en las peores, arrimando el hombro para colaborar con el desconocido; en la serenidad de la esperanza irredenta que siempre nos dice “tranquilo mano, ya mero terminamos”. Vi a un hombre de pasado los ochenta con su barba larga y blanca llevar la silla de ruedas de su mujer que, hecha un ovillo pequeño por la enfermedad se había hecho vacunar, el hombre era la viva imagen de la dignidad frente al peligro, no había ido a pedir nada, estaba cumpliendo su deber para no contagiar, se le notaba con el gusto y el honor de saber que aún es parte de la patria y que se enorgullece de, en su medida, servir y proteger a su esposa; a una pareja de gemelas que rondarían los setenta y varios más, alegres, llenitas y sonrientes como dos manzanas, salir alegres de la vacuna para integrarse a la clase de chachachá donde los marcianos habían llegado ya y la fiesta de la vida se prolongaba. Con mis padres, conforme mandan los cánones, nos acercamos a una cafetería que tenía dispuesta una terraza con las distancias necesarias, se habían portado bien y el que lleva a vacunar debe servir el café; en la mesa de enfrente una niña estudia matemáticas aplicada a un libro de texto auxiliada con su teléfono inteligente y entonces, también como lo mandan los cánones, una vocecita me reclama, me ofrece un mazapán por cinco pesos o dos por diez, la miro, es tan linda como la niña del teléfono inteligente, tienen la misma edad pero no solo no tiene dispositivo digital sino que no está en clases como su contemporánea; le acepto su oferta porque se me cae la cara de puritita vergüenza. Miro a mis padres que se la jugaron para que este país no se cayera a pedazos y ahora hay que protegerlos para que no se vayan dentro de la marea de estadísticas incontrolables de muertos y enfermos; me mata la vergüenza de que mi generación que había nacido con los mejores augurios, esté acumulando monedas de oropel para algún día, escribir la heroica historia de un siglo.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(25) "Moneda buena, moneda mala" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "moneda-buena-moneda-mala" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-03-30 10:53:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-03-30 15:53:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=63160" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9bdda22846b0be766fe4f76db67a2779" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Moneda buena, moneda mala

Opinión H4   César Benedicto Callejas   Decía el viejo Borges, hablando del mar, que antes de que el tiempo se acuñara...

marzo 30, 2021

El Supremo Poder de Obrador

El INE acaba de cancelar o revocar un número sustancial de candidaturas a diputaciones federales y dos gubernaturas que incluyen la de...

marzo 29, 2021




Más de categoría

Asonadas mexicanas

El Ejército mexicano, vía el Estado Mayor Presidencial,  estuvo indirectamente relacionado en los hechos de la matanza a estudiantes...

abril 14, 2021

El cuero y las correas

Una de las mejores definiciones de cultura que he escuchado, me la obsequió uno de mis profesores de Preparatoria:...

abril 13, 2021

Era Covid: Liderazgo⁠  e Incertidumbre 

“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”. -Margaret Atwood, Los Testamentos. El universo humano...

abril 9, 2021

Otras crisis latentes

Más allá del Covid y los temas de seguridad que aquejan al país, existen miles de empresas que son...

abril 8, 2021