En “Martes Ciudadano”, Economía brinda acompañamiento para concretar proyectos

Durante la jornada “Martes Ciudadano” en el Centro de Innovación, Emprendimiento y Negocios (CIEN), la Secretaría de Economía ofreció acompañamiento para concretar proyectos, tal fue el caso de Erika, propietaria de una paletería, quien se acercó con...

20 de diciembre, 2022

Durante la jornada “Martes Ciudadano” en el Centro de Innovación, Emprendimiento y Negocios (CIEN), la Secretaría de Economía ofreció acompañamiento para concretar proyectos, tal fue el caso de Erika, propietaria de una paletería, quien se acercó con la titular de la dependencia, Olivia Salomón, para que pueda mejorar su producto con tabla nutrimental, registro de marca y diseño de empaque.

Para continuar con la política de un gobierno cercano a la gente que promueve el gobernador Sergio Salomón Céspedes Peregrina, la funcionaria recomendó a la pequeña empresaria acudir a la capacitación que imparte la dependencia sobre el registro de marca, la formalización de empresa y adquirir los conocimientos básicos para que su producto cumpla con los requisitos que permitan darse a conocer en otros mercados.

También acudió a las instalaciones del CIEN la representante de la marca “Esencia Poblana”, Andrea, dedicada a la venta de mole poblano, pipián, entre otros productos de la gastronomía del estado, quien compartió con la titular de la Secretaría de Economía, el desarrollo que su producto logró después de aplicar lo aprendido en la capacitación ofrecida por la dependencia, como la promoción de su marca en accesorios dirigidos al mercado extranjero que gusta de adquirir estos platillos y llevarlos a su país de origen.

Ante los emprendedores que acudieron a presentar su producto, Olivia Salomón sostuvo el interés del Gobierno del Estado de mantener las políticas de cercanía con la gente, con las y los poblanos que busquen desarrollar su idea de negocio o posicionarla en mercados que aumenten su comercialización.

Comentarios


object(WP_Query)#18810 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(87121) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(87121) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18814 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18812 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18813 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-12-2022" ["before"]=> string(10) "28-01-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-12-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-01-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (87121) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18811 (24) { ["ID"]=> int(87684) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content"]=> string(5197) "La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en sistemas de creencias como lo religioso pero también en construcciones de tipo popular sobre asuntos de salud, interacciones, la superstición, la vida después de la muerte.  La segunda, la duda, ha derivado en sistemas filosóficos como el escepticismo pero también en detonar inquietudes para buscar realidades y contrastar experiencias. Es crítica por definición, pero susceptible a ser sustituida por el creer. Es la base del experimento científico.  En un contexto mundial saturado de dudas, de discursos políticos que expresan “verdades a medias”, de noticias falsas que alientan el dudar de todo y de todos, y en un entorno nacional álgido por asuntos vinculados a la seguridad pública, el encuentro entre mandatarios y esposas de los presidentes de América del Norte tenía, por fuerza, que conducirnos a certezas y a generar un mensaje tanto a los países involucrados como al mundo completo, que al menos hay posibilidades de generar pasos en conjunto que vayan más allá de acuerdos comerciales y migratorios, mensajes que indiquen que la región está estable y mantiene su propósito de consolidar la estabilidad.  Jill Biden y Beatriz Gutiérrez decidieron creer y en conjunto plantean una invitación a hacerlo. El tono y el llamado contrasta con los tiempos, los tiempos de la postmodernidad y la postverdad, los tiempos de la crisis de las “verdades absolutas”, las cuales, sin embargo, existen y añadimos más. Es una recuperación de la facultad y aún, de la necesidad de creer la cual es intrínseca al ser humano. Inevitablemente vinculado a discursos como “Yo tengo un sueño” de Luther King y al discurso de Luis Donaldo Colosio,  Biden y Gutiérrez revaloran verdades y cuestionan otras, como la pobreza por designio divino. Las libertades de fe, expresión y prensa, la educación como vía para el desarrollo individual y social, la familia como base emocional y de seguridad social, son ideales porque son verdades absolutas. No dogmas nacidos de la especulación o del prejuicio, sino experiencias históricas acumuladas a lo largo de los años. La historia de los tres países habla de momentos de desarrollo político y económico cuando son impulsados por las libertades y una política clara sobre la prensa, la educación y el fortalecimiento de la familia.  Golpeada por una sucesión interminable de crisis económicas nacionales y globales, la familia padece. El embate de las drogas, la necesidad de migrar, la desintegración de sus lazos internos y la ausencia de una política hacia la familia que supere el asistencialismo han puesto en crisis a la familia y sus valores. Si, como dicen las autoras del discurso en cuestión, “La familia es la principal institución de seguridad social”, entonces el crecimiento de la inseguridad social es explicable porque como sociedad hemos permitido su desintegración y hemos rebajado su valor. En ello estaría una salida a la inseguridad, el fortalecimiento de la familia como unidad y de la familia como valor.  Y a propósito de valores, el discurso termina con una serie de referencias a valores morales que inevitablemente nos conducen a la reflexión: el respeto a los demás, la inclusión, la libertad, el amor y los elementos correlacionados a este último: la solidaridad, la empatía y la justicia.  Ser incluyente es hoy una verdad absoluta, una necesidad apremiante, como lo son la aplicación de todos valores señalados a la vida cotidiana, a las acciones individuales e institucionales, a las políticas públicas de las tres naciones.  El discurso expone una posición colectiva frente a la vida, frente al contexto y a las interacciones entre individuos y entre naciones. Biden y Gutiérrez decidieron creer, y siendo consecuentes con el llamado, habrá que decidir creer, creer en la posibilidad reconstrucción de la sociedad, en la necesidad de cambiar, en la necesidad de recuperar valores y acciones que nos den salida a la crisis social y moral que se vive.  Queremos creer, necesitamos creer, en la familia, en la educación, en el amor, en la libertad de fe, de expresión, de prensa, en la inclusión; en que el mundo puede ser diferente, aunque muchos se empeñen en sembrar la duda y hacer crecer la incertidumbre.  “Y nos atrevemos a soñar con un tiempo en el que todos seamos iguales y libres”. El sueño se construye, está en nuestras manos hacerlo, está también en manos de quienes deciden las políticas públicas y las acciones de gobierno, que la libertad no esté coaccionada ni alterada.    " ["post_title"]=> string(42) "Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "creemos-el-discurso-de-biden-y-gutierrez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87684" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18784 (24) { ["ID"]=> int(87312) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-02 11:55:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-02 16:55:12" ["post_content"]=> string(9497) "La imagen que ilustra estas líneas, corresponde al mural “profético” de José Clemente Orozco, que predijo el prostíbulo y casa de subastas en que se convertiría la Suprema Corte de Justicia de la Nación; degradación de la que el ejemplo más reciente es el de Yasmín Esquivel Mossa. Al parecer en el profético mural, Orozco previó la ambición denodada de Yasmín Esquivel Mossa, que rodeada de ministros indolentes, se aferraría a   la lucrativa balanza de la justicia. El prodigio pictórico es que la obra del legendario muralista, se adelantó  siete décadas el advenimiento de la MINISTRA CONTRATISTA. Cuando todo parecía indicar que López Obrador lograría MORENIZAR por completo al máximo tribunal de México, el escritor Guillermo Sheridan sacó del closet de los secretos, el plagio cometido por la ministra contratista para obtener su “patente de corso” (1) y ejercer como mercenaria al servicio personal de López Obrador.  Más tardó Sheridan en divulgar el plagio profesional de la ministra Esquivel que López Obrador en absolverla diciendo que “había sido un pecadillo de juventud, y que los que la denunciaron son peores que ella…”. Como si un título universitario VICIADO DE NULIDAD pudiera convertirse en válido por simple prescripción (2) . AMLO, en funciones de predicador, recurrió a la famosa cita bíblica de la mujer adúltera que dice: “el que esté limpio de pecado, que lance la primera piedra”. Lo curioso es que AMLO lanza piedras todos los días, a pesar de no estar precisamente limpio de pecados. NECESITAMOS HACER A UN LADO LAS ESPECULACIONES POLÍTICAS Y ABORDAR ESTE ASUNTO DESDE EL PUNTO DE VISTA ESTRICTAMENTE LEGAL. Cuando, como en este caso, surge la posibilidad de que uno de los miembros de la Suprema Corte se encuentre impedido  para fungir como ministro del alto tribunal por tener un título profesional viciado, debe prevalecer SOBRE TODO EL INTERÉS INSTITUCIONAL DE LA CORTE, QUE NO PUEDE ACTUAR SOBERANAMENTE estando en entredicho su integración y su integridad. NO SE PUEDE SACRIFICAR LA CREDIBILIDAD DE TODO EL PODER JUDICIAL PARA IMPONER EL INTERÉS PERSONAL, YA SEA DE LÓPEZ OBRADOR O DE SU CORCHOLATA ESQUIVEL MOSSA. Yasmín Esquivel Mossa NO PUEDE participar en la elección de nuevo presidente de la Corte, Y MUCHO MENOS PUEDE SER CANDIDATA A PRESIDIRLA MIENTRAS NO SE HAYA RESUELTO EL VICIO DE SU TÍTULO DE LICENCIADA EN DERECHO. Es lo que se conoce como una CUESTIÓN DE PREVIO Y ESPECIAL PRONUNCIAMIENTO; algo que debe ser resuelto ANTES DE PODER PROCEDER A LA ELECCIÓN DEL SUCESOR DEL MINISTRO ZALDÍVAR. SIENDO UN CASO SIN PRECEDENTES, los  otros diez ministros están obligados a resolver el dilema, recurriendo al artículo 18º del Código Civil Federal que a la letra dice: Artículo 18º.- “El SILENCIO, OSCURIDAD O INSUFICIENCIA DE LA LEY, no autorizan a los jueces o tribunales para dejar de resolver una controversia.” Este artículo permite resolver casos sin precedente, como el de la todavía MINISTRA ASPIRACIONISTA. Corresponde a los otros diez ministros, acordar lo necesario para esperar a lo que resuelva la Dirección General de Profesiones de la SEP sobre las consecuencias del plagio de tesis atribuido a Esquivel; acuerdo en cuya discusión, ella NO PUEDE PARTICIPAR. TODO LO QUE YASMÍN ESQUIVEL QUIERA ALEGAR, DEBE HACERLO VALER EN LA AUDIENCIA QUE PREVIENE EL ARTÍCULO 67 DE LA LEY GENERAL DE PROFESIONES QUE A LA LETRA DICE: Artículo 67.- La Dirección General de Profesiones, a solicitud y PREVIA AUDIENCIA DE PARTE INTERESADA, en sus respectivos casos cancelará las inscripciones de títulos profesionales, instituciones educativas, colegios de profesionistas o demás actos que deban registrarse, POR LAS CAUSAS SIGUIENTES: II.- EXPEDICIÓN DEL TÍTULO SIN LOS REQUISITOS QUE ESTABLECE LA LEY; Será ante la Dirección General de Profesiones de la SEP, donde Esquivel Mossa podrá OFRECER PRUEBAS, y alegar lo que a su derecho convenga, gozando de las garantías de DEBIDO PROCESO. Fuera de ese procedimiento legal, toda la alharaca montada por la todavía ministra; todos los dimes y diretes; su exoneración por López Obrador, y las cartas de recomendación a su favor, DE NADA VALEN; tampoco le sirve sino al contrario la exoneración express decretada por la “autónoma” Fiscal Godoy de la CDMX QUE PUEDE SER OBSEQUIOSA PERO NO ES COMPETENTE, puesto que se trata de delitos federales de usurpación de funciones y de profesión, previsto en el artículo 250 del Código Penal Federal. El papel jurídico de la UNAM, es emitir su dictamen determinando si ha existido plagio de tesis por parte de Esquivel Mossa o de Báez Gutierrez. Visto el estado del asunto, hoy lunes 2 de enero, Esquivel Mossa está impedida de intervenir en la discusión de su propio asunto en el pleno de la Suprema Corte, Y MUCHO MENOS PUEDE PARTICIPAR COMO CANDIDATA A PRESIDIR EL MÁXIMO TRIBUNAL. Basta leer el artículo 39 del Código Federal de Procedimientos Civiles, que es aplicable supletoriamente en TODOS LOS ASUNTOS DE ORDEN FEDERAL: Artículo 39.- Fijada la competencia de un juez, magistrado o MINISTRO, conforme a lo dispuesto por el capítulo precedente, conocerá del negocio en que se haya fijado, SI NO SE ENCUENTRA COMPRENDIDO EN LOS SIGUIENTES CASOS DE IMPEDIMENTO:  I.- TENER INTERÉS DIRECTO O INDIRECTO EN EL NEGOCIO; XVII.- ESTAR EN UNA SITUACIÓN QUE PUEDA AFECTAR SU IMPARCIALIDAD EN FORMA ANÁLOGA O MÁS GRAVE QUE LAS MENCIONADAS. Si Arturo Zaldívar y los demás ministros SE PRESTAN A UN PLAN “B” DE LÓPEZ OBRADOR, y pasan por encima de la Constitución y de las leyes para imponer a la corcholata Esquivel al frente de la Suprema Corte, e incluso, si le permiten participar en la elección programada para hoy, a pesar de estar impedida, le habrán dado el tiro de gracia al último vestigio del artículo 17 constitucional que a la letra dice: Artículo 17º.- NINGUNA PERSONA PODRÁ HACERSE JUSTICIA POR SÍ MISMA, NI EJERCER VIOLENCIA PARA RECLAMAR SU DERECHO. De Arturo Zaldívar y los otros nueve ministros depende que México se termine de regir por la LEY DE LA SELVA, o hacer valer la supremacía de la Constitución haciéndole entender a López Obrador, QUE LA LEY ES LA LEY Y NO COSA DE CUENTO. DE LA SUPREMACÍA DE LA CONSTITUCIÓN DEFENDIDA POR LOS MINISTROS DE LA SUPREMA CORTE, DEPENDE QUE MÉXICO NO SE CONVIERTA POR COMPLETO EN TIERRA DE NADIE. El famoso mural de Orozco buscaba ser un llamado permanente a la conciencia de los impartidores de justicia; buscaba alertarlos contra la indiferencia y la complicidad; pero por desgracia, ese mural es el retrato fiel de la actual cobardía del Poder Judicial sometido al capricho de López Obrador. Hoy, lunes 2 de enero de 2023, Zaldívar y los otros nueve ministros TIENEN LA OPORTUNIDAD HISTÓRICA DE DECIRLE AL TODAVÍA PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, QUE NO SON SUS MARIONETAS, Y QUE NO PODRÁ IMPONERLES A SU CORCHOLATA YASMÍN ESQUIVEL COMO SU PRESIDENTE.
  1. Patente de corso. Licencia otorgada por los monarcas a los corsarios para robar y saquear.
Nombramiento de ministros, magistrados y jueces, para lucrar en la infame subasta de la justicia, a cambio de favorecer a los poderosos que  los designan. Prescripción. Adquisición o pérdida de derechos u obligaciones por el solo transcurso del tiempo. Un título profesional viciado de nulidad, no se legitima por el paso del tiempo, como lo previene el artículo 8º del Código Civil Federal." ["post_title"]=> string(46) "Dignidad judicial o justicia de propia mano…" ["post_excerpt"]=> string(101) "No se puede sacrificar la credibilidad de todo el poder judicial para imponer el interés personal. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(43) "dignidad-judicial-o-justicia-de-propia-mano" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-02 11:55:12" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-02 16:55:12" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87312" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18811 (24) { ["ID"]=> int(87684) ["post_author"]=> string(3) "195" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content"]=> string(5197) "La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en sistemas de creencias como lo religioso pero también en construcciones de tipo popular sobre asuntos de salud, interacciones, la superstición, la vida después de la muerte.  La segunda, la duda, ha derivado en sistemas filosóficos como el escepticismo pero también en detonar inquietudes para buscar realidades y contrastar experiencias. Es crítica por definición, pero susceptible a ser sustituida por el creer. Es la base del experimento científico.  En un contexto mundial saturado de dudas, de discursos políticos que expresan “verdades a medias”, de noticias falsas que alientan el dudar de todo y de todos, y en un entorno nacional álgido por asuntos vinculados a la seguridad pública, el encuentro entre mandatarios y esposas de los presidentes de América del Norte tenía, por fuerza, que conducirnos a certezas y a generar un mensaje tanto a los países involucrados como al mundo completo, que al menos hay posibilidades de generar pasos en conjunto que vayan más allá de acuerdos comerciales y migratorios, mensajes que indiquen que la región está estable y mantiene su propósito de consolidar la estabilidad.  Jill Biden y Beatriz Gutiérrez decidieron creer y en conjunto plantean una invitación a hacerlo. El tono y el llamado contrasta con los tiempos, los tiempos de la postmodernidad y la postverdad, los tiempos de la crisis de las “verdades absolutas”, las cuales, sin embargo, existen y añadimos más. Es una recuperación de la facultad y aún, de la necesidad de creer la cual es intrínseca al ser humano. Inevitablemente vinculado a discursos como “Yo tengo un sueño” de Luther King y al discurso de Luis Donaldo Colosio,  Biden y Gutiérrez revaloran verdades y cuestionan otras, como la pobreza por designio divino. Las libertades de fe, expresión y prensa, la educación como vía para el desarrollo individual y social, la familia como base emocional y de seguridad social, son ideales porque son verdades absolutas. No dogmas nacidos de la especulación o del prejuicio, sino experiencias históricas acumuladas a lo largo de los años. La historia de los tres países habla de momentos de desarrollo político y económico cuando son impulsados por las libertades y una política clara sobre la prensa, la educación y el fortalecimiento de la familia.  Golpeada por una sucesión interminable de crisis económicas nacionales y globales, la familia padece. El embate de las drogas, la necesidad de migrar, la desintegración de sus lazos internos y la ausencia de una política hacia la familia que supere el asistencialismo han puesto en crisis a la familia y sus valores. Si, como dicen las autoras del discurso en cuestión, “La familia es la principal institución de seguridad social”, entonces el crecimiento de la inseguridad social es explicable porque como sociedad hemos permitido su desintegración y hemos rebajado su valor. En ello estaría una salida a la inseguridad, el fortalecimiento de la familia como unidad y de la familia como valor.  Y a propósito de valores, el discurso termina con una serie de referencias a valores morales que inevitablemente nos conducen a la reflexión: el respeto a los demás, la inclusión, la libertad, el amor y los elementos correlacionados a este último: la solidaridad, la empatía y la justicia.  Ser incluyente es hoy una verdad absoluta, una necesidad apremiante, como lo son la aplicación de todos valores señalados a la vida cotidiana, a las acciones individuales e institucionales, a las políticas públicas de las tres naciones.  El discurso expone una posición colectiva frente a la vida, frente al contexto y a las interacciones entre individuos y entre naciones. Biden y Gutiérrez decidieron creer, y siendo consecuentes con el llamado, habrá que decidir creer, creer en la posibilidad reconstrucción de la sociedad, en la necesidad de cambiar, en la necesidad de recuperar valores y acciones que nos den salida a la crisis social y moral que se vive.  Queremos creer, necesitamos creer, en la familia, en la educación, en el amor, en la libertad de fe, de expresión, de prensa, en la inclusión; en que el mundo puede ser diferente, aunque muchos se empeñen en sembrar la duda y hacer crecer la incertidumbre.  “Y nos atrevemos a soñar con un tiempo en el que todos seamos iguales y libres”. El sueño se construye, está en nuestras manos hacerlo, está también en manos de quienes deciden las políticas públicas y las acciones de gobierno, que la libertad no esté coaccionada ni alterada.    " ["post_title"]=> string(42) "Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "creemos-el-discurso-de-biden-y-gutierrez" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-12 13:20:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-12 18:20:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=87684" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(44) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "ce44e268b112edcb21ae8d20c4acdf62" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Creemos: el discurso de Biden y Gutiérrez

La facultad de creer está en la naturaleza del ser humano, su antítesis, la facultad de dudar, también, la primera deriva en...

enero 12, 2023
Dignidad judicial o justicia de propia mano…

Dignidad judicial o justicia de propia mano…

No se puede sacrificar la credibilidad de todo el poder judicial para imponer el interés personal.

enero 2, 2023




Más de categoría
amlo detras de su estrado

El instigador

Hay muchísimas formas de dar órdenes, especialmente cuando se ejerce la presidencia de un país. Basta un gesto, un...

enero 27, 2023
Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo existen las interpretaciones. Asumiendo como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen. En enero de 2017, tras la ceremonia de investidura de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, declaró que dicha ceremonia había sido “la más atendida de la historia”, citando números desfasados y negando la enorme cantidad de material fotográfico, videos y datos procedentes de prensa, instituciones y hasta del propio transporte público que mostraban una realidad muy distinta. Más tarde, cuando en entrevista televisiva, le preguntaron a la Consejera de Presidencia, Kellyanne Conway, acerca de dichas declaraciones, respondió, esbozando una enigmática sonrisa, que los datos inventados por Spicer no eran falsos sino “hechos alternativos”, a lo que el presentador de NBC News, Chuck Todd, le respondió: "Los hechos alternativos no son hechos. Son falsedades". Y dicho periodista hizo énfasis en otra cosa más: si en su primera presentación ante la prensa, y acerca de un hecho en última instancia tan intrascendente, el nuevo gobierno era capaz de mentir de un modo tan flagrante y cínico, qué podría esperarles en el futuro. El equipo del expresidente Trump no reconocía estar mintiendo. Paras ellos la nueva versión de la verdad, construida a partir de sus propias percepciones, era tan válida como los conteos objetivos y las referencias históricas de las toma de posesión anteriores. La verdad era producto de la percepción y su validez se asentaba en el hecho simple de considerarla como tal. El Oxford English Dictionary asegura que la posverdad “denota circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos en la opinión pública que aquellos que apelan al emoción y a las creencias personales”. Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. De hecho se basa en una premisa muy simple, sostenida en la visión posmoderna que afirma que la verdad no existe, sólo versiones o interpretaciones de la realidad. Tras asumir como dogma esta declaración, no tiene más que conducir su relato hasta los límites donde las fronteras entre los hechos, las percepciones y lo que le gustaría que hubiese ocurrido se diluyen, y es ese territorio ambiguo el individuo se siente con la capacidad de construir una versión de los acontecimientos que reflejen aquello que desea expresar. La verdad ya no es sólo relativa a una perspectiva o un contexto, ya no es que se vea influida por la interioridad, los miedos, las creencias o los deseos de un individuo, sino que simple y llanamente es producto de la voluntad de quien la crea. La Posverdad se ajusta a las conveniencias de quien pretende imponerla y es inmune a cualquier evidencia empírica u objetiva si ésta contradice los prejuicios, ideología, visión del mundo o, incluso, apetencias u odios coyunturales de quien la defiende. Equivale a aceptar que vivimos en un mundo donde los hechos dejan de ser objetivos y se convierten en optativos, donde lo concreto se ajusta a la interpretación personal del momento y, aunque en principio parece cómodo y satisfactorio, a la larga nos obliga a vivir en un mundo incierto donde no hay referentes comunes a los cuales asirse. Antecedentes de la posverdad Desde el siglo XVIII, o incluso antes, comenzó a intuirse que el contenido de la psique ejerce una influencia importante sobre la percepción, la cognición y el comportamiento humano. La forma en que entendemos lo que nos rodea se vuelve determinante para manifestar una conducta, con lo cual comenzó a entrar en crisis la idea de que la realidad es sólo aquello que ocupa un lugar en el espacio-tiempo para comenzar a darle una cierta importancia a lo que sucede en la subjetividad. Freud lleva todo esto un paso más allá y diseña sus potentes teorías acerca del inconsciente y de ahí podríamos hacer un seguimiento de todo el desarrollo de la psicología del siglo XX. Sin embargo, quizá el más claro antecedente, tanto del posmodernismo como de su manifestación patológica que conocemos como posverdad, lo tengamos en el filósofo alemán Friedrich Nietzsche, quien en el siglo XIX aseguró que “no hay hechos, sino sólo interpretaciones”. La verdad dejó de ser algo objetivamente válido para todos y pasó, tras el abuso perverso de quien la lleva hasta la posverdad, a convertirse en una propiedad particular, donde la verdad es lo que yo interpreto como ocurrido sin importar datos, testimonios o referencias que lo desmientan. Quienes en su momento defendieron el Brexit no basaron su postura en los hechos, sino en la creencia inducida por quienes defendían esa narrativa, de que Inglaterra estaría mejor fuera de la Unión, aunque no hubiese ningún dato objetivo que lo probara esa hipótesis. Ken Wilber asegura que la generación Boomer, la inmediata posterior a la Segunda Guerra Mundial y primera posmoderna, educó a sus hijos, no tanto enfocados en defender la verdad, pues sabían que ésta era una construcción, sino centrados en enseñar y promover la autoestima. Sentirme validado es mucho más importante que prestar atención a los hechos. La autoestima enfocada así, asegura Wilber, no hace sino fomentar el narcisismo. Si bien puede considerársele a Donald Trump como el rey de la posverdad, lo cierto es que se trata de una práctica mucho más extendida y popular de que se supone. Este narcisismo del que habla Wilber se manifiesta de muchas formas. Quizá la más inocua sea la representada por la “cultura selfie”, donde la realidad directamente se retoca sin pudor para que la imagen personal se adapte, no a lo que veo, no a lo que es, sino a lo quisiera ver y es esa imagen “renovada” la que se muestra como verdadera. Las redes sociales se convierten entonces en cajas de resonancia para trasmitir posverdades complacientes y reconfortantes. Pero es cada vez más habitual, y mucho más dañino para la construcción de un mundo en común, participar en discusiones que terminan con frases como esta: “yo tengo mi verdad y tú tienes la tuya”. Ante esta forma de entender la realidad no sólo no consideramos necesario esforzarnos por encontrar puntos en común y buscar un acuerdo, ni siquiera nos interesa lo que el otro pretende decirnos con “su verdad” ni que parte de esa versión podría servirnos para ampliar o complementar la nuestra. Estamos tan identificados con nuestras creencias y es tan frecuente encontrar voces que confirman nuestra visión, que resulta muy difícil cuestionarlas. Como asegura Rutger Bregman en Utopía para realistas, se requiere ser tremendamente valiente para cambiar de opinión porque muchas veces implica rectificar nuestra comprensión de las cosas: “Cuando la realidad choca con nuestras convicciones más profundas, preferimos recalibrar la realidad que corregir nuestra visión del mundo. No sólo eso, nos volvemos aún más inflexibles que antes en nuestras creencias” (Bregman, Utopía para realistas, 2017, P. 217-218). Web: www.juancarlosaldir.com Instagram: jcaldir Twitter: @jcaldir Facebook: Juan Carlos Aldir

La posverdad, el extremo de la patología posmoderna

Quien ejerce la posverdad no asume estar mintiendo. Se basa en una premisa simple: la verdad no existe, sólo...

enero 27, 2023

Justicia para María Elena Ríos

María Elena Ríos Ortiz es una saxofonista que sufrió un ataque de ácido que le desfiguró gran parte de...

enero 26, 2023
carga en avion

El problema del manejo de la carga aérea

El AIFA hoy no tiene las instalaciones necesarias para el manejo de carga aérea. Tienen un área para ello...

enero 25, 2023