¿El futbol mexicano es corrupto?

La noche del pasado 13 de diciembre, el torneo mexicano de futbol denominado Guardianes 2020 llegó a su fin con la coronación del León como nuevo campeón al ganar la final al equipo revelación Pumas de la...

15 de diciembre, 2020
Publicidad
Publicidad

La noche del pasado 13 de diciembre, el torneo mexicano de futbol denominado Guardianes 2020 llegó a su fin con la coronación del León como nuevo campeón al ganar la final al equipo revelación Pumas de la UNAM. En días previos al partido por el título, se desató una polémica por acusaciones de corrupción en contra de jugadores del equipo Cruz Azul, equipo eliminado en la semifinal en un cotejo histórico donde Pumas remontó una desventaja de cuatro goles, logrando un marcador final de 4-4 y obteniendo su pase a la final por mejor lugar en la tabla de posiciones.

Ante un episodio negro más del popular equipo azul, que ya cumple 23 años sin ganar un título, el periodista especializado en futbol, Héctor Huerta, declaró que daría a conocer pruebas de que jugadores habrían amañado el juego para perder. Días después, en un comunicado los futbolistas del club salieron a negar las acusaciones y pidieron al periodista en cuestión, retractarse de sus dichos o procederían legalmente en su contra por difamación.

El escándalo reabrió el debate sobre la honorabilidad del futbol mexicano que es tradicionalmente opaco y fuera del control laboral tradicional, pero que al generar ingresos millonarios extraordinarios para los directivos, televisoras privadas y empresas involucradas, siempre ha gozado de la complacencia del máximo órgano rector la FIFA.

La forma como los dueños del futbol, en especial el conjunto de televisoras preponderantes que han manejado a los clubes de mayor poderío y a la Selección Nacional, es digno de una novela de terror. La empresa televisiva más importante del país es dueña del equipo con más títulos, algunos de ellos obtenidos en forma “polémica” gracias a decisiones arbitrales a modo, presiones mediáticas y acciones legaloides a su favor.

El jugador mexicano es privilegiado económicamente en comparación con otros jugadores del continente americano que deben ganarse la vida en ligas internacionales para poder sobrevivir a sus difíciles condiciones socioeconómicas. Es aquí donde el estatus de ser futbolista profesional en el país desequilibra a muchos jugadores que pierden el piso rápidamente, fomentan su conformismo a lo largo de su carrera con el peligro de que sin un cuidado riguroso de sus ingresos, corran el riesgo de quedar en la banca rota al momento de su retiro, como ha ocurrido con algunos casos.

Es reconocido por comentaristas y exfutbolistas que la corrupción en el futbol mexicano se da desde la formación de jugadores amateurs conocido como las fuerzas básicas. Favores sexuales, extorciones para debutar o alinear en el equipo, la promoción a mejores clubes han sido el común denominador en esta zona deportiva aislada del Estado de derecho que es semillero de la primera división profesional y cuyo poderío económico ha doblado a la legalidad.


Publicidad
Publicidad


En la primera división del futbol mexicano se manejó tradicionalmente una doble contabilidad con la finalidad de evadir impuestos por los altos salarios que devengan los jugadores. Aunque eso no es garantía de que el deportista reciba sus ingresos completos, ya que en muchos casos deben entregar parte de ese generoso salario a promotores, directores técnicos y otros “agentes” del balompié. En los traspasos internacionales de jugadores existen innumerables negociaciones por “comisiones” de terceros que se benefician de la transacción.

Es sabido que, incluso, jugadores que no están de acuerdo con la forma de entrenar de un director técnico, pueden bajar su rendimiento para provocar el despido del coach. Es muy difícil para un nuevo entrenador poder  conseguir un equipo de primera división, por lo general existe una baraja de entrenadores que esperan turno para rolar en los mismos clubes.

El jugador mexicano es poco asiduo a buscar elevar su nivel futbolístico al emigrar a ligas europeas, por ello los casos de triunfo son contados y destacados. Si se suma que la junta de dueños decidió desde hace años aumentar el número de jugadores extranjeros y naturalizados mexicanos en cada club, además de abolir por cinco años el descenso del peor equipo en cada temporada, el espacio para jugadores nuevos se vio reducido drásticamente. Estas acciones encaminan el detrimento del nivel futbolístico del torneo nacional que se volvió mediocre, consistente en lo irregular y poco atractivo para el aficionado.

La liga mexicana es poderosa económicamente, al nivel de las mejores del mundo y esa derrama económica buscará expandirse con los clubes norteamericanos para hacer una liga internacional. Sin embargo, en ese limbo jurídico que por décadas fue el futbol profesional del país, cobró muchas víctimas de jugadores sin derechos, explotados deportivamente, pero privilegiados en ingresos al compararse con otros profesionistas y deportistas.

Casos emblemáticos de corrupción en el futbol mundial han sido sancionados como el denominado FIFAGate en el año 2015 que costó a importante dirigentes del balompié mundial ser apresados por pagos para obtención de sedes mundialistas, lavado de dinero y sobornos por derechos de televisión. En Italia, el club Juventus debió descender hasta segunda división en el año 2006 por amaño de partidos con árbitros parciales. En Corea del Sur, 41 jugadores fueron suspendidos de por vida en 2013, al confesar que recibieron pagos de organizaciones clandestinas para amañar resultados de partidos. 

El futbol es el deporte más popular del mundo y, por ende, el que más riqueza genera, más pasión produce y el deporte en cual los políticos tratan de acercarse para llevar agua a su molino. En México, el negocio del futbol genera toda clase de contenidos digitales, series, personajes estridentes, nexos con la farándula, ídolos efímeros, villamelones frustrados, ilusiones en los desposeídos y un sentido de pertenencia.

Practicar cualquier deporte, incluido el futbol, es sano, genera convivencia y cercanía; desafortunadamente, en muchos casos cuando un deportista desea ser profesional se enfrenta a mafias enquistadas en clubes que poco aportan al desarrollo del futbol mexicano. 

Comentarios
Publicidad
Publicidad
object(WP_Query)#18322 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59146) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(59146) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18340 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18352 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18333 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-08-2021" ["before"]=> string(10) "20-09-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-08-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-09-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (59146) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18345 (24) { ["ID"]=> int(69709) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-25 08:51:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-25 13:51:06" ["post_content"]=> string(5661) "No soy un experto en temas internacionales. Me resulta complicado comprender a fondo la situación en Afganistán; hace muchos años, una querida exalumna, de aquellos estudiantes que con los años se vuelven amigos entrañables, trabajaba en la misión del ACNUR en aquellas tierras, me envió de regalo un gorro de los pastores pashtún de la región, aquellos que hoy sufren persecución dentro del pandemónium étnico, político y religioso que se ha convertido aquel país. Miro el peculiar sombrero y me pongo a pensar cómo todos en algún momento corremos el riesgo de acogernos al asilo y al refugio como formas de mantener la vida y la esperanza. En algún servicio noticioso he visto a un pequeño gritar “España, España”… como un salvoconducto, como si de ello dependiera su vida y en efecto así es. Me estruja el corazón y me recuerda los ciclos de la historia, la antiquísima metáfora de la rueda de la fortuna y no puedo dejar de pensar que tal vez el abuelo de aquel soldado que abraza al niño para ponerlo a salvo y ofrecerle una mínima esperanza, pudo también haber gritado “México, México”, en el puerto de Alicante o en Port Bou, tratando de huir del cruel final del alzamiento militar en su tierra. Hace mucho que nos acostumbramos a la globalización. Mis hijos circulan en todos los modismos de la lengua española, desde los que se usan de modo habitual en Madrid que en los suburbios de Buenos Aires o que he escuchado en los mercados de la ciudad vieja de Panamá; no nos toma ni un segundo encontrar lo que buscamos en la red si sabemos hacer la pregunta correcta y ya no hay libro, película o vestuario que no podamos conseguir de la tienda más recóndita de los centros comerciales de Japón o India; pero se nos olvida que lo primero que globalizamos fue la violencia y la miseria; los ríos  de migrantes y refugiados que no habíamos visto desde las ondas milenarias de la segunda guerra mundial; las olas de desempleo que van de un continente a otro en una economía agónica en la que los indicadores gritan victoria subiendo su PIB y bajando sus inflaciones mientras que los salarios no aumentan, ni el poder adquisitivo ni la esperanza del ascenso social. Y la violencia, la peor de nuestras plagas contemporáneas, viaja a lomos de mulas cibernéticas con la carga de las armas, las drogas, las personas para su explotación y todo, todo en la pequeña pantalla de nuestro teléfono. Y me pregunto si de verdad todavía habrá alguien con un poco de seriedad y de sentido humano que se siga preguntando si todavía requerimos del derecho de asilo y de la práctica del refugio. Hoy más que nunca. Recordará el amable lector la escena del androide a punto de morir en Blade Runer cuando habla de la Puerta de Tanhausser, aquella mítica escena que nos pone a pensar en dónde podemos los seres humanos poner nuestro acento cuando la inteligencia se ha vuelto artificial, el algoritmo predice lo que pensaremos y decidiremos y cada quién, de alguna manera puede ser prescindible y creo que lo único que nos queda, el único refugio, es el de la compasión, ese extraño sentimiento que se nos anula cada día cuando vemos convertirse el sufrimiento en un espectáculo, cuando parece que el dolor solo ha sido creado para su contemplación descafeinada, teatral y automática. Compasión es mucho más que tolerancia. Tolerar es lo mínimo que se puede pedir a una persona respecto de otro que es diferente, es pariente cercano de la indiferencia y se basta en la coexistencia más o menos pacífica, pero compasión es una palabra antigua, que estamos tratando de sustituir con una más aséptica, menos dramática y socialmente más aceptable: empatía. Por la empatía comprendemos el sentimiento de los demás, por la compasión participamos de su dolor y tratar de emprender aquello que por esencia parece incomunicable, importa entender las causas y las debilidades, las pasiones y los anhelos, todo aquello que las máquinas no pueden imitar y que nos hace humanos. Nos hace humanos el error y no el acierto, la lentitud y no la inmediatez; nos hace humanos la lucha por comprender y no la lectura predictiva del pensamiento; el dolor y no la indiferencia, la caricia y no la estadística. Hace más tiempo todavía, una serie de escritores, cantores y artistas inventaron una especie de anarquismo estético, le llamaríamos la filosofía de las pequeñas cosas. Katzanzakis, Moustaki, Serrat… en fin, ellos que nos dijeron que lo que más valía era aquello que los demás despreciaban: el minuto con los hijos, el café en soledad frente al parque, la hoja que se cae del árbol, como decía Serrat que “puestos a escoger prefiero un lunar de tu cara que la pinacoteca nacional”. Y todo aquello nos sonaba lindo y absurdo, cosas de mugrientos y greñudos. Y hoy, cuando veo al niño que espera que lo lleven a un país que ni siquiera sabe dónde está, que abraza a un soldado en el que confía sin tener ninguna otra posibilidad y a la madre que entrega a su hijo con la esperanza de que viva, creo que ellos eran los que tenían razón y que caímos como bobos en la trampa del mundo igual para todos, claro, el mundo desde la pantalla.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(19) "¡España, España!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(5) "69709" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-26 19:27:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 00:27:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69709" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18514 (24) { ["ID"]=> int(69841) ["post_author"]=> string(2) "32" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-27 12:07:22" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 17:07:22" ["post_content"]=> string(10761) "Adán Augusto López Hernández además de haber militado en el PRI de 1976 a 2001, estudió (nada menos que) en la Universite Sorbone du París; en la mera Francia,  ¡oh lalá! Entonces resulta que (según López Obrador), su nuevo Secretario de Gobernación, es otro clasista, racista, egoísta, aspiracionista y ratero que estudió en esa universidad de la élite francesa para aprender a robarse recursos públicos y a clavarse bienes ajenos; porque se supone que TODOS los jóvenes mexicanos que estudian en universidades extranjeras SOLAMENTE APRENDEN A ROBAR. La llegada de este relevo de la muy  reputada Olga Sánchez Cordero (1) engorda la caballada de rateros destapada por AMLO para la PROBABLE candidatura presidencial del 2024, SIEMPRE Y CUANDO NO pueda aprovechar el artículo 13 transitorio (2) o convertir la revocación en prórroga de su  mandato. Como dato curioso, los dos punteros aspiracionistas presidenciales, si no alcanzan la presidencia de México, podrían gobernar otros países tales como Israel, Lituania, Bulgaria y hasta España, como es el caso de Sheinbaum; Ebrard nada más podría vivir en el Palacio del Eliseo, y gobernar Francia. El franco-“mexicano” Marcel Ebrard Casaubon, aprendió a cometer sus latrocinios en la École nationale d'administration de París, Francia; país del que (como ya dije) tiene la nacionalidad; por eso se escondió en la Ciudad Luz, aprovechando que por ser francés, podría evadir la extradición si la justicia mexicana solicitara su presencia para aclarar sus “ahorritos” de la Línea 12 del Metro, entre otras maniobras financieras fabricadas por el simpatiquísimo Mario Delgado Carrillo, que también aprendió a robar en la University of Essex, England. Claudia Sheinbaum Yoselevitz Pardo Cemo, ¡tiene más nacionalidades que la ONU!, a saber: Nació en México, PERO tiene la nacionalidad ISRAELITA (por ser descendiente de padre y madre judíos); además tiene la nacionalidad Lituana (por parte de su padre) y la nacionalidad búlgara (por parte de su madre); ignoro si haya conservado la nacionalidad española de su ex marido Carlos Imaz Gispert. Si de esconderse se tratara, la potencial Netanyahu mexicana podría ocultarse en TEL-AVIV, podría esconderse en VILNA, podría escabullirse en SOFÍA, y tal vez hasta en MADRID… Donde no podría evadir la justicia, sería en TLÁHUAC ni en TLALPAN…   Por si su pluri-nacionalidad no fuera suficiente, la “ratera”, “racista”, “clasista” y “aspiracionista” Claudia “Netanyahu” Sheinbaum, aprendió a robar alcanzando el grado de doctora en latrocinios por la Berkeley University, específicamente en el Lawrence Berkeley National Laboratory dependiente de dicha universidad gringa, a donde, según López Obrador, aprendió a volarse bienes ajenos con especialidad en austeridá republicana y ahorro en mantenimiento de sistemas de transporte público. La llegada de Adán Augusto López Hernández al gabinete, lo convierte (para usar el vocabulario beisbolero de AMLO) en BATEADOR EMERGENTE. ¿Por qué? porque el INCIDENTE de la Línea 12 del Metro en TLÁHUAC  parece haber retomado bríos poniendo en riesgo las candidaturas de la ISRAELITA, LITUANA, BÚLGARA, ESPAÑOLA, y MEXICANÍSIMA  Claudia Sheinbaum Yoselevitz Pardo Cemo cuya única pariente en MORENA es Yeidckol Polevnsky Gurwitz,  also known as Citlali Ibáñez Camacho. AMLO ordenó que se contratara a la empresa PETROLERA Det Norske Veritas, para echarle tierra al INCIDENTE y ocultar la veritas; pero el INAI, ese organismo autónomo odiado por Obrador, filtró parte del segundo dictamen pericial de los noruegos en el que se señalan fallas graves por falta de mantenimiento, que apuntan directamente contra “la consentida del profesor” (3).  Esa  empresa noruega contratada PARA ECHARLE TIERRA AL ASUNTO, ha señalado LA FALTA DE MANTENIMIENTO como otra causa directa del INCIDENTE del 3 de mayo pasado. La falta de mantenimiento también ha sido expuesta por Guillermo Calderón, nuevo director del METRO, que  ha recibido además, múltiples quejas de trabajadores a los que se les han escamoteado derechos y beneficios; ha descubierto subejercicio presupuestal y ahorros malentendidos en nombre de la austeridá republicana que apuntan INEVITABLEMENTE hacia la doctora especializada en robos y latrocinios, Claudia Sheinbaum. Para agravar el disgusto de Obrador, el INAI, ese organismo cuya transparencia abomina Lopezcóatl, ha ordenado que se haga pública la carpeta de investigación penal del colapso en la Línea 12 del METRO. Sheinbaum y Ebrard contaban con que la investigación sobre el colapso de la Línea 12 podría encubrirse como secreto de Estado; pero el INAI ordenó a la “autónoma” Fiscalía de Gertz Manero permitir el acceso del público a  la carpeta de investigación, en tanto la empresa noruega “contratada” para echarle tierrita al asuntito, no se prestó al chanchullo y toda la caca va a comenzar a flotar, poniendo en riesgo los sueños presidenciales de los connotados aspiracionistas destapados por AMLO. Ante la eventualidad de NO PODER QUEDARSE EN PALACIO NACIONAL, ni lanzar a su favorita Sheinbaum, o a su segundo al bat, Marcelo Ebrard, para el 2024, que corren el riesgo de ser alcanzados por los por los muertitos de Tláhuac, tuvo que reforzar su caballada con Adán Augusto López Hernández que aprendió a robar (como  dije al principio de estas líneas) en la Universite Sorbone du París. Adán Augusto López Hernández comparte alma mater con López Obrador, ya que perteneció al PRI de 1976 a 2001, solamente veinticinco añitos. Como podemos ver, todos los aspiracionistas a la siguiente candidatura presidencial se enseñaron a robar en las universidades más famosas del extranjero. El verdadero banderazo para iniciar la carrera por la sucesión de AMLO, dependerá de la ratificación de mandato que si logra imponerse para conmemorar el natalicio de Juárez, podría convertirse en un “quédate hasta que quieras”. Si el pueblo bueno y sabio le ruega al demócrata Obrador que no se vaya nunca, nunca, nunca, nunca (como en la canción de Juan Gabriel), no habría más remedio que organizarle un banquete “en la Bombilla” (4). Si en marzo de 2022  el aspiracionista AMLO no logra su prórroga indefinida, el turno le correspondería a Adán Augusto, el bateador emergente que nada tiene que ver con el INCIDENTE de Tláhuac. Tengo pues el gusto de presentarles al más reciente “ratero” del gabinete.    _____________________________
  • Reputada. Dícese de persona de reputación muy ampliamente reconocida. Sánchez Cordero es más que conocida; ha transitado por los tres poderes federales: ha sido adorno de la Suprema Corte, florero de Bucareli y ahora dormirá el sueño de los   justos en un escaño del Senado.
  • Artículo 13 transitorio. Mientras no se declare la inconstitucionalidad de este “inofensivo” artículo, AMLO podrá invocarlo para prorrogarse sin reelegirse como dueño y señor  de Palacio Nacional.
  • La consentida del profesor. Canción popular interpretada exitosamente por la cantante Julissa. También se dice de Claudia Sheinbaum por la que “el profesor” AMLO tiene predilección y es su candidata presidencial consentida.
  • Banquete en La Bombilla. Si AMLO decide prorrogarse sin reelegirse, recibirá numerosas invitaciones a banquetes, tamalizas, convivios y agasajos de tenebrosas intenciones y previsible desenlace. Si no lo cree, que le pregunte a Álvaro Obregón. 
 " ["post_title"]=> string(29) "¿Otro ratero al gabinete…?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(23) "otro-ratero-al-gabinete" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-27 15:26:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 20:26:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69841" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18345 (24) { ["ID"]=> int(69709) ["post_author"]=> string(2) "73" ["post_date"]=> string(19) "2021-08-25 08:51:06" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-08-25 13:51:06" ["post_content"]=> string(5661) "No soy un experto en temas internacionales. Me resulta complicado comprender a fondo la situación en Afganistán; hace muchos años, una querida exalumna, de aquellos estudiantes que con los años se vuelven amigos entrañables, trabajaba en la misión del ACNUR en aquellas tierras, me envió de regalo un gorro de los pastores pashtún de la región, aquellos que hoy sufren persecución dentro del pandemónium étnico, político y religioso que se ha convertido aquel país. Miro el peculiar sombrero y me pongo a pensar cómo todos en algún momento corremos el riesgo de acogernos al asilo y al refugio como formas de mantener la vida y la esperanza. En algún servicio noticioso he visto a un pequeño gritar “España, España”… como un salvoconducto, como si de ello dependiera su vida y en efecto así es. Me estruja el corazón y me recuerda los ciclos de la historia, la antiquísima metáfora de la rueda de la fortuna y no puedo dejar de pensar que tal vez el abuelo de aquel soldado que abraza al niño para ponerlo a salvo y ofrecerle una mínima esperanza, pudo también haber gritado “México, México”, en el puerto de Alicante o en Port Bou, tratando de huir del cruel final del alzamiento militar en su tierra. Hace mucho que nos acostumbramos a la globalización. Mis hijos circulan en todos los modismos de la lengua española, desde los que se usan de modo habitual en Madrid que en los suburbios de Buenos Aires o que he escuchado en los mercados de la ciudad vieja de Panamá; no nos toma ni un segundo encontrar lo que buscamos en la red si sabemos hacer la pregunta correcta y ya no hay libro, película o vestuario que no podamos conseguir de la tienda más recóndita de los centros comerciales de Japón o India; pero se nos olvida que lo primero que globalizamos fue la violencia y la miseria; los ríos  de migrantes y refugiados que no habíamos visto desde las ondas milenarias de la segunda guerra mundial; las olas de desempleo que van de un continente a otro en una economía agónica en la que los indicadores gritan victoria subiendo su PIB y bajando sus inflaciones mientras que los salarios no aumentan, ni el poder adquisitivo ni la esperanza del ascenso social. Y la violencia, la peor de nuestras plagas contemporáneas, viaja a lomos de mulas cibernéticas con la carga de las armas, las drogas, las personas para su explotación y todo, todo en la pequeña pantalla de nuestro teléfono. Y me pregunto si de verdad todavía habrá alguien con un poco de seriedad y de sentido humano que se siga preguntando si todavía requerimos del derecho de asilo y de la práctica del refugio. Hoy más que nunca. Recordará el amable lector la escena del androide a punto de morir en Blade Runer cuando habla de la Puerta de Tanhausser, aquella mítica escena que nos pone a pensar en dónde podemos los seres humanos poner nuestro acento cuando la inteligencia se ha vuelto artificial, el algoritmo predice lo que pensaremos y decidiremos y cada quién, de alguna manera puede ser prescindible y creo que lo único que nos queda, el único refugio, es el de la compasión, ese extraño sentimiento que se nos anula cada día cuando vemos convertirse el sufrimiento en un espectáculo, cuando parece que el dolor solo ha sido creado para su contemplación descafeinada, teatral y automática. Compasión es mucho más que tolerancia. Tolerar es lo mínimo que se puede pedir a una persona respecto de otro que es diferente, es pariente cercano de la indiferencia y se basta en la coexistencia más o menos pacífica, pero compasión es una palabra antigua, que estamos tratando de sustituir con una más aséptica, menos dramática y socialmente más aceptable: empatía. Por la empatía comprendemos el sentimiento de los demás, por la compasión participamos de su dolor y tratar de emprender aquello que por esencia parece incomunicable, importa entender las causas y las debilidades, las pasiones y los anhelos, todo aquello que las máquinas no pueden imitar y que nos hace humanos. Nos hace humanos el error y no el acierto, la lentitud y no la inmediatez; nos hace humanos la lucha por comprender y no la lectura predictiva del pensamiento; el dolor y no la indiferencia, la caricia y no la estadística. Hace más tiempo todavía, una serie de escritores, cantores y artistas inventaron una especie de anarquismo estético, le llamaríamos la filosofía de las pequeñas cosas. Katzanzakis, Moustaki, Serrat… en fin, ellos que nos dijeron que lo que más valía era aquello que los demás despreciaban: el minuto con los hijos, el café en soledad frente al parque, la hoja que se cae del árbol, como decía Serrat que “puestos a escoger prefiero un lunar de tu cara que la pinacoteca nacional”. Y todo aquello nos sonaba lindo y absurdo, cosas de mugrientos y greñudos. Y hoy, cuando veo al niño que espera que lo lleven a un país que ni siquiera sabe dónde está, que abraza a un soldado en el que confía sin tener ninguna otra posibilidad y a la madre que entrega a su hijo con la esperanza de que viva, creo que ellos eran los que tenían razón y que caímos como bobos en la trampa del mundo igual para todos, claro, el mundo desde la pantalla.   @cesarbc70" ["post_title"]=> string(19) "¡España, España!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(5) "69709" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-08-26 19:27:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-08-27 00:27:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=69709" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(45) ["max_num_pages"]=> float(23) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9bab7451fbaf41469ccd2ed2fec61fd6" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
españa

¡España, España!

No soy un experto en temas internacionales. Me resulta complicado comprender a fondo la situación en Afganistán; hace muchos años, una querida...

agosto 25, 2021

¿Otro ratero al gabinete…?

Adán Augusto López Hernández además de haber militado en el PRI de 1976 a 2001, estudió (nada menos que) en la Universite...

agosto 27, 2021




Más de categoría
Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Isabel Arvide: “Viva López Obrador” vs “Él no va ahí”

Cada país tiene sus propias características, así como ideologías políticas. Isabel Arvide Limón, Cónsul de México en Estambul (Turquía),...

septiembre 17, 2021
Sistemas de creencias: materia prima de nuestros relatos

Sistemas de creencias: materia prima de nuestros relatos

Nuestras creencias se convierten en referentes “sólidos” de la realidad y siempre buscamos confirmar aquello que “sabemos” acerca de...

septiembre 17, 2021
De Frente Y Claro | EL COMBATE A LOS SECUESTROS, OTRO FRACASO MÁS EN LA 4T

De Frente Y Claro | EL COMBATE A LOS SECUESTROS, OTRO FRACASO MÁS EN LA 4T

La Impotencia, el Coraje, la Frustración que se siente cuando enfrentas el secuestro de un familiar, un amigo, es...

septiembre 16, 2021
Vacunas a menores y el regreso a clases | El Meollo del Asunto

El Meollo del Asunto | Vacunas a menores y el regreso a clases

El pasado 30 de agosto, los niños, niñas y adolescentes en el país regresaron a clases presenciales después de...

septiembre 16, 2021