El cuero y las correas

Una de las mejores definiciones de cultura que he escuchado, me la obsequió uno de mis profesores de Preparatoria: don José Cervantes. Él es uno de esos milagros que la buena suerte pone en el camino de...

13 de abril, 2021

Una de las mejores definiciones de cultura que he escuchado, me la obsequió uno de mis profesores de Preparatoria: don José Cervantes. Él es uno de esos milagros que la buena suerte pone en el camino de los estudiantes que pueden aprovecharlo. Don José, como lo llamábamos, tenía varios doctorados, había sido uno de los principales asesores en el gobierno mundial de los Hermanos Lasallistas en Roma y a algunas generaciones nos tocó su retorno. Con su colección de doctorados y su vastísima cultura, daba clases de sociología a los preparatorianos y para nuestra fortuna, nos legó una bibliografía que todavía no termino de leer. Él decía que cultura es aquello que queda cuando hemos quitado todo lo que resta, lo que hacemos con sentido valioso; todo, desde los saludos matutinos hasta la literatura, desde lo que comemos hasta cómo rezamos, cómo nos vestimos y cómo nos enamoramos; cultura, decía don Pepe, es identidad. Abracé esa definición con una fe que no he abandonado porque me ha permitido entender muchos de los fenómenos que hoy nos sacuden; por ejemplo, se reía en el aquel lejano 1988 cuando le hablaban de la “pérdida de valores” porque decía que valores siempre hay, pero que están cambiando y lo importante es que hay que tener valentía e inteligencia para sostener los que consideramos importantes como para pasar a la siguiente generación.

Hoy, por ejemplo, cuando veo el plantón del partido oficial frente al INE y escucho las declaraciones desaforadas de los candidatos en riesgo, me viene a la memoria una de las “joyas” machistas de la cultura nacional. Frente al discurso de la legalidad y la democracia, frente a la protección del árbitro electoral, se erige, machorra y poderosa, la máxima de la cultura política mexicana de los últimos doscientos años: “A ver de qué cuero salen más correas” y su bonito corolario: “si no soy candidato no hay elección”. Lo “afortunado” es que el cinismo de la política mexicana debe inclinarse ante el tradicional disimulo nacional, porque la consecuencia necesaria es “para qué hacemos elecciones, ya mejor háganme gobernador”. Esas son las cosas propias de los valores que cuesta trabajo erradicar, de las prácticas que no pueden convivir con las sociedades modernas porque se resquebrajan al primer roce de razón; pero ahí están los dos alegres canchanchanes dormidos en la misma tienda para amenazar a una institución que a los ciudadanos nos ha costado años de lucha, vidas y movilizaciones. 

Frente a la apuesta por la ley, el principio del “cuero y la correa” luce como la voz poderosa del macho alfa que invoca la diligencia porfiriana del principio “Yo, o el caos”. Las contradicciones son lo de menos, se pueden obviar, si MORENA nació de un largo movimiento cívico político, si atrajo a los sin voz, si movió conciencias y puso en acción estructuras y debates dormidos en nuestra conciencia nacional, eso ya no importa porque, ahora, por una gubernatura, se van a jugar su carta de principios, su cultura y, lástima que mi maestro se haya muerto, su identidad.

La semana ha dado mucho para la reflexión de la cultura desde el poder, mire usted amigo lector, tenemos también el bonito espectáculo del logotipo del aeropuerto Felipe Ángeles y digo, si el problema no es el logotipo, ni lo feo que es, lo recargado, simplón, barroco y chafa que luce porque eso, usted coincidirá, es cuestión de gustos y habrá quien haya pensado que ni el aeropuerto Charles de Gaulle tiene una marca más linda y paquidérmica; a mi juicio, el meollo del asunto es que si ese símbolo se trata de uno de los proyectos señeros, del que debería invocar el triunfo sobre la corrupción, la persistencia de la voluntad contra la adversidad, habría de convocar lo mejor del talento gráfico de los mexicanos, que no es poco, concursarlo con un premio jugoso que convoque a los mejores a intentarlo, pero nos encontramos con un mamarracho salido de quién sabe dónde. Insisto, es cosa de gustos y habrá sin duda quien quisiera ver un buen Tiranosaurio en el logotipo del Tren Maya, porque, como decía mi abuela, si gustos no hubiera, el amarillo no se vendiera. Pero no se puede pedirle a los profesionales que saben hacer las cosas que dejen de comer y le dediquen largas horas de trabajo serio a producir un logotipo de primera categoría, que saben que no necesariamente va a ganar, si no existe la posibilidad de ganar para llevar el pan a la mesa. Lo mismo con los libros de texto. A ver de qué cuero salen más correas, si del de los creativos o del que quién sabe cómo y cuándo mandó a hacer el Dumbo cuaternario de Santa Lucía.

Porque, ya hablando de convocatorias y concursos, el punto no está en si el gobierno tiene derecho a cambiar los libros de texto gratuitos para exponer su propia visión de la Historia, claro que la tiene, faltaba más, el General Cárdenas promovió y obtuvo una reforma constitucional para establecer que la educación que impartiera el Estado sería pública, laica, gratuita, obligatoria y socialista; el asunto es que no sabemos quiénes serán los sesudos autores de los textos y, por favor, convocar a los creadores gráficos, en la triste crisis que esa y otras industrias culturales vive y pedirles que le entren al diseño por el honor del reconocimiento, es como pedirle a las enfermeras que vivan de los aplausos del público agradecido por salvar nuestras vidas. Y sí, “a ver de qué cuero salen más correas”, ese será el nuevo punto de partida de la cultura nacional. Adiós a “viajero has llegado a la región más transparente del aire…”, lejos quede “por mi raza hablará el espíritu…”; de ahora en adelante, “a ver de qué cuero salen más correas” y mejor aún, “el que tiene más saliva come más pinole”.

@cesarbc70

Comentarios
object(WP_Query)#17644 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63664) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63664) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17643 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17650 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17645 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "24-09-2021" ["before"]=> string(10) "22-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-24 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-22 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (63664) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17640 (24) { ["ID"]=> int(71275) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-07 07:30:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 12:30:12" ["post_content"]=> string(7171) "Para los jóvenes de este tiempo, “¡2 de octubre, no se olvida!” solo es un buen lema de marcha, carente de real significado, así como un buen motivo para alborotar y manifestar las eternas inconformidades con el grupo en el poder. Personas, partidos, colores, emblemas, etc. han ido y venido, pero las necesidades continúan sin satisfacción y el lema sigue explotando la ignorancia casi completa de los marchistas que difícilmente tienen idea de lo que se vivió. Lo que en su momento representaba el delito de disolución social, hoy lo son las demandas femeninas. En 50 años no hemos cambiado los métodos, las instituciones no son capaces de suplir las manifestaciones con espacios de diálogo, debate, de raciocinio, análisis, estudio y decisiones informadas que terminen en leyes justas aplicables y respetadas que nos traigan mejoría en la vida cotidiana con consenso general. En ese tiempo estudiaba en la Facultad de Comercio de la UNAM y trabajaba en la administración de una naciente agencia noticiosa ubicada en el Paseo de la Reforma a una cuadra del monumento a Moctezuma. El ambiente dominante en la ciudad estaba centrado en los Juegos Olímpicos cuya inauguración estaba programada para el 12 de octubre. Esta competencia se enturbiaba con las noticias de las broncas estudiantiles iniciadas con un pleito entre la Preparatoria Isaac Ochoterena y la Vocacional 4 del IPN, broncas normales que inexplicablemente fueron creciendo por apoyos externos que, se rumoraba, eran dirigidos desde el extranjero y que en vez de buscar soluciones querían sembrar el caos y desestabilizar el gobierno, cosa que en la escuela, por completo apolítica, tomábamos con poca seriedad. Hubo quien me hizo llegar una publicación que despertó en mí alguna preocupación. Ahí se documentaba con fotografías los campos de entrenamiento guerrillero de los movimientos de izquierda, incluyendo capacitación con armas de alto poder y entrenamiento especial en Corea del Norte para tiro de precisión.  En esas estábamos cuando se citó al mitin de Tlatelolco. Yo ni me enteré, pero tuve compañeros que asistieron más para hacer bola y tener algo que hacer con la novia en esa tarde, ajenos de pretensiones políticas y quienes desmentían las versiones de masacre a cargo del ejército. Dos participantes me dijeron que los soldados facilitaron su escape del tiroteo, uno de ellos cayó en una zanja con su novia, protegiéndola con su cuerpo y escuchando el zumbido de las balas pasar por encima de ellos, saliendo a gatas un rato después de acabado el tiroteo. Me enteré que el primer caído en la explanada de las Tres Culturas fue el General Hernández Toledo. Murió en la escalera de ascenso al patio por una bala que le atravesó longitudinalmente entrando cerca del cuello y saliendo casi por el recto. La trayectoria de la bala indicaba, sin lugar a dudas, que fue disparada desde la azotea del Edificio Chihuahua y no desde la planta baja o uno de los entrepisos. Alguien perfectamente entrenado habría jalado el gatillo. El maremágnum informativo extraoficial hacía que cafeterías, radio-pasillos, conferencias, toda clase de corrillos nos hicieran llegar comentarios, testimonios y rumores de las más variadas índoles. Las conversaciones en la Agencia noticiosa eran con mayor fondo y mejor información. Ahí me enteré del escuadrón Olimpia, los policías con guante blanco, las diferentes fuerzas que contribuyeron a la masacre, dirigidas sin coordinación por diferentes políticos que buscaban colgarse la medalla de haber frenado el movimiento estudiantil y con eso aspirar a una mejor posición política en las siguientes elecciones, destacando como los mas mencionados el secretario de Gobernación Luis Echeverría y el General Alfonso Corona del Rosal, entonces jefe del Departamento del Distrito Federal. Se exageró el número de muertos y se extendió el rumor de que el ejército había sido el culpable. La disciplina militar impidió su defensa en medios y tuvieron que pasar años para que se viera el filme de la acción de la plaza de la Tres Culturas que confirmaba lo que ya sabía: las balas asesinas cayeron desde las alturas y los soldados buscaban la protección de los jóvenes y disparaban en su defensa. En los muros de la Facultad, impolutos desde su inauguración, apareció el primer grafiti con un nombre y número de cuenta con la leyenda MURIÓ POR LA PATRIA. El ambiente se tensó, la politización inminente no nos movió a participar, pero sí a cooperar generosamente al máximo de nuestras estudiantiles posibilidades con aquellos que tenían tiempo y ganas de participar. Dirigentes de la facultad se integraron al Consejo de Huelga, los rumores crecían denunciando la posible toma de la Universidad por el Ejército. el Señor rector, Javier Barros Sierra participó en la procesión del silencio, manifestación solemne de luto, respeto y demanda; muchachas valientes con uniforme escolar encabezaron esa procesión y nos unimos despertando conciencia de clase y modificando el consenso nacional hacia el cambio constitucional, pero no en pro de gobierno diferente, mucho menos de izquierda. Se concertó una tregua y la paz llegó a tiempo de celebrar los Juegos Olímpicos. El ambiente demostró que no toda la juventud participaba de las ideas golpistas, ya que sin jóvenes no se hubiera celebrado el evento que sorprendió al mundo con su organización y la hermandad mundial que se expresó en una clausura festiva y ejemplar. La información manipulada dejó en el inconsciente colectivo como culpables de la masacre inmisericorde al Ejército y al presidente Díaz Ordaz quienes, según mi opinión, cumplieron su deber conforme las circunstancias de su tiempo, unos guardando silencio y don Gustavo aceptando con ejemplar hombría la responsabilidad de lo sucedido durante su mandato. En su última entrevista dejó traslucir la información recibida en su momento y que alarmaba la independencia y libertad de nuestro país y justificaba su actuación. Hoy sigo elevando una oración por los mártires de Tlatelolco y con tristeza veo la manipulación que de su actuación hacen dándole usos vergonzosos. Espero que honremos su memoria buscando la paz y unidad que buscaron en la lucha por lo que ellos consideraban mejor. Espero que dejemos la polarización y nos demos cuenta de que los que aparentemente están en el otro lado de la discusión también están en búsqueda de lo que es mejor para el país y esto solo lo conseguiremos dialogando, sin fanatismos, buscando la parte de verdad que hay en el otro y exponiendo claramente lo que nosotros consideramos.  " ["post_title"]=> string(54) "¿Y QUÉ RECORDAMOS DEL 2 DE OCTUBRE QUE NO SE OLVIDA?" ["post_excerpt"]=> string(92) "El autor nos cuenta en primera persona su experiencia en el movimiento estudiantil de 1968." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "y-que-recordamos-del-2-de-octubre-que-no-se-olvida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-06 21:23:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 02:23:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71275" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17603 (24) { ["ID"]=> int(71044) ["post_author"]=> string(2) "39" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-30 11:30:48" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-30 16:30:48" ["post_content"]=> string(4649) "La Fundación “General Ángel Albino Corzo Castillejo” con sede en Chiapas de Corzo, Chiapas otorgó al destacado periodista Eduardo Ruiz-Healy el Premio Nacional de Periodismo Donato Corzo Ruiz 2021 efectuado el 23 de septiembre. Ruiz-Healy mencionó que el nombre del Premio es “en honor a un periodista chiapaneco que fue asesinado hace 55 años justamente un día como hoy 23 de septiembre de 1866”. Legado de Ruiz-Healy Eduardo recibió el Premio por su “excelente aportación como comunicador de alta importancia” por su contribución periodística en México y con trascendencia en el extranjero. Semblanza de Donato Donato Corzo Ruiz fue hijo del General Ángel Albino Corzo, un General liberal republicano y Benemérito del Estado de Chiapas, Tabasco y Campeche. Motivos de la Distinción Corzo Ruiz recibió la Distinción por: Por la forma que enfrentó a los ejércitos de los invasores franceses durante la intervención francesa en México”. Causa de su asesinato Donato fue asesinado, solamente tenía 23 años de edad; recibió dos tiros en el pecho y una estocada de bayoneta en el estómago por soldados bajo las órdenes del General José Pantaleón Domínguez quien en 1865 traicionó la causa liberal y se hizo de la gubernatura chiapaneca por la fuerza de las armas. Móvil del asesinato Publicar en el Semanario “La Tijera” que el fundó en 1961, un artículo de su autoría en el que criticaba el mal gobierno del señor Pantaleón Domínguez. Organigrama de la Fundación 
NOMBRE CARGO
Rigoberto Nuricumbo Aguilar  Presidente
Marco Antonio Orozco Zuarth Secretario
Comité Académico 500 Años de Cultura Mestiza en Chiapas 1524-2024
Mario Nandayapa Coordinador
  A nombre de todos los que formamos parte del Equipo Editorial de Ruiz-Healy Times, nuestro Reconocimiento por la trayectoria periodística de Eduardo Ruiz-Healy.  Referencia https://ruizhealytimes.com/multimedia/premio-nacional-de-periodismo-donato-corzo-ruiz-2021-eduardo-ruiz-healy-times/ Contacto ORCID ID https://orcid.org/0000-0002-5708-428X [email protected]  www.facebook.com/angelica.murillo.5496  https://www.facebook.com/RIEHMTY  IG dra.angelicamg  www.ruizhealytimes.com           convierte en uno de los personajes que cuenta con tres municipios nombrados en su honor: la ant006, son bautizados como homenaje    " ["post_title"]=> string(81) "Eduardo Ruiz-Healy recibe el Premio Nacional de Periodismo Donato Corzo Ruiz 2021" ["post_excerpt"]=> string(161) "A nombre de todos los que formamos parte del Equipo Editorial de Ruiz-Healy Times, nuestro Reconocimiento por la trayectoria periodística de Eduardo Ruiz-Healy." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(81) "eduardo-ruiz-healy-recibe-el-premio-nacional-de-periodismo-donato-corzo-ruiz-2021" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-30 11:30:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-30 16:30:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71044" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17640 (24) { ["ID"]=> int(71275) ["post_author"]=> string(2) "64" ["post_date"]=> string(19) "2021-10-07 07:30:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 12:30:12" ["post_content"]=> string(7171) "Para los jóvenes de este tiempo, “¡2 de octubre, no se olvida!” solo es un buen lema de marcha, carente de real significado, así como un buen motivo para alborotar y manifestar las eternas inconformidades con el grupo en el poder. Personas, partidos, colores, emblemas, etc. han ido y venido, pero las necesidades continúan sin satisfacción y el lema sigue explotando la ignorancia casi completa de los marchistas que difícilmente tienen idea de lo que se vivió. Lo que en su momento representaba el delito de disolución social, hoy lo son las demandas femeninas. En 50 años no hemos cambiado los métodos, las instituciones no son capaces de suplir las manifestaciones con espacios de diálogo, debate, de raciocinio, análisis, estudio y decisiones informadas que terminen en leyes justas aplicables y respetadas que nos traigan mejoría en la vida cotidiana con consenso general. En ese tiempo estudiaba en la Facultad de Comercio de la UNAM y trabajaba en la administración de una naciente agencia noticiosa ubicada en el Paseo de la Reforma a una cuadra del monumento a Moctezuma. El ambiente dominante en la ciudad estaba centrado en los Juegos Olímpicos cuya inauguración estaba programada para el 12 de octubre. Esta competencia se enturbiaba con las noticias de las broncas estudiantiles iniciadas con un pleito entre la Preparatoria Isaac Ochoterena y la Vocacional 4 del IPN, broncas normales que inexplicablemente fueron creciendo por apoyos externos que, se rumoraba, eran dirigidos desde el extranjero y que en vez de buscar soluciones querían sembrar el caos y desestabilizar el gobierno, cosa que en la escuela, por completo apolítica, tomábamos con poca seriedad. Hubo quien me hizo llegar una publicación que despertó en mí alguna preocupación. Ahí se documentaba con fotografías los campos de entrenamiento guerrillero de los movimientos de izquierda, incluyendo capacitación con armas de alto poder y entrenamiento especial en Corea del Norte para tiro de precisión.  En esas estábamos cuando se citó al mitin de Tlatelolco. Yo ni me enteré, pero tuve compañeros que asistieron más para hacer bola y tener algo que hacer con la novia en esa tarde, ajenos de pretensiones políticas y quienes desmentían las versiones de masacre a cargo del ejército. Dos participantes me dijeron que los soldados facilitaron su escape del tiroteo, uno de ellos cayó en una zanja con su novia, protegiéndola con su cuerpo y escuchando el zumbido de las balas pasar por encima de ellos, saliendo a gatas un rato después de acabado el tiroteo. Me enteré que el primer caído en la explanada de las Tres Culturas fue el General Hernández Toledo. Murió en la escalera de ascenso al patio por una bala que le atravesó longitudinalmente entrando cerca del cuello y saliendo casi por el recto. La trayectoria de la bala indicaba, sin lugar a dudas, que fue disparada desde la azotea del Edificio Chihuahua y no desde la planta baja o uno de los entrepisos. Alguien perfectamente entrenado habría jalado el gatillo. El maremágnum informativo extraoficial hacía que cafeterías, radio-pasillos, conferencias, toda clase de corrillos nos hicieran llegar comentarios, testimonios y rumores de las más variadas índoles. Las conversaciones en la Agencia noticiosa eran con mayor fondo y mejor información. Ahí me enteré del escuadrón Olimpia, los policías con guante blanco, las diferentes fuerzas que contribuyeron a la masacre, dirigidas sin coordinación por diferentes políticos que buscaban colgarse la medalla de haber frenado el movimiento estudiantil y con eso aspirar a una mejor posición política en las siguientes elecciones, destacando como los mas mencionados el secretario de Gobernación Luis Echeverría y el General Alfonso Corona del Rosal, entonces jefe del Departamento del Distrito Federal. Se exageró el número de muertos y se extendió el rumor de que el ejército había sido el culpable. La disciplina militar impidió su defensa en medios y tuvieron que pasar años para que se viera el filme de la acción de la plaza de la Tres Culturas que confirmaba lo que ya sabía: las balas asesinas cayeron desde las alturas y los soldados buscaban la protección de los jóvenes y disparaban en su defensa. En los muros de la Facultad, impolutos desde su inauguración, apareció el primer grafiti con un nombre y número de cuenta con la leyenda MURIÓ POR LA PATRIA. El ambiente se tensó, la politización inminente no nos movió a participar, pero sí a cooperar generosamente al máximo de nuestras estudiantiles posibilidades con aquellos que tenían tiempo y ganas de participar. Dirigentes de la facultad se integraron al Consejo de Huelga, los rumores crecían denunciando la posible toma de la Universidad por el Ejército. el Señor rector, Javier Barros Sierra participó en la procesión del silencio, manifestación solemne de luto, respeto y demanda; muchachas valientes con uniforme escolar encabezaron esa procesión y nos unimos despertando conciencia de clase y modificando el consenso nacional hacia el cambio constitucional, pero no en pro de gobierno diferente, mucho menos de izquierda. Se concertó una tregua y la paz llegó a tiempo de celebrar los Juegos Olímpicos. El ambiente demostró que no toda la juventud participaba de las ideas golpistas, ya que sin jóvenes no se hubiera celebrado el evento que sorprendió al mundo con su organización y la hermandad mundial que se expresó en una clausura festiva y ejemplar. La información manipulada dejó en el inconsciente colectivo como culpables de la masacre inmisericorde al Ejército y al presidente Díaz Ordaz quienes, según mi opinión, cumplieron su deber conforme las circunstancias de su tiempo, unos guardando silencio y don Gustavo aceptando con ejemplar hombría la responsabilidad de lo sucedido durante su mandato. En su última entrevista dejó traslucir la información recibida en su momento y que alarmaba la independencia y libertad de nuestro país y justificaba su actuación. Hoy sigo elevando una oración por los mártires de Tlatelolco y con tristeza veo la manipulación que de su actuación hacen dándole usos vergonzosos. Espero que honremos su memoria buscando la paz y unidad que buscaron en la lucha por lo que ellos consideraban mejor. Espero que dejemos la polarización y nos demos cuenta de que los que aparentemente están en el otro lado de la discusión también están en búsqueda de lo que es mejor para el país y esto solo lo conseguiremos dialogando, sin fanatismos, buscando la parte de verdad que hay en el otro y exponiendo claramente lo que nosotros consideramos.  " ["post_title"]=> string(54) "¿Y QUÉ RECORDAMOS DEL 2 DE OCTUBRE QUE NO SE OLVIDA?" ["post_excerpt"]=> string(92) "El autor nos cuenta en primera persona su experiencia en el movimiento estudiantil de 1968." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(50) "y-que-recordamos-del-2-de-octubre-que-no-se-olvida" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-10-06 21:23:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-10-07 02:23:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=71275" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(47) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "4655eec9a959ce6440c7f486266f8aa3" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
¿Y QUÉ RECORDAMOS DEL 2 DE OCTUBRE QUE NO SE OLVIDA?

¿Y QUÉ RECORDAMOS DEL 2 DE OCTUBRE QUE NO SE OLVIDA?

El autor nos cuenta en primera persona su experiencia en el movimiento estudiantil de 1968.

octubre 7, 2021

Eduardo Ruiz-Healy recibe el Premio Nacional de Periodismo Donato Corzo Ruiz 2021

A nombre de todos los que formamos parte del Equipo Editorial de Ruiz-Healy Times, nuestro Reconocimiento por la trayectoria periodística de Eduardo...

septiembre 30, 2021




Más de categoría

Reporte Mundial de Riesgos 2021. ¿Está preparado nuestro país para enfrentar riesgos?

México necesita revisar y mejorar los temas de vulnerabilidad y su capacidad para enfrentar desastres naturales.  

octubre 22, 2021

En busca de nuestro siguiente salto evolutivo

Enfrentamos un cambio de Era que será o bien nuestra perdición como especie, o bien nuestro siguiente paso evolutivo...

octubre 22, 2021
amlobartlettnahle

NADIE DE FUERA…

La iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica promovida desde la Presidencia de la República compromete la relación bilateral...

octubre 22, 2021

De Frente Y Claro | ¿LÓPEZ YA ACABÓ CON LA CORRUPCIÓN?

La reciente medición del nivel de Corrupción realizada por World Justice Project puso en jaque la credibilidad de la...

octubre 21, 2021