El cardenal Marx presenta su renuncia; Francisco no se la acepta

El líder de la Iglesia católica en Alemania, el cardenal Reinhard Marx, escribió al papa Francisco para solicitarle que acepte su renuncia al cargo de arzobispo de Múnich y Freising, citando su “responsabilidad compartida por la catástrofe...

18 de junio, 2021 Mónica Uribe

El líder de la Iglesia católica en Alemania, el cardenal Reinhard Marx, escribió al papa Francisco para solicitarle que acepte su renuncia al cargo de arzobispo de Múnich y Freising, citando su “responsabilidad compartida por la catástrofe del abuso sexual” por parte de funcionarios de la Iglesia Católica, revela una carta publicada el viernes.

“En esencia, para mí es importante compartir la responsabilidad de la catástrofe del abuso sexual por parte de funcionarios de la Iglesia durante las últimas décadas”, escribió Marx al papa en una carta enviada el 21 de mayo, pero dada a conocer el 4 de junio.

Las investigaciones e informes de los últimos diez años han demostrado consistentemente que ha habido muchas fallas personales y errores administrativos, pero también fallas institucionales o ‘sistémicas’”, agregó.

El papa Francisco no aceptó la renuncia del cardenal alemán Reinhard Marx. Le respondió por carta que continúe en su papel de arzobispo de Múnich y Freising. En esta carta, publicada en español y alemán, el papa Francisco agradeció al cardenal por su valentía y dijo que era necesaria una reforma continua en la Iglesia católica para manejar el abuso sexual.

“Toda la Iglesia está en crisis debido al asunto de los abusos” (…) “Todo obispo de la Iglesia debe preguntarse: ¿qué debo hacer ante esta catástrofe?” escribió Francisco.

La reforma necesaria, escribió Francisco, “no consiste en palabras sino en actitudes que tengan el coraje de ponerse en crisis, de asumir la realidad sin importar las consecuencias”.




El cardenal Marx es uno de los funcionarios católicos más prominentes de Alemania y un asesor cercano del papa Francisco.

El escándalo de abusos sexuales en la Iglesia

En 2018, un informe de la Iglesia Católica de Alemania admitió “al menos” 3677 casos de abuso sexual infantil por parte del clero entre 1946 y 2014, informaron los medios locales en ese momento. El informe, que tardó cuatro años en elaborarse, encontró que las víctimas eran en su mayoría niños, de los cuales más de la mitad tenían 13 años o menos. Cada sexto caso involucró una violación y al menos 1670 miembros del clero estuvieron involucrados.

Se lee en la carta del cardenal Marx: “Las investigaciones y los informes de los últimos diez años han demostrado consistentemente que ha habido muchas fallas personales y errores administrativos, pero también fallas institucionales o ‘sistémicas’”. 

“Creo que una posibilidad de expresar esta voluntad de asumir la responsabilidad es mi renuncia”, agregó, y señaló que esperaba que sus acciones pudieran ser una “señal para un nuevo comienzo, para un nuevo despertar” de la Iglesia.

El sobreviviente Matthias Katsch, quien fue abusado por un sacerdote en Berlín cuando tenía 13 años, dijo en un comunicado a CNN el viernes que la renuncia de Marx fue un “paso impresionante” y un “testimonio de liderazgo”.

“Siempre hemos señalado que la crisis de abusos de la Iglesia católica no se trata de una serie de casos aislados, sino que se trata de un fracaso sistémico. Como líder de este sistema, el cardenal Marx ahora ha decidido personalmente asumir la responsabilidad (…) Es un acto ejemplar, como lo han pedido los afectados desde hace mucho tiempo”, dijo Katsch, portavoz del grupo de supervivientes Eckiger Tisch, en un comunicado publicado.

Katsch agregó que tenía la esperanza de que la medida de Marx pusiera en primer plano las iniciativas apoyadas por los sobrevivientes, incluido el establecimiento de una comisión de la verdad y la compensación para las víctimas.

Un “encubrimiento”

La renuncia de Marx se produce en medio de un creciente alboroto entre los católicos alemanes por el abuso y una disminución constante en la membresía de la iglesia.

A principios de junio, el papa envió a dos obispos extranjeros de alto rango para investigar a la Arquidiócesis de Colonia, la más grande de Alemania, por su manejo de casos de abuso, informó Reuters.

“Enfrentaré posibles errores y fallas en casos individuales para ser investigados en detalle que se cometieron durante mi mandato y que luego deberán ser revisados y evaluados de acuerdo con criterios objetivos”, anotó Marx en su carta.

Un informe sobre abusos en la diócesis del cardenal en Múnich se entregará a finales de este año.

A principios de esta semana, el papa emitió la revisión más extensa de la ley de la Iglesia Católica en cuatro décadas, insistiendo en que los obispos tomen medidas contra los clérigos que abusan de menores y adultos vulnerables, cometen fraude o intentan ordenar mujeres, informó Reuters.

En una cumbre del Vaticano en febrero de 2019, Marx admitió que los documentos que podrían haber contenido pruebas de abuso sexual por parte del clero en la Iglesia Católica fueron destruidos o nunca redactados.

“Los archivos que podrían haber documentado los terribles hechos y nombrar a los responsables fueron destruidos o ni siquiera creados”, aseguró Marx en la cumbre.

En una conferencia de prensa posterior durante la cumbre, Marx mencionó que la información sobre la destrucción de archivos provenía de un estudio encargado por los obispos alemanes en 2014. El estudio era “científico” y no mencionaba a los líderes eclesiásticos ni a las diócesis de Alemania que destruyeron los archivos.

En abril de este año, Marx le dijo al presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, que no se sentiría cómodo aceptando la “cruz federal del mérito”, el tributo estatal más alto por los servicios individuales a la nación, ya que los sobrevivientes de abuso lo habrían encontrado ofensivo.

Lee:

El Sínodo de Obispos 

Comentarios
object(WP_Query)#17737 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67033) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-06-2021" ["before"]=> string(10) "23-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(67033) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "25-06-2021" ["before"]=> string(10) "23-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17738 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17703 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17743 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "25-06-2021" ["before"]=> string(10) "23-07-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-06-25 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-07-23 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (67033) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17713 (24) { ["ID"]=> int(67308) ["post_author"]=> string(2) "78" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-25 09:24:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-25 14:24:16" ["post_content"]=> string(8021) "La Real Academia de la Lengua Española define “realpolitik” como “política basada en criterios pragmáticos al margen de ideologías”. Acuñado en la época de Bismarck, el término significa un poco más, pues incluye acciones políticas o diplomáticas basadas en consideraciones de circunstancias y factores existentes en un momento histórico, en lugar de acciones basadas en nociones ideológicas explícitas o premisas éticas y morales. El ejemplo de esto siguen siendo las acciones emprendidas por Bismarck en 1866, cuando para cumplir con las instrucciones recibidas de su gobernante (Príncipe Von Metternich) de “equilibrar los poderes de los imperios europeos de la época”, decidió que a pesar de su triunfo militar en la guerra de las “siete semanas” no anexaría terreno alguno de su rival derrotado, sino que se lo dejaría con la intención de seguir debilitando económicamente al imperio Austro-Húngaro y con ello lograr el objetivo específico solicitado por su príncipe.    A pesar de las declaraciones realizadas a inicios de su gobierno por el presidente Biden, en la semana recién terminada su participación en reuniones multinacionales y binacionales demostró que la realpolitik será su objetivo en política internacional, sin importar si esto robustece o debilita la democracia o el autoritarismo en nuestro planeta. Fenómeno del siglo 21, gobiernos democráticos y autoritarios seguirán actuando entrelazados en la realidad que hoy determina el balance geopolítico mundial, balance que probablemente se irá inclinando a favor del autoritarismo por los próximos 20 - 30 años.  Esta conclusión surge de lo visto durante la primera gira internacional de Biden del 9 al 16 de junio pasados.  La gira comprendió dos reuniones multilaterales: la primera con sus contrapartes de los gobiernos del G7 (Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Inglaterra, Italia y Japón), y la segunda, participando en la reunión de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), donde además mantuvo una reunión bilateral con el presidente de Turquía, Recep Erdogan, para finalizar con una reunión bilateral en Ginebra (Suiza) con el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Con excepción de la primera reunión (G7), en la que los participantes eran todos líderes de democracias consolidadas, tanto en la reunión de la OTAN como en la de Putin, constatamos la realidad del siglo 21. Biden, quien había hecho públicas sus críticas a gobiernos autoritarios como el de Rusia y Turquía –por dar solo unos cuantos ejemplos–, minimizó estas críticas en lo que atañe a violaciones de derechos humanos, libertad de expresión y limitación ciudadana en procesos electorales de esas naciones, en aras de lograr consensos en políticas que enfrentarán males considerados mayores como la recuperación económica mundial, la seguridad militar y reducción de riesgos nucleares, el combate al cambio climático, la respuesta a la pandemia de Covid-19 y la caracterización de China como el nuevo “villano” en la escena internacional, contra el cual debería existir una acción común de contención en los próximos años. ¡Realpolitik en su más profunda expresión! ¿Por qué entonces los mexicanos nos desgarramos las vestiduras por el actuar de nuestro gobierno ante la situación que se está dando en Nicaragua? Para entenderlo revisemos lo sucedido el pasado 15 de junio. En esa fecha, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó un documento en que condenaba las acciones del gobierno del presidente de esa nación, Daniel Ortega, y expresaba alarma ante el creciente deterioro político y la situación de derechos humanos en ese país. El arresto de precandidatos presidenciales rivales de Ortega, su encarcelamiento y la violación de sus derechos humanos y políticos motivó esa votación condenatoria de las acciones de Ortega. La votación fue aprobada con 26 votos a favor, cinco abstenciones y tres votos en contra. Estos últimos fueron emitidos por Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas, y las abstenciones por Argentina, Belice, Dominica, Honduras y México. Explicando su voto, Argentina y México publicaron un comunicado conjunto en el cual expresaban que “manifestaban su preocupación por lo que sucede en Nicaragua, especialmente por la detención de figuras políticas cuya revisión contribuiría a que el proceso electoral reciba el reconocimiento y el acompañamiento internacional apropiados”.  Desafortunadamente a continuación agregaron que “hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política, rechazamos esa conducta”. Declaración innecesaria que contribuye a las reacciones de rechazo a la posición del gobierno del presidente López Obrador, tanto de gobiernos latinoamericanos como de un número importante de comentaristas políticos e internacionalistas de México y la región.  Si Biden puede utilizar la Realpolitik en su gira internacional, ¿por qué la reacción contra el gobierno de la 4T? ¡Porque las circunstancias son completamente diferentes! De haberse basado en la Realpolitik, el gobierno de México debería haber votado a favor de la resolución. Siguiendo la definición del término, la votación a favor era obligada ya que hubiera representado “política basada en criterios pragmáticos al margen de ideologías”. Criterio pragmático es apoyar la posición del gobierno de los Estados Unidos en un momento histórico en que la recuperación económica de México depende del éxito del T-MEC, en particular evitar litigios laborales basados en el mismo. Criterio pragmático hubiese sido respaldar el proceso democrático en Nicaragua, ya que hoy México brilla por el resultado de su proceso electoral del 6 de junio. Criterio pragmático hubiera sido apoyar a los países centroamericanos para robustecer la política migratoria en apoyo de sus ciudadanos reduciendo las presiones políticas, sociales y de seguridad en la región, presiones que la actitud de Ortega incrementará en lugar de reducir.    ¿Por qué entonces la acción del gobierno de López Obrador? Porque, a pesar de lo que diga repetidamente desde su púlpito diario de predicación, en asuntos como el que aflige a Nicaragua hoy, la posición ideológica proveniente de más de 70 años de priismo y ahora primorismo, representa un chip ideológico de rechazo a la mal concebida doctrina Estrada que nadie puede explicar correctamente al presidente o su canciller.   Nos hace falta un verdadero Bismarck para que haga entender a los oficiales de la 4T la importancia de usar en política exterior la Realpolitik.   " ["post_title"]=> string(54) "Realpolitik, Democracia y Autoritarismo en el siglo 21" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(53) "realpolitik-democracia-y-autoritarismo-en-el-siglo-21" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-25 09:24:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-25 14:24:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67308" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17794 (24) { ["ID"]=> int(67972) ["post_author"]=> string(2) "59" ["post_date"]=> string(19) "2021-07-12 14:16:05" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 19:16:05" ["post_content"]=> string(14835) "Mi artículo de hoy, a propósito del Día del Abogado:
  1. A partir de que el presidente ha dicho en repetidas ocasiones que la justicia está por encima de la ley, la relación entre la ley y la justicia, cuestión filosófica y densa, se convirtió en un tema sobre el cual todo mundo tenía algo qué decir. 
 
  1. El presidente dice siempre que si hay que escoger entre la ley y la justicia, desde luego hay que optar por la justicia. Los opositores de inmediato protestan. Muchos de esos opositores son importantes abogados que estudiaron en algunas de las escuelas y facultades más importantes del país, de modo que tendrían que saber que el presidente estaba en lo cierto: si hay contradicción entre la ley y la justicia, hay que decantarse por la justicia.
 
  1. Casi todos los que estudiaron y hoy en día estudian Derecho en México, han recibido y reciben una formación basada en el pensamiento del jurista austríaco Hans Kelsen, autor de la muy célebre Teoría Pura del Derecho. Esta doctrina postula que el jurista debe desprenderse de toda consideración ajena al derecho positivo, es decir, el ordenamiento normativo vigente en un determinado Estado. Un jurista debe analizar exclusivamente si se actualizó o no el supuesto de la norma, y en tal virtud, si se generan o no consecuencias jurídicas. Si se desvía la atención haciendo consideraciones morales, filosóficas, axiológicas, políticas, religiosas, sociológicas, etcétera, el jurista entrará al terreno de la especulación. Kelsen observa que la justicia es subjetiva, es decir, depende de la opinión y del parecer de las personas, lo mismo que la moral y los valores (axiología); y ni hablar de política y religión. Por lo tanto no hay que considerar si una norma jurídica es justa o no, pues eso es especulativo, sino si es válida o no conforme al sistema. La “justicia” de las normas no importa. Lo que es fundamental es su “validez”. La norma puede gustar o no (el agrado es cuestión totalmente subjetiva), puede compaginar o no con una cosmovisión personal (por demás también subjetiva), puede apegarse o ir a contrapelo de una cierta noción de justicia o de una doctrina política o religión. Nada importa. Lo único que interesa es que sea válida, es decir, que esté fundada y sostenida en una norma superior, y ésta en otra todavía más alta, hasta llegar a la constitución, fuente de validez de todo el sistema normativo. Las normas que no pueden sustentarse o justificarse así, son eliminadas por el propio sistema.
 
  1. El positivismo como doctrina filosófica se abrió paso durante la segunda mitad del siglo XIX, particularmente en Francia y en Alemania. El positivismo jurídico fue durante la primera mitad del siglo XX la corriente imperante en prácticamente todas las instituciones en donde se enseñaba Derecho, tanto en Europa como en América, si bien en el ámbito anglo-sajón existieron también doctrinas alternativas. Kelsen fue por mucho el jurista más influyente en la primera mitad del siglo XX. La idea de un derecho natural (iusnaturalismo) –doctrina emparentada con la filosofía griega, el derecho romano y el pensamiento católico fue ridiculizada y despreciada por el pensamiento científico. Pero de repente todo cambió.
 
  1. Me parece que el problema de la relación entre la justicia y el derecho positivo (que no sólo la ley, que es sólo una de las varias fuentes del derecho) fue resuelto en definitiva tras la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces quedó claro –como habían postulado muchos filósofos griegos (Sócrates, Platón, Aristóteles), juristas y pensadores romanos (Cicerón, Séneca) e intelectuales cristianos (San Agustín, Santo Tomás de Aquino)– que la justicia está por encima de la ley. Es más, la justicia de la norma jurídica es uno de sus elementos esenciales, de tal suerte que la ley injusta no es ley, sino violencia institucionalizada, como se verá a continuación.
 
  1. La prueba de que la justicia no es la ley y de que está por encima de la ley, son las leyes “injustas”, que, como acabo de sugerir, no son propiamente leyes, sino instrumentos para institucionalizar la violencia. En efecto, si tomamos en consideración las leyes que permitieron la esclavitud en los Estados Unidos, normas que incluso estaban en la Constitución de aquel país, nos damos cuenta de que a pesar del contexto histórico, la esfera jurídica primordial y primigenia de las personas afro-descendientes era violentada por el Estado, por mucho que la ley positiva lo permitiera. Alguien dirá que entonces esa era la forma de pensar y que en todo caso los esclavistas y dueños de esclavos no tenían otra alternativa de pensamiento, y que en tal virtud la violación de derechos humanos que de facto hubieren realizado, no era culpable, pues era producto de una ignorancia insuperable, dado el contexto histórico. Algunos dirán que Aristóteles mismo, a pesar de hablar del derecho natural, justificaba la esclavitud como una institución económica. Y puede ser que quienes así piensen tengan algo de razón. 
 
  1. Sin embargo, algunas de las nuevas y más importantes corrientes de pensamiento jurídico-filosófico sostienen que la esfera jurídica primigenia, originaria y primordial de las personas ha existido siempre, desde que el ser humano es ser humano, aunque las personas no lo sepan. Y no podría ser de otra manera si sostenemos, con el jurista español Javier Hervada, que el ser humano se auto-pertenece, es decir, es dueño de sí mismo, de su ser, de sus facultades y de sus operaciones, y por lo menos eso –su ser, sus facultades, sus operaciones– le pertenecen frente a los demás, son suyas. Esa es la esfera jurídica primigenia de la cual surgen todos los derechos, desde algunos tan básicos y fundamentales como la vida, la integridad física o la libertad, hasta otros más complejos como la preferencia sexual, el derecho a la información o los derechos culturales. 
 
  1. Si en algunas épocas históricas esta esfera jurídica primigenia no ha sido protegida por el derecho positivo (las leyes), sino, por el contrario, ha sido violentada por el poder político y el ordenamiento legal, en ningún momento dicha esfera ha desaparecido o dejado de existir. Así, pues, no podemos hablar de que en un momento histórico las personas no hayan sido titulares del derecho a la vida, a la integridad física o a la libertad de expresión; siempre han sido titulares, lo que sucede es que en algunas épocas los derechos de las personas fueron sistemáticamente violentados por leyes injustas. Si decimos que antes los afro-descendientes no tenían ciertos derechos, como la libertad, y ahora sí, habría que sostener un cambio en la sustancia del ser de las personas negras, lo cual sería filosóficamente un disparate: tanto como decir –como de hecho lo asentó la constitución de los Estados Unidos, avalada por la Suprema Corte de Justicia (Dred Scott vs Sandford), hasta antes de las enmiendas XIII y XIV– que los afro-americanos no eran personas, pero ahora, por gracia del Estado, sí lo son. La verdad incuestionable es que siempre han sido personas, aunque el sistema legal de los Estados Unidos los degradara a objetos. Mucho más coherente y lógico explicar que los negros han sido personas en todo momento, que han sido titulares de esa esfera jurídica primigenia y originaria, como cualquier otro ser humano en cualquier otra época, sólo que las leyes de Estados Unidos no los consideraban así y, lejos de ser un instrumento para el perfeccionamiento y bienestar de las personas, las leyes en los Estados Unidos fueron un instrumento de sometimiento y de violencia. Si nosotros negamos esto, jamás podríamos decir que la esclavitud fue y es injusta y tendríamos que concluir que Lincoln no fue el más grande estadista que han visto las tierras estadounidenses, sino un vulgar quebrantador de la ley.
 
  1. Desde el momento en que podemos calificar de injusta una ley, desde ese momento estamos afirmando la preeminencia de la justicia sobre la ley. Si lo que escribí en el párrafo anterior no fuera cierto, no podríamos decir que las Leyes de Nuremberg de 1933 (las tristemente célebres leyes racistas de los nazis que degradaban a los judíos e incluso prohibían a los “alemanes puros” sostener coito con judíos), además de abiertamente injustas, eran una aberración. Al final de la guerra, los criminales nazis intentaron justificar sus fechorías amparándose en dos cuestiones: a) que obedecían órdenes superiores, y b) que el ordenamiento legal los obligaba. Por fortuna los juristas que participaron en los Juicios de Nuremberg no siguieron la doctrina de Kelsen, según la cual todo habría sido legal. Por el contrario, los Juicios de Nuremberg establecieron de una vez por todas la posibilidad de leyes injustas y de regímenes injustos. Los principales jerarcas nazis fueron condenados a muerte.
 
  1. Así que si alguien sostiene –incluido el presidente mexicano– que primero está la justicia, tiene fundamentalmente razón. No pecaremos de inocentes como para no darnos cuenta de que la justicia como ideología –es decir, la justicia tergiversada– ha sido fuente de grandes crímenes. Por eso hay que tener extremo cuidado con el tema de la justicia. Sin entrar en detalles y explicaciones extensas –lo haré en otro momento–, por fortuna tenemos un parámetro objetivo, inobjetable, incuestionable, claro y preciso para delimitar la justicia: los derechos humanos (el ius, diría el neorrealismo jurídico: esfera jurídica primigenia y originaria, fuente de todo derecho –los vocablos latinos iustitia e ius están emparentados; no confundir ius con lex). No lo que un particular crea, según sus ideas, que son los derechos humanos –para un homofóbico, la libertad sexual no sería un derecho–, sino los instrumentos internacionales en la materia. Por encima de la constitución mexicana están los derechos humanos. Pongamos como ejemplo la moción de ciertos grupos para que el aborto sea penalizado. ¿Es justo o injusto? La respuesta no es lo que quiera usted o lo que quiera yo. La respuesta está en los instrumentos internacionales en materia de derechos humanos. La Corte Interamericana ha fallado casos y ha emitido jurisprudencia según la cual no debe criminalizarse a las mujeres que abortan. Si un Estado –de los Estados miembro– implementa leyes para criminalizar el aborto, la jurisprudencia de la Corte Interamericana estaría por encima de dichas leyes. La justicia no es, pues, cuestión de opinión, como creía Kelsen, sino cuestión técnica y objetiva. Mucho menos es cuestión de gustos ni de cosmovisiones ni de religión. 
 
  1. La Teoría Pura del Derecho de Kelsen tiene una falla fundamental que hace que se caiga completa sobre su propio peso. En el mundo normativo kelseniano no tiene cabida nada que no sea una norma. Como señalé hace unos párrafos, la validez de una norma está fundada en otra que es superior, y esa otra en otra más que es más alta, y así, hasta llegar a la constitución, norma fundante, fuente de validez de todo el sistema. Cuando Kelsen se vio en la necesidad de preguntarse por el fundamento de la constitución, se dio cuenta de que la constitución no podía estar fundada en norma alguna, pues entonces no sería la norma suprema. Se vio obligado a admitir que el fundamento de la constitución no era una norma. Pero como no podía salirse de sus ideas, so pena de que su edificio intelectual se cayera, postuló la existencia de una norma fundante, la Grundenorm. Sin embargo, esta Grundenorm es en sí misma un supuesto, no una norma. Y es un supuesto que no se puede fundamentar, pues entonces tendríamos que irnos a otra fuente de validez, y así hasta el infinito. Así que toda la Teoría Pura del Derecho descansa en un supuesto que no se puede justificar ni explicar, y que en sí mismo no es una norma, aún cuando lo llamemos Grundenorm. Parece entonces que la Teoría Pura del Derecho no es, en el fondo, “pura” en modo alguno.
 
  1. No quiero polemizar sobre lo que dice el presidente. Simplemente sostengo que en el fondo es cierto: la justicia está por encima de la ley. Seguramente el presidente sabe que la justicia puede ideologizarse, politizarse y tergiversarse, y que en su nombre se han cometido crímenes de lesa humanidad. Ignoro si el presidente sabe que la justicia está orientada por los derechos humanos, de modo que tampoco la justicia es algo que se pueda manejar caprichosamente. También sé que algunos juristas y filósofos tendrán ideas alternativas sobre la justicia. De ahí la importancia del diálogo y la riqueza de los debates.
 
  1. Si hay que elegir entre la justicia y la ley, sin duda hay que elegir a la justicia.
" ["post_title"]=> string(41) "¿Está la justicia por encima de la ley?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "esta-la-justicia-por-encima-de-la-ley" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-07-12 15:18:45" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-07-12 20:18:45" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67972" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17713 (24) { ["ID"]=> int(67308) ["post_author"]=> string(2) "78" ["post_date"]=> string(19) "2021-06-25 09:24:16" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-06-25 14:24:16" ["post_content"]=> string(8021) "La Real Academia de la Lengua Española define “realpolitik” como “política basada en criterios pragmáticos al margen de ideologías”. Acuñado en la época de Bismarck, el término significa un poco más, pues incluye acciones políticas o diplomáticas basadas en consideraciones de circunstancias y factores existentes en un momento histórico, en lugar de acciones basadas en nociones ideológicas explícitas o premisas éticas y morales. El ejemplo de esto siguen siendo las acciones emprendidas por Bismarck en 1866, cuando para cumplir con las instrucciones recibidas de su gobernante (Príncipe Von Metternich) de “equilibrar los poderes de los imperios europeos de la época”, decidió que a pesar de su triunfo militar en la guerra de las “siete semanas” no anexaría terreno alguno de su rival derrotado, sino que se lo dejaría con la intención de seguir debilitando económicamente al imperio Austro-Húngaro y con ello lograr el objetivo específico solicitado por su príncipe.    A pesar de las declaraciones realizadas a inicios de su gobierno por el presidente Biden, en la semana recién terminada su participación en reuniones multinacionales y binacionales demostró que la realpolitik será su objetivo en política internacional, sin importar si esto robustece o debilita la democracia o el autoritarismo en nuestro planeta. Fenómeno del siglo 21, gobiernos democráticos y autoritarios seguirán actuando entrelazados en la realidad que hoy determina el balance geopolítico mundial, balance que probablemente se irá inclinando a favor del autoritarismo por los próximos 20 - 30 años.  Esta conclusión surge de lo visto durante la primera gira internacional de Biden del 9 al 16 de junio pasados.  La gira comprendió dos reuniones multilaterales: la primera con sus contrapartes de los gobiernos del G7 (Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Inglaterra, Italia y Japón), y la segunda, participando en la reunión de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), donde además mantuvo una reunión bilateral con el presidente de Turquía, Recep Erdogan, para finalizar con una reunión bilateral en Ginebra (Suiza) con el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Con excepción de la primera reunión (G7), en la que los participantes eran todos líderes de democracias consolidadas, tanto en la reunión de la OTAN como en la de Putin, constatamos la realidad del siglo 21. Biden, quien había hecho públicas sus críticas a gobiernos autoritarios como el de Rusia y Turquía –por dar solo unos cuantos ejemplos–, minimizó estas críticas en lo que atañe a violaciones de derechos humanos, libertad de expresión y limitación ciudadana en procesos electorales de esas naciones, en aras de lograr consensos en políticas que enfrentarán males considerados mayores como la recuperación económica mundial, la seguridad militar y reducción de riesgos nucleares, el combate al cambio climático, la respuesta a la pandemia de Covid-19 y la caracterización de China como el nuevo “villano” en la escena internacional, contra el cual debería existir una acción común de contención en los próximos años. ¡Realpolitik en su más profunda expresión! ¿Por qué entonces los mexicanos nos desgarramos las vestiduras por el actuar de nuestro gobierno ante la situación que se está dando en Nicaragua? Para entenderlo revisemos lo sucedido el pasado 15 de junio. En esa fecha, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó un documento en que condenaba las acciones del gobierno del presidente de esa nación, Daniel Ortega, y expresaba alarma ante el creciente deterioro político y la situación de derechos humanos en ese país. El arresto de precandidatos presidenciales rivales de Ortega, su encarcelamiento y la violación de sus derechos humanos y políticos motivó esa votación condenatoria de las acciones de Ortega. La votación fue aprobada con 26 votos a favor, cinco abstenciones y tres votos en contra. Estos últimos fueron emitidos por Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas, y las abstenciones por Argentina, Belice, Dominica, Honduras y México. Explicando su voto, Argentina y México publicaron un comunicado conjunto en el cual expresaban que “manifestaban su preocupación por lo que sucede en Nicaragua, especialmente por la detención de figuras políticas cuya revisión contribuiría a que el proceso electoral reciba el reconocimiento y el acompañamiento internacional apropiados”.  Desafortunadamente a continuación agregaron que “hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política, rechazamos esa conducta”. Declaración innecesaria que contribuye a las reacciones de rechazo a la posición del gobierno del presidente López Obrador, tanto de gobiernos latinoamericanos como de un número importante de comentaristas políticos e internacionalistas de México y la región.  Si Biden puede utilizar la Realpolitik en su gira internacional, ¿por qué la reacción contra el gobierno de la 4T? ¡Porque las circunstancias son completamente diferentes! De haberse basado en la Realpolitik, el gobierno de México debería haber votado a favor de la resolución. Siguiendo la definición del término, la votación a favor era obligada ya que hubiera representado “política basada en criterios pragmáticos al margen de ideologías”. Criterio pragmático es apoyar la posición del gobierno de los Estados Unidos en un momento histórico en que la recuperación económica de México depende del éxito del T-MEC, en particular evitar litigios laborales basados en el mismo. Criterio pragmático hubiese sido respaldar el proceso democrático en Nicaragua, ya que hoy México brilla por el resultado de su proceso electoral del 6 de junio. Criterio pragmático hubiera sido apoyar a los países centroamericanos para robustecer la política migratoria en apoyo de sus ciudadanos reduciendo las presiones políticas, sociales y de seguridad en la región, presiones que la actitud de Ortega incrementará en lugar de reducir.    ¿Por qué entonces la acción del gobierno de López Obrador? Porque, a pesar de lo que diga repetidamente desde su púlpito diario de predicación, en asuntos como el que aflige a Nicaragua hoy, la posición ideológica proveniente de más de 70 años de priismo y ahora primorismo, representa un chip ideológico de rechazo a la mal concebida doctrina Estrada que nadie puede explicar correctamente al presidente o su canciller.   Nos hace falta un verdadero Bismarck para que haga entender a los oficiales de la 4T la importancia de usar en política exterior la Realpolitik.   " ["post_title"]=> string(54) "Realpolitik, Democracia y Autoritarismo en el siglo 21" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(53) "realpolitik-democracia-y-autoritarismo-en-el-siglo-21" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-06-25 09:24:16" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-06-25 14:24:16" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=67308" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "d0e411447194f54774f4088af6eaef7d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Realpolitik, Democracia y Autoritarismo en el siglo 21

Realpolitik, Democracia y Autoritarismo en el siglo 21

La Real Academia de la Lengua Española define “realpolitik” como “política basada en criterios pragmáticos al margen de ideologías”. Acuñado en la...

junio 25, 2021
¿Está la justicia por encima de la ley?

¿Está la justicia por encima de la ley?

Mi artículo de hoy, a propósito del Día del Abogado: A partir de que el presidente ha dicho en repetidas ocasiones que...

julio 12, 2021




Más de categoría

La “guillotina” de López…

El actual “gobierno” federal encabezado por AMLO no ha tenido más remedio que promoverse a través de espectáculos de...

julio 23, 2021

El Complicado Regreso a Clases

La Secretaría de Educación Pública (SEP) sigue con el plan de regresar a las aulas el lunes 30 de...

julio 23, 2021
Tercera Ola

Tercera Ola

En los primeros 19 días del mes de julio se han contabilizado 139 968 contagios y 3284 defunciones por...

julio 23, 2021

La Dirección General de Juegos y Sorteos. Primera parte.

Diferencia: La empresa permisionaria debe cuidar su negocio;los representantes de los caballistas defienden una Industria. Los representantes de los...

julio 23, 2021