De Frente Y Claro – MORENA Y SU ENGAÑO PARA DESIGNAR CANDIDATA EN EL EDOMEX

Las encuestas que beneficiaron a Delfina Gómez como candidata a la gubernatura de Edomex, en realidad fueron una simulación para disfrazar la voluntad de López.

11 de agosto, 2022 MORENA Y SU ENGAÑO PARA DESIGNAR CANDIDATA EN EL EDOMEX

Morena sigue “Haciendo historia” igual que López y su 4T, con enormes problemas para poder realmente dar ese gran paso, ese gran salto de ser un simple Movimiento, a ser un verdadero partido político. Esto se ve reflejado en una jauría interna por la lucha de quien lo controle, sobre todo en vías de las elecciones en el Estado de México y Coahuila en el 2023 y la elección presidencial del 2024. 

Es por ello que esa lucha los está llevando a una gran división que se reflejará en los próximos procesos electorales del 2023 y 2024. En cuanto a los de 2023, la elección de sus Consejeros fue una verdadera vergüenza, dado que por innumerables videos que los mismos militantes de Morena subieron a redes sociales, al mostrar su desacuerdo en la violencia que hubo, en el robo de urnas, acarreo de personas, la compra del voto, para que la balanza de esos consejeros que tendrán una fuerza para elegir candidatos y tratar de quitarse el yugo de YSQ que es quien manda y decide en ese Movimiento desde que surgió, se incline ya desde estos momentos, hacia alguno de los aspirantes a la Presidencia de la República en el 2024.

La importancia que representa el Estado de México no solamente se debe a los más de 12 millones de ciudadanos que ahí votan, sino a la importancia económica del estado, pues quien gane esa elección, quedará muy posicionado para la elección presidencial. 

NUEVAMENTE DELFINA

En esa línea en Morena no hubo sorpresas al resultar ganador de las encuestas que llevó a cabo Morena para quien dirija y se haga supuestamente cargo de encabezar los Comités de Defensa de la 4T en el Estado de México, Delfina Gómez, la titular de la SEP, después de que se inscribieron 67 aspirantes y de un plumazo eliminaron a 63, quedando solamente cuatro y de ellos Delfina ganó.

Ya estaba cantada, anunciada que la designación de López sería ella. Lo de la convocatoria y el registro de los aspirantes fue otra vez darles atole con el dedo a los morenistas y peor aún, que el senador Higinio Martínez, el director de Aduanas Horacio Duarte y el alcalde de Ecatepec, Luis Fernando Vilchis, se prestaran a ser los patiños del show o los payasos del circo, ya que si pensaban que tendrían posibilidades, no eran más que sueños guajiros, conociendo a López como es de autoritario, de que no le hace caso a nadie, y que en Morena se hace lo que él ordena. De nada sirvieron los millones y millones de pesos que estos tres suspirantes gastaron en busca de ser los elegidos. 

Se les olvidó que en política quien está más cercano al presidente es quien finalmente será el candidato. Porque esa es la realidad y la otra parte del engaño, dado que esa mentira de encabezar los Comités de Defensa de la 4-T en el Estado de México, es solamente para que Delfina pueda hacer una precampaña disfrazada, encubierta bajo el manto de la impunidad, recorriendo el Estado, hasta que la designen candidata a la gubernatura. Importante es ir previendo entonces quién se hará cargo de esos Comités de Defensa, cuando Delfina se vaya a hacer campaña oficial. La duda es: ¿será alguno de los suspirantes que se prestaron a la farsa? ¿O ni siquiera para eso los tiene contemplados Lópe?

El análisis de este destape anticipado para la gubernatura del Estado de México, nos lleva a señalar que a López le sigue valiendo un cacahuate partido por la mitad, designar a quien él quiera, sin importarle o tomar en cuenta lo que le dicen, sugieren, o aconsejan en Morena, y mucho menos los nefastos antecedentes que tenga.

Como el caso de Delfina Gómez, quien todo el Estado de México y el país, tienen presente el fraude de lo que sucedió en Texcoco, siendo presidenta municipal Delfina Gómez, les retuvo parte de su salario a los trabajadores, dinero que enviaba a Morena para financiar campañas, lo cual, a todas luces, es un delito, por el cual Delfina Gómez y los que junto con ella llevaron a cabo ese delito, debieron haber sido castigados. Da la “casualidad” que entre los involucrados estaban dos de quienes aspiraron junto con Delfina a dirigir los Comités de Defensa de Morena: Higinio Martínez y Horacio Duarte, quienes al igual que Morena, están protegidos por el manto de la impunidad de la 4T.

Y si bien es cierto que Morena -entiéndase López- es libre de decidir o designar a quien ponga como candidato y así debe ser en cada partido, el tema central es que esos candidatos son los que finalmente harán una campaña buscando ser el próximo gobernador del estado y con ellos y en sus manos estará el destino de más de 16 millones de mexiquenses.

Pero una cosa es que sean libres de elegir a sus candidatos y otra que cerremos los ojos ante la forma en que en Morena se dan las cosas. Sobre todo, que solamente López es quien decide los candidatos. Usa el disfraz, la farsa, el engaño de sus encuestas para encubrir una decisión ya tomada. Por ello las encuestas le sirven para cubrirse, para justificarse, no importándoles los millones que gastan en ellas. Si bien a quien designe López afectará a los millones de mexiquenses, dan pena ajena los morenistas por sobre quien pasa López, pisoteándolos y valiéndole lo que piensen o quieran. Es una cínica y perversa simulación, un juego de imagen, pretendiendo dar una cara de que son democráticos, cuando solamente hay imposición y autoritarismo de un aprendiz de tirano.

Reiterando, estimados lectores, que Morena no ha podido dar el paso a ser un partido político, sino un simple y vergonzoso club de admiradores de López, por ello están ahí, ya que lo fue armando López con quienes no tenían nada, no trabajaban, pero supuestamente eran fieles a él. Y López utilizó a Morena como un vehículo para llegar al poder y a esos fieles admiradores les ha dado cargos públicos en pago a su servilismo teniéndolos como lacayos.

Y a partir de que llegó López al poder, todo lo que hace Morena es con base en recursos públicos del gobierno, lo cual le da una enorme delantera en relación a los otros partidos políticos, dejándolos muy atrás en ese espíritu de competencia democrática que debería ser pareja. Lo más grave es que eso que han venido haciendo estos 3 años 8 meses, está contemplado en la Ley y debe ser sancionado si se incumple. 

Pero Morena se ha hecho de un control nacional casi total, que no importa lo que los Tribunales digan, caso de ejemplo, Delfina Gómez, quien en la realidad es una persona procesada por delitos electorales, resaltando que anteriormente, en otros tiempos, una persona sometida a proceso, no le era permitido competir electoralmente. Pero en su caso, no está sometida a proceso, sino que está condenada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y multó a Morena por desvío de recursos al robarle parte de su sueldo a los trabajadores del ayuntamiento de Texcoco, y ese dinero fue a parar a campañas electorales de Morena, lo cual fue admitido por el propio López, y eso que hizo es totalmente ilegal. Pero en esta 4T con López al frente la ILEGALIDAD no pesa más que la voluntad presidencial. 

Y ante ese fracaso, caos y desorden mediante el cual supuestamente en Morena eligen a sus Consejeros, demostrando que es casi imposible que lleven a cabo algún tipo de proceso de elección interna democrático, ordenado, transparente, sin denuncias de fraude, relleno de urnas, acarreo, compra de votos. Y sumado al engaño de las encuestas se muestra realmente la naturaleza de Morena. Por ello pregunto: ¿eso quieren los mexiquenses para su estado? Vale la pena reflexionarlo. Están muy a tiempo de hacerlo, por su bien y el de sus familias, por el bien del Edomex. Porque de otra manera, si gana Morena, no habrá futuro.

Comentarios


object(WP_Query)#16265 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82044) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(82044) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16269 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16267 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16268 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "31-08-2022" ["before"]=> string(10) "28-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-08-31 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-28 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (82044) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(82859) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content"]=> string(5172) "La semana pasada estuvo llena de hechos noticiosos a lo largo y ancho del país que nos deberían sonrojar de vergüenza, por decir lo menos. Ya pasaron más de dos años desde que comenzó la pandemia de Covid-19, tiempo que la humanidad (supuestamente) aprovechó para reflexionar acerca de qué cosas podemos hacer mejor para ayudarnos unos a otros; sin embargo, ya quedó claro que ese tiempo que debimos aprovechar para hacer una introspección nos la pasamos mirando el ombligo, como dirían por ahí. Porque, aunque siempre las ha habido, parece que las ratas andan más sueltas que cuando la peste azotó a Europa en la Edad Media. Además, esta nueva especie de rata se enorgullece más de sus acciones deshonestas. Estamos ante el surgimiento de una especie conocida como rattus cynicus.  ¿Por qué lo digo, estimado lector? Porque la semana pasada llegó a las noticias un hecho que, si bien en el gran esquema de las cosas (con la inflación rampante y la crisis de seguridad en el país) puede resultar superficial, en realidad nos deja en claro de cuál pie cojeamos. De seguro usted leyó acerca de una usuaria de Twitter que revendió 108 boletos para el festival musical Corona Capital que se celebrará en noviembre próximo (para el cual, por cierto, ya se agotaron las entradas los canales oficiales). Ante la clara molestia de los usuarios de la red social del pajarito, se armó un buen relajo. Tanto así que incluso Ticketmaster tuvo que salir a deslindarse de la usuaria y declarar que ellos no le hacen a eso de la reventa Sin embargo, la revendedora hasta se enorgulleció de sus acciones (negando todo por supuesto) y declaró tener la “conciencia súper tranquila”. Claro, una «conciencia súper tranquila» como la que uno se gana al revender un boleto que costaba originalmente 2700 pesos en 3690. Esos casi mil pesitos por boleto no le vienen mal a nadie, especialmente en estas crisis, ¿verdad? Ahora, si multiplicamos esos 990 pesos por 108 boletos…¡santos boletos, Batman! Hablamos de que la revendedora casi casi se ganó un sueldo presidencial, de un jalón ¿eh? ¡Alguien, por favor, hable con la mamá o la abuelita de la influencer, porque parece que no le leyó la Cartilla Moral! (Aunque eso de «tengo la conciencia súper tranquila» me hace pensar que la revendedora ha pasado mucho tiempo escuchando las mañaneras palaciegas. ¿Será?).  Hablando en serio, y aunque parezca un hecho nimio e inconsecuente, en realidad habla mucho de lo que ocurre en nuestro país. Dejemos de lado, por un momento, que las personas que recurren a la reventa sólo la fomentan. Lo preocupante es el cinismo que algunas personas muestran al hacer cosas claramente deshonestas. Más aún, parece motivo de orgullo: recuerda, mijito, el que no transa no avanza parece seguir siendo la divisa de muchos mexicanos. Recuerdo cuando el hecho de que te cacharan con las manos en la masa en algo chueco era motivo para avergonzarse. Ahora, en esta era del cinismo, parece que las transas son motivo de orgullo y producen «conciencias súper tranquilas». No quiero sonar como un dinosaurio, pero ¡cómo han cambiado los tiempos, caray!  Este hecho, deshonesto en su origen y en su finalidad, no está muy alejado de lo que siempre nos quejamos de la clase política, ¿o no? Por eso tenemos verdaderos pillos en la clase política mexicana: si la sociedad es corrupta, no esperemos que nuestros gobernantes sean un faro de honestidad. Ya bastante malo es cuando alguien se enorgullece por hacer algo deshonesto; pero peor aún es cuando nos quedamos impasibles o celebramos dichas transas, en lugar de señalar estas acciones como los hechos reprobables que son y, al menos, cubrirlos con el manto de la vergüenza.  Si esta es la clase de sociedad en la que nos queremos convertir (lo cual lo dudo mucho, aunque las pruebas parecen demostrar lo contrario), luego que no nos sorprenda que le encargamos la educación de nuestros niños a delincuentes y luego hasta los vayamos haciendo gobernadores, ¿OK?" ["post_title"]=> string(75) "Bienvenidos a la era del cinismo y de las “conciencias supertranquilas”" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(69) "bienvenidos-a-la-era-del-cinismo-y-de-las-conciencias-supertranquilas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82859" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16244 (24) { ["ID"]=> int(83648) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-23 10:02:02" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 15:02:02" ["post_content"]=> string(10932) "Una tras otra, esta columna ha ido explorando la complejidad de nuestro momento histórico desde distintos ángulos, y ahora toca el turno a explorar el concepto de “verdad”. A lo largo de las siguientes semanas trataremos de dilucidar si este concepción, tan traída y llevada en nuestra realidad cotidiana, se trata de algo que existe con total independencia de nosotros y lo que pensemos del mundo –y donde nuestra labor consiste descubrirla y defenderla–, o si se trata de una construcción que los seres humanos inventamos a nuestra medida, dando lugar a una multiplicidad de versiones, puntos de vista y opiniones que cohabitan aisladamente y nos permite afirmar serenamente: “yo tengo mi verdad y tú tienes la tuya” y quedarnos tan tranquilos.   No descubro el agua tibia si afirmo que la realidad tiene tantos niveles de manifestación y complejidad que asegurar que tenemos acceso a la totalidad, ya no del cosmos en su conjunto, sino tan siquiera un sólo evento aislado, de la historia de un país, del dominio de una ciencia o siquiera de la comprensión de lo que “es” el ser humano resulta un autoengaño y una ilusión. Y por ello, en este escenario de desmesura, resulta natural y prudente preguntarse cómo, entonces, habremos de reconocer lo que es verdad de lo que no lo es.  Para entender la verdad, descartamos la mentira Lo primero es aclarar que en esta discusión dejaremos de lado la mentira. Cuando de manera consciente y voluntaria negamos o falseamos una realidad objetiva, justificamos falazmente la intención de un comentario o una expresión, o cuando negamos algo que tenemos la certeza que ocurrió, sabemos que algo es “verdadero” y contaminamos intencionalmente el intercambio comunicativo con independencia de las motivaciones que tengamos para hacerlo. Por eso, en este nivel de la discusión, las mentiras y las fake news quedan excluidas: niegan lo que consideran una verdad, y la intención es averiguar cómo construimos esas verdades, no cómo, una vez que las conocemos, las falseamos.  Cuando mentimos, quizá queremos defender una posición que consideramos justa e inventamos una estadística que nos respalde (una mentira piadosa por un bien mayor), quizá queremos proteger al otro y mentimos por cariño o negamos una infidelidad para salvarnos a nosotros mismos jurando no volver a cometerla. Quizá queremos sacar ventaja en una negociación y exageramos las ventajas de nuestro producto pero, sea como sea, en todos estos casos se tiene muy claro “cual es la verdad” y lo que se busca es ocultarla o maquillarla, por eso no es la mentira lo que merece la pena analizarse cuando lo que buscamos entender cómo construimos las verdades, que son un paso previo. La mentira se deriva de una supuesta verdad, y se trata de averiguar de donde surge ésta.  Reflexionar acerca de por qué mentimos, de cuáles son los disparadores que nos llevan a negar, torcer o manipular aquello que sabemos de cierto implica que consideramos que algo es verdadero y tratamos de ocultarlo, lo que nos llevaría por otros caminos. El objetivo aquí consiste en averiguar precisamente si existen conocimientos, conclusiones, valores, argumentos que posean intrínsecamente la condición de verdaderos, sin importar el tiempo o el lugar. Se trata de explorar los mecanismos que usamos para construir aquellas narrativas y relatos que describen con supuesta fidelidad y rigor la realidad, que nos dan certidumbre, así sea desde nuestra perspectiva, acerca del mundo que habitamos y su funcionamiento, así como la forma más eficaz de relacionarnos con los otros.  “Real” y “verdadero” no son sinónimos Cometeríamos un grave error si consideramos “la verdad” como sinónimo de realidad. Si bien para muchas cosmovisiones algo es “verdad” porque puedo verlo, medirlo, pesarlo, ubicarlo en el tiempo y el espacio, también identificamos como verdadero algo que hemos convertido en un concepto, aun cuando sea subjetivo. La injusticia, en abstracto, sin duda existe, es verdadera en tanto que todas las culturas y formas de entender el mundo tienen una idea de la justicia y por lo tanto es posible señalar los efectos de su ausencia, pero la construcción concreta de la “injusticia” dependerá de la visión particular de los actos y conductas que se consideran justas. Lo que en una época se consideraba justo –la ley del talión: ojo por ojo, diente por diente–, en otra deja de serlo, pero siempre en la humanidad se busca alcanzar “la justicia”. Por ello, cuando hablamos de la construcción de narrativas para describir el mundo en que estamos inmersos, la verdad se refiere a la forma específica como interpretamos los hechos, a aquellos relatos con que cada cosmovisión se identifica debido a que explican y le dan sentido a esa visión en particular.  Por ejemplo, para muchos la diversidad sexual como se entiende el siglo XXI es una “verdad” bajo la que deciden vivir y sobre la cual construyen su moralidad, su ética y sus conductas, pero considerar de manera absoluta que esa visión es la única que ajusta a la “realidad” implica no sólo que todos aquellos humanos que no compartan esta visión están equivocados, mienten o se mienten a sí mismos sino que todos los individuos del género humano, durante los últimos diez mil años, han vivido en la irrealidad.  Para quienes abrazan la convicción de que la identidad de género no puede estar circunscrita a una comprensión binaria de “hombres y mujeres” y a una sola modalidad de conducta sexual aceptable queda claro que, con independencia de que en términos biológicos existen dos sexos posibles involucrados en el proceso de reproducción, consideran el género como una construcción cultural humana y en tanto tal, la preferencia sexual es diversa. Facebook1, que antes tan sólo daba como opciones para elegir sexo entre hombre, mujer y “es complicado”, a partir de 2014, despliega un menú con más de cincuenta opciones, entre las que pueden encontrarse cisexual, transexual, fluido, andrógino o agéneros. Lo mismo ocurre con la aplicación para citas Tinder,2 que en tiempos recientes, ha agregado a la versión en inglés veintisiete nuevas identidades de género. Pero no se trata de una cuestión meramente anecdótica, pues en un buen número de países existen ya herramientas jurídicas para trasladar la interpretación cultural particular de la identidad sexual al plano de la identidad legal. Sólo por citar algunos casos, a partir de 2018 en Bélgica, Portugal y Luxemburgo existe la “ley de libre determinación de identidad de género3” que permite a los mayores a 18 años cambiar el sexo que aparece en sus documentos oficiales. Esto implica que esta “verdad” forma parte de la manera de entender la realidad y la existencia de un creciente número de personas. Sin embargo, para muchos otros la sexualidad “correcta”, única aceptable y única reconocida como válida –que bajo una perspectiva de género suele llamársele heteronormativa– se circunscribe a la atracción exclusiva entre hombres y mujeres, biológicamente identificados como tales desde su nacimiento hasta su muerte, otra “verdad” que sirve como fundamento para crear moralidad, ética y conductas que de ningún modo podrían descalificarse como “irreales”.  Lo que surge son una serie de preguntas: ¿cómo se construye una verdad? ¿Ambas posturas se excluyen mutuamente? ¿Podrían cohabitar? En caso afirmativo, ¿cuál de las dos posturas sería la verdadera? ¿Podrían serlo ambas? El objetivo de la serie de artículos que comienzan hoy es explorar qué es la verdad y cómo la construimos discursivamente, entendiendo que eso que articulamos en palabras termina por convertirse en realidades sólidas, pero no necesariamente universales y eternas, sino parciales y transitorias. Para llegar a la gran pregunta que no podemos evadir si pretendemos habitar un mundo con paz y una razonable cuota de armonía: ¿cómo conseguir que las verdades parciales cohabiten creando con su interacción una sinergia constructiva?     Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir   1 BBC News, Mundo, Tecnología, “Las 50 opciones de identidad sexual según Facebook”, 14 de febrero 2014,  Consulta: 28 junio de 2022 https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/02/140214_tecnologia_facebook_sexo_aa 2 El País, Política, Gloria, Rodríguez, Pina, “Tinder amplía las opciones de identidad de género en español por el Madrid World Pride”, 23 de junio 2017. Consulta: 28 de junio 2022 https://elpais.com/politica/2017/06/20/actualidad/1497976474_475883.html 3 Expansión, Internacional, “Estos son los países que reconocen a las personas trans”, 31 de marzo de 2022 Consulta: 28 de junio 2022 https://expansion.mx/mundo/2022/03/31/paises-reconocen-personas-trans" ["post_title"]=> string(54) "El gran problema de la Verdad: ni realidad ni mentiras" ["post_excerpt"]=> string(293) "Al explorar este tema se trata de averiguar si la verdad existe con independencia de nosotros y nuestras interpretaciones o si se trata de una construcción que inventamos a nuestra medida, dando lugar a una multiplicidad de versiones, puntos de vista y opiniones que cohabitan aisladamente. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(53) "el-gran-problema-de-la-verdad-ni-realidad-ni-mentiras" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-23 10:02:02" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-23 15:02:02" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83648" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(82859) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content"]=> string(5172) "La semana pasada estuvo llena de hechos noticiosos a lo largo y ancho del país que nos deberían sonrojar de vergüenza, por decir lo menos. Ya pasaron más de dos años desde que comenzó la pandemia de Covid-19, tiempo que la humanidad (supuestamente) aprovechó para reflexionar acerca de qué cosas podemos hacer mejor para ayudarnos unos a otros; sin embargo, ya quedó claro que ese tiempo que debimos aprovechar para hacer una introspección nos la pasamos mirando el ombligo, como dirían por ahí. Porque, aunque siempre las ha habido, parece que las ratas andan más sueltas que cuando la peste azotó a Europa en la Edad Media. Además, esta nueva especie de rata se enorgullece más de sus acciones deshonestas. Estamos ante el surgimiento de una especie conocida como rattus cynicus.  ¿Por qué lo digo, estimado lector? Porque la semana pasada llegó a las noticias un hecho que, si bien en el gran esquema de las cosas (con la inflación rampante y la crisis de seguridad en el país) puede resultar superficial, en realidad nos deja en claro de cuál pie cojeamos. De seguro usted leyó acerca de una usuaria de Twitter que revendió 108 boletos para el festival musical Corona Capital que se celebrará en noviembre próximo (para el cual, por cierto, ya se agotaron las entradas los canales oficiales). Ante la clara molestia de los usuarios de la red social del pajarito, se armó un buen relajo. Tanto así que incluso Ticketmaster tuvo que salir a deslindarse de la usuaria y declarar que ellos no le hacen a eso de la reventa Sin embargo, la revendedora hasta se enorgulleció de sus acciones (negando todo por supuesto) y declaró tener la “conciencia súper tranquila”. Claro, una «conciencia súper tranquila» como la que uno se gana al revender un boleto que costaba originalmente 2700 pesos en 3690. Esos casi mil pesitos por boleto no le vienen mal a nadie, especialmente en estas crisis, ¿verdad? Ahora, si multiplicamos esos 990 pesos por 108 boletos…¡santos boletos, Batman! Hablamos de que la revendedora casi casi se ganó un sueldo presidencial, de un jalón ¿eh? ¡Alguien, por favor, hable con la mamá o la abuelita de la influencer, porque parece que no le leyó la Cartilla Moral! (Aunque eso de «tengo la conciencia súper tranquila» me hace pensar que la revendedora ha pasado mucho tiempo escuchando las mañaneras palaciegas. ¿Será?).  Hablando en serio, y aunque parezca un hecho nimio e inconsecuente, en realidad habla mucho de lo que ocurre en nuestro país. Dejemos de lado, por un momento, que las personas que recurren a la reventa sólo la fomentan. Lo preocupante es el cinismo que algunas personas muestran al hacer cosas claramente deshonestas. Más aún, parece motivo de orgullo: recuerda, mijito, el que no transa no avanza parece seguir siendo la divisa de muchos mexicanos. Recuerdo cuando el hecho de que te cacharan con las manos en la masa en algo chueco era motivo para avergonzarse. Ahora, en esta era del cinismo, parece que las transas son motivo de orgullo y producen «conciencias súper tranquilas». No quiero sonar como un dinosaurio, pero ¡cómo han cambiado los tiempos, caray!  Este hecho, deshonesto en su origen y en su finalidad, no está muy alejado de lo que siempre nos quejamos de la clase política, ¿o no? Por eso tenemos verdaderos pillos en la clase política mexicana: si la sociedad es corrupta, no esperemos que nuestros gobernantes sean un faro de honestidad. Ya bastante malo es cuando alguien se enorgullece por hacer algo deshonesto; pero peor aún es cuando nos quedamos impasibles o celebramos dichas transas, en lugar de señalar estas acciones como los hechos reprobables que son y, al menos, cubrirlos con el manto de la vergüenza.  Si esta es la clase de sociedad en la que nos queremos convertir (lo cual lo dudo mucho, aunque las pruebas parecen demostrar lo contrario), luego que no nos sorprenda que le encargamos la educación de nuestros niños a delincuentes y luego hasta los vayamos haciendo gobernadores, ¿OK?" ["post_title"]=> string(75) "Bienvenidos a la era del cinismo y de las “conciencias supertranquilas”" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(69) "bienvenidos-a-la-era-del-cinismo-y-de-las-conciencias-supertranquilas" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-01 13:31:58" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-01 18:31:58" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=82859" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(56) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a0cce7dd94089e039ae352a57a2ca783" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Bienvenidos a la era del cinismo y de las “conciencias supertranquilas”

La semana pasada estuvo llena de hechos noticiosos a lo largo y ancho del país que nos deberían sonrojar de vergüenza, por...

septiembre 1, 2022
El gran problema de la Verdad: ni realidad ni mentiras

El gran problema de la Verdad: ni realidad ni mentiras

Al explorar este tema se trata de averiguar si la verdad existe con independencia de nosotros y nuestras interpretaciones o si se...

septiembre 23, 2022




Más de categoría

Las órdenes de gobierno locales: el talón de Aquiles del obradorismo

En los ámbitos locales es donde a MORENA se le han adherido no pocos elementos oportunistas, con la cultura...

septiembre 28, 2022

Los Sí y los No del “Ejercicio Participación Social” sobre la GN y MILITARES

El Ejército y la Marina son lo mejor que tenemos. Hay que conocerlos desde dentro para entenderlos. Lo malo...

septiembre 28, 2022

Seguridad Nacional

En varios foros se ha discutido hasta el cansancio la militarización de la Guardia Nacional, que ante la falta...

septiembre 27, 2022

Camila Parker y la reivindicación de las mujeres que aman demasiado

“Hombres necios que acusáis / a la mujer sin razón / sin ver que sois la ocasión / de...

septiembre 27, 2022