Cuarto de Crisis | Explosión en Beirut

Alrededor de las 18 horas, hora local, del pasado martes 4 de agosto hubo una explosión en la zona portuaria de la capital libanesa Beirut. Le siguió un incendio, varias pequeñas explosiones y, finalmente, una poderosa detonación,...

14 de agosto, 2020

Alrededor de las 18 horas, hora local, del pasado martes 4 de agosto hubo una explosión en la zona portuaria de la capital libanesa Beirut. Le siguió un incendio, varias pequeñas explosiones y, finalmente, una poderosa detonación, que provocó una potente onda expansiva. Según las autoridades, al menos 137 personas murieron en la capital libanesa y más de 5 mil resultaron heridas. La sustancia explosiva fue el nitrato de amonio, una sal inodora que se utiliza en la agricultura y la construcción para la producción de fertilizantes y explosivos.

 ¿Cuáles fueron las causas? ¿Quién o quiénes fueron los responsables de la crisis? ¿Hubo negligencia del gobierno? ¿Por qué se almacenaban sustancias peligrosas sin controles ni supervisión? ¿Cuántas leyes y normas internacionales se pasaron por alto o se violaron? Son las preguntas este tipo de crisis, que no han dejado de existir, pero que tras la magnitud de lo ocurrido en Líbano, obligan a pensar en la cultura de prevención y actuación sobre estos casos. 

En México no hemos estado exentos de situaciones similares; la más reciente, el 20 de abril de 2016 en Pajaritos (Veracruz), donde la planta petroquímica Clorados III de PEMEX y operada por Mexichem explotó dejando cuantiosos daños ambientales, operativos y financieros por más de 244 millones de dólares en el flujo de efectivo a esta última empresa.  Antes, el 31 de enero de 2020, también ocurrió la explosión del Edificio B2 de PEMEX donde, según la investigación, la acumulación de metano en los pilotes de cimentación provocaron la explosión que cobró la vida de 37 personas. 

En el caso de la explosión de Beirut, el primer ministro, Hasan Diab, dijo el martes que 2750 toneladas de nitrato de amonio confiscadas explotaron. Diab prometió en un discurso a la nación que los responsables del desastre “pagarían por ello”. Sin embargo, tampoco nombró la causa de la explosión en un breve discurso televisivo este miércoles.

Se sospecha que se trata de la carga de un barco que iba de Georgia rumbo a Mozambique en el otoño de 2013. Las versiones sobre las circunstancias en que se confiscó la carga varían. Tras una reunión del gabinete, el miércoles, el gobierno puso bajo arresto domiciliario a un número indeterminado de personas responsables del puerto hasta que se investigue por qué el producto químico había sido almacenado durante tanto tiempo.

Días después, el ministro de Asuntos Exteriores, Charbel Wehbe, dijo a la emisora de radio francesa “Europe 1” que la comisión de investigación creada tenía “un máximo de cuatro días para presentar un informe detallado sobre las responsabilidades”.




Lo que parece claro hasta ahora: las autoridades sabían que el nitrato de amonio no estaba almacenado de forma segura. Los funcionarios dijeron a la agencia de noticias AFP que el almacén estaba en un estado ruinoso y tenía grietas en las paredes. Las autoridades de seguridad realizaron una investigación el año pasado debido a los malos olores que provenían del edificio. Su informe afirma que el hangar “contiene materiales peligrosos que deben ser retirados”.

Versión oficial

Hay varios indicios de que se trataba efectivamente de nitrato de amonio, dice el químico y especialista en explosivos Ernst-Christian Koch, profesor de la Universidad Técnica de Kaiserslautern, consultado por DW. Por ejemplo, los videos en Internet muestran una nube en forma de hongo de color rojo. Este rojo es “típico del nitrato de amonio”, según el experto.

Mirko Himmel, bioquímico del Centro Carl Friedrich von Weizäcker de la Universidad de Hamburgo, subraya el enorme poder explosivo del nitrato de amonio. En entrevista con DW dijo que un accidente era “muy probable, especialmente si la sustancia no estaba almacenada de forma segura”.

¿Qué causó la explosión?

Aún no está claro por qué el nitrato de amonio explotó. Jimmie Oxley, catedrática de química de la Universidad de Rhode Island, dijo a la agencia de noticias AFP que bajo condiciones normales de almacenamiento y a temperaturas moderadas, el nitrato de amonio es difícil de inflamar. Ella sospecha que una pequeña explosión desencadenó la reacción del nitrato de amonio.

Expertos en explosiones y materiales explosivos analizaron las grabaciones de video, a pedido de la agencia de noticias AP. Según ellos, la primera detonación menor y el fuego podrían haber sido causados por  fuegos artificiales.

Normalmente el producto químico se almacena bajo condiciones estrictas de seguridad, no se debe permitir que la sal esté cerca de combustibles o fuentes de calor. En muchos países de la UE, el nitrato de amonio debe mezclarse con cal por razones de seguridad. La sustancia ya ha dado lugar a numerosas explosiones peligrosas en las últimas décadas, en accidentes industriales y ataques terroristas.

¿Podría ser un ataque terrorista?

Las autoridades libanesas no han dado a conocer pruebas de que la explosión fuera intencionada. 

Mientras tanto, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha matizado sus declaraciones iniciales. En una conferencia de prensa en la Casa Blanca dijo que podría haber sido un “accidente” o un “ataque”. Agregó que aún “nadie” lo sabía. Remitiéndose a sus generales, había dicho anteriormente que presumiblemente había sido un ataque con “algún tipo de bomba”.

Un funcionario del Departamento de Defensa y un miembro del Servicio Secreto de EEUU dijeron a la agencia de noticias AP que todo parecía indicar que la causa del desastre era el almacenamiento indebido de materiales explosivos. Quisieron permanecer en el anonimato, ya que no estaban autorizados a hablar públicamente sobre datos de inteligencia.

Según un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, parece tratarse de “un terrible accidente”. Sin embargo, agregó que el gobierno alemán “no tenía información propia” y no quería “participar en especulaciones”.

¿Por qué la destrucción es tan grande?

Según los informes, las detonaciones pudieron oírse en todo el país, y también en Nicosia, a 240 kilómetros de distancia, en la isla mediterránea de Chipre. Según los sismólogos, el evento fue equivalente a un terremoto de magnitud 3.3, y la explosión causó una onda expansiva poderosa. Los edificios cercanos se derrumbaron, e incluso en el aeropuerto, a nueve kilómetros de distancia, las ventanas se rompieron. Un crucero libanés se hundió en el puerto, matando a dos miembros de la tripulación. Se dice que la onda expansiva tuvo la fuerza de un tornado. En una primera evaluación, el gobierno estima que los daños son de entre tres y cinco mil millones de dólares.

Impulsará Cultura reconocimiento del acervo histórico redescubierto en Puebla

Fueron halladas en Tetela de Ocampo pictografías de Carreragco, revela titular de la dependencia CIUDAD DE PUEBLA, Pue.- La Secretaría de Cultura...

·

La polarización le funciona a AMLO en encuestas, pero sigue urgido de distractores

De nuevo el aumento de tres décimas en la popularidad, para montarse en 57.3% en el Tracking Poll de la encuesta “que...

·




Más de categoría

Elecciones en Estados Unidos. Debate en la recta final de la campaña

El último debate entre Donald Trump y Joe Biden, con miras a la elección del próximo 3 de noviembre,...

·

Se desfondó el Fonden

El Senado tuvo una amplia discusión para definir el destino de 109 fideicomisos que fueron señalados como corruptos por...

·

Matrimonio Homosexual e Iglesia Católica: ¿Qué dijo el papa?

En un documental grabado recientemente, el papa expresó que “La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son...

·

Disculpas al “Chapo” en la mañanera enfrenta más a AMLO con la DEA y aumenta la crisis del Ejército 

El inesperado ofrecimiento de disculpas de AMLO a Joaquín Guzmán Loera por llamarlo “El Chapo”, exhibe la rabia del...

·