Cuando gana el presidente, México pierde

“El odio no es lo más peligroso. Es la indiferencia.”  -Lauren Oliver Extremadamente preocupado debe estar el presidente después de los resultados de la paupérrima participación del pueblo bueno y cada vez más sabio, en la compra...

18 de septiembre, 2020

“El odio no es lo más peligroso. Es la indiferencia.” 

-Lauren Oliver

Extremadamente preocupado debe estar el presidente después de los resultados de la paupérrima participación del pueblo bueno y cada vez más sabio, en la compra de boletos de la rifa del avión sin avión y de su tan ansiado aunque inviable juicio a expresidentes. El pueblo le recetó una enorme y verdadera pastilla de ubícatex, que se tuvo que tomar a solas con sus preocupaciones y dudas en pleno 15 de septiembre.

No pudo reunir con todo el apoyo del Estado, de sus alfiles en el senado, de sus obtusos y eficientes diputados,  1 millón 800 mil firmas que necesitaba para avanzar en el juicio a los expresidentes, después de haber presumido en su informe que, según él, tiene el apoyo del 70% de los mexicanos.

Y por otra parte solo se vendieron cerca de medio millón de boletos en la población, el resto de los cachitos se los llevaron los empresarios en aquella cena millonaria, los demás debieron ser comprados por el propio Estado para evitar salvar al presidente del embrollo en el que se metió con tan brillante idea. 

Los resultados de ambas acciones están a la vista: fracasaron por completo, aun cuando se suponía que el éxito estaba asegurado gracias al carisma y liderazgo del presidente. Hoy, el mandamás de palacio debe meditar sobre lo siguiente: O mienten las encuestas o el pueblo bueno y sabio ya no está dispuesto a seguirle ciegamente en todas las ocurrencias. Porque una cosa es ser famoso, ocurrente y carismático y otra que ya no crean a ciegas sus iniciativas carentes de un verdadero sentido social.




Ahora bien, si de verdad el presidente piensa juzgar a los expresidentes, debería incluir en su lista en primer lugar, al gran culpable de que el malvado neoliberalismo se instalara en el país: Manuel Bartlett. Cabe recordar que con aquella caída del sistema en las elecciones de 1988, permitió que Carlos Salinas de Gortari fuera presidente de México y con ello se le abrió la puerta de par en par al periodo neoliberal. Si el sistema hubiera funcionado correctamente, sin la famosa caída, Cuauhtémoc Cárdenas habría sido el primer presidente de izquierda y la historia seria otra.

Debe estar muy preocupado el presidente porque cada día tiene más frentes abiertos y él, estudioso de la historia, sabe que es imposible vencer a muchos siempre y que la división que genera, poco a poco está uniendo a todos sus adversarios en su contra. Le preocupa que se le agote el discurso y que se vuelva predecible, cada vez es más fácil saber cuál será su reacción ante lo que no le gusta. Debe de preocuparle que seguramente existen muchos videos de los expertos zorros neoliberales para frenar en seco sus ofensivas. Con el caso Lozoya ya le mostraron que armas portan y Lozoya curiosamente ya no ha dicho ni pío.

Entonces ya tenemos el odio y la indiferencia en escena. El odio crece cada día, pero la indiferencia baja. Cada día más ciudadanos despiertan, se preocupan, enfrentan y participan. Esto es lo mejor que nos podía pasar. Y ya espero la reacción de muchos que se sienten ofendidos, me pueden desacreditar, mentarme la madre, atacar, decirme “chayotero”, que perdí mis privilegios y todos esos insultos repetidos hasta el cansancio. Solo son ofensas de catálogo, sin argumentos, dictados por esbirros que manejan esas patéticas granjas de bots creadas para defender lo imposible. Y debo admitir que de cierta manera los admiro, pues su tarea se complica cada vez más, aunque también se ha vuelto aburrida y repetitiva.

Puedes insultar lo que quieras, hasta el hartazgo, hasta quedar afónico, pero todo tu desgaste, tu rabia, todos esos calificativos, todo eso no cambia en nada el resultado: la realidad. Tus agresiones no devolverán la vida a nadie que haya sido víctima de la violencia, ni crearan nuevos empleos, ni le van a quitar el cáncer a ningún menor abandonado, ni van a atraer más inversiones. Nada de eso, tus chillidos, tus agresiones lo único que generan es que cada vez haya menos gente indiferente a la que le queda claro que cuando gana el presidente, México pierde.

Pasos hacia la normalidad democrática, tanto nueva como incomprendida

Tres personajes que han posibilitado avances democráticos reales en México (así el proceso haya sido innecesariamente doloroso): Andrés Manuel López Obrador, Porfirio...

·

INICIADOS PROCEDIMIENTOS PENALES POR CORRUPCIÓN DE GOBIERNOS PASADOS: MIGUEL BARBOSA

Este día, el Gobernador de Puebla, Miguel Barbosa advirtió que el gobierno del estado ha comenzó procedimientos penales y administrativos contra las...

·




Más de categoría

AMLO “batea” a gobernadores federalistas. ¿Es posible romper el Pacto Fiscal y el Federal?

Este martes, el presidente López Obrador rechazó reunirse con los gobernadores federalistas quienes cerraron filas para hacer un frente...

·

Las palabras de AMLO ahuyentan a los inversionistas

“A mí no me paga Repsol, a mí me pagan los mexicanos y por eso tengo que defender el...

·

Qin Shi Huang y el trasfondo del conflicto en MORENA

Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega no requiere de mayor preámbulo. Hombre de Estado, talentosísimo y de...

·

PLANTONES o CAÑONES

Estimado lector, le pido por favor que lea con TODO detenimiento el siguiente párrafo del PLAN DE SAN LUIS...

·