Crecen producción y exportaciones automotrices de Puebla

De enero a julio del presente año, la producción automotriz de Puebla aumentó al alcanzar 273 mil 843 vehículos ligeros producidos, mientras que las exportaciones llegaron a 247 mil 304 unidades, informa la Secretaría de Economía conforme...

5 de agosto, 2022

De enero a julio del presente año, la producción automotriz de Puebla aumentó al alcanzar 273 mil 843 vehículos ligeros producidos, mientras que las exportaciones llegaron a 247 mil 304 unidades, informa la Secretaría de Economía conforme al registro elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El volumen de producción reportado en los primeros siete meses del año creció 8.69 por ciento con respecto al mismo periodo del 2021, mientras que en 7.29 por ciento las exportaciones, conforme se desprende del registro administrativo de la industria automotriz de vehículos ligeros elaborado por el INEGI.

En ese contexto, la producción de la industria automotriz de vehículos ligeros asentada en Puebla sumó en julio incrementos en términos mensuales con 48 mil 105 automotores, 60.7 por ciento más que el mismo mes del 2021, para ubicarse como el segundo estado a nivel nacional en ensamble de unidades.

Los vehículos más producidos en julio 2022 en Puebla fueron: Tiguan de Volkswagen, con 19 mil 832 unidades; Q5 de Audi, con 11 mil 19 automotores; SUV Taos, con 10 mil 284 y, Jetta, con 6 mil 970 autos.

Mientras, las exportaciones en julio sumaron 30 mil 470 unidades, un crecimiento del 33.7 por ciento con respecto al mismo mes del 2021, donde Estados Unidos, con 17 mil 334 vehículos, fue el mercado externo con mayor demanda, seguido de Alemania y Canadá, con 7 mil 465 y 5 mil 223 automotores, respectivamente.

Comentarios


object(WP_Query)#18042 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81841) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(81841) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18040 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18009 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18007 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "21-07-2022" ["before"]=> string(10) "18-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-21 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-18 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (81841) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18043 (24) { ["ID"]=> int(81445) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-26 10:47:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:47:15" ["post_content"]=> string(4874) "El Senado aprobó por unanimidad de 92 votos, reformas y adiciones la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal, con lo que queda prohibido el castigo corporal para reprender a menores. Lo que resulta increíble es que tenga que se tenga que reforzar una ley que proteja a los menores del abuso físico y psicológico por parte de sus padres; que millones de niños, aproximadamente el 60% de la población infantil, para ser más precisos, sufran en sus propios hogares, si se pueden llamar así, golpes, castigos físicos y humillaciones por parte de las personas que les dieron la vida y que son los responsables de salvaguardar su integridad. ¿Qué podemos esperar de una sociedad en la que son los propios padres los verdugos de sus hijos? ¿En qué momento entendimos que por ser sus proveedores tenemos derecho a ejercer la fuerza física sobre ellos? Nada hay más injusto en el mundo que un niño violentado, nada más terrible y ningún acto puede ser más ruin que maltratar a quien no se puede defender, que someter con miedo y violencia a seres inocentes e indefensos que nos ven por naturaleza  como sus únicas figuras de protección. Todavía es común escuchar frases tan aberrantes como: “Las matemáticas con sangre entran” o “Una buena nalgada a tiempo”, “La está pidiendo a gritos”, “La ley de la chancla”. ¿Cuántas veces escuchamos a adultos decir que a ellos los educaron con el cinturón en la mano y ahora son gente de bien? ¡No! No es gente de bien quien agrede a un niño, quien abusa de su tamaño, fuerza y jerarquía para desahogar su propia rabia y frustración. El simple hecho de proponerlo como opción es una aberración. Los niños deben encontrar en sus padres seguridad y refugio, en su casa un lugar de protección y amor en donde pase lo que pase son aceptados y amados por el simple hecho de ser personas. Jamás se puede normalizar una formación a base de golpes. Un niño maltratado será sin duda un adulto violento que repita los patrones que vivió en casa. “La ley anti-chancla” le dicen y pareciera gracioso, pero es todo menos eso. Millones de niños viven el infierno en sus propias casas, la calidad de los castigos puede ir desde un comentario humillante hasta golpizas realmente monstruosas. ¿Qué podemos esperar de una persona que llega a la edad adulta entre golpes e insultos? Un Niño es en su edad adulta lo que aprendió y recibió durante sus primeros años. Es absurdo esperar que una generación que creció a la sombra de los golpes e insultos sea en el resto de su vida alguien funcional, capaz de creer en sí mismo, de relacionarse de una manera sana con la demás gente y de procrear a su vez y formar una familia feliz. “El castigo hace que la autonomía de la conciencia sea imposible” decía Jean Piaget. En cuestiones de infancia segura hay muchos temas que discutir, sin duda el más urgente es la educación, también la salud y los derechos de los niños, pero antes que todo eso, los niños deben de vivir seguros y libres de violencia, todo lo demás se suma por añadidura. Hay en cada comunidad teléfonos e instituciones en donde denunciar los casos de violencia a menores, tanto en las casas como en las escuelas. Que no nos tiemble la mano para levantar el teléfono y denunciar a quien sea tan cobarde que crea que por haberlo traído a este mundo sea capaz de levantarle la mano a un niño o aplicarle un castigo inhumano, es tarea de todos proteger a la infancia de nuestro país y del mundo, empezando cada quien en nuestras propias casas. La vida es muy difícil, nadie lo cuestiona, pero los niños no tienen la culpa. Los niños son siempre un reflejo de lo que viven en su casa, analizamos mejor nuestro propio comportamiento y acudamos siempre al diálogo y la razón, si se tienen dudas sobre la educación hay muchas opciones disponibles, terapias familiares, psicólogos y especialistas que nos puedan orientar. “Si queremos un mundo en paz, eduquemos para la paz”. -Maria Montessori. Y no es un tema de moralidad y valores, es un tema de derechos y garantías a los que la niñez tiene el mismo derecho que cualquier ciudadano." ["post_title"]=> string(20) "¡CON LOS NIÑOS NO!" ["post_excerpt"]=> string(213) "“Ciertas imágenes de la infancia se quedan grabadas en el álbum de la mente como fotografías, como escenarios a los que, no importa el tiempo que pase, uno siempre vuelve y recuerda”.  -Carlos Ruiz Zafón." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "con-los-ninos-no" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-26 10:51:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:51:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81445" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17939 (24) { ["ID"]=> int(81905) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-09 10:14:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:14:17" ["post_content"]=> string(5870) "“Norma” volvía de trabajar, su madre se hacía cargo de sus tres hijos mientras ella cubre dos turnos en una maquiladora, en el parque contiguo a su calle se encuentra con el hijo de su vecina tirado en el suelo, tenía tres años. Su mamá era prostituta y lo dejaba solo muchas veces sin comida y sin agua; Norma lo levanta en brazos, cree que está desmayado, busca ayuda, la intercepta una patrulla y en el camino a la clínica el niño muere por inanición. Los policías la llevan detenida y en la entrada de la procuraduría le piden 30 000.00 para declarar que ella no tuvo nada que ver con la muerte del menor. Norma no los tiene, no sabe qué hacer. La llevan directamente a Santa Martha Acatitla y es juzgada por homicidio de un menor. Le dan 40 años de cárcel, ya lleva 13. La madre de aquel Niño jamás se presentó, el abogado de oficio que le asignaron dejó el caso por falta de presupuesto, Norma ha intentado quitarse la vida ya en tres ocasiones, lo que dificulta aún más el proceso de su defensa. El esposo de “María” tomó un cuchillo de su carnicería y tras discutir acaloradamente con su sobrino lo asesina, decide culpar a María que en ese momento va llegando al lugar, es juzgada y condenada, tras siete años e interminables revisiones de su caso logra demostrar su inocencia. María vuelve a casa pero a ella nadie le devuelve los siete años qué pasó en prisión y nadie la libera del estigma de ser exconvicta y de estar fichada de por vida, de tener antecedentes penales y que esto sea un impedimento para volver a trabajar y poder hacerse cargo de sus hijos. “Jacinta”, una indígena Otomí, es acusada de haber secuestrado a seis agentes federales. No hablaba español, nadie le explica lo que está pasando. Le construyen una culpabilidad. Con engaños la convencen de firmar un documento que según esto exigía un alto a la tala de árboles en su comunidad, era su declaración de culpabilidad manifiesta. Como ellas, cientos, miles de mujeres pagan condenas por crímenes que no cometieron. Han sido juzgadas por un sistema legal que prefiere encontrar rápido un culpable y dar carpetazo a cambio de dinero. Muchas veces fueron amenazadas, engañadas y torturadas para aceptar la culpa. Sobre eso muy poco se puede hacer. Para entender el nivel de injusticia en nuestro sistema penal, primero tenemos que revisar las cifras de personas que están privadas de su libertad sin que se les haya dictado una sentencia.  Es decir, las personas que están encarceladas sin que haya una sentencia judicial que determine que son culpables del delito que se les acusa. Si analizamos los datos oficiales (Cuaderno Penitenciario de Información Estadística Penitenciaria Nacional, diciembre 2021), 41% de las personas están en prisión sin haber recibido una sentencia, cifra que es mayor para mujeres, ya que de las mujeres en prisión (52%) no han recibido una sentencia. Esto ocurre dado que nuestro sistema legal permite que una persona sea encarcelada en lo que se investiga el delito del cual se acusa (si es un delito que merece prisión preventiva oficiosa) o si un juez determina que la persona acusada representa algún riesgo de escaparse o de perjudicar al proceso o a las víctimas. Dado el nivel de impunidad en nuestro país, es urgente analizar si los niveles de impunidad que tenemos en México responden a la falta de sentencias en personas en prisión que están siendo procesadas o a las carencias de investigación de las autoridades responsables de investigar si un delito ocurrió y quién es el probable responsable, en este caso, las autoridades de procuración de justicia.  Si analizamos las cifras anteriores podemos darnos cuenta que es mucho más probable que haya una falla en las autoridades responsables de investigar los delitos que ocurren. Es decir, que es mucho más probable que la falla esté en las policías y agentes del ministerio público. Para llegar a esta conclusión podemos analizar algunos de los datos de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad o ENPOL 2021. De acuerdo con la ENPOL 2021, de las personas privadas de su libertad 44% reportó estar en prisión por haber sido acusada falsamente de un delito. De estas personas 43% reportó haber sido detenida sin una orden de aprehensión. Además, de las personas presas que sí fueron interrogadas (ya que no todas fueron interrogadas), 42% fue golpeada o torturada psicológicamente para echarse la culpa de lo que lo acusaban y 34% fue engañado. Por otro lado, de las personas en prisión que no tenían sentencia, 24% pasó más de dos años en lo que se les dictaba una sentencia. Por último, es importante señalar que de las personas en prisión solo 25% de la población con una sentencia tuvo un asesor (abogado) privado. ¿Quién da la cara por ellas? ¿A quién le importa lo que pase con sus vidas? Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel estas mujeres no encuentran consuelo ni apoyo, solo albergan rencor en su alma, un resentimiento que lejos de “readaptarlas”, sembrará en ellas un deseo de venganza, un dolor que las anula como personas, que les seca el corazón, que les demuestra que para ellas no hay justicia y que muy poco pueden devolver a la sociedad o nada, tal vez si haya algo que puedan hacer cuando algún día salgan libres, delinquir para que ahora sí el mundo las repudie con razón." ["post_title"]=> string(36) "La injusticia detrás de la justicia" ["post_excerpt"]=> string(144) "Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel estas mujeres no encuentran consuelo ni apoyo." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "la-injusticia-detras-de-la-justicia" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-09 10:14:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-09 15:14:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81905" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18043 (24) { ["ID"]=> int(81445) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-26 10:47:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:47:15" ["post_content"]=> string(4874) "El Senado aprobó por unanimidad de 92 votos, reformas y adiciones la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y del Código Civil Federal, con lo que queda prohibido el castigo corporal para reprender a menores. Lo que resulta increíble es que tenga que se tenga que reforzar una ley que proteja a los menores del abuso físico y psicológico por parte de sus padres; que millones de niños, aproximadamente el 60% de la población infantil, para ser más precisos, sufran en sus propios hogares, si se pueden llamar así, golpes, castigos físicos y humillaciones por parte de las personas que les dieron la vida y que son los responsables de salvaguardar su integridad. ¿Qué podemos esperar de una sociedad en la que son los propios padres los verdugos de sus hijos? ¿En qué momento entendimos que por ser sus proveedores tenemos derecho a ejercer la fuerza física sobre ellos? Nada hay más injusto en el mundo que un niño violentado, nada más terrible y ningún acto puede ser más ruin que maltratar a quien no se puede defender, que someter con miedo y violencia a seres inocentes e indefensos que nos ven por naturaleza  como sus únicas figuras de protección. Todavía es común escuchar frases tan aberrantes como: “Las matemáticas con sangre entran” o “Una buena nalgada a tiempo”, “La está pidiendo a gritos”, “La ley de la chancla”. ¿Cuántas veces escuchamos a adultos decir que a ellos los educaron con el cinturón en la mano y ahora son gente de bien? ¡No! No es gente de bien quien agrede a un niño, quien abusa de su tamaño, fuerza y jerarquía para desahogar su propia rabia y frustración. El simple hecho de proponerlo como opción es una aberración. Los niños deben encontrar en sus padres seguridad y refugio, en su casa un lugar de protección y amor en donde pase lo que pase son aceptados y amados por el simple hecho de ser personas. Jamás se puede normalizar una formación a base de golpes. Un niño maltratado será sin duda un adulto violento que repita los patrones que vivió en casa. “La ley anti-chancla” le dicen y pareciera gracioso, pero es todo menos eso. Millones de niños viven el infierno en sus propias casas, la calidad de los castigos puede ir desde un comentario humillante hasta golpizas realmente monstruosas. ¿Qué podemos esperar de una persona que llega a la edad adulta entre golpes e insultos? Un Niño es en su edad adulta lo que aprendió y recibió durante sus primeros años. Es absurdo esperar que una generación que creció a la sombra de los golpes e insultos sea en el resto de su vida alguien funcional, capaz de creer en sí mismo, de relacionarse de una manera sana con la demás gente y de procrear a su vez y formar una familia feliz. “El castigo hace que la autonomía de la conciencia sea imposible” decía Jean Piaget. En cuestiones de infancia segura hay muchos temas que discutir, sin duda el más urgente es la educación, también la salud y los derechos de los niños, pero antes que todo eso, los niños deben de vivir seguros y libres de violencia, todo lo demás se suma por añadidura. Hay en cada comunidad teléfonos e instituciones en donde denunciar los casos de violencia a menores, tanto en las casas como en las escuelas. Que no nos tiemble la mano para levantar el teléfono y denunciar a quien sea tan cobarde que crea que por haberlo traído a este mundo sea capaz de levantarle la mano a un niño o aplicarle un castigo inhumano, es tarea de todos proteger a la infancia de nuestro país y del mundo, empezando cada quien en nuestras propias casas. La vida es muy difícil, nadie lo cuestiona, pero los niños no tienen la culpa. Los niños son siempre un reflejo de lo que viven en su casa, analizamos mejor nuestro propio comportamiento y acudamos siempre al diálogo y la razón, si se tienen dudas sobre la educación hay muchas opciones disponibles, terapias familiares, psicólogos y especialistas que nos puedan orientar. “Si queremos un mundo en paz, eduquemos para la paz”. -Maria Montessori. Y no es un tema de moralidad y valores, es un tema de derechos y garantías a los que la niñez tiene el mismo derecho que cualquier ciudadano." ["post_title"]=> string(20) "¡CON LOS NIÑOS NO!" ["post_excerpt"]=> string(213) "“Ciertas imágenes de la infancia se quedan grabadas en el álbum de la mente como fotografías, como escenarios a los que, no importa el tiempo que pase, uno siempre vuelve y recuerda”.  -Carlos Ruiz Zafón." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(16) "con-los-ninos-no" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-26 10:51:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:51:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81445" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(57) ["max_num_pages"]=> float(29) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9526acae54ee0ef59e5fb38b54d36101" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¡CON LOS NIÑOS NO!

“Ciertas imágenes de la infancia se quedan grabadas en el álbum de la mente como fotografías, como escenarios a los que, no...

julio 26, 2022
hombre tras las rejas

La injusticia detrás de la justicia

Son las mujeres olvidadas por todos, en la sombra. Detrás de los muros y las rejas de la cárcel estas mujeres no...

agosto 9, 2022




Más de categoría
Día Internacional de la Juventud

Difíciles tiempos para los jóvenes

Recién hemos celebrado el Día Internacional de la Juventud. Es buen momento para reflexionar sobre las perspectivas de este...

agosto 17, 2022

Restaurar la República

¡Porfirio Muñoz Ledo ha convocado a los mexicanos a restaurar la república!  Precisamente a esto me referí  en mi...

agosto 17, 2022
“Necesistitis”, el mal del siglo XXI

“Necesistitis”, el mal del siglo XXI

Un concepto que se relaciona con la depresión y la ansiedad.

agosto 17, 2022
difícil gobernanza metropolitana en México

La difícil gobernanza metropolitana en México

Las zonas metropolitanas del país se han ido multiplicando a gran velocidad como resultado de un descontrolado crecimiento urbano...

agosto 16, 2022